484


Navidad 2017

Preámbulo

Este navideño escrito de diciembre 2017 nace de una idea que será desarrollada en el último capítulo correspondiente al cuarto. Sin embargo al sentarme enfrente del computador y acompañarme de la armonía suprasensorial de los cuatro movimientos de la Novena Sinfonía Coral de Beethoven y sin yo racionalmente entender cómo estando él SORDO la pudo llevar al pentagrama…; surgen entonces por literaria analogía los humildes tres capítulos iniciales cual los tres primeros movimientos de una Sinfonía, quedando por correlación el modesto cuarto capítulo cual su cuarto movimiento coral...

Todos tenemos un día al año de cumpleaños celebrando el día de nacimiento, pues bien la Navidad representa el cumpleaños de Jesús siendo el 24 de diciembre un día festejado de manera global en variada forma. De todos los que con su Enseñanza fundamentaron un credo o religión el único que nació como Luz y dejó la forma física como Luz fue Jesús. De Su Enseñanza quedaron varios evangelios, más de 200, se supone que a finales del siglo II o inicios del III la Iglesia con sede en Roma da forma al canon oficial con los cuatro evangelios, no hay claridad en cuanto al cómo eso fue establecido. Los otros evangelios son llamados apócrifos u ocultos. Conviene tener presente que se ignora el por qué no están los originales de esos cuatro evangelios oficiales, lo que existe son las primeras traducciones desde el arameo al griego y sus copias. Pero sí se sabe de la manipulación o intervención en esos originales por parte del emperador Constantino al convertirse al cristianismo por el año 313.

Según apócrifos evangelios marianos no llegó al mundo Jesús en un pesebre sino que lo hizo en una caverna. José y María viajaban de noche y María señala que el niño está pronto a nacer. Ven una oscura caverna que se ilumina intensamente al ingresar a ella María. Sale José en busca de una partera. Ella, la partera, relata que al atender a María la encontró virgen antes y después del extraño parto que contempló. De María emergió en el momento del nacimiento no un niño sino que una poderosa LUZ que lentamente fue tomando la forma de un niño. La partera emocionada por lo que había contemplado le dice a María ¿Quién eres tú? Ella la responde:

"Como mi hijo no tiene igual entre los hombres, su madre no la tiene entre las mujeres"

El Manto Sagrado de Turín que cual mortaja envolvió en el sepulcro el cuerpo crucificado de Jesús fue estudiado en 1975 por sabios de la NASA con la más moderna tecnología espacial y a pesar de estar todos convencidos que se demostraría era obra humana demostraron que

- La imagen de la Sábana contiene información tridimensional: el grado de densidad de cada punto de la imagen está matemáticamente relacionado con la distancia del lienzo al cuerpo.
- La imagen contiene al menos 9 características que excluyen todas las técnicas conocidas (tintura, polvo, vapor...) No se trata de una imagen producida por contacto, sino por algún tipo de radiación emanada del cuerpo de manera instantánea, que habría producido una especie de chamuscadura superficial en la tela.

El eminente físico John Jackson, en un artículo titulado La Sábana Santa ¿nos muestra la resurrección?” formula una hipótesis sobre cómo se formó la imagen: 

- La intensidad de la imagen frontal del cuerpo se relaciona globalmente con las distancias lógicas de separación entre un presunto cuerpo y una tela envolvente, y esta relación es independiente de la composición de la superficie de dicho cuerpo (piel, pelo, etc.). El cuerpo cubierto por la tela levitó, se hizo mecánicamente transparente para su entorno físico y, a la vez, emitió un destello radiante desde todos sus puntos interiores y superficiales. Cuando la parte superior de la Sábana se cayó dentro del cuerpo mecánicamente transparente, el destello radiante comenzó a actuar sobre la tela para producir una grabación durante el tiempo de paso de la tela a través del cuerpo. Dicha grabación es lo que formó la imagen. Esta deslocalización del cuerpo pudo ocurrir en  un tiempo del orden de un segundo, con lo que el lienzo pudo caer unos 5 centímetros. En la parte frontal la intensidad de la imagen refleja el tiempo de contacto: mayor en las partes más salientes del cuerpo, menor en aquellas que sólo entran en contacto con el lienzo cuando éste cae y queda el negativo fotográfico del cuerpo impreso en la tela.

Toda hipótesis de fraude de la imagen queda finalmente descalificada por la naturaleza tridimensional, superficial, no direccional, sin niveles de saturación y de causa desconocida. La imagen no está constituida por ningún material extraño que se le hubiera aplicado al lienzo. Las fibras de celulosa en las zonas de imagen fueron deshidratadas, en contraste con las fibras plenamente hidratadas de la zona sin imagen en el lienzo. Las fibras deshidratadas de las áreas de imagen reflejan débilmente la luz en la región visible del espectro y eso permite que podamos ver la Imagen cual negativo fotográfico. Los científicos fueron superados en su saber ante la perspectiva de tener que imaginar un cuerpo muerto emitiendo suficiente luz y calor para chamuscar un lienzo sepulcral, previo levitar y después desaparecer. Ello, ante la imagen con evidencia irrefutable de un hombre real crucificado por los romanos, en una tumba hebrea real y con un riguroso paralelismo con lo descrito sobre Jesucristo por los Evangelios.

William F. Buckley comenta en un editorial de la National Review del 7 de julio de 1978:

Por lo que a nosotros se refiere, nos cuesta comprender la manifiesta hostilidad hacia la Sindone de parte de algunos cristianos: ¿Mostrarían el mismo interés o el mismo patente desinterés si se tratara de un posible o probable retrato de Jerjes, o de Alejandro Magno? ¿Es posible que los detalles de la Sindone sean demasiado literales para la iluminada sensibilidad de los llamados liberales? ¿Es acaso una descortesía sugerir que las pretensiones cristianas acerca de lo que sucedió a Jesús son, después de todo, una innegable verdad? 

Es decir además de nacer Jesús como LUZ dejó la forma física como LUZ.
α

Jesús predicó Su Enseñanza en tres niveles...

Al nivel externo les enseñaba en parábolas para que no entendieran.

Al nivel intermedio les explicaba el sentido de las parábolas.
Al nivel interno les revelaba la realidad del Reino.

Por ejemplo decía Jesús a los suyos del nivel interno:

Os daré lo que ningún ojo ha visto, lo que ningún oído ha escuchado, lo que ninguna mano ha tocado y lo que la mente humana no ha pensado. Lo que os revelaré es para quien está preparado a recibirlo... Proceden de la Luz, el lugar en donde la Luz fue por sí misma, se estableció y se hizo manifiesta por medio de Su Imagen. Como hombre sois un espíritu infinito de Vida que hoy en vosotros se ha abierto a la Luz y vuestro reflejo será desde lo no visible... Llegará un día en que muchos focos humanos se encenderán y resplandecerán en lo visible, abrirán su mente a la Luz y el Amor de quien retorna al mundo a consolidar los propósitos del Plan Divino para con ustedes... Ahora ascenderé al lugar del que vine y desde donde regresaré.

β

Los Primeros Padres de la Iglesia hasta el año 300, ligados a los discípulos de los apóstoles mostraron parte de la Enseñanza Esotérica de Jesucristo.

Justino Mártir (100-165) en su "Diálogo con Trifo" expresa:
El Alma vive más de una vez en cuerpos humanos, pero no puede recordar sus experiencias anteriores. 
San Clemente de Alejandría (150 - 217) Doctor de la Iglesia opinaba: Antes de la creación del mundo preexistíamos en el ojo de Dios, nosotros criaturas racionales del Verbo de Dios, a causa de lo cual nos remontamos hasta el principio; pues el principio era el Verbo. No puse por escrito todo lo que pienso pues hay un cristianismo esotérico que no es para toda la gente. Los misterios de la Fe no son para ser divulgados a todos. Es necesario ocultar en un Misterio la Sabiduría hablada.
Orígenes de Alejandría (185-254), discípulo de San Clemente por sus pares fue considerado el más brillante de los Primeros Padres de la Iglesia, todos ellos reencarnacionistas y muy cercanos a la prédica en el círculo interno de Jesús. La Enseñanza en especial de Orígenes fue vetada y declarada herética en el Segundo Concilio de Constantinopla. Era considerado el "Padre de la ciencia de la Iglesia". Para San Jerónimo fue "el maestro más grande de la Iglesia después de los apóstoles". San Gregario de Niza lo calificó como "el príncipe de la erudición cristiana del Siglo III". Erasmo señaló que: "Orígenes abre las fuentes de la teología".

En su enseñanza Orígenes decía
        Ciertos principios fundamentales están claramente expresados en la Biblia, mientras que otros han sido dejados a la especulación de los cristianos. Entre estos últimos están las creencias de que las almas que habían pecado en una vida anterior estaban encerradas en la tierra en cuerpos humanos como parte de un proceso purificador, y de que todos los seres racionales, incluidos el diablo y sus ángeles, serían admitidos a la salvación mediante la gracia de Dios y elegirían libremente amar a Dios.
        Originalmente todos los seres existieron como mente pura en un nivel ideacional o de pensamiento. Los seres humanos, los ángeles y los cuerpos celestiales carecían de existencia encarnada y sus propios seres eran sólo ideas. Según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él.
        Las Escrituras son de poca utilidad para quienes las toman tal como han sido escritas. La fuente de muchos males consiste en el hecho de que sólo se atiende a su parte carnal o exterior. Busquemos, pues, el espíritu y los frutos sustanciales de la palabra que están ocultos y misteriosos.
        Hay cosas que se nos infieren como históricas pero que jamás han sucedido, pues eran imposibles como hechos materiales, y otras que eran posibles, pero que tampoco han sucedido.
        Todos los seres existieron como mente pura en un nivel ideacional o de pensamiento. Los seres humanos, los ángeles y los cuerpos celestiales carecían de existencia encarnada y sus propios seres eran sólo ideas. La preexistencia del alma es inmaterial y por tanto sin principio ni fin de su existencia. Las predicciones de los evangelios no pueden haberse hecho con la intención de una interpretación literal. Hay un progreso constante hacia la perfección, siendo nosotros primero como vasos de barro, de madera, luego de vidrio, luego de plata, para finalizar como cálices de oro. Todos los espíritus fueron creados sin culpa y todos han de regresar, por fin, a su perfección original.
        La educación de las almas continúa en mundos sucesivos. Hay innumerables mundos que se siguen unos a otros durante eras eternas. El alma frecuentemente encarna y experimenta la muerte. ¿No será más conforme a la razón, que cada alma por ciertas razones misteriosas es introducida en un cuerpo, de acuerdo con sus méritos y acciones anteriores?
        Se llama alma por haberse enfriado en el ardor del fuego divino, pero sin perder por ello la facultad de volver al estado de fervor en el que se hallaba al principio... parece deducirse que el intelecto o espíritu habiendo caído de su primer rango vino a hacerse y llamarse psique, y, si se corrige, vuelve a ser espíritu. Al morir el cuerpo, las psiques pueden ir al Paraíso terrenal, que es una especie de antesala preparatoria de los Cielos superiores; las almas o psiques que no han despertado a su origen divino pueden tomar de nuevo un "cuerpo".

        Existe la preexistencia de las almas. El alma es inmaterial, y por lo tanto no hay ni principio ni fin de su existencia. Pero sobre estos asuntos cabe decir mucho de índole místi­ca en concordancia con lo de que conviene mantenerse junto al secreto de un rey, a fin de que la doctrina de la entrada de las almas en los cuerpos no se divulgue entre los indoctos ni se dé lo santo a los perros ni se echen perlas a los cerdos. Porque semejante pro­cedimiento fuera impío y equivalente a traicionar la misteriosa declaración de la sabiduría de Dios. Sin embargo, basta represen­tar en estilo de narración histórica lo que conviene encubrir para que los capaces de ello infieran todo lo referente a tales asuntos.
        ¿Qué mejor método podía trazarse para auxiliar a las masas? Mas para los prudentes y discretos siempre se entregan las enseñanzas superiores, que sólo se comunican a quienes han demostrado ser dignos de recibirlas. La fe popular e irracional que conduce al cristianismo material, basado en el relato evangélico en oposición al cristianismo espiritual contenido por el Conocimiento de la Sabiduría. Estas enseñanzas no se han perdido. La Iglesia las desechó al expulsar a los insignes doctores gnósticos; pero se han conservado a pesar de todo, y precisamente estamos ahora estudiando esta Sabiduría que para nosotros soluciona todos los problemas de la vida, nos traza una racional norma de conducta y nos sirve de verdadero evangelio de buenas nuevas recibidas de lo alto. 
        El Misterio de la Resurrección es objeto de ridículo entre los incrédulos porque no lo comprenden. En estas circunstancias es completamente absurdo decir que la doctrina cristiana es un sistema secreto. Pero que haya ciertas doctrinas desconocidas de la multitud, que se enseñen después de las exotéricas, no es cosa peculiar del cristianismo, sino común a los sistemas filosóficos en que unas verdades son esotéricas. Algunos discípulos de Pitágoras se contentaban con lo que dijera el maestro, mientras que a otros se les instruía secretamente en las doctrinas inadecuadas a oídos incul­tos y profanos. Además, todos los Misterios celebrados en Grecia y países extranjeros, aunque eran secretos, nadie echó sobre ellos el descrédito, y así en vano que calumnie la doctrina secreta del cristianismo quien no comprende exactamente su índole.
        No he hablado todavía de la observancia de todo cuanto está escrito en los evangelios, cada uno de los cuales contiene mucha doctrina difícil de comprender no sólo por el vulgo sino aun por algunos de los más inteligentes, incluyendo en la dificultad la pro­funda explicación de las parábolas con que Jesús hablaba a "los de fuera", mientras que reservaba la explicación de su completo sig­nificado a quienes ya habían trascendido las enseñanzas exotéri­cas y entraban con Jesús en la casa.
        «No deis lo santo a los perros, ni echéis vuestras perlas delante de los cerdos, porque sea que las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen” se dice en Mateo 7, 6. Aun ahora temo, según se dijo "echar perlas a los puercos, porque no las pisoteen, y se vuelvan y os despedacen". Porque difícil es exponer las realmente puras y transparentes palabras relativas a la verdadera Luz, ante brutales e incultos oyentes». De las palabras de Jesús se infiere también que hay verdades que sólo se han de dar razonablemente a los hijos; pero otras son como migajas de la mesa de los selectos, que aprovechan algu­nas almas como los perros.
        Aquel cuya alma ha estado largo tiempo limpia de pecado, especialmente desde que se entregó a la salutífera Palabra, pue­de escuchar las doctrinas que Jesús enseñó en privado a sus genui­nos discípulos.
       Si leemos los libros escritos después del tiempo de Jesús veremos que aquellas multitudes de creyentes que oían las parábolas eran por decirlo así «los de fuera» merecedores tan sólo de la doc­trina exotérica, mientras que los discípulos aprendían en privado la explicación de las parábolas. Porque Jesús privadamente explicó a sus discípulos todas las cosas, y estimaba mucho más que a las mul­titudes a quienes deseaban conocer su sabidurí.a
      Las Escrituras no sólo tienen el significado que aparece a pri­mera vista, sino otro que no echan de ver la generalidad de las gentes, porque está encubierto en forma de misterios y de imá­genes de las cosas divinas, respecto de lo que es común opinión de la Iglesia que la leyes verdaderamente espiritual, pero que no todos comprenden el significado espiritual que la ley entraña sino tan sólo lo comprenden quienes reciban la gracia del Espíritu Santo en palabras de conocimiento y sabiduría.
        Unos son extranjeros y otros griegos; y de los extranjeros unos son salvajes y feroces y otros de apacible condición; los hay que viven sujetos a leyes más o menos justas, mientras que otros se rigen por costumbre de índole inhumana. Algunos nacen escla­vos y quedan sujetos al dominio de sus dueños, príncipes o tira­nos. Quiénes nacen sanos y quiénes nacen enfermos de cuerpo. Unos con defectos en la vista, en la palabra, en el porte, o priva­dos de sus sentidos. Pero ¿a qué enumerar todos los horrores de la miseria humana? ¿Por qué ha de ser esto así? Consideró Dios justo ordenar sus criaturas según el mérito de cada una y por ello puso en el mundo vasos de oro, plata, madera y barro, de honor y deshonor, para que según sus méritos los ocuparan las almas cuyo nacimiento ya no es así casual sino que la condición de cada individuo es el resultado de sus acciones previas. (Edad y evolución de las almas encarnadas)
        Es evidente que hay una preexistencia de los pecados del alma, pecado a partir del cual uno recibe lo que es justo. Si examinamos el caso de Esaú, hallaremos que fue condenado a causa de sus anti­guos pecados en un peor curso de vida. (Karma)

Evidentemente esta Enseñanza molestó a los emperadores Constantino y Justiniano, es más tal parece aún molesta a la curia religiosa actual y
quince postulados origenistas fueron condenados sinodalmente el año 553, entre ellos están: La preexistencia de las almas; la reencarnación; la eternidad de la creación; el pecado original; la procedencia del Hijo; la liberación final de todos los pecadores del infierno...

Es decir, por Concilio dirigido por un emperador romano el creer en la preexistencia del alma y la Reencarnación, y no creer en el Infierno ni el pecado original, son anatema, al igual que creer en la vida en otros planetas que ahora sabemos es un planeta marginal de una galaxia de millones de millones de sistemas solares con sus planetas, siendo la galaxia tan solo una más de los miles de millones de la hipergalaxia, que es una más de los millones en la metagalaxia... de un infinito Universo de universos escalares con una pluralidad de mundos habitados en espiral ascendente, según desarrollo, para la adecuada evolución de las almas.

ANATEMAEs la máxima sanción impuesta por la Iglesia a los pecadores; no solamente quedan excluidos de los sacramentos, sino que desde ese momento se les considera destinados a la condenación eterna, aceptar la Reencarnación desde ese entonces es anatema.


γ

El tan temido "juicio final" con la posibilidad de la condena eterna, es real en cuanto a que existe un juicio luego de morir. Hay un tribunal cuyos jueces irradian bondad, comprensión y amor y emiten una energía restauradora que ayuda a limpiar las culpas de quien ha muerto. Saben todo lo referente al "muerto" que está ante ellos y ayudan al individuo a evaluar su vida y le hacen recomendaciones para aliviar el sentimiento de culpa, el remordimiento y su arrepentimiento. Es un tribunal que ayuda, señalando a cada uno lo que en su vida ha sido positivo y correcto. NO ES UN TRIBUNAL DE CASTIGO. Se trata de un JUICIO destinado a estimular el autoanálisis del desencarnado para aprender a beneficiarse de los errores cometidos en la encarnación, pues cada experiencia por negativa que ella haya sido es una ayuda al desarrollo individual. Además el tribunal ayuda a el Alma ha comprender la relación de varias de las últimas encarnaciones. Todo esto está orientado para que el Alma pueda decidir las características que necesitará en su nueva encarnación.
Dr. Joel Whitton

ECM
Experiencia Cercana a la Muerte

La manipulación de los evangelios por Constantino y Justiniano fue aceptada por la iglesia cristiana y la curia de la época vio la conveniencia de silenciar ciertas verdades y agregar además el temor, por ejemplo al castigo divino con el infierno pues el temor hacía más manejable al rebaño. Es más el Papa León X (1475-1521) fue famoso vendiendo en Europa indulgencias que liberaban del infierno; para nada creía él y otros consagrados en ese falso dogma...

Pues ¿quién de vosotros es el hombre, a quien si su hijo pidiere pan, le dará una piedra? O si le pidiese un pez, ¿por ventura le dará una serpiente? Si, pues, vosotros, siendo malos, sabéis dar a vuestros hijos cosas buenas; ¡cuánto más vuestro Padre celestial dará cosas buenas a quien se las pide!
Mateo 7: 9, 10, 11.

La reencarnación encaja con un justo Plan Divino de evolución gradual y ausencia del temido castigo o infierno por errores como humanos en donde nuestra alma para nada vibra con lo negativo humano y tan solo lo hace con lo positivo, esto lo refuerzan millones de relatos de ECM que han sido validadas por serios estudios científicos. Dejo dos artículos al respecto:


Entrevista a Pim van Lommel
22 de noviembre 2015
Dr. van Lommel, primero que nada queremos darle las gracias por aceptar esta entrevista para nuestra revista. Es para nosotros un honor contar con el “Sir William Crookes de las Experiencias cercanas a la Muerte”, porque usted como él ha tenido que enfrentarse a los prejuicios de los científicos materialistas que, además de ciegos para mirar más allá, atacan a todo aquel que se salga de los cánones establecidos. Pero como un Galileo de nuestra época, usted ha dicho, a su manera, “¡Y sin embargo, se mueve!”. Hoy todo resulta más fácil y la autoridad ya no es la Iglesia, o al menos eso parece, la autoridad es más bien de la ciencia, aunque es una ciencia académica, a la que aún le cuesta salir de la tradición y de una fe ciega en muchas teorías irresolutas.
– Antes de entrar en materia, queremos precisamente empezar preguntándole si, desde la publicación de su artículo en la prestigiosa revista científica The Lancet y la posterior publicación del libro Consciencia más allá de la vida, se ha encontrado con muchos “inquisidores”.
Pim van Lommel– Una experiencia cercana a la muerte (ECM), o una experiencia de conciencia mejorada, durante un periodo de aparente estado de coma, aún da lugar a muchas preguntas críticas e incrédulas, sobre todo entre médicos y neurólogos. Esto es consecuencia de una general aceptación de la suposición, que nunca ha sido demostrada, de que la conciencia es un producto de la función del cerebro. En nuestro estudio prospectivo de 344 sobrevivientes a un paro cardíaco, en los Países Bajos, pudimos demostrar que la conciencia mejorada, con la posibilidad de la percepción, sucede mientras el cerebro no funciona durante el paro cardiaco. Y logramos excluir que la falta de oxígeno en el cerebro, u otros factores como la medicación, el miedo a la muerte o las alucinaciones, pudiesen explicar el porqué de una ECM.
Así que fue realmente un reto científico plantear nuevas hipótesis que pudiesen explicar la posibilidad de tener una conciencia clara y mejorada durante el espacio de tiempo en el que el cerebro no funciona, con recuerdos, con identidad propia, con la cognición, con la emoción, con la posibilidad de la percepción fuera y por encima del cuerpo sin vida. Que explicase la interrelación, reportada, con la conciencia de otras personas y de los familiares fallecidos. Que explicase la posibilidad de experimentar, de forma instantánea y simultánea (no-localizada), una revisión y una vista previa de la vida de alguien en una dimensión fuera de nuestro convencional concepto, ligado a la materia, de tiempo y espacio, donde existen todos los hechos pasados, presentes y futuros. E incluso que explicase la experiencia del regreso consciente al cuerpo. De acuerdo con el paradigma materialista actual en la ciencia esto es absolutamente imposible, porque si la conciencia debe ser el producto de la función cerebral, debe ser imposible reportar experiencias conscientes durante el paro cardiaco, cuando la función cerebral se ha detenido. Así que especialmente los escépticos, en sus escépticas webs y blogs, y también algunos científicos materialistas empedernidos me han atacado personalmente, afirmando que nuestro estudio era una tontería, anticientífico, y pseudocientífico. Mientras tanto, nuestro estudio científico sobre las ECM, tal como se publicó en la revista The Lancet en diciembre de 2001, se ha citado unas 500 veces en artículos, capítulos y libros científicos.
– Su libro, a diferencia de otros publicados sobre las experiencias cercanas a la muerte, se puede catalogar como una obra claramente científica. No se limita a relatar los casos, adentrándose más en las causas, mostrando un estudio científico de las mismas, con documentación, experimentación, análisis de los datos y defensa de los mismos. A pesar de su tenor más científico y técnico, o precisamente por eso mismo, su obra se ha convertido en un best seller. ¿A qué atribuye el éxito de su libro?
Pim van Lommel– Creo que el enfoque científico, la descripción de los numerosos aspectos de las ECM y sus efectos posteriores, la información sobre lo que ocurre en el cerebro durante el paro cardiaco, el concepto de conciencia no local, y el cerebro como facilitador y no como productor de la conciencia, así como también la accesibilidad del texto, ayudan a la mayoría de los lectores a comprender el gran impacto de los estudios sobre las ECM, nos ayudan a cambiar nuestras ideas sobre la vida y la muerte, así como sus implicaciones para la salud y la ciencia.
– ¿Cuál fue el punto de partida que le llevó a emprender su investigación?
Pim van Lommel– ¿Cómo empezó mi interés por las ECM? En 1969, durante mi internado rotatorio, en la unidad coronaria se resucitó exitosamente a un paciente, con desfibrilación eléctrica. En aquellos días todo era nuevo y emocionante para nosotros. La mayoría no somos conscientes que hasta 1967, hace menos de 50 años, todos los pacientes con parada cardíaca murieron porque las técnicas de reanimación modernas, como la desfibrilación y la compresión torácica externa, no estaban todavía disponibles. Pero este paciente recuperó la conciencia después de un período de inconsciencia de unos 4 minutos, y nosotros, como equipo de reanimación, estábamos obviamente muy felices, aunque el paciente parecía estar muy, muy decepcionado. Me contó que había atravesado un túnel, que vio una luz y también hermosos colores y que escuchó música. Nunca olvidé este suceso, pero no hice nada al respecto. Y en ese momento yo no sabía que en la historia humana se ha hablado de las mismas experiencias en muchas culturas, en muchas religiones y en todos los tiempos. Sólo años más tarde, en 1975, Raymond Moody describiría por primera vez las llamadas “experiencias cercanas a la muerte”, y no fue hasta 1986 que leí acerca de estas experiencias en el libro de George Ritchie titulado Return from Tomorrow. Para mí todo empezó por curiosidad científica, porque de acuerdo a nuestros conceptos médicos actuales, no era posible tener conciencia durante una parada cardíaca, ¡cuando la circulación y la respiración han cesado!
– ¿Qué pruebas o indicios consideraría que evidencian más la realidad de las experiencias cercanas a la muerte?
Pim van Lommel– Todos aquellos elementos de una ECM que puedan ser objetivados y verificados son importantes para explicar la realidad de una ECM, como la corroboración de los aspectos verídicos de las percepciones fuera del cuerpo durante la resucitación o el coma, o el encuentro con familiares fallecidos, cuando no se sabía que éstos habían muerto.
– Las experiencias cercanas a la muerte han generado diversas teorías materialistas que tratan de negar el fenómeno, ¿son todas rebatibles?
Pim van Lommel– Sí, todas son rebatibles. En nuestro estudio prospectivo hemos podido probar que no hay factores fisiológicos, psicológicos o demográficos que puedan explicar la causa y el contenido de una ECM. Así que hemos podido rebatir todas las hipótesis que existen hasta ahora. La mayoría de los científicos no niegan el fenómeno de las ECM, pero aún así tratan de reducir las ECM como consecuencia de un mal funcionamiento del cerebro.
– En el libro habla de la conciencia no localizada dentro del cerebro, no sólo en los casos de muerte clínica, sino también por ejemplo en estado de coma. La conciencia no sería pues un efecto biológico sino una causa externa, nuestro ser inteligente, que los espíritas llamamos espíritu, y que sería preexistente al nacimiento y sobreviviente al proceso de la muerte. ¿Considera usted que la conciencia no sólo sobrevive a la muerte física sino que también es preexistente al nacimiento?
Pim van Lommel– La muerte, como el nacimiento, sólo es un cambio de estado de la conciencia, y la muerte es sólo el final de nuestros aspectos físicos. No es posible hablar de un comienzo de nuestra conciencia ni de su final. La conciencia no local está más allá del tiempo y del espacio: todos los acontecimientos pasados, presentes y futuros existen y son accesibles.
– Esa conciencia no localizada se muestra también como la sede de la memoria, algo que también defendemos los espíritas. Y que bajo nuestro prisma no sólo contiene la memoria de esta encarnación sino también la de otras vidas, un pasado velado que sólo poco a poco y dependiendo del estado espiritual se puede ir desvelando. ¿Se ha encontrado con algún caso de ECM que permita al sujeto acceder a esa información de otras vidas? Y en cualquier caso ¿qué opina de la reencarnación?
Pim van Lommel– Sólo algunos han referido el recuerdo de una vida pasada durante una ECM. Yo creo que no es nuestra conciencia personal actual, nuestro ego, que va a volver en otro cuerpo, sino sólo los aspectos de un Yo superior. Como estamos siempre conectados con la conciencia de los demás seres, incluso después de la muerte física, también podemos experimentar recuerdos de una vida anterior. Todos los recuerdos, pensamientos y sentimientos se mantienen siempre en el campo no local.
– Las cifras que aporta de ECM son cuando menos muy sorprendentes, unas 600.000 personas en los Países Bajos, 2 millones en el Reino Unido y más de 9 millones en EEUU han tenido una ECM. Refiere en el libro que cierto porcentaje de aquellos que sufren estas experiencias desarrollan capacidades mediúmnicas (bajo nuestra nomenclatura), es decir, premoniciones, percepciones espirituales, etc. ¿Considera que sea posible esa comunicación con otras conciencias desencarnadas?
Pim van Lommel– Yo llamo a esto la comunicación que ha mejorado la sensibilidad intuitiva, donde la gente tiene acceso a un intercambio de información no local. Esto significa que tiene acceso a la información no local que no es recibida por nuestros sentidos o por nuestro cuerpo. Es de suponer que la capacidad de recepción funcional del cuerpo se mejora de forma permanente después de una ECM, capacidad que puede ser comparada con una radio que recibe no sólo el canal 1, su propia conciencia personal, sino al mismo tiempo los canales 2, 3 y 4, los campos de la conciencia de otros. William James llamó a esto la reducción del “umbral de la conciencia” personal. Esta comunicación no local, a distancia o en red, también parece demostrarse en la visión remota (percepción no local) y en el efecto de la conciencia sobre la materia, como en la perturbación no local de la neuroplasticidad, donde los estudios, con EEG (electroencefalograma), fMRI (resonancia magnética funcional) y PET-scan (tomografía de emisión de positrones), demuestran cambios funcionales y estructurales en el cerebro tras los cambios en la conciencia, como la meditación, el entrenamiento de la mente, el tratamiento con placebo en pacientes con depresión, el dolor crónico o la enfermedad de Parkinson. Lo que obviamente nos deja una sola conclusión: “La mente sobre la materia”. Esta sensibilidad intuitiva mejorada es también la razón de por qué la gente puede ser capaz de estar en contacto con la conciencia de los parientes fallecidos y también explica la clarividencia, la clariaudiencia y los sueños y visiones premonitorios.
– ¿Piensa que esa capacidad de comunicación o percepción que tienen algunas personas sea por alguna diferencia orgánica?
Pim van Lommel– La capacidad de percepción del cuerpo/cerebro se mejora de forma permanente tras una ECM. Es de suponer que haya un cambio funcional y puede que incluso un cambio estructural en el cuerpo y el cerebro, ¿cambios en el ADN?
– A partir de las ECM se dan cambios morales y de concepción de la vida muy profundos. ¿Nos podría referir algunos de esos cambios más destacados?
Pim van Lommel– En nuestro estudio longitudinal, encontramos que las ECM resultaron ser una experiencia de cambio de vida, ya que solamente los pacientes con una ECM mostraron una transformación típica. Tenían menos miedo a la muerte y una fuerte creencia en una vida futura. Vimos en ellos un mayor interés por la espiritualidad y por las preguntas sobre el propósito de la vida, así como una mayor aceptación y amor por uno mismo y por los demás. Las conversaciones que tuvimos en nuestro estudio longitudinal también revelaron que las personas, a menudo para su propio asombro y confusión, habían adquirido más sentimientos intuitivos después de una ECM.
– En estas experiencias muchos refieren ver familiares desencarnados y en algún caso seres que, por las descripciones, irradian luz, bondad, etc., muestran características que podemos atribuir a seres más elevados, conciencias más evolucionadas, ¿cuál sería su opinión al respecto?
Pim van Lommel– Durante las ECM no sólo es posible estar en contacto con la conciencia de los parientes fallecidos, sino también con “Seres de Luz”. Ellos experimentan el amor incondicional y tienen acceso a la sabiduría suprema.
– A modo de despedida, ¿querría dar un último mensaje a los lectores de nuestra revista, por ejemplo en relación a lo que el conocimiento de las ECM les puede aportar?
Pim van Lommel– La vida de la mayoría de las personas con una ECM ha cambiado de una forma que no hubieran imaginado, y todos ellos nos dicen que fundamentalmente cambiaron sus ideas sobre la vida y la muerte, debido a que (cito) «Usted puede estar físicamente muerto, pero su mente vive». Otra cita: «La muerte no es la muerte, sino otra forma de vida». La conciencia parece ser nuestra esencia, y una vez que dejamos nuestro cuerpo, dejamos nuestro mundo físico, existimos como conciencia pura, más allá del tiempo y del espacio, y estamos envueltos en el amor puro e incondicional. 
http://www.luzespiritual.org/?p=6779


“Está demostrado que las Experiencias Cercanas a la Muerte son algo tan real que hasta las máquinas pueden detectarlas”
 27 de Noviembre de 2015
El doctor Miguel Ángel Pertierra Quesada, estará el sábado 28 de Noviembre en Valdepeñas, en el Café con Letras, para hablar de Experiencias Cercanas a la Muerte (ECM) y presentar su libro “La última Puerta”, una recopilación de cientos de relatos que han sucedido en hospitales en los que ha trabajado u operado. Pertierra es especialista en Otorrinolaringología y su propia experiencia cercana a la muerte, tras sufrir un accidente de moto, le hizo dedicar su tiempo libre a investigar el proceso de las ECM que muchos pacientes relatan durante el mismo y durante las cuales parecen visitar un supuesto “más allá” del que dan extraños detalles. En advaldepeñas, hemos hablado con el Doctor Pertierra sobre estas ECM.

Ha escrito el libro “La última Puerta” sobre ECM
¿Por qué escribe sobre Experiencias Cercanas a la Muerte?

        R: Es fruto de la casualidad. Tras una cirugía, unos compañeros comenzaron a hablar de las Experiencias Cercanas a la Muerte, un tema que a mí siempre me había interesado pero no había tenido ocasión de investigarlo. Fruto del trabajo en hospitales grandes me di cuenta que podía investigar y que no era complicado hacerlo, porque hay personas afines. Después apareció el primer caso, luego los siguientes y así hasta cerca de 40 en 20 años. Es un trabajo de muchos años de investigación. Son casos interesantísimos y también está el mío, cuando tuve el accidente de tráfico. Uno siempre piensa que le pasa a los demás, pero no es así, nos puede pasar a todos.
Como médico de prestigio ¿Que hables de estas experiencias supone que la ciencia se está involucrando en investigarlas?
        R: La ciencia siempre ha estado ahí, en este tema, hay artículos científicos de 1.876 o de 1901 que hablan de ECM y quizás no ha interesado mucho que se hable de estos temas, pero cada vez hay más médicos, más profesionales como enfermeros, auxiliares… que se interesan. De hecho, otros doctores y yo, hemos acabado una investigación sobre las Experiencias Cercanas a la Muerte de la que saldrá un artículo científico con pruebas bastante relevantes sobre lo que uno vive en esos momentos.
¿En todas las experiencias se habla de “la luz” al final del túnel?
        R: Hay muchas experiencias de personas que dicen que han visto la luz o el túnel, y como decía Raymond Moody en su libro “Vida después de la Vida”, pueden ocurrir. Pero no siempre en esas experiencias aparece el túnel o la luz de un ser superior. La doctora Susan Blackmore decía sobre el “efecto túnel” que este podía ser provocado por alucinaciones mentales, por dilatación ocular, por pérdida de oxígeno, por toma de medicamentos u otros productos que provocan esas alucinaciones, que luego la propia persona reconoce que no son experiencias verdaderas.
En las experiencias que yo he investigado la persona, en el efecto túnel, no tiene una luz al final, habla de un túnel, un hueco o un pasillo, en definitiva, un lugar alargado, pero la luz como tal no aparece, aunque en otras personas sí se da. Pero cuando ya sobrepasamos las valoraciones anteriores nos encontramos en un mundo que desconocemos y que no podemos dejar de investigar.
¿Eres creyente?
        R: Creo que hay algo superior, que algo puede haber creado todo esto, pero más creo en la causalidad que en la casualidad. Muchas veces las cosas ocurren por algo, pero no sabemos por qué.  Me cuesta creer en un Dios redentor, más que nada por la historia que han tenido la gran mayoría de las religiones.
¿Qué historias podemos leer en “La última Puerta”?
        R: Son experiencias de un médico en un hospital regional que recoge esas ECM de sus pacientes. Muchas de esas experiencias con un hilo común sobre todo con la que me pasó a mí en 2007 tras un accidente de moto, y la que he analizado muchas veces por activa y por pasiva. También he descartado casos por considerar que han sido provocados por efectos de una medicación o por una alteración psíquica de la persona. Me he quedado con aquellos que me han llamado la atención. Son experiencias vitales de un médico en un hospital cualquiera de la geografía española y que podréis conocer el sábado en Valdepeñas.
¿Por qué nos gustan tanto estos temas de misterio?
        R: Porque el misterio es parte de la vida, la vida es puro misterio. Pero, quien en algún momento no se ha planteado si después de la vida hay algo más. Estamos hablando del agnóstico, del creyente, del ateo o de cualquier otra persona que seguro que ha tenido miedo a la muerte, la preocupación de que ocurrirá cuando uno fallezca, si el cuerpo sigue aquí, si todo acaba aquí, pero ojo ¿y si sigue algo más allá?. Yo creo que la vida en sí, es misterio y sobre todo porque no sabemos lo que va a ocurrir mañana o dentro de cinco minutos.
¿Qué vas a contar en Valdepeñas?
        R: Voy a hablar de estas experiencias de mis pacientes y de la mía propia, de cómo este tema no viene de hace 40 años sino que se transporta a 400 años antes de nuestra era, donde Platón ya hablaba en La República de las Experiencias Cercanas a la Muerte. En este sentido, contaré un caso de alguien cercano que vivió algo similar a lo que cuenta Platón.
Sobre todo, hay experiencias que se repiten en distintas personas, como la de una mujer que me contaba la suya y le dije que si se había leído el libro, me dijo que no.
Vamos a intentar pasar un rato agradable contando experiencias que van a gustar y hablaré de los últimos estudios, aún sin publicar, haciendo la demostración de que las ECM no son fruto de la mente sino fruto de una realidad que las máquinas pueden detectar. Habrá imágenes sobre esta realidad.
¿Crees en aquello de que nuestros seres queridos cuando se mueren se quedan a protegernos?
        R: No sé si se quedan o se van, lo que sí sé es que esos seres en un momento determinado a la persona que está teniendo una ECM le envían una serie de mensajes o premisas, le ayudan a sobrellevar esa enfermedad o simplemente a conocer que la vida no se acaba con el cuerpo físico.
¿Tu experiencia cercana a la muerte te marcó de alguna manera?
        R: Sí. En aquel momento todo se convirtió en una realidad para mí, en un cambio de vida y en una verdadera experiencia con mayúsculas. En los 15 minutos que perdí la consciencia viví una de las experiencias más alucinantes y más maravillosas de mi vida. A pesar de que en muchos aspectos cambio mi vida para bien y en otras con unas secuelas determinadas, aprendí muchísimo.
 ¿Crees que muchas personas viven esas experiencias y no quieren hablar de ello porque no les tomen por locos?
        R: Sí, eso ocurre, hay quienes las viven y no las cuentan. Personas que llevan más de 30 o 40 años guardándolo y no lo dicen por miedo a que su familia o amigos piensen que está mal de la cabeza, cuando les dices que es una realidad cambia su forma de verlo. No son historias de imaginación o misterio, son realidades vividas, pero aún queda mucho por investigar o conocer.
¿Nuestro cerebro es mucho más potente de lo que pensamos?
        R: Y mucho más complicado, antes se pensaba que cuando moría una neurona no se generaban más, pero todo eso ha cambiado y ahora sabemos que generamos entre 50.0000 y 100.000 neuronas. El cerebro se puede transformar y ciertas áreas del mismo pueden funcionar tomando la actividad de otras zonas que no correspondían. Pienso que es ese gran desconocido, con un potencial impresionante y con una energía bioeléctrica que ahora estamos descubriendo, pero estamos en el principio aún quedan muchos años y horas de investigación.
¿Eres consciente de tú responsabilidad como investigador en las ECM?
        R: Sí, pero demuestro que son reales y fíjate yo nunca pensé escribir un libro o publicarlo, todo surgió en una comida con un amigo que conocía mi investigación, las llevó a la editorial y a partir de ahí comenzó la experiencia de este libro. De hecho, mi propia experiencia me llevó casi  9 meses hasta poder contarla. Mi trabajo es médico y científico y uno tiene que asegurarse de que lo que cuenta es verdad antes de darlo a conocer. Es una realidad que está ahí.
También Galileo en su día descubrió que el sol era el centro de nuestro Sistema Solar y por ello lo encerraron y tuvo problemas con la Inquisición. Nosotros decimos en voz alta que estamos encontrando estas realidades, que no solo soy yo, que hay muchos médicos que están aportando pruebas científicas.
¿Las  ECM solo se dan en adultos o también en niños?
        R: Se dan también en niños, pero lo cuentan cuando son adultos. Y si lo cuentan mientras son niños, lo relatan a su manera, pero te das cuenta que son ciertas.
http://www.actualidadvaldepenas.com/articulo/sociedad/miguel-angel-pertierra-demostrado-experiencias-cercanas-muerte-son-algo-tan-real-maquinas-pueden-detectarlas/
20151127163300065582.html


Las experiencias cercanas a la muerte o ECM los neurocientíficos las atribuyen a cambios en la química cerebral y por motivo alguno llegan a suponer que hay algo más allá de lo solo material que la ciencia puede suponer. Ellos aceptan que la mente es producto de la actividad cerebral. Según ha explicado el neurocientífico Dean Mobbs, de la University of Cambridge's Medical Research Council Cognition and Brain Sciences Unit, a la revista Scientific American, "muchos de los fenómenos asociados con experiencias cercanas a la muerte pueden ser explicadas biológicamente", destaco que dijo muchos y no todos. Los científicos han determinado que varias de estas experiencias provienen de un mal funcionamiento de la dopamina y del flujo sanguíneo, creando sensaciones inexistentes durante un proceso traumático. En EE.UU. la probabilidad de tener una ECM estaría en torno al 5% del total de su población lo que representa a 16 millones de personas, de los cuales más de lo que ellos intentan hacernos creer fueron declarados clínicamente muertos, destaco lo de clínicamente muerto porque eso limita su paradigma. Por lo tanto ellos no me podrán convencer con sus doctos estudios, que son limitados por el racional método científico que todo lo liga al cerebro y menos aún yo podré con ellos siquiera llegar a dialogar en un diálogo de sordos sobre la causalidad que defiendo en cuanto a la relación nuestra de alma, mente y cerebro.

El Dr. y catedrático Francisco J. Rubia Vila concluye sobre las ECM que:
 
Aún no se perfila una explicación exhaustiva de estos fenómenos de ECM, pero todo indica que los científicos, más que recurrir a explicaciones sobrenaturales, lo que han pretendido, y seguirán pretendiendo, es una explicación neurofisiológica a todos estos fenómenos.

La médico psiquiatra y experta en neuropsiquiatría Dra. Lola Morón opina que:

Los resultados del Dr. Pim Van Lommel sí son claros en un sentido: las ECM no pueden explicarse mediante la neurociencia, al menos hoy día, por más que intente darle tintes de rigor.

El Dr. Peter Fenwick neuropsiquiatra describe el estado del cerebro durante una ECM señalando que:

No parece haber muchas dudas acerca de que las Experiencias Cercanas a la Muerte o ECM se producen en todas las culturas y hay constancia de ello en todas las épocas de la historia escrita. Las ECM ocurren a jóvenes y viejos, a personas en todas las etapas de su vida, a aquellos que creen que la vida tiene una dimensión espiritual y a aquellos que no profesan ninguna fe. Hay numerosos ejemplos de personas que tuvieron una ECM en épocas en que ni siquiera sabían que tales fenómenos existían.
El cerebro no está funcionando. No está ahí. Ha sido destruido. Es anormal. Y sin embargo, puede producir estas experiencias muy claras... un estado inconsciente es cuando el cerebro deja de funcionar. Por ejemplo, si uno se desmaya, se cae al suelo, no sabe lo que pasa y el cerebro no está funcionando. Los sistemas relacionados con la memoria son especialmente sensibles a la inconsciencia. Así que no se recuerda nada. Y sin embargo, tras una de éstas experiencias [tipo ECM], la persona tiene recuerdos claros y lúcidos... Es un auténtico rompecabezas para la ciencia. Todavía no he visto ninguna buena explicación científica que pueda explicar este hecho.
Ellos simplemente no tienen el conocimiento… Tanta tontería se dice acerca de las ECM por gente que no tienen que lidiar a diario con estas cosas. Yo estoy absolutamente seguro que tales experiencias no son causadas por falta de oxígeno, ni por endorfinas, ni por nada de ese tipo. Y ciertamente que ninguna de estas cosas explicaría la calidad trascendental de muchas de estas experiencias, el hecho que la gente perciba un sentido de pérdida absoluta cuando dejan atrás a los demás.

Hay científicos que con argumentos critican a lo religioso por su dogma e ignoran que ellos podrían llegar a ser más dogmáticos por su apego racional al paradigma del método científico que los rige, paradigma que es limitado solo a lo externo material como lo es nuestro maravilloso cerebro. Sin embargo ese cerebro es un biológico computador cuántico para la mente humana ligada al alma individual. Sin ese cerebro la mente acá no se podría manifestar y sin la mente el cerebro nuestro no sería... Con su método creado para lo material cerebral carecen de argumentos para explicar y validar la salida no material en la muerte de uno hacia la sutil realidad en el Más Allá, hecho estudiado en los millones de casos de ECM (Experiencias Cercanas a la Muerte) con sus Mensajes que los retornados traen y el significativo cambio positivo en sus vidas, de buena fe rechazan toda posibilidad de un Más Allá al que no puede la Ciencia acceder diciendo entonces que todo es cerebral...

Respetuosamente planteo a los destacados sabios de la neurociencia una pregunta: ¿Por qué habéis tenido la suerte de nacer donde nacisteis y en el hogar que os recibió y que gracias a vuestra inteligencia, educación, creatividad y personal voluntad con esfuerzo y sacrificio os permite ser lo que sois? Y la contra pregunta: ¿Por qué no os tocó nacer con ese cerebro vuestro en un país subdesarrollado en medio de una familia marginal y tener que de niños salir a la vida a buscar dinero, caer en la prostitución, delincuencia y la drogadicción con daño irreversible a ese cerebro? ¿Fue por casualidad o lo fue por causalidad? Señalo que fue por causalidad regida por vuestra evolucionada propia alma individual que en vuestro largo ciclo de encarnaciones evolutivas ascendentes, ahora ajustó en esta vida vuestra alma las causalidades para ser quienes sois habiendo aprovechado el libre albedrío sin dañar vuestro cerebro, por ahora limitado al racional método científico ignorando la causa que le permite ser y actuar... Para cada humano el libre albedrío es un ignoto don y tenemos que luchar por el usándolo para mejor. Es más, la clave genética, algo maravilloso y complejo tampoco es fruto de la casualidad, es parte de la CAUSALIDAD de nuestra razón de ahora ser y vivir.

Sin embargo por algo somos los pensantes del planeta. Cada ser humano es, por decirlo de alguna manera entendible, un trino que se manifiesta en la materia, es decir alma, mente y cerebro. El alma requiere de un ciclo de vidas humanas o experiencias ascendentes en la Tierra para manifestar en este plano atributos que debe desarrollar, Tierra que representa una escuela de vida desde los básicos cursos iniciales a los más adelantados cursos secundarios. Por haber encarnadas en varios ciclos almas de distintas edades y con diferentes potencialidades latentes a desarrollar en la presente encarnación dan lugar a las grandes diferencias humanas. Cada alma programa su encarnación incluyendo el Karma o ajuste que en la anterior vida quedó pendiente, además de la Misión de vida que cada uno trae. El alma da forma a la mente y la inserta en el cuerpo en nuestro estado embrio-fetal. Siendo la mente  subconsciente la que recibe la Fuerza y la encargada de administrarla para que cada uno pueda ser y vivir: Si en este instante tu corazón late, respiras y cada célula funciona lo es por la Fuerza que el organismo recibe desde el subconsciente mental. A su vez la mente consciente es la que da forma a los pensamientos que, gracias al cerebro se pueden manifestar y el cerebro por medio de los órganos de los sentidos a la mente le hace llegar la percepción del mundo exterior en una relación constante de salto cuántico de un plano a otro. El alma al dar forma a la mente inserta en el subconsciente el extenso, variado y complejo hilo conductor de la vida, además de un núcleo residual que ha quedado de anteriores vidas y, en las hipnosis regresivas es ese núcleo subconsciente el que exterioriza pasadas experiencias de vida... Dicen que el cerebro usa un 10% de su potencialidad sin explicar que significa ello dado que el 100% de las neuronas están en constante actividad cerebral, es decir al 100% con 1.000 o más microtúbulos unicelulares en sus axones con un electrón físico para cada uno, sin embargo un 10% de esas neuronas son diferentes, han mutado y en sus microtúbulos tiene cada uno un electrón astral y eso faculta la comunicación cuántica mente cerebro, cerebro mente al estar esos electrones en ambas realidades, cada pensamiento activa uno de esos miles de millones de rendijas cuánticas potenciales para ser manifestado y el mejor pensar es un gran activador de estas rendijas, es decir el factor para un mejor desarrollo cerebral...

La ECM completa representa un 5% del total, la mayoría se ve sobre el cuerpo flotando y escuchando todo lo que se dice sabiendo los que allí están presente, qué hacen, como visten, otros se desplazan en tiempo variable por el plano astral. Experiencia completa significa que la persona con EEG cerebral plano sin actividad por varios minutos y carentes de signos vitales; es decir clínicamente muerto, se ve sobre el cuerpo y a quiénes a su alrededor intentan ayudarlo, luego se da cuenta que no tiene dolor y puede desplazarse a donde desee, está en cuerpo astral, ingresa a un túnel negro con una Luz al fondo y se ve atraído hacia esa Luz. Llega enfrente de un radiante Ser Luminoso que irradia Amor y Comprensión. Le señala el Ser que si traspone ese umbral no hay retorno hacia su actual vida. Todos relatan que querían pasar hacia el Más Allá. El Ser les explica el por qué deben retornar, el Mensaje que tienen que entregar y la Misión que les falta por cumplir. Bruscamente esa persona tras varios minutos de haber sido declarada muerta despierta para sorpresa del equipo médico de urgencia. A muchos no les fue fácil relatar la experiencia por saber que no serían comprendidos. Sin embargo en los Servicios de Urgencia de lugares con Medicina de Avanzada varios médicos les piden relaten la experiencia, lo cual ha dado lugar a una serie de libros y serios estudios estadísticos... ¿Cómo explican el que no haya en esos casos daño cerebral después de tantos minutos con un cerebro clínicamente muerto? Recalco, los testimonios son de miles de miles de personas en variable trance de muerte, personas de variada edad, sexo, credo, raza, condición social y, para quienes los estudian todos ellos con relatos coincidentes...

δ

Este capítulo final que a continuación va fue el que motivó dejara el presente escrito para la cercana fecha de Navidad 2017.

El gran pensador y psicólogo y médico psiquiatra suizo Dr. Carl Gustav Jung (1875 - 1961) en 1959 cercano a su muerte nos advirtió: 

“Mi conciencia de Médico me aconseja cumplir con el deber de advertir, que a la Humanidad le esperan hechos tales, que corresponden al Fin de una Era y para decirlo todo, me inquieta la suerte de aquellos que, sin estar preparados, hayan de ser sorprendidos por los acontecimientos y se extravíen ante su carácter incomprensible. Como hasta ahora, que yo sepa, nadie se ha sentido movido a considerar los posibles efectos psíquicos del cambio que es de prever, ni a exponerlos por escrito, estimo que es mi deber hacerlo en la medida de lo posible y de mis fuerzas. Acometo esta ingrata empresa admitiendo la probabilidad de que se me zafe de las manos el cincel con el que debo tratar la dura piedra".

Se vive inmerso en el vórtice de un Fin de una Era y a todos de una u otra forma nos afecta los efectos psíquicos del cambio.


Se podría decir que vivimos en el fragor creciente de las tribulaciones de un Parto Planetario en medio de incomprensibles acontecimientos que psíquicamente y de manera variable nos afectan. Hechos negativos que a su vez señalan hacia un positivo nacimiento espiritual de nuestra humanidad.

Hace 2.000 años el Enviado nos dejó una Advertencia y su posterior Enseñanza para estar preparados en estos caóticos tiempos, caóticos desde la arista que uno los observe y los viva. 

La Advertencia señala:

Vestíos de toda la armadura de Dios…
Porque no tenemos que luchar contra la carne y la sangre, sino contra los principados, y potestades, contra los gobernadores de estas tinieblas del mundo, contra los espíritus de maldad en los aires.
Efesios 6:12


Nos ayuda a entender la Advertencia el sacerdote jesuita chileno padre Manuel Lacunza (Santiago 1731 - Imola, 1801) quien junto con su orden fueron expulsados de Chile por decreto del rey de España. Más de 30 años tuvo que vivir pobremente en Imola, Italia, como uno más de los jesuitas expulsados. Allí dedicó esos años al estudio inspirado de la Biblia en especial el Apocalipsis. Escribió entonces la revelación recibida bajo el título de su único libro: "Venida del Mesías en gloria y majestad".

En uno de sus variados capítulos nos previene Lacunza:

* El anticristo no es otra cosa que un cuerpo moral, compuesto de innumerables individuos, diversos y distintos entre sí: pero todos unidos moralmente, y animados de un mismo espíritu. Este cuerpo moral, después que haya crecido cuanto debe crecer por la agregación de innumerables individuos; después que se vea fuerte, robusto y provisto con abundancia de todas las armas necesarias; después que se vea en estado de no temer las potencias de la Tierra, por ser ya estas sus partes principales; este cuerpo, digo, en este estado será el verdadero y único Anticristo que nos anuncian las Escrituras.
* Si esperamos ver este hombre singular, este judío, este monarca universal, este dios de todas las naciones; si esperamos ver cumplido en este hombre todo lo que se dice de la bestia, y lo que por tantas otras partes nos anuncian las Escrituras, es muy de temer que suceda todo lo que está escrito así como está escrito, y que su Anticristo no parezca, y que lo estemos esperando aun después de tenerlo en casa... sea la causa principal o la verdadera de aquel descuido tan grande en que estarán los hombres.

Es decir la bestia, anticristo o el que lo precede desde la sombra como antecristo no es un ente individual, representa un conjunto de poder mental negativo de los "gobernadores de estas tinieblas del mundo" con un siniestro plan, por ejemplo para solucionar la sobrepoblación. Poder del conjunto actual llamado nuevo orden mundial, en donde ellos creen regir a los humanos ignorando que tan solo son simples marionetas de los que los rigen desde las tinieblas cual marionetistas sobre corruptos siervos con mundano poder... Poder que se disolverá con la llegada de la LUZ. Y debemos estar preparados, alerta, no caer en la trampa pues la Bestia está en plenitud actuando ya.

Frente a ese poder oscuro en plena acción: ¿Cómo lograr vestirse de la ARMADURA Protectora ?

La Enseñanza hace 2.000 años fue dejada en un acertijo el cual señala que todos potencialmente estamos rodeados de la armadura protectora divina:

Que no os conforméis a este siglo,
sino que os transforméis por la renovación de la mente, para que podáis discernir...
Romanos 12: 2


Esta renovación mental es el punto central de mi Portal y la llamo REPROGRAMACIÓN mental:

Transformarse mediante la renovación de la mente, es decir, con una personal Reprogramación mental que lleve a saber que cada día tenemos que PENSAR un poco mejor, que debemos darnos cuenta cuando estamos negativos y, de inmediato, activar el Pensamiento Positivo que anula al negativo y así, sólo así, transmutar en la propia mente, gracias al consciente ejercicio del Buen Pensar, lo denso hacia lo sutil. En la Mente recibimos las Potencias de la Luz y el Amor que sellan lo denso y lo transmutan a sutil. Cada uno puede y debe iniciar el proceso de la transformación mental sin ajeno guía externo, proceso maravilloso en el cual la basura mental diaria se va depurando y limpiando; proceso que ahora, en la alborada del siglo XXI, por cósmicos, planetarios y humanos factores hace que frente a cada voluntario Pensamiento Positivo por uno emitido, se logre la Transformación mental por transmutación de partículas densas en sutiles que pasan a ser permanentes.


Para lograrlo se puede usar un simple Método de Interiorización Dinámica Visualizada que cada uno lo adecua a su manera de pensar. A modo de ejemplo tenemos:


Método

Todos los días, por ejemplo al despertar, cómodamente sentado, relajado, respiración nasal suave ojos cerrados.
Se inicia la interiorización con una cuenta regresiva en la que de manera pausada uno va contando mentalmente:
10 - 9 - 8- 7- 6 - 5 - 4 - 3 - 2 - 1
Decir: Estoy en el centro de mi mente; todo es luz, grata Luz.
Sentir que esa Luz nos rodea, vernos rodeados por esa gratificante Luz y repetir mentalmente:
La Luz me rodea noche y día todos los días las 24 horas del día.
Estoy dentro de mi Armadura Protectora que está activada.
Visualizar a cada uno de nuestros seres queridos rodeados por esa Armadura Protectora.
De manera gradual salimos a la realidad exterior en una cuenta ascendente:
1 - 2 - 3 - 4 - 5 - 6 - 7 - 8 - 9 - 10
Tu modo de pensar depende de tu voluntad en el manejo para mejor o peor del libre albedrío. Si así lo sientes y deseas puedes con la Luz interior defenderte de las tinieblas. Siente que tienes la Armadura Protectora para estos tiempos y así será: protegido estarás...


Ω



Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Diciembre de 2017
http://www.isp2002.co.cl/
isp2002@vtr.net