616
Día mundial del VIH/SIDA

Proemio
La historia del VIH: cómo el virus pasó del mono al ser humano
Por
Gaceta Médica
 
Desde los primeros diagnósticos del año 1981 en Estados Unidos se ha especulado mucho sobre el origen del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).
Las primeras teorías conspirativas hablaban de accidente biológico o de complot armamentístico durante la Guerra Fría.
Una de las últimas investigaciones situó el origen de esta pandemia a principios de 1920 en Kinsasa, actual capital de la República Democrática del Congo (entonces conocida como Leopoldville), para luego expandirse por el resto del mundo a partir de los años 60.
Y es que la hipótesis científica más aceptada sobre el germen del VIH la encontramos en la zoonosis africana.
Los primeros análisis del material genético del VIH mostraron que tenía una tremenda similitud con el VIS (virus de la inmunodeficiencia del simio). Sin embargo, el virus de los primates no causa inmunodeficiencia en los organismos que lo hospedan.
El VIH-1, (grupo M) responsable de la actual pandemia, ha resultado estar estrechamente relacionado con el SIVcpz, que infecta a poblaciones de la subespecie centroafricana del chimpancé común.
A su vez, los datos han revelado que el SIVcpz proviene de dos linajes diferentes del SIV que padecen los monos (que suelen ser una presa de los chimpancés). Por otro lado, se ha encontrado un virus de la inmunodeficiencia que infecta a poblaciones de gorilas, el SIVgor (y no se sabe cómo se contagiaron porque esta especie es exclusivamente herbívora).
Tanto las cuatro cepas del VIH-1 (M, N, P y O) como el SIVgor tienen grandes similitudes con el SIVcpz.
En relación al VIH-2, ha permanecido durante mucho tiempo restringido al África Occidental, especialmente en Guinea Bissau y Senegal. En 1989 se expuso que el causante de este virus estaba en la sangre de los mangabeys gris, una especie de primate que vive entre Senegal y Ghana. Más tarde se confirmaría que el VIH-2 era también genéticamente parecido al SIV.
Aunque nadie conoce la certeza de cómo el virus saltó de los animales al ser humano, los expertos apuntan a que lo más probable es que se trasmitiese alrededor de 1930, al entrar en contacto la sangre infectada de los monos con heridas y cortes de los hombres durante las cacerías.
La mejora en el transporte, las vías de comunicación y los cambios sociales harían que se expandiese por el resto del mundo. Hasta el punto de que, según datos de la OMS, más de 37 millones de personas viven con VIH a día de hoy.

https://gacetamedica.com/opinion/la-contra/la-historia-del-vih-como-el-virus-paso-del-mono-al-ser-humano-ad1342174/


Desarrollo


Día mundial del Sida 2021
Lema
Pon fin a las desigualdades. Pon fin al Sida. Pon fin a las pandemias.
Objetivos
El objetivo de la campaña conjunta de OPS/OMS y ONUSIDA en 2021, basado en el lema “Pon fin a las desigualdades. Pon fin al Sida. Pon fin a las pandemias”, es comunicar sobre el día mundial de la importancia del acceso equitativo a servicios de salud y el fortalecimiento de las acciones en el
primer nivel de atención de salud, en especial la prevención combinada del VIH y servicios de tratamiento, así como la promoción del trabajo con las comunidades para alcanzar a las personas más vulnerables al VIH y otras pandemias.
La campaña también hace un llamamiento a tomar medidas urgentes para el mantenimiento de servicios esenciales de prevención y atención al VIH que la pandemia por el COVID-19 y su respuesta haya podido causar en los países. Asimismo, la pandemia ha dejado lecciones aprendidas que se pueden aprovechar; en este sentido tanto la implementación de dispensación de medicamentos para varios meses como la implementación de la auto-prueba para VIH y la utilización de la telemedicina han demostrado ser estrategias efectivas para incorporar de manera rutinaria.
Objetivos específicos
Movilizar a las poblaciones vulnerables a la infección por el VIH y otras ITS para que tomen acciones dirigidas a la generación de demanda relacionada con prevención, provisión de servicios de pruebas de forma segura y continua y tratamiento adecuado y oportuno.
Generar y difundir mensajes dirigidos a las personas más vulnerables a la infección por VIH para aumentar la demanda de pruebas del VIH, así como su mayor y mejor accesibilidad.
Promover intervenciones novedosas como la auto-prueba cuyos beneficios están basados en evidencia, facilita la confidencialidad y es útil para el testeo de poblaciones que usualmente no son alcanzadas con testeos convencionales de VIH.
Antecedentes
En el Día mundial de la lucha contra el Sida de 2021, la Organización Panamericana de la Salud, Oficina regional de la OMS en las Américas (OPS/OMS) se une al Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/SIDA (ONUSIDA) para enfatizar la necesidad de acabar con las inequidades que impulsan el SIDA y otras pandemias. Sin una acción audaz contra las inequidades el mundo corre el riesgo de no alcanzar los objetivos de acabar con el SIDA para el año 2030. Esto es particularmente preocupante en América Latina y el Caribe donde, a pesar de contar con programas de tratamiento antirretroviral robustos y de larga data, el número de nuevas infecciones no ha descendido en los últimos 10 años, debido en gran parte a los complejos y difíciles cambios de comportamiento necesarios para la prevención de la transmisión, así como el gran retraso en promover la PrEP a escala suficiente.
América Latina es la región con más desigualdades en el mundo y la “Estrategia Mundial contra el Sida 2021-2026: Poner fin a las desigualdades, poner fin al Sida” así como la “Declaración política sobre el Sida” adoptada en la Reunión de Alto Nivel sobre el Sida de las Naciones Unidas de 2021 tienen como objetivo principal acabar con las desigualdades económicas, sociales, culturales y legales que obstaculizan el avance contra esta enfermedad. Sin embargo, acabar con las desigualdades relativas al VIH exige un cambio. Las medidas políticas y de toda índole deben proteger los derechos de todas las personas y prestar especial atención a las necesidades de las comunidades más marginadas y menos favorecidas (afectadas en gran manera por el estigma y la discriminación que crean barreras en el acceso a los servicios) y necesitan de cambios estructurales que tracen un camino factible y justo para la disminución de la inequidad en salud.
Para poner fin al SIDA en el 2030 se precisa un acceso equitativo al diagnóstico de VIH ampliando las oportunidades de acceso a la prueba e implementando la autoprueba, así como el ofrecimiento de PrEP (profilaxis pre exposición al VIH) y PEP (profilaxis post exposición al VIH) de forma equitativa y universal a todas aquellas personas en riesgo sustancial de adquirir el VIH, además de iniciar el tratamiento antirretroviral de forma inmediata haciendo uso de esquemas basados en Dolutegravir y apoyando el acceso con medidas de dispensación de medicamentos durante varios meses. A pesar de los progresos realizados a lo largo de los años y de las medidas adoptadas por los países de las Américas, persisten aún numerosos retos que deben abordarse en la respuesta regional al VIH.
OMS y ONUSIDA estimaron que en 2020 el 81% de las personas que vivían con VIH en América Latina y el Caribe estaban diagnosticadas, el 65% recibían tratamiento y el 60% de aquellos en tratamiento estaban con carga viral suprimida. En 2020 y 2021 el impacto de la pandemia por el COVID-19 se ha dejado sentir con fuerza y ha perdurado. La pandemia desafió a los servicios de VIH comprometiendo la disponibilidad de suministros e interrumpiendo la prestación de servicios, incluyendo las actividades de prevención, la realización de pruebas de VIH y otras ITS y los inicios de terapia antirretroviral entre las personas recién diagnosticadas.
El porcentaje de nuevas infecciones por el VIH en América Latina no ha experimentado cambios desde 2010, en parte por deficiencias cualitativas y cuantitativas relacionadas a las estrategias preventivas. En el Caribe sí se ha observado un descenso en el número de nuevas infecciones por el VIH (-28%), excluyendo a Haití, donde esta disminución se limita al 15%.
A pesar de que casi todos los países de la región informan sobre la disponibilidad de políticas de introducción de Dolutegravir como primera línea de tratamiento, en la mayoría de ellos los inicios efectivos de tratamiento utilizando regímenes basados en Dolutegravir no superan el 50%. Queda por lo tanto mucho por hacer para la transición a estos regímenes.
Las mujeres embarazadas en América Latina y el Caribe tamizadas para VIH alcanzó un 73%, una reducción de 7 puntos porcentuales comparado con 2019 (80%). La cobertura de antirretrovirales para embarazadas fue del 85% en América Latina y el Caribe, dos puntos menos que en el 2019.
Los efectos de la pandemia por el COVID-19 han retrasado también los planes de implementación de la profilaxis pre-exposición (PrEP). Actualmente, hay 10 países en la región que cuentan con políticas públicas de provisión de PrEP, un aumento de sólo 2 países desde el año 2019. Incluso en algunos de estos países que ya ofrecían la PrEP este servicio se ha interrumpido. Sin el impulso de la PrEP a la escala suficiente en las poblaciones clave, no se logrará la reducción del número de nuevas infecciones hasta terminar con el Sida como problema de salud al 2030.
Los servicios de atención de salud se redujeron en comparación con los años anteriores al COVID-19 y una serie de factores, como las medidas de confinamiento, impidieron que las personas que viven con VIH acudieran a los servicios de forma regular.

Uno de los principales retos observados del año 2019 al 2020 es la reducción del 34% en el número de pruebas de VIH realizadas, así como una disminución del 27% en el número de pruebas con resultado positivo y del 7% en la cobertura de pruebas en embarazadas. Al reducir el testeo y el número de resultados positivos encontrados existe un riesgo de retroceso en el avance de las metas de eliminación. Por lo que acelerar las acciones, innovar y romper paradigmas convencionales será necesario para retomar el rumbo y encaminar el paso hacia las metas de eliminación para el 2030.
Por último, un informe de la OMS confirma que la infección por VIH es un factor de riesgo independiente para la presentación de cuadros graves de COVID-19, ingreso y mortalidad hospitalarios. América Latina y el Caribe están en camino de alcanzar la meta de la OMS del 40% de vacunación de COVID-19 para el final del año 2201. Se debe asegurar que las personas vulnerables y de más alto riesgo reciban la vacunación por COVID-19, entre ellas las personas que viven con el VIH.
Mensajes clave
• La pandemia de COVID-19 en las Américas ha dejado en evidencia la importancia de transformar los sistemas de salud de América Latina y el Caribe para brindar servicios de salud basados en la atención primaria y garantizando el acceso universal a la salud para todos, así como un compromiso multisectorial para la eliminación de esta enfermedad.
• Nuevas estrategias innovadoras como son la dispensación de medicamentos durante varios meses y los nuevos modelos de atención dirigidos por la comunidad han ayudado al mantenimiento de los servicios de VIH durante COVID-19. Sin embargo, ha habido una disminución en el diagnóstico de personas que viven con VIH, así como la postergación de la implementación de la PrEP.
• Se
deben fortalecer los servicios basados en la comunidad y financiarlos suficientemente para que sean la primera línea de batalla contra el estigma, colocando a los derechos humanos en el centro de la respuesta a la pandemia.
• Se recomienda que las personas con riesgo de contraer el VIH se realicen la prueba y se vinculen a servicios de atención y tratamiento en caso de resultar positivas. Es importante trabajar en conjunto para el aumento de la demanda de servicios de VIH y asociados por parte de las poblaciones vulnerables, así como la actualización de las intervenciones de testeo implementadas por los programas y los servicios de pruebas del VIH, impulsando estrategias de autotesteo en los países de las Américas.
• La vacunación de COVID-19 debe alcanzar las personas que viven con el VIH como parte de los programas de vacunación nacionales.
• Los programas de VIH deben recuperar los logros adquiridos hasta ahora y avanzar hacia los objetivos 95-95-95 para 2025, definidos en la nueva Estrategia Mundial del Sida.
Audiencias clave
• El público principal para esta campaña se conforma por las personas en riesgo de contraer el VIH (poblaciones clave) y las personas que viven con el virus, así como representantes de la comunidad y proveedores de servicios comunitarios
• El público secundario lo constituyen los líderes gubernamentales, gestores de programas de VIH y otros trabajadores de salud así cómo formuladores de políticas y tomadores de decisión y público en general interesado en los temas de “desigualdades, VIH y pandemias”

Los siguientes materiales serán difundidos antes del Día mundial de la lucha contra el Sida conjuntamente por la OPS y ONUSIDA:
Materiales visuales y para redes sociales:
o Relanzamiento de la auto prueba del 2020 con el lema 2021 (OPS y ONUSIDA): videos y tarjetas para redes sociales
o Materiales visuales con enfoque en el trabajo de las comunidades en la respuesta al VIH y a pandemias (ONUSIDA)
o Video y photo story: Proyecto de Prevención Combinada de Enfermedades de Transmisión Sexual en migrantes y refugiados en Brasil (OPS y ONUSIDA)
o Historia documental de la eliminación de la de la transmisión materno infantil de la infección por el VIH y la sífilis en el Caribe (OPS)
Página web dedicada Día mundial de la lucha contra el Sida de 2021:
OPS PPT técnica con datos epidemiológicos recientes
https://www.paho.org/es/campanas/dia-mundial-lucha-contra-sida-2021
(Nov 30) Comunicado de prensa conjunto OPS y ONUSIDA: retomar el rumbo para llegar a las metas de eliminación 2030. Tendremos que centrarnos en aumentar el número de personas que conocen su diagnóstico y se ponen en tratamiento, el número de personas en alto riesgo de transmisión (poblaciones clave) que participan en programas de prevención combinada y evitan la infección y el personal sanitario que no estigmatiza ni discrimina a las personas con VIH y a las poblaciones clave.
(Dic 1. 11 AM EDT) Sesión informativa sobre COVID-19 , OPS: dado que el Día mundial de la lucha contra el Sida coincide con el día de la rueda de prensa semanal de la Directora sobre COVID-19, sugerimos que junto con sus continuos llamamientos a renovar la atención sobre la respuesta pendiente a COVID-19, se utilice esta plataforma para incluir observaciones relacionadas con el Día mundial de la lucha contra el Sida y la necesidad de recuperar la respuesta a los niveles anteriores a la pandemia y promover nuevos avances técnicos para alcanzar el fin del SIDA en 2030
Eventos virtuales:
o (Dic 3 10AM EDT) Webinario Técnico: Retomando el rumbo para la eliminación del VIH 2030; en este seminario se destacarán los recientes avances técnicos para el tratamiento y la prevención del VIH
o
(Dic 3 2PM EDT) Conversaciones en vivo:
organizado por la OPS y ONUSIDA con la participación de dos ciudades de la región, signatarias de la Declaración de París,
consistirá en describir las buenas prácticas en relación con la reducción del estigma y la discriminación, así como con el aumento de la prestación de servicios de tratamiento y prevención para las personas con VIH y las poblaciones clave, así como presentar las nuevas metas 95-95-95

https://www.paho.org/es/campanas/dia-mundial-sida-2021

 

Día Mundial de la Lucha contra el SIDA
Se celebra: 1 de diciembre de 2021
Proclama: Organización Mundial de La Salud
Desde cuando se celebra: 1988
El 1 de diciembre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Fue el primer día dedicado a la salud en todo el mundo, y la razón de elegir esa fecha concreta fue por razones de impacto mediático, al ser el primer día del mes de diciembre.
En este día, se hacen muchos actos de concienciación; muchas personas salen a la calle con un lazo rojo, símbolo de la lucha contra el Síndrome de Inmunodeficiencia Humana (SIDA, por sus siglas en inglés); grupos de personas se movilizan para recaudar fondos para la investigación y para dar su apoyo y solidaridad a las personas con SIDA.
Origen del Día Mundial del SIDA
La primera vez que se celebro el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA fue en 1988 y desde esa fecha, el virus ha matado a más de 25 millones de personas en todo el mundo, lo que supone una de las epidemias más destructivas de la Historia.
El Día Mundial de la Lucha contra el SIDA se ha convertido en uno de los días de la salud más reconocidos y supone una oportunidad para recordar a los que han fallecido, crear conciencia y celebrar victorias como el acceso a servicios de prevención y tratamientos antirretrovirales.
En 2011 ONUSIDA decidió cambiar el nombre Día Internacional de la Lucha contra el Sida por el de Día Internacional de la Acción contra el Sida, por considerar que la palabra "lucha" tiene una connotación belicista.
A partir de 2021, ONUSIDA lo denomina Día Mundial del SIDA.
En 2004 se creó el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA).
Desde entonces se han propuesto temas para el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Estos temas tienen una duración de uno a dos años y no solo se usan para el día mundial sino para trabajar por la lucha contra el SIDA en general.
La campaña del Día Mundial del Sida de 2019 tuvo como lema "Las comunidades marcan la diferencia". Y se centró en el esfuerzo de las comunidades para la lucha contra el SIDA en un momento donde la falta de financiación hizo peligrar la sostenibilidad de los servicios. Las comunidades tienen el poder de seguir liderando la lucha contra el SIDA: trabajadores sociales y sanitarios, asociaciones de personas que viven con el VIH, las mujeres, los jóvenes, colectivos afectados, todos ellos tienen la llave para seguir luchando contra esta enfermedad.
Lema 2019: Las pruebas del VIH o virus del SIDA
El objetivo principal de la campaña en 2019 fue que las personas que tengan la enfermedad, lo sepan y puedan tener acceso a los servicios de asistencia y prevención de calidad para que puedan tener una buena calidad de vida.
En todo el mundo 37 millones de personas viven con el SIDA y una cuarta parte desconoce que tienen el virus. Es vital que una persona que recibe un resultado positivo acceda a un tratamiento antirretroviral para que pueda tratarse, tener una vida saludable y evitar la transmisión.
Las pruebas del VIH son esenciales para asegurar a las personas que tienen el virus el acceso a los mejores tratamientos y que puedan llevar una vida digna y productiva. Las pruebas para saber si una persona tiene el virus del SIDA son sencillas de realizar. Basta con una extracción de sangre.
Sin embargo, hay muchos obstáculos que siguen dificultando la realización de estas pruebas. En muchos casos no se garantiza el acceso confidencial a las pruebas, y el estigma y discriminación que rodean a la enfermedad hace que muchas personas solo accedan a hacerse las pruebas después de padecer los síntomas y encontrarse muy mal.
Lema 2020: Solidaridad mundial, responsabilidad compartida
En 2020, la pandemia mundial de la COVID-19 puso de manifiesto cómo las pandemias hacen tambalear nuestro modo de vida, y cómo la salud está ligada con otros problemas fundamentales, como los derechos humanos, la igualdad de género, el crecimiento económico y la protección social. Por ello, el lema de 2020 para el Día Mundial contra el SIDA fue "Solidaridad mundial, responsabilidad compartida".
Lema 2021: Poner fin a las desigualdades. Poner fin al sida. Poner fin a las pandemias.
Este es el lema de la campaña para el año 2021, que se centra básicamente en acabar con las desigualdades, ya que solo de esta manera se podrán conseguir los objetivos de desarrollo sostenible, y acabar con la pandemia del SIDA, del COVID-19 y otras futuras pandemias que puedan sobrevenir a la humanidad.
Datos sobre el SIDA en el mundo
ONUSIDA ha presentado un nuevo informe que muestra que el acceso al tratamiento ha aumentado significativamente. En 2000, solo 685.000 personas que vivían con el VIH tenían acceso al tratamiento antirretrovírico. En junio de 2017, alrededor de 20,9 millones de personas tenían acceso a esos medicamentos vitales.
Son interesantes estas estadísticas mundiales sobre el SIDA:
¿Qué es el SIDA?
El SIDA es una enfermedad causada por el VIH, un virus que ataca de manera directa el sistema inmunológico, provocando, a la larga, que las personas presenten serios problemas de salud como infecciones, así como enfermedades graves como el cáncer y que puede terminar con la vida de quien lo padece.
El SIDA se ha convertido en una verdadera pandemia mundial, que ha cobrado la vida de millones de personas, siendo el continente africano el que presenta mayor número de infectados.
¿Qué diferencia existe entre el VIH y el SIDA?
Por lo general, el VIH y el SIDA son dos términos que las personas tienden a comparar y pensar que tienen el mismo significado, cuando en realidad, es que no siempre los portadores de VIH terminan padeciendo de SIDA, ya que si el paciente es sometido a tiempo al debido tratamiento, esto puede coadyuvar a mantener el virus controlado y así evitar que se desencadene este último.
Muchos pacientes que han sido diagnosticados con VIH, no han llegado a contraer el SIDA. Estas personas son capaces de pasar años con el virus en su cuerpo, pero sin llegar a un deterioro grave del sistema inmune, que ponga en peligro su vida. De ahí la importancia de un diagnóstico oportuno, para luego ser sometido al debido tratamiento.
El VIH es el causante de que las células CD4 (glóbulos blancos) y encargadas de defender al cuerpo de las infecciones, vayan desapareciendo, lo cual termina por dañar de forma progresiva los sistemas y órganos, provocando cuadros graves e inclusive la muerte.
¿Cómo se contagia el VIH?
Hay distintas maneras de contraer el VIH. Las personas se contagian a través del contacto sexual por medio de las secreciones, ya sean vaginales, el semen, también cuando hay contacto con la sangre, y durante la lactancia materna.
Si el cuerpo presentara heridas o cortes, es bastante probable que el virus entre en la sangre; tener sexo vaginal o anal; o cuando las personas son adictas a estupefacientes y comparten agujas o jeringas. Por error humano, una persona puede contraer el virus, si es punzado con una aguja infectada.
El VIH también puede transmitirse al bebé cuando la mujer está embarazada y una vez que comienza el amamantamiento. Contrario a lo que se piensa, el virus no es transmisible por la saliva, ni mucho menos por usar utensilios de un enfermo, compartir alimentos o por darse un abrazo.
Otros de los mitos que hay es que el VIH se contagia cuando se reciben transfusiones sanguíneas. Quizás en el pasado hubo casos de este tipo, pero hoy resulta poco probable que esto pase, ya que en los centros asistenciales como hospitales, clínicas y laboratorios primero se someten a rigurosos análisis todas las donaciones de sangre para evitar futuros contagios.
Prevención, el mejor tratamiento contra la enfermedad
La manera más segura de prevenir el SIDA es evitar el contacto sexual con personas infectadas y en caso de que el acto llegue a consumarse, será necesario asegurarse de tomar las debidas medidas de protección.
La primera medida de seguridad a la hora de intimar, es el uso de preservativo durante todo el acto sexual. Aunque esto no garantice al cien por cien que la persona no contraerá el virus, hay menor riesgo de contagiarse.
Otra manera de que el VIH pueda ser transmitido es a través del uso de jeringas de personas adictas a las drogas y que también pueden tener el virus en su organismo y transmitirlo a través de la sangre a una persona que este sana.
Actualmente se emplea el llamado PrEP (profilaxis pre-exposición), el cual consiste en la toma diaria de una píldora cuando el paciente de alto riesgo, esto debe hacerse de forma rigurosa, sin dejar de lado el debido control médico cada cierto tiempo para comprobar que la persona no tenga el virus ya alojado en su organismo.
En cuanto a mujeres embarazadas y que estén infectadas, lo ideal es que la madre sea sometida a una cesárea y después del alumbramiento, evitar la lactancia materna.
Famosos que han ganado la batalla al SIDA
Todos conocemos casos de personalidades que lamentablemente han perdido la batalla contra el SIDA, como el gran Freddie Mercury o Rock Hudson, pero aquí nos queremos centrar en famosos que han dado la cara por el SIDA y han luchado para la visibilidad y la desestigmatización de las personas con VIH. Algunos de ellos y ellas son los que te nombramos a continuación:
Magic Johnson: el jugador de baloncesto fue uno de los más valientes al confesar en los años 90 que se retiraba a causa de que había contraído el virus del SIDA. Johnson se ha convertido desde entonces en un activista incansable creando la The Magic Johnson Foundation, una asociación desde donde le da voz a las personas con VIH.
Charlie Sheen: lo dijo en 2015 y desde entonces cree que la visibilidad es el primer paso para cortar de raíz el estigma social.
Conchita Wurst: La ganadora del Festival de Eurovisión en 2014 se vio obligada a contar que padecía SIDA y desde que lo hizo público, la lucha por la normalización de la enfermedad no ha cesado.
Mykki Blanco: El rapero utilizó las redes sociales en 2015 para lanzar la noticia de que tenía el SIDA y continúa allí su lucha por normalizar la situación en la sociedad.
Noris Díaz: la ex-modelo y presentadora de la televisión puertorriqueña confesó en 2011 que era portadora del SIDA.
Algunas películas para concienciar sobre la temática del SIDA
Abordar el tema del SIDA en los distintos ámbitos del acontecer humano ya forma parte de la cotidianidad y esto se debe a que la enfermedad ha estado presente ya durante muchas décadas, sin que todavía se haya encontrado una cura definitiva.
En el mundo tecnológico en el cual nos encontramos sumergidos ya las personas pueden investigar más sobre el SIDA, que años atrás era considerada casi un tabú. En este sentido, el mundo del cine también ha puesto su granito de arena produciendo algunas películas que sensibilicen a la población sobre una temática que nos interesa a todos. Aquí te dejamos una pequeña muestra de ellas.
  1. Philadelphia (1993): Fue la primera apuesta de Hollywood que obtuvo innumerables críticas. Su principal protagonista fue el reconocido actor Tom Hanks, quien interpretó el papel de un prestigioso abogado homosexual, que se tuvo que enfrentar a una sociedad por su condición.
  2. En el filo de la duda (1993): Sin duda alguna, que este es un film que nos invita a reflexionar sobre una realidad que comenzó en la década de los 70 en África. La película plasma la indiferencia de los gobiernos ante la aparición del VIH, el cual se creía que sólo era una enfermedad de los homosexuales.
  3. Angels in America (2003): Protagonizada por Meryl Streep y el actor Al Pacino, la cinta narra la crisis producida por el VIH, en una época donde la homofobia estaba enfrentada a la religión y representaba todo un conflicto sexual de acuerdo a los valores sociales que se manejaban en ese momento.
  4. 120 pulsaciones por minuto (2017): Una producción francesa, donde se cuenta la dura realidad que tiene que afrontar un grupo de personas enfermas de SIDA para crear conciencia social y buscar salidas para tratar el virus y salvar las vidas de los afectados.
  5. Vivir de prisa, amar de espacio (2018): Una historia llena de romance, pero que encierra una verdadera trama de amor entre una pareja homosexual. Un retrato de lo que se vivió en Francia durante la epidemia del VIH a comienzos de los noventa.
SIDA y COVID 19
Hoy la humanidad está viviendo tiempos difíciles. La pandemia de COVID-19 nos hace recordar otra pandemia que comenzó unas cuantas décadas atrás, como fue la aparición del SIDA, que se cobró la vida de millones personas en todo el planeta y que aún no se ha podido erradicar de forma definitiva.
Ante esta eventualidad, que marcó un antes y un después para todos los seres humanos sin excepción de raza, sexo o religión, se necesita, que de una vez por todas, las personas entiendan que es el momento de dejar a un lado la discriminación, los prejuicios y los estigmas no sólo ante los enfermos de SIDA, sino ante cualquier condición o padecimiento como el que hoy se vive a escala mundial.
Ante la emergencia sanitaria, sabemos que las personas que tienen el VIH, son pacientes de más alto riesgo, debido a que su sistema inmunológico es débil y se encuentran más vulnerables ante el COVID 19.
Por esta razón, es necesario tomar las precauciones necesarias como el correcto lavado de manos, evitar tocarse la nariz, boca y ojos, cubrir la cara con la mascarilla y si hay la necesidad de estornudar o toser, hágalo cubriendo su boca y nariz con el codo doblado.
Lo recomendable es quedarse en casa y si tiene síntomas, buscar ayuda profesional.
ONUSIDA recomienda mayor atención para los pacientes con VIH, y que se redoblen esfuerzos para que puedan contar con los servicios asistenciales, las terapias, acceso a las pruebas, entrega de preservativos y medicamentos.
¿Cómo celebrar el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA?
Ayuda a esta causa y si lo haces en redes sociales etiqueta bajo los hashtags #DiaContraelSIDA #stopSIDA #DiaMundialDelSIDA #SIDA #AccionContraelSIDA.

https://www.diainternacionalde.com/ficha/dia-mundial-lucha-contra-sida

¿Qué es el VIH/sida y cómo se trasmite? Aquí algunos datos básicos y cronología de la lucha contra el virus
30 noviembre, 2021
VIH significa virus de inmunodeficiencia humana.
Sida significa síndrome de inmunodeficiencia adquirida.
El VIH/sida se transmite a través del contacto sexual con una persona infectada. También al compartir agujas con una persona infectada, a través de transfusiones de sangre de personas que tengan el virus o a través de una madre que esté infectada y le transmita la enfermedad a su bebé.
¿Cuáles son las etapas de infección del VIH/sida?
Las personas infectadas con VIH pasan por tres etapas de infección:
- Infección aguda o síndrome retroviral agudo: Puede producir síntomas similares a los de la gripe en el primer mes después de la infección.
- Latencia clínica o infección asintomática por VIH: es cuando el VIH se reproduce en niveles más bajos.
- Sida: Es cuando la cantidad de células CD4 cae por debajo de 200 células por milímetro cúbico de sangre (a diferencia del nivel normal de 500-1.500).
Tanto el VIH-1 como el VIH-2 pueden causar sida. El VIH-1 es el virus de inmunodeficiencia humana más común; El VIH-2 se encuentra principalmente en África occidental.
La terapia antirretroviral (ART) implica tomar un cóctel de medicamentos contra el VIH que se usan para tratar el virus. En 1987, la azidotimidina (AZT) se convirtió en el primer fármaco aprobado por la Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) que se utilizó para tratar el VIH / SIDA.
Estadísticas actualizadas del VIH/sida en el mundo
Según Onusida, para 2019 había:
37,6 millones - Número de personas que viven con el VIH / SIDA en todo el mundo en 2020.
6 millones - Número aproximado de personas que viven con el VIH en todo el mundo que desconocen su estado serológico en 2020.
160.000 - Niños recién infectados en todo el mundo en 2020.
1,5 millones - Nuevas infecciones en todo el mundo en 2020.
690.000 - Número aproximado de muertes relacionadas con el sida en todo el mundo en 2020.
De las 4.500 nuevas infecciones cada día en 2019, el 59% están en África subsahariana.
África subsahariana está compuesta por los siguientes países: Angola, Benin, Botswana, Burkina Faso, Burundi, Camerún, Cabo Verde, República Centroafricana, Chad, Comoras, República Democrática del Congo, Costa de Marfil, Djibouti, Guinea Ecuatorial, Eritrea, Etiopía, Gabón, Gambia, Ghana, Guinea, Guinea-Bissau, Kenia, Lesotho, Liberia, Madagascar, Malawi, Malí, Mauritania, Mauricio, Mozambique, Namibia, Níger, Nigeria, República del Congo, Ruanda, Santo Tomé y Príncipe, Senegal, Seychelles, Sierra Leona, Somalia, Sudáfrica, Sudán, Sudán del Sur, Swazilandia, Tanzania, Togo, Uganda, Zambia y Zimbabwe.
Cronología del descubrimiento y desarrollo del VIH/SIDA
1981 — Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) publican los primeros informes de hombres en Los Ángeles, Nueva York y San Francisco que anteriormente estaban sanos y padecían formas raras de cáncer y neumonía, acompañadas de "infecciones oportunistas".
1982 — Por primera vez, los CDC se refieren a la enfermedad como sida.
1983 — Investigadores franceses y estadounidenses determinan que el sida es causado por el VIH.
1985 — Se desarrollan análisis de sangre para detectar el VIH.
1 de diciembre de 1988 — Primer Día Mundial de la Lucha contra el Sida.
1999 — Investigadores en Estados Unidos encuentran evidencia de que el VIH-1 probablemente se originó en una población de chimpancés en África Occidental. El virus parece haber sido transmitido a personas que cazaban y consumían chimpancés como alimento.
29 de enero de 2003 — En su discurso sobre el estado de la unión, el presidente de Estados Unidos, George W. Bush, promete aumentar drásticamente los fondos para combatir el VIH/sida en África.
27 de mayo de 2003 — Bush firma la Ley 1298, la Ley de liderazgo de EE.UU. contra el VIH/sida, la tuberculosis y la malaria de 2003, también conocida como PEPFAR (Plan de emergencia del presidente de EE. UU. para el alivio del sida). Con esta proporciona US$ 15.000 millones durante los próximos cinco años para luchar contra el VIH/sida, la tuberculosis y la malaria en el extranjero, especialmente en África.
30 de julio de 2008 — La iniciativa 5501, o Proyecto de Ley de reautorización de liderazgo mundial contra el VIH/sida, la tuberculosis y la malaria de Estados Unidos de 2008, se convierte en ley y autoriza hasta US$ 48.000 millones para combatir el VIH/sida en todo el mundo. También contra la tuberculosis y malaria. Hasta 2013, la PEPFAR planea trabajar en asociación con los países anfitriones para respaldar el tratamiento de al menos cuatro millones de personas, la prevención de 12 millones de nuevas infecciones y la atención de 12 millones de personas.
Octubre de 2011 — En su libro Los orígenes del sida, el Dr. Jacques Pepin rastrea la aparición y el desarrollo posterior del VIH/sida para sugerir que los brotes iniciales del sida comenzaron antes de lo que se creía.
24 de julio de 2012 — Los médicos anuncian durante la 19ª Conferencia Internacional sobre el Sida que Timothy Ray Brown, conocido como el "paciente de Berlín", se ha "curado" clínicamente del VIH. Brown, diagnosticado con leucemia, se sometió a un trasplante de médula ósea en 2007 usando médula de un donante con una mutación resistente al VIH. Desde entonces ya no tiene VIH detectable.
3 de marzo de 2013 — Los investigadores anuncian que una bebé que nació infectada con VIH ha sido "funcionalmente curada". La niña, nacida en Mississippi, recibió altas dosis de medicamentos antirretrovirales dentro de las 30 horas posteriores al nacimiento. Un año después, la niña tenía niveles detectables del virus en su sangre, 27 meses después de que le quitaron los medicamentos antirretrovirales, según los científicos involucrados en su caso.
18 de junio de 2013 — Con motivo del décimo aniversario del PEPFAR, el secretario de Estado de EE.UU., John Kerry, anuncia que el millonésimo niño ha nacido sin VIH debido a los programas de prevención de la transmisión de madre a hijo (PTMI).
14 de marzo de 2014 — Los CDC informan sobre un caso de probable transmisión del VIH de mujer a mujer. A diferencia de los anuncios anteriores de otros casos relacionados con la transmisión de mujer a mujer, este caso excluye factores de riesgo adicionales para la transmisión del VIH.
24 de julio de 2017 — Se informa que un niño de 9 años de Sudáfrica ha estado en remisión durante más de ocho años sin tratamiento, según el Dr. Avy Violari, quien habló en la 9º Conferencia de la Sociedad Internacional del Sida sobre la Ciencia del VIH, en París.
Noviembre de 2018 — Según el sitio web de PEPFAR, han "apoyado el tratamiento antirretroviral (TAR) que salvó la vida de más de 14,6 millones de hombres, mujeres y niños" desde 2003.
5 de marzo de 2019 — Según un estudio de caso publicado en la revista Nature, una segunda persona ha mantenido la remisión del VIH-1. El "paciente de Londres" fue tratado con trasplantes de células madre de donantes con una mutación resistente al VIH. El paciente de Londres ha estado en remisión durante 18 meses desde que dejó de tomar medicamentos antirretrovirales. El estudio también incluye una posible tercera remisión después del trasplante de células madre, esta persona se conoce como el "paciente de Düsseldorf".
2 de mayo de 2019 — Un estudio de casi 1.000 parejas de hombres homosexuales, donde una pareja con VIH tomó terapia antirretroviral (TAR), no encontró nuevos casos de transmisión a la pareja VIH negativa durante las relaciones sexuales sin condón. El estudio histórico de ocho años, publicado en la revista médica Lancet, muestra que el riesgo de transmitir el virus del VIH se elimina con un tratamiento farmacológico eficaz.
7 de octubre de 2019 — El gobernador Gavin Newsom firma un proyecto de ley que hace que los medicamentos para la prevención del VIH estén disponibles sin receta médica en California a partir del 1 de enero de 2020. Los medicamentos cubiertos por la nueva legislación son la profilaxis previa a la exposición (PrEP) y la profilaxis posterior a la exposición (PEP), que ayudan a prevenir las infecciones por VIH. California es el primer estado del país en permitir que los farmacéuticos proporcionen los medicamentos sin receta médica.
6 de noviembre de 2019 — Según un estudio publicado en el Journal of Acquired Immune Deficiency Syndromes, un equipo de científicos ha detectado una nueva cepa del VIH. La cepa es parte de la versión del grupo M del VIH-1, la misma familia de subtipos de virus culpables de la pandemia mundial del VIH, según Abbott Laboratories, que realizó la investigación junto con la Universidad de Missouri-Kansas City.
15 de junio de 2020 — Se publica un estudio en la revista JAMA Network Open que muestra que la esperanza de vida de las personas con VIH se acerca a la de las personas sin el virus, cuando la terapia antiviral se inicia al principio de la infección. Sin embargo, siguen existiendo disparidades en el número de problemas de salud crónicos que padecen las personas con VIH.
16 de noviembre de 2021 -- Una argentina es la segunda paciente con VIH que podría haberse "curado" de la infección sin tratamiento con células madre, en un caso extremadamente raro, según informó un equipo internacional de científicos en la revista Annals of Internal Medicine.

https://cnnespanol.cnn.com/2021/11/30/dia-mundial-de-la-lucha-contra-el-sida-datos-basicos-y-cronologia/



El VIH y las poblaciones específicas
El VIH y los hombres gay y bisexuales
Última revisión: August 23, 2021
Puntos importantes
¿Afecta el VIH a los hombres gay y bisexuales?
En los Estados Unidos, los hombres gay y bisexuales son la población más afectada por el VIH. De acuerdo con los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), en el 2019, los hombres gay y bisexuales tanto adolescentes como adultos representaron 69% de los nuevos diagnósticos de infección por el VIH en los Estados Unidos y sus territorios dependientes.
¿Qué factores colocan a los hombres gay y bisexuales en riesgo de contraer la infección por el VIH?
El alto porcentaje de hombres gay y bisexuales que son seropositivos significa que, como grupo, tienen un mayor riesgo de exposición al VIH.
Otros factores podrían también colocar a los hombres gay y bisexuales en riesgo de contraer la infección por el VIH:
¿Qué medidas pueden tomar los hombres gay y bisexuales para prevenir la infección por el VIH?

Los hombres gay y bisexuales pueden tomar las siguientes medidas para reducir su riesgo de infección por el VIH:
Escoja patrones de comportamiento sexual menos arriesgados.
Las relaciones sexuales receptivas por vía anal son la práctica sexual más arriesgada para contraer la infección por el VIH. Las relaciones sexuales insertivas (activas) por vía anal representan un menor riesgo de contraer la infección por el VIH que las receptivas (pasivas). En general, el riesgo de contraer o de transmitir la infección por el VIH por medio de las relaciones sexuales por vía oral es poco o nulo.
Limite el número de parejas sexuales que tenga.
Cuantas más parejas tenga, mayores serán sus probabilidades de tener una pareja con un caso mal controlado de infección por el VIH o con una enfermedad de transmisión sexual (ETS). Ambos factores pueden incrementar el riesgo de transmisión del VIH.
Use condones constante y correctamente cada vez que tenga relaciones sexuales.
Lea esta hoja informativa de los CDC: El modo correcto de usar el condón masculino.
Considere la profilaxis preexposición (PrEP).
La profilaxis posexposición (PEP) consiste en administrar medicamentos a diario a las personas seronegativas pero expuestas al riesgo de contraer la infección por el VIH con el fin de reducir su posibilidad de contraerla. Se puede administrar junto con otros métodos de prevención, como condones, para disminuir aún más ese riesgo.
Para información adicional, lea la hoja informativa de profilaxis posexposición (PEP) de HIVinfo.
Considere la profilaxis posexposición (PEP).
La profilaxis posexposición (PEP) es el uso de medicamentos contra el VIH para reducir el riesgo de infección por ese virus poco después de una posible exposición al mismo con el fin de evitar contraerla o de reducir el riesgo de contraerla. Por ejemplo, una persona seronegativa puede usar la PEP después de tener relaciones sexuales sin condón con una persona seropositiva. Para que surta efecto, la PEP debe comenzar dentro de las 72 horas siguientes a la posible exposición al VIH. Para más información, lea la hoja de informativa sobre la profilaxis posexposición (PEP) de HIVinfo.
Hágase la prueba del VIH.
Independientemente de que el resultado de su prueba del VIH sea positivo o negativo, usted puede tomar cartas en el asunto para proteger su salud y prevenir la transmisión del VIH.
¿Con qué frecuencia se recomienda la prueba del VIH para los hombres gay y bisexuales?

Los CDC recomiendan que todos los hombres gay y bisexuales que sean sexualmente activos se hagan la prueba de detección del VIH al menos una vez al año. Algunos de ellos (incluso las personas que tienen más de una pareja sexual o que han tenido relaciones sexuales casuales con personas desconocidas) se pueden beneficiar de una prueba más frecuente, por ejemplo, cada 3 a 6 meses.
Visite la página web de los CDC para aprender más acerca de la prueba del VIH y para encontrar los lugares cerca de usted donde se puede hacer la prueba: Inicia la conversación. Detén el VIH.
¿Como debe proteger un hombre gay viviendo con el VIH a su pareja del virus?

Tome los medicamentos contra el VIH todos los días. El tratamiento con los medicamentos contra el VIH (conocido como tratamiento antirretroviral o TAR) se recomienda para todas las personas que tienen ese virus. El TAR no cura la infección por el VIH pero puede reducir la concentración del VIH en el cuerpo (llamada carga viral).
Una meta importante del TAR es reducir la carga viral de una persona a un nivel indetectable. Una carga viral indetectable significa que la concentración del VIH en la sangre es demasiado baja para detectarla con una prueba para ese fin. Las personas seropositivas cuya carga viral se mantiene indetectable efectivamente no presentan ningún riesgo de transmitir el VIH por medio de las relaciones sexuales a una pareja seronegativa. El mantenimiento de una carga viral indetectable también es la mejor manera de conservar el buen estado de salud.
Entre otras medidas que usted puede tomar están usar condones y hablar con su pareja sobre la conveniencia de tomar la PrEP.
https://hivinfo.nih.gov/es/understanding-hiv/fact-sheets/el-vih-y-los-hombres-gay-y-bisexuales

 

En 2004 se creó el Programa Conjunto de las Naciones Unidas sobre el VIH/Sida (ONUSIDA).
Desde entonces se han propuesto temas para el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA. Estos temas tienen una duración de uno a dos años y no solo se usan para el día mundial sino para trabajar por la lucha contra el SIDA en general.
La campaña del Día Mundial del Sida de 2019 tuvo como lema "Las comunidades marcan la diferencia". Y se centró en el esfuerzo de las comunidades para la lucha contra el SIDA en un momento donde la falta de financiación hizo peligrar la sostenibilidad de los servicios. Las comunidades tienen el poder de seguir liderando la lucha contra el SIDA: trabajadores sociales y sanitarios, asociaciones de personas que viven con el VIH, las mujeres, los jóvenes, colectivos afectados, todos ellos tienen la llave para seguir luchando contra esta enfermedad.
Lema 2019: Las pruebas del VIH o virus del SIDA
Lema 2019: Las comunidades marcan la diferencia
El objetivo principal de la campaña en 2019 fue que las personas que tengan la enfermedad, lo sepan y puedan tener acceso a los servicios de asistencia y prevención de calidad para que puedan tener una buena calidad de vida.
En todo el mundo 37 millones de personas viven con el SIDA y una cuarta parte desconoce que tienen el virus. Es vital que una persona que recibe un resultado positivo acceda a un tratamiento antirretroviral para que pueda tratarse, tener una vida saludable y evitar la transmisión.
Las pruebas del VIH son esenciales para asegurar a las personas que tienen el virus el acceso a los mejores tratamientos y que puedan llevar una vida digna y productiva. Las pruebas para saber si una persona tiene el virus del SIDA son sencillas de realizar. Basta con una extracción de sangre.
Sin embargo, hay muchos obstáculos que siguen dificultando la realización de estas pruebas. En muchos casos no se garantiza el acceso confidencial a las pruebas, y el estigma y discriminación que rodean a la enfermedad hace que muchas personas solo accedan a hacerse las pruebas después de padecer los síntomas y encontrarse muy mal.
Lema 2020: Solidaridad mundial, responsabilidad compartida
En 2020, la pandemia mundial de la COVID-19 puso de manifiesto cómo las pandemias hacen tambalear nuestro modo de vida, y cómo la salud está ligada con otros problemas fundamentales, como los derechos humanos, la igualdad de género, el crecimiento económico y la protección social. Por ello, el lema de 2020 para el Día Mundial contra el SIDA fue "Solidaridad mundial, responsabilidad compartida".
Lema 2021: Poner fin a las desigualdades. Poner fin al sida. Poner fin a las pandemias.
Este es el lema de la campaña para el año 2021, que se centra básicamente en acabar con las desigualdades, ya que solo de esta manera se podrán conseguir los objetivos de desarrollo sostenible, y acabar con la pandemia del SIDA, del COVID-19 y otras futuras pandemias que puedan sobrevenir a la humanidad.
Datos sobre el SIDA en el mundo
ONUSIDA ha presentado un nuevo informe que muestra que el acceso al tratamiento ha aumentado significativamente. En 2000, solo 685.000 personas que vivían con el VIH tenían acceso al tratamiento antirretrovírico. En junio de 2017, alrededor de 20,9 millones de personas tenían acceso a esos medicamentos vitales.
Son interesantes estas estadísticas mundiales sobre el SIDA:
¿Qué es el SIDA?
El SIDA es una enfermedad causada por el VIH, un virus que ataca de manera directa el sistema inmunológico, provocando, a la larga, que las personas presenten serios problemas de salud como infecciones, así como enfermedades graves como el cáncer y que puede terminar con la vida de quien lo padece.
El SIDA se ha convertido en una verdadera pandemia mundial, que ha cobrado la vida de millones de personas, siendo el continente africano el que presenta mayor número de infectados.
¿Qué diferencia existe entre el VIH y el SIDA?
Por lo general, el VIH y el SIDA son dos términos que las personas tienden a comparar y pensar que tienen el mismo significado, cuando en realidad, es que no siempre los portadores de VIH terminan padeciendo de SIDA, ya que si el paciente es sometido a tiempo al debido tratamiento, esto puede coadyuvar a mantener el virus controlado y así evitar que se desencadene este último.
Muchos pacientes que han sido diagnosticados con VIH, no han llegado a contraer el SIDA. Estas personas son capaces de pasar años con el virus en su cuerpo, pero sin llegar a un deterioro grave del sistema inmune, que ponga en peligro su vida. De ahí la importancia de un diagnóstico oportuno, para luego ser sometido al debido tratamiento.
El VIH es el causante de que las células CD4 (glóbulos blancos) y encargadas de defender al cuerpo de las infecciones, vayan desapareciendo, lo cual termina por dañar de forma progresiva los sistemas y órganos, provocando cuadros graves e inclusive la muerte.
¿Cómo se contagia el VIH?
Hay distintas maneras de contraer el VIH. Las personas se contagian a través del contacto sexual por medio de las secreciones, ya sean vaginales, el semen, también cuando hay contacto con la sangre, y durante la lactancia materna.
Si el cuerpo presentara heridas o cortes, es bastante probable que el virus entre en la sangre; tener sexo vaginal o anal; o cuando las personas son adictas a estupefacientes y comparten agujas o jeringas. Por error humano, una persona puede contraer el virus, si es punzado con una aguja infectada.
El VIH también puede transmitirse al bebé cuando la mujer está embarazada y una vez que comienza el amamantamiento. Contrario a lo que se piensa, el virus no es transmisible por la saliva, ni mucho menos por usar utensilios de un enfermo, compartir alimentos o por darse un abrazo.
Otros de los mitos que hay es que el VIH se contagia cuando se reciben transfusiones sanguíneas. Quizás en el pasado hubo casos de este tipo, pero hoy resulta poco probable que esto pase, ya que en los centros asistenciales como hospitales, clínicas y laboratorios primero se someten a rigurosos análisis todas las donaciones de sangre para evitar futuros contagios.
Prevención, el mejor tratamiento contra la enfermedad
La manera más segura de prevenir el SIDA es evitar el contacto sexual con personas infectadas y en caso de que el acto llegue a consumarse, será necesario asegurarse de tomar las debidas medidas de protección.
La primera medida de seguridad a la hora de intimar, es el uso de preservativo durante todo el acto sexual. Aunque esto no garantice al cien por cien que la persona no contraerá el virus, hay menor riesgo de contagiarse.
Otra manera de que el VIH pueda ser transmitido es a través del uso de jeringas de personas adictas a las drogas y que también pueden tener el virus en su organismo y transmitirlo a través de la sangre a una persona que este sana.
Actualmente se emplea el llamado PrEP (profilaxis pre-exposición), el cual consiste en la toma diaria de una píldora cuando el paciente de alto riesgo, esto debe hacerse de forma rigurosa, sin dejar de lado el debido control médico cada cierto tiempo para comprobar que la persona no tenga el virus ya alojado en su organismo.
En cuanto a mujeres embarazadas y que estén infectadas, lo ideal es que la madre sea sometida a una cesárea y después del alumbramiento, evitar la lactancia materna.
Famosos que han ganado la batalla al SIDA
Todos conocemos casos de personalidades que lamentablemente han perdido la batalla contra el SIDA, como el gran Freddie Mercury o Rock Hudson, pero aquí nos queremos centrar en famosos que han dado la cara por el SIDA y han luchado para la visibilidad y la desestigmatización de las personas con VIH. Algunos de ellos y ellas son los que te nombramos a continuación:
Magic Johnson: el jugador de baloncesto fue uno de los más valientes al confesar en los años 90 que se retiraba a causa de que había contraído el virus del SIDA. Johnson se ha convertido desde entonces en un activista incansable creando la The Magic Johnson Foundation, una asociación desde donde le da voz a las personas con VIH.
Charlie Sheen: lo dijo en 2015 y desde entonces cree que la visibilidad es el primer paso para cortar de raíz el estigma social.
Conchita Wurst: La ganadora del Festival de Eurovisión en 2014 se vio obligada a contar que padecía SIDA y desde que lo hizo público, la lucha por la normalización de la enfermedad no ha cesado.
Mykki Blanco: El rapero utilizó las redes sociales en 2015 para lanzar la noticia de que tenía el SIDA y continúa allí su lucha por normalizar la situación en la sociedad.
Noris Díaz: la ex-modelo y presentadora de la televisión puertorriqueña confesó en 2011 que era portadora del SIDA.
Algunas películas para concienciar sobre la temática del SIDA
Abordar el tema del SIDA en los distintos ámbitos del acontecer humano ya forma parte de la cotidianidad y esto se debe a que la enfermedad ha estado presente ya durante muchas décadas, sin que todavía se haya encontrado una cura definitiva.
En el mundo tecnológico en el cual nos encontramos sumergidos ya las personas pueden investigar más sobre el SIDA, que años atrás era considerada casi un tabú. En este sentido, el mundo del cine también ha puesto su granito de arena produciendo algunas películas que sensibilicen a la población sobre una temática que nos interesa a todos. Aquí te dejamos una pequeña muestra de ellas.
  1. Philadelphia (1993): Fue la primera apuesta de Hollywood que obtuvo innumerables críticas. Su principal protagonista fue el reconocido actor Tom Hanks, quien interpretó el papel de un prestigioso abogado homosexual, que se tuvo que enfrentar a una sociedad por su condición.
  2. En el filo de la duda (1993): Sin duda alguna, que este es un film que nos invita a reflexionar sobre una realidad que comenzó en la década de los 70 en África. La película plasma la indiferencia de los gobiernos ante la aparición del VIH, el cual se creía que sólo era una enfermedad de los homosexuales.
  3. Angels in America (2003): Protagonizada por Meryl Streep y el actor Al Pacino, la cinta narra la crisis producida por el VIH, en una época donde la homofobia estaba enfrentada a la religión y representaba todo un conflicto sexual de acuerdo a los valores sociales que se manejaban en ese momento.
  4. 120 pulsaciones por minuto (2017): Una producción francesa, donde se cuenta la dura realidad que tiene que afrontar un grupo de personas enfermas de SIDA para crear conciencia social y buscar salidas para tratar el virus y salvar las vidas de los afectados.
  5. Vivir de prisa, amar de espacio (2018): Una historia llena de romance, pero que encierra una verdadera trama de amor entre una pareja homosexual. Un retrato de lo que se vivió en Francia durante la epidemia del VIH a comienzos de los noventa.
SIDA y COVID 19
Hoy la humanidad está viviendo tiempos difíciles. La pandemia de COVID-19 nos hace recordar otra pandemia que comenzó unas cuantas décadas atrás, como fue la aparición del SIDA, que se cobró la vida de millones personas en todo el planeta y que aún no se ha podido erradicar de forma definitiva.
Ante esta eventualidad, que marcó un antes y un después para todos los seres humanos sin excepción de raza, sexo o religión, se necesita, que de una vez por todas, las personas entiendan que es el momento de dejar a un lado la discriminación, los prejuicios y los estigmas no sólo ante los enfermos de SIDA, sino ante cualquier condición o padecimiento como el que hoy se vive a escala mundial.
Ante la emergencia sanitaria, sabemos que las personas que tienen el VIH, son pacientes de más alto riesgo, debido a que su sistema inmunológico es débil y se encuentran más vulnerables ante el COVID 19.
Por esta razón, es necesario tomar las precauciones necesarias como el correcto lavado de manos, evitar tocarse la nariz, boca y ojos, cubrir la cara con la mascarilla y si hay la necesidad de estornudar o toser, hágalo cubriendo su boca y nariz con el codo doblado.
Lo recomendable es quedarse en casa y si tiene síntomas, buscar ayuda profesional.
ONUSIDA recomienda mayor atención para los pacientes con VIH, y que se redoblen esfuerzos para que puedan contar con los servicios asistenciales, las terapias, acceso a las pruebas, entrega de preservativos y medicamentos.
¿Cómo celebrar el Día Mundial de la Lucha contra el SIDA?

Ayuda a esta causa y si lo haces en redes sociales etiqueta bajo los hashtags #DiaContraelSIDA #stopSIDA #DiaMundialDelSIDA #SIDA #AccionContraelSIDA.


Tratamiento del VIH

Desde el descubrimiento del sida en 1981 y de su causa, el retrovirus VIH, en 1983, se han desarrollado docenas de nuevos medicamentos antirretrovíricos contra el VIH. Las diferentes clases de medicamentos antirretrovíricos actúan contra el VIH de diferentes maneras y, cuando se combinan, mejora su eficacia y se reducen las probabilidades de que se desarrolle resistencia a los medicamentos en comparación a cuando se administran por separado. Hoy en día, el tratamiento con una combinación de al menos tres medicamentos antirretrovíricos diferentes es el tratamiento estándar para todas aquellas personas a las que se les diagnostica el VIH. El tratamiento antirretrovírico de combinación evita la multiplicación del VIH y puede hacer desaparecer el virus de la sangre. Esto permite que el sistema inmunológico de la persona se recupere, supere las infecciones y evite el desarrollo del sida o de otros efectos a largo plazo causados por la infección por el VIH.
Los activistas de la sociedad civil, trabajando en estrecha colaboración con los investigadores y las autoridades reguladoras de cada país, promovieron una inversión sin precedentes en la investigación sobre el sida y aceleraron el acceso a nuevos medicamentos. Gracias a esto, los nuevos medicamentos y sus combinaciones pudieron llegar a los pacientes más rápido que nunca. La presión que ejerció el movimiento mundial contra el sida también sirvió para asegurar que los precios de los nuevos medicamentos descendieran rápidamente para que pudieran ser asequibles en prácticamente cualquier país del mundo.
Actualmente hay 23,3 millones de personas en tratamiento contra el VIH en todo el mundo. Una persona que vive con el VIH que inicie el tratamiento antirretrovírico hoy en día tiene la misma esperanza de vida que otra persona seronegativa de su misma edad. Los resultados del tratamiento antirretrovírico son mejores cuando se inicia poco después de la infección por el VIH, en lugar de retrasarlo hasta que se manifiestan los síntomas. El tratamiento antirretrovírico evita las enfermedades relacionadas con el VIH y la discapacidad, y salva vidas. Las muertes asociadas al sida en todo el mundo han descendido un 43% desde 2003. El tratamiento antirretrovírico también es beneficioso en relación a la prevención. El riesgo de transmisión a una pareja sexual seronegativa se reduce en un 96% si la pareja que vive con el VIH está bajo tratamiento antirretrovírico.
Cada vez hay más medicamentos antirretrovíricos y combinaciones disponibles, y son más seguros, más efectivos y más asequibles para los países de rentas bajas y medias. El tratamiento antirretrovírico estándar de primera línea que recomienda actualmente la Organización Mundial de la Salud a adultos y adolescentes consiste en dos inhibidores nucleosídicos de la retrotranscriptasa (INRI) más un inhibidor no nucleósido de la transcriptasa inversa o un inhibidor de la integrasa. Se prefieren combinaciones de dosis fijas y regímenes de una única toma al día. El tratamiento antirretrovírico de segunda línea para adultos consiste en dos INRI más un inhibidor de la proteasa potenciado con ritonavir.
La efectividad del tratamiento del VIH puede constatarse midiendo la cantidad de VIH que el paciente tiene en su sangre. Si no se puede detectar el virus, se considera que hay supresión de la carga vírica, lo que indica que es poco probable que la infección por el VIH progrese y que el riesgo de transmitir el virus a su pareja es bajo. Se recomienda realizar pruebas de carga vírica seis meses después de haber comenzado el tratamiento antirretrovírico y, a partir de entonces, anualmente, para asegurarse del correcto seguimiento del tratamiento y de que no se haya desarrollado resistencia a los medicamentos.
El tratamiento del VIH funciona mejor cuando se siguen las prescripciones. El olvido de dosis y la interrupción y reanudación del tratamiento puede provocar resistencia a los medicamentos, lo que a su vez podría permitir que el VIH se multiplique y dé lugar a la enfermedad. Es necesario proporcionar a las personas que viven con el VIH y siguen el tratamiento el apoyo que necesitan para superar el desafío de seguir un tratamiento regular, y debe haber sistemas sólidos para poder controlar si se desarrolla resistencia a los medicamentos.
https://www.unaids.org/es/topic/treatment


Amiga, Amigo:
A manera de resumen tenemos que:

Un retrovirus es un virus que usa el ARN como material genético. Cuando un retrovirus infecta una célula, se hace una copia de ADN de su genoma que se inserta en el ADN de la célula huésped. Hay una variedad de retrovirus que causan diferentes enfermedades humanas tales como algunas formas de cáncer y el SIDA. 
El virus de inmunodeficiencia en simios, también llamado VIS o SIV por sus iniciales en inglés (Simian immunodeficiency virus), es un retrovirus hallado en al menos 45 especies de primates africanos.
Los chimpancés de África central fueron infectados de forma casi simultánea por dos tipos de SIV muy similares. Uno que afectaba al mono verde que habita en los bosques de Sierra Leona y Ghana y otro que afecta a una segunda especie, el cercopiteco de nariz blanca, que habita en los bosques de Costa de Marfil, Liberia, Níger y Congo.
El intercambio genético de estos dos virus en los chimpancés dio lugar a un nuevo tipo de virus de inmunodeficiencia.

 Nota:
La real razón del salto de especie del virus del mono verde a africanos fue una "costumbre" de practicar alguno de ellos sexo con monas verdes... Luego llegaron a África haitianos en busca de sus raíces, se contagiaron de manera sexual con coito anal con africanos, llegaron con el virus de transmisión sexual a Haití donde veraneaban estadounidenses que, por la misma vía diseminaron el virus en la plaga que todavía es al día de hoy siendo su principal fuente de transmisión la del coito anal en promiscuidad y sin la protección del uso de preservativo. El coito anal da lugar a erosiones que permiten que la carga retroviral del semen infecte. El órgano sexual femenino no se erosiona y tiene defensas contra el semen, no así el ano femenino.
El Sida no mata, lo que lleva a la muerte es la inmunodeficiencia que el retrovirus produce haciendo que gérmenes que conviven en nosotros como saprófitos se hagan por falta de defensas patógenos y lleven a la muerte.



Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Diciembre de 2021
Portal MUNDO MEJOR: http://www.mundomejorchile.com/
Correo electrónico: isp2002@vtr.net