493
¿Anticuerpo Planetario?


Cambio climático 2018


Proemio


El Cambio Climático desde hace años ha sido una de las preocupaciones apocalípticas que he intentado destacar en el Portal Mundo Mejor. Mirar las noticias y buscar referencias actualizadas impresiona entender lo inesperado y acelerado que es el llamado Cambio Climático y lo es a nivel global. Por lógica hay intereses que intentan atenuarlo o minimizarlo y son las grandes potencias que disfrutan con la producción y venta del petróleo - gas y del carbón y que son los grandes contaminantes planetarios, ellos dominan las fuentes de energía e intentan minimizar el masivo uso que debieran tener las energías renovables de fuentes naturales que y, lo más importante no contaminan siendo sus fuentes casi inagotables. Se sabe de los negativos efectos sobre el Cambio Climático, sin embargo, a la fecha más petróleo, gas y carbón en el ámbito mundial se usa y...

Ver la imagen de una verdadera montaña que cual iceberg se desprendió de un Ártico cada vez con más rapidez de deshielo y que llegó a las costas de Groenlandia que debiera estar nevada y se la aprecia sin nieve en las costas habitadas me motivó a desarrollar el presente escrito 493 sobre la base de noticias del año 2018 en sus primeros siete meses que llevamos.

  Desarrollo

-I-
Cambio climático: qué descubrieron nuestros científicos
17 de enero de 2018
Se desprende un iceberg de la antártida del tamaño de algún país europeo. Se publican informes en el que científicos dicen que en menos de 100 años el mundo va a ser agua y desierto. El invierno es una sucesión de lluvias tropicales y efímeras olas polares. Donald Trump dice que el cambio climático es una estafa. El presidente de Francia le contesta con un troleo de su campaña: "Make the earth great again". La comunidad científica se escandaliza con el portazo de Estados Unidos al Acuerdo de París. La ONU intenta que todos sus países miembros -menos Nicaragua y Siria- trabajen unidos en el compromiso de revertir lo posible y adaptarse a lo ya irreversible del cambio climático. Mientras tanto, acá, en Argentina, hay equipos coordinados entre las universidades nacionales, el INTA, y el Conicet que estudian los gases de efecto invernadero que emite una vaca, una planta de maíz, de soja, un bosque en la cordillera, una persona en sus consumos cotidianos, la basura.
Aunque Argentina tiene una influencia casi anecdótica en el panorama mundial -emite el 0,08% de los gases de efecto invernadero del mundo-, cada país de la ONU se comprometió a tomar medidas para reducir la emisión de gases y aplicar políticas para remediar los daños ya ocasionados en el ambiente. El acta que la Argentina firmó en el Acuerdo de París, y luego ratificó por ley, es para evitar que aumente más de dos grados la temperatura media global en relación con la era preindustrial. Si bien Estados Unidos y China, juntos, emiten el 40% de los gases de efecto invernadero que generan el aumento de la temperatura sobre la Tierra, se espera que todos los países sostengan el compromiso por igual.

Los datos duros son que el 0,08% de los Gases de Efecto Invernadero (GEI) emitidos por Argentina se divide de la siguiente manera: el 53% proviene del sector de energía, el 39% lo emite el sector de agricultura, ganadería y otros usos de la tierra, el 4% los usos de producto y procesos industriales y el 4% restante de los gases liberados a la atmósfera provienen de los residuos.
El 53% del sector de energía está compuesto casi en partes iguales por tres subsectores: la producción de electricidad, combustible, refinación del petróleo; el transporte terrestre por carretera; y el uso de la energía en las casas, en las industrias, en los comercios, entre otros. De acá queda claro algo: el consumo de energía en el hogar es altísimo y la huella de carbono individual colabora de manera sobresaliente en la emisión de los gases.
El dato sobresaliente, sin embargo, es el 39% del sector agroganadero. Los números revelan que la matriz productiva del país, es decir, las vacas o una plantación de maíz o soja, contamina en porcentajes similares al sector energético. El sector más contaminante está en la ganadería con el 20,7%, mayormente con metano, dióxido de carbono y óxido de nitrógeno, casi en partes iguales. Estos números son los que presentó el país ante la ONU en el Inventario Nacional de Gases de Efecto Invernadero 2017.
Si lo obvio es que el transporte, la industria química y la obtención de energía es lo que más libera gases a la atmósfera, que las vacas, el maíz y la tierra le compitan de cerca es un dato que puede sorprender a novatos en el tema pero no a la comunidad científica argentina. Porque hay recursos académicos para estudiarlo y propuestas para mitigarlo: en eso están muchos hombres y mujeres en los pasillos de las universidades locales.
Amigarse con el óxido nitroso
No bien pasas el molinete de ingreso al predio de la Facultad de Agronomía por avenida de los Constituyentes, entras como en una cápsula espacio-temporal en el corazón de la Capital Federal. Si no fuera porque la línea de trenes Urquiza la atraviesa de punta a punta -y reproduce el típico ruido de ciudad- es posible creer que se está en el campo en alguna localidad de la provincia de Buenos Aires.
Entre árboles altísimos y predios de pastizales está el edificio del Instituto de Investigaciones Fisiológicas y Ecológicas Vinculadas a la Agricultura (Ifeva), donde trabaja el doctor en Ciencias agropecuarias, Gervasio Piñeiro. Desde su oficina, que da al patio de un jardín de infantes, explica que su equipo de investigación trabaja en diseñar sistemas agropecuarios sustentables con el menor impacto posible o con efectos positivos en el ambiente sobre la base de un balance de los servicios ecosistémicos en cada caso. "Hoy nadie le paga al productor por evitar la emisión de gases de efecto invernadero. Entonces no hace nada, ni lo piensa. Nosotros, acá, planeamos estrategias que mejoren los servicios ecosistémicos para todos", dice. Y el ejemplo en lo que están trabajando es contundente: hicieron una red de medición de óxido nitroso en campos de cultivo de soja lindantes a suelos vírgenes en varias localidades, desde Balcarce hasta Salta. Ahí se detectó que los cultivos emiten más óxido nitroso que los sistemas naturales y que tienen dos picos de emisión: cuando se está por cosechar y en la primavera, cuando está recién sembrado. "El resto del tiempo la soja emite igual que un pastizal".
La propuesta de su equipo de investigación es que se plante un cultivo de servicio antes de que se coseche la soja. Es decir, antes de que se muera la soja, que un "yuyo" capte el óxido nitroso y lo mantenga en el suelo para que le aumente la materia orgánica de la tierra. ¿Por qué es bueno capturarlo? Porque el nitrógeno es abono. "Es muy caro fertilizar, al productor no le conviene perderlo. La forma de hacerlo sería poner plantas de servicio para que tomen los óxidos de nitrógeno y alimenten la tierra. A ellos les conviene capturarlo porque si lo pierden después lo tienen que comprar y reponer mediante fertilizantes. Entonces les recomendamos a los productores que siembren cultivos de servicio: para disminuir la emisión de gases, para aumentar la materia orgánica y también para que baje la napa y no se les inunde el campo".
Esto ya lo están implementando con algunos productores y asociaciones. En la teoría está demostrado que de esta forma se libera menos óxido nitroso a la atmósfera, por lo que se genera menos efecto invernadero. Pero ahora, el productor necesita más que ese motivo para implementarlo, por ejemplo, incentivos estatales para desarrollarlo o certificaciones comerciales de que ese producto es responsable con la emisión de gases.
Si eso no se da, como mínimo necesita que le cueste lo mismo porque no va a cambiar su forma de trabajar si no obtiene un rédito económico de eso. "Si producimos un sistema que funciona bárbaro, pero la semilla del cultivo de servicio vale US$ 130, el productor no la va a aplicar porque no le sirve. Entonces ahí, con ellos, sabemos que la semilla que necesitan tiene que valer US$ 30. Entonces tenemos que hacer los experimentos en los campos, reunirnos con los productores, analizar el desempeño de lo propuesto, y también ir a la semilleras, trabajar con las empresas para producir un producto que se pueda vender a ese precio", señala Piñeiro.
En la misma línea, desde el Instituto de Clima y Agua, la doctora Gabriela Posse lidera una investigación sobre la medición de los gases en relación con los distintos fertilizantes que se usan en la tierra. En los principales cultivos donde se hacen los experimentos es en maíz y en trigo. Ahí miden la pérdida de amonio y óxido nitroso cuando se compara un fertilizante alternativo con uno comercial. En la llanura pampeana se investiga soja, maíz y trigo; en el norte, la caña de azúcar.
Si bien trabaja en un organismo diferente del de Piñeiro, la científica articula con él algunas de sus investigaciones y llega a conclusiones similares: "Hay que hacer rotaciones en los campos. Cada productor hace lo que quiere y esas cosas no contribuyen a capturar gases. El suelo tiene mucha capacidad para capturar, pero hay que manejarlo bien para que ocurra". Con su equipo está estudiando para detectar inhibidores de volatización que protejan el nitrógeno con el objetivo de que no se pierda.
La comida de la vaca
Del total de la torta de emisiones de gases de efecto invernadero producidos en el país, el porcentaje más alto se lo llevan las vacas. La singularidad es que el ganado tiene una elevada calidad contaminante porque libera metano a la atmósfera. Mientras que las otras actividades suelen colaborar con gases nitrosos o de carbono.
El doctor en Física e investigador del Conicet, José Ignacio Gere, es uno de los pocos que se especializa en la medición del metano que liberan las vacas en su proceso digestivo. Cuando los rumiantes digieren la celulosa de las pasturas utilizan bacterias y protozoarios que dan como resultado carbono, metano, calor y otros ácidos grasos. En la mezcla de gases del rumen, el dióxido de carbono participa con el 65% y el metano con el 27% aproximadamente. El problema es que una molécula de metano tiene una potencialidad contaminante 20 veces superior a la de dióxido de carbono, con lo cual el impacto es más significativo.
Una vaca con 500 kg de peso puede producir entre 200-450 litros de metano por día. En Argentina, en 2016, se supo que había un stock de 53 millones de cabezas de ganado bovino. Las cuentas ganan ceros rápidamente.
Desde la Universidad Nacional del Centro de la Provincia de Buenos Aires, Geré está creando mejoras metodológicas para la medición de la contaminación vacuna: lamentablemente la falta de datos, y sus costos, suelen dificultar su trabajo. Mientras tanto en el campo, en su experimentación, descubrió que se puede reducir el 20% de la emisión de metano de una vaca. ¿Cómo? Si se alimenta con pasturas de alta calidad. El metano liberado por la vaca es una pérdida para ella, es una fracción de energía que el animal no pudo aprovechar. Para esto, Gere trabajó con científicos del Instituto Nacional de Investigación Agropecuaria (INIA) de Uruguay: compararon cuánto metano emitió una vaca si comía pastura de baja calidad o de alta calidad, y los resultados, que aún no fueron publicados en las revistas científicas, demostraron que la emisión de metano fue un 14% inferior en aquellos animales que consumieron la pastura de alta calidad. "Está testeado que hay pasturas con mayor digestibilidad, y que cuando la vaca come eso emite menos metano. Si tiene mucha fibra es menos digerible para el animal", dice Gere,
Resta comprobar si esto, además, se traduce en una mejora productiva de leche o en carne de mejor calidad. Esto sería clave para la aplicación de estas estrategias por parte de los productores porque brindaría ganancia en su producto. El científico señala lo mismo que sus colegas: para que las propuestas sean llevadas a cabo con éxito tiene que haber cooperación entre la academia científica, los productores, el mercado y el Estado.
No tapar el bosque
Para llegar a la oficina de Amy Austin en Agronomía hay que atravesar varios pasillos y doblar en algunos laberintos. Rodeada de carpetas, la doctora en Biología habla con su castellano enrevesado, a pesar de los 20 años que hace que vive acá. Es estadounidense y en 2015 ganó el premio de L'Oréal Por las Mujeres en la Ciencia por sus investigaciones en la Patagonia sobre la interacción de las plantas y el suelo en el ciclo del carbono del bosque.
Su premisa, a pesar de ser sencilla, no se la había planteado nadie con tanto rigor: ¿plantar bosques donde no los hay naturalmente ayuda al ambiente? ¿Se puede hacer en todos lados, con cualquier especie?
Amy parte de la base de que nadie quiere reducir sus emisiones de gases de efecto invernadero, entonces la idea de plantar un bosque -porque un árbol fija el carbono, lo secuestra y lo captura para que no esté en la atmósfera- resulta atractiva. Ella estudió casos de plantaciones de pinos Ponderosa en la localidad neuquina de Meliquina, para determinar si la modificación de ese ambiente natural y la plantación de una especie extranjera daban un balance positivo de carbono.
Lo que obtuvo es que los bosques jóvenes efectivamente secuestran carbono, pero muchas veces para que una plantación crezca en un espacio no natural para la especie, se aplican una serie de medidas potencialmente contaminantes como llevar riego, fertilizantes, adaptar el terreno. "Cuando haces la cuenta de la energía que requiere, el balance no es tan positivo".
Además, hay otros problemas que deben tenerse en cuenta: cuando los árboles se hacen adultos, el bosque ya no secuestra la misma cantidad de carbono, y el riesgo de incendio en la montaña es latente, si se prende fuego se libera todo el carbono. Y si plantas un bosque en un lugar de nieve, o la especie es oscura, la reflexión de luminosidad a la atmósfera también cambia la temperatura. El resultado es que hay que proteger los ecosistemas naturales o, si se plantan bosques en zonas de pastizales o estepa, valorar todo lo que implica llevarlo a cabo.
"La Patagonia tiene un contraste de lugares vírgenes, ideales para investigar, y otros con impacto de contaminación muy grande para la poca gente que hay -dice Amy-. Si comparas la estepa con un bosque plantado de pino es tremenda la diferencia. El impacto no es tanto entre un bosque nativo y un bosque plantado, sino cuando convertís un sistema que es pastizal o matorral en la plantación de un bosque de pino. Ahí es enorme la transformación del ambiente".
Por qué Donald no tiene razón (No es el famoso e inocente Pato de Disney)
La comunidad científica y la diplomacia internacional dieron por terminada la discusión sobre la existencia del cambio climático hace unos años y ya estaban debatiendo las posibles soluciones cuando Donald Trump pegó el portazo al Acuerdo de París.
Los motivos que dio para su decisión fueron los que pusieron al desnudo sus verdaderas razones: salvar al mundo implica perder dinero y la potencia mundial no está dispuesta a hacerlo. En el ring está el sistema de producción capitalista versus el medio ambiente.
Hagamos un rewind en el casete: en 2017, la historia política y diplomática sobre el cambio climático tuvo un punto de quiebre. El 1° de junio pasado, Trump anunció la retirada de Estados Unidos del Acuerdo de París, lo que no solo rompió con un acuerdo internacional inaudito en la historia universal, sino que abonó la teoría negacionista sobre el calentamiento global. El retroceso político y social que significa este anuncio trajo como coletazo una rápida reacción de Francia, donde el recién electo Emmanuel Macron invitó a todos los investigadores estadounidenses a continuar sus trabajos en Europa: "Van a encontrar aquí una segunda patria".
La comunidad científica del mundo se alborotó. En principio porque si hace dos años 195 países miembros de las Naciones Unidas firmaron un marco de cooperación internacional para limitar el aumento de la temperatura media mundial y limitar el cambio climático, la existencia del cambio climático, su gravedad y la responsabilidad humana parecen una polémica saldada. Algo que quedó demostrado cuando ningún otro país se sumó a la falsa retirada de Trump.
El argumento del presidente de Estados Unidos es que el Acuerdo de París debilita la economía norteamericana y les da ventajas a China o la India. Que decidió retirar a su país del acuerdo para defender a los trabajadores de Youngstown, Detroit y Pittsburgh. Que nadie lo votó en Francia.
El Acuerdo de París no es vinculante. El compromiso de todos los firmantes es fortalecer la respuesta global a la amenaza del cambio climático manteniendo el aumento de la temperatura media mundial por debajo de dos grados centígrados con respecto de los niveles preindustriales. Para eso, cada país presentó sus compromisos y sus aportes. Argentina también lo hizo y ratificó sus objetivos para llegar a 2020 con una temperatura mundial por debajo de 1,5 grados.
En su momento, Barack Obama presentó compromisos moderados. Ofreció reducir las emisiones entre un 26% y 28% para 2025 respecto de los niveles de 2005. Las medidas que implementó ya fueron frenadas por Trump.
¿Cuál es la situación del mundo? En marzo, The New York Times afirmó que China consume la misma cantidad de carbón que el resto del mundo en conjunto. La quema de carbón, esencial para las industrias de energía, acero y cemento en el país, genera enormes cantidades de dióxido de carbono, el principal gas de efecto invernadero.
Lo cierto es que Estados Unidos y China, juntos, emiten el 40% de los gases de efecto invernadero que generan el aumento de la temperatura sobre la Tierra.
La discusión es que Trump no pretende disminuir el uso de carbono en la industria energética, porque eso implicaría debilitarse económicamente ante China, que está creciendo a grandes pasos -y emitiendo enormes cantidades de gases-. Sin embargo, los países en vías de desarrollo plantean que es tiempo de que Estados Unidos, el histórico contaminante del mundo, tome las riendas para cambiar su sistema a energías sustentables.
Lo que se discute de fondo es el sistema de producción y organización capitalista mundial. La obtención de energía casi de manera exclusiva y dependiente de los restos fósiles, la obtención de alimentos mediante violentos (para el ambiente) sistemas agrícolas y ganaderos y, por último, el uso de los residuos.
En el medio de todo eso, ¿cuán rápido se calienta el mundo y cuán rápido crecen los mares? El 10 de julio pasado un bloque de hielo de 5.800 kilómetros cuadrados se desprendió de la Antártida, que se reduce en tamaño cada vez más rápido. En 2013, China vivió una crisis de contaminación atmosférica por la cual limitó el uso del carbón en los tres mayores centros de población del país y planea plantar un cordón verde para limpiar el aire. Las tormentas son cada vez más fuertes y más frecuentes, lo mismo que las sequías, más intensas y más extensas. La mitad de la población mundial vive a 80 kilómetros de alguna costa. El informe más reciente del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de Estados Unidos proyectó un aumento global del nivel del mar entre menos de 30 centímetros y casi un metro para 2100.
Mientras más se investiga, más apocalíptico parece todo. En las publicaciones prestigiosas del mundo como la New York Mag o The Atlantic, hay un debate sobre si el planeta está condenado a una distopía a lo Mad Max o hay posibilidades de remediar el impacto. En ambos casos se concluye que la gente no está alarmada lo suficiente en relación con el cambio climático.
Pero ¿existe una solución? No parece que hubiera una única manera y que, más bien, la forma de enfrentar esto sería sobre la base de tres ejes: mitigación de los gases de efecto invernadero, generar planes de adaptación para los cambios irreversibles -como mayores inundaciones o lluvias- y estimular la resiliencia de los ecosistemas -que logren resistir una modificación natural para volver a su estadio natural-.
La forma para llevar a cabo esas tres acciones está clarísima: mediante acuerdos internacionales de cooperación como, por ejemplo, el Acuerdo de París. Pero ¿qué pasa si el líder mundial, y segundo en emisión de efecto invernadero, se va y rompe su compromiso?
https://www.lanacion.com.ar/2100814-cambio-climatico-que-descubrieron-nuestros-cientificos

 

En la actualidad, la Antártida es un continente cubierto por una capa de hielo masiva que tiene una masa de tierra por debajo. Por otra parte, el Polo Norte -Ártico es un océano congelado y rodeado de tierra.

-II-
El Ártico, más caliente que nunca
El mar helado registra la menor extensión para una época invernal
19/03/2018
La extensión del hielo marino en el océano Ártico se mantiene este invierno en los niveles más bajos desde que se iniciaron las mediciones vía satélite en 1979. La superficie helada en este océano es la más reducida conocida. De hecho, el invierno está resultando “templado” en todo el Ártico.
Siguiendo una evolución cíclica, este océano registra una ganancia de hielos a lo largo de todo el invierno y sufre una pérdida de banquisa hasta finales de septiembre, cuando inicia un nuevo ciclo invernal. Pero la tendencia global marca un balance muy claro: una disminución de la tasa del 13,2% por década, según la NASA. Algunas proyecciones apuntan un Ártico sin hielo en el verano del 2030.
El área marina congelada en este océano registra en estas fechas los niveles mínimos históricos para esta época del año, según los datos del Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de la Universidad de Colorado Boulder (Estados Unidos).
La reducción es ostensible tanto en la cuenca del Atlántico como en el Pacífico, donde las áreas de aguas libres y abiertas ganaron nuevos límites en el mar de Bering durante la segunda mitad del mes de febrero.
Dada la tendencia general de disminución del hielo ártico, “es lógico que veamos repetirse este fenómeno, que se produce a causa del calentamiento global”, explica Jeroni Lorente, catedrático emérito de Física de la Atmósfera de la Universitat de Barcelona.
Este es el tercer invierno consecutivo en el que se registran olas de calor ‘extremas’ sobre este océano.
La extensión del hielo marino ártico registró en febrero de promedio 13,95 millones de km2, lo que representa el área más reducida para un mes de febrero. Esto supone 1,35 millones de km2por debajo de la extensión media para el período 1981-2010 (seis veces la superficie de Gran Bretaña), y 160.000 km2por debajo del anterior récord mensual de febrero (que data del año 2017).
La cobertura de la banquisa (área de congelación del agua del mar) fue especialmente baja en la zona oriental del mar de Bering (al sur del estrecho entre Rusia y Alaska), las costas de Siberia y Alaska (mar de Chukotka, y en el mar de Barents (al norte de Escandinavia).
Este es el tercer invierno consecutivo en el que se registran olas de calor extremas sobre el océano Ártico. Un estudio publicado el año pasado por Robert Graham del Instituto Polar de Noruega mostró que los recientes inviernos cálidos están en línea con la tendencia hacia una mayor duración e intensidad de los episodios de calentamiento invernal en el Ártico central.
La principal preocupación de los climatólogos es que el calentamiento pueda estar erosionando el vórtice polar, ese cinturón de poderosos vientos que aíslan al norte congelado de las latitudes medias.
Vientos del sur han empujado aire caliente y aguas cálidas hacia el lado del Pacífico en el océano Ártico, lo que ha impedido el crecimiento del hielo más al sur. Ese aire caliente ha comportado que las temperaturas a unos 900 metros de altura se hayan situado entre 10º C y 12ºC por encima del promedio en el mar de Chukotka y Bering.
De la misma manera, en la zona del Atlántico también el viento del sur transportó calor oceánico. Las temperaturas cerca del polo Norte rebasaron el punto de congelación, hasta situarse entre 20 y 30 grados centígrados por encima del promedio. La temperatura del aire en Cape Morris Jesup, en el norte de Groenlandia, superó los 0 grados varias horas y al final del mes se formó agua al norte de Groenlandia.
El profesor Jeroni Lorente resume lo ocurrido resaltando que este invierno se ha dado “el fenómeno conocido como calentamiento súbito estratosférico, que originó, a principios de febrero, aumentos de temperatura en la estratosfera ártica de unos 50º C en menos de una semana”, de manera que pasó de los -80º C a unos 30 km de altitud a valores del orden de -30º C, añade.
El resultado ha sido que “la zona de Groenlandia se vio afectada por vientos cálidos y el vórtice polar se desmembró notablemente”, añade. “Se entró en una fase negativa de la Oscilación del Atlántico Norte (NAO por sus siglas en inglés), de manera que las bajas presiones típicas entre Islandia y Groenlandia fueron sustituidas por un anticiclón mientras que la zona de las Azores veía desfilar borrascas en lugar de alojar el típico anticiclón”, explica. Todo ello ha producido temperaturas inusualmente bajas en Europa a finales de este invierno, que continúa en el inicio de la primavera”.
Así, mientras que el Ártico ha tenido temperaturas relativamente cálidas en esta época del año, el norte de Europa fue azotado en febrero por condiciones de frío extremo.
“Lo que ocurre está lo suficientemente fuera del rango histórico como para juzgar que es algo preocupante”, dijo Michael Mann, director del Centro de Ciencias del Sistema Terrestre en la Universidad del Estado de Pensilvania, al diario The Guardian.
El Ártico es una referencia climática debido a que en él se amplifica el calentamiento causado por los humanos. Si bien las temperaturas del planeta han aumentado en un
1° C (desde la época preindustrial), en el polo Norte la subida se acerca a 3° C, lo que está derritiendo los hielos.
“Los picos de temperatura son parte de los patrones climáticos normales; lo que ha sido inusual en este caso es que ha persistido durante tanto tiempo y que ha sido tan caliente”, señaló Ruth Mottram del Instituto Meteorológico Danés. “Si echamos la vista atrás hasta finales de la década de 1950, nunca hemos visto temperaturas tan altas en el alto Ártico”, añadió.
En la Antártida, el hielo marino registró la segunda extensión más reducida en un febrero desde 1979. El hielo marino en la Antártida varía mucho de un año a otro. Esto se ve en los valores de febrero. El perímetro más reducido en un febrero se dio el 2011, pero luego fue seguido de máximos históricos o casi récord (2013, 2014 y 2015). Luego, por contra, se han vuelto a mínimos históricos o casi récord en el 2017 y este 2018.
Las incógnitas de un mayor calentamiento
La reconstrucción climática de los últimos 50 años ha permitido confirmar que el calentamiento del Ártico actual “es el más intenso y uno de los más duraderos jamás observados durante el invierno”, declaró Robert Rohde, científico principal de Berkeley Earth, una organización sin fines de lucro dedicada al ciencia climática. La pregunta ahora es si esta situación indica un debilitamiento o un colapso del vórtice polar, el círculo de fuertes vientos que mantienen frío al Ártico y desvía otras masas de aire. El vórtice depende de la diferencia de temperatura entre el Ártico y las latitudes medias, pero esa brecha se está reduciendo porque el polo se está calentando más rápido que en cualquier lugar de la Tierra.
El Paso por el Norte entre Siberia y el Pacífico permanecía cerrado a los grandes buques durante el invierno a causa de la capa helada. Sin embargo, el deshielo que experimenta el mar a causa del calentamiento está abriendo este paso (aunque no para los barcos convencionales). El resultado es que compañías navieras están destinando grandes inversiones en la construcción de barcos que pueden atravesar los hielos. El Christophe de Margerie es uno de los primeros que incorporan un potente rompehielos para navegar todo el año. Mientras para los científicos el cambio climático es un síntoma del deterioro ambiental del planeta, muchas compañías petroleras y navieras han encontrado aquí una nueva oportunidad para desarrollar sus negocios.
Entre el año 2010 y el 2014, la media de barcos que surcaron la ruta del norte aumentó un 20% y alcanzó un máximo de 30 en agosto, según un recuento efectuado por el Instituto de Física Interdisciplinas y Sistemas Complejos (CSIC-Universitat de les Illes Balears). “El recuento lo hicimos cuando ningún barco había hecho travesía en invierno”, explica el investigador Juan Fernández Gracia.
“El deshielo del Ártico ha inaugurado una carrera por acceder a los recursos, incluidos los combustibles fósiles que antes eran inaccesibles, y abre la perspectiva de nuevas rutas comerciales. Pero este es un ecosistema frágil, que hay que cuidar”, dice Samuel Martín-Sosa, de Ecologistas en Acción. Este tráfico al alza ha llevado a diversos grupos ecologistas a pedir que se prohíba el uso y transporte de petróleo pesado en los barcos que atraviesan el Ártico por el riesgo de graves daños. Rusia acaba de inaugurar una planta de exportación de gas natural licuado en la península de Yamal. Sus cargueros ya han empezado a utilizar estas rutas comerciales para exportar este combustible fósil, que tiene “una huella climática muy negativa”, dice Martín-Sosa.
https://www.lavanguardia.com/natural/cambio-climatico/20180318/441615512008/oceano-artico-superficie-hielo.html


Groenlandia es la isla más grande del mundo, se encuentra entre el océano Ártico y el océano Atlántico Norte, al noreste de Canadá y el noroeste de Islandia. Groenlandia no tiene fronteras terrestres y 44.087 kilómetros de costa. Una escasa población se limita a pequeños asentamientos a lo largo de la costa. Groenlandia posee la segunda capa de hielo más grande del mundo.
Groenlandia se encuentra sobre la placa de Groenlandia, una placa de conexión de la placa Norteamericana. El Cratón de Groenlandia se compromete de algunas de las rocas más antiguas sobre la faz de la tierra. El cinturón supracortical de Isua en el suroeste de Groenlandia contiene las rocas más antiguas conocidas en la Tierra, que datan de hace 3700 - 3800 millones de años.
La vegetación es generalmente escasa, con la única parte de tierras forestales localizadas en el municipio de Nanortalik en el extremo sur, cerca del Cabo Farewell. El clima va desde ártico a subártico, con veranos frescos e inviernos fríos. El terreno es principalmente una capa de hielo con un suave declive que cubre toda la tierra a excepción de una estrecha, montañosa, árida y rocosa costa. La elevación más baja es el nivel del mar y la elevación más alta es la cumbre del Gunnbjorn Fjeld, el punto más alto en el Ártico a 3.694 metros. El punto más septentrional de la isla de Groenlandia es el cabo Morris Jesup, descubierta por el Almirante Robert Peary en 1909. Los recursos naturales son el zinc, el plomo, mineral de hierro, carbón, molibdeno, oro, platino, uranio, peces, focas y ballenas.
Fuente Wikipedia


-III-
Groenlandia se está derritiendo más rápido que en ningún otro momento en los últimos 400 años
abril 03, 2018
La capa de hielo de Groenlandia se está derritiendo a una tasa mucho mayor que hace al menos 400 años, según sugiere una nueva investigación. Y el ritmo de este deshielo no hace más que acelerarse.
Un estudio publicado esta semana en la revista Geophysical Research Letters ha hallado que la tasa de deshielo en la parte occidental de Groenlandia se ha estado acelerando durante las últimas décadas. El deshielo es ahora casi el doble con respecto a finales del siglo XIX. Y los científicos dicen que un aumento importante de las temperaturas estivales – de unos 1,2ºC desde la década de 1870 – es el principal culpable.
El calentamiento futuro solo puede seguir potenciando este deshielo, advierten – una importante preocupación en lo que se refiere al futuro aumento del nivel del mar.
“Si hemos de hacer predicciones exactas del aumento del nivel del mar tendremos que comprender cómo responde Groenlandia al calentamiento,” dice el coautor del estudio Erich Osterberg, científico climatólogo del Colegio Dartmouth, en Nuevo Hampshire, Estados Unidos.
Gran parte de la atención reciente en la pérdida de hielo de Groenlandia se ha centrado en los icebergs que se separan de los glaciares de la capa de hielo, eventos llamativos que a menudo atraen a los medios de comunicación. Pero la investigación sugiere que el deshielo desde la superficie supone en realidad más de la mitad de la pérdida de hielo de Groenlandia, por lo que los factores que influyen en las tasas de deshielo de la superficie son importantes para comprender cuándo predecir el futuro aumento del nivel del mar.
Las observaciones por satélite y los modelos de hielo han ayudado a los científicos a estimar las tasas de deshielo de la superficie desde las últimas décadas. Pero hay otro método que los científicos pueden usar para confirmar estas estimaciones en el suelo.
Gran parte del agua de deshielo va a parar al mar, pero otra importante se filtra en la nieve y vuelve a congelarse (zona de percolación). Los científicos pueden perforar en la superficie de la capa de hielo y extraer un largo núcleo de hielo que contiene muchas capas de esta agua que ha vuelto a congelarse y analizarla luego en un laboratorio. Estos núcleos de hielo pueden proporcionar toda clase de información valiosa sobre la edad del hielo y el momento en que tuvieron lugar los eventos de deshielo en la capa de hielo.
Osterberg, junto con la autora principal del estudio Karina Graeter y otros investigadores, viajaron al oeste de Groenlandia para investigarlo en persona. El equipo extrajo siete núcleos de hielo para su análisis.
Los núcleos revelaron que las capas de hielo se volvieron más gruesas y frecuentes a partir de la década de los años 90, con niveles recientes de derretimiento que son incomparables desde al menos 1550.
Los investigadores usaron modelos con datos históricos del clima para investigar algunos de los factores climáticos que influyeron en las tasas de deshielo de un año a otro durante el último siglo. Se demostró que las fluctuaciones de las temperaturas del océano y determinados patrones de circulación atmosférica tienen una importante influencia en las variaciones de un año a otro en las tasas de deshielo desde la 1970.
Es algo importante que destacar, porque estos patrones oceánicos y atmosféricos pueden cambiar bajo la influencia del futuro cambio climático. Los científicos siguen debatiendo cómo pueden verse afectados, pero los nuevos resultados sugieren que un mejor conocimiento para hacer predicciones precisas a corto plazo sobre el deshielo y el aumento del nivel del mar.
Es probable que el actual calentamiento sea la mayor influencia en las tendencias de deshielo a largo plazo. A pesar de las muchas fluctuaciones en las condiciones climáticas durante el último siglo, los científicos advierten que las condiciones oceánicas y atmosféricas eran casi idénticas a las de finales de siglo XIX y principios del 2000s, sin embargo las tasas de deshielo en el 2000 fueron casi el doble de lo que fueron hace un siglo.
La mayor diferencia entre estos dos periodos de tiempo es que las temperaturas del aire en verano se habían calentado más de 1ºC en los años intermedios debido al cambio climático.
Y si el deshielo ya se ha duplicado en los últimos 100 años, el continuado calentamiento puede significar que el deshielo de la superficie acabe convirtiéndose en un contribuidor cada vez mayor al aumento del nivel del mar en los próximos años. http://www.oceansentry.org/es/groenlandia-se-esta-derritiendo-mas-rapido-que-en-ningun-otro-momento-en-los-ultimos-400-anos/


-IV-
Un enorme iceberg causa pánico en Groenlandia ante el temor de un tsunami:
Las autoridades locales han facilitado el traslado de los habitantes por helicóptero, único medio de transporte para salir de la isla
16 de julio de 2018

Isla de Innaarsuit, perteneciente al municipio de Avannaata territorio autónomo danés.

Se ve en el video del artículo
cuando
recientemente se desprendió un gigantesco trozo del iceberg. En caso de continuar los desprendimientos o un colapso total de la montaña de hielo, podría provocar enormes olas que inundarían por completo la costa.
Innaarsuit se encuentra dentro de un archipiélago de pequeñas islas en la costa noreste de Baffin Bay, Groenlandia con una población de 160 habitantes, el pequeño poblado se encuentra en riesgo por la presencia de un enorme iceberg que se encuentra cerca de la costa y su desprendimiento podría causar un tsunami.
Las autoridades locales han facilitado el traslado de los habitantes por helicóptero, único medio de transporte para salir de la isla a zonas seguras.
Si las condiciones meteorológicas cambian a favor de los pobladores, el bloque de hielo seguirá su camino hacia la bahía, entre los océanos Atlántico y Ártico.
De acuerdo a Susanna Eliassen, miembro del consejo del pueblo, entre los habitantes se siente preocupación.
“Estamos acostumbrados a ver grandes icebergs, pero no habíamos visto uno tan grande hasta ahora,” indicó Eliassen a KNR, un medio local.
Por el momento, el gobierno y la Policía se mantienen en alerta máxima, mientras que un helicóptero especial para labores de rescate se mantiene cerca de la población para atender cualquier emergencia.
https://www.elnuevodia.com/ciencia/ciencia/nota/unenormeicebergcausapanicoengroenlandiaanteeltemordeuntsunami-2435568/



Otra vista del gran iceberg desprendido de un ártico en deshielo encima de una Groenlandia ahora sin hielo en la costa habitable.
Julio de 2018. Un ejemplo más del Cambio Climático que lo es de manera variable en todo el planeta



-V-
El hielo de la Antártida esconde cadenas montañosas y valles más grandes que Manhattan
03 de junio de 2018
Las kilométricas cordilleras y los valles se han asentado en las profundidades de la vasta región de hielo de la Antártida occidental, un descubrimiento que según los científicos podría contribuir al aumento del nivel del mar en todo el mundo.
Un equipo de investigadores británicos utilizó el "radar de penetración de hielo" para mapear el paisaje subglacial, que según ellos agrega una pieza de evidencia para comprender el comportamiento pasado, presente y futuro del continente helado. Los investigadores descubrieron tres valles que unen las dos partes principales de la Antártida: la capa de hielo de la Antártida occidental y la capa de hielo de la Antártida oriental mucho más grande.
Las formas terrestres recientemente descubiertas evitan que el hielo de la Antártida oriental fluya a través de la Antártida Occidental hacia la costa. Pero a medida que las capas de hielo se adelgazan debido al calentamiento de las temperaturas, estos valles y cadenas montañosas podrían "aumentar la velocidad con la que el hielo fluye desde el centro de la Antártida hasta sus bordes, lo que lleva a un aumento del nivel global del mar", según cuenta Kate Winter, la autora principal del estudio que hizo un seguimiento de investigación en la Universidad de Northumbria.
"Comprender cómo interactúan las capas de hielo de la Antártida oriental y occidental es fundamental para nuestra comprensión del nivel del mar global pasado, presente y futuro", dijo Neil Ross, profesor titular de la Universidad de Newcastle.
El mayor de los valles, llamado Foundation Trough, tiene 350 kilómetros de largo, casi igual a la distancia entre Washington, el Distrito de Columbia y la ciudad de Nueva York. Su ancho es más de 32 kilómetros, más largo que la isla de Manhattan.
El otro valle, llamado Patuxent Trough, tiene casi 320 kilómetros de largo y 14 kilómetros de ancho. El más pequeño, el Desfiladero de Rift Offset, tiene 150 kilómetros de largo y 28 de ancho.
La investigación fue parte del proyecto PolarGAP de la Agencia Espacial Europea, una ambiciosa misión para recopilar datos sobre el campo de gravedad global de la Tierra, y fue publicado a principios de mayo en la revista Geophysical Research Letters.
Fausto Ferraccioli, investigador principal del proyecto PolarGAP, dijo que los hallazgos proporcionan una ventana significativa a la región del Polo Sur, "una de las fronteras menos comprendidas en toda la Antártida".
"Estos nuevos datos de PolarGAP nos dan información sobre cómo el paisaje debajo del hielo influye en el flujo de hielo, y ofrece una mejor comprensión de cómo las partes de las grandes capas de hielo antárticas cercanas al Polo Sur pueden evolucionar en respuesta al cambio glaciológico alrededor de sus márgenes", comentó Ferraccioli.
El descubrimiento fue una sorpresa para los investigadores.
Winter dijo a NBC News que esperaban encontrar una región montañosa, pero no el enorme tamaño de las formas de la tierra.
La investigación ha demostrado que los glaciares costeros de la Antártida, particularmente en la Antártida occidental, están retrocediendo a un ritmo alarmante, lo que genera inquietud sobre la posible contribución del continente al aumento del nivel del mar.
En abril, una nueva encuesta satelital reveló que el 10 por ciento de los glaciares costeros de la Antártida se están moviendo a una velocidad significativa hacia el centro del continente, ya que se derriten abajo, según un informe de Chris Mooney en The Washington Post. En la Antártida occidental, más del 20 por ciento de los glaciares costeros se retiraban más rápidamente, unos 25 metros por año. La situación no es tan mala en la Antártida oriental, aunque el glaciar más grande la zona también se está retirando a un ritmo acelerado
https://www.infobae.com/america/wapo/2018/06/08/el-hielo-de-la-antartida-esconde-cadenas-montanosas-y-valles-mas-grandes-que-manhattan/


-VI-
La Antártida pierde 3 billones de toneladas de hielo en 25 años
Ha provocado un aumento de casi 8 milímetros en el nivel del mar, según una investigación de casi medio centenar de instituciones
13/06/2018
Los investigadores llevan años intentando calcular la pérdida de hielo de la Antártida, uno de los indicadores más visibles del cambio climático y el calentamiento global. Sabían que el continente antártico se derrite, pero ahora también saben el ritmo al que lo hace y dónde. Si de 1992 a 2012 perdía de media 76.000 millones de toneladas anuales, desde 2012 lo hizo a un ritmo de 219.000 millones de toneladas. La velocidad se ha multiplicado por tres. «Ha habido un aumento en la pérdida de hielo de la Antártida durante la última década y está provocando que el nivel del mar aumente más rápido hoy que en cualquier otro momento de los últimos 25 años», dice uno de los autores principales del estudio, el profesor Andrew Sheperd, de la Universidad de Leeds.
Contiene tal cantidad de hielo que podría hacer crecer el nivel del mar hasta 58 metros, y su actual trayectoria no apunta en una buena dirección. Desde 1992, la Antártida ha perdido tres billones de toneladas hielo y el nivel del mar ha crecido casi 8 milímetros como consecuencia. Es la principal conclusión del informe que este miércoles publica «Nature», el más completo realizado hasta la fecha sobre la capa de hielo de la Antártida. Han participado 88 expertos de 44 organizaciones internacionales, con la tecnología satelital más avanzada.
La Antártida Occidental, la más afectada
Según los investigadores, el aumento en la pérdida de hielo del continente en su conjunto es una combinación de aceleración de los glaciares en la Antártida Occidental y en la Península Antártica, y un menor crecimiento de la capa de hielo en la Antártida Oriental.
La zona más afectada es la Antártida Occidental. Ha pasado de perder 53.000 millones de toneladas al año a 159.000 millones. La mayor parte proviene de los inmensos glaciares Pine Island y Thwaites, que se están retirando rápidamente debido al calentamiento de los océanos.
En el extremo norte del continente, el colapso de la plataforma de hielo en la Península Antártica ha provocado un aumento de 25.000 millones de toneladas por año en la pérdida de hielo desde principios de la década de 2000. La capa de hielo de la Antártida Oriental se ha mantenido cerca de un estado de equilibrio en los últimos 25 años, con un promedio de 5.000 millones de toneladas de hielo al año. 
https://www.abc.es/sociedad/abci-antartida-pierde-3-billones-toneladas-hielo-25-anos-201806131918_noticia.html


-VII-
Pingüino rey podría emigrar de Chile debido a la falta de alimento
15 julio de 2018

Cerca de un millón cien mil parejas de pingüinos rey podrían desaparecer abruptamente de Chile, o buscar un nuevo hábitat, cifra que corresponde al 70% de la población mundial.
Así lo afirma un nuevo estudio publicado en la revista Nature Climate Change, en el que se detalla el impacto del cambio climático en esta especie.
Tal como recoge el periódico nacional LUN, la única colonia de pingüinos rey se encuentra a orillas de la Bahía Inútil, en Tierra del Fuego.
Sin embargo, el calentamiento del océano está alejando hacia la Antártica la fuente de comida de estas aves.
“Se proyecta que el 49% de la población mundial perderá su hábitat por completo, por ejemplo en la isla Crozet (al sur del Océano Índico) y Príncipe Eduardo (al sur de Sudáfrica), y el 21% probablemente vea su hábitat fuertemente alterado”, comentó el doctor en Ciencias Biológicas y coautor del estudio, Emiliano Trucchi, al citado medio.
Por su parte, Juliana Vianna, doctora en Ecología de la Universidad Católica, explicó que esta especie necesita áreas libres de hielo en tierra y mar para tener acceso a la comida del Frente Polar Ártico (peces, crustáceos y calamares).
“Este frente es la colisión de aire cálido de los anticiclones subtropicales con los aires fríos de los anticiclones polares. El problema es que con el cambio de temperatura de los océanos a causa del cambio climático, el Frente Polar se está alejando hacia el sur”, agregó.
“Entonces, las colonias que están en islas subantárticas quedarían demasiado lejos del alimento. Estos pingüinos no pueden nadar distancias superiores a 700 kilómetros, porque no alcanzan a ir y volver para alimentar a la cría en tierra”, añadió.
Cabe señalar que los pingüinos rey comenzaron a establecerse en Bahía Inútil en 2006, aunque recién en 2010 nació la primera cría.
De acuerdo a Trucchi, se espera que la colonia chilena se aleje, aunque se mantenga por debajo del umbral de 700 kilómetros.
“Sin embargo, parece que ese grupo y el que hay en Malvinas están alimentándose de otra fuente de alimento: la rotura de la plataforma patagónica, que no es tan productiva como el Frente Polar, pero que mantiene a las colonias pequeñas como la de ustedes. El problema es que esta zona está sufriendo la sobreexplotación de la pesca”, indicó.
En ese sentido, Trucchi aseguró que la combinación de sobrepesca y cambio climático puede representar una amenaza real.
https://www.biobiochile.cl/noticias/ciencia-y-tecnologia/ciencia/2018/07/15/pinguino-rey-podria-emigrar-de-chile-debido-a-la-falta-de-alimento.shtml


-VIII-
Olas de calor y sequía… ¿En el Reino Unido?
9 de julio de 2018
CHELMSFORD, Inglaterra — Por lo general, en esta época del año una frondosa capa de césped verde cubriría los campos de Luigi Munday, lo cual sería suficiente para alimentar a su ganado hasta septiembre. Pero este año el terreno está seco y el pasto marchito, por lo que tuvo que echar mano de su reserva invernal de heno para seguir alimentando al ganado.
“No recuerdo la última vez que pasamos seis semanas sin lluvia”, dijo Munday el pasado 4 de julio. “Ahora solo una semana de lluvia británica intensa puede salvar la situación”.
En cuanto tiró la paca de heno en sus campos en Chelmsford, al noreste de Londres, sus 31 vacas corrieron hacia él y devoraron el alimento. “¿Ven lo hambrientas que están?”, dijo.
Buena parte de la “tierra verde y placentera” de Inglaterra, así como la de Irlanda, Escocia y Gales, se está volviendo café y quebradiza. Semanas de un calor poco común (para los estándares de las islas británicas), más de un mes de un clima inusualmente seco y pronósticos de que esas condiciones continuarán han hecho que la gente use términos que no suelen usarse en esta parte del mundo: “ola de calor” y “sequía”.El Reino Unido tuvo el segundo junio más caluroso de la historia y en varias partes de la nación ese mes fue el más seco. Este clima ha persistido en julio, lo que ha incrementado el uso de agua, aun cuando las reservas y los niveles de los ríos están disminuyendo.
La semana pasada, la temperatura en Motherwell, un pueblo al sudeste de Glasgow, llegó a los 33 grados Celsius, la más elevada que se haya registrado en Escocia, y el Aeropuerto Shannon alcanzó los 32 grados Celsius, la temperatura más elevada en Irlanda en doce años.
Además, se han dado casos aislados de extinción de peces en lagos y arroyos, posiblemente a causa del calor y los bajos niveles de agua.
Por ahora, dicen los funcionarios, hay suficiente agua para satisfacer las necesidades básicas. Sin embargo, la empresa Northern Ireland Water ha prohibido temporalmente regar los jardines y lavar los automóviles, y algunas empresas de agua regionales en otras partes del Reino Unido han pedido a la gente que tome medidas voluntarias de ahorro de agua.
Sin unas cuantas lluvias torrenciales, se esperan restricciones de mayor obligatoriedad a medida que vaya entrando el verano.
Incluso antes de que iniciara el periodo de sequía, la Agencia Ambiental gubernamental del Reino Unido había emitido una alarma sobre los suministros de agua, en la cual advirtió que, entre el cambio climático y el crecimiento de la población, esa nación necesitaba volverse mucho más eficiente en el consumo de agua.
Los meteorólogos dicen que es difícil atribuir acontecimientos climatológicos aislados al cambio climático, pero que las ondas de calor y las oscilaciones extremas en las precipitaciones son efectos esperados.
En tanto que el Reino Unido e Irlanda se sofocan por el calor, las canículas también han golpeado a Escandinavia, a la región nororiental de Estados Unidos, al sureste de Canadá, al Cáucaso y al sur de Rusia, entre otras.
A los ganaderos en el área les preocupa que a este ritmo su ganado no sobreviva hasta el invierno. Por lo general, cultivan su propio heno para pasar el invierno, pero este año sus reservas no durarán lo suficiente.
La falta de lluvia durante un periodo esencial para el crecimiento de muchos cultivos supone una amenaza para todas las cosechas del otoño.
“Los agricultores están acostumbrados a lidiar con los desafíos que puede presentar el clima extremo, pero este año ha sido inusual, desde un invierno y una primavera extremadamente húmedos hasta un mes en el que ha habido muy poca lluvia en algunas áreas”, comentó Guy Smith, vicepresidente del Sindicato Nacional de Agricultores. “Este es otro ejemplo de la volatilidad adicional a la que se enfrentan los productores de alimentos”.
Munday comentó que en esta etapa no había mucho que los ganaderos pudieran hacer, además de tratar de mantener alimentados e hidratados a sus animales.
“La reacción natural ha sido querer vender los animales, pero no es posible porque todos estamos en el mismo barco”, dijo. “Solo tenemos que seguir adelante y esperar que llueva un poco”.
https://www.nytimes.com/es/2018/07/09/cambio-climatico-reino-unido-irlanda/


-IX-
Huir del calentamiento global: la nueva gran migración
9 de julio de 2018
El año pasado viajé al sur de Guatemala, lugar de origen de uno de los grupos más grandes de inmigrantes indocumentados que han llegado a Estados Unidos en los últimos años. Es muy claro por qué la gente se va: Guatemala es un país plagado de conflictos políticos, un racismo endémico en contra de los indígenas, pobreza y cada vez más violencia a manos de pandillas.
Sin embargo, hay otra dimensión menos conocida de esta migración. La sequía y las temperaturas en aumento en Guatemala están haciendo que sea más difícil para la gente ganar lo suficiente para vivir o incluso sobrevivir, lo cual empeora la situación política de por sí frágil para los 16,6 millones de personas que viven en ese país.
En la aldea de Jumaytepeque, en la región del Corredor Seco de América Central, un grupo de campesinos me llevó a ver sus cultivos de café. La mayor parte de los ingresos de la comunidad provenían del grano, pero las ganancias se han diezmado debido a una plaga conocida como roya del cafeto. Las plagas como esta no son causadas necesariamente por el cambio climático, pero este sí las exacerba, y la roya ahora está infectando plantas en altitudes cada vez mayores conforme las zonas más elevadas se han vuelto más cálidas. Lo que es peor, el estrés provocado por la sequía ha hecho que esas plantas sean más vulnerables a la plaga.
“Ya no podemos mantenernos solo con el café”, me dijo un joven campesino en la sombra veteada de su plantación de café, al señalar hacia las hojas flácidas, amarillas y agujereadas por la roya a nuestro alrededor. Los jóvenes como él, me explicó, se mudan a las ciudades y tratan de salir adelante en medio de la violencia de las pandillas, “o se van al norte”, dijo, a Estados Unidos.
Mucho antes de la catástrofe por la inadmisible separación de familias en la frontera sur de EE. UU., el presidente Donald Trump hizo de la lucha en contra de los migrantes indocumentados el grito de guerra de su campaña y de su gobierno. Quiere encerrar a más migrantes —incluyendo a niños pequeños— como una forma de disuasión, al tiempo que presenta a todos los nuevos migrantes no autorizados como criminales violentos en potencia. Al mismo tiempo, el equipo del presidente ha actuado respecto al medioambiente y hecho casi cualquier cosa que ha podido para echar para atrás décadas de regulaciones destinadas a proteger el aire, el agua y la tierra. En junio pasado, Trump abandonó el acuerdo climático de París. Mientras tanto, Scott Pruitt, el administrador de la Agencia de Protección Ambiental, está aniquilando empecinadamente el organismo que dirige.
Mientras más desordenado se torna el clima, más gente deja su hogar.
En la actualidad, según las agencias globales de ayuda, más de 68 millones de personas en todo el mundo han sido obligadas a huir de sus hogares, a menudo debido a la guerra, a la pobreza o a la persecución política. Como escritora, me enfoco en gran medida en asuntos de migración forzada. Los cientos de migrantes que he entrevistado en los últimos años —ya sea que provengan de Gambia, Pakistán, El Salvador, Guatemala, Yemen o Eritrea— se van más comúnmente debido a algún problema político grave en su lugar de origen. Sin embargo, he notado algo más a lo largo de mis años como reportera. Si hablas el tiempo suficiente con estos migrantes, escucharás sobre otra dimensión, más sutil pero aun así profunda, respecto de los problemas que dejan atrás: la degradación ambiental o el cambio climático.
El Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados calcula que, desde 2008, han sido desplazadas 22,5 millones de personas por eventos climáticos extremos o relacionados con el clima. Esto incluye tragedias como la extendida hambruna en Darfur, los monzones y las inundaciones en Bangladés y el catastrófico huracán de Puerto Rico. Mientras más desordenado se torna el clima, más gente deja su hogar. Conforme nuestro mundo se calienta y los niveles del océano se elevan, se pronostica que el problema de la migración forzada por todo el mundo se volverá mucho peor.
Al negarse a tomar en serio el cambio climático o la responsabilidad por nuestro planeta, el gobierno de Donald Trump alienta las condiciones que aumentarán las migraciones no autorizadas a Estados Unidos y a cualquier otra parte.
Afuera de unas instalaciones para refugiados jóvenes en Sicilia, un grupo de adolescentes de Gambia que cruzaron el Mediterráneo desde Libia me dijeron que sostenerse con la agricultura se ha hecho demasiado difícil en su país, conforme la región semiárida del Sahel se extiende cada vez más por todo el continente y seca con ello las tierras de los habitantes. En Yemen, los varios años de escasez de agua contribuyeron a llevar al país a su brutal conflicto.
El Salvador, uno de los países del mundo donde hay más asesinatos, apenas está recuperándose ahora de una sequía devastadora, que aumenta los riesgos y el alcance de la violencia. En mi libro sobre la migración de jóvenes desde El Salvador, The Far Away Brothers, escribo sobre una familia que cayó de la gracia de un hombre protegido por las pandillas del pueblo. Los gemelos adolescentes de la familia se fueron porque se había puesto un precio sobre sus cabezas, pero el desafío persistió para quienes se quedaron. Los campos de la familia producían cada vez menos. Los tomates crecieron con un color pálido, enfermizo; otros cultivos simplemente no se dieron. La familia ya no podía sobrevivir de la agricultura, así que más hijos consideraron irse al norte. Aún no lo hacen, pero, según me cuenta una de las hijas, casi todos los días ella también sopesa el hacer arreglos para dejar su país.
Muchas cosas exacerban los efectos de la sequía en América Central, incluyendo la deforestación extendida y la sobreexplotación de los campesinos de sus propias tierras. No obstante, de acuerdo con Climatelinks, un proyecto de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional, la temperatura promedio en El Salvador ha aumentado 0,016 grados Celsius desde la década de 1950 y las sequías se han vuelto más duraderas y más intensas. El nivel del mar ha aumentado 7,6 centímetros desde esa misma década y se proyecta que se eleve 18 centímetros más para 2010. Entre 2000 y 2009, 39 huracanes golpearon El Salvador, en contraste con los quince de la década de 1980. Se predice que también esto empeorará.
Cuando escribí un reportaje sobre migrantes que vivían en las sombras en un barrio pobre en Kenia, le pregunté a un grupo de hombres por qué habían dejado sus hogares en la Etiopía rural. Ahí eran campesinos, al igual que muchas generaciones antes que ellos, pero me dijeron que ya no podían ganarse el sustento con sus cultivos y ni siquiera podían alimentar adecuadamente a sus familias. Las lluvias habían cambiado: no era solo que fueran menos, sino que se habían hecho más erráticas; no había lluvia cuando la siembra la necesitaba para crecer y, luego, cuando era tiempo de cosechar, caían lluvias repentinas terribles que arruinaban los cultivos. Los hombres se habían ido a Kenia para encontrar trabajo y enviar dinero a casa para alimentar a sus familias.
Al igual que El Salvador, Gambia, Bangladés y Guatemala, Etiopía ha sido golpeada fuertemente por el cambio climático, aunque ni siquiera se encuentra entre los cien mayores emisores de gases de efecto invernadero. Sin embargo, el problema con el cambio climático es, por supuesto, que traspasa las fronteras.
La retórica antimigratoria del gobierno de Trump ha sido todo un teatro elaborado y grandilocuente que ha tenido consecuencias humanas reales y, en ocasiones, mortales (pensemos de nuevo en los niños separados de sus padres en la frontera). Pero Trump habla muy en serio: quiere que la migración de habitantes de países pobres se detenga. Considera que los problemas en esos países son de ellos y no de los estadounidenses: no importan los siglos de catastróficas intervenciones extranjeras en lugares como El Salvador y el resto del continente americano o el mundo árabe y el África subsahariana, ni la creciente amenaza del cambio climático.
Si el presidente Trump de verdad quiere frenar la migración ilegal a Estados Unidos a la larga, más le vale tomarse en serio el cambio climático. El gobierno de Trump puede seguir desmantelando la Agencia de Protección Ambiental y despreciar las acciones globales para proteger el clima o puede trabajar responsablemente para tratar de frenar la migración internacional abordando los desafíos de un planeta que se calienta.
No puede hacer las dos cosas.
https://www.nytimes.com/es/2018/07/05/calentamiento-global-migracion/


-X-
Un clima cada vez más extremo
4 Mayo 2018
Varias agencias meteorológicas informan de que los fenómenos climáticos extremos y de gran repercusión continuarán durante el mes de mayo. Estos incluyen el deshielo en las zonas polares y el aumento de las temperaturas y las precipitaciones intensas.
La contaminación, nuestra contaminación
El efecto invernadero, promovido por las actividades humanas que transmiten gases nocivos a la atmósfera, funciona como motor del cambio climático.
Desde el comienzo de la Revolución Industrial, los niveles de dióxido de carbono han aumentado casi un 40 %. A pesar de las variaciones estacionales, se observa una tendencia ascendente en cuanto a la concentración de gases de efecto invernadero.
En abril, el Observatorio Atmosférico situado en la montaña tinerfeña de Izaña, en España, registró un récord de concentración de dióxido de carbono de cerca de 414 partículas por millón.
Suben las temperaturas
En India, se prevén fuertes tormentas. A pesar de que estas son habituales en la temporada previa a los monzones, su intensidad asemeja excepcional. Durante 2018, 108 personas han fallecido y cerca de 300 han resultado heridas debido a los rayos y las tormentas que azotaron las localidades de Rajastán y Uttar Pradesh a principio de mayo.
Estas tormentas son el resultado de la intensidad de los vientos y la subida de las temperaturas, que sobrepasan los 40° en algunas zonas del país, alcanzando máximos superan lo habitual.
En Pakistán, se estima que treinta localidades han sobrepasado los máximos mensuales. El país ha registrado temperaturas de hasta 50° durante olas de calor que han afectado a zonas altamente pobladas, como la provincia de Sindh.
Aunque no se espera que este abril sea el más caluroso a nivel global, otros países también han registrado récords mensuales en sus temperaturas máximas. Este es el caso de Alemania, donde la media de 12,4°C se encuentra 4°C por encima de la línea de referencia de 1981-2010.
África Oriental y el Cuerno de África también ha sufrido intensas lluvias e inundaciones, y algunas partes de Oriente Medio y Asia se han visto afectadas por fuertes tormentas de arena y polvo.
La Antártida se derrite
La región comprende una sinuosa y seca superficie helada de 14 millones de km2. La temperatura media anual es desde −10 °C en la costa hasta −60°C en las partes altas del interior. Su manto de hielo contiene el 90 % del agua fresca del mundo, suficiente como para elevar el nivel del mal cerca de sesenta metros al derretirse.
Según los expertos, la Antártida se encuentra entre las que más rápido se calientan del planeta, con una temperatura que ha ascendido 3 °C en los últimos cincuenta años, provocando la reducción de los glaciares y, por lo tanto, de algunos de los principales depósitos de agua natural.
Un comité de la Organización Meteorológica Mundial ha establecido que la temperatura máxima se registró el 24 de marzo de 2015 en la base de investigación argentina de Esperanza, con 17,5 °C. Por su parte, la temperatura mínima se registró el 21 de julio de 1983 en la estación rusa de Vostok, con −89,2°C.
Resulta posible, e incluso probable, que se hayan producido y se vayan a producir mayores temperaturas extremas en la región, dado que, en las evaluaciones de la Organización, se identifican solo los que permite un estudio minucioso sobre el terreno.
Las generaciones del cambio climático
Este fenómeno tiene carácter global y afecta a millones de personas en el mundo. Entre ellas, se encuentran miles de niños. 
https://news.un.org/es/story/2018/05/1432872


-XI-
El cambio climático podría obligar a más de 140 millones de personas a migrar dentro de sus propios países para el año 2050: Informe del Banco Mundial
Marzo 19, 2018
En un nuevo informe del Grupo Banco Mundial se concluye que para el año 2050 los impactos cada vez mayores del cambio climático en tres regiones densamente pobladas del mundo podrían provocar el desplazamiento de más de 140 millones de personas dentro de sus respectivos países, lo que traería aparejada una inminente crisis humanitaria y supondría una amenaza para proceso de desarrollo.
Sin embargo, mediante una acción concertada —que incluya iniciativas de alcance mundial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y una sólida planificación del desarrollo a nivel de los países— este escenario pesimista de más de 140 millones de personas podría reducirse notablemente, hasta en un 80 %, lo que equivale a más 100 millones de personas.
El informe, titulado Groundswell: Prepararse para las migraciones internas provocadas por impactos climáticos, constituye el primer y más exhaustivo estudio de su tipo en centrarse en el nexo existente entre los impactos climáticos de evolución lenta, los patrones de migración interna y el desarrollo en tres regiones en desarrollo del mundo: África al sur del Sahara, Asia meridional y América Latina.
En él se concluye que para 2050, a menos que se adopten medidas urgentes de acción climática y en materia de desarrollo tanto a nivel internacional como nacional, estas tres regiones, tomadas en conjunto, podrían tener que lidiar con decenas de millones de migrantes internos por motivos climáticos. Se trata de personas que se ven obligadas a abandonar áreas cada vez más inviables de sus países debido a problemas crecientes como la escasez de agua, las malas cosechas, el aumento del nivel del mar y las mareas de tormenta.
En el informe se advierte que estos “migrantes por motivos climáticos” se sumarían a los millones de personas que se desplazan actualmente dentro de sus países por motivos económicos, sociales, políticos o de otra índole.
La directora gerente del Grupo Banco Mundial, Kristalina Georgieva, expresó que esta nueva investigación es un llamado de atención para los países y las instituciones de desarrollo.
“Tenemos una pequeña oportunidad ahora, antes de que los efectos del cambio climático se agudicen, para preparar el terreno frente a esta nueva realidad”, dijo Georgieva. “Las medidas que adopten las ciudades para encarar la tendencia al alza de la llegada de migrantes de zonas rurales, y para mejorar las oportunidades de educación, capacitación y empleo, producirán dividendos que perdurarán en el tiempo. Igualmente, es importante ayudar a las personas a tomar buenas decisiones sobre si permanecer donde están o trasladarse a otros lugares donde sean menos vulnerables”.
El equipo de investigación, liderado por la especialista principal en medio ambiente Kanta Kumari Rigaud e integrado por investigadores y especialistas en simulación por modelos pertenecientes al Centro para la Red de Información Internacional de Ciencias de la Tierra (CIESIN) de la Universidad de Columbia, el Instituto de Investigación Demográfica de la Universidad de la Ciudad de Nueva York (CUNY), y el Instituto Potsdam para la Investigación del impacto Climático, aplicaron un enfoque de modelos multidimensional para estimar la posible escala de la migración interna por motivos climáticos en las tres regiones.
Analizaron tres escenarios hipotéticos de cambio climático y desarrollo, y compararon los escenarios más “pesimistas” (altos niveles de emisiones de gases de efecto invernadero y desarrollo desigual) con escenarios “inocuos para el clima” y con “un desarrollo más inclusivo” en los cuales las medidas relacionadas con el clima y el desarrollo nacional aumentan a la par del desafío. Para cada escenario, aplicaron datos sobre impacto demográfico, socioeconómico y climático en el nivel de celdas de grilla de 14 kilómetros cuadrados con el fin de simular los cambios posibles en la distribución de la población dentro de los países.
Este enfoque permitió identificar los principales “puntos críticos” de inmigración y emigración por motivos climáticos, es decir, zonas que, conforme a lo previsto, las personas abandonarán, y zonas urbanas, periurbanas y rurales adonde las personas buscarán desplazarse para recomenzar sus vidas y procurarse nuevos medios de subsistencia.
“Sin la planificación y el apoyo adecuados, las personas que se desplacen de las zonas rurales a las ciudades podrían tener que afrontar nuevos riesgos, incluso más peligrosos”, advirtió la gerente de proyecto Kanta Kumari Rigaud. “Es probable que aumenten las situaciones de tensión y conflicto como resultado de la presión ejercida sobre los escasos recursos. Pero ese no tiene por qué ser el futuro que nos espera. Si bien la migración interna por motivos climáticos se está volviendo una realidad, podemos evitar que se convierta en una crisis si empezamos a prepararnos ahora”.
El informe incluye recomendaciones sobre medidas clave tanto a nivel nacional como internacional, entre las cuales se incluyen las siguientes: https://www.bancomundial.org/es/news/press-release/2018/03/19/climate-change-could-force-over-140-million-to-migrate-within-countries-by-2050-world-bank-report


-XII-
Cambio climático
La capa de ozono sigue debilitándose
El agujero se recupera en los polos pero ha experimentado un retroceso en su parte inferior, concretamente en las latitudes más pobladas
06/02/2018
Hace unos años nos felicitábamos porqué el temido agujero de la capa de ozono se estaba cerrando. Pero ahora, a raíz de un estudio publicado en la revista científica Athmospheric Chemistry and Physics, sabemos que esta importantísima capa de ozono, que nos protege de las radiaciones ultravioleta, sigue debilitándose.
La capa de ozono se recuperó en los polos, pero ha experimentado un retroceso en su parte inferior en las latitudes más bajas, donde la luz del sol es más fuerte y, además, viven millones de personas.

El daño potencial en latitudes inferiores puede ser incluso peor que en los polos”, dado que la radiación de UV es más intensa en estas zonas y están más pobladas.
Profesora del Grantham Institute para el Cambio Climático y el Medio Ambiente del Imperal College de Londres Joanna Haigh
Coautora del estudio
Joanna Haigh
Coautora del estudio

Protocolo de Montreal: un gran acierto
En 1985 los científicos descubrieron un gigantesco agujero en este manto sobre el casquete antártico. Entonces saltaron todas las alarmas y en apenas dos años, con la firma del Protocolo de Montreal, los gobiernos de todo el mundo se ponían de acuerdo para prohibir los clorofluorocarbonos (CFC). Estos compuestos, presentes en frigoríficos, aparatos de aire acondicionado o en aerosoles que usábamos a diario, estaban acabando con el ozono. Aunque la larga vida de los CFC ha prolongado la agonía, la concentración de estas sustancias ya se estaba reduciendo. Diversos estudios estimaron que, para 2030, el ozono habría vuelto a los niveles de 1980.
Por eso este descubrimiento, del equipo internacional liderado por la Universidad Politécnica ETH de Zúrich y el Observatorio físico-meteorológico de Davos, ha representado una gran sorpresa y alarma entre toda la comunidad científica.
Los investigadores están en shock ante este descubrimiento, ya que sus modelos no mostraban esta tendencia y la emisión de CFCs sigue disminuyendo. Además, hasta ahora, los científicos creían que la capa de ozono podría recuperarse por completo a mediados de siglo.
”Gracias al Protocolo de Montreal (1987) el ozono ha aumentado significativamente en las capas más altas de la estratosfera y las zonas polares se están recuperando”, dijo uno de los investigadores del ETH de Zúrich y principal autor del estudio, William Ball. “Sin embargo, las medidas obtenidas muestran que la columna total de ozono en la atmósfera permanece constante”, añadió, lo que los expertos interpretaron como una señal de que los niveles de ozono en la estratosfera inferior deben haber disminuido.
Los científicos utilizaron medidas tomadas por satélites en las últimas tres décadas junto con métodos estadísticos avanzados y datos procedentes de centros en el Reino Unido, Estados Unidos, Canadá y Finlandia, así como información cedida por la NASA.
Posibles explicaciones de los resultados
Aunque todavía se desconocen los motivos, los expertos apuntaron dos posibles explicaciones; por un lado, creen que el cambio climático está modificando el patrón de la circulación atmosférica, moviendo el aire de los trópicos más rápido y más lejos en dirección polar, por lo que se forma menos ozono.
Por otro lado, plantean que sustancias de vida muy corta (VSLSs, en sus siglas en inglés) que contienen cloro y bromo están aumentando y podrían alcanzar, cada vez más, la parte inferior de la estratosfera, por ejemplo, como resultado de tormentas eléctricas de mayor intensidad.
Según los autores del estudio, estas sustancias pueden ser tanto de origen natural como industrial y algunas de ellas se utilizan para sustituir los gases CFC.

Debemos mantener un ojo puesto en la capa de ozono y su función como filtro de rayos UV en latitudes medias fuertemente pobladas y en los trópicos
William Ball
Principal autor del estudio

”Las sustancias de vida muy corta podrían ser un factor infravalorado hasta ahora”, sostuvo Ball, aunque todavía debe confirmarse esta teoría.
El estudio considera que esta nueva perspectiva “es preocupante pero no alarmante”, ya que el retroceso que ahora se ha observado es “mucho menor” que antes del acuerdo de Montreal.
”El impacto del protocolo es indiscutible, tal y como se evidencia en la parte superior de la estratosfera y en los polos, aunque debemos mantener un ojo puesto en la capa de ozono y su función como filtro de rayos UV en latitudes medias fuertemente pobladas y en los trópicos”, agregó el científico.
El estudio concluye que ahora los esfuerzos deben concentrarse en obtener información más precisa sobre la reducción del ozono y en determinar cuál es la causa más probable.
https://www.lavanguardia.com/natural/20180206/44579559542/la-capa-de-ozono-mejora-en-los-polos-pero-retrocede-en-latitudes-mas-pobladas.html


-XIII-
Declaran emergencia por incendio forestal en California, EE.UU.
7 julio 2018
"Las altas temperaturas, la baja humedad y los vientos imprevisibles han aumentado más la extensión del incendio", expresó el gobernador Jerry Brown.
Tras el rápido avance de los incendios forestales registrados en California (Estados Unidos), el gobernador Jerry Brown declaró el viernes estado de emergencia en el condado de San Diego.
Los bomberos han combatido el incendio, que ha alcanzado los 100 grados, pero no han logrado minimizar su impacto luego de provocar daños a más de 700 casas y quemar más de 100.000 hectáreas.
Otras zonas que se han visto afectadas por el incendio forestal son San Bernardino, Santa Bárbara, Yolo y Napa, con miles de personas evacuadas y hectáreas afectadas.
https://www.telesurtv.net/news/declaran-estado-emergencia-incendio-forestal-california-eeuu-20180707-0014.html

***

Soy chileno vivo en Chile y como tal me preocupa lo qué sucede en mi Patria:

-XIV-
Comprobación de cómo han retrocedido los glaciares por el cambio climático
El cambio es realmente dramático y sorprendente al comparar antiguas fotografias con el presente.
22/07/2018
Esta semana los científicos alertaron de la amenaza que sufren la existencia de los glaciares de Canadá producto del cambio climático.
Una realidad de lo que no está ajena nuestro país y Futuro360 conoció el asombroso trabajo de dos expedicionarios chilenos que gracias a antiguas fotografías hicieron una comparación y pudieron establecer la transformación que han sufrido los glaciares de Tierra del Fuego que en un siglo han retrocedido dramáticamente incluso hasta desaparecer.
"Si tuviera que utilizar una palabra diría que es la sorpresa. Una sorpresa terrible de la desaparición de los glaciares", aseguró Alfredo Pourailly, director de Los Olivos Cinema.
Durante los días que duró la expedición la evidencia del dramático retroceso de los hielos fueron sucediéndose unas a otras.
"La apariencia del paisaje es muy distinta a la que vio Alberto de Agostini", indicó el explorador Cristián Donoso.
El retroceso de los hielos en algunos sectores es tan marcado que para los exploradores fue casi imposible dar con el lugar exacto desde donde el sacerdote italiano tomó sus fotografías que sirvieron de base a esta investigación.
Cabe mencionar que el trabajo realizado por Pourailly y Donoso llamado "Postales de Hielo" está exhibiéndose hasta el 28 de julio en la Fundación Cultural de Providencia.
http://www.chvnoticias.cl/reportaje/futuro360-comprobacion-de-como-han-retrocedido-los-glaciares-por-el-cambio-climatico/2018-07-22/224538.html

Hugo Delgado Granados,director del Instituto de Geofísica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), también corresponsal mexicano del Servicio Mundial de Monitoreo de Glaciares de la Asociación Internacional de Ciencias Hidrológicas, de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), señaló que “conforme avance el calentamiento del planeta no habrá forma de parar la desaparición glaciar”.
El glaciólogo mexicano
destacó que una de las consecuencias de la desaparición de los glaciares es que las reservas de agua disminuyen, durante la época de secas los glaciares se funden a un ritmo mayor y alimentan a los arroyos, ríos y mantos acuíferos. Si no existe esa recarga de agua, se presenta un impacto negativo sobre la disponibilidad de agua en las zonas pobladas del país, cercanas a las montañas glaciadas.
Delgado Granados afirmó que los glaciares son testigos y evidencia de los cambios en el clima local y global. Las zonas industriales y urbanas provocan variaciones en el régimen de temperaturas y precipitaciones, debido a las emisiones de gases de efecto invernadero.
En todo el mundo, dijo, los glaciares muestran una tendencia generalizada a retroceder, incluso los que ocupan grandes extensiones están desapareciendo como parte de un proceso natural, pero acelerado por los cambios provocados por la actividad humana.
Fuente: http://amqueretaro.com/vivir-mas/2018/03/29/glaciares-se-extinguiran-consecuencia-del-cambio-climatico

Los glaciares cumplen 2 papeles muy importantes:
El primero como regulador climático, debido a que los glaciares reflejan entre el 45% y 85% de la luz del Sol que llega del espacio, enfriando el planeta. Este porcentaje varía según lo fresco de la nieve, mientras más fresca sea la nieve, más reflejará. Por el contrario, el agua refleja aproximadamente el 8% de la luz del Sol, este equilibrio, entre agua, hielo, desiertos y bosques provoca que en promedio la Tierra refleje el 36% de la luz del Sol, lo que permite que nuestro planeta tenga las temperaturas que tiene actualmente, cualquier cambio en este equilibrio, hará de nuestro planeta un lugar más frio o más cálido.
Esto se debe, a la combinación entre el cambio climático y el calentamiento global, existe mucha discusión al respecto sobre el grado de incidencia que ha tenido el hombre en estos 2 factores.
El segundo papel importante es que los glaciares son la gran reserva de agua dulce del mundo. Si bien, el 75% de la superficie del planeta está compuesta de agua, el 97.5% de esa agua es salada y dentro del 2.5% restante, un 70% es hielo y el resto es agua líquida. Entonces, para que quede más claro, de toda la superficie del planeta, el 1.8% es hielo y el 0.75% es agua dulce líquida.
La mayoría de los glaciares se encuentra en los casquetes polares, es decir, Ártico, Antártico y Groenlandia; el resto se encuentra en las montañas, las cuales cumplen un papel muy importante ya que sus deshielos alimentan los ríos que después abastecen de agua potable. Esta agua dulce del deshielo se mezcla con el agua salada del mar generando corrientes marinas que también regulan el clima del planeta, este perfecto equilibrio de mezcla de agua salada y dulce provoca la circulación termohalina.
Cualquier cambio en cualquier de estos factores, que están en este frágil pero perfecto equilibrio, generaría cambios que afectarían de manera directa nuestro diario vivir.
La solución parte por uno mismo, parte por dar el ejemplo, preocuparse de crear pequeños cambios que ayudaran a hacer cambios más globales y así que el ser humano entienda de una vez por todas, que no es un ser superior que esta por sobre la naturaleza, somos parte de ella, coexistimos y cada acción de nuestras vidas influye en la del resto.
Fuente: https://www.nuevamujer.com/bienestar/2013/12/18/la-relevancia-de-los-glaciares.html


Gracias a Argentina pude realizar en Mendoza y Córdoba mis estudios de Medicina y me preocupa su situación con un fractura socio-política, económica, desempleo, devaluación de la moneda, inflación... y en cuanto al tema el clima ya que por sequía en zonas la soja disminuye su exportación y otras zonas inundadas afectan la agricultura, el transporte y la economía:

-XV-
La huella que deja el cambio climático en la agricultura
En los últimos años aumentó la temperatura global y afirman que hay una alta probabilidad de se deba a las actividades humanas. El INTA muestra en un informe el impacto en el futuro inmediato.
19.02.2018
El cambio climático se hace cada vez mas notorio, y trae como consecuencias la variación en el régimen de lluvias y el aumento de temperaturas a escala global. En base a estas situaciones, técnicos del INTA aseguran que la clave para el sector agropecuario estará en implementar las prácticas necesarias para adaptarse y no quedar en el intento.
Gabriel Rodríguez, experto en Cambio Climático del INTA, comenta que la influencia humana es clara, “cuando hablamos de cambio climático el componente de la actividad humana es un factor clave y asume la forma de tendencia creciente, principalmente en la temperatura global del planeta”.
En la Argentina, aseguran que los cambios en el clima afectarán de diversas formas y con diferentes magnitudes al sector agropecuario.
“Las modificaciones en los patrones de lluvias y en las temperaturas, por un lado, alterarán la productividad de los cultivos y de los rodeos; y por el otro, aumentarán la presión que ejercen las malezas, plagas y enfermedades”, señaló Rodríguez quien analizó: “El clima siempre fue un factor de riesgo para la producción agrícola y, en este contexto, la contingencia se verá incrementada”.
En la Tercera Comunicación Nacional, se analizan constantemente modelos de simulación del crecimiento y desarrollo de cultivos en escenarios climáticos futuros. De allí se observó que, en promedio y en la región pampeana, tanto el maíz como la soja se verían favorecidos.
Si bien el rendimiento del cereal podría incrementarse levemente, la soja rendiría hasta un 50 % más hacia fines de siglo. Con respecto al trigo y en un futuro cercano (2040) los rendimientos podrían disminuir.
“Si bien estos resultados pueden verse como favorables, no hay que perder de vista que se trata de promedios regionales y de una serie de 30 años, lo que implica que las variaciones espaciales y temporales son altas, con zonas donde los rendimientos disminuirán y otras en las que los incrementos serán mayores”, aclaró Rodríguez.
Según el último informe del IPCC, la temperatura en superficie continuará en aumento a lo largo de este siglo, con la posibilidad de incrementarse entre 0,3 °C y 0,7 °C para el período 2016-2035 y de entre 1,5 y 4,6 °C al 2100, con respecto a los niveles preindustriales. 
Pablo Mercuri, director del Centro de Investigación en Recursos Naturales del INTA, afirma que “sobre nuestro territorio el clima ya cambió”.
“Estamos ante una alta probabilidad de ocurrencia de eventos de alto impacto como lluvias, olas de frío o calor, de condiciones meteorológicas que se modifican muy rápidamente, con las que conviven las producciones agropecuarias y a las que debemos estar cada vez más preparados debido a que estos eventos climáticos no solo son extremos, sino que además, tienen un alto impacto sobre la vida de los habitantes y sus producciones” expresa Mercuri.
En este sentido, Mercuri consideró a la ocurrencia de precipitaciones extremas en un corto tiempo como una clara evidencia de los cambios. “Tuvimos en el término de 10 días eventos extremos en 11 provincias. Lo que ocurrió en la localidad de Comodoro Rivadavia –Chubut– a principios de abril de este año nos impactó a todos y no deja de ser una alarma a la que tendremos que prestar atención”, acentuó.
http://www.infocampo.com.ar/la-huella-que-deja-el-cambio-climatico-en-la-agricultura/


-XVI-
La sequía argentina se siente en el mundo: desde EEUU advierten sobre las pérdidas
El Departamento de Agricultura de ese país proyectó una disminución de seis millones de toneladas de soja a nivel global. La nueva estimación para la cosecha de maíz también cayó a 34 millones de toneladas

Ayer, en su informe del mes de marzo sobre oferta y demanda de granos el departamento de Agricultura de los Estados Unidos informó que la producción mundial de soja cae 6 millones de toneladas y donde Argentina por la fuerte sequía que afecta a la región productiva más importante, pasa de 54 a 47 millones de toneladas.
En maíz, la producción se mantiene estable pero cambia su composición, con Argentina que disminuye de 39 a 36 millones de toneladas y Brasil de 95 a 94,5 millones de toneladas. En trigo el dato relevante es la menor previsión de exportación de los Estados Unidos.
La sequía continúa
Con un escenario de sequía que impacta en toda la zona núcleo del país, la campaña de granos gruesos atraviesa una etapa decisiva. La última perspectiva climática de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR) presentada para los próximos días, proyecta una llegada de un frente frío que provocará tormentas el próximo domingo con precipitaciones aisladas y puntuales, y a partir de ese día habrá un significativo descenso de la temperatura.
El Dr. José Luis Aiello, especialista en clima de la BCR, advirtió que la escasez de lluvias se mantendrá al menos hasta mediados de marzo y con un cambio en la circulación atmosférica se puede esperar la vuelta de las precipitaciones en el segundo semestre del presente año.
Este escenario climático adverso derivó ayer en un nuevo ajuste de producción de maíz por parte de la Bolsa de Cereales de Buenos Aires. El recorte fue de 3 millones de toneladas y la estimación de maíz pasó a 34 millones de toneladas, debido a la caída de los rendimientos por la escasez de precipitaciones.
Además, la bolsa porteña aguarda la evolución del cereal sembrado en el norte del país, ya que se encuentra transitando etapas críticas y de no registrarse nuevas precipitaciones en las próximas semanas podría registrar una merma en su expectativa de producción.
Por su parte, la Bolsa de Comercio de Rosario reportó un escenario que sorprendió a más de uno.
Pérdidas de soja 
Por otro lado, en los últimos días se relevaron fuertes pérdidas en el área de soja, en especial en aquellos lotes de segunda que transitaron toda su etapa de floración sin presencia de lluvias.
Ante este escenario, se vuelve a recortar la estimación de producción que ahora se reduce a 42 millones de toneladas y no se descarta que las pérdidas de superficie continúen aumentando durante las próximas semanas.
De concretarse la estimación de la bolsa porteña, la caída de producción en
comparación a la campaña anterior sería de 12 millones de toneladas y sería la menor cosecha en seis campañas.
En los próximos 15 a 20 días comenzará la cosecha de soja de primera, con estimaciones de rendimientos de 33 quintales por hectárea. La BCR sostuvo en su informe de ayer que el 80% de la soja de segunda registra un estado entre regular y mala.

Para poder ejercer en Chile me recibí como Doctor en Medicina en Uruguay dado que ellos me informaron que había un convenio con Chile del año 1917 que estaba vigente. 3 a 4 meses estuve en Montevideo para lograrlo y por ello me intereso qué sucede con el clima en esa nación hermana.

-XVII-
Cambio climático
26 febrero 2018
Ana María me abrió las puertas de su casa, pero no solo como la dueña de una posada que me hospedada, sino como la enfermera de un paciente grave, colapsado y al borde de la muerte. Sus signos vitales mínimos, su semblante triste, su prognosis mala, pero con ganas de vivir. 
Ana María es la administradora (y en mi opinión el eje del establecimiento) del Capricho, una posada en Quebrada de los Cuervos, Uruguay. El paciente es el medioambiente del Uruguay rural, su agroecología y la sustentabilidad del aparato productivo agrícola del país. 
De agrónomo, ecólogo, sociólogo y agricultor confieso que tengo muy poco, pero tengo sentido común, respeto por cualquier ser humano que aporta a un mejor mundo y habilidad para escuchar. Obvio, que político tan poco soy. No tengo lado en este argumento. Pero, en tres días que pensé que iba a realizar senderismo, el sendero me llevó a un lado oscuro, diferente y si no actuamos debidamente, sin esperanza a un futuro incapaz de establecer una soberanía alimentaria. 
Caminando una hora con Doña Ana, ella me llevó a una de sus huertas, donde me mostró el efecto del cambio climático. La falta de lluvia en un Uruguay en un febrero en el cual usualmente llueve no solo arruinó su maíz, arruinó su esencia, sus raíces y el futuro de alimentos que en sí llevan cientos de años formando generaciones. Maíz transgénico que llega invadiendo cosechas alterando el maíz como el universo lo puso en este mundo, es otra de las amenazas que tiene el maíz de Doña Ana, cuya semilla data del siglo 19.
Aunque Doña Ana está entradita en años, no la vi tomándose las usuales pastillas que la gente toma. Ella va un botiquín que no tiene nada que envidiarle a Bauer, Pfizer o Glaxo. Camina kilómetro y medio hacia el norte de su chacra mirando hacia Brasil y elige plantas que todavía nadie del mundo de la academia se ha dignado a estudiar. 
Y ahí yace el verdadero problema en todo esto. Nadie escucha al agricultor rural ya. Increíblemente la gente toma en serio a un ingeniero agrícola con ocho años de estudio y se ríe de un agricultor rural con centenares de años haciéndole el amor a su tierra.
Vengo de un país grande el cual sufre la ignorancia de un presidente que rehúsa a creer que el cambio climático es real y estamos pagando las consecuencias de su terquedad. Cuiden mucho a Uruguay, mi gente. ¡Los quiero y nos vemos pronto!

https://www.elpais.com.uy/opinion/ecos/cambio-climatico.html

***

-XVIII-
¿Cómo afecta el cambio climático a tu salud?
08/03/2018
A pesar de lo que dice el presidente estadounidense Donald Trump, el cambio climático y el calentamiento global son una realidad que está afectando al planeta gravemente; desde climas extremos, hasta la extinción de diferentes especies animales y vegetales. Y, si creías que tu salud no se ha visto afectada… ¡no sabes lo que te espera!
Las consecuencias del efecto invernadero, desastres naturales y el calentamiento global pueden ser variadas; desde alergias, hasta un incremento de enfermedades mentales.
La crisis de salud debidas al cambio climático ya han comenzado a afectar a las poblaciones más vulnerables del mundo por un tiempo, ya que la hambruna, sequía, contaminación y otros problemas graves se ven exacerbados en países con mala infraestructura para hacerles frente.
El cambio climático afecta tus alergias
Si has notado que tus alergias y asma han empeorado con el paso de los años… no te estás imaginando cosas. De acuerdo a una investigación hecha por la Organización Mundial de la Salud (OMS), las altas temperaturas no sólo empeoran las enfermedades respiratorias, sino que aumentan los niveles de contaminantes en el aire.
Además desencadenan una gran cantidad de liberación de polen y cambian la forma en que los alérgenos se liberan en el aire, aumentando así los problemas de salud de personas con fiebre de heno y alergias. Las temperaturas cálidas y niveles altos de CO2 significan una mayor liberación de polen y más dolor y molestias para las personas con problemas respiratorios.
Se incrementa la incidencia de Lyme causada por la bacteria Borrelia burgdorferi, que puede ser transmitida a las personas por medio de las picaduras de garrapata y otras enfermedades.
Entre más alta la temperatura, mayor el riesgo de inundaciones que propagan enfermedades transmitidas por el agua. En teoría, las inundaciones incrementan la incidencia de 3 tipos de enfermedades: Transmitidas por el agua (que causan cosas como diarrea), transmitidas por roedores (que son virales y bacterianas y transportadas por ratas) y transmitidas por vectores (que incluye todas la infecciones transmitidas por mosquitos, garrapatas, moscas y pulgas).
El calor extremo te hace vulnerable al estrés de calor
El calor no es muy divertido. Una serie de estudios hechos por las Naciones Unidas demuestra que las olas de calor provocan estrés por calor, un aumento insostenible de la temperatura corporal que hace que las condiciones de trabajo sean insoportables y aumenta el riesgo de enfermedades cardiovasculares, respiratorias y renales.
Esto es particularmente un problema en las ciudades, pues tienden a calentarse muy rápido.
Afecta tus medicamentos
A medida que las enfermedades producidas por el cambio climático se disparan, es mucho más probable que tomemos más medicamento. Entre las infecciones causadas por desastres naturales, alergias y demás, se predice que nos volveremos mucho más dependientes de los medicamentos, incluidos antibióticos y analgésicos.
Este es un grave problema porque estamos creando resistencia a antibióticos… pronto no podremos combatir este tipo de enfermedades.
Las temperaturas extremas son malas para tu salud mental
Los desastres naturales obviamente provocan efectos negativos a la salud mental de las personas. Y por si fuera poco, las temperaturas extremas, particularmente las calientes, están relacionadas con malos resultados de las personas que sufren de problemas de salud mental.
De hecho, el calentamiento global se ha asociado con una mayor incidencia de enfermedades y muerte, conductas agresivas, violencia y suicidio.
http://www.lacronica.com/EdicionEnLinea/Notas/VidayEstilo/18072018/1357905-Relinchan-los-caballos-cuando-estan-contentos.html


-XIX-
El cambio climático se cebará sobre todo con los países más pobres
El calentamiento global exacerba la pobreza, aumenta las injusticias sociales, incrementa los desequilibrios en el poder y en la toma de decisiones; y afecta a la seguridad alimentaria
04 de junio de 2018
Entre 100 y 150 millones de personas dejarían de pasar hambre en el mundo si la mujer liderara la lucha contra el cambio climático, según pone de manifiesto el informe Cambio Climático y Salud que, con el objetivo de demostrar el papel que el medio ambiente juega en la salud y en la calidad de vida de las personas, publicó recientemente el Observatorio de Salud y Medio Ambiente del Instituto DKV de la Vida Saludable, en colaboración con ECODES. El Día Mundial del Medio Ambiente se celebra este 5 de junio.
El cambio climático, según indica el estudio, exacerba la pobreza, aumenta las injusticias sociales; incrementa los desequilibrios en el poder y en la toma de decisiones; y afecta a la seguridad alimentaria de las personas, por lo que pone el foco en los niños y mujeres, quienes sufren las mayores consecuencias.
Precisamente, el informe denuncia que son las mujeres las que más sufren la marginación económica, social y política al quedar excluidas de la toma de decisiones y tener un limitado acceso a recursos financieros, además de sufrir en mayor medida los impactos del cambio climático.
Por todo ello, el estudio concluye que luchar contra el cambio climático podría ser la mayor oportunidad del siglo XXI para lograr una gran mejora en materia de salud y bienestar social mundial y enfatiza en el papel de la mujer, al estimar que deben de ser consideradas como principales agentes del cambio.
Para ello, los autores defienden que deben ser incluidas en la toma de decisiones y en el diseño de las políticas y la economía real y deben participar en las instituciones y colaborar en el diseño de las políticas, normas, instituciones, así como estrategias para contrarrestar la vulnerabilidad de la sociedad en su conjunto ante el cambio climático.
En la misma línea, la ONG Oxfam señala en su informe Desarraigados por el cambio climático que quienes viven en países de ingresos medios y bajos tienen hasta cinco veces más probabilidades de verse obligados a abandonar sus hogares como consecuencia de fenómenos meteorológicos repentinos como tormentas o inundaciones que están fuertemente ligados con el cambio climático.
Para llevar a cabo este estudio, Oxfam analiza el periodo entre 2008 y 2016 y evidencia "la despiadada desigualdad del cambio climático" puesto que las comunidades pobres, cuyas emisiones de gases de efecto invernadero apenas si son medibles, tienen un riesgo mucho mayor de verse obligadas a desplazarse en comparación con las personas que mayor daño están provocando al medio ambiente.
Aumenta el número de desplazados
Según la ONG, los fenómenos meteorológicos extremos provocaron el desplazamiento de 14 millones de personas de los países más pobres (el 0,42% del total de la población de estos países) frente al cerca de un millón de personas de los países de ingresos altos (el 0,08% de la población).
En 2016, un total de 23,5 millones de personas se vieron obligadas a desplazarse por primera vez como consecuencia de fenómenos meteorológicos extremos, si bien Oxfam considera que "es muy probable que esta cifra sea menor que la real, puesto que no tiene en cuenta las personas desplazadas por desastres de evolución lenta como sequías o el aumento del nivel del mar".
Por otra parte, el informe de Oxfam pone de manifiesto que el cambio climático afecta de forma desproporcionada a mujeres y niños, así como a los pueblos indígenas. En el caso de las primeras, el desplazamiento suele implicar un mayor riesgo de violencia y mayores dificultades a la hora de obtener la ayuda necesaria.
Pobreza y cambio climático
Por otro lado, un trabajo publicado en Nature Climate Change por el investigador del Instituto Internacional para Análisis de Sistemas Aplicados (IIASA), Joeri Rogelj, refleja cómo las condiciones socioeconómicas, como las desigualdades, la demanda de energía y la cooperación internacional, pueden afectar a la viabilidad de limitar el aumento de la temperatura global a 1,5 grados Celsius para 2100.
Este estudio fijó como barreras clave para alcanzar el objetivo de 1,5 grados las fuertes desigualdades sociales y económicas, un enfoque en el uso continuado de altos combustibles fósiles y las pobres políticas climáticas a corto plazo.
Mientras, investigadores de las universidades de Exeter, Wageningen y Montpellier han difundido un estudio que concluye que la variación climática se cebará sobre todo con los países más pobres. Para su investigación, el equipo analizó 37 modelos climáticos diferentes que se han utilizado para el último informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).
Así, por cada grado de calentamiento global, el estudio sugiere que la variabilidad de la temperatura aumentará hasta en un 15% en el sur de África y la Amazonia, y hasta un 10% en el Sahel, India y el sudeste asiático. En cuanto a los países fuera de los trópicos, muchos de los cuales son países más ricos que han contribuido más al cambio climático, deberían ver una disminución en la variabilidad de la temperatura.
http://www.ecoavant.com/es/notices/2018/06/el-cambio-climatico-se-cebara-sobre-todo-con-los-paises-mas-pobres-3875.php


-XX-
Calentamiento global: última semana registra récords de temperatura en el mundo
5 de julio de 2018

Intenso calor se registró en múltiples localidades del hemisferio norte, a pocos días de iniciarse e verano.
Parece que el calentamiento global sigue demostrando que no da tregua. Una serie de marcas históricas de altas temperaturas fueron superadas en los últimos días en el hemisferio norte, donde están en verano.
Norteamérica, Eurasia, Europa y el Medio Oriente registraron en la última semana las temperaturas más altas de la historia.
Así lo publicó The Washington Post, quien consultó a diversos especialistas sobre la relación entre las temperaturas alcanzadas con el  el calentamiento global, y todos coincidieron en que habría una relación ya que no son registros aislados, sino que ocurrieron en la misma semana (25 de junio y el 1 de julio).
En América del Norte, una intensa ola de calor recorrió dos tercios del territorio estadounidense y el sureste de Canadá, que se combinó con altas tasas de humedad. La temperatura llegó hasta los 40,5°C en Denver el 28 de junio, y 26,6ºC en Burlington (la temperatura mínima más alta del día), 36,3ºC en Montreal el 2 de julio. Por su parte Ottawa registró el 1 de julio la combinación más extrema en su historia de calor y humedad.
En Europa, las temperaturas récord se registraron en Escocia, tanto en Motherwell con 33,2% el 28 de junio y Glasgow con 31,9°C. En Belfast y Shannon, en Irlanda, se registró 29,5ºC y 32ºC respectivamente, y en Castelderg, al norte de Irlanda, hubo 30,1ºC el 29 de junio.
En Eurasia, los registros marcaron Yerevan, Armenia, 42ºC el 2 de julio, mismo registro que se dio en varias localidades al sur de Rusia el 28 de junio.
En el Medio Oriente, Quriyat, en Oman, registró una temperatura de 42,6ºC el 28 de junio, la temperatura mínima más alta que se ha registrado en algún lugar del mundo.
http://www.elmostrador.cl/agenda-pais/2018/07/05/calentamiento-global-ultima-semana-registra-records-de-temperatura-en-el-mundo/


-XXI-
Japón suma ya 200 muertos por lluvias torrenciales y se agrava la situación de escasez de agua
13 de julio de 2018

La intensa escasez de agua y el calor ha aumentado los temores de enfermedades en el oeste de Japón, que se ha visto afectado por las peores lluvias torrenciales en 36 años que ya han dejado cerca de 200 muertos.
Más de 200.000 viviendas no tienen agua desde hace una semana después de que las lluvias torrenciales provocaran inundaciones y deslizamientos de tierras en el oeste de Japón, destruyendo comunidades construidas hace décadas en las laderas de las montañas.
El número de muertos ha aumentado a 195 y varias decenas de personas continúan desaparecidas, según ha informado este jueves el Gobierno.
Con temperaturas diarias superiores a los 30 grados y la alta humedad, la vida en los gimnasios escolares y los centros de evacuación ha comenzado a pasar factura.
El suministro limitado de agua hace que las personas no reciban suficientes líquidos y están en peligro de sufrir golpes de calor, según las autoridades. Además no pueden lavarse las manos, lo que aumenta el temor a las epidemias.
El Gobierno japonés ha enviado camiones de agua a las zonas más afectadas, pero los suministros siguen siendo limitados. "Sin agua no podemos limpiar nada. No podemos lavar nada", ha señalado un hombre a la televisión japonesa NHK.
Más de 70.000 militares, policías y bomberos están trabajando entre los escombros en la búsqueda de los desaparecidos.
Los expertos han asegurado que los desastres provocados por las lluvias torrenciales se han vuelto más frecuentes en Japón, tal vez debido al calentamiento global. Decenas de personas murieron después de que las lluvias provocaran inundaciones en la misma época del año en 2017.
"Es un hecho innegable que este tipo de desastre debido a la lluvia torrencial y sin precedentes ha sido cada vez más frecuente en los últimos años", ha manifestado el secretario del Gabinete, Yoshihide Suga, en una rueda de prensa.
"Preservar las vidas y la existencia pacífica de nuestros ciudadanos es el deber más grande del Gobierno. Reconocemos que hay una necesidad de buscar medidas que podamos tomar para reducir el daño por desastres como este, incluso un poco", ha añadido".
https://www.iagua.es/noticias/ep/japon-suma-ya-200-muertos-lluvias-torrenciales-y-se-agrava-situacion-escasez-agua


-XXII-
Al menos 128 muertos y decenas de desaparecidos en China por inundaciones
19 de julio de 2018
Lluvias torrenciales caen desde finales de junio y han destruido ya 41.000 casas, según agencia oficial Xinhua.
Inundaciones en el centro de China han causado 128 muertos y 42 desaparecidos, forzando además a 1,3 millones de personas a evacuar vastas zonas alrededor del río Yangtsé, indicó la agencia oficial Xinhua.
Millones de chinos están amenazados por la cercanía de un tifón que se calcula afectará el este del país el viernes.
Lluvias torrenciales caen desde finales de junio y han destruido ya 41.000 casas, según la misma fuente.
Las aguas del inmenso lago Taihu, cerca de Shanghái, subieron a su más alto nivel en décadas, informó el diario Xin Jingbao, que advierte sobre riesgos de inundaciones en la megalópolis cuando llegue el tifón.
Fotos circulan en las redes sociales y muestran por ejemplo a un estadio de la provincia de Hubei convertido en una "piscina gigante" o a un agricultor del este de China desamparado y llorando en medio de sus cerdos con el agua hasta las orejas.
Hasta ahora se dan por desaparecidas unas 42 personas, según Xinhua.
Al menos 98 personas murieron a finales de junio en Jiangsu (sureste) tras el paso de un tornado y por las lluvias torrenciales.
https://www.noticiasrcn.com/internacional-oriente/al-menos-128-muertos-y-decenas-desaparecidos-china-inundaciones


Hoy viernes 20 de julio atendí a un paciente que me dijo que su hermano que está en Suecia en la mañana le comunicó que estaba preocupado por el calor de 32 grados|.


-XXIII-
Una histórica ola de calor en Suecia deja una oleada de incendios
En Noruega, un lugar situado a 70 grados latitud norte, las máximas ascendieron hasta los 32 grados
20/07/2018
A menos que el verano de un giro de 180 grados a corto plazo, la estación será recordada por las notables anomalías que está dejando. El intenso calor que no ha hecho acto de presencia todavía en la península se ha desplazado o bien muy al sur, al continente africano, o muy al norte, a los países escandinavos. Las temperaturas que se registran en el extremo norte del hemisferio boreal superan por mucho los valores habituales. Ayer, en Makkaur Lighthouse, Noruega, un lugar situado a 70 latitud norte, en el Círculo Polar Ártico, las máximas ascendieron hasta los 32 grados. Esta cifra supone una anomalía positiva de más de doce grados sobre las temperaturas habituales en esta zona de la Tierra.
En otros países, como en Suecia, la ola de calor que ya ha dejado máximas de hasta 34 grados, está provocando una oleada de incendios que han obligado al gobierno sueco a solicitar ayuda internacional. De momento han acudido en su ayuda helicópteros procedentes de Italia y Noruega. Sin embargo, el gobierno ha confesado que está desbordado por esta crisis y ha pedido más colaboración a la Unión Europa. En las últimas horas se han incorporado también medios de extinción de Francia.
Según ha informado la Oficina General de Medio Ambiente del país, la combinación de temperaturas extremas y la falta de lluvia, han vaciado los acuíferos y las aguas subterráneas, dejando el suelo muy seco. Esta situación está favoreciendo que el fuego se propague con mucha facilidad y ha consumido ya miles de hectáreas de vegetación. De los 70 fuego que hay activos, una decena se encuentra en la zona ártica del país.
Según ha informado la Oficina General de Medio Ambiente del país, la combinación de temperaturas extremas y la falta de lluvia, han vaciado los acuíferos y las aguas subterráneas, dejando el suelo muy seco. Esta situación está favoreciendo que el fuego se propague con mucha facilidad y ha consumido ya miles de hectáreas de vegetación. De los 70 fuego que hay activos, una decena se encuentra en la zona ártica del país.
El pasado mes de mayo fue el más seco de los últimos cien años en Suecia. El suministro de agua para el consumo todavía no corre riesgo pero la situación de algunos embalses y ríos es muy preocupante. El descenso del caudal de algunos ríos ha provocado incluso la muerte de peces y muchos tuvieron que ser reubicados en otros ríos ante el descenso progresivo de la cantidad de agua.
En el norte de Europa, al contrario que en Galicia, se ha instalado un anticiclón persistente que lleva semanas desplazando aire cálido. Este sistema de altas presiones en el norte y la ausencia del de Azores en el sur es lo que mantiene la meteorología del revés.
https://www.lavozdegalicia.es/noticia/sociedad/2018/07/20/ola-incendios-calor-suecia/0003_201807H20P55991.htm


-XXIV-
Al menos 700 muertos dejan inundaciones en el sur de Asia
22 de julio de 2018
El balance de muertos en las inundaciones provocadas por el monzón en el sur de Asia alcanzó este domingo a los 700, y más de un millón de personas tuvieron que abandonar sus hogares, informaron las autoridades.
Al menos 100 muertos se registraron durante la noche en India y Bangladés a raíz del último episodio de lluvias torrenciales desde el 10 de julio.
Anirudh Kumar, alto responsable de protección civil en el estado de Bihar, en el este de India, afirmó que se recuperaron 53 cuerpos a medida que el nivel del agua empezó a bajar en algunas zonas.
Cerca de 400.000 personas permanecían en refugios habilitados por las autoridades en ese estado, tras un diluvio que dejó unos 10 millones de damnificados, el peor registrado desde 2008 cuando murieron cerca de 300 personas.
En el estado vecino de Uttar Pradesh se registraron 69 muertos y dos millones de afectados por las inundaciones. 
Estos dos estados indios son fronterizos con Nepal, que también se vio damnificado por inundaciones y deslizamientos de tierra que mataron a 135 personas. Otras 30 se consideran desaparecidas tras lo que Naciones Unidas calificó como las peores inundaciones en el país en 15 años.
El estado indio de Bengala Occidental, en el este del país, y el de Asam, en el norte, sumaron 122 muertos y casi tres millones de damnificados en una zona donde las violentas lluvias dañaron gravemente carreteras y vías férreas.
Por su parte, en Bangladés, al menos 115 personas murieron y unos 5,7 millones de habitantes se vieron afectados por las inundaciones, dijo Shamim Naznin, responsable del Departamento de gestión de desastres.
https://www.noticiasrcn.com/internacional-oriente/al-menos-700-muertos-dejan-inundaciones-el-sur-asia


-XXV-
Mortal ola de calor en Japón deja decenas de muertos y temperaturas superiores a 41ºC
23 de julio de 2018
Docenas de personas han muerto en todo Japón mientras el país continúa sofocándose bajo las abrasadoras temperaturas de verano.
Al menos 44 personas han muerto desde el 9 de julio, 11 este sábado, según Kyodo News, mientras las temperaturas permanecen alrededor de los 38 grados centígrados en el centro de Tokio este lunes.
En la ciudad cercana de Kumayaga, los termómetros alcanzaron los 41,1 grados centígrados, la temperatura más alta en la historia de Japón, según la Agencia Meteorológica de Japón, casi 12 grados más caliente de las temperaturas promedio para esta época del año.
Los juegos Olímpicos de Tokio 2020 empezarán en dos años.
Las autoridades pronostican altas temperaturas extremas de más de 35ºC para la mayoría de las islas de Honshu, Shikoku y Kyushu. La isla de Hokkaido, en el norte, es la única de las cuatro islas principales de Japón que no tendrá las temperaturas récord.
“El potencial de enfermedad por calor es más alto de lo habitual”, dijo la agencia en un comunicado, pidiéndole a la gente que “tome las medidas apropiadas”, incluyendo tomar mucha agua, permanecer lejos del rayo del sol directo y usar aire acondicionado.
Según el analista de AccuWeather, Joel N. Myers, la cifra de muertos “al parecer ya suma cientos a pesar de que el conteo oficial dice que son más de dos docenas”, y podría elevarse aún más.
“Los ancianos y aquellos con condiciones preexistentes, como personas con asma y enfermedades cardiacas, son los más propensos a enfrentar problemas de salud por a la exacerbación de sus condiciones debido al clima”, dijo Myers en un comunicado.
“Agotamiento por calor y accidentes cardiovasculares, migraña, pérdida de sueño y alteración del estado de ánimo pueden ocurrir debido al peligroso calor. Los registros históricos muestran que es probable que más personas estén involucradas en accidentes de tránsito debido a los impactos relacionados con el calor, como la disminución de la capacidad de concentración, la mala calidad del sueño que reciben y el deterioro del estado de ánimo, etc.”, dice el comunicado.
Según Myers, en partes de Japón donde usualmente no experimentan altas temperaturas, el aire acondicionado es menos prevalente, lo que significa que la gente no tiene ubicaciones frescas para buscar un descanso del calor.
Una encuesta gubernamental publicada el año pasado encontró que solo el 42% de las escuelas de primaria y secundaria tenían aire acondicionado, y la mayoría de edificios de apartamentos no tienen sistemas centralizados de control de clima.
La sensibilidad cultural frente al despilfarro ha alimentado una apatía general hacia el aire acondicionado a lo largo de los años, que se ha visto exacerbada por preocupaciones medioambientales y una campaña liderada por el gobierno llamada "Cool Biz" que instaba a las empresas a instalar termostatos a 28ºC para evitar desperdiciar energía.
Los cortes de energía impulsados por el desastre nuclear de Fukushima en 2011 también llevaron a reducir o limitar el uso de aires acondicionados.
“Se suele decir que mantener el aire acondicionado encendido durante las noches no era bueno para la salud, pero nosotros lo hacemos así todo el año”, dijo Kenichiro Maeda, un trabajador de una fábrica de Tokio.
Señalando el aumento de las temperaturas en todo el mundo, dijo que "tenemos que hacer algo, pero nos sentimos impotentes".
Un caluroso verano
El mes pasado fue el quinto junio más caliente de la historia en los registros, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOOA). Los 10 junios más calurosos de la historia han ocurrido desde 2005, y el más caliente de todos fue en 2016.
A nivel mundial, la temperatura promedio de la superficie terrestre y oceánica durante los primeros tres meses del 2018 fue la sexta más alta para ese periodo desde que comenzaron los registros mundiales en 1880.
La mayoría del hemisferio norte ha experimentado un verano abrasador caracterizado por olas de calor y clima extremo.
Asia ha sido particularmente azotada por esta ola de calor. Al menos 21 personas murieron como resultado de inundaciones este mes y más de 190.000 personas fueron reubicadas en y en los alrededores de Shanghai donde la tormenta tropical Ampil está golpeando la costa este de China.
Cientos de miles de personas también han sido evacuadas en Filipinas, con lluvias de monzón exacerbadas por múltiples tormentas, causando inundaciones y otros peligros.
La ola de calor de Japón llega después de que el país experimentara algunas de las peores inundaciones de los últimos años cuando un conjunto único de condiciones meteorológicas provocó una gran cantidad de lluvia golpeando un área no preparada para ello.
https://cnnespanol.cnn.com/2018/07/23/mortal-ola-de-calor-en-japon-deja-decenas-de-muertos-y-temperaturas-superiores-a-41oc/


-XXVI-
Incendios forestales en Grecia: al menos 74 muertos y 172 heridos al noreste de Atenas
24 jul. 2018
Al menos 74 personas murieron y 172 resultaron heridas durante los graves incendios que se han declarado en algunas zonas de Grecia, tres de ellos cerca de Atenas, y que aún siguen sin control debido a los fuertes vientos, según el último balance de Protección Civil.
Todas las víctimas han sido halladas en el área comprendida entre el puerto de Rafina, a unos 30 kilómetros de Atenas, y Nea Makri, situada unos diez kilómetros más al norte.
El gobierno heleno ha confirmado que al menos 60 personas habían fallecido en los fuegos, entre ellos varios niños y adolescentes, mientras que otras 172 se encontraban heridas, 11 de ellas en estado crítico y en cuidados intensivos hospitalarios de la región de Atica. Los bomberos han elevado la cifra de fallecidos a 74.
Según la Cruz Roja, los cuerpos carbonizados de 26 personas fueron hallados este martes en Mati, unos 40 kilómetros al este de Atenas. Fueron encontrados abrazados en grupos, "en un último intento por protegerse", según ha contado el rescatista Vassilis Andriopulos. Además, tal y como informó Miltiadis Mylonás, vicepresidente del organismo de ambulancias EKAV, otro de los fallecidos en esta zona fue encontrado en su coche. De los más de 25 heridos que hay de momento en la región de Atica, seis de ellos se encuentran hospitalizados en cuidados intensivos en estado crítico.
Los habitantes del lugar siguen informando sobre personas desaparecidas, especialmente a los albergues dispuestos por la Cruz Roja en el sector, dijo a la Afp Georgia Trisbioti, una portavoz de la organización.
"La gente está conmocionada, perdida, algunos perdieron todo, niños, padres, casas", dijo emocionada.
"Mati ya no existe", ha dicho el alcalde de Rafina, Evangélos Burnus, al precisar que "más de mil edificaciones y 300 vehículos" sufrieron daños mientras en algunas zonas se veían las carcasas de los autos todavía humeando en esta zona rodeada de bosques de pino.
Los supervivientes pasaron horas de angustia ahogados bajo nubes de cenizas al borde del mar, mientras llegaban los socorristas, informa Afp.
Los incendios han arrasado viviendas, han obligado a evacuar varias poblaciones y han llevado a las autoridades a declarar el estado de emergencia y a pedir ayuda europea. Una madre y su hijo de nacionalidad polaca figuran entre las víctimas.
"La Comisión Europea no escatimará en sus esfuerzos por ayudar a Grecia", ha afirmado en su cuenta de Twitter, su presidente Jean-Claude Juncker.
El primer ministro griego, Alexis Tsipras ha adelantado su regreso a Grecia desde Bosnia-Herzegovina para gestionar la situación desde el Centro de Coordinación Unificado de Eleusis y expresó su deseo de que, a pesar de las condiciones climáticas, se puedan controlar los distintos focos que se reparten por el país. "Hoy Grecia está de duelo" ha dicho Tsipras.
Por su parte el ministro de Orden Público, Nikos Toskas, pidió precaución a los ciudadanos y sugirió que los incendios podrían haber sido provocados.
Centenares de bomberos continúan intentando controlar siete grandes incendios que asolan Grecia desde hace el pasado mediodía pero las tareas se ven dificultadas por los fuertes vientos de hasta fuerza siete en la escala de Beaufort.
Uno de ellos, originado a unos 50 kilómetros de Atenas, provocó la evacuación de tres pueblos donde redujo a cenizas decenas de casas y el cierre al tráfico durante diecisiete kilómetros de la autopista de Olympia, que conecta la capital con el Peloponeso, para evitar que queden conductores atrapados debido a que las llamas están muy cerca del asfalto.
Asimismo al menos 40 transformadores y tres líneas de media tensión se han visto afectadas, lo que ha provocado cortes de electricidad en las zonas cercanas al incendio, según informó la Red de Distribución Griega de Electricidad (DEDDHE).
Otro, en el este de Atica, dejó atrapados en una playa rodeados por las llamas a varios bañistas y conductores que pudieron estacionar allí a tiempo.
Según confirmaron los guardacostas, desde las playas de esa zona varias personas se lanzaron al mar presas del pánico y, aunque 15 ya han sido rescatadas otras siguen desaparecidas, como ocho turistas daneses que supuestamente se encuentran a la deriva en una embarcación.
Un helicóptero rescató a dos daneses que nadaban en el mar, mientras un ferry rescató primero a una familia, una pareja con tres niños, y después a otras siete personas.
Según estimaciones de la Policía citadas por la televisión pública griega ERT, alrededor de 300 personas están atrapadas en sus casas en varios pueblos del este de Atica.
Además los campamentos de verano para niños del ayuntamiento de Atenas, un orfanato y dos bases militares fueron evacuados.
La petición de ayuda a España, cancelada
Las autoridades de Grecia han comunicado al Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación la cancelación de la solicitud de medios aéreos de extinción de incendios ofrecida por España, debido a una mejora de la situación meteorológica y la evolución favorable de los incendios.
En su comunicado, Grecia aprecia la buena disposición de España al ofrecer su ayuda, que agradecen una vez más, según informa el Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación.
En la tarde de ayer, España recibió una petición de ayuda, ante la que dispuso de dos aviones anfibios tipo Canadair, de 5.500 litros de capacidad de descarga, pertenecientes a la flota del Ministerio y que opera el Ejército del Aire.
http://www.elmundo.es/internacional/2018/07/24/5b565576468aebeb378b45ed.html



Amiga, Amigo:

Hoy 24 de julio de 2018 pongo fin a este escrito. En lo que resta de 2018 cabe la pregunta: ¿Qué más sucederá por efecto del Cambio Climático?

Por definición la Inmunidad es nuestro natural sistema de defensa frente a múltiples agresores o antígenos externos e internos, es un maravilloso sistema de defensa y ataque a invasores sustentado en los linfocitos y los anticuerpos que los linfocitos B elaboran de manera específica para cada antígeno agresor. Representa un estado de resistencia natural o adquirida frente a una determinada enfermedad o al ataque de un agente infeccioso o tóxico… La inmunidad a una infección se consigue por la acción directa de los linfocitos y a través de los anticuerpos generados por el sistema inmunológico, los que rodean a cada antígeno hasta paralizarlo, destruirlo siendo después eliminado del organismo junto a sus toxinas. Por lo tanto el cuerpo es capaz de reaccionar ante la presencia de antígenos sin sufrir reacciones adversas.


El título ¿Anticuerpo Planetario? lo es sobre la base de lo que sucede ahora, 2018, con el clima que supera todos los pronósticos hacia lo negativo y catastrófico, lo cual me hace suponer que como humanos pensantes somos un tóxico antígeno para el planeta que, por ejemplo, reacciona contra nuestra agresión con los anticuerpos del Cambio Climático que por desgracia afectan además a la flora y a la fauna inocente.

Si dudas que seamos antígenos planetarios te invito a mirar la televisión de diferentes países, escuchar los noticieros radiales y leer las noticias escritas en la diaria o semanal prensa. Cuenta cuántas noticias POSITIVAS encuentras y cuanta la información negativa existente. Sobre el 90% se trata de basura con una negatividad de todo tipo y cada vez a menor edad y con mayor violencia. La droga, que bien ya merece en mi WEB de una revisión 2018, inunda y agobia a todos en cada nación dañando indiscriminadamente a cada estratos sociales con drogas de residuos y más tóxicas para los niveles pobres, sin que los parlamentos legislen para su real control, es más a como de lugar intentan legalizar la marihuana que es dañina cerebral e inductora para el consumo de drogas más duras; ¿Sabes acaso lo que la drogadicción significa? Además del daño cerebral y la invitación a la violencia, destruye hogares y es una carga para cada estado; pero algo los frena a legislar con real freno frente al problema ¿Qué será? Para qué seguir destacando la contaminante basura planetaria tóxica que somos. Por ello que a un tema que en mi Portal de hace años se destaca y llevar ya siete meses del 2018 lo he ahora titulado: ¿Anticuerpo Planetario? Que para mí si lo somos en cuanto antígeno y representa el más grave peligro de involución por ser entre otros semilla de guerras, guerrillas, violencia, supremacía de lo tecnológico por sobre lo espiritual...

Para el presente escrito he dejado 25 artículos variados de diferentes lugares que en conjunto permiten apreciar la magnitud del problema que vivimos por el Cambio Climático con su fenómeno de Calentamiento Global. Estamos dotados de la mente y si logramos mejorar paso a paso la calidad de Pensar, en alguna medida ayudaremos a la protección del género humano responsable de lo que sucede.

Todos somos responsables, pero las grandes naciones como EE.UU, China. Japón, India, Pakistán, principados Árabes, Irán... que estimulan la producción y el uso del petróleo y su gas y otros el del carbón son los grandes responsables de esta realidad a la que estamos sometidos y que ha quedado expuesta para el discernir de cada lector. México implora a petroleras internacionales para que saquen el petróleo de su plataforma marítima profunda en el golfo. Es decir: ¿Dónde han quedado los tratados con emocionados discursos en tanta Cumbre con un muy buen pasar y grandes viáticos de sus asistentes? Han quedado en la realidad, es decir en letra muerta
...


Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Julio de 2018
http://www.isp2002.co.cl/
isp2002@vtr.net