658

 

 

Cambio Climático 2022

 

1.

Cambio climático: 2022 será un año seco y con altas temperaturas

29 diciembre, 2021

— Un fin de año con altas temperaturas es lo que se proyecta para las próximas semanas, temperaturas que superarían el promedio alcanzado durante los últimos 30 años, pronosticando así que el 2022 será un año caluroso y seco.

“El año 2022 no va a ser más lluvioso que el 2021, lamentablemente. Puede haber eventos particulares, pero en el acumulado probablemente va a ser igual o menor, y si llega a ser superior, no va a ser un 10 por ciento más que este año, debido a esta tendencia a largo plazo a la sequía”, comentó Raúl Valenzuela, meteorólogo, académico del Instituto Ciencias de la Ingeniería de la Universidad Estatal de O’Higgins (UOH).
Además, «el pronóstico estacional, es decir, diciembre, enero, febrero, muestra temperaturas por sobre el promedio, sugieren temperaturas sobre lo normal entre casi todo Chile, prácticamente desde Atacama hasta Puerto Montt. Volveremos a tener temperaturas de 33-34 grados”, mencionó.
– Olas de calor –
El aumento de las temperaturas se atribuye también al cambio climático. “Hay variaciones de temperatura que son naturales del sistema terrestre, pero también hay altas temperaturas como consecuencia del cambio climático. Hay una mezcla de señales y efectos, que al final se potencian y hacen que lleguemos a estos extremos de temperatura”, explicó.
Y agregó que “la realidad en un año más es que la zona central de Chile va a seguir esta tendencia global que es el aumento de la temperatura, vamos en un incremento de 1,2 grados Celsius en el promedio anual de temperatura. El límite al que se quería llegar era 1,5 grados Celsius, estamos muy cerca de ese límite. Los gases efecto invernadero siguen aumentando su concentración y por lo tanto es esperable que en los siguientes años sigamos teniendo olas de calor. Yo creo que esto ya hay que acostumbrarse y tomar medidas, respecto al arbolado urbano y cuidados del agua”.
Otro punto que destacar es que este 21 de diciembre comenzó el solsticio de verano, por lo que los rayos solares llegan de forma más perpendicular a la superficie de la Tierra, lo que significa una mayor densidad de energía. “Es como si una linterna alumbra una pared de forma perpendicular, sin embargo, cuando estamos en el solsticio de invierno que es el otro extremo, los rayos solares llegan más tangencial por ello hay una menor temperatura”, acotó.

https://www.sustentable.cl/cambio-climatico-2022-sera-un-ano-seco-y-con-altas-temperaturas/#:~:text=Cambio%20climático%3A%202022%20será%20un%
20año%20seco%20y,el%202022%20será%20un%20año%20caluroso%20y%20seco.

  
2.
El 2022 inicia con un llamado de emergencia por el cambio climático
Enero 23 De 2022
  
Expertos coinciden en la urgente necesidad de acciones en el corto y mediano plazo de cara a la protección del planeta.

El Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente inició el 2022 haciendo un llamado a entrar en “modo de emergencia” por el clima, adicionalmente, hace pocos días, durante el Foro Económico Mundial, conocido popularmente como el Foro de Davos, el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, entre otras cosas advirtió que en las condiciones actuales las emisiones de gases contaminantes apuntan a un aumento del 14% para el año 2030. Asimismo, mencionó su preocupación por el incumplimiento mundial de los acuerdos relacionados con la protección del medio ambiente: “la inacción en este apartado durante las dos últimas décadas ha provocado que el coste económico de las catástrofes relacionadas con el clima se haya disparado un 82%”Y es que, como nunca antes, el 2021 dejó varias advertencias relacionadas con el panorama ambiental, de lo cual da cuenta una publicación de BBC Mundo de agosto del mismo año, que trata sobre un informe realizado por el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de Naciones Unidas, donde se hace referencia a la generalización del cambio climático y su velocidad e intensificación, indicando que el calentamiento global es algo que se ha vuelto parte de la vida cotidiana. Además, el informe menciona que la temperatura del planeta puede incrementar más de lo previsto a causa de la influencia del ser humano. De igual manera, destaca el aumento del nivel del mar, ocasionado por el derretimiento de capas de hielo en Groenlandia y Antártida, asimismo, señala que aparentemente la sensibilidad del planeta frente al dióxido de carbono es menor de lo que se creía, por lo que podría hacer más daño del que se tenía previsto, y, finalmente, hace referencia al papel del metano, gas que influye en el calentamiento global y del cual los sectores del petróleo y el gas son grandes emisores.
¿Cómo inició el año en materia de medio ambiente?
Las noticias no son alentadoras, un claro ejemplo de ello es el panorama que se vive por estos días en el desierto de Atacama, al norte de Chile, convertido en un botadero de basura al que anualmente llegan alrededor de 59.000 toneladas de ropa usada, proveniente de Estados Unidos, Canadá, Europa y Asia, emitiendo gases tóxicos durante su proceso de descomposición; o en Perú, con el derrame de la refinería La Pampilla, que para la semana pasada alcanzaba cuatro kilómetros sobre el mar, debido a una erupción volcánica ocasionada por un tsunami.
En Colombia, la situación es similar, el caso más sonado reciente es el de Capurganá - Chocó, región que se ha venido consolidando como un importante destino turístico de esta zona del país, donde la caída de uno de los muros de contención del relleno sanitario, generada por el mal manejo de los residuos, provocó un colapso de las basuras.
¿Qué se está haciendo en Colombia?
Frente a este escenario, los expertos coinciden en la urgente necesidad de desarrollar acciones concretas en el corto y mediano plazo, orientadas a la protección del planeta, responsabilidad que debe involucrar por igual a gobiernos, industria y ciudadanía en general. "El cambio climático no es un problema del futuro, está aquí y ahora y afecta a todas las regiones del mundo", advirtió la Dra. Friederike Otto, de la Universidad de Oxford, autora del más reciente informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC).
Consciente de esta realidad, entidades como Compensar trabajan de manera permanente por la articulación de su quehacer diario con estrategias ambientalmente sostenibles, en una responsabilidad que abarca la gestión de residuos, agua, biodiversidad y energía.
“Este compromiso ambiental se encuentra establecido en nuestro Sistema de Gestión Ambiental (SGA) y se hace explicito en la política corporativa, mediante la cual se establecen los lineamientos y normas para la gestión del tema”, aseguró Henry Salinas, coordinador de Sostenibilidad Ambiental de Compensar.
Por un lado, en cuanto al manejo de residuos el experto aseguró que en el 2021 lograron un aprovechamiento superior al 80%, mediante técnicas de compostaje y reciclaje. “Para ello nos apoyamos en diversas tecnologías, máquinas y métodos que permiten la segregación y aprovechamiento de estos, el uso de compactadoras y separadoras de material aprovechable y reutilizable que son cada vez más eficientes, el uso de quemadores para el cumplimiento de exigentes estándares de emisión en los residuos incinerados, dan fe de ello”.
Como un ejemplo de las acciones desarrolladas en esta materia, el Coordinador de Gestión Ambiental se refirió a la recuperación de recursos sólidos y aceite vegetal usado, lográndose en el 2021 el aprovechamiento de más de 232 toneladas de material reciclable, valorado en $68.000.000, los cuales se destinaron a financiar los proyectos sociales de la Red de Solidaridad de Compensar.
Asimismo, la organización ha venido incorporando el concepto de economía circular en sus diferentes procesos “como una alternativa para reducir los residuos orgánicos generados por nuestra operación”, explicó Salinas. El aprovechamiento de estos residuos en sus sedes se realiza para obtener abono que es utilizado en las huertas urbanas ubicadas en las sedes de Cajicá y Calle 220, lo que a su vez permite la reducción de emisiones de dióxido de carbono, pues deja de ser necesario el transporte de estos residuos a otros puntos de aprovechamiento.
“También venimos trabajando en el desarrollo de nuevas acciones, entre ellas, un proyecto que hemos denominado residuos cero de laboratorio clínico, con el cual esperamos, en el corto plazo, realizar el cambio de neveras de icopor que se usan para el almacenamiento y transporte de muestras, además de la sustitución de pilas refrigerantes”.
En relación con el uso eficiente de la energía, se destaca la utilización de sistemas de climatización e iluminación natural en algunas de sus sedes; la implementación, el año pasado, de estaciones de cargadores solares para celulares en su sede de la Avenida 68; el uso de energías limpias para el calentamiento de agua en sus hoteles y el uso de energías alternativas para la reconversión de consumo de energía convencional. A lo anterior se suman diferentes jornadas de sensibilización realizadas de manera permanente con sus cerca de 12.000 colaboradores.
Sobre otras gestiones que adelanta la organización para promover la protección del medio ambiente, Salinas agregó: “Realizamos jornadas para la siembra de árboles nativos; protegemos las cuencas hídricas de los ríos Bogotá y Sumapaz en nuestros hoteles de Girardot y la sede de Cajicá; trabajamos para prevenir la reducción de la contaminación del agua mediante sistemas de tratamiento de aguas residuales; promovemos la protección de la fauna y flora en nuestros servicios; gestionamos adecuadamente los residuos peligrosos, biológicos y aprovechables; y, en los últimos años, avanzamos en un proceso de digitalización de diversos procedimientos a fin de contribuir a la reducción de la deforestación”.
Finalmente, el experto habló sobre el desarrollo de estrategias de la mano de su red de proveedores y aliados para la gestión de la cadena de suministro, con el fin de reducir la huella de carbono generada durante el proceso de compra de algunas materias primas.
Adicional a ello, destacó el trabajo puesto en marcha a lo largo del 2021 de la mano con el área social del proceso de vivienda de Compensar, “esto con el fin de promover espacios con los propietarios y residentes de los proyectos sobre manejo de residuos, posconsumo, gestión del agua y la energía, huertas urbanas, entre otros, amplificando de esta manera a nuestros diferentes grupos de interés el impacto de la gestión que desarrollamos, seguros de que para lograr un cambio real y sostenido en el tiempo es fundamental el compromiso de todos”, concluyó Henry Salinas, coordinador de Sostenibilidad Ambiental de la entidad.

https://www.portafolio.co/mas-contenido/el-2022-inicia-con-un-llamado-de-emergencia-por-el-cambio-climatico-560844



3.
Cómo las silenciosas fugas de metano agravan el cambio climático
19 JUL 2022
Hay un secreto a voces en la industria del petróleo y el gas que está agravando la crisis climática.
Se han producido fugas masivas de metano en todo el mundo, desde Estados Unidos hasta Turkmenistán, que se conocen también como "superemisores". Estos escapes enormes, que en su mayoría se deben a fallos en los equipos, pueden durar semanas. En 2015, una de las instalaciones de almacenamiento de gas natural en Los Ángeles arrojó a la atmósfera un aproximado de 100.000 toneladas de metano, un potente gas de efecto invernadero, en el transcurso de cuatro meses.
En junio de 2022, investigadores de la Universidad Politécnica de Valencia afirmaron haber descubierto el evento conocido más reciente de superemisión en una plataforma de petróleo y gas en el Golfo de México. Dicha instalación descargó 40.000 toneladas de metano durante un período de 17 días en diciembre de 2021, lo que equivale al 3% de las emisiones anuales de petróleo y gas de México. Los investigadores afirman que dicha cantidad podría nunca haber sido de conocimiento público si no fuera porque fue captada por un satélite de la Agencia Espacial Europea.
Aunque el vertido fue captado, sigue siendo difícil rastrear las emisiones de metano, un gas incoloro e inodoro y responsable de más del 25% del calentamiento global que experimenta la Tierra en la actualidad. Debido a su estructura química, el metano atrapa más calor en la atmósfera por molécula que el dióxido de carbono (CO2), por lo que es 80 veces más dañino que el CO2 durante los 20 años posteriores a su emisión a la atmósfera.
A medida que los países desarrollan planes para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y evitar las peores consecuencias del cambio climático, los expertos y expertas afirman que es vital contar con un mejor control de la cantidad de metano que se libera a la atmósfera, incluidos los eventos de superemisores. En efecto, si se reduce el metano antropogénico (de origen humano) en un 45% en este decenio, se mantendría el calentamiento por debajo del umbral establecido en el Acuerdo de París.
El gran desafío es saber exactamente cuánto [metano] se está emitiendo, dónde se está emitiendo y durante cuánto tiempo se ha emitido.
Una nueva base de datos de metano
Para rastrear y medir las emisiones de metano, el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente inauguró en octubre de 2021 el Observatorio Internacional de Emisiones de Metano. Dicho observatorio cataloga los vertidos y fugas del sector de los combustibles fósiles, y próximamente catalogará también los residuos y las liberaciones agrícolas.
Las industrias del petróleo y el gas son los principales productores de metano, puesto que emiten gas durante la perforación, la producción y otras partes de sus operaciones. En determinadas ocasiones, el metano se libera intencionalmente de las instalaciones de petróleo y gas por razones de seguridad.
En contraste, el sector agrícola es otro gran emisor de metano, en particular la ganadería y el cultivo de ciertos alimentos, como el arroz. Los desechos son la tercera fuente más común de metano antropogénico, ya que las bacterias descomponen la materia orgánica en los vertederos.
El Observatorio Internacional de Emisiones (IMEO) tiene como objetivo crear una base de datos públicos de emisiones de metano verificadas empíricamente. En la actualidad, los países a menudo solo cuentan con estimaciones que a veces pueden ser varias magnitudes más inferiores que los niveles de emisiones reales.
“Una imagen más precisa de las emisiones de metano proporciona a los gobiernos y las empresas la información que necesitan para actuar con confianza”, declaró Mark Radka, Jefe de la Subdivisión de Energía y Clima del PNUMA. "Esto aplica tanto para las buenas políticas como para las buenas prácticas de gestión".
Medición del metano
“El gran desafío es saber exactamente cuánto [metano] se está emitiendo, dónde se está emitiendo y durante cuánto tiempo se ha emitido para así poder reducir las emisiones al nivel que necesitamos”, declaró Manfredi Caltagirone, director del Observatorio Internacional de Emisiones de Metano.
La mejor manera de medir las emisiones de metano es mediante la combinación de conocimientos operacionales y el uso de tecnologías de cuantificación de metano, drones y aeronaves equipadas con sensores.
Asimismo, los satélites se están convirtiendo en un medio eficaz para detectar y medir las emisiones de metano enormes. Si bien el uso de satélites no siempre es práctico, ya que las lecturas de metano pueden estar ocultas por condiciones ambientales como la cubierta de nubes, los bosques densos o la cubierta de nieve, son particularmente útiles para detectar y cuantificar eventos de superemisores como el del Golfo de México. (Según conclusiones de las investigaciones, la fuga masiva habría sido causada muy probablemente por un mal funcionamiento del equipamiento de las instalaciones).
De hecho, el equipo de investigación que descubrió el evento superemisor en el Golfo de México está en proceso de expandir su trabajo a sitios de producción de petróleo y gas en zonas marinas ubicadas en otras partes del mundo.
Si los actuales inventarios de emisiones de metano son problemáticos, ¿merecen la pena? Para Giulia Ferrini, Oficial de Gestión de Programas del PNUMA, la respuesta es un rotundo sí, bajo la condición de que se implementen algunos cambios en la metodología.
Según ella, mantener inventarios precisos y transparentes es fundamental para evitar el cambio climático. Caltagirone y Ferrini argumentan que los inventarios de metano específicos de cada lugar, o en el ámbito de activos, que se fundamentan en mediciones son un componente esencial de la mitigación porque el Acuerdo de París se basa en la transparencia y la rendición de cuentas. La recopilación de estos datos en el ámbito de activos proporciona la información necesaria a aquellos que tienen el poder decisorio de reducir las emisiones.
La Alianza para la reducción de las emisiones de metano provenientes de la producción de petróleo y gas 2.0 (OGMP por sus siglas en inglés) consiste en un compromiso voluntario de las empresas vinculadas para medir y reportar sus emisiones de metano de fuentes como gasoductos, tanques de almacenamiento y plataformas petrolíferas en alta mar. Este proceso les permite obtener mejores datos sobre los cuales actuar y concentrar los esfuerzos de mitigación en sus lugares más contaminantes. Los datos del observatorio
 IMEO también ayudarán a rastrear el progreso del Compromiso Mundial de Reducción de Emisiones de Metano. Esta iniciativa reúne a más de 100 países comprometidos a reducir sus emisiones colectivas de metano en un 30% para 2030.

Si es clave medir las emisiones rutinarias de metano en toda la cadena de suministro, ¿qué opinión le merece a los eventos superemisores que a menudo pasan desapercibidos? ¿Qué tan comunes son las fugas grandes como la que ocurrió en el Golfo de México y es posible prevenirlas?
“La manera de detectar todas las emisiones, grandes y pequeñas, es tener buenos regímenes de seguimiento”, afirmó Mark Radka. “Hasta hace poco, no teníamos las herramientas para inspeccionar las emisiones de metano de forma independiente. Los satélites de hoy día son eficaces para detectar grandes eventos de emisiones, y se están volviendo más precisos gracias a  una mejor resolución, pero no detectarán las emisiones más pequeñas. Es imperativo que contextualicemos esas grandes fuentes con respecto a las emisiones globales, puesto que muchas emisiones pequeñas pueden ser igual de perjudiciales”. 
Acerca de la Coalición Clima y Aire Limpio
La Coalición Clima y Aire Limpio es una alianza voluntaria entre gobiernos, organizaciones gubernamentales, compañías privadas, instituciones científicas y organizaciones de la sociedad civil con el objetivo común de proteger el clima y mejorar la calidad del aire a través de acciones para reducir los contaminantes climáticos de vida corta, como el metano, el carbono negro, el ozono troposférico y los hidrofluorocarbonos (HFC). La Coalición cuenta con 71 socios estatales y 78 no estatales. En cuanto al metano, tiene iniciativas en los tres principales sectores emisores: petróleo y gasdesechos y agricultura. La Secretaría de la Coalición es patrocinada por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente.

https://www.unep.org/es/noticias-y-reportajes/reportajes/como-las-silenciosas-fugas-de-metano-agravan-el-cambio-climatico
 

 

4.
2022: En modo emergencia por el medio ambiente
06 JAN 2022
A medida que comienza el nuevo año, el mundo continúa lidiando con una serie de desafíos: la continua pandemia de COVID-19, el resurgimiento de incendios forestales, las crisis duraderas por el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación y los desechos. Sin embargo, 2022 podría ser un año seminal para el medio ambiente, con eventos y conferencias de alto nivel programados, que se espera que revitalicen la cooperación internacional y la acción colectiva.
El próximo año también marcará dos bodas de oro. En 1972, el mundo asumió una responsabilidad ambiental en la histórica Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Humano. Este encuentro posicionó al medio ambiente en la lista de prioridades de los gobiernos, la sociedad civil, las empresas y los responsables de la formulación de políticas, reconociendo los vínculos inextricables entre el planeta, el bienestar humano y el crecimiento económico. Ahora, cincuenta años después, la reunión Estocolmo+50, en junio de 2022, conmemorará el evento, reflexionará sobre este medio siglo de acción ambiental y dará perspectivas sobre el futuro.
La conferencia de 1972 también dio origen al Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), la entidad de la ONU encargada de monitorear el estado del medio ambiente, informar la formulación de políticas, en alianza con el área científica especializada, y galvanizar la acción. Desde hace cincuenta años, el PNUMA ha utilizado su poder de convocatoria y su rigurosa investigación para coordinar un esfuerzo mundial y hacer frente a los desafíos ambientales. Así, una serie de actividades marcarán el 50 aniversario del PNUMA este año.
El PNUMA arranca este 2022 con una nueva "Estrategia a Mediano Plazo" que incluye siete subprogramas interrelacionados: Acción por el Clima, Acción por los Productos Químicos y Contaminación, Acción por la Naturaleza, Política Científica, Gobernanza Ambiental, Finanzas y Transformaciones Económicas, y Transformaciones Digitales. La estrategia fue acordada en la quinta sesión de 2021 de la Asamblea de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. La continuación del período de sesiones, conocida como UNEA 5.2, tendrá lugar en febrero de 2022. Bajo el tema general, “Fortalecer la acción por la naturaleza para lograr los Objetivos de Desarrollo Sostenible” los debates de este encuentro destacarán el papel fundamental de la naturaleza en el desarrollo sostenible social, económico y ambiental.
La agenda ambiental para el mes de junio también estará bien ocupada. El 5 de junio, la convocatoria es para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente. Dirigido por el PNUMA y celebrado anualmente desde 1974, la fecha se ha convertido en la plataforma mundial de mayor proyección en favor de la acción ambiental con millones de personas que participan para proteger el planeta. La conmemoración de este año será organizada por Suecia, bajo el lema #UnaSolaTierra, el llamado es a vivir de manera sostenible y en armonía con la naturaleza.
Si bien los logros ambientales de las últimas cinco décadas son una prueba de lo que se puede conseguir a través de la acción multilateral, la ciencia sigue aportando evidencia irrefutable. Los patrones insostenibles de consumo y producción están alimentando la triple emergencia planetaria del cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación, y la contaminación y los desechos. El secretario general de la ONU, António Guterres, advirtió que esta triada es la amenaza existencial número uno de la humanidad.
Varios eventos globales que se realizarán durante 2022 tienen como objetivo fomentar el diálogo e influir en las decisiones políticas para abordar la triple crisis. Estos incluyen el Marco Mundial de la Biodiversidad Post-2020, que se adoptará en mayo en la COP15 y será crucial para frenar la crisis de extinción de especies, además de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre los Océanos, que tendrá lugar en julio, y que busca proteger uno de nuestros ecosistemas más vitales. Una lista detallada de eventos relacionados está disponible en el sitio web de las Naciones Unidas.
El año pasado, el Secretario General de la ONU recordó al mundo que "estamos en una encrucijada, con decisiones que nos traerán consecuencias. Y tenemos dos resultados posibles: el colapso o ir hacia el progreso".
Los expertos esperan que 2022 sea un año de progresos para el medio ambiente.

https://www.unep.org/es/noticias-y-reportajes/reportajes/2022-en-modo-emergencia-por-el-medio-ambiente  

 
5.
Cambio Climático 2022: impactos, adaptación y vulnerabilidad
El informe del IPCC, titulado de esa manera, expone que si bien los esfuerzos de adaptación se están observando en todos los sectores, el progreso implementado hasta ahora no resulta suficiente.
13-03-2022 
En agosto del 2021, el IPCC publicó la primera parte del sexto informe de evaluación, que explicaba las razones detrás del cambio climático e instaba a tomar medidas inmediatas y a gran escala para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar superar el umbral de 1,5 grados centígrados.
El informe de este año, titulado Cambio Climático 2022: Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad, expone que si bien los esfuerzos de adaptación se están observando en todos los sectores, el progreso implementado hasta ahora no resulta suficiente.
Para evitar superar el umbral de 1,5 grados centígrados, debemos reducir la emisión de gases de efecto invernadero en un 45% para el 2030 y ser carbono neutrales para el 2050. Lamentablemente, la tendencia mundial sigue en aumento y, si seguimos así, para el 2030 lejos de disminuir las emisiones las habremos aumentado en un 14%.
Es necesario que esta tendencia se modifique, para disminuir al mínimo los impactos esperados. Actualmente, entre 3.300 y 3.600 millones de personas viven en contextos altamente vulnerables al cambio climático, siendo las ciudades con asentamientos informales en países de ingresos bajos y medios las más vulnerables frente al cambio climático.
El informe reconoce que la naturaleza puede ser nuestra aliada para mitigar los efectos del cambio climático, pero para ello, necesitamos que al menos el 30% de la superficie terrestre y marina se encuentre en buen estado de conservación. Por eso es fundamental que cuidemos la naturaleza que nos rodea, defendamos los espacios verdes, los humedales, los bosques, nuestro mar y nuestros ríos. Necesitamos de un planeta sano.

https://www.telam.com.ar/notas/202203/586276-ecointensa.html

  

6.
Las predicciones de Nostradamus para el año 2022 incluyen el cambio climático y el deceso de una importante figura política
27 / Dic / 2021
Sin duda alguna, las predicciones de Nostradamus hacen parte de la cultura popular, pues año a año, en época decembrina, muchos buscan sus famosos versos que muchos adjudican como premonitorios de importantes hechos como el bombardeo atómico sobre Hiroshima y Nagasaki en 1945 y el atentado a las Torres Gemelas de Nueva York en 2001.
Y ahora, ad portas de iniciar un nuevo año, muchos han indagado por las predicciones de Nostradamus para el 2022, por lo que en Colombia.com recopilamos los cuatro augurios del reconocido adivino para el año que está por llegar:
Muchos han interpretado este verso como las consecuencias que se empezarían a notar alrededor del mundo debido al cambio climático. El hambre y la escasez serían predominantes en algunos territorios que incluso se enfrentarían por la supervivencia. Quienes analizan e interpretan las predicciones de Nostradamus aseguran que este verso estaría relacionado con la disolución de la Unión Europea, cuyo primer paso se dio con el famoso Brexit con el que Reino Unido abandonó esta comunidad política, constituida desde 1993. Esta frase es interpretada como el deceso de una importante personalidad política mundial, que será reemplazada en su cargo por otra persona Otra preocupante predicción del adivino francés hablaría de una invasión a una importante ciudad europea, aunque no hay más pistas al respecto.
Para el 2021, Nostradamus había realizado 7 profecías, de las cuales ninguna se cumplió pese a los terribles vaticinios que incluían hambrunas y guerras entre naciones.

https://www.colombia.com/vida-y-estilo/esoterismo/nostradamus-predicciones-2022-union-europea-cambio-climatico-332876
 
 7.
Ley de Cambio Climático: la hoja de ruta “hacia un desarrollo bajo en emisiones de gases invernadero”
La nueva normativa, que busca un enfoque ecológico transversal en el Estado, fue revisada por el TC a mediados de abril y quedó en condiciones de ser promulgada por el Ejecutivo. Especialistas advierten sobre un insuficiente financiamiento.
30 de abril 2022
“Es el rayado de cancha del modelo de desarrollo del país para las próximas décadas”, así ilustraba el pasado mes de enero la -entonces futura- ministra de Medio Ambiente, Maisa Rojas, la Ley Marco de Cambio Climático. Un nueva normativa que establece  la meta de la carbono neutralidad y la resiliencia al clima para el año 2050 en Chile y que fue despachada por el Congreso Nacional el pasado 9 de marzo de este 2022, quedando así lista para ser promulgada por el Ejecutivo luego de pasar su última revisión por el Tribunal Constitucional el pasado 19 de abril.
La Ley, que tuvo dos años de tramitación, contó con un proceso de participación ciudadana con el que surgieron más de 3.700 observaciones por lo que es  valorada en cuanto institucionaliza en el país el mayor desafío ambiental del siglo XXI. Con esto, genera un enfoque ecológico transversal en el Estado, dejando así de depender de las agendas políticas de los gobiernos de turno.
El director ejecutivo de la ONG FIMA, Ezio Costa, afirma que “es una ley que crea una nueva institucionalidad en materia de cambio climático y además instrumentos de gestión específicos que le van a dar forma y cuerpo a una serie de principios y objetivos que tienen que ver con hacerle frente a la crisis climática y transitar hacia un desarrollo bajo en emisiones de gases invernadero, de manera de cumplir la meta que se ha trazado que es la de ser un país carbono neutral al año 2050″.
“Probablemente, es la ley más relevante de la última década” aseveró la activista medio ambiental, Sara Larraín, en la medida que “va a significar una reestructuración de las políticas sectoriales“. Es así que “significa un tremendo cambio, no sólo para la política energética sino que también para la política forestal, la política de vivienda, la política de transporte, en la medida que vamos a tener que ir hacia un paradigma de emisiones cero”, añadió.
Y es que con el fin de cumplir la meta, el texto establece obligaciones y facultades a nivel central, regional y local. Asimismo instaura instrumentos de gestión climática, sistemas de información y participación, además de un sistema de monitoreo, reporte y verificación en 17 ministerios. Ellos son, Interior, Defensa, Hacienda, Cancillería, Economía, Educación, Obras Públicas, Vivienda, Salud, Agricultura, Minería, Energía, Transporte, Mujer y Equidad de Género, Ciencia, Desarrollo Social y Medio Ambiente, cuyo titular pasará a tener atribuciones para coordinar las estrategias en un comité de ministros, quienes pasarán a tener responsabilidades administrativas por el no cumplimiento de los planes sectoriales de cambio climático.
“El ministerio de Medio Ambiente va a tener a través de los instrumentos de gestión que establecen en la misma ley de cambio climático, formas de incorporar lógicas ambientales climáticas en los distintos sectores del Estado. Eso es algo súper relevante porque es imposible hacerle frente a la crisis climática y ecológica sin una coordinación en los distintos sectores, incluso entre las herramientas que se establecen en la ley, tenemos la estrategia climática de largo plazo, tenemos planes sectoriales de adaptación, los distintos planes que van a ir generándose en los ministerios“, señaló Ezio Costa.
Junto a la estrategia climática a largo plazo, la ley deberá regularizar otro compromiso internacional de Chile:  las Contribuciones Nacionales Determinadas que están contempladas en el acuerdo de Paris. Así detalló la directora ejecutiva de Fundación Terram, Flavia Liberona, señalando que éstas “son un compromiso progresivo de reducir las emisiones que se renuevan cada cinco años”.
“Por otro lado, la estrategia climática tiene un horizonte de mediano y largo plazo para justamente poder ejecutar a nivel país estos compromisos adquiridos, por lo tanto son dos instrumentos relevantes que quedan establecidos en la ley”, señaló.
Pero en la línea de los límites que la ley impondrá al modelo de desarrollo vigente, Larraín relevó que la ley incidirá en cada uno de los sectores de la economía chilena.
“Para el caso de Chile, como las emisiones, el 78 por ciento provienen del sector energía va a significar un cambio fundamental en la matriz de generación eléctrica y obviamente en el transporte pero al mismo tiempo un disciplinamiento de industrias intensivas como la minería, la celulosa, el cemento, esos cambios fundamentales en el modelo industrial que van a tener que ser realizados entre ahora y el año 2030, el mayor avance, cosa que simultáneamente la política forestal y la protección del bosque nativo y las especies claramente vegetacionales como existentes en humedales, en turberas, etc, logre capturar aquellas emisiones que no podamos reducir”, sostuvo.
Ahora bien, una observación que altera algunas expectativas sobre la ley marco de cambio climático es su financiamiento. Este ha sido señalado desde el Congreso, el mundo académico y las organizaciones medio ambientales, como exiguo para la tarea que se plantea. En una columna publicada en diario Universidad de Chile, el secretario ejecutivo de la Mesa Ciudadana frente al Cambio Climático, Rodrigo Herrera, señaló que el informe financiero que acompañó la tramitación legislativa de la ley indicaba un gasto transitorio de $5.764.000.000 y un gasto en régimen de $3.414.244.000, lo que es insuficiente considerando que “el costo de inversión que el Gobierno anterior señaló a través del Ministerio de Medio Ambiente para enfrentar la mitigación y cumplir con las metas al 2050 en la NDC (Contribuciones Nacionales Determinadas) de Chile es de US$ 50 mil millones en 30 años”, observó.
En ese sentido, la directora ejecutiva de Fundación Terram, señaló que si bien la ley puede tener instrumentos muy interesantes, radica en una preocupación el saber cómo será su implementación considerando que “no tiene prácticamente financiamiento”.
El financiamiento aprobado para esta ley es del orden de 3.300 a 3.500 millones de pesos distribuidos en más de 13 ministerios y por lo tanto es un presupuesto paupérrimo y lo que va a tener que hacer el país para poder implementar esta ley es recurrir a la cooperación internacional o directamente incrementar el presupuesto sobre todo para las acciones territoriales, locales y regionales”, sostuvo.

https://radio.uchile.cl/2022/04/30/ley-de-cambio-climatico-la-hoja-de-ruta-hacia-un-desarrollo-bajo-en-emisiones-de-gases-invernadero/

  

8.
Alarmante estudio: Cambio climático puede agravar más de la mitad de las enfermedades infecciosas
Más de 200, como el dengue y la malaria, se han visto agravadas por el calentamiento global que aumenta la zona en la que actúan los organismos que las transmiten.
Los peligros climáticos han agravado, en algún momento de la historia, el 58 por ciento de las enfermedades infecciosas humanas, según un estudio publicado en Nature Climate Change, que constata que el cambio climático continuado conlleva riesgos para la salud humana.
“Los peligros climáticos son demasiado numerosos para que la sociedad se adapte de forma integral, lo que pone de manifiesto la necesidad urgente de trabajar en el origen del problema: la reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero”, señalan los autores en su artículo.
Está relativamente bien aceptado que el cambio climático puede afectar a las enfermedades patógenas humanas, relatan los investigadores liderados por Camilo Mora, de la Universidad de Hawai; sin embargo, el alcance total de este riesgo sigue estando, advierten, mal cuantificado.
Hasta ahora, los estudios se han centrado principalmente en grupos específicos de patógenos (por ejemplo, bacterias o virus), en la respuesta a determinados peligros (olas de calor o aumento de las inundaciones) o en los tipos de transmisión (por ejemplo, de origen alimentario o hídrico).
Pero se desconoce la amenaza total para la humanidad en el contexto del cambio climático y las enfermedades.
Antecedentes lo comprueban
Para avanzar en este sentido, los investigadores revisaron más de 70.000 artículos de la literatura científica, revelando 3.213 casos empíricos que vinculan enfermedades patogénicas humanas únicas con diez amenazas climáticas, como el calentamiento, las inundaciones o la sequía.
En total, los autores encontraron que el 58 por ciento (218 de 375) de las enfermedades infecciosas documentadas a las que se enfrenta la humanidad en todo el mundo se han visto agravadas en algún momento por riesgos asociados al cambio climático y el 16 por ciento disminuidas.
 
Si bien numerosos factores biológicos, ecológicos, ambientales y sociales contribuyen a la aparición exitosa de una enfermedad patógena humana, en el nivel más básico depende de que un patógeno y una persona entren en contacto y que el grado de resistencia de los individuos disminuya o que el patógeno se fortalezca por un peligro climático.
 
Esos riesgos incluyen aquellos que facilitan el acercamiento entre patógenos y personas; por ejemplo, el calentamiento aumenta la zona en la que actúan los organismos que transmiten enfermedades, como la de Lyme, el dengue y la malaria.
Por otro lado, están aquellos problemas climáticos que acercan personas a los patógenos. Por ejemplo, las tormentas, las inundaciones y el aumento del nivel del mar provocan desplazamientos humanos implicados en casos de fiebre de Lassa (enfermedad vírica hemorrágica aguda) o con la enfermedad del legionario (infección pulmonaria grave).
El estudio también ve peligros en los cambios del uso de la tierra facilitados por la invasión humana, lo que ha aproximado a las personas a vectores y patógenos ocasionando, por ejemplo brotes de enfermedades como el ébola.

https://www.publimetro.cl/social/2022/08/09/alarmante-estudio-cambio-climatico-puede-agravar-mas-de-la-mitad-de-las-enfermedades-infecciosas/

 

9.

Cambio climático: hay un "50% de posibilidades" de rebasar la línea roja del 1,5 grados en el aumento de la temperatura

10 mayo 2022
La probabilidad de rebasar una importante línea roja del calentamiento global ha aumentado significativamente, según un nuevo estudio.
Según investigadores de la Oficina Meteorológica de Reino Unido, hay una probabilidad del 50% de que la Tierra se caliente por encima de 1,5 °C en los próximos cinco años.
El aumento sería temporal, pero los investigadores están preocupados por la deriva general de las temperaturas.
Es casi seguro que entre 2022 y 2026 algún año supere el récord del más cálido.
Los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera han crecido durante las últimas tres décadas, y las temperaturas globales han respondido aumentando al mismo ritmo.
En 2015 la temperatura media mundial subió por primera vez 1 °C por encima de los niveles preindustriales, que se establecen como las temperaturas registradas a mediados del siglo XIX.
Ese fue también el año en que los líderes políticos firmaron el acuerdo climático de París, que comprometía al mundo a mantener el aumento de las temperaturas globales muy por debajo de los 2 °C y a esforzarse por que sea inferior a 1,5 °C.
La importancia de medio grado
En la COP26 de Glasgow el pasado noviembre, los gobiernos reiteraron su compromiso de preservar el tope de 1,5 °C.
En los últimos siete años las temperaturas globales se han mantenido en torno a la marca de 1º C, con 2016 y 2020 empatados como los años más cálidos en el registro.
Los científicos dicen que con un calentamiento de 1 °C el mundo ya está experimentando impactos significativos, como los incendios forestales sin precedentes en América del Norte el año pasado o las drásticas olas de calor que actualmente azotan India y Pakistán.
La actualización del organismo británico respecto de la previsión de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) indica que nunca han sido tan altas las posibilidades de superar temporalmente los 1,5 °C en uno de los próximos cinco años.
El estudio sugiere que las temperaturas entre 2022 y 2026 serán entre 1,1 y 1,7 °C más altas que los niveles preindustriales.
Los investigadores de Reino Unido predicen que para cualquiera de los años de ese período la probabilidad de superar el nivel de 1,5 °C es de un 48%, casi la mitad.
"Lo básico que está cambiando es que los niveles de dióxido de carbono en la atmósfera están aumentando lentamente", afirmó Leon Hermanson de la Oficina Meteorológica, autor principal del informe.
"Creo que la gente ya está bastante concienciada sobre el cambio climático y es preocupante; seguimos calentando el planeta y nos estamos acercando a este primer umbral que se estableció en el Acuerdo de París, y tenemos que seguir haciendo todo lo que podamos para reducir el uso de combustibles fósiles".
Tres veces más en el Ártico
Los investigadores consideran que no es lo mismo rebasar 1,5 °C un año que registrar un aumento sostenido en el que las temperaturas no descienden por debajo de esa cifra. Lo más probable es que, aunque se supere en los próximos cinco años, vuelva a caer por debajo de 1,5º C. Sin embargo, hay poco lugar para la autocomplacencia.
"Mientras sigamos emitiendo gases de efecto invernadero, las temperaturas seguirán aumentando", afirmó el profesor Petteri Taalas, de la OMM.
"Y con ello nuestros océanos seguirán calentándose y volviéndose más ácidos, el hielo marino y los glaciares seguirán derritiéndose, el nivel del mar seguirá aumentando y nuestro clima se volverá más extremo", aseguró.
Según el estudio, la región del Ártico probablemente sentirá un mayor impacto del calentamiento durante los próximos cinco años en comparación con el resto del mundo. Los investigadores dicen que la diferencia en el promedio de temperatura a largo plazo será tres veces mayor en esas áreas.
El Niño
También creen que uno de los próximos años probablemente rompa el récord de 2016 y 2020 como el año más cálido.
Eso sucederá, muy probablemente, en un año que se dé El Niño.
Es un fenómeno meteorológico natural asociado a un calentamiento inusual de las aguas superficiales del océano Pacífico oriental, que puede afectar el clima en todo el mundo.
"El año en que superemos temporalmente los 1,5 grados probablemente será un año de El Niño", declaró Hermanson, de la Oficina Meteorológica de Reino Unido.
"Se añade al cambio climático, como una oscilación por encima de la tendencia general, por así decirlo, y el próximo año récord probablemente sea un año de El Niño, como lo fue 2016".

https://www.bbc.com/mundo/noticias-61389005 

 

10.
El cambio climático y el aumento de temperatura alcanza a las "regiones inmunes" del Ártico
Se trata de la Última Área de Hielo del Ártico que, por muchos años, resistió al cambio de temperaturas
Hay una región del Ártico que resiste los embates del cambio climático. Durante un tiempo se pensó que esta zona estaba mayormente protegida del aumento global de la temperatura, pero estudios más recientes muestran que también está bajo amenaza. Se trata de la conocida como Última Área de Hielo del Ártico (LIA, por sus siglas en inglés), una franja de 1 millón de kilómetros cuadrados (km²) entre Groenlandia y Canadá.
Su nombre se refiere que tiene la capa de hielo más gruesa y más antigua del Ártico, lo cual, según los modelos predictivos, la convierten en el área que más tiempo permanecerá congelada a medida que el planeta se caliente. En verano, cuando parte del Ártico pierde su hielo, la LIA permanece congelada. "Pero en el futuro eso cambiará", dijo Robert Newton, investigador del Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty, de la Universidad de Columbia (Estados Unidos), a BBC Mundo. "En los próximos años veremos que durante el verano la capa de hielo de la LIA será cada vez más pequeña", agregó. 
Newton es coautor de un reciente estudio sobre el futuro de la LIA. "Si el hielo que permanece congelado durante todo el año desaparece, se destruirá un ecosistema completo y algo nuevo surgirá", explicó. Las consecuencias de la reducción de la LIA resultarán devastadoras para las especies de flora y fauna que habitan la zona, pero también impactará a los seres humanos.
¿Qué es la LIA y por qué de ella depende parte del futuro del planeta?
¿Hielo eterno?
Los vientos y las corrientes oceánicas que van desde Siberia hacia Canadá hacen que en la LIA se apilen capas de hielo, con lo cual se crea un bloque más grueso y duradero.
Un archipiélago que pertenece a Canadá atrapa ese hielo, impidiendo que se filtre hacia el sur y se derrita en el Atlántico, según explica el portal "Science News". Históricamente el grosor de la capa de hielo en el Ártico ha sido de entre 2,5 y 3 metros, mientras que en LIA, el grosor promedio ha sido de entre 6 y 10 metros. Pero a medida que el mundo se calienta, el Ártico se calienta cerca de 2,5 veces más rápido que el resto del planeta, indicó Newton. Actualmente el promedio del grosor en el Ártico ha caído por debajo de los 1,5 m y en la LIA está cerca de los 4 m.
Eso se debe en parte a que calentamiento crea un círculo vicioso. La superficie blanca del hielo refleja la luz del Sol hacia el espacio, lo cual mantiene la superficie fría, pero si ese hielo se derrite se acelera el calentamiento, lo cual a su vez derrite más hielo, ya que durante el verano, la capa de hielo cada vez es menor.
Actualmente ocupa un área que es menos de la mitad de la que ocupaba a principio de la década de los 80, según las investigaciones de Newton: "la pregunta es qué tan rápido pasaremos de un Ártico con hielo hacia un Ártico sin hielo", expuso el experto.
Posibles escenarios
Para Newton la LIA se enfrenta a dos escenarios. Uno de ellos es el más optimista, y consiste en que la humanidad deja de emitir grandes cantidades de CO2, o incluso lograr aplicar a gran escala la tecnología que permite extraer el CO2 que ya está en la atmósfera.
"Si logramos estabilizar la temperatura cerca de 2°C por encima de la era preindustrial, la LIA podría tener hielo todo el año", dice el experto. Pero también hay un escenario menos optimista. "Si continuamos al ritmo de producción de carbono de los últimos 50 años, el cálculo es que para la mitad del siglo XXI no habrá cubierta de hielo marino en el Ártico durante el verano, incluyendo la LIA".
Un reciente informe de la Organización de Naciones Unidas (ONU) estima que con base en los compromisos actuales de reducción de emisiones de CO2, para 2100 la temperatura en el planeta habrá aumentado 2,7 °C. Bajo ese escenario, el hielo veraniego del Ártico está condenado a desaparecer.
Refugio de vida
Aunque el Ártico parece un territorio desolado, lo cierto es que es hogar de una gran cantidad de flora y fauna que depende del hielo para sobrevivir. Ahí habitan animales muy conocidos como las ballenas beluga, las focas y los osos polares, pero también hay un mundo de vida microscópica esencial para el equilibrio del ecosistema. A su vez, la capa subacuática del hielo está llena de plancton, crustáceos y peces pequeños. Todos ellos ocupan un lugar en la cadena alimenticia, y dependen del hielo para vivir y reproducirse.
Newton explicó que si el ecosistema polar desaparece, otros animales que no dependen del hielo colonizarán el Ártico: "será una nueva ecología, pero tomará mucho tiempo para que se recupere la vida en el Ártico", dice el investigador.
Impacto para los humanos
Pero las consecuencias no son solo para los animales. Para las comunidades que habitan el Ártico, el hielo es fundamental para conservar sus fuentes de alimento y es parte de su cultura. "El mundo es un lugar interconectado, lo que pasa en el Ártico tiene un gran impacto en el resto del planeta".", dijo Newton.
En varias partes del mundo han estado ocurriendo más eventos climáticos extremos que hace 20 o 30 años, dice Newton. Lluvias más fuertes, tormentas más largas, mayores sequías, "estos eventos en parte están relacionados con la pérdida de hielo en el Ártico".
El futuro
Actualmente un tercio de la LIA está protegida. En 2019, Canadá estableció un área de 320 mil km2 en la que no se puede hacer minería, transporte ni otro tipo de desarrollos durante cinco años. Pero el resto del área está disponible para la explotación minera. El informe de la Universidad de Columbia advierte que el océano Ártico y sus costas albergan miles de millones de dólares en reservas de petróleo y depósitos minerales como níquel y cobre.
A medida que aumenta la cantidad de agua en el verano, advierten los expertos de Columbia, aumentará la presión para excavar, perforar y abrir corredores de transporte, lo cual llevaría contaminación a la LIA por los posibles derrames de petróleo y el uso de químicos industriales. Como si todos estos peligros no fueran suficientes, Newton sostiene que la pérdida de la LIA también implicaría también "un costo emocional".
"Perder el mundo que conocemos tiene un fuerte impacto psicológico", advirtió Newton. "Puede que el Ártico no sea parte de lo que ves al asomarte a la ventana, pero es parte del mundo en el que vivimos", puntualizó. 

https://www.eluniversal.com.mx/ciencia-y-salud/el-cambio-climatico-alcanza-las-regiones-inmunes-del-artico

El Ártico en el polo Norte es hielo sobre el agua...  

La Antártica es continente = Tierra firme cubierta de hielo...

11.

 La Antártica se está volviendo verde debido al cambio climático
 6 de abril de 2022
El aumento de las temperaturas en la Antártida ha hecho que dos especies de plantas crezcan más rápido, en un período de diez años, debido al cambio climático, según un artículo publicado en Current Biology.
Los científicos ya han observado un aumento en el crecimiento de las plantas debido al calentamiento climático en el hemisferio norte, pero este es el primer cambio registrado en el sur de la Antártida.
Nicoletta Cannone, ecóloga de la Universidad de Insubria, Italia, y sus colegas midieron el crecimiento de las dos únicas plantas con flores nativas de la Antártida, Deschampsia Antarctica, también conocida como hierba de pelo y Colobanthus quitensis, perla, en varios sitios en la isla Signy desde 2009. a 2019.
Luego, los investigadores compararon sus observaciones con encuestas de los 50 años anteriores y descubrieron que los sitios no solo se habían vuelto más densamente poblados por las plantas, sino que habían crecido más rápido cada año a medida que el clima se calentaba.
Deschampsia creció tanto en el período de diez años como lo había hecho en los 50 años desde 1960 hasta 2009, y Colobanthus había crecido cinco veces más durante los mismos períodos.
Cannone explicó que estas plantas resisten la gélida temperatura del continente y realizan la fotosíntesis a temperaturas bajo cero mientras están cubiertas de nieve.
“La característica más novedosa de esto no es la idea de que algo está creciendo más rápido”, dijo Peter Convey, miembro del equipo del British Antarctic Survey, sino que el crecimiento parece estar acelerándose. “Es que creemos que estamos empezando a ver lo que es casi como un cambio radical o un punto de inflexión”.
Aunque otros factores pueden haber afectado positivamente el crecimiento de las plantas, como la disminución de la población de lobos marinos, el vínculo con un clima más cálido es claro, dice Cannone. 
El aumento de la temperatura también podría permitir que las especies invasoras colonicen y crezcan más que las plantas nativas, un efecto que ya se ha observado en las regiones alpinas, lo que podría desestabilizar los ecosistemas locales y la biodiversidad.
“Si extrapolamos lo que observamos en la isla Signy a otros sitios en la Antártida, también puede ocurrir un proceso similar”, dice Cannone. “Esto significa que el paisaje antártico y la biodiversidad podrían cambiar rápidamente”.
“La Antártida está actuando como un canario en una mina de carbón, sobre el cambio climático y la biodiversidad”, señaló la Sra. Cannone.

https://www.ovejeronoticias.cl/2022/04/la-antartica-se-esta-volviendo-verde-debido-al-cambio-climatico/

  

12.
 Cambio climático acaba con los glaciares, se derriten en tiempo récord; ¿se viene una tragedia mundial?
Los glaciares del mundo perdieron cerca de 267 mil millones de toneladas de hielo al año desde 2000 debido al cambio climático.
6/5/2021
El calentamiento global no paró con la pandemia e incluso causó más estragos. De acuerdo con un estudio reciente publicado en la revista Nature, el deshielo en los glaciares del mundo crece un ritmo récord por el cambio climático, pues han perdido una media de 267 mil millones de toneladas de hielo al año desde 2000.
El trabajo fue realizado por un grupo internacional dirigido por investigadores del Laboratorio de Estudios de Geofísica Espacial y Oceanografía, del Centro Nacional de Investigaciones Científicas francés, quienes comprobaron que la reducción de los glaciares se ha precipitado en los últimos años.
Estos resultados son fruto de la primera cartografía completa y precisa de la evolución del espesor, y por tanto de la masa, de todos los glaciares del mundo, explicó un comunicado el equipo de expertos.
¿Dónde ocurre más el deshielo? 
Agregaron que los glaciares que más rápido se derriten desde el año 2000 se encuentran en los Alpes, Islandia y Alaska. Mientras que las tasas de deshielo se redujeron en la costa oriental de Groenlandia, Islandia y la región escandinava en el período 2010-2019. Explicaron que esto se debe a una anomalía meteorológica que provocó un aumento de las precipitaciones y un descenso de las temperaturas, frenando la pérdida de hielo.
Entre sus conclusiones apuntaron que "la variabilidad regional de la pérdida de masa está determinada en gran medida por los cambios en las precipitaciones. Por contra, la aceleración global de la pérdida de masa de los glaciares es el resultado del aumento de las temperaturas".
Los científicos explicaron que realizaron esta investigación con medio millón de imágenes tomadas por el satélite Terra de la agencia espacial estadounidense NASA, con las cuales implementaron una serie de modelos digitales de la altura de los glaciares. Añadieron que este estudio es importante porque permitirá esclarecer las predicciones de la evolución de los glaciares y, de esta forma, contribuir a anticipar mejor los cambios en los recursos hídricos de algunas regiones montañosas.

https://heraldodemexico.com.mx/mundo/2021/5/6/cambio-climatico-acaba-con-los-glaciares-se-derriten-en-tiempo-record-se-viene-una-tragedia-mundial-293022.html





Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Agosto de 2022
Portal MUNDO MEJOR: http://www.mundomejorchile.com/
Correo electrónico: isp2002@vtr.net