639

Una Canción de Amor Prohibida


Proemio


BLANCA Y RADIANTE VA LA NOVIA
9 julio 2019, 08:01
POCOS asuntos resultan tan mediáticos como las bodas que tienen como protagonistas a famosos de la realeza, del cine o de la televisión. Desde que en 1961 el cantante chileno Antonio Prieto convirtiese en universal una canción compuesta por su hermano Joaquín, con el título de 'la Novia', la imagen más difundida es la de la novia 'blanca y radiante', seguida de un 'novio amante'. En aquella España en la que Antonio Prieto triunfó rotundamente el recorrido era hacia el altar, al encuentro con el sacerdote, intermediario entre las instancias humana y divina, de manera que lo que 'Dios une' no puede separarlo el hombre. Presuntamente. Entonces como ahora, es la base sacramental del matrimonio canónico. Pero desde hace muchos años, en un país sin credo religioso oficial, lo eclesiástico y lo civil conviven muy bien avenidos. Es un hecho que se trata de un momento ceremonial al tiempo que legal, en el que todos los contrayentes son los «famosos» de su enlace, aunque no sin la limitación de no poder comerciar con exclusivas de ningún tipo. En torno a las bodas, tradicionalmente se ha movido un sector comercial extraordinariamente próspero. Parece que, cada vez más, en cualquier boda que se precie aumenta el número de detalles que comienzan a ser imprescindibles. Lejos de tender a acortar los acontecimientos, sucede todo lo contrario. Se lleva la degustación gastronómica de la 'pre boda' y tras la cena otra cita culinaria en la 'recena', tras un prudencial espacio para la barra libre. Junto al fotógrafo tradicional y el vídeo, unos cuantos barridos cenitales con un dron cuando la celebración es al aire libre. También es frecuente la contratación de un 'fotomatón' y un 'videomatón'; los resultados una serie de fotos, ataviados con más o menos extravagancia, que sirven de recuerdo del enlace y cúmulo de saludos de los invitados. Multitud de pequeños recuerdos de la fiesta complementan el acontecimiento festivo. Todo enfocado para conseguir un acontecimiento único e inolvidable, lo que está muy bien a pesar de un detalle que no es menor: en una boda todo cuesta mucho, monetariamente hablando. Menos mal que son pocas veces en la vida. Los ayuntamientos hace tiempo que se percataron de que convertir los municipios en destinos nupciales, puede resultar algo muy rentable, empezando por las despedidas de solteras y solteros, fase previa, desmadrada en los últimos años y que ha obligado a que los poderes públicos hayan tenido que intervenir para evitar vacíos legales. Hace años que en Marbella la Delegación de Turismo abrió una 'oficina de bodas' que, dada la tendencia a denominar a todo en inglés, se llamó 'wedding office'. Parece que el destino Marbella está en auge y el movimiento económico es importante. Vienen contrayentes desde las Islas Británicas y los países nórdicos, sobre todo. Son clientes con un respetable poder adquisitivo y son buena fuente de ingresos para los grandes hoteles donde transcurren las celebraciones. Para la población doméstica de la ciudad, el servicio de Protocolo y Relaciones Públicas del Ayuntamiento (un departamento de extrema amabilidad en su atención al público), se encarga de la tramitación y organización, siendo una de las joyas de nuestro patrimonio histórico el lugar de las ceremonias: el Centro Cultural Cortijo Miraflores. Ya hubo en la primavera de 1995, en la época de gobierno del GIL, un intento por atraer a Marbella el turismo nupcial. El auditorio del Parque de la Constitución acogió una boda colectiva de seis parejas que fueron unidas por el regidor de entonces Jesús Gregorio Gil y Gil, el mismo que en las últimas semanas vemos en buena parte de los expositores publicitarios de la ciudad bajo la denominación de 'el pionero'. Hubo una asistencia multitudinaria, en torno a un millar de personas que además disfrutaron de un cóctel, ofrecido por el ayuntamiento, cuyo coste nunca se hizo público. Fueron utilizadas seis limusinas y calesas con la escolta del batallón a caballo de la Policía Local. Como banda sonora musical se contó con el compositor y pianista Felipe Campuzano, la soprano Kimera, el tenor Toni Dalli y la Banda Municipal de Música. Sin duda, aquella puesta en escena, con profusos adornos florales en el auditorio, tuvo repercusión en todos los medios del país y representó una publicidad innegable, aunque nunca nadie aclaró si el coste compensó. No hubo ningún enlace entre personas del mismo sexo. Signo de los tiempos en que un reconocimiento de ese derecho era algo todavía impensable.

https://www.diariosur.es/marbella-estepona/blanca-radiante-novia-20190709001655-ntvo.html
 

 

Desarrollo

La Novia una canción prohibida.
No puede ser. Siempre consideré esta canción como un símbolo del pensamiento burgués de mediados del siglo XX y, de pronto, ese mito, sustentado en imágenes de blanca y radiante felicidad canónica, se me hizo mil pedazos, dejando al descubierto una historia de dolorosa ruptura de los moldes establecidos.
Resumiendo, que La Novia fue una canción prohibida.
Nunca la escuché con atención.
Yo, que dejé de soñar con príncipes azules muy pronto, siempre la consideré una canción ñoña e ideológicamente cercana al pensamiento tradicional de la época.
Nada más lejos de la realidad.
La culpa de su desgracia la tienen estas estrofas:
Mentirá también al decir que sí.
Y al besar la cruz, pedirá perdón.
Yo sé que olvidar, nunca podría.
Que era yo y no aquel a quien quería.

¡Con el adulterio hemos topado, Moon!
Los responsables de una cadena de radio muy «popular» de aquella España censuraron esta parte de la canción haciendo gala de una tecnología avanzadísima para la época: rayaron los surcos del single. Como sabrás, ya por aquel entonces, la modernidad imperaba en estos lares.
Así fue como La Novia, del cantante y actor chileno Antonio Prieto, se convirtió en la canción más escuchada, con rayones incluídos.
Ave María
Ave Maaría
Ave Maaaría
Ave Maaaa…
Y todos los que se enamoraban y la cantaban con devoción, ¿en qué pensaban, Moon?
Ejem… Supongo que esa es otra historia…

Fuente; https://www.moonmagazine.info/hoy-en-el-tocadiscos-la-novia/
 

 

Play radio: Canciones prohibidas:  'La novia' Antonio Prieto
Muy ilustrativo de la estupidez de la censura española es el tema 'La novia', un auténtico pastelazo a ritmo de vals popularizado en 1961 por Antonio Prieto, un cantante y actor chileno especialista en baladas romanticonas. La canción fue muy conocida en España, aunque, por increíble que parezca, llegó a ser prohibida por los avispados responsables de la cadena Radio Popular, que rayaron hábilmente y con mal disimulada saña el disco para que no pudieran reproducirse algunos fragmentos. Y no, no fue por aquello de "blanca y radiante va la novia", que podría haber sido, digo yo, sino por otra estrofa abiertamente pecaminosa, aquella donde Prieto cantaba "Mentirá también al decir que sí / Y al besar la cruz pedirá perdón / Y yo sé que olvidar nunca podría / Que era yo, no aquel a quién quería." Flagrante adulterio mental, sí, señor, pensamientos impuros y retorcidos, pecado contra el sexto, el octavo, el noveno y el décimo mandamientos. Vamos, que no se les escapaba una a estos linces de Radio Popular.
https://www.rtve.es/play/audios/canciones-prohibidas/1055-canciones-prohibidas-131116-novia-antonio-prieto-2016-11-11t15-48-48377/3797030/
 

  

Antonio Prieto y “La novia”, canción vetada en España
2 noviembre, 2021
Iquique es una ciudad costera ubicada al norte de Chile y al oeste del desierto de Atacama, siendo capital de la provincia del mismo nombre y de la región de Tarapacá. Es un puerto libre o zona franca de gran importancia en América del Sur. Y en esa ciudad nació el gran cantante y actor Antonio Prieto.
Juan Antonio Espinoza de los Montero Prieto se conoció a nivel artístico bajo el seudónimo de Antonio Prieto, nacido en Iquique el 26 de mayo de 1926. Prieto llegó a la cumbre del estrellato en 1961, cuando grabó el vals de su hermano Joaquín titulado “La novia”, tema que fue prohibido por la Radio Popular de España, censura que antes sirvió para que el tema alcanzara grandes cifras de ventas y difusión y se hiciera una película. La cinta fue dirigida por Ernesto Arancibia, contando con la actuación de Antonio Prieto, Elsa Daniel, Fernando Mistral e Ignacio Quirós, entre otros. El filme, en blanco y negro, con una duración de 103 minutos, se estrenó el 12 de septiembre de 1961 y es una producción argentina.
Pietro inició su carrera musical en 1949 cuando se presentó en el programa radial “La feria de los deseos”, conducido por el reconocido locutor Raúl Matas a través de Radio Minería de Santiago, interpretando el tema “Tú, ¿dónde estás?”, alcanzando gran éxito. Cuando la Orquesta Casino de Sevilla, española, se presentó en Santiago, Prieto fue contratado como crooner, presentándose en los distinguidos restaurantes “Goyescas” y “Waldorf”. Esto sucedía en 1953.
La cadena “O´Globo”, en 1955, lo distingue como “El mejor cantante latinoamericano”, distinción merecida, debido a sus grandes dotes profesionales. Ese mismo año contrae matrimonio con Teresa Woters Ezcurra, con quien procreó cinco hijos, y que murió en el año 2001.
Sus primeras grabaciones fueron “Las oscuras golondrinas” y “El mar y tú”, temas que le abrieron las puertas de su ascendente carrera discográfica, habiendo grabado más de mil temas en diversos géneros y ritmos.
Entre 1960 y 1964 conduce el programa “El show de Antonio Prieto”, que se emitía todos los domingos por el Canal 13 de Buenos Aires, habiendo ganado el Premio “Martín Fierro” en 1963. Una de las canciones más recordadas en esta etapa de su vida fue “Violetas imperiales”.
Antonio Prieto viaja a México y allí graba con el acompañamiento de la orquesta de Chucho Zarzosa y Los Hermanos Rigüal. De esa época son “Sabrá Dios” y “El reloj”. También grabó con las orquestas de José Sabre Marroquín, Mario Ruiz Armengol y Luis Arcaraz.
Durante los años 1962, 1974, 1980 y 1992 fue invitado especial al Festival de la Canción en Viña del Mar. En 1964 participa en la versión décima cuarta del Festival de la Canción de San Remo con el tema del italiano Gino Paoli, “He encontrado a mi madre”. La Sociedad Chilena de Derechos de Autor lo distinguió como “Figura fundamental de la música chilena”.
A pesar de que fue artista de la RCA Victor, también fundó sus propios sellos discográficos: “Fermata” en Argentina, donde publicó un larga duración (LP) con tangos famosos, y el sello “Apri” en Chile.
Su filmografía consta de 8 películas: 5 argentinas, 1 mexicana, 1 México-Argentina y 1 Argentina-Chile-España. Citemos, por ejemplo: “La novia” (1961), “Cuando calienta el sol” (1963) y “La pérgola de las flores” (1965) con Marujita Díaz, actriz española.
En el año 2002, Antonio Prieto es diagnosticado de Alzheimer, pero 6 años después (2008) reapareció en el programa “Cada día mejor” de Red TV, compartiendo con Alberto Cortez, quien le dedicó la canción “Carta a un artista”, de su autoría. Fue su última actuación en televisión.
Son incontables los éxitos que Antonio Prieto hizo discográficamente: La novia, Son rumores, Cuidado, Martín tenía un violín, Huija, Chuquicamata, Sabrás que te quiero, El amor, Tu secreto, Niebla, Ofrenda, Agonía, Pecado mortal, Buenos días tristeza, El pecador, Cara de payaso, Vanidad, El reloj, No diga no, La malagueña, Las hojas muertas, etc. Muchos boleros y baladas.
El jueves 14 de julio de 2011, cuando el reloj marcaba las 10 de la noche, Antonio Prieto cerró sus ojos definitivamente en la Clínica Tabancura de Santiago, y su deceso se produjo por “falla multisistémica”, según el parte médico. Tenía 85 años de edad. Su velación se realizó en la parroquia San Francisco de Sales de Vitacura y sus cenizas reposan en el Cementerio Parque del Mar de Concón.
Otra gran figura de la canción, como lo fueron sus paisanos Lucho y Arturo Gatica.

https://www.elcuerpoaguanteradio.com.mx/antonio-prieto-y-la-novia-cancion-vetada-en-espana/

 

ANTONIO PRIETO «LA NOVIA»

15 de enero de 2007

La segunda quincena de Agosto de 1961 el chileno Antonio Prieto alcanzaba el nº 1 de la lista de éxitos publicada por la revista ONDAS y elaborada para la SER por Raul Matas dentro del programa radiofónico DISCOMANIA.

Antonio Prieto tiene un currículo impresionante para mostrar: ha grabado más de mil canciones, filmado 32 películas y conducido programas en la televisión española y argentina.

Sus inicios se remontan a 1949, cuando se presentó a concursar al programa «La Feria de los deseos», que conducía Raúl Matas en Radio Minería. Ganó igual como una semana antes lo había hecho Lucho Gatica. Los dos, esa vez, interpretaron la misma canción «Tú, ¿dónde estás?».

De ahí en adelante siguieron cuatro décadas de canciones exitosas, su caballito de batalla «La Novia», la famosa interpretación de «El Reloj» y shows a tablero vuelto. Tal era su popularidad que el propio Julio Iglesias le confesó, a mediados de los 70, en el programa Nosotros de TVE, que siempre admiró su voz.

Lentamente, por una situación que no se explica, en Chile dejaron de llamarlo, mientras en el extranjero su agenda estaba llena. En una de sus últimas entrevistas en 1994 reconoció estar sentido con su tierra ya que «en el extranjero soy artista y totalmente vigente, pero en Chile soy un heladero», comentó cuando recibió el premio Galardón de Turismo de la Ciudad Jardín por su heladería.

En España se le recordara siempre por su «blanca y radiante va la novia» y «Son rumores» el tema que continuó la estela del éxito anterior en 1962 pero que se quedaría muy lejos de ser un nº 1.

https://nicolasramospintado.wordpress.com/2007/01/15/antonio-prieto-la-novia/?like_comment=3713


Antonio Prieto en Argentina Folklore
El reciente fallecimiento del cantante Antonio Prieto en Santiago de Chile, la capital de su Patria, a los 85 años, me trajo inmediatamente el recuerdo de uno de sus temas más famosos difundido en el mundo entero, “La Novia”.
En mi caso el éxito llegó en nuestra precoz adolescencia, con quince añitos, en Villa María, ciudad de la provincia de  Córdoba, Argentina. Volcábamos nuestras pasiones en los “Asaltos”, fiestas que generalmente se celebraban los sábados y buscábamos la “conquista” de las chicas de nuestra edad.
Aprendimos lo que eran las frustraciones amorosas y los rechazos, fuimos heridos en nuestro amor propio de “machitos” y empezamos a entender que la vida no iba a ser la que vivíamos con nuestros padres.
De aquélla época, el recuerdo de “La Novia”, un auténtico acierto que nos hizo más románticos, que nos daba la oportunidad de compartirlo cara a cara con la compañera de turno y que nos hacía más tiernos.
Hermosos recuerdos que tendremos a agradecerle a Antonio Prieto, un tipo simpático y dulce que nos marcó para siempre. Descanse en Paz.
Rodolfo Ghezzi      
Así glosa sus datos biográficos más importantes el periódico “La Tercera” de Santiago de Chile  en un trabajo que firman los colegas chilenos C. Palacios y L. Cerda
"Antonio Prieto, quien es considerado el mayor bolerista chileno junto a Lucho Gatica, nació en Iquique en 1926 y saltó a la fama en 1949 tras participar en el programa radial La feria de los deseos, conducido por el destacado locutor Raúl Matas, en radio Minería. Ese mismo año comenzó una carrera ascendente, que le llevó a grabar más de mil canciones durante medio siglo de trayectoria profesional.
Entre estas se incluyen destacados boleros y valses, como Chuquicamata, Huija, Cuando calienta el sol, El reloj, Martín tenía un violín y la recordada La novia, editada en 1961 y conocida hasta hoy por la mayoría de los chilenos. Sus interpretaciones le granjearon fama y reconocimiento, en Chile, en toda Latinoamérica y España. Siempre acompañado de su hermano Joaquín, compositor de varios de sus éxitos, incluyendo a La novia.
Fue invitado en tres oportunidades al Festival de la Canción de Viña del Mar, en 1964, 1974 y 1980. En el mismo certamen se le rindió un homenaje en vida en 1992. Además, fue reconocido por sus pares, cuando la Sociedad Chilena del Derecho de Autor (SCD) lo destacó como Figura Fundamental de la Música Chilena.
Carrera cinematográfica
Antonio Prieto tuvo además varias participaciones en la televisión y en el cine, llegando a actuar en un total de 32 películas, todas de ellas rodadas en países como España, Argentina, Italia y México, donde compartió con actores como Brigitte Bardot y Clint Eastwood. En el celuloide, inició su carrera en 1954, con un papel secundario en la película española Murió hace 15 años, del director Rafael Gil.
En 14 años de carrera actoral, fue considerado por productores y directores de cine como Sergio Leone, Roger Vadim y Carlos Saura, para participar en películas como Por un puñado de dólares, Les Bijoutiers du clair de lune y Llanto por un bandido. También tuvo recordados roles en películas como Cuerda de presos (1956), Los tarantos (1963) y La pérgola de las flores (1965). En televisión, en tanto, llegó a tener un programa propio en Argentina en la década de 1960, conocido como El show de Antonio Prieto.
Últimos años
En 2002, Prieto fue diagnosticado con el mal de Alzheimer, enfermedad que, al avanzar, lo hizo perder la voz. En 2007, sus familiares lo trasladan desde Viña del Mar a Santiago, donde en los últimos años fue cuidado por su familia y auxiliares".
Argentina al Mundo recordando al gran cantante chileno que ha residido y triunfado en Argentina.

http://www.argentinamundo.com/Ante-el-altar-estamos-llorando-a-Antonio-Prieto-y-aquella-La-Novia/163




La novia interpretada por
Antonio Prieto,
Compuesta por su hermano Joaquín

Blanca y radiante va la novia,

Le sigue atrás un novio amante,
Y que al unir sus corazones,
Hará morir desilusiones.
 
Ante el altar está llorando,
Todos dirán que es de alegría,
Dentro su alma está gritando,
Ave María!
 
Mentirá también al decir que sí,
Y al besar la cruz pedirá perdón,
Y yo se que olvidar nunca podría,
Que era yo aquel a quien quería.
 
Blanca y radiante va la novia,
Le sigue atrás un novio amante,
Y que al unir sus corazones,
Hará morir desilusiones.
 
Ante el altar está llorando,
Todos dirán que es de alegría,
Dentro su alma está gritando,
Ave María! Ave María!

En una encuesta del 17 de marzo de 2018 sobre el top ten de las canciones chilenas se señaló que:

Antonio Prieto - "La novia" ocupó el décimo lugar y se señala que: Junto a Lucho Gatica, Antonio Prieto fue una de las grandes voces de los boleros en la década de los 50 y un fenómeno internacional como cantante, actor de cine y animador de televisión. Su voz dio vida a "La novia", canción escrita por su hermano, Joaquín Prieto. Sergio "Pirincho" Cárcamo destaca que "ha sido interpretada en más de 20 idiomas, incluso con una versión en japonés."Su letra, que hace referencia a una novia que se casa con un hombre al que no ama, fue muy controversial para la época".
Fuente:
http://www.economiaynegocios.cl/noticias/noticias.asp?id=451555

Y lo sigue siendo ya que radios, TV, etc. (al menos de Chile), no la interpretan para sus auditores...


Para escuchar la melodía:
Antonio Prieto, La Novia, Festival de Viña 1980

https://www.youtube.com/watch?v=EXZ95ovxkE4

Pasan unos años y así en el festival de Viña de 1993, ahora de Jurado Prieto, a pedido del público 13 años después de su presentación repite su CANCIÓN ovacionada
https://www.youtube.com/watch?v=Q8NvROqIrrg

¿Cuando fue vetada? Por años en Chile no la he vuelto a escuchar!!!

Amiga, Amigo:

En general las canciones vetadas son rockeras y hay MUCHAS. Este vals chileno lo fue por su letra que a más de una ceremonia nupcial interpreta y a la Iglesia tal parece afecta. Los hermanos chilenos Antonio y Joaquín Prieto en una melodía conmovedora por su interpretación y contenido, solo dicen una verdad que, a lo mejor al compositor o el intérprete les sucedió. Esa canción la escuché mientras estaba cursando Medicina en Córdoba, Argentina, y estudiaba preparando uno y otro examen, que de 35 de la carrera 18 los adelanté como alumno libre, lo que casi sin darme cuenta hizo que acortara mi carrera de estudio en dos años y ello motivado por el ansia de volver a mi hogar y a mi Patria, sin embargo no podría ejercer en Chile; escribí a Bolivia, Ecuador y Uruguay. Uruguay me respondió y ayudó a que me titulara con mi hermoso diploma de Doctor en Medicina logrado en Montevideo. Resulta que hay un convenio vigente del año 1917 entre ambos países de reconocimiento de estudios y títulos. Uruguay a su vez reconoció todos mis exámenes de Medicina dados en Argentina y allí; en Montevideo, Uruguay me titulé con Pediatría y Medicina Legal como ellos me sugirieron... 

Gracias hermanos Prieto por traerme tan gratos recuerdos con su canción que tanto ahora me volvió a emocionar y que ignoraba que no se difundía por estar vetada por algún fáctico religioso Poder tal parece muy poderoso.




Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Mayo de 2022
Portal MUNDO MEJOR: http://www.mundomejorchile.com/
Correo electrónico: isp2002@vtr.net