625

 Clima enero febrero 2022


Cambio climático: 2022 será un año seco y con altas temperaturas en Chile.
5 enero, 2022
Radio Nuevo Mundo.
El meteorólogo y académico del Instituto Ciencias de la Ingeniería de la UOH, Raúl Valenzuela, indicó que debemos acostumbrarnos a las olas de calor, ya que son fenómenos que seguirán ocurriendo.
Un fin de año con altas temperaturas es lo que se proyecta para las próximas semanas, temperaturas que superarían el promedio alcanzado durante los últimos 30 años, pronosticando así que el 2022 será un año caluroso y seco .
“El año 2022 no va a ser más lluvioso que el 2021, lamentablemente. Puede haber eventos particulares, pero en el acumulado probablemente va a ser igual o menor, y si llega a ser superior, no va a ser un 10 por ciento más que el que este año, debido a esta tendencia a largo plazo a la sequía”, comentó Raúl Valenzuela, meteorólogo, académico del Instituto Ciencias de la Ingeniería de la Universidad Estatal de O’Higgins (UOH).
Además, «el pronóstico estacional, es decir, diciembre, enero, febrero, muestra temperaturas por sobre el promedio, sugieren temperaturas sobre lo normal entre casi todo Chile, prácticamente desde Atacama hasta Puerto Montt. Volveremos a tener temperaturas de 33-34 grados”, mencionó.
Olas de calor
El aumento de las temperaturas se atribuye también al cambio climático. “Hay variaciones de temperatura que son naturales del sistema terrestre, pero también hay altas temperaturas como consecuencia del cambio climático. Hay una mezcla de señales y efectos, que al final se potencian y hacen que lleguemos a estos extremos de temperatura”, explicó.
Y agregó que “la realidad en un año más es que la zona central de Chile va a seguir esta tendencia global que es el aumento de la temperatura, vamos en un incremento de 1,2 grados Celsius en el promedio anual de temperatura. El límite al que se quería llegar era 1,5 grados Celsius, estamos muy cerca de ese límite. Los gases efecto invernadero siguen aumentando su concentración y por lo tanto es esperable que en los siguientes años sigamos teniendo olas de calor. Yo creo que esto ya hay que acostumbrarse y tomar medidas, respecto al arbolado urbano y cuidados del agua”.
Otro punto a destacar es que este 21 de diciembre comenzó el solsticio de verano, por lo que los rayos solares llegan de forma más perpendicular a la superficie de la Tierra, lo que significa una mayor densidad de energía. “Es como si una linterna alumbra una pared de forma perpendicular, sin embargo, cuando estamos en el solsticio de invierno que es el otro extremo, los rayos solares llegan más tangencial por ello hay una menor temperatura”, acotó.

https://www.cr2.cl/cambio-climatico-2022-sera-un-ano-seco-y-con-altas-temperaturas-radio-nuevo-mundo/

 
El clima encabeza el Informe de Riesgos Mundiales para 2022 del Foro Económico Mundial
12 de enero 2022
Noticias ONU Cambio Climático, 12 de enero de 2022 – A medida que el mundo entra en el tercer año de la pandemia de COVID-19, la crisis climática sigue siendo la mayor amenaza a largo plazo a la que se enfrenta la humanidad, según el Informe de Riesgos Mundiales 2022.
Los encuestados en el Estudio de Percepción de Riesgos Globales 2022 del Foro Económico Mundial clasificaron el "fracaso de la acción climática" como el riesgo número uno con el impacto potencial más grave durante la próxima década.
Las condiciones meteorológicas extremas debidas al cambio climático se consideran el segundo riesgo más grave a corto plazo, y la pérdida de biodiversidad ocupa el tercer lugar.
En su 17ª edición, el informe anima a los gobiernos a pensar más allá del ciclo de informes trimestrales y a crear políticas que den forma a la agenda de los próximos años. Insta a los líderes mundiales a reunirse y adoptar una respuesta coordinada de las múltiples partes interesadas para garantizar la transición a las economías netas.
Peter Giger, Director de Riesgos del Grupo Zurich, dijo: "Si no se actúa sobre el cambio climático, el PIB mundial podría reducirse en una sexta parte. No es demasiado tarde para que los gobiernos y las empresas actúen ante los riesgos a los que se enfrentan e impulsen una transición innovadora, decidida e inclusiva que proteja a las economías y a las personas."
El informe llega tras algunos avances positivos en la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (COP26), celebrada en Glasgow (Reino Unido) el pasado mes de noviembre. Los gobiernos anunciaron varios objetivos de reducción de emisiones, al tiempo que se instó a más urgencia al hacer hincapié en objetivos a más corto plazo, como reducir las emisiones a la mitad para 2030 y lograr el objetivo de cero en 2050.
Además, los gobiernos reunidos en Glasgow acordaron reducir progresivamente el carbón, el combustible fósil más contaminante. Y, tras seis años de debates, en Glasgow se acordó finalmente el reglamento de París, es decir, las directrices para la aplicación del Acuerdo de París. Esto incluye el acuerdo sobre el artículo 6, que establece un marco para que los países intercambien créditos de carbono a través de las Naciones Unidas, y que dará acceso al mercado a todos los países que quieran atraer inversiones verdes a través del mercado mundial del carbono.
Sin embargo, a pesar de cierto optimismo en torno a los nuevos compromisos asumidos en la COP26 y en el período previo a la misma, los planes actuales siguen sin alcanzar el objetivo del Acuerdo de París de limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 °C por encima de los niveles preindustriales. En su lugar, dirigen al mundo hacia un calentamiento de 2,4 °C, e incluso los escenarios más optimistas sólo alcanzan 1,8 °C.
Ahora corresponde a los gobiernos presentar planes climáticos más ambiciosos y adoptar medidas inmediatas, tangibles y eficaces para cumplir los objetivos climáticos. La introducción de factores económicos, como los mecanismos para establecer un precio efectivo del carbono, será un paso importante para las empresas.

https://unfccc.int/es/news/el-clima-encabeza-el-informe-de-riesgos-mundiales-para-2022-del-foro-economico-mundial 

 
La crisis climática está detrás del mayor episodio de calor invernal en España en más de 70 años

Dejamos atrás 2021 como el octavo año "cálido" -más caluroso de lo normal- consecutivo en España, el periodo más largo hasta ahora, según afirma la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET).
03/01/2022 
Ambiente seco, temperaturas altas, fuegos descontrolados en los montes de Asturias y Cantabria... ¿Es normal tener estos calores a principios de enero? "El episodio cálido vivido en los últimos días de 2021 y primeras jornadas de 2022 se puede calificar de 'extraordinario', y se salda con la Nochevieja y el Año Nuevo más cálidos en España desde, al menos, 1950, en el conjunto de España", afirma a Público Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Española de Meteorología (AEMET). Se trata de un fenómeno atípico y extremo que será cada vez más frecuente a causa de la crisis climática. 

Durante todo el episodio, entre el 27 de diciembre y el 3 de enero, la temperatura media de todo el país ha sido de unos seis grados por encima de lo habitual para estas fechas, aunque se han batido numerosos récords locales tanto en máximas como en mínimas altas.
Thank you for watching
Por ejemplo, Segovia y Salamanca, en la meseta norte, han pulverizado su tope de temperatura máxima mensual por tres y dos grados más, respectivamente. También es inédito que Bilbao alcanzase por primera vez los 25 grados en un mes de diciembre. O que algunas capitales gallegas, como A Coruña, Pontevedra y Lugo, batiesen su récord de temperatura -tanto de máxima como de mínima alta- el 1 de enero, con un calor propio del inicio del verano.
Desde la AEMET adelantan que probablemente el año que dejamos, 2021, se calificará en general como "cálido, con valores superiores a lo habitual, por octavo año consecutivo". Por primera vez se da un periodo cálido tan largo -ocho años- en España. Curiosamente, Del Campo destaca que durante el pasado año hubo récords de altas temperaturas en 13 jornadas desde 1950, mientras que no hubo ningún récord de temperaturas bajas, ni siquiera durante la ola que siguió a la borrasca Filomena.
Crisis climática
Estos episodios extremos son cada vez más frecuentes; calor intenso y seco en invierno, lluvias torrenciales en verano, temporales de nieve como el que enterró bajo la nieve a media España el pasado año... Aunque es muy complejo relacionar fenómenos puntuales con la crisis climática y el fenómeno del calentamiento global, lo que sí parece haber es "un patrón", comenta a Público Javier Andaluz, ambientólogo y especialista en cambio climático de Ecologistas en Acción.
Este experto, que estuvo en la reciente cumbre climática de Glasgow, recuerda que el clima se estudia en periodos largos, en busca de tendencias. "Es difícil relacionar directamente un fenómeno puntual con una tendencia como es el clima, pero sí podemos afirmar que estamos viendo patrones de cambio de comportamiento climático durante mucho tiempo", asevera. 
Para Andaluz, "es tan atribuible a la crisis climática global las temperaturas anormalmente altas de ahora en España como lo fue [la borrasca] Filomena". "Parece que al tener una atmósfera más cálida y producirse un incremento global en las temperaturas, la dinámica de la atmósfera cambia", añade, y apunta que existe un "incremento en la energía en la atmósfera" a la que se podrían atribuir estos fenómenos.
Para este experto, estamos viviendo oscilaciones en las corrientes de chorro, que mantienen las bandas climáticas en el planeta, y esas oscilaciones provocan desviaciones de las temperaturas con una frecuencia cada vez mayor: así se podrían explicar los fenómenos atmosféricos extremos que estamos viviendo desde hace años, en un número creciente y en todo el planeta. Eso sí, siempre puntualizando que la medición del cambio climático se hace siempre a largo plazo y no sobre fenómenos ocasionales, como el que vivimos ahora.
Precisamente, uno de los tuits más virales del día lo ha protagonizado este inusual calor en un mensaje del diputado y líder de Más País Íñigo Errejón, que recuerda que estas temperaturas no deberían llamarse "buen tiempo" en los informativos, sino que es consecuencia "de una crisis climática con la que deberían abrirse".
Respecto de los incendios en la vertiente norte de la cordillera cantábrica, son más habituales en esta época del año, que suele ser más seco que en verano. Con más vegetación muerta, algunos agricultores y, sobre todo, ganaderos, queman parte del monte para asegurarse tierras de labranza y pasto. Es una manera de 'limpiar' el bosque e impedir que éste se vuelva a adueñar de esas tierras. En esta ocasión, se ha dado la circunstancia de que el viento del sur ha llegado más seco y cálido de lo habitual, y ésta es una de las razones del número de incendios descontrolados durante los últimos días.
¿Qué está pasando ahora?
Durante el presente episodio cálido, que se inició el pasado 27 de diciembre con una masa de aire subtropical "muy cálida para la época" en una situación anticiclónica. En este caso, el fenómeno caluroso se denomina subsidencia: un descenso de aire desde niveles medios de la troposfera, de modo que se calienta a consecuencia de la presión que aguanta. "Es como cuando hinchamos la rueda de una bicicleta, que podemos notar que la boquilla está más caliente debido a la presión", comenta Del Campo.
Las nieblas persistentes en los valles también tiene su explicación en este contexto, dado que se ha acumulado en ellos masas de aire con temperaturas bajas, en lo que se conoce como inversión térmica: a más altitud ha hecho más calor y viceversa, cuando lo normal es que sea al revés. "Hay que recordar que ambos fenómenos, la subsidencia y la inversión térmica, son relativamente normales en invierno", apunta el portavoz de la AEMET, que reconoce que "lo más destacable es la temperatura anormalmente alta de la masa de aire cálido que nos ha visitado".
"En el conjunto del país, las temperaturas han llegado a estar unos 10 grados por encima de lo normal", comenta el portavoz, que añade que durante "el 31 de diciembre hubo temperaturas máximas propias de comienzos de mayo".
No obstante, esta situación se va a terminar en pocas horas: se acerca una "masa de aire polar" (que no significa que llegue desde el Polo Norte, sino que se llama de esta manera a los episodios de frío intenso) que hará que a partir del miércoles el mercurio se desplome a temperaturas más propias de esta época del año, "incluso en la mitad norte ligeramente más fríos", apunta Rubén del Campo a Público. Este descenso también será "extraordinario", es decir, bajadas de temperatura de entre 5 y 10 grados según la zona.
Es decir, volveremos a ver heladas nocturnas y, en general, en la península no se van a registrar temperaturas de más de 15 grados. Y preparemos los paraguas por el norte, porque se acercan varios frentes acompañados de lluvias: para la noche de Reyes Magos se prevén precipitaciones en la mitad septentrional de la península: algunas cabalgatas van a desfilar pasadas por agua.
En todo caso, estas fuertes oscilaciones meteorológicas -que pueden tener relación con la crisis climática en la que estamos sumidos- serán cada vez más frecuentes, sostiene Javier Andaluz desde Ecologistas en Acción: "Lamentablemente, las veremos cada vez más".
https://www.publico.es/sociedad/crisis-climatica-detras-mayor-episodio-calor-invernal-espana-70-anos.html

 
La crisis climática es la mayor amenaza, según el Foro de Davos
enero 14, 2022
La crisis climática sigue siendo la mayor amenaza a largo plazo a la que se enfrenta la humanidad, planteó el Informe de Riesgos Mundiales 2022 del Foro Económico Mundial que sesiona anualmente en la ciudad de Davos, Suiza.
Mientras el mundo entra en su tercer año de la pandemia de la covid-19, una encuesta del foro sobre riesgos globales mantuvo que “el fracaso de la acción climática” es el riesgo número uno, con el impacto potencial más grave durante la próxima década.
La encuesta, a casi 1.000 líderes empresariales, gubernamentales y académicos, así como el informe, preceden a la reunión del foro en Davos, que suele realizarse cada febrero, aunque la edición de 2022 se aplazó para mediados de año por el avance de la variante ómicron del coronavirus que causa la covid.
Las condiciones meteorológicas extremas debidas al cambio climático figuran como el segundo riesgo grave, a corto plazo, y la pérdida de biodiversidad ocupa el tercer lugar, destacó la secretaría ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) al difundir el informe.
Por ello, en su edición número 17, el informe insta a los líderes mundiales a reunirse y adoptar una respuesta coordinada para garantizar la transición a economías que reduzcan las emisiones de carbono, por su impacto sobre el calentamiento global.
La CMNUCC indicó que los planes actuales siguen sin alcanzar el objetivo del Acuerdo de París, de limitar el aumento de la temperatura mundial a 1,5 grados centígrados por encima de los niveles preindustriales, antes de 1900.
También se quiere que antes de fin siglo la temperatura global no sobrepase los dos grados centígrados sobre el nivel preindustrial, pero el mundo se dirige hacia un calentamiento de 2,4 grados, e incluso los escenarios más optimistas sólo alcanzan a 1,8 grados centígrados, con la constante emisión de gases de efecto invernadero.
La CMNUCC insiste en que los gobiernos deben presentar planes climáticos más ambiciosos y adoptar medidas inmediatas, tangibles y eficaces. Como ejemplo, menciona que establecer un precio efectivo del carbono será un paso importante para conducir a las empresas hacia la reducción de las emisiones.
Los encuestados notaron que los riesgos sociales y ambientales han empeorado más desde el comienzo de la pandemia, con “erosión de la cohesión social”, “crisis de los medios de subsistencia” y “deterioro de la salud mental” en lugares destacados al vislumbrar efectos en el corto plazo.
Para el mediano plazo apuntaron riesgos económicos como “crisis de deuda” y el “estallido de la burbuja de activos”, mientras que en el horizonte de largo plazo, junto a la crisis climática incluyeron “las confrontaciones geoeconómicas”, la “controversia de recursos geopolíticos” y la “falla de seguridad cibernética”.
Se coincide en que el estancamiento económico persiste como un desafío al paso de la covid y se teme que aún hacia 2024 la economía global será al menos 2,3 % más pequeña de lo que hubiera sido sin la pandemia, que sigue sofocando la capacidad de los países para controlar el virus y facilitar una recuperación sostenible.
Por último, se mencionó el aumento de la actividad espacial, pública y privada, incluida una creciente militarización del espacio, lo que aumenta el riesgo de colisión entre la infraestructura cercana a la Tierra y los objetos espaciales, y puede provocar daños y tensiones en un reino con escasos recursos y estructuras de gobierno.
https://ipsnoticias.net/2022/01/la-crisis-climatica-es-la-mayor-amenaza-segun-el-foro-de-davos/

 
Petrópolis en alerta por más lluvias, muertos suman 117
Los equipos de rescate interrumpieron la búsqueda de al menos 116 desaparecidos, debido al riesgo de nuevos aludes en la ciudad brasileña.
18.02.2022
Las autoridades de la ciudad brasileña de Petrópolis accionaron este jueves (17.02.2022) las sirenas de alerta para evacuar varias zonas de riesgo ante nuevas lluvias intensas, dos días después de que un temporal histórico provocara deslizamientos e inundaciones que ya dejaron al menos 117 muertos.

Vecinos de varios barrios de esta ciudad, situada a  68 km al norte de Rio de Janeiro en una región montañosa, fueron llamados al final de la tarde por las alarmas y mensajes de texto a resguardarse en casas de familiares o refugios públicos "debido al volumen de lluvia que afecta a la ciudad y que seguirá, con intensidad entre moderada y fuerte, en las próximas horas", informó la Defensa Civil local.
Al menos dos calles fueron cerradas y los vecinos evacuados preventivamente tras un deslizamiento de "bloques rocosos", que no causó heridos, añadió la institución.
Los equipos de rescate interrumpieron la búsqueda de desaparecidos por su propia seguridad debido al riesgo de desprendimientos.
Las peores lluvias en nueve décadas
Las nuevas precipitaciones ocurren 48 horas después de que las peores lluvias en 90 años en esta antigua ciudad imperial dejaran un reguero de destrucción y escenas escalofriantes de calles y laderas convertidas en ríos arrastrando automóviles, buses con pasajeros y todo a su paso.
"Siento miedo al ver que vuelve a llover, porque el suelo continúa empapado. Pienso en las familias que viven en los barrios donde ya murieron muchas personas y me desespero", dijo a la AFP Rodne Montesso, un habitante de Petrópolis de 45 años cuya casa no corre riesgo.
Mientras el cementerio municipal se organizaba para realizar sucesivos entierros de víctimas, rescatistas y voluntarios continuaban buscando desesperadamente a personas desaparecidas entre el lodo y los escombros, cada vez con menos esperanzas de hallarlos con vida.
Sigue la búsqueda de 116 desaparecidos
"Como está todo, es prácticamente imposible (encontrar alguien con vida), pero por lo menos (hay que) entregar los cuerpos para que las familias puedan enterrarlos y hallar sosiego", admitió con pesar Luciano Gonçalves, un voluntario de 26 años mientras rebuscaba entre el barro con una pala y una azada, en el barrio popular Alto da Serra, uno de los más afectados.
Según las autoridades, unos 500 bomberos, con la ayuda de cientos de voluntarios, perros, máquinas excavadoras, camiones, botes y una decena de aeronaves se emplean en las tareas de rescate.
Por ahora hay 117 muertos confirmados y 24 rescatados, mientras que las cifras de desaparecidos son confusas debido a los pocos cuerpos identificados, que según el diario local Folha de S.Paulo 116.

https://www.dw.com/es/petr%C3%B3polis-en-alerta-por-m%C3%A1s-lluvias-muertos-suman-117/a-60821912

 
Enero 2022 en España, ¡récords en máximas y en falta de lluvia!
Aunque los primeros días han tenido precipitaciones en el norte peninsular, con algunas inundaciones, pronto el anticiclón se adueñó del panorama meteorológico, dando importantes heladas y escasez de precipitaciones, salvo en Canarias. Veamos con detalle lo sucedido durante este mes.
1 de febrero de 2022
Enero empezó con los mismos trazos de la finalización del año anterior, con escasez de precipitaciones y termómetros extrañamente elevados para la fecha en la que nos encontrábamos, con multitud de nuevas efemérides de temperaturas absolutas; durante unos días sí que hubo precipitaciones, sobre todo en la mitad norte de la Península, pero luego hemos continuado con un tiempo estable casi generalizado, lo que ha provocado mínimas bajas, con heladas puntualmente fuertes en el interior peninsular y al final, algo de lluvias y nieve en ¡Canarias!
Por decenas, la primera, como era de esperar, fue cálida, con máximas y mínimas más altas, salvo las diurnas en Baleares, ligeramente más bajas. Las precipitaciones algo escasas, excepto en el área cantábrica y Navarra, donde fueron abundantes, provocando algunas inundaciones.
En la segunda decena se produjo un cambio importante al entrar el anticiclón de lleno sobre todas las regiones, provocando máximas altas, excepto en zonas del extremo septentrional peninsular y del área mediterránea, donde fueron más bajas, mínimas muy inferiores a lo normal, con importantes heladas en muchas regiones y una escasez de precipitaciones generalizada.
Finalmente, el mes ha terminado con una línea muy parecida, aunque con síntomas de posible ruptura del bloqueo anticiclónico, sobre todo en Canarias, donde sí que ha llovido e incluso nevado en sus cumbres.
Nuevos récords de temperaturas elevadas
Las máximas han sido superiores a los valores habituales de este mes en casi todo el país. Las excepciones las encontramos, solamente, en las Baleares, donde se pueden considerar normales o ligeramente más bajas, y en la parte oriental del archipiélago canario también algo inferiores a las medias de este mes.
La situación cálida del inicio de enero, junto con el anticiclón durante muchas jornadas, nos dieron temperaturas elevadas que no corresponden a las fechas en la que nos encontramos, el momento más frío del año. En estaciones de AEMET, el valor más alto mensual se alcanzó en Frontera (Hierro) el día 14 con 28,6 ºC. En la Península fue Yecla (Murcia) la que el día 1, con 26,7 ºC, marcó el valor más elevado.
A lo largo del mes de enero se han producido numerosos récords de temperatura máxima absoluta más alta y lo mismo para las mínimas absolutas.
Con la irrupción cálida de los primeros días del año se han batido numerosos récords de temperatura máxima absoluta más alta y de mínima absoluta más alta. En ambos casos podemos destacar los producidos en el observatorio de La Coruña; el día 1 superó el valor de 1983 para las máximas, con 23,1 ºC, y en esa misma jornada la mínima de 15,7 ºC, batiendo la marca de 1998. También es interesante mencionar el observatorio de Navacerrada, que ha igualado su mínima absoluta de 7,4º, valor que aguanta desde 1967.
Por la noche, con el anticiclón, ha hecho más frío de lo habitual
Los valores nocturnos han sido inferiores a lo normal en casi todas las regiones. Las salvedades las encontramos en el extremo sur peninsular, por allí han sido más elevadas, y en Canarias donde se las puede considerar normales. En estaciones de AEMET, que no son de alta montaña, el dato más bajo mensual se produjo el día 16 en Martinet (Lérida), y el día 29 en Molina de Aragón (Guadalajara) con -11,5 ºC.
En nuestros sistemas montañosos y en los primeros días del mes, se alcanzaron valores algo más bajos, con un mínima nacional en las estaciones del Pirineo leridano de Cap de Vaqueira de -15,2 ºC el día 6. Posteriormente, con el dominio anticiclónico, la inversión de temperatura ha provocado las mínimas se hayan dado en zonas de llano que no en montaña.
Sigue la escasez de precipitaciones
Ni con el episodio acontecido en la primera decena del mes, principalmente en el extremo septentrional de la Península ni con las lluvias de Canarias a finales, han conseguido evitar que este enero haya sido muy seco si consideramos el conjunto del país, aunque con cantidades irregularmente repartidas, tanto geográficamente como temporalmente.
Ha llovido más de lo normal en puntos del País Vasco y de Navarra con áreas que han rondado los 250 l/m2, y en zonas del archipiélago canario, principalmente en la isla de Tenerife, con puntos que han llegado superar los 100 l/m2. Por el contrario, en zonas del nordeste y del suroeste de la Península, las precipitaciones han sido inferiores a 1 l/m2 o directamente no ha llovido.
En porcentaje, ha habido áreas del País Vasco, de Navarra y de Pirineos, donde la precipitación ha rondado el 150% de su valor normal, así como en puntos de la isla de Tenerife, donde se ha llegado al 200 %, destacando el observatorio de Izaña, Tenerife, que ha llegado al 205%. En cambio, en muchos puntos de las vertientes atlántica y mediterránea, así como en parte de ambos archipiélagos, las lluvias han sido inferiores al 20% de lo normal.
Durante este mes no se ha batido ningún récord de precipitación máxima relativa en un día.
Consideraciones finales
En situación atmosférica normal, y aunque el invierno ha pasado en parte, los temporales atlánticos aún verán dificultada su llegada por la continuación del clásico bloqueo anticiclónico; además, las irrupciones frías del norte y noroeste, tampoco están alcanzando la Península, por lo que las precipitaciones no deberían ser, ni muy abundantes ni muy generalizadas. Algo que también están indicando los pronósticos para las próximas semanas.
Se mantiene la situación de escasez de lluvias en áreas del sureste peninsular y en la parte más oriental del archipiélago canario, que apenas rondan el 25% de su valor medio de precipitación anual total acumulada. Lo que provoca que el porcentaje de humedad del suelo sobre su capacidad máxima esté a un escasísimo 10% en comarcas de las zonas anteriormente citadas.
Con esta situación, nuestras presas continúan con el grave problema de reservas, el agua embalsada, a fecha de 1 de febrero, es de solo el 44,77% de su capacidad máxima, un 10% inferior a la misma fecha del año pasado y nos encontramos, por debajo de la media de los diez últimos años, en este caso casi un 15%.

https://www.tiempo.com/noticias/actualidad/enero-2022-espana-anticiclon-records-maximas-y-falta-de-lluvia.html

 

Cambio climático y glaciares fueron presentados en Congreso Futuro Aysén
25 de enero de 2022
Entre el 17 y el 21 de enero se realizó tanto en Santiago como en 10 regiones de Chile y Aysén, como en años anteriores, tuvo su propia versión.
Cambió la forma de habitar, de comunicarse, de afrontar problemas. La ciencia tuvo que actuar con rapidez para enfrentarse a la pandemia, que ahora determina nuestra vida cotidiana. El planeta sufre cambios acelerados y el llamado de la humanidad es a estar alerta y actuar con decisiones basadas en evidencia ante estas situaciones. Por esto, la nueva versión de Congreso Futuro (CF) colocó sobre la mesa las discusiones necesarias para convivir en este nuevo hábitat.
La última versión del evento de divulgación más grande de Latinoamérica se dio entre el 17 y el 21 de enero, bajo el lema “Aprender a Convivir”. Allí estuvieron presentes cuatro ganadores del Premio Nobel y alrededor de 80 de las personalidades más importantes de la ciencia, las humanidades y el arte. La undécima edición, organizada por el Senado de Chile -a través de la Comisión Desafíos Futuro- y la Fundación Encuentros del Futuro, presentó un abanico de expositores y expositoras que pusieron a disposición lo mejor de su experiencia para expandir las fronteras del cono.
La versión regional de este gran encuentro abordó el tema “Cambio Climático, Glaciares y Ecosistemas de la Patagonia”, con importantes representantes internacionales y nacionales. Desde Inglaterra la glacióloga Jemma Wadham, profesora en la UiT, Universidad del Ártico de Noruega y la Universidad de Bristol, quién también está afiliada al Instituto Polar Noruego, ha trabajado durante más de 25 años para comprender el impacto de los glaciares en los sistemas de soporte vital de las personas y los ecosistemas, y el papel de las capas de hielo en los ciclos biogeoquímicos de la tierra. Como también el Dr. Andrés Rivera, glaciólogo, académico del Departamento de Geografía de la Universidad de Chile, y corresponsal nacional de la Sociedad Glaciológica Internacional (IGS), su investigación se centra en el comportamiento reciente de glaciares, sus respuestas a los cambios climáticos y las interacciones glacio-volcánicas de los Andes centrales, Patagonia y Antártica. 
La apertura fue realizada por la Rectora de la Universidad de Aysén Natacha Pino, quién destacó “desde este lugar tan alejado del mundo, somos capaces de aportar, de definir y de establecer estrategias que ayuden a que el país se vaya desarrollando con las capacidades que tenemos instaladas en esta región austral”, y la Senadora de la República Ximena Órdenes Neira, quién enfatizó “en este tiempo, hombres y mujeres desde su experiencia en el quehacer científico, la reflexión filosófica e innovación social, comparten ampliamente sus visiones respecto al tiempo que vivimos y los escenarios que se configuran en una lógica de futuro, sin duda está terminando una era (...), una suerte de cambio de época, dónde han cambiado las dinámicas desde el formato en que se expresan las relaciones de las personas y la manera de dialogar en democracia”.
La Dra. Wadham quién se presentó de manera virtual, expuso sobre las grandes explanadas de glaciares (fuera de la Antártica) que posee la Patagonia, la extensa región de sistemas de fiordos y la gran descarga de agua desde los ecosistemas terrestres, incluido los glaciares. Destacando la conectividad que hay entre ellos y cómo irán cambiando las dinámicas de nutrientes y sedimentos, ocurriendo una disminución en el suministro de nitrógeno y modificando los ecosistemas de los fiordos.
El Dr. Andrés Rivera, quién expuso de manera presencial abordó la relación histórica de los glaciares y el ser humano, tanto de exploradores como de científicos, y como ha cambiado la visión a través de los años, debido a que el planeta y nosotros hemos ido cambiando, quien destacó “los glaciares nos identifican a todos y todas, son parte de nuestro ideario como chilenos”.
Posterior a las exposiciones de los invitados, se realizó un conversatorio con investigadores regionales: Dr. Brian Reid, limnólogo, especialista en ríos y aguas subterráneas. investigador residente y director científico de CIEP, Dr. Iñigo Irarrázaval, glaciólogo y Magíster en Hidrogeología, investigador de CIEP y Dr. Daniel Soto, especialista en Ecosistemas Forestales y Sociedad y profesor adjunto de Ecología Forestal y Silvicultura en la Universidad de Aysén. Donde junto al Dr. Rivera abordaron temas muy relevantes como; la importancia del monitoreo glaciar y de la nieve, la dinámica del hielo y respuesta de los glaciares al cambio climático (escala local a regional), sistemas de glaciares y sus efectos aguas abajo, riesgos glaciales, entre otros.
Si te lo perdiste puedes verlo en el siguiente enlace Congreso Futuro 2022 - Aysén - YouTube.  Cabe destacar que CF Aysén es organizado por el Senado de Chile, Equipo de la Senadora Ximena Órdenes Neira, el Centro de Investigación en Ecosistemas de la Patagonia (CIEP), Congreso Futuro y la Universidad de Aysén. 
https://www.diarioregionalaysen.cl/noticia/ciencia-y-tecnologia/2022/01/cambio-climatico-y-glaciares-fueron-presentados-en-congreso-futuro-aysen


Estudios recientes apuntan que un aumento de 2 ºC podría favorecer el deshielo en Groenlandia y en el oeste de la Antártida, lo que provocaría una subida del nivel del mar de 13 metros. Un punto de no retorno.
Fuente: Biobíochile, 1 de julio de 2021.
La Antártida batió su récord de temperatura el 6 de febrero de 2020, cuando el mercurio alcanzó los 18,3 ºC, confirmó este jueves la Organización Meteorológica Mundial (OMM).
El récord, ya homologado, fue registrado en la estación científica argentina de Esperanza y supera al que ya se había notificado en el mismo lugar del continente el 24 de marzo de 2015, cuando el termómetro marcó 17,5 ºC, precisó la OMM.
La
organización, en cambio, no validó un registro de temperatura aún más alto (20,75 ºC), realizado el 9 de febrero del año pasado en una estación automática brasileña cercana a la isla Seymour, porque un escudo antirradiación alteraba las mediciones.
En la región de la Antártida en su conjunto, que incluye todo el territorio que se encuentra al sur del paralelo 60, la temperatura más alta jamás registrada, de 19,8 ºC, fue detectada en la isla de Signy el 30 de enero de 1982.
“La verificación de esas mediciones de temperaturas máximas es importante porque nos ayuda a dibujar una imagen de la meteorología y del clima en una de las últimas fronteras finales de la Tierra”, explicó Petteri Taalas, secretario general de la OMM.
“La península Antártica es una de las regiones del planeta que se calienta más rápidamente: casi 3 grados en los últimos cincuenta años”, subrayó. “Así, este nuevo récord de temperatura concuerda con el cambio climático que observamos”, apuntó.
Comprobaciones
El comité encargado de la homologación de este récord estudió la meteorología del continente cuando se tomó la medida y observó un fenómeno de altas presiones, que contribuyó a que se calentara la superficie en ese lugar, conocido por sus temperaturas récords.
Además, el comité también comprueba que las instalaciones de las estaciones funcionan bien antes de llevar a cabo cualquier homologación.
La nueva medida récord se incluirá en los archivos oficiales de la OMM, donde se recogen mediciones extremas en términos de meteorología y de clima, como temperaturas máximas y mínimas, precipitaciones de lluvia o granizo, periodos de Sequía, las rachas de viento más rápidas o los rayos de mayor duración.
La temperatura más baja jamás observada, -89,2 ºC, data del 21 de julio de 1983 en la estación Vostok, en la Antártida.
Cambio
climático
“Mucho más aún que el Ártico, la Antártida está mal cubierta en cuanto a observaciones y previsiones meteorológicas y climatológicas, aunque ambos [territorios] juegan un papel importante en la evolución del clima, de los océanos y del aumento del nivel del mar”, recalcó el director de la OMM.
Estudios
recientes apuntan que un aumento de 2 ºC podría favorecer el deshielo en Groenlandia y en el oeste de la Antártida, lo que provocaría una subida del nivel del mar de 13 metros. Un punto de no retorno.
“Este nuevo récord muestra una vez más que el cambio climático requiere de medidas urgentes”, señaló Celeste Saulo, vicepresidenta primera de la OMM y responsable del servicio meteorológico argentino.
“Es indispensable seguir reforzando la observación, las previsiones y los sistemas de alerta para responder a los fenómenos extremos, que se producen cada vez más a menudo a causa del cambio climático”, agregó.

https://www.terram.cl/2021/07/la-antartida-rompio-record-de-temperatura-en-febrero-pasado-183-oc/

Cómo mantener viva la esperanza ante la crisis climática
En medio de datos aterradores y una acción política lenta, DW preguntó a personas que trabajan en el activismo climático, la investigación y la ciencia qué razones encuentran para seguir siendo optimistas.
15.02.2022
"El tema climático por fin ha llegado a todas partes"
En primer lugar, observo que el tema climático por fin ha llegado a todas partes, en comparación con hace tres años, tanto en la política como en los medios de comunicación. 
En segundo lugar, lo que realmente me da mucha alegría y ánimo es darme cuenta de la cantidad de grupos que se han formado durante la pandemia. A pesar de que la mayoría de nosotras estamos en la categoría de alto riesgo, durante la pandemia se han fundado 75 nuevos grupos de "Omas for future" (en español, "Abuelas por el futuro"), en toda Alemania.
Son mujeres que cada semana salen a la calle. No se reúnen para tomar café, sino que planifican campañas, crean redes, piensan en cómo llegar a la gente para informarla. Sé por las otras abuelas que sus nietos e hijos están entusiasmados de que hagan algo. Esto también anima a los niños. 
Cuando la ciencia nos dice cuál es el problema, pero vemos incoherencia o una acción insuficiente por parte de quienes tienen el poder de abordarlo, la ley nos ofrece un mecanismo para canalizar esa frustración. Ha sido realmente interesante ser testigo de las diversas formas en que se está utilizando la ley.
Países de todo el mundo están aprobando leyes climáticas, muchas de ellas con objetivos medibles de mitigación y adaptación, y los tribunales están haciendo cumplir esas leyes. Están diciendo a los Gobiernos y a las empresas que tienen un deber de vigilancia, como en la sentencia de Urgenda contra el Gobierno holandés o la demanda presentada por Amigos de la Tierra Holanda contra Shell. 
La generación Z me da muchas esperanzas porque se involucra en el ámbito político. En Estados Unidos, incluso los conservadores más jóvenes entienden que el clima es un asunto prioritario y creo que ahora surgen muchas conversaciones sobre la identidad y cómo esta se entrelaza con el ecologismo.
Veo que la gente realmente entiende que no tenemos que aislar cuestiones como el cambio climático, la justicia social y la reforma educativa. Podemos unirnos y construir mejores sistemas en todas esas áreas.
"Innovación y comprensión de la ecología"
 Estar informada sobre lo que hacen otros científicos me da esperanza, por ejemplo, tratando de encontrar formas novedosas de capturar carbono para garantizar que los gases de efecto invernadero no contribuyan a empeorar el clima.
Científicos agrícolas están ideando nuevas formas de cultivo resistentes al cambio climático. Asimismo, están intentando garantizar que los insectos de mayor y menor tamaño, que viven bajo tierra o sobre ella, tengan fuentes de alimento para poder seguir proporcionando servicios ecosistémicos esenciales, como lo han hecho durante milenios. 
Mi consejo para mantener el optimismo es mirar a la historia de los ecosistemas al borde del colapso: se han recuperado sistemáticamente, son resistentes. Podemos aprender del enorme conocimiento que se ha acumulado a lo largo de los años sobre estos sistemas de insectos.
"Acción colectiva"
Una cosa que realmente me mantiene esperanzado es la sensación de un movimiento colectivo para hacer frente al cambio climático. Está ocurriendo en todas partes y a todos los niveles: individuos, escolares, universitarios, empleados y empresas. Muchos de los científicos que trabajan para instituciones como el IPCC (el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático, de la ONU), lo hacen de forma voluntaria y, en medio de la pandemia, siguieron adelante.
Yo daba clases en la Universidad de Edimburgo y, en una ocasión, me di cuenta de que estaba llevando a los estudiantes a la desesperación. Tuve que contrarrestarlo. Les dije que debían recordar que el coste de las energías renovables, por ejemplo, se ha reducido drásticamente en la última década, más allá de las expectativas de cualquiera. Esa es una buena historia que contar. Tenemos que ofrecer a la gente la esperanza de que podemos hacerlo, solo tenemos que actuar con seriedad y seguir adelante. 
"Conexiones globales"
 Los líderes mundiales a veces nos decepcionan, nos rompen el corazón y hacen que algunas personas pierdan la esperanza. Pero ver que gente de todo el mundo se levanta y se mantiene unida me da esperanzas.
El oleoducto de África Oriental que se está construyendo en mi país, y que pasará por Tanzania, va a ser el más largo del mundo. Mucha gente está hablando de esto a nivel internacional y eso me da esperanza. La gente sabe que lo que pasa en África no se queda solo en África.
Formo parte de un grupo que lucha por la protección del hielo en el Ártico y la Antártida. Nunca he estado allí, pero sé que son responsables de regular las temperaturas del planeta: así que lo que ocurre en el Ártico no se queda en el Ártico. Me da la esperanza de que no estoy sola y realmente creo que estamos en el lado vencedor. 
"La próxima generación"
 Quienes me dan esperanzas son los estudiantes de las escuelas de Kerala, que vigilan activamente las precipitaciones y el río (mediante pluviómetros y escalas fluviales), como parte de una red de ciencia ciudadana en su localidad.
Cuando hablo con estos niños, sé que al menos están creciendo con la comprensión de que el clima está cambiando, que pueden vigilarlo, y probablemente pueden hacer algo al respecto.
Los datos que tengo delante son realmente aterradores. Trato de no poner en juego las emociones, de trabajar científicamente para no deprimirme. A veces me da vergüenza presentar mi trabajo, no quiero mostrarme como alguien negativo. Intento siempre acabar de forma positiva, buscando soluciones, mejores prácticas, medidas de adaptación y trabajando con las leyes para lograr el cambio. 
"Liderazgo indígena"
Las negociaciones globales, como el Acuerdo de París, me dan esperanza; si todas las partes respetan y cumplen sus promesas de hacer frente a los impactos del cambio climático proporcionando recursos económicos.
La otra esperanza que abrazamos con optimismo es el crecimiento del liderazgo y la organización de los pueblos indígenas. Tenemos una forma tradicional de conservar los recursos y los ecosistemas, por lo que debemos seguir desempeñando nuestro papel. 
"Modelos de predicción"
Nuestros modelos climáticos son cada vez más inteligentes y nuestra confianza en ellos aumenta. Hemos empleado la inteligencia artificial y los sistemas informáticos de alto rendimiento. Somos optimistas y pensamos que el futuro va a ser brillante en términos de predicciones.
Predecir el futuro nos ayuda a planificar mejor. Si sabemos que el año que viene las lluvias se van a retrasar o van a ser escasas, informaremos a los responsables políticos para que decidan qué hacer. Nuestra gente no puede pasar hambre y es posible que los agricultores necesiten medios de vida alternativos. 

https://www.dw.com/es/c%C3%B3mo-mantener-viva-la-esperanza-ante-la-crisis-clim%C3%A1tica/a-60786532


Amiga, Amigo:
Desde hace años escribo sobre el Cambio y el Calentamiento Global, la idea al igual que para todos mis escritos es que cada lector siga investigando por sí mismo y no ignore lo que está pasando y el Nuevo Orden Mundial a como de lugar intenta ocultar.


Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Enero de 2022
Portal MUNDO MEJOR: http://www.mundomejorchile.com/
Correo electrónico: isp2002@vtr.net.