214
Sobre el Transpersonal Pensamiento del Dr. Wayne W. Dyer

Una electrónica Presentación
Subject: Sobre Pensamientos Transpersonales del Dr. Wayne W. Dyer
From: La Habana, Cuba
Date: 0:46
Tu Reflexión No. 25 sobre la obra del Dr. Wayne W. Dyer vuelve a poner el dedo en el punto crucial de la constancia intencional en la manida dualidad cartesiana mente-cuerpo.  La ciencia positivista ha magnificado al cerebro como el productor del pensamiento, dando una vuelta más a la noria mecanicista equiparándolo al páncreas generando insulina.  Pero la teoría cuántica ha sentado las bases para desdibujar la estructura como el elemento primario sobre la función relacional.  El cerebro es el vehículo, el medio que cual poderoso procesador-trasmisor, toma el caudal de información (a manera de proceso sutil) del mundo o cuerpo de las ideas para que pueda expresarse en el plano tridimensional.  Algo así como el televisor, que "toma" las longitudes de onda y las convierte en imágenes visibles.  A nadie se le ha ocurrido pensar que dentro del televisor están las personas y los sonidos; pues igual sucede con el cerebro.  Y es que la dimensión holográmica desborda el concepto restringido de lo tangible.  Por eso coincido contigo cuando en tu Reflexión postulas: "La mente es una y estaba desde antes uno ser concebido y seguirá después de uno morir..."  Amigo Iván:  el espacio inconsciente de la notoriedad física, no es sino el altar donde el feligrés enciende una velita, para en ese sublime instante sentirse uno con el Todo. ...y tú, como tus lectores, sabemos que todo está en el Todo y el Todo está en todo.
 
Un abrazo, 
 
Guillermo

Introducción
Lo primero agradecer al sabio amigo, destacado docente, sociólogo y psicólogo de la salud y transpersonal de la Universidad Médica de La Habana por su generosa Presentación. Su línea de pensamiento nos lleva más allá de la frontera material.

Durante mi primer año de la Carrera de Medicina que inicié en Mendoza, Argentina, tuve la suerte de "encontrar" un método de estudio que, en lo personal, me permitió adelantar exámenes como alumno libre, adelantar mis cursos y acortar la carrera. El método consistía en estudiar y mucho, escribir en un cuaderno lo que consideraba relevante. Después hacía un resumen de lo escrito y, en ocasiones, un resumen del resumen que me era fácil memorizar y recordar. Parte de ese método, sin querer queriendo, lo apliqué años después cuando inicié la etapa de búsqueda de una Verdad que necesitaba encontrar. Libro que llegaba a mi biblioteca al leerlo subrayaba en él párrafos que consideraba destacados y, en ocasiones, dejando algún personal comentario al margen. Pues bien, hoy, sobre la base de ese método transcribo párrafos sueltos que destaqué de varios libros del médico psiquiatra y pensador Dr. Wayne W. Dyer, dando lugar en lo disperso a un conjunto que no es nuevo, sino parte de un milenario saber que está por el alma de cada uno estructurado en el núcleo subconsciente nuestro para ser un actual presente si la causalidad se presenta. Dyer es uno más de los tantos impulsores del Pensamiento Positivo que han surgido en los EE.UU., varios de ellos han enriquecido los escritos que he dejado en MUNDO MEJOR. Veamos que nos dice este médico que por vivencia personal descubrió que era más, mucho más que un cerebro pensante y que además estaba facultado para lograr Pensar de manera libre y por sí mismo:


Desarrollo

El estado de salud es un estado natural, y los medios para lograrlo están dentro de las posibilidades de cada uno de nosotros. Personalmente creo que una combinación bien equilibrada de trabajo, reflexión, humor y confianza en sí mismo son los ingredientes que se necesitan para vivir una vida eficiente. Yo no creo en las fórmulas fantasiosas o en las excursiones históricas para adentrarse en tu pasado personal y descubrir que el "paso de los pañales al retrete" fue hecho en forma torpe y brusca y que otras personas son las responsables de tu infelicidad.

Mira por encima de tu hombro. Te darás cuenta de que tienes a tu lado un compañero que te acompaña constantemente. A falta de un nombre mejor llámalo (Tu-Propia-muerte). Puedes tener miedo a este visitante o usarlo en tu propio beneficio. De ti depende la elección. Siendo la muerte una propuesta tan eterna y la vida tan increíblemente breve, pregúntate a ti mismo: "¿Debo evitar hacer las cosas que realmente quiero hacer?", "¿Viviré mi vida como los demás quieren que la viva?".   Lo más probable es que tus respuestas se puedan resumir en unas pocas palabras: Vive... Sé tú mismo... Goza... Ama. Puedes temer tu propia muerte de forma negativa o usarla para ayudarte a vivir de modo positivo.


El hacerte cargo de ti mismo significa dejar a un lado ciertos mitos muy generalizados. A la cabeza de la lista está la noción de que la inteligencia se mide por la capacidad de resolver problemas complejos; de escribir, leer y computar a ciertos niveles; y de resolver rápidamente ecuaciones abstractas. Esta visión de la inteligencia postula la educación formal y el conocimiento académico o la cultura como la verdadera medida de la realización personal. Fomenta una especie de esnobismo intelectual que ha obtenido consigo unos resultados muy desmoralizadores. Hemos llegado a creer que una persona es "inteligente" si tiene una serie de títulos académicos, o una gran capacidad dentro de alguna disciplina escolástica (matemáticas, ciencias), un enorme  vocabulario, una gran memoria para recordar datos superfluos, o si es gran lector. Sin embargo los hospitales psiquiátricos están atiborrados de pacientes que tienen todas las credenciales debidamente presentadas –como de muchos que no las tienen-. El verdadero barómetro de la inteligencia es una vida feliz y efectiva vivida cada día y en cada momento de cada día.

De ti y de las elecciones que hagas depende que las experiencias de tu vida sean estimulantes y agradables. Si dejas que la opinión de los demás sea más importante para ti que la tuya propia y si no logras luego su aprobación, tendrás toda la razón del mundo para sentirte deprimido, culpable e indigno, puesto que ellos son más importantes que tú.

Saber que, digas lo que digas, o pienses lo que pienses, o hagas lo que hagas, habrá alguien que no esté de acuerdo contigo, es la mejor manera de salirse del túnel de la desesperación. Cuando seas consciente de la posibilidad de crítica y la esperes, no te sentirás inclinado a ofenderte por ello, y simultáneamente dejarás de considerar que el rechazo de un pensamiento o sentimiento tuyo implica el rechazo a tu persona. 

¿No te parece irónico? La gente que parece conseguir la mayor cantidad de aprobación en la vida es precisamente la que nunca la busca, que no la desea y a la que menos le preocupa conseguirla.

Yo soy malo para las matemáticas, la gramática, la literatura, los idiomas, etcétera. Este "Yo soy" garantiza que no te esforzarás por cambiar. El "Yo soy" académico sirve para evitar que tengas que hacer alguna vez el trabajo pesado que se necesita para dominar una materia que siempre te ha parecido difícil y aburrida. Mientras conserves la etiqueta de tu incapacidad ante ti mismo, tienes una disculpa hecha a medida para evitar el esfuerzo. Usar tus actitudes hostiles en vez de trabajar para desarrollar una autodisciplina. Recubres el comportamiento con "No puedo evitarlo, yo siempre he sido así".

Yo soy viejo, anciano, estoy cansado, etcétera. Con estos "Yo soy" puedes usar tu edad como justificativo para no participar en lo que pueden ser actividades arriesgadas o peligrosas. Cada vez que tienes que enfrentarte con una actividad como puede ser un encuentro deportivo, una cita amorosa después de un divorcio o de la muerte de un cónyuge o un viaje, puedes decir simplemente "Estoy demasiado viejo para esas cosas" y habrás eliminado los riesgos que lleva consigo la posibilidad de hacer algo nuevo y que impulsa tu crecimiento y desarrollo. Lo que implican los "Yo soy" basados en la edad es que estás definitivamente acabado en esos campos; como cada  vez serás más viejo, ya has terminado de crecer y de experimentar cosas nuevas.

¡No hay de qué preocuparse! ¡Absolutamente nada! Puedes pasarte el resto de tu vida, empezando ahora mismo, preocupado por el futuro, y por mucho que te preocupes, no cambiarás nada. Recuerda que la preocupación ha sido definida como el sentimiento que te inmoviliza en el presente por cosas que pueden llegar a suceder en el futuro. El momento presente es la clave para comprender tus actividades de culpa y preocupación. Aprende a vivir ahora, en el presente, y a no desperdiciar tus momentos actuales en pensamientos inmovilizantes sobre el pasado o el futuro. No hay otro momento en el que sea posible vivir más que el presente, el ahora, y todas tus preocupaciones y culpas tan inútiles se hacen en el exclusivo momento presente.

Si crees totalmente en ti mismo, no habrá nada que esté fuera de tus posibilidades. Puede que te sorprenda oír esto, pero el fracaso no existe. El fracaso es simplemente la opinión que alguien tiene sobre cómo se deberían hacer ciertas cosas. Cuando te convenzas de que no hay ningún acto que deba hacerse de una manera específica, según el criterio de otras personas, entonces el fracaso será imposible. Sin embargo, puede haber ocasiones en las que, según tus propias reglas y medidas, fallarás en la ejecución de una tarea dada. Lo importante aquí es no parangonar el acto con el valor de tu persona. El no triunfar en algo que trataste de hacer no implica tu fracaso como persona. Se trata simplemente de no haber logrado el éxito en esa tarea específica y en ese momento presente.

Cada vez que te des cuenta de que estás evitando lo desconocido, dirígete a ti mismo la siguiente pregunta: "¿Qué es lo peor que me puede pasar?". Verás probablemente que el miedo a lo desconocido es completamente desproporcionado con la realidad de las consecuencias. Recuerda que el miedo al fracaso es a menudo el miedo al ridículo, o a la desaprobación de los demás o de alguien en particular. Si dejas que ellos tengan sus propias opiniones, que nada tienen que ver contigo, podrás empezar a valorar tu comportamiento en tus propios términos en vez de apoyarte en los de los demás. Empezarás a considerar que tus capacidades no son ni mejores ni peores, sino simplemente diferentes a las de los demás. Todo depende de ti. Tu zona errónea de miedo a lo desconocido está esperando ser reemplazada por nuevas actividades estimulantes y llenas de interés que aportarán placer a tu vida. No tienes que saber hacia dónde vas; lo importante es estar en camino.

Pregúntate a ti mismo: "¿Qué es lo peor que me podría pasar si hiciera lo que estoy postergando ahora?". La contestación es por lo general tan insignificante que muy posiblemente te dará un espaldarazo que te incitará a la acción. Piensa en los motivos que tienes para tener miedo de hacer algo y con sólo eso dejarás de aferrarte a ellos.

Empieza a usar tu mente de forma creativa en lo que antes eran circunstancias aburridas. Si estás en una reunión aburrida, cambia el ritmo de la misma haciendo una pregunta pertinente, u ocupa tu mente en pensamientos estimulantes como escribir un poema, o memorizar veinticinco números de atrás para adelante, simplemente como entrenamiento de la memoria. Decide que nunca más te aburrirás.

Recuerda que no tienes la responsabilidad de hacer feliz a los demás. Los demás se hacen felices a sí mismos. Es posible que realmente disfrutes de la compañía de otra persona, pero si sientes que tu misión es hacerla feliz, entonces dependerás de ella y te sentirás deprimido cuando esa persona esté deprimida. O peor aún, pensarás que eres tú quien le ha fallado. Tú eres el responsable de tus propias emociones, y la demás gente, de las suyas. Nadie puede controlar tus sentimientos, salvo tú mismo.

***
Usted es un ser humano completo. Su cuerpo y su mente funcionan juntos desde mucho antes que les enseñasen a distinguirse entre sí. Si ha llegado usted a creer que su cuerpo y su mente son de verdad dos entidades separadas e independientes, piense que es víctima de una de las dicotomías más alienantes que puede llevar a una lucha constante por el poder entre sus necesidades "mentales" y sus necesidades "físicas".

Un enfoque holístico de su humanidad le ayudará a superar esa dicotomía y le permitirá llegar a ser un humano más completo. Si quiere usted darle a la pelota con el bate, tendrá que adiestrar todo, su mente/cuerpo para poder realizar la tarea. Su mente tiene que mandar sobre su cuerpo, y su cuerpo tiene que trabajar coordinado con su mente... No hay ninguna escisión real entre su cuerpo y su mente. La única escisión es la que han inventado algunas personas para diferenciar actividades "mentales" y actividades "físicas". Puede usted superar esa dicotomía si acepta que en toda acción humana participan el cuerpo y la mente. Cuerpo y mente... no es posible que se mantengan el uno sin la otra.

La vida Sin Límites, la vida holística, exige que adiestre usted y ejercite su "yo" completo, cuerpo y mente o sea toda su personalidad. Su mente necesita estímulo y ejercicio con la misma regularidad que su cuerpo, y viceversa. Si puede usted asimilar su unidad básica, podrá alcanzar sin duda el pensamiento Sin Límites, el pensamiento holístico.

Los que están de acuerdo con las teorías freudianas le dirán a usted que su ello es algo así como "la fuente indiferenciada de su energía animal" y se lo retratarán como una cierta fuerza inconsciente, oscura, primitiva, no civilizada, que hay dentro de usted y que le destruirá a usted y a todos los que le rodean si la dejara suelta. Pero le dirán, también, más o menos, que su ello lo civilizan su yo y su superyó. Luego le definirán su yo como esa parte consciente de usted que se ha "derivado del ello a través de los contactos con la realidad, y que coordina sus relaciones con el ello, el superyó y la realidad externa". Luego le dirán que su superyó es "un sector importante de la psique, sólo parcialmente consciente, que colabora en la formación del carácter, y que refleja la conciencia paterno-materna y las normas de la sociedad".

En otras palabras, según el punto de vista psiquiátrico clásico usted está siempre atrapado entre su consciente (su yo y parte de su superyó, aquella de la que usted puede tener conciencia) Dado que se considera que las mitades consciente e inconsciente de su mente determinan en una medida más o menos igual su conducta, la conclusión es que usted sólo puede tener conciencia o control de la mitad de sí mismo... se considera también, sin duda, que puede usted descubrir una cierta parte de su inconsciente, ese tenebroso territorio de su psique desde el que fuerzas misteriosas supuestamente manejan los hilos que controlan sus actos y deseos, consultando a un psicoanalista, cuya formación y "teorías", sumamente complejas, sobre el significado de sus sueños, le diga qué "complejos" residen allí, para que este especialista le guíe un poco por la selva mucho mejor de lo que usted solo podría guiarse nunca. Pero aun así, ha de concebirse usted como un ser fundamentalmente escindido, como si su psique viniera al mundo dividida, lo mismo que llega a su mesa la pizza ya cortada, y que siempre estará ahí ese ello "puramente animal", en el que nunca puede confiar. Nunca se sabe cuando van a salir aullando los salvajes de la selva y arrasar ese pequeño campamento llamado "mente consciente".

Según mi opinión, toda esa pizza que el psicoanálisis ha intentado vendernos es un inmenso fraude al público.
¡El inconsciente, como entidad, simplemente no existe! Le venden a usted media pizza por el precio de una entera Para superar la dicotomía consciente/inconsciente, hemos de prescindir de esas divisiones de la psique en partes que propiciaron Freud y otros como instrumentos para la investigación, y enfocarnos como un todo completo. Como decía Maslow en 1971: "Sólo ahora estamos convenciéndonos plenamente de que el individuo integrado, el ser humano  plenamente evolucionado, la persona plenamente madura, debe tener acceso a sí misma a los dos niveles simultáneamente. No hay duda de que resulta ya anticuado estigmatizar este aspecto inconsciente de la naturaleza humana, calificándolo de enfermo, no considerándolo  sano. Así fue como lo concibió en principio Freud, pero ahora hemos llegado a descubrir que no es así".

***
Ser libre incluye la libertad de elegir las opciones que se ofrecen para ser responsable. Las personas más libres del mundo son aquellas que están dotadas del sentido de su paz interior. Son personas responsables, pero no se dejan dominar por las interpretaciones egoístas del prójimo respecto a lo que es la responsabilidad.

El filósofo clásico Epicteto escribió en sus Disertaciones, acerca de la libertad: "Ningún hombre es libre si no es dueño de sí mismo". Acaso el mejor modo de conseguir la libertad en la vida estribe en tener presente esta norma: Cuando se trata de dirigir su propia existencia, no deposite su TOTAL confianza en nadie que no sea usted mismo. O como Emerson dice en Independencia: "Nada puede aportarle paz, salvo usted mismo".

No puede adueñarse de mí ninguna otra persona. Debo estar alerta para rechazar cualquier intento que se realice para arrebatarme el derecho de ser yo mismo. Si usted me aprecia, ha de quererme por lo que soy, no por lo que usted quiere que sea.

Sus propias actitudes pueden convertirse en la mejor medicina del mundo, si aprende a hacerlas trabajar para usted, en lugar de utilizarlas en el sentido contraproducente que tan típico es en nuestra cultura... Dentro de usted reside un genio, y a usted le compete aspirar a que muestre su brillante superficie o persuadirse a sí mismo de que está desdichadamente mal pertrechado por la naturaleza en todo lo referente a la materia gris. De nuevo el acento se carga en lo que usted espera de sí mismo. Puede creer que va a serle difícil aprender algo nuevo y entonces le resultará todo lo difícil que había asegurado. El potencial que lleva incorporado, sólo en la memoria, es algo prodigioso. Lo cierto es que usted se convierte en una persona poderosa cuando emplea su cerebro y sus poderes mentales. Es usted quien ha de elegir las opciones y si borra de sus perspectivas los trastornos y la inestabilidad empezará a disponer de las características de una personalidad en pleno funcionamiento. Empiece a imaginar su propia persona como un ser creador, que se expresa con claridad y eficiencia o que se manifiesta como lo que usted quiere ser. No se desanime por los fracasos iniciales; considérelos simples experiencias de las que puede extraer enseñanza y continúe con su vida.

Usted es el único capaz de decidir si va a sentirse lastimado, perjudicado, deprimido, furioso, preocupado, temeroso o culpable respecto a alguien de este mundo. Su propia AUTOIMAGEN o su autorretrato pueden contribuir a que usted resulte avasallado en la vida. Si cree que no le es posible hacer nada, que carece de atractivo, que no es inteligente, etcétera, logrará también que los demás lo vean así, usted actuará así e incluso será así. Laborar en pro de una imagen saludable es de importancia decisiva. Si aplica la imaginación de forma constructiva puede descubrir los medios adecuados para eliminar su condición de víctima. A usted le corresponde decidir.

Usted es siempre un ser humano valioso e importante... Al tratar con su autovalía, recuérdese que, por definición, tiene que dimanar de usted mismo. Usted es un ser humano meritorio no porque otros lo digan, no por lo que ha realizado ni por sus éxitos. Más bien es usted valioso porque lo afirma usted mismo, porque está convencido de ello y, lo que es más importante, porque ACTÚA como persona de valor inestimable.

Ser eficaz significa sencillamente aplicar todos sus recursos personales y emplear todos los métodos de que disponga, siempre y cuando no atropelle al prójimo, para alcanzar sus metas. Su propia valía y eficacia personales son las piedras angulares de la operación desde la fortaleza... Nadie en este mundo puede lastimarle, a menos que usted lo permita, y, en consecuencia, es usted quien se lastima a sí mismo. Deseche sus pensamientos de temor si aspira a conseguir lo que desea de la vida... Para operar desde la tesitura de fortaleza, empiece por depositar una confianza absoluta en sí mismo. "Si es usted quien paga al violinista, asegúrese de que toca la canción que usted quiere"... No existe camino que lleve a la felicidad, la felicidad es el camino.

***
Eres capaz de alcanzar el equilibrio perfecto de la mente. Este camino exige un compromiso con tu propia transformación interior que no puede lograrse desde una perspectiva intelectual o científica. Los instrumentos de limitación no van a revelar lo ilimitado. Se trata de un trabajo que deben realizar tu mente y tu alma, el sector invisible de tu ser que está siempre ahí, pero a menudo se ignora en favor de aquello que puedes captar con tus sentidos.

Sé que hay un orden divino es este universo, donde desde la más diminuta célula a la Galaxia entera y más allá. Esta espléndida conciencia es nuestro derecho de nacimiento y forma parte de todos y cada uno de nosotros.

Resumido brevemente el Bhagavad Gita (La canción del Señor) es: Que tu conducta esté de acuerdo con el amor y la armonía, no tomes apego en modo alguno a los frutos de tu trabajo  Si logras alcanzar este estado de gracia tu vida será milagrosa y apacible. Vive tu vida totalmente para un propósito y renuncia a cualquier forma de recompensa que puedas encontrarte por el camino debido a tus acciones. Sé firmemente consciente de la necesidad de servir a Dios y de servir a los demás en todas y cada una de tus acciones. Así se comporta el hacedor de milagros.

Siete creencias para la manifestación de la realidad Mágica:
1. Hay dentro de ti una fuerza vital invisible pero cognoscible.
2. Tus pensamientos son algo que tú controlas y que tiene su origen en ti.
3. No hay límites.
4. Tu vida tiene un propósito.
5. Se supera la debilidad dejándola atrás.
6. Examinando lo que crees imposible, podrás luego cambiar tus creencias.
7. Puedes ir más allá de la lógica.
Pocos de nosotros hemos tenido preparación o educación sobre el modo de utilizar el poder de nuestra mente. Hemos sido educados a base de una constante dieta de lógica y racionalismo, en la mentalidad de que hay que creer sólo aquello que se ve. En pocas palabras, se nos ha educado para creer sólo en aquellas cosas que podemos comprender y comprobar. La mente racional no puede comprender los milagros, que son un desafío a la lógica. Los milagros no pueden ser "comprendidos" mediante las formas de pensamiento a las que estamos condicionados. Así pues, para entrar en el mundo de la realidad mágica deberás aprender cómo ir mucho más allá de tu mente racional y entrar en la dimensión espiritual.

Utilizo los términos espiritual y no espiritual en el sentido de que un ser espiritual tiene un conocimiento consciente tanto de la dimensión física como de la invisible, mientras que el ser no espiritual sólo es consciente del reino de lo físico.

LA GRAN MENTIRA
Crecemos creyendo en tantas limitaciones que, pasado el tiempo, nuestras vidas manifiestan realmente estas limitaciones. Nos oímos a nosotros mismos decir cosas que aceptamos como verdades cuando, de hecho, son sólo falsas creencias que se han convertido en nuestras verdades. Mientras te aferres a la gran mentira, la "verdad" de esas falsas creencias, no podrás llegar a ser una persona capaz de experimentar milagros. He aquí cinco de estas falsas creencias que impregnan nuestra cultura:
1. No puedo evitar ser como soy; siempre he sido así.
2. Soy así por naturaleza, he heredado mi modo de ser y no lo puedo cambiar.
3. Mi personalidad está controlada por mi química y por mi metabolismo.
4. Mi familia es responsable de mi personalidad.
5. No puedo escapar a mi cultura ni a mi tiempo.
No olvides que todas y cada una de ellas son tan sólo creencias, ideas interiores acerca de nuestro mundo físico. Cuando más te aferres a estas ideas y te convenzas a ti mismo y convenzas a los demás de que representan "la verdad", más harás que esta "verdad" inhiba la llegada de realidad mágica a tu vida.

CÓMO SUPERAR LA GRAN MENTIRA
"¡Soy un milagro!" Repite esto una y otra vez para ti mismo hasta que esté formalmente implantado en tu mente. Asómbrate de ti mismo. Producir milagros en tu vida es consecuencia de saber interiormente que eres ya un ser milagroso. Cuando sabes y sientes el milagro que eres empiezas también a saber y sentir que nada es imposible para ti. Empiezas a darte cuenta  de que no necesitas ya seguir aferrado a esas cinco excusas subrayadas arriba, y, en su lugar, recurres a tu nueva conciencia. Para superar la gran mentira que te dice que esas falsas creencias son verdades necesitarás equiparte con nuevas creencias que te den poder. Debes llegar al conocimiento de que puedes elegir la vida que deseas vivir. Puedes elegir convertir tu vida en una grandiosa obra de arte en constante evolución. La clave está en tus pensamientos, la fabulosa parte invisible de tu ser que es tu alma espiritual.

***
Dyer entrega Pensamientos que ayudan a mejorar nuestra percepción de la realidad interior y exterior:
* Tú no eres un ser humano con una experiencia espiritual. Eres un ser espiritual con una experiencia humana.
* Quizá te sorprendas al saber que no existe eso que se llama crisis nerviosa. Los nervios no entran en crisis. Es la gente la que elige la crisis.
* Los pensamientos, debidamente nutridos e interiorizados, serán una realidad en tu mundo físico. Los pensamientos tienen un poder extraordinario.
* Los pensamientos positivos se mantienen en armonía con el universo.
* Sólo podemos dar a los demás lo que tenemos dentro de nosotros.
* Lo que ves es una evidencia de lo que crees. Cree en ello y lo verás.
* Se tu propia curación. No la busques en el exterior.
* Cada obstáculo es una oportunidad. Cada obstáculo es una prueba.
* A los ojos de Dios, nadie en este planeta es mejor que tú.
* La muerte no es nada a lo que haya que temer. Sólo se trata de otra dimensión.
* Todo en el universo está conectado a través del pensamiento.
* La armonía llega a tu interior a través de tu mente. El predecesor de toda acción es el pensamiento.
* El estado del mundo es un reflejo del estado de nuestra mente.
* No hay nada por qué preocuparse. ¡Nunca! O puedes controlar la situación o no puedes. Si puedes, toma el control. Si no olvídalo. * * No malgastes tu energía preocupándote.
* Basta ya de ir en busca de tu designio. Sé tú el designio.
* Únicamente tenemos fronteras en la forma. No hay obstáculos en el pensamiento.
* El pensamiento no puede envejecer. Sólo puede envejecer la forma.
* Cuando creas en ti mismo y contemples tu alma, viéndola divina y preciosa, te convertirás en un ser que puede crear un milagro.
* Jesús te dijo que incluso el más insignificante de nosotros podría hacer todo lo que él había hecho, e incluso cosas más grandes. Tú puedes ser un forjador de milagros.
* Nada de lo que tu mente imagina es imposible.
* Incluso en una prisión, tu rincón de libertad reside en pensar lo que quieras. ¡Nadie puede quitarte nunca esto!
* La meditación te da la oportunidad de conocer a tu ser invisible.
* Una vez hayas aprendido cómo entrar en tu reino interior, tienes un refugio especial ahí dentro que siempre está disponible para ti.
* El Conocimiento viene de dentro.
* Te conviertes en aquello que piensas a lo largo del día y esos días se convierten finalmente en tu vida entera.
* Existe la gran mentira que todos estamos limitados. Nuestros únicos límites son los límites que nosotros creemos.
* Se paciente y amable con cada pensamiento de temor. Practica observando tus temores como testigo y verás cómo se disuelven.
* Cuando confías en ti mismo, confías en tu sabiduría que te ha creado.
* Nuestras vidas son lo que nuestros pensamientos crean.
* Cuando te ves a ti mismo conectado y no separado, automáticamente empiezas a cooperar. En esto consiste todo el proceso de curación.
* Cuando empiezas a curar tu yo interior, potencias tu sistema inmunológico.
* Para conocer el secreto de la prosperidad, sabe que nunca podrás encontrarla fuera de ti.
* Cuando sepas que eres responsable de tus intenciones, empiezas a saber que eres responsable de tu mundo entero.
* El ahora es la unidad de trabajo de toda la vida.
* Nosotros somos, a la vez, nuestra forma y nuestra amorfidad. Somos, a la vez, visibles e invisibles, y nos debemos a nuestra totalidad, no solamente a lo que podemos ver y tocar.
* Tú eres eterno, invisible esencia que no puede morir. Tienes la facultad de retomar la forma con el poder de la mente.
* Tú te conviertes en lo que piensas.
* Tus sentimientos son todas las semillas que plantas.
* "El reino del cielo está en tu interior" no es un cliché vacío, es una realidad.
* Dicho por el Príncipe de la Paz: "Tal como piensas, serás".
* Cuanto más vinculas tu valor y tu humanidad a las cosas que están fuera de ti, más darás a estas cosas el poder de controlarte.
* Tú no eres un hecho humano, sino un ser humano.
* La muerte es un concepto que se refiere a los finales. Los finales necesitan fronteras y tu falta de dimensionalidad no tiene fronteras.
* El universo entero es un sistema inteligente.
* Cuando te dicen que padeces alguna dolencia física, puedes prepararte para sufrir o bien para sanarte.
* Los sentimientos intuitivos siempre te guían en la dirección del crecimiento y la determinación.
* La medida real de tu humanidad está en tu alma.
* Cualquier cosa que desees hacer, puedes hacerla. ¡Cualquier cosa!
* Tú eres más bien un alma con un cuerpo que un cuerpo con un alma.
Permíteme el lujo de creer en la divinidad de tu propia alma.
* Tu misma esencia es una inteligencia invisible. Tu esencia está en el pensamiento, donde es virtualmente imposible tener dependencia.
* El "quien" eres está localizado en el reino adimensional de tus pensamientos.
* El sufrimiento siempre aparece en la forma. No eres tú quien sufre, sino la persona que imaginas que eres.
* Todo en lo que te has convertido es el resultado de todo lo que has pensado:
* Los milagros se producirán cuando te deshagas del concepto de "imposible" y te permitas experimentar la magia del conocimiento.
* En tu alma radica la entrada en el mundo de la magia real.
* Para entrar en el reino de la magia real tendrás que suspender todos los pensamientos de limitaciones y convertirte, ante todo, en un ser espiritual, un ser que no tiene límites en su dominio interior, donde las fronteras no existen.
* Examina lo que crees imposible y luego cambia tus creencias.
* Si hemos de tener cuerpos mágicos, debemos tener mentes mágicas.
* Sólo recibimos aquello que permitimos que entre.
* El juicio significa que ves el mundo tal como tú eres y no tal como es.
* Tus límites están definidos por el acuerdo que has hecho acerca de lo que es posible. Cambia este acuerdo y podrás disolver el límite.
* El proceso de muerte en el mundo físico te permite vivir.
* Somos todos parte de un universo sin fin.
* En el mundo adimensional del pensamiento, todo es posible.
* Adéntrate en la soledad pacífica de tu mente. Es allí donde vas a descubrir a Dios.

Reflexión

Lo expuesto por el médico psiquiatra Dr. Wayne W. Dyer representa en su LIBERTAD la liberación del dogma y paradigma científico freudiano. Dogma, en significativa medida todavía imperante, en nuestras escuelas de psicología y postgrado de psiquiatría. Es decir, el Dr. Dyer es un adelantado Transpersonal que rechaza el concepto freudiano de dicotomía entre consciente e inconsciente y entre mente y cerebro. Al igual que el médico neurólogo australiano, sir John Eccles, premio Nobel de Neurofisiología 1963, quien al opinar en contra del materialista Paradigma imperante y referirse a Freud, sostiene que: 

El materialismo carece de base científica, y los científicos que lo defienden están, en realidad, creyendo en una superstición. El materialismo lleva a negar la libertad y los valores morales, pues la conducta sería el resultado de los estímulos materiales. El materialismo niega el amor, que acaba siendo reducido a instinto sexual: por eso, Karl Popper, uno de los pensadores actuales de más prestigio, ha podido decir que Freud ha sido uno de los personajes que más daño han hecho a la humanidad en el último siglo. Popper trabajó hace muchos años en una clínica de Viena donde se aplicaba el método freudiano y tuvo ocasión de comprobar que el método de Freud no era científico. El materialismo, si se lleva a las últimas consecuencias (que es lo que tiene que hacer cualquiera si científico pretende serlo), niega las experiencias más relevantes de la vida humana. Si el materialismo fuera verdad, "nuestro mundo" personal sería imposible.

Debo destacar que siempre rechacé el concepto mental de inconsciente pues la palabra es inadecuada, basta buscar en el Diccionario para entenderlo, lo cual quedó reflejado en una serie de charlas y escritos personales. La mente tiene un plano consciente que, a lo más representa el 10% mental y otro plano SUBCONSCIENTE que representa más del 90%. El aceptar que la mente tenga dos planos no es dicotomizar a la misma. La mente es una y. gracias al alma, estaba desde antes uno ser concebido y seguirá después de uno morir. Pero necesita de sus dos planos para integrarse y reflejarse en los dos hemisferios cerebrales y ser puente de unión comunicacional entre el alma y el cuerpo físico. Sin cerebro la mente no se puede expresar, sin mente el cerebro nuestro no sería. Para que la mente se exprese el cerebro humano representa la máxima creación biológica de la Naturaleza. Sin el alma la mente no sería, sin el espíritu el alma no sería, sin Dios el espíritu no sería.

El Dr. Dyer un Pensador Positivo y motivador de la Actitud Mental Positiva entre sus pacientes y en quienes asisten a sus charlas y leen su libros, con valor rechaza la media pizza psicológica que nos la venden como pizza entera. Somos, por el hecho de ser seres humanos un conjunto formado por un cerebro maravilloso con el cuerpo físico actuando en la materia, regidos por la mente actuando en una plano supramaterial, mente regida a su vez por el alma actuando en un plano aún más sutil y, por sobre el alma somos un espíritu que rige al alma... En nosotros no hay dicotomía alguna, lo que sí hay en cada célula es ADN, y ese ADN tiene una parte del genoma que es humano y otra parte que es suprahumano, en donde por evolución lo humano se va transmutando en suprahumano; lo que sí hay en el cerebro, a lo más, es un 10% de desarrollo y, si pensamos mejor ese desarrollo será mayor. La mente se expresa de acorde con el desarrollo cerebral y en la mente el plano consciente cumple funciones diferentes a las del plano SUBCONSCIENTE, al igual que en lo físico el corazón cumple funciones diferentes a los pulmones. El plano consciente es la fuente de los pensamientos y el plano subconsciente que no es como se pensó y aún muchos lo creen:
ese tenebroso territorio de su psique desde el que fuerzas misteriosas supuestamente manejan los hilos que controlan sus actos y deseos, sino que  es el transformador fundamental y necesario receptor administrador del Fluido Vital que nos hace llegar alma con la Fuerza-Energía-Información que le permite a la mente, al cerebro y a cada célula ser y actuar. Lo importante es tener presente que SOMOS LIBRES para lograr PENSAR MEJOR. Al así hacerlo mejora nuestra mente dado que sus partículas densas se transforman en sutiles; se puede controlar al subconsciente orientándolo hacia metas positivas; mejora el cerebro mediante una alquimia cuántica que lo desarrolla; se favorece la labor de cada célula del organismo y, ahora, por cósmicos factores del Cambio que vivimos, el genoma celular se ve favorecido al ser estimulados genes humanos para pasar por cuántica transmutación a ser genes suprahumanos. Y todo ello por el simple hecho de proponerse y lograr uno Pensar Mejor...


Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Octubre 
de 2005

Direcciones de acceso al Portal MUNDO MEJOR
http://mm2002.vtrbandaancha.net/
http://www.isp2002.co.cl/
isp2002@vtr.net