466
Cambio Climático -XIII-

Suponía que el precedente título 459 de mayo 2016 sobre el Cambio Climático, es decir el -XII- representaría el último de la serie sobre un tema que da para pensar y mucho, sin embargo ver por T.V. la inauguración de los actuales Juegos Olímpicos que se celebran en Río de Janeiro, Brasil me motivó a dar forma al presente escrito.



Continuum climático de una Crónica de Catástrofe mundial anunciada


El planeta está con fiebre y en aumento…

Al igual como en los precedentes títulos de esta saga climática mostraré en orden cronológico noticias destacadas sobre el tema. Su lectura nos ayudará a entender a estar alertas de la situación mundial real, que es preocupante.


1.

Cambio Climático y Calentamiento Global
5 de junio de 2016
En Eco-Huella queremos dedicar el día de hoy a compartir ciertos conceptos relacionados con el famoso Cambio Climático, aquel a quién todos culpamos cuando hace 30ºC en Santander en pleno Diciembre, pero no tenemos muy claro el por qué.
Los conceptos de los cuales vamos a hablar en este artículo, de un modo muy simplista, pues existe enorme divulgación académica/científica al respecto son:
•    Efecto Invernadero
•    Cambio Climático y Calentamiento Global
•    Gases de Efecto Invernadero
El Planeta Tierra recibe energía procedente del Sol, esta energía atraviesa las distintas capas de la atmósfera y llega a nuestra superficie dónde es reflejada de nuevo, sin embargo la "energía" reflejada se encuentra con una barrera de gases que absorben parte de esta energía y la emiten en forma de calor. Es decir, a grandes rasgos nuestro plantea funciona como un invernadero de huerta. Debemos dejar muy claro que este Efecto Invernadero es un proceso natural, sin el cual, la vida sería imposible en la Tierra tal y como la conocemos.
Esta explicación resulta muy simplista, pues en realidad son muchos factores los que entran en juego cuando hablamos de absorción y emisión de energía. Por ejemplo, las nubes, los desiertos y el hielo de los polos reflejan casi toda la energía que reciben en forma de luz solar, permitiendo que la Tierra no se caliente demasiado.
Los Gases de Efecto Invernadero (GEI) son aquellos que absorben radiación en la longitud de onda que emite la tierra, o lo que es lo mismo, son capaces de "capturar" parte de la energía que llega a la superficie terrestre y esta emite de nuevo al espacio. En cuanto a estos gases, debemos aclarar que:
•    Los Gases de Efecto Invernadero son de origen natural y antrópico (producido por el hombre)
•    Los GEI de la superficie terrestre básicamente son: vapor de agua (H2O), dióxido de carbono (CO2), óxido nitroso (N2O), metano (CH4) y ozono (O3) y cada uno de ellos tiene un "poder" de absorber energía diferente.
•    El mayor Gas de Efecto Invernadero no es el CO2, es el vapor de agua, pero debido a que la cantidad de vapor de agua en la atmósfera es relativamente constante, poco influye este gas a las variaciones de intensidad en el efecto invernadero global.
•    La unidad de medida de gases de efecto invernadero es "toneladas de CO2 equivalentes". Por ejemplo, en vez de decir que un proceso industrial emite 2 toneladas de CH4 + 3 toneladas de CO2 (no podemos decir que emiten 5 toneladas de gases de efecto invernadero, porque cada gas tiene una capacidad de absorber radiación distinta), se deben igualar las 2 toneladas de CH4 teniendo en cuenta cuanta radiación infrarroja absorben, y cuantas toneladas de CO2 se necesitarían para absorber la misma cantidad. Así, 2 toneladas de CH4 son iguales a 50 toneladas de CO2 equivalentes, por lo que podremos decir que la industria emite un total de 53 toneladas de CO2 equivalentes. Esta medida facilita las políticas y el estudio en cuanto a Cambio Climático.
•    Una metodología de medida es la Huella de Carbono, que mide las emisiones de CO2 equivalentes asociadas a un producto o servicio.
La actividad antrópica, sobretodo la quema de combustibles fósiles y la eliminación de bosques, han intensificado de gran manera el efecto invernadero al incrementar la cantidad de estos gases en la atmósfera, dando lugar al fenómeno conocido como Calentamiento Global.
¿Entonces a qué nos referimos con Cambio Climático?
Se llama cambio climático a la modificación del clima con respecto al historial climático a una escala global o regional. Tales cambios se producen a muy diversas escalas de tiempo y sobre todos los parámetros meteorológicos: temperatura, presión atmosférica, precipitaciones, nubosidad, etc. En teoría, son debidos tanto a causas naturales (Crowley y North, 1988) como antropogénicas (Oreskes, 2004). Sin embargo, en las proyecciones de cambio climático del IPCC se suele tener en cuenta únicamente la influencia ejercida sobre el clima por los aumentos de origen antrópico de los gases de efecto invernadero y por otros factores relacionados con la actividad humana.
Después de haber aclarado brevemente estos conceptos, podemos ver como muchas veces utilizamos incorrectamente el término de Cambio Climático, cuando en realidad queremos utilizar el de Calentamiento Global, si bien es cierto ambos están muy relacionados, pues el Calentamiento global es uno de los precursores directos del Cambio Climático, pero este último es más complejo de estudiar y predecir pues son muchas las variables involucradas.
Y para despedirnos hoy 15 de Mayo, día de Acción Global del Clima:
•    Un libro: Tierra Herida (Miguel Delibes, 2005)
•    Una película: La Era de la Estupidez (Producción: John Battsek 2009)
•    Un documental; La Hora 11 (Producción: Leonardo DiCaprio 2007)
•    Una frase: Número de personas adicionales que corren peligro de padecer hambre antes de 2020 si el cambio climático continúa sin ponérsele freno=50.000.000
(Grupo Intergubernamental sobre el Cambio Climático Día Mundial del Medio Ambiente del PNUMA 2007)
Estas fuentes son divulgativas y algunas han sido criticadas por falta de rigor científico y tachadas de demagógicas, pero si te interesa el tema del Calentamiento Global y el Cambio Climático y no te consideras un ratón de biblioteca, son la mejor manera de aprender más sobre estos conceptos y sobretodo de acercárselos a otras personas que hasta la fecha no han estado muy interesadas en ellos.

http://www.eco-huella.com/2014/05/15-de-mayo-dia-de-accion-global-del.html


2.
Más pobreza: daños colaterales del cambio climático
Para mitigar los efectos del cambio climático se requiere tomar medidas en el corto plazo.
2016
El tsunami en el sudeste asiático del 2004, el huracán Katrina en Estados Unidos en el 2005, El ciclón Nargis en Birmania en el 2008, la onda de calor durante el 2003 y 2010 en Europa y Rusia respectivamente, el terremoto de Haití en el 2010, ¿Recuerdan sus devastadoras consecuencias? ¿Qué podemos aprender de esto?
Empecemos por una lección de vulnerabilidad, algo a lo que todos estamos expuestos de una forma u otra; un desastre natural evidencia más debilidades en los gobiernos que los daños materiales y las pérdidas económicas que genera en sí, además de las alarmantes cifras de muertos, desaparecidos y desplazamientos a causa de estos eventos, también contribuye a la pobreza extrema.
El Informe sobre Desastres Mundiales del año 2000 estima que durante ese año 256 millones de personas se vieron afectadas por desastres (tanto climáticos como geofísicos), lo cual representa una cifra superior al promedio anual de 211 millones registrado durante los años noventa.
Entre 1901 y 1910 se registraron 82 desastres naturales, entre 2003 y 2012 se registraron 4 mil.
El Banco Mundial advierte que todos sufriremos los efectos del cambio climático, pero en especial los pobres, en la medida en que los fenómenos naturales se sigan incrementando en frecuencia y violencia, así como la inseguridad alimentaria, la crisis de agua y energía, los riesgos de salud también se irán agravando. http://bit.ly/1zTeWAy
La vulnerabilidad y la pobreza toman una intrínseca relación en cuanto a la crisis ambiental, al incrementar exponencialmente el riesgo en la integridad de este sector poblacional debido a las carencias que padecen y las limitaciones en el acceso a bienes y servicios básicos, donde incluso la forma en que viven contraviene los derechos humanos.
Se estima que la tasa de pobreza económica a nivel mundial oscila en 2,700 millones de personas, y los pobres son cada vez más pobres, incapaces de afrontar los fenómenos extremos climatológicos, agravando su situación actual.
Hay dos vertientes importantes a tomar en consideración en el binomio de cambio climático-pobreza, la primera es el movimiento de población, creando así los refugiados climáticos.
La comunidad científica se ha dedicado a determinar las consecuencias del cambio climático en términos de fenómenos meteorológicos violentos, elevación del mar, alteración de los patrones de precipitaciones, pero no se ha invertido lo suficiente en analizar las consecuencias del cambio climático en las poblaciones humanas.
A mediados de los noventa, el número de refugiados medioambientales superó al conjunto de los refugiados por persecución política y guerras con un total de 25 millones de personas.
A raíz de esto, organismos ambientales y de derechos humanos han realizado intervenciones ante los gobiernos, sin embargo, las políticas internacionales no contemplan la figura del refugiado ambiental o migrante climático, y por lo tanto no se ofrece un asilo u “hogar” como tal a quienes padecen la necesidad de retirarse involuntariamente de sus lugares de origen por razones climáticas.
Uno de los escenarios que se ha contemplado serán los papeles invertidos entre los países desarrollados, que serán los más afectados por su emisión de gases de efecto invernadero, los que podría llegar a convertirlos en refugiados climáticos en los países que están en vías de desarrollo.
También se debe tener en cuenta que la migración forzosa se convierte en un factor que socava el desarrollo, al incrementar la presión en las demandas de infraestructura y servicios, repercute en la economía, y compromete los indicadores de salud, educación y estabilidad, de ahí la postura de algunos gobiernos respecto a abrir sus fronteras.
La segunda vertiente, es la competencia por los recursos. El incremento de la temperatura y su consecuente efecto sobre las actividades agrícolas ponen en riesgo el suministro alimentario de regiones o incluso países completos, lo que llega a desembocar en conflictos civiles y la sobrecarga de los ecosistemas disponibles.  
Ban Ki-moon, Secretario General de la ONU, afirmó el año pasado en un encuentro con el Papa Francisco, que luchar contra el cambio climático es “una cuestión moral, de justicia social, de derechos humanos y de ética fundamental”.
El Papa ha expresado su preocupación por proteger tanto a las poblaciones vulnerables como al planeta y la importancia de sumar fuerzas, no sólo desde la ciencia y la política, también desde la fe. 
 Intereses geopolíticos han impedido regular las emisiones de gases de invernadero, la reducción en el uso de combustibles fósiles y la apuesta por energías alternativas, el control de los desechos tecnológicos y otras sustancias contaminantes los cuales ponen en riesgo los sistemas naturales y humanos; el primer paso para superar esto es la inclusión y el desarrollo de economías sustentables.
Para mitigar los efectos del cambio climático se requiere tomar medidas en el corto plazo; incrementar la inversión en energías renovables, apostar por las economías de bajas emisiones de carbono, prevenir desde la gestión de riesgos e invertir e innovar en las estrategias que protejan a las comunidades más vulnerables. Las acciones por hacer son muchas, pero el cambiar está en prestar atención. Por eso el cuestionamiento es si ¿tenemos conciencia de los riesgos y amenazas existentes y si tenemos la voluntad para tomar las decisiones procedentes? En nosotros está trabajar por nuestra seguridad, bienestar y prosperidad.
http://lasillarota.com/mas-pobreza-danos-colaterales-del-cambio-climatico/Simon-Vargas-Aguilar#.V7tjzD4_7zc


3.
El cambio climático está moviendo las nubes
12 jul. 2016
El cambio climático está modificando las estructuras y las características primordiales de la Tierra. Un estudio que analizó datos satelitales descubrió que desde principios de la década de los ochentas las nubes se han estado moviendo hacia los polos, y las nubes más altas se han trasladado a partes más altas de la atmósfera, según informó Scientific American.
Estos cambios corresponden a las predicciones del cambio climático y pueden dar pistas sobre cómo se comportarán las nubes en nuestro planeta cada vez más caliente, lo cual aún es incierto.
“Es realmente la primera evidencia creíble que tenemos sobre el cambio climático y las nubes en nuestros récords de observaciones”, dijo Joel Norris, científico atmosférico del Scripps Institution of Oceanography en La Jolla, California. Norris y su equipo publicaron sus resultados ayer lunes en la revista Nature.
Este estudio es de gran importancia, ya que las nubes son difíciles de observar y de simular en modelos climáticos, según explicó Katherine Marvel, investigadora del clima de la Nasa. Esto se debe a que los investigadores tienen que organizar y relacionar la información de patrones de las nubes a partir de observaciones de satélites. Los satélites están diseñados para recolectar información sobre patrones del clima a corto plazo, no para estudiar el comportamiento a largo plazo que se necesita para los modelos climáticos.
Norris y su equipo trataron de solucionar este problema, al estudiar los datos satelitales de lecturas ‘erradas’, como aquellas arrojadas por sensores degradados con el uso. Los científicos usaron dos bases de datos a largo plazo del cubrimiento de las nubes, y también medidas del contenido de agua sobre los océanos y la reflectividad de la Tierra.
En 2009, el equipo descubrió que había menos nubes en las latitudes medias, comparado con 1938. Este descubrimiento concuerda con las predicciones que indican que las zonas secas se esparcirán por fuera de los subtrópicos y empujarán las tormentas hacia los polos. El equipo también encontró que las nubes más altas subieron más arriba a finales del siglo pasado, hecho que también hace parte de las predicciones de una atmósfera cada vez más caliente.
Ryan Eastman, científico atmosférico de la Universidad de Washington en Seattle, dijo que Norris y sus colegas están haciendo un gran trabajo al usar los datos satelitales de la mejor forma posible. En 2013, Eastman y un colega usaron observaciones de las nubes hechas desde la Tierra y lograron descubrir tendencias parecidas. Su estudio también notó que las nubes estaban disminuyendo en las latitudes medias, al tiempo que las tormentas se iban a los polos.
¿Por qué es preocupante que estas observaciones corresponden a los modelos de las predicciones de cambio climático? Que las nubes están comenzando a comportarse de acuerdo a las predicciones, significa que el planeta se calentará más y más rápido de lo estimado en el siguiente siglo.
http://www.enter.co/cultura-digital/ciencia/el-cambio-climatico-esta-moviendo-las-nubes/


4.
La Antártida, el campo de investigación del cambio climático y de la microbiología
14/07/16
La Antártida es un campo de investigación esencial sobre el cambio climático y su efecto en especies marinas, además de una zona con gran variedad de microorganismos útiles, explicó hoy en una entrevista a Efe José Retamales, director del Instituto Antártico chileno, en visita a China.
El investigador explicó que Chile y Argentina están promoviendo una "área marina protegida" en una zona del Antártico para investigar los efectos del cambio climático en la vida marina, un proceso que lleva ya dos años de negociación y al que se opone el mundo pesquero.
Debido al cambio climático, el sector sudamericano de la zona antártica está aumentando de temperatura, algo que afecta especialmente a ciertas zonas (entre ellas las que Chile busca que sea área protegida) que las especies marinas usan en sus fases de reproducción.
Precisamente -tal como explica Retamales- en "el sector sudamericano de la Antártida es donde se pesca el 100 % del krill", un tipo minúsculo de crustáceo que se captura en grandes cantidades para extraer aceite Omega 3, pero que también es el alimento básico de las especies del Antártico.
"El krill antártico es la base de la cadena trófica de la Antártida: se trata de la especie marina más abundante del mundo, es la base de la alimentación de la zona, ya que los pingüinos, las ballenas y las focas consumen la mitad de krill antártico del mundo", explica este químico chileno en la embajada de su país en Pekín.
Las zonas donde el krill se reproduce y pone los huevos están bajo el hielo, para protegerse de los depredadores, pero con el cambio climático se han reducido y, además, el agua de la zona es cada vez más ácida a causa del CO2 acumulado en la atmósfera, cosa que los estudios consideran que podría afectar a las larvas de krill.
"Ahí está el objetivo de la área protegida: tener sitios cerrados donde uno pueda investigar sin la distorsión que genera la pesca", explica Retamales, que considera esencial pronosticar cómo el cambio climático, la acidificación y la pesca pueden afectar a esta importante especie marina.
Por otro lado, el investigador ha destacado que la área antártica es una zona "con una variedad de microorganismos que no se ven en el resto del mundo", por lo que es de gran interés en el campo de la investigación y las patentes.
Una de las claves es la existencia de zonas volcánicas antárticas, donde el amplio gradiente de temperaturas ("de 100 grados a menos 15", explica el científico) permite la vida de gran variedad de microorganismos en un espacio reducido.
Retamales también comenta que el turismo es un "tema central" de la Antártida y considera que es una actividad apropiada -siempre que los buques de pasajeros "respeten las regulaciones"- y que puede ser positiva "para que el mundo entienda" la importancia de esa zona.
El científico destaca que Chile tiene nueve bases en la Antártida, mientras que China por ahora sólo tiene una, pero considera que el país asiático tan solo está "partiendo" en sus investigaciones de esta región y cree que las ampliará con fuerza.
Además, remarca la preocupación por el medio ambiente que ha visto en "varios científicos chinos", un paso más en lo que él considera esencial a nivel global: una comunidad de científicos que ofrezca información de calidad a los líderes mundiales, que son los que tomarán las decisiones ecológicas finales.
http://www.efe.com/efe/cono-sur/cronicas/la-antartida-el-campo-de-investigacion-del-cambio-climatico-y-microbiologia/50000803-2985619


5.
Cambio climático, principal preocupación mundial
16 de julio 2017
Según un informe reciente que hemos conocido del Centro de Investigaciones Pew, el cambio climático ya es el primer motivo de preocupación mundial dentro de los desafíos globales, especialmente en África y América Latina.
A nivel mundial los entrevistados situaron al cambio climático como su preocupación primordial, con un 46 %; seguida por la inestabilidad económica, un 42 %; y el surgimiento del grupo yihadista del Estado Islámico (EI), un 41 %.
En particular, la amenaza del cambio climático y sus efectos es percibida como la más directa en América Latina, con una media regional del 61 %; y en África, con una media regional del 59 %, mientras que en EEUU (68 %) y Europa (71 %) son las actividades del EI.
Más de la mitad de los encuestados en todos los países latinoamericanos expresaron preocupaciones sustanciales sobre el cambio climático
Los datos más elevados se encuentran en Latinoamérica, donde un 61% de los habitantes asegura estar muy preocupado por dicho fenómeno. En Perú y Brasil, donde la deforestación es cada vez mayor, el porcentaje alcanza el 75%, tres de cada cuatro personas.
En 7 de los 9 países del África Subsahariana el cambio climático es el asunto que más preocupa a los encuestados, con una media total del 59%. Las cifras más altas se dan en Burkina Faso (79%), Uganda (74%), y Ghana (71%).
Asia, otra de las regiones más vulnerables, es la tercera zona donde el cambio climático es la principal preocupación. Aunque el porcentaje medio es del 41%, existen grandes desequilibrios entre países como India (73%) y Filipinas (72%) respecto a China (19%) o Pakistán (25%).

En Estados Unidos y Europa, por el contrario, el cambio climático solo es visto como la principal amenaza por parte del 42 % de los encuestados, por detrás del EI y la inestabilidad económica.
En Europa destacan las grandes diferencias entre países, con España (59%) y Polonia (14%) como los casos más extremos
Según enfatizan los autores del estudio, las diferencias ideológicas son especialmente pronunciadas. En el caso del Reino Unido, por ejemplo, el 49% de las personas con ideología de izquierdas aseguran estar preocupadas, frente a solo un 30% de los de derechas. Aunque con porcentajes no tan elevados, algo similar sucede en Italia, Francia y España.
En Canadá y Estados Unidos, el número de personas que aseguran estar muy preocupadas por el cambio climático es proporcionalmente igual al de Europa, un 42%. Pero estas cifras quedan minimizadas al comparar con las obtenidas por otros asuntos, ya que ocupa el penúltimo lugar, superando únicamente a las disputas territoriales de China en Asia.
En Estados Unidos, la ideología es un factor incluso más decisivo que en Europa. Mientras que el 62% de los votantes del Partido Demócrata manifiesta su intranquilidad, solo el 20% de los republicanos asegura sentirse afectado.
El Centro de Investigaciones Pew es un think tank con sede en Washington, D. C. (EEUU) que brinda información sobre problemáticas, actitudes y tendencias que caracterizan a los Estados Unidos y el mundo. El trabajo de campo del estudio fue elaborado entre los meses de marzo y mayo de 2015 y se llevó a cabo en 40 países, entrevistando a 45.435 personas. Esta encuesta cuenta con un margen de error de más menos 5%.
Seguramente entre los amigos de ecointeligencia el porcentaje de preocupados por el cambio climático es sensiblemente más alto.
http://www.ecointeligencia.com/2015/07/cambio-climatico-principal-preocupacion-mundial/

6.
Cambiar nuestros hábitos es el gran reto para combatir el cambio climático
16 de julio de 2016
El secretario general de la Organización Mundial de la Meteorología (OMM), el finlandés Petteri Taalas, indicó que el principal reto para combatir el cambio climático está en cambiar nuestros hábitos.
"El mayor reto es cambiar nuestros comportamientos para poder disminuir esos grados centígrados de la temperatura media mundial. Debemos empezar por cambiar la estructura de la energía, el transporte y cambios en el sistema de alimentación", expresó Taalas en entrevista con Efe.
El secretario general de la OMM viajó esta semana a  Costa Rica  como parte de las celebraciones del 50 Aniversario del Comité Regional de Recursos Hidráulicos perteneciente al Sistema de la Integración Centroamericana (SICA).
Sobre al Acuerdo de París suscrito en el pasado mes de diciembre, y en el cual 195 países se comprometieron para que en el año 2050 se logren compensar las emisiones de carbono, indicó que es "fantástico", pero que a partir de ahora se deben enfrentar los desafíos.
La meta marcada en la capital francesa es que el aumento de la temperatura media mundial a final de siglo se sitúe "muy por debajo" de los dos grados centígrados respecto a los niveles preindustriales e intentar que no rebase los 1,5 grados.
"Es fantástico que este acuerdo se haya logrado, pero ahora se necesita poner en ejecución el plan, sin embargo, es importante que los países hayan reconocido que el cambio climático es un problema que necesita ser resuelto. Ahora la clave está en qué tan rápido podemos lograrlo", expresó Taalas.
Según la OMM el mundo debe abordar las sequías de forma más proactiva por medio de una gestión integrada, y el cambio climático también está aumentando el riesgo de tormentas tropicales, lluvias e inundaciones intensas.
"El cambio climático es un reto político, porque los países deben enfrentar la sequía y las lluvias, situaciones que tendrán repercusiones en la salud pública y económica, lo que supondrá una presión para nuestras sociedades", dijo el finlandés.
El secretario general agregó que el uso de energías renovables, paneles solares y transporte amigables con el ambiente, así como ciudades más aptas para caminar y andar en bicicleta, son fundamentales para iniciar un cambio.
Taalas, quien está por primera vez de visita en Costa Rica, también tuvo reuniones con representantes del Instituto Meterológico Nacional y destacó el servicio de la institución en el país.
http://www.elmostrador.cl/vida-en-linea/2016/07/16/cambiar-nuestros-habitos-es-el-gran-reto-para-combatir-el-cambio-climatico/


7.
La acelerada extracción de materias primas acelerará el cambio climático
21.07.2016
El incremento en el consumo, alimentado por una clase media en crecimiento, ha triplicado la cantidad de materias primas extraídas de la Tierra en las últimas cuatro décadas, según un nuevo informe del Panel Internacional de Recursos, IRP por sus siglas en inglés, auspiciado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente, PNUMA.
El drástico aumento en el uso de combustibles fósiles, metales y otros materiales agudizará el cambio climático, aumentará la contaminación atmosférica, reducirá la biodiversidad y finalmente conducirá al agotamiento de los recursos naturales. El informe advierte que el resultado será la escasez de materiales esenciales y la intensificación del riesgo de que se generen conflictos locales.
“La tasa alarmante a la que actualmente se están extrayendo materiales ya está teniendo un impacto grave en la salud humana y la calidad de vida de las personas”, declaró Alicia Bárcena, copresidenta del IRP. “Esto demuestra que los patrones imperantes de producción y consumo son insostenibles”.
“Debemos enfrentar urgentemente este problema, antes de que agotemos de forma irreversible los recursos que impulsan a nuestras economías y sacan a las personas de la pobreza. Este problema, profundamente complejo y uno de los principales desafíos que hasta ahora ha debido enfrentar la humanidad, exige replantear la gobernanza de la extracción de recursos naturales con el objetivo de maximizar su contribución al desarrollo sostenible en todos los niveles”.
La información acerca de los flujos de materiales incluida en el nuevo informe complementa las estadísticas económicas, identifica la escala y la urgencia de los problemas ambientales globales y apoya el seguimiento de los avances que están haciendo los países en el logro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, ODS.
La cantidad de materias primas extraídas de la Tierra pasó de 22 mil millones de toneladas en 1970 a 70 mil millones de toneladas en 2010. Los países más ricos consumen en promedio 10 veces más materiales que los países más pobres y dos veces más que el promedio mundial.
Si el mundo continúa proporcionando vivienda, movilidad, alimentación, energía y agua de la misma manera que en la actualidad, para el año 2050 los nueve mil millones de personas del planeta necesitarán 180 mil millones de toneladas de materiales cada año para satisfacer la demanda. Esto equivale a casi tres veces la cantidad actual y probablemente elevará la acidificación y la eutrofización de los suelos y aguas de todo el mundo, aumentará la erosión del suelo y producirá mayores cantidades de residuos y contaminación.
El informe también clasifica a los países por el tamaño de su huella de consumo de materiales per cápita, es decir, la cantidad de materiales necesarios para satisfacer la demanda final de un país. Se trata de un indicador que aclara el verdadero impacto de un país en la base global de recursos naturales. También es un buen indicador indirecto del estándar de vida de un país a nivel material.
Europa y América del Norte, que en 2010 tenían una huella de consumo de materiales per cápita de 20 y 25 toneladas por año, respectivamente, encabezan la tabla. En comparación, China tenía una huella de consumo de materiales de 14 toneladas per cápita y Brasil, de 13 toneladas.
La huella anual per cápita de Asia-Pacífico, América Latina y el Caribe, y Asia Occidental, varía entre nueve y diez toneladas. La huella de África es inferior a tres toneladas per cápita.
A escala global, desde el año 2000 el uso de materiales se ha acelerado rápidamente a medida que las economías emergentes como China experimentan transformaciones industriales y urbanas que requieren cantidades sin precedentes de hierro, acero, cemento, energía y materiales de construcción.
Desde 1990 ha habido pocas mejoras en la eficiencia de los materiales a escala global. De hecho, la eficiencia comenzó a caer alrededor del año 2000.  Actualmente, la economía global requiere más materiales por unidad del PIB de las que requería a principios de siglo porque la producción se ha desplazado desde economías eficientes en el uso de materiales como Japón, Corea del Sur y Europa, a economías mucho menos eficientes en el uso de materiales, como China, India y Asia Sudoriental. Esto ha llevado a un aumento de la presión ejercida sobre el medio ambiente por cada unidad de actividad económica.
El informe, Flujos de materiales y productividad de los recursos a escala mundial, presenta varias formas en las que el mundo puede mantener el crecimiento económico y aumentar el desarrollo humano al tiempo que reduce la cantidad de materias primas que utiliza para conseguirlo.
Desacoplar el uso cada vez mayor de materiales del crecimiento económico es el “imperativo de la política ambiental moderna y es esencial para la prosperidad de la sociedad humana y un entorno natural saludable”, afirma el IRP, consorcio formado por  34 científicos de renombre internacional, más de 30 gobiernos nacionales y otros grupos.
El desacoplamiento, que será necesario para que los países alcancen los ODS, requiere de políticas bien diseñadas. Serán esenciales las inversiones en investigación y desarrollo, junto con mejores políticas públicas y mejor financiación. Esto creará importantes oportunidades económicas para un crecimiento económico inclusivo y sostenido y para la creación de empleo.
Sin embargo, no basta con aumentar la eficiencia en el uso de los materiales. Al reducir los costos, la mayor eficiencia permitirá un mayor crecimiento económico, pero podría obstaculizar los esfuerzos por reducir la demanda global de materiales. El Panel recomienda poner un precio a las materias primas en el momento de la extracción, con el fin de que reflejen los costos sociales y ambientales de la extracción y el uso de recursos y al mismo tiempo se reduzca el consumo de materiales. Los fondos adicionales generados podrían ser invertidos en Investigación y Desarrollo, I+D, en los sectores de la economía que utilizan recursos de manera intensiva.
De cara al futuro, el IRP advierte que los países de bajos ingresos requerirán cantidades cada vez mayores de materiales para alcanzar el mismo nivel de desarrollo que experimentan los países de altos ingresos. Esta demanda creciente de materiales posiblemente contribuirá a generar conflictos locales como los que se observan en áreas donde la minería compite con la agricultura y el desarrollo urbano.
http://www.comunicarseweb.com.ar/noticia/la-acelerada-extraccion-de-materias-primas-acelerara-el-cambio-climatico




8.
Economía y cambio climático, aumentan las tensiones
30/06/16
El calentamiento global podría provocar que para 2030 la economía mundial perdiera más de dos mil millones de dólares anuales por las altas temperaturas, pero el cálculo remite a solo uno de los múltiples riesgos en ascenso, aseguran expertos. Según el Fondo Internacional para la Salud y el Medio Ambiente, el "estrés térmico" conducirá al quebranto de productividad y hará imposible algunos tipos de trabajo.
En primer lugar, el calor extremo afectará a los sectores que implican un trabajo físico duro en la agricultura y la manufactura, expuso Tord Kjellstrom, autor principal de la investigación.
"Para algunos países, incluso dentro de un corto periodo, las pérdidas causadas por el aumento del calor pueden ser de miles de millones", aseveró el científico.
A esta altura ya son inevitables los incrementos de la temperatura hasta 2050, pero si reducimos las emisiones ahora, se podría conseguir un efecto significativo después de esa fecha, estimó Kjellstrom.
En opinión del Panel Internacional de Recursos (IRP por sus siglas en inglés), entre los fenómenos de mayor relevancia figura el drástico ascenso en el empleo de combustibles fósiles, metales y otros materiales.
Ello "agudizará el cambio climático, aumentará la contaminación atmosférica, reducirá la biodiversidad y finalmente conducirá al agotamiento de los recursos naturales", indicó un estudio del IRP, auspiciado por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente (Pnuma).
"La tasa alarmante a la que actualmente se están extrayendo materiales ya está teniendo un impacto grave en la salud humana y la calidad de vida de las personas. Esto demuestra que los patrones imperantes de producción y consumo son insostenibles", evaluó Alicia Bárcena, copresidenta del IRP.
Se trata de uno de los principales desafíos que hasta ahora ha debido enfrentar la humanidad y "exige replantear la gobernanza de la extracción de recursos naturales con el objetivo de maximizar su contribución al desarrollo sostenible en todos los niveles", valoró la experta.
De acuerdo con el IRP, la cantidad de materias primas extraídas de la Tierra pasó de 22 mil millones de toneladas en 1970 a 70 mil millones de toneladas en 2010; mientras los países más ricos consumen como promedio 10 veces más materiales que las naciones con mayor empobrecimiento y dos veces por encima de la media global.
"Si el mundo continúa proporcionando vivienda, movilidad, alimentación, energía y agua de la misma manera que en la actualidad, para el año 2050 los nueve mil millones de personas del planeta necesitarán 180 mil millones de toneladas de materiales cada año para satisfacer la demanda", alertó la investigación.
Esto equivale a casi tres veces la cantidad actual y probablemente elevará la acidificación y la eutrofización de los suelos y aguas de todo el mundo, aumentará la erosión del terreno y producirá mayores cantidades de residuos y contaminación, añadió el reporte divulgado por el Pnuma.
Actualmente, expone la indagación, la economía global requiere más materiales por unidad del Producto Interno Bruto de las que requería a principios de siglo porque la producción se ha desplazado desde economías eficientes a otras con mucho menos nivel de eficacia.
Desacoplar el uso cada vez mayor de materiales del crecimiento económico es el "imperativo de la política ambiental moderna y es esencial para la prosperidad de la sociedad humana y un entorno natural saludable", afirma el IRP.
A juicio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas, "la humanidad se encuentra ante un punto de no retorno: el impacto ambiental del estilo de desarrollo dominante pone en peligro su supervivencia y la de otras especies".
Si bien la destrucción del medio ambiente asociada al crecimiento económico ha sido una constante en la historia, la época contemporánea se diferencia de las anteriores por el alcance de los impactos sobre recursos comunes como la atmósfera, los océanos, las capas polares y la biodiversidad.
En su informe "Horizontes 2030: la igualdad en el centro del desarrollo sostenible", la Cepal recuerda que el equilibrio ecosistémico puede ser dañado irreversiblemente por causas antropogénicas.
"El número de seres humanos seguirá creciendo, al menos por varias décadas, a diferencia de la mayoría de las especies, especialmente los mamíferos, cuyos miembros son cada vez menos o se encuentran en peligro de extinción", fundamenta la agencia de Naciones Unidas.
Un análisis del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático reiteró que el calentamiento es inequívoco: la evidencia da cuenta de un aumento de las concentraciones de gases de efecto invernadero desde comienzos de la era industrial a causa de la actividad humana, así como de su vínculo con los cambios de las variables climáticas, que alcanzaron niveles sin precedentes en los últimos 100 años.
De acuerdo con el consenso científico internacional, es necesario pasar del actual nivel de emisiones, cercano a las 40 gigatoneladas de gases de efecto invernadero anuales, equivalente a un promedio de emisiones mundiales de siete toneladas per cápita, a un mundo de dos toneladas per cápita en 2050.
El actual acervo es de unas dos mil gigatoneladas emitidas de dióxido de carbono (CO2) y se estima que, para no superar la barrera de los 2°C de calentamiento global, es necesario no rebasar las aproximadamente mil gigatoneladas adicionales de gases de efecto invernadero.
Con un flujo cercano a 40 gigatoneladas anuales, en 26 años se habría rebasado este umbral y reducido drásticamente el margen de maniobra para adaptar las economías antes de que los mecanismos endógenos de retroalimentación hagan más difícil frenar o revertir este proceso, plantea la Cepal.
Ello supone la emisión de no más de 20 gigatoneladas anuales en total, así como concentraciones que no superen las 500 partes por millón de gases de efecto invernadero en la atmósfera (en la era preindustrial había 280 partes por millón).
"América Latina y el Caribe se mueve en la dirección opuesta a la deseable, ya que elevó las emisiones a una tasa del 0,6 por ciento anual", sopesó la institución.
El consumo energético en la región, precisó, produce 4,6 toneladas de emisiones per cápita, casi igual al de la Unión Europea, con la diferencia de que Europa está desacoplando las emisiones del crecimiento a un ritmo del -0,9 por ciento anual.
El Acuerdo de París, aprobado en Conferencia de las Partes (COP21) en 2015, reconoció la gravedad del problema al definir el objetivo expreso de limitar el incremento de la temperatura a menos de 2°C, incluso a 1,5°C, en relación con el nivel preindustrial.
Al mismo tiempo quedó plasmada la aspiración de que hacia 2050 se compensen las emisiones con las absorciones (neutralidad en carbono).
Aunque la mayoría de los países establecieron el compromiso de reducir sus emisiones, las contribuciones determinadas por cada uno se establecen mediante leyes nacionales, por lo que un cambio de gobierno podría traducirse en la modificación de las políticas e incluso de las metas, enjuicia la Cepal.
Otro problema, apunta el organismo, es que la suma de las metas nacionales comprometidas resulta insuficiente frente al objetivo de evitar un aumento de 2°C de la temperatura global con respecto a los niveles de la era preindustrial, pues se estima que las emisiones anuales llegarán a 55 gigatoneladas en 2030, lo que redundaría en un alza de la temperatura cercana a 3°C.
Si bien el Acuerdo de París menciona la importancia de la adaptación y de las pérdidas y los daños ocasionados por el calentamiento global, tampoco establece mecanismos de compensación ni compromisos de adaptación, señala la agencia de Naciones Unidas.
El pacto no incluye metas de adaptación, pero sería técnicamente posible acordarlas, considerando que hay fenómenos inequívocamente atribuibles al calentamiento global, como el aumento del nivel del mar, el retroceso de los glaciares y la disminución del nivel y la extensión de la criosfera.
En opinión de la Cepal, también debe considerarse que los fondos climáticos son recursos etiquetados, no adicionales a la asistencia oficial para el desarrollo, que no modifican las prácticas bancarias y son insuficientes para atender la magnitud del cambio climático.
Hacen falta ajustes financieros y tecnológicos, pero también siguen pendientes importantes pasos en la gobernanza ambiental, como los impuestos a las emisiones de carbono, para modificar los precios relativos en favor de los bienes y procesos más sostenibles.
Estos y otros múltiples asuntos están por resolver, sin señales claras de soluciones efectivas en el corto plazo, mientras las tensiones y los desequilibrios aumentan por patrones económicos ambientalmente insostenibles.
http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=5106211&Itemid=1




9.
Nuestra creciente vulnerabilidad hídrica frente al cambio climático
agosto 2 de 2016
Sólo se necesita una mano cuando se cuentan el número de veces que se menciona el cambio climático en la Ley General de Aguas que presentó el gobierno federal hace un par de años y que fue conocida como la “Ley Korenfeld”, y nos sobran tres dedos. Esto demuestra una de las muchas contradicciones que existen en los gobiernos mexicanos actuales que mencionan fenómenos naturales como el cambio climático y la resiliencia, pero al momento de ponerlos en leyes y acciones que involucran economía y construcción, éstos pasan a segundo término o son completamente olvidados. Son buenos deseos que llenan los discursos de la clase política, que no se pueden cumplir cuando se habla de pesos y centavos. Sin embargo, la naturaleza sigue en su dinámica, y no se rige por la política, y en consecuencia cada día nos hace más vulnerables frente al cambio climático. Lo acabamos de ver en Santa Fe e Interlomas
La falta de acción real se explica porque los efectos del cambio climático son difusos en la sociedad; mientras que la economía se presume, o se padece, de manera tangible. Por esta razón se han hecho intentos de mostrar cómo va a cambiar el clima y las implicaciones que esto tiene en nuestra vida cotidiana. Uno de estos esfuerzos se publicó hace unas semanas por el Instituto Mexicano para la Tecnología del Agua con el nombre de Atlas de vulnerabilidad hídrica en México ante el cambio climático. Este Atlas analiza la temperatura y las lluvias promedio de los últimos 40 años. La temperatura promedio en la mayoría del territorio mexicano es de entre 28 y 34 grados en verano y de 22 a 26 en invierno. Somos un país caliente y con temperatura más o menos homogénea a lo largo del año. Sin embargo, en cuanto a las lluvias el país es altamente estacional, mientras que en secas solo llueve entre 100 y 250 mm en el territorio, en época de lluvias pueden caer 700 mm de agua. Obviamente hay mucha diferencia entre norte (donde llueve menos de 250 mm) y el sur (donde cerca de 1500 mm).
Con estos datos y un modelo llamado Proyecto de Intercomparación de Modelos Acoplados, fase 5 (CMIP5) el Atlas genera proyecciones de cuáles serán las temperaturas y cuanto lloverá en el futuro. Los resultados generan escenarios de lo que podría cambiar en el clima en cada parte del territorio en los próximos 25 y 75 años. La esperanza de muchos de nosotros es que esta información podría ayudar a aterrizar políticas. Por ejemplo, si sabemos que va a llover menos es necesario comenzar una política de ahorro y eficiencia en el uso del agua. Pero esta estrategia tiene una falla, pues supone que en algún lugar existe la política de la prevención, que todavía no ha florecido en nuestra sociedad.
Volviendo al atlas, en el escenario de cambio en la temperatura promedio, el país tendría un aumento de entre 1.4 y 2 grados centígrados. Esto no suena a mucho, mas recordemos que es el promedio que está compuesto por los extremos, que es lo que importa, pues nos quejamos del clima cuando hace mucho calor o cuando hace mucho frío. La temperatura máxima puede aumentar hasta cinco grados. En un lugar desértico que en épocas de calor la temperatura se acerca a los 40 grados, un aumento de cinco grados puede generar muchas muertes de animales y personas. Por el contrario, el aumento en la temperatura mínima será sólo de unos 1.6 grados. Esto quiere decir que aumentará la diferencia entre las temperaturas mínimas y máximas. El país será más caliente y en temperatura dejará de ser homogéneo. Las consecuencias en los ecosistemas pueden ser graves. Muchas especies de zonas calientes tendrán que migrar a zonas que son más frías o enfrentar la extinción. En asuntos domésticos, la mayoría del país tendremos que usar más energía para enfriar casas y oficinas con aire acondicionado o ventiladores. Así, el cambio climático genera la necesidad de usar más energía lo que promueve más cambio climático.
En cuanto a las lluvias, un escenario proyecta que en los próximos 25 años en la época de lluvias la precipitación se reducirá entre un 3% y 6% en todo el país, mientras que otro escenario sugiere que lloverá menos en entre un 9% y 18%. Pero en secas (cuando hace falta más el agua) es posible que llueva hasta un 35% menos en zonas como la península de Baja California. Esto es muy importante si se quiere traducir a políticas públicas puesto que en esta zona se han querido desarrollar complejos turísticos, como Cabo Pulmo donde se ha querido construir un hotel con 25 mil cuartos y tres canchas de golf. Este lugar adolece de agua para la pequeña población que vive ahí y en el futuro lloverá menos.
Los escenarios en la variación de la precipitación son negativos en los próximos 25 años, aunque positivos (lloverá más) cuando se predice que pasará en los próximos 75 años. Una mirada simple sugiere pensar que sólo hay que resistir los años de las “vacas flacas”. No obstante, un ecosistema puede resistir sólo un lustro o máximo dos de poca lluvia, cuando este periodo se extiende por más de 25 años se generan cambios su dinámica y en consecuencia en nuestra vida cotidiana.
Con estos modelos el IMTA generó nuevos mapas de vulnerabilidad. La vulnerabilidad es un concepto difícil de establecer, porque, también es difuso y más aún cuando no estamos acostumbrados a generar políticas preventivas. La vulnerabilidad sugiere cuanto sufriremos por el cambio climático, dependiendo de las variables del clima, la dependencia económica de una población a partir del clima (por ejemplo huracanes en zonas turísticas o cultivos que necesitan mucha agua en zonas desérticas) y la desigualdad social que reduce la capacidad de respuesta a estos cambios. Las poblaciones pobres son más vulnerables. Así, el atlas evalúa a todos los municipios del país con diferentes escenarios, donde destaca que hay una gran vulnerabilidad en los estados más pobres, así como que la Ciudad de México casi siempre está en los números más altos del índice.
En ocasiones existe una relación entre la capacidad económica y la posibilidad de inundación en una población. Pero en el caso de la Ciudad de México la urbanización ha sido atípica y por lo tanto, como hemos visto en estos años, no existen diferencias económicas con respecto a lo propenso de una región a inundarse. Unos años se inunda Chalco y otros años se inunda Interlomas. Pero la vulnerabilidad es diferente, pues las personas en zonas con mayores recursos tienen más capacidad de respuesta para reponerse de un desastre natural.
La vulnerabilidad hídrica también cambia dependiendo del lugar donde está asentada la población. Las personas son vulnerables a inundaciones por una lluvia torrencial si viven en una cañada cerca del cauce de un río (Como en Santa Fe y Huixquilucan) o en la parte más baja de la cuenca (Como Chalco y Tláhuac).
Sin embargo, la vulnerabilidad es la única característica que podemos cambiar de las tres que la IPCC (Intergovernmental Panel on Climate Change) sugiere necesarias para evaluar el riesgo de los desastre naturales en las ciudades. Las otras dos características son el cambio climático y la exposición al desastre (que está relacionado con la cantidad de personas que viven en un lugar: a más personas mayor será la exposición). 
La forma en la que responde un ecosistema a los eventos extremos puede modificar la vulnerabilidad y dado que los humanos cambiamos el ecosistema, entonces, nosotros somos capaces de aumentar o disminuir la vulnerabilidad de un sitio. Por ejemplo, un pueblo establecido en la zona más baja de un valle (como Chalco) será vulnerable a crecidas que podrán inundar algunas partes de la comunidad. Además, si en las zonas altas se talaron todos los árboles (como en Santa Fe y Huixquilucan), entonces el efecto de esa misma lluvia inundará muchas más partes del desarrollo. Esto se debe a que el agua llega más rápido a las partes bajas a falta de árboles que la detenían con su follaje y raíces. No sólo llega más rápido sino en más cantidad, ya que los árboles también generan el ambiente para que el agua se vaya infiltrando en el cambio. La tala será capaz de generar crecidas que afecten a la misma cañada. Por lo tanto, la vulnerabilidad a lluvias extremas cambia dependiendo de cómo haya afectado al ecosistema donde se estableció.
Por ello, el índice de vulnerabilidad es difícil de homogeneizar a nivel de país y a esta escala es necesario tomar estos mapas con cierta cautela. Los estados más vulnerables a ciclones son Tamaulipas, Quintana Roo, Baja California Sur y Sinaloa. A nivel municipal, el sur de Veracruz, Quintana Roo con el corredor turístico Cancún-Tulum y los altos de Chiapas.
Hemos querido atacar a la vulnerabilidad con infraestructura ayudados de grandes diques y desagües, pero en su mayoría estas infraestructuras son rebasadas. Puesto que las escalas de estas interacciones son muy grandes, no hay infraestructura que por sí sola reduzca la vulnerabilidad a un fenómeno extremo. Así como no hay infraestructura que revierta los efectos del cambio climático. Para modificar la vulnerabilidad de una ciudad al cambio climático es necesario trabajar con el ecosistema.
Desde hace 400 años pensamos que la tecnología y la infraestructura va a resolver nuestra vulnerabilidad hídrica. Este pensamiento nos ha llevado a tener a la ciudad más importante del país con 20 millones de habitantes que se inundan en época de lluvias y les falta el agua en época de secas. Asimismo, seguimos haciendo construcciones en las zonas más sensibles a la vulnerabilidad como las cañadas del poniente fundamentales para la absorción del agua, y el nuevo aeropuerto en la zona nororiente, región que se inunda por estar en la parte más baja. Todo con la esperanza de que esa infraestructura que nos ha fallado estos 400 años, ahora si funcione, quizá porque ahora incluimos techos verdes y muros verdes a las columnas del segundo piso. Tal vez es hora de cambiar la visión y comenzar a pensar en la vulnerabilidad, manejando propiamente el ecosistema.
http://labrujula.nexos.com.mx/?p=896


10.
El cambio climático eleva el riesgo de guerras, alertan investigadores
Realizan análisis estadístico de conflictos armados y desastres naturales entre 1980 y 2010
Los fenómenos ambientales tienen un potencial de perturbación que parece concretarse de manera particularmente trágica en sociedades con fuerte división étnica, señala coautor del estudio
02/08/16
Ondas cálidas, sequías y otros eventos de clima severo incrementan el riesgo de que estallen guerras en el mundo, advierten científicos.
Los investigadores llevaron a cabo un análisis estadístico del estallido de conflictos armados y desastres naturales relacionados con el clima entre 1980 y 2010.
Sus hallazgos –que casi uno de cada cuatro conflictos en países con divisiones étnicas coincidieron con calamidades climáticas– sugieren que la guerra debe añadirse al catálogo normal de problemas cuya causa probable es el calentamiento global, como la elevación del nivel del mar, la pérdida de cultivos, la escasez de agua y las inundaciones.
Ambientalistas han advertido antes que si las temperaturas se elevan en forma significativa en el próximo siglo, vastas zonas del planeta podrían volverse inhabitables, lo cual obligaría a millones de personas a emigrar, y ello aumentaría notoriamente el riesgo de conflictos.
Sin embargo, la nueva investigación, realizada por académicos en Alemania, descubrió que ya existe un nexo estadístico entre los estallidos de violencia que cunden y los eventos climáticos extremos.
El doctor Carl Schleussner, del Instituto Potsdam de Investigación sobre el Impacto del Clima, señaló: “Los desastres naturales relacionados con el clima tienen un potencial de perturbación que parece concretarse de manera particularmente trágica en sociedades que presentan división étnica.
Los desastres no desencadenan el conflicto, pero pueden acentuar el riesgo de que estalle un conflicto arraigado en circunstancias específicas. Por intuitivo que esto parezca, ahora podemos mostrarlo con solidez científica, sostuvo.
Controversia
La idea de vincular el conflicto con desastres naturales ha suscitado controversia. Por ejemplo, algunos estudios anteriores que compararon las guerras con la temperatura no encontraron un vínculo.
Sin embargo, para este estudio, descrito en un documento en la revista Proceedings de la Academia Nacional de Ciencias de Estados Unidos, los investigadores usaron datos de la firma internacional de reaseguramiento Munich Re.
Esa información se combinó con otra relativa a conflictos y un índice empleado para cuantificar el grado de fragmentación étnica de un país.
A escala global se encontró una tasa de coincidencia de nueve por ciento entre el estallido de conflictos armados y desastres naturales como sequías y ondas cálidas. Pero en países con fuerte división étnica, la cifra se elevó a 23 por ciento
El doctor Jonathan Donges, quien coescribió el documento, expresó: “Nos ha sorprendido la extensión en que sobresalen los resultados de los países con fragmentación étnica en comparación con otros rasgos nacionales como historial de conflictos, pobreza o desigualdad.
Creemos que la división étnica podría ser una línea predeterminada de conflicto cuando golpean elementos de tensión adicionales, como los desastres naturales, lo que hace a las naciones multiétnicas particularmente vulnerables al efecto de tales desastres.
Focos rojos
El documento indicó que muchos países africanos y centroasiáticos figuran entre los más fragmentados en ese aspecto y son focos rojos potenciales de riesgo de estallido de conflictos armados.
Los modelos climáticos también sugieren que esas zonas podrían esperar un incremento sustancial en el peligro de eventos extremos.
Las proyecciones de riesgo de conflicto a escala global de aquí al año 2050 indican que esas regiones se ven particularmente amenazadas, lo cual ilustra la importancia de nuestros hallazgos en el contexto de la prevención y desarrollo de conflictos, señala el documento.
Análisis recientes de las consecuencias sociales de las sequías en Siria y Somalia indican que esos eventos climatológicos podrían haber contribuido a los brotes de conflicto armado o a conflictos sostenidos en ambos países. De manera similar, una sequía prolongada podría haber contribuido negativamente a los conflictos actuales en Afganistán.
Una mayor desestabilización en el norte de África y el Levante podría tener efectos extendidos al desencadenar flujos de migración hacia naciones vecinas y destinos remotos, tales como la Unión Europea, agrega el estudio.
El documento enfatiza que la causa de raíz de estos conflictos es específica de cada caso, pero advirtió que los desastres naturales tienen el potencial de amplificar las tensiones sociales existentes y, por tanto, desestabilizar aún más varias de las regiones más conflictivas del mundo.
http://www.jornada.unam.mx/2016/08/02/ciencias/a02n1cie


11.
La atmósfera de ''normalidad'' sobre el cambio climático es la amenaza mayor según Greenpeace
Madrid, 3 ago (EFE).- Greenpeace ha mostrado su preocupación porque "las noticias sobre el mal estado del clima, los impactos y el aumento de las temperaturas son ya tan frecuentes que parecen ser la normalidad", tras el informe 'El Estado del clima', elaborado por la Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera de Estados Unidos, NOAA.
La Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera estadounidense acaba de hacer público su informe anual 'El Estado del clima', en el que verifica que el año 2015 batió un nuevo récord en emisiones de gases de efecto invernadero e incremento global de las temperaturas.
Los resultados apuntan también a que 2016 va por el mismo camino.
Un comunicado de prensa de Greenpeace señala que "resulta preocupante pensar que estas noticias sobre el mal estado del clima, los impactos y el aumento de las temperaturas son ya tan frecuentes que parecen ser la normalidad".
"Pero en realidad lo que nos están anunciando estos datos supone ni más ni menos que haya más injusticia social, inestabilidad, hambre, plagas, pérdida de biodiversidad, inseguridad humana, enfermedades o pérdida de hogares", ha explicado Tatiana Nuño, responsable de la campaña de Energía y Cambio Climático de la organización ecologista.
Frente a estos nuevos datos, Greenpeace exige una vez más que se aborde de forma urgente y desde todos los países este problema.
En España, pide que se aproveche este año de negociaciones políticas para salir reforzados de los debates y reflexiones de los diferentes grupos políticos con una propuesta que ponga por encima de todo la seguridad de las personas, la salud y el medio ambiente.
Además, Greenpeace reclama en el comunicado que se asegure el cumplimiento del Acuerdo Internacional del Clima que se asumió en París el pasado diciembre.
Hace un llamamiento para dejar de subvencionar los combustibles fósiles, dejar de traer toneladas de carbón de Colombia, gas de Argelia y petróleo de Nigeria y centrarse en conseguir un futuro basado al 100 % en las energías renovables, como explican en sus informes de revolución energética.
"España es un diamante en bruto para las energías renovables y tiene capacidad para ser un ejemplo de inspiración y de cómo hacer las cosas en Europa y así curar su deuda como el país más incumplidor de la primera etapa del Protocolo de Kioto y evitar su responsabilidad contaminando a sus vecinos europeos con el carbón que usa", asegura la organización ecologista.
Por ello, Greenpeace propone una fecha de cierre para las térmicas no más tarde del año 2025, "como ya han hecho otros países de la UE". EFE
http://www.trt.net.tr/espanol/ciencia-y-tecnologia/2016/08/06/la-atmosfera-de-normalidad-sobre-el-cambio-climatico-es-la-amenaza-mayor-segun-greenpeace-544612


La "fiebre" de la Tierra empeora, aseguran los mayores expertos en cambio climático

Ver más en:
http://www.20minutos.es/noticia/2810473/0/fiebre-tierra-cambio-climatico-noaa/?utm_source=Twitter-20minutos&utm_medium=Social&utm_campaign=Postlink#xtor=AD-15&xts=467263
12.
La "fiebre" de la Tierra empeora, según los mayores expertos en cambio climático
03/08/16
•    El informe del clima analiza 50 aspectos y registra decenas de récords perjudiciales.
•    "Estamos desbordados de múltiples síntomas", advierten los expertos.
•    El más grave, que los gases de "efecto invernadero" alcanzan niveles "siniestros".
•    El año 2015 fue el más cálido jamás registrado en la Tierra
La Tierra tiene "fiebre" y el año pasado empeoró, rompiendo decenas de marcas climáticas, es la conclusión a la que han llegado un grupo de científicos en un extenso informe apodado el "examen físico anual del planeta".
El año 2015, de hecho, fue proclamado como el más caliente del que se tienen registros. El nuevo informe muestra la amplia extensión que tienen los récords alcanzados sobre la salud climática del planeta. Éstos incluyen marcas en absorción energía calórica por parte de los océanos y los niveles de almacenamiento de agua subterránea más bajos a nivel global, según el informe publicado por la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus iniciales en inglés).
"El momento de llamar al médico fue hace años", dijo gráficamente Deke Arndt, director de monitoreo de clima de la NOAA y coeditor del informe. "Estamos desbordados de múltiples síntomas".
El documento Estado del Clima 2015 examinó 50 aspectos climáticos distintos, incluido el dramático derretimiento del hielo del Ártico y de glaciares en todo el mundo. Una decena de naciones registraron marcas de calor, incluidas Rusia y China. Sudáfrica tuvo la temperatura más alta registrada para el mes de octubre: 48,4 grados Celsius, (119,1 Fahrenheit).
Y en el corazón de los récords está que los tres principales gases causantes del llamado "efecto invernadero", que atrapan el calor — dióxido de carbono, metano y óxido nítrico— alcanzaron niveles récord en alza en 2015, agregó Blunden. "Hay realmente sólo una palabra define este desfile de marcas climáticas récord: siniestro", expuso Kim Cobb, climatóloga del Instituto Tecnológico de Georgia, quien no participo en el informe pero lo calificó como "exhaustivo y minucioso".
http://www.20minutos.es/noticia/2810473/0/fiebre-tierra-cambio-climatico-noaa/


13.
El cambio climático sigue pulverizando récords
03/03/16
El cambio climático no se anda con chiquitas. Año tras año, sus mordiscos empiezan a dejarse sentir como auténticas dentelladas, y lo hace de un modo cada vez más frecuente. Dentro de este feo panorama, el 2015 fue un año de órdago, de acuerdo con el último informe “El Estado del Clima” realiza anualmente la Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos.
En esta última edición no solo se concluye que el cambio climático sigue avanzando delante de nuestros ojos, sino que además se constata el deshielo de los polos. Por otra parte, en un futuro cercano se pronostica más de lo mismo: eventos extremos que adoptarán la forma de sequías interminables, olas de calor más frecuentes e intensas, inundaciones, lluvias torrenciales y, sobre todo, sus autores afirman que “estamos en un territorio desconocido”.
¿Seguro que es el cambio climático?
Estos informes, en efecto, tienen asustados a los climatólogos, y también a todo aquel que eche un simple vistazo a las conclusiones de éste y otros informes, que ya se cuentan por miles. Sin embargo, no puede negarse que el cambio climático sigue despertando dudas.
A pesar del amplio consenso científico que existe en torno al cambio climático, aún sigue habiendo escépticos que no acaban de creer que exista o que lo haga a causa del ser humano. Aunque cada vez hay más evidencias al respecto, a menudo resulta difícil atribuirle eventos concretos, entre otras razones porque para ello se necesitan estudios pormenorizados que no siempre se realizan.
Ello no significa que no se pueda atribuir ningún evento individual con el cambio climático, tal y como se afirma en algunos medios de comunicación. Que el clima sea caótico no significa que la ciencia no pueda vincular eventos extremos con el fenómeno del cambio climático.
Muy al contrario, la ciencia ha avanzado y “puede demostrar que ciertos eventos extremos habrían sido prácticamente imposible sin el cambio climático”, tal y como afirma Heidi Cullen, jefe científico de la organización ambiental Climate Central.
Una montaña de pruebas
Que el cambio climático tenga un mucho de incertidumbre no significa que no sea una realidad. De hecho, el caos forma parte de su modo de comportarse, y ello dificulta las predicciones. Sobre todo, a medio y largo plazo, a lo que hemos de sumar que la aplicación de unos u otros modelos que incluyan a su vez diferentes factores y escenarios lleva a una variedad de pronósticos.
A su vez, las consecuencias a nivel local son distintas de las que estipuladas en un análisis global. Todo ello desorienta fácilmente a no especialistas, pero no por ello puede dudarse del cambio climático. A este respecto, los resultados del último informe de la NOAA son una buena medicina para quienes padecen “duditis aguda”.
Sus conclusiones dibujan un escenario realmente duro, pero se trata de una información muy valiosa para entender hasta qué punto tenemos que actuar cuanto antes. Cierto, era para ayer, hace dos décadas que tendríamos que haber reaccionado, pero también es cierto que aún será peor si esperamos a que nos muestre su peor cara. Así lo opina Cullen cuando afirma que “la ironía del calentamiento global es que si esperamos a ver el impacto en toda regla va a ser demasiado tarde para arreglarlo”.
Resultados del informe: 2015, el año más caluroso
Entre los principales resultados del informe destaca el hecho de que en 2015 la Tierra haya alcanzado su punto más caliente desde que se tienen registros. Las temperaturas medias, por lo tanto, son un grado centígrado más altas que las temperaturas pre industriales.
En los océanos también se batieron récords. Además de que las temperaturas de su superficie alcanzaron cifras inéditas (superó en 2 grados centígrados la media en el Pacífico y 8 grados en el Atlántico), mientras el nivel del mar hizo lo propio.
El nuevo récord del nivel del mar en 2015 superó en 7,1 centímetros la media de 1993 y el hielo marino en el Ártico cubrió la menor superficie observada en los últimos 37 años de observación vía satélite.
Otro récord se refiere a la concentración de gases de efecto invernadero. En 2015 fue la más alta de la historia, superando por primera vez el umbral de seguridad, situada en los 400 ppm por millón. Por último, también aumentaron las sequías e inundaciones. En cifras, la superficie afectada por sequías severas aumentó de un 8 por ciento en 2014 a un 14 por ciento en 2015.
2016, por el mismo camino
Un reciente informe de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) también concluía que el 2016 va camino de ser otro año de récord. A tenor de los registros de lo que va de año, tiene todas las papeletas para convertirse en el año más caluroso de la historia desde que se tienen registros.
En este periodo, según los datos de la OMM, se han superado los registros de temperatura media en el planeta y también los niveles de dióxido de carbono emitidos, al tiempo que se ha acelerado el deshielo en el Ártico.
En la misma línea que el trabajo de la NOAA, concluye que el cambio climático está “alcanzando nuevas escalas”, intensificadas por el potente fenómeno climático del Niño de los últimos dos años. Aunque ha desaparecido, ahora los gases de efecto invernadero siguen manteniendo la temperatura global y sus niveles son cada vez más elevados.
Como consecuencia de ello, la OMM espera que los eventos extremos sean más frecuentes y graves, al tiempo que señala una anticipación del deshielo anual del Ártico y cambios imprevisibles en los patrones de lluvia. Una preciosa vista, sin duda.
http://www.ecologiaverde.com/cambio-climatico-rompe-records/


14.
Los niños vulnerables son los más afectados por el cambio climático
04-08-16
(04 de agosto de 2016).- El Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) advierte que el cambio climático es una fuerza peligrosa y perturbadora para muchos niños en el mundo y que tiene un gran impacto en los más vulnerables.
En su informe anual de 2016, la organización expone que los niños pobres y desamparados fueron los más afectados, de forma desproporcionada, debido a los desastres humanitarios del pasado año incluyendo particularmente, los desastres relacionados con el cambio climático en África, Asia y el Pacífico.
El director ejecutivo de UNICEF, Anthony Lake dijo: "Los efectos del cambio climático: enfermedades, sequías e inundaciones, destruyen las fuentes de alimento y sustento, además de exacerbar los riesgos para los niños e intensificar las carencias de millones de personas. La pobreza destructora y las diferencias crecientes en salud, educación y protección debilitan las vidas y el futuro de millones más."
El informe destaca la severidad con la que el ciclón Pam barrió la isla de Vanuatu, situada en el Pacífico, en marzo del año pasado, demoliendo escuelas, centros de salud y suministros de agua, traumatizando a familias y niños.
Riadas, derrumbes y otros desastres naturales combinados con la inquietud en Myanmar, crearon una situación crítica en 2015, que desplazó a cientos de miles de niños de sus hogares.
¿Cómo contribuyó UNICEF con la acción climática en COP21 en París?
El informe también expone cómo UNICEF contribuyó por una acción climática acelerada durante la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en París el pasado año (COP21).
Durante la COP21, UNICEF promovió el mensaje de que las alteraciones causadas por el incremento de la temperatura media global no conducirán a más inundaciones o sequías, sino a la inseguridad alimentaria, a las pérdidas en los ingresos de la agricultura, a la emigración forzada y a otras adversidades para los países y comunidades, siendo los niños los menos preparados para enfrentarse a todo esto.
Un informe de UNICEF para propugnar compromisos significativos por una acción climática por parte de los gobiernos en París ("Unless We Act Now"), mostró las áreas en las que se prevé, serán las que sufrirán un mayor impacto, mayoritariamente debido al incremento de las temperaturas, bajo diferentes modelos de mitigación y la cantidad de niños que viven en estas áreas de impacto elevado.
Los mapas usan las predicciones de datos del Quinto Informe de Evaluación del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCCC). El mapa de la izquierda muestra un "escenario sin cambios" de políticas de no mitigación, que da como resultado 1.5 billones de niños afectados.
El segundo supuesto, proyecta un probable incremento de 2.4 grados centígrados, ligeramente por encima de los 2 grados como límite absoluto, determinados por el Acuerdo de París. El tercer supuesto muestra un incremento de 1.5 grados, el límite ideal acordado en la COP21. Esto último aún indica que 150 millones de niños se verán severamente afectados en las áreas de alto impacto.
http://newsroom.unfccc.int/es/noticias/los-ni%C3%B1os-vulnerables-son-los-m%C3%A1s-afectados-por-el-cambio-clim%C3%A1tico/


15.
El cambio climático, cada vez más evidente
05/05/2016
El cambio climático está más que probado, así como sus causas antropogénicas. La ciencia lleva mucho tiempo advirtiendo al mundo la necesidad de tomar cartas en el asunto, básicamente reduciendo emisiones de gases de efecto invernadero. Sin embargo, los escépticos siguen estando ahí. Son menos, y su fuerza también ha menguado, pero la naturaleza abstracta del fenómeno y sus efectos más nefastos a medio y largo plazo no ayudan a concienciar a la población, lógicamente.
En su constante afán por educar a la población al respecto, una tarea en la que todavía quede mucho camino por andar, la ciencia no deja pasar la menor oportunidad para pedir la colaboración ciudadana y, sobre todo, de los líderes mundiales y responsables políticos en general.
No en vano, la manera de detenerlo pasa por evolucionar hacia una sociedad baja en carbono, y ello implica una serie de cambios revolucionarios. Cambiar las cosas, por otra parte, requiere vencer resistencias e intereses creados en torno a la dependencia de los combustibles fósiles.
Dentro de esa importante tarea de informar y formar, la ciencia nos pone sobre la mesa una serie de datos relativos a distintos factores vinculados a la evolución del cambio climático. Son cada vez más elocuentes, año tras año demuestran que el cambio climático no se anda con tonterías, va a más y amenaza con llevarnos a un punto de no retorno que pondría en jaque la supervivencia de la especie humana.
Los últimos informes de la Agencia Nacional de Océanos y Atmósfera (NOAA) de Estados Unidos y de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), dos referencias a nivel mundial en el estudio del cambio climático, acaban de publicarse y apuntan en el mismo sentido.
Ambos dejan bien a las claras que el calentamiento global supone una amenaza creciente y solo una actuación urgente podría detenerlo o, al menos, retrasar sus efectos. Mientras la NOAA concluye que durante el 2015 se produjo la mayor concentración de gases de efecto invernadero, se registraron más eventos extremos y ha sido el año más caluroso de la historia (en océanos y superficie terrestre), la OMM también afirma que el 2016 va camino de superar al anterior.
http://climaticocambio.com/el-cambio-climatico-cada-vez-mas-evidente/#more-3518


16.
'La era de la estupidez', las consecuencias del cambio climático en Documaster
  • Un documental que nos invita a reflexionar sobre el trato que estamos dando a nuestro planeta
  • Está presentado por el actor Pete Postlethwaite y podéis verlo esta noche, a las 23:45, en Documaster
Agosto 2016
¿Cómo viviremos en el año 2055 si no revertimos el cambio climático? Una pregunta que debería preocuparnos a todos y que responderá esta noche, a las 23:45 en La2, el documental La era de la estupidez, que nos invita a reflexionar sobre el trato que estamos dando a nuestro planeta.
¿Qué pasará si desaparecen nuestras costas? ¿Si las estaciones quedan reducidas a olas de calor y de frío? ¿Si la mayor parte de agua está contaminada? Reservas de combustibles fósiles agotadas, inestabilidad meteorológica, huracanes, tifones destructores, inundaciones, sequías devastadoras...,etc.
¿Cómo viviremos dentro de 40 años cuando la situación sea irreversible? En algún momento tuvimos la oportunidad de hacer algo, pero no se hizo ...
Protagonizado por el actor Pete Postlehwaite
Año 2055. Un archivero del futuro, el fallecido actor Pete Postlethwaite, guarda en una torre en alta mar los restos de la humanidad y empieza a ver viejo material de archivo en vídeo desde el año 2008 para entender porqué la humanidad no hizo nada para frenar los efectos del cambio climático cuando aún había margen para revertir el desastre y el colapso de la sociedad.
La Era de la Estupidez (The Age of Stupid) es un documental en clave de ficción que nos invita a reflexionar sobre cómo será la vida cuando acabemos con los recursos de la Tierra y no hayamos conseguido, aunque pudimos, parar el cambio climático.
Del director de documentales Franny Armstrong, la película se estrenó con éxito de crítica en el 2009 y fue pionera en autofinanciarse gracias al modelo de "crowdfunding".
La era de la estupidez llegó a las pantallas para intentar sacudir conciencias, sobre todo las de los responsables políticos y repasar a algunas de las “estupideces” que estamos cometiendo como especie.
Realista y dramática
Durante 4 años el equipo del documental grabó las historias de 7 personajes reales que se mezclan con el personaje de ficción de Pete Postlethwaite: un empresario indio que lanza una nueva aerolínea de bajo coste, un empleado de Shell en Nueva Orleans que rescató a más de 100 personas durante el huracán Katrina, un guía de montaña francés de 82 años testigo del deshielo de sus amados glaciares, dos niños refugiados iraquíes en busca de su hermano mayor, una mujer médico que vive en la pobreza extrema en el mayor área de explotación de petróleo de Nigeria y un desarrollador de parques eólicos en el Reino Unido que lucha con su familia por reducir su huella ecológica y contra los vecinos que no quieren molinos de viento junto a sus casas.
La película documental advierte en sus primeros minutos que está basada en "las predicciones de la ciencia dominante".
"Todo lo mostrado sobre el presente y el pasado son noticias reales y grabaciones de archivo". Es decir, que todo lo que vemos en este documental son predicciones hechas por los mejores científicos del planeta para las próximas dos décadas y pintan un escenario realista, dramático y apocalíptico que nos debería hacer reaccionar.
http://www.rtve.es/television/20160823/era-estupidez-consecuencias-del-cambio-climatico-documaster/1390081.shtml
17.
Un senador australiano sugiere que el cambio climático es una conspiración de la ONU
6/08/2016
Malcolm Roberts, un senador del partido nacionalista australiano One Nation, ha afirmado este sábado que el cambio climático es una conspiración global creada por banqueros para imponer un Gobierno mundial.
Roberts, uno de los cuatro senadores de la formación populista, ha afirmado que Naciones Unidas está usando el cambio climático para fomentar fundaciones para un gobierno en la sombra no elegido, según recoge la cadena británica BBC.
En otras declaraciones, el senador había sugerido que el control de este gobierno en la sombra recaía sobre banqueros que controlaban asuntos de índole mundial.
One Nation está encabezada por Pauline Hanson, una figura controvertida en la política australiana de la década de los 90 por su oposición a la inmigración a los indígenas australianos. Los cuatro senadores obtenidos en las últimas elecciones les convirtieron en la cuarta fuerza por representación en la Cámara Alta.
http://www.europapress.es/internacional/noticia-senador-australiano-sugiere-cambio-climatico-conspiracion-onu-20160806061657.html


18.
El cambio climático podría liberar peligrosos microbios del hielo
La descongelación de cadáveres de distintos organismos a causa del aumento de las temperaturas supondría la descongelación de virus erradicados en la actualidad.
07-08-16
En 2014 un equipo de investigadores del Centro Nacional de Investigación Científica de Francia (CNRS) hizo un inquietante descubrimiento en las profundidades del permafrost, en Siberia. A unos 30 metros de la superficie, enterrado en el suelo congelado, los científicos detectaron la presencia de un virus que llevaba al menos 30.000 años inactivado: el Pithovirus sibericum. Lo preocupante, es que, de vuelta al laboratorio, los investigadores comprobaron que estaba vivo, y que era capaz de infectar a sus víctimas: las amebas.
Pero no todos los microorganismos que duermen en el hielo atacan a las amebas. Investigadores estadounidenses encontraron un virus patógeno de plantas con 140.000 años de antigüedad y otros lograron «revivir» a una bacteria inofensiva, pero que llevaba 750.000 años atrapada en el hielo. También hay sospechas de que los cadáveres congelados de personas y animales enterrados en el permafrost podrían ser un refugio para agentes infecciosos de otras épocas, como la gripe o la viruela.
En 2007, investigadores encontraron restos del virus de la gripe española de 1918 en el cadáver de una mujer muerta en el permafrost de Alaska 75 años atrás, y así se cree que pudo haber ocurrido a finales del mes pasado, cuando las autoridades sanitarias rusas alertaron de un brote de carbunco («ántrax»), posiblemente originado a partir del cadáver de un reno, en la región de Yamal, Siberia. Pero el carbunco no es la única amenaza.
«En 2012, un equipo de investigadores encontró huellas de la viruela en dos momias del siglo XVIII», escribió Jean-Michel Claverie, microbiólogo del CNRS y descubridor del Phitovirus, en un artículo de análisis. «Si este virus fuera liberado al medio, las consecuencias podrían ser muchos más graves que la de este brote de Siberia».
Frente al carbunco, una enfermedad asociada al ganado en amplias zonas del mundo, una infección de viruela supondría el retorno temporal de una grave enfermedad ya erradicada y que, solo en el siglo XX, causó entre 100 y 300 millones de muertes, según la OMS. Enfrente, tendría una población que ya no está vacunada contra ella.
«Muchos virus y muchas bacterias están almacenados en el permafrost y sobreviven ahí sin problemas. Por eso existe el riesgo de que cuando el suelo se descongela la población se infecte con ellos», ha explicado Felipe Gómez, microbiólogo del Centro de Astrobiología que investiga la ecología de este ambiente. Pero no cree que haya motivos para alarmarse: «Es un proceso que ya ha ocurrido en la historia, de forma natural, no espero grandes catástrofes».
Para Bruno González-Zorn, director del departamento de sanidad animal de la facultad de veterinaria de la Universidad Complutense de Madrid, la clave para evitar riesgos es mantenerse vigilantes. «Seguramente surgirán patógenos víricos y bacterianos antiguos, para los que no estamos preparados hoy, pero también serán patógenos que hemos derrotado en el pasado. No creo que provocasen enormes alarmas sanitarias, sino brotes que serían controlados rápidamente».
Con unos efectos del cambio climático ya visibles en el Ártico, incluyendo un año de récord en las temperaturas de Siberia, Jean-Michel Claverie cree que habrá que preocuparse cuando la industria comience a acceder a zonas antes dominadas por el hielo: «van a exponer al aire suelos congelados durante cientos o miles de años, liberando las incontables bacterias que contienen».
Mientras tanto, el cambio climático amenaza con extender las enfermedades tropicales, como el zika, la malaria o el dengue, por los territorios templados.
http://www.abc.es/sociedad/abci-cambio-climatico-podria-liberar-peligrosos-microbios-atrapados-hielo-201608070103_noticia.html


19.
Cambio climático: el caos de la corriente en chorro cruza el Ecuador
Este cambio de la dirección de los vientos podría generar un mayor número de eventos climáticos devastadores
08/08/16
El geógrafo físico y climatólogo Pau Beckwith presentó recientemente algunas imágenes que evidencian una mezcla de las corrientes en chorro de Norte y Sur, como un hecho poco documentado y estudiado por la comunidad científica, sobre todo por sus posibles consecuencias. “Bienvenido al caos climático. Debemos declarar una emergencia climática global”, señaló.
El especialista, quien suele escribir en su página web sobre la emergencia que está generando el cambio climático causado por el hombre, aclaró en agosto que posiblemente el cruce del Ecuador de la corriente de chorro subtropical de Norte a Sur puede ser una señal más del inminente caos, que se suma a la emergencia global basada también en muchos otros aspectos ya ampliamente documentados, como la acidez de los océanos y el alza de temperatura.
“La corriente en chorro en el hemisferio Norte ha cruzado el Ecuador y se unió con la corriente a chorro en el hemisferio Sur. Este es un nuevo comportamiento, e indica que el caos del sistema climático está en curso”, señaló Paul Beckwith.
De acuerdo a los análisis, esto podría relacionarse cada vez más a eventos climáticos extremos, que pueden significar un gran desastre para las poblaciones afectadas, sin embargo no hay un claro conocimiento de ello. Hasta ahora algunos científicos habían presentado evidencia de trastornos en la corriente en chorro polar.
“Nuestro comportamiento del sistema climático nos sigue sorprendiendo en nuevas formas temerosas, que nunca hemos anticipado, o incluso hemos visto antes”, señaló el investigador canadiense, quien es profesor part time de la Universidad de Ottawa.
Las corrientes de chorro son vientos que viajan en la tropopausa, entre la zona en que la temperatura decrece con la altitud (troposfera), y la zona en que por el contrario aumenta (estratosfera).Normalmente fluye de Oeste a Este. Puede ver, cómo están circulando los vientos en este mismo momento.
Existen básicamente las corrientes polares norte y la sur, y las corrientes subtropicales norte y sur.
Las corrientes en chorro, de acuerdo a la Agencia Oceanográfica y Atmosférica (NOAA), de Estados Unidos, también “sigue al Sol”. Se desplaza a las altas latitudes en primavera, a medida que el Sol lo hace en el hemisferio correspondiente. “Por el verano en el hemisferio Norte, se encuentra típicamente cerca de la frontera entre Canadá y EE.UU.. Cuando se acerca el otoño y disminuye la elevación del Sol, la corriente de chorro se mueve hacia el Ecuador”.
Lo que se había estado comentando previamente por los climatólogos es que la corriente en chorro del hemisferio norte se estaba desacelerando y llegando a ser mucho más ondulada. Sería la responsable de los “aumentos en la frecuencia, severidad y duración y en la ubicación geográfica de los fenómenos meteorológicos extremos”, señaló Beckwith.
A ello se suma que el deshielo en Groenlandia está aumentando exponencialmente con una duplicación de las tasas en menos de una década; lo que lleva a aumentar de manera exponencial el nivel del mar.
El Sr. Beckwick reiteró en agosto, que la emergencia climática global que vive la Tierra se refiere a una suma de trastornos que está sufriendo nuestro planeta, y que de ninguna manera corresponde a sólo un cruce de la corriente de chorro.
“Mi opinión sobre el enorme riesgo de que la humanidad se enfrenta a un cambio climático abrupto, el que exige la declaración de una “emergencia climática” global, se basa en más de 7 años de intenso trabajo en el sistema climático y la evidencia de que estamos viendo hoy en día, y también en la evidencia sobre el comportamiento en el pasado, de los paleo-registros”, explicó.
Acompañando estas afirmaciones, citó algunos eventos ya analizados por la comunidad científica internacional que revelan lo siguiente:
•    La acidez del océano ha aumentado más de 30% en las últimas décadas.
•    Los niveles de oxígeno en el océano están disminuyendo 6 veces más rápido que lo esperado por los oceanógrafos.
•    Los patrones de circulación oceánica mundial está siendo perturbados. Un ejemplo sucede en las aguas al sur de Groenlandia, interrumpiendo el flujo de la corriente del Golfo.
•    El metano es más de 1.850 ppb y en rápida escalada, especialmente en el Ártico. Las emisiones en la Siberia están aumentando.
•    Las temperaturas globales continúan en gran alza.
•    La biodiversidad mundial se ha reducido en un 50%.
•    El blanqueamiento masivo de los arrecifes de coral. Hay que recordar que alrededor del 25% de los peces en el océano pasan parte de su ciclo de vida en los arrecifes.
•    Disminución del fitoplancton oceánico mundial.
•    Deterioro masivo de los bosques boreales.
•    Muerte progresiva de la selva del Amazonas.
•    El riesgo de perder todo el hielo del océano Ártico durante o antes del 2020 es extremadamente alto.
http://www.lagranepoca.com/medio-ambiente/77914-cambio-climatico-el-caos-de-la-corriente-en-chorro-cruza-el-ecuador.html


20.
Hoy la Tierra entra en "sobregiro": Hemos gastado los recursos naturales de un año completo
08 de agosto de 2016
El informe realizado por la WWF detalla que si todo el mundo viviera como los chilenos, sería necesario tener dos planetas y medio. Si bien los recursos del mundo se terminan este lunes, Chile sufrirá la misma situación el próximo 31 de octubre.
SANTIAGO.- Esta mañana el Fondo Mundial para la naturaleza (WWF, por sus siglas en inglés) entregó un informe donde señala que la humanidad ya ha consumido los recursos naturales que debían alcanzar para todo un año, según la capacidad biológica de los ecosistemas para regenerar recursos en forma renovable y absorber los diferentes desechos generados por el hombre (biocapacidad).
Esta información demuestra que la forma de vida actual de la población no mantiene consciencia de las limitaciones de los recursos actuales. Según la medición, sería necesario tener 1,6 Tierras para el nivel de consumo de recursos que mantienen las personas.
El director de WWF Chile, Ricardo Bosshard, comenta que la huella ecológica de la Tierra ha excedido su biocapacidad, cuando aún quedan más de cuatro meses para finalizar el año. "Este estudio, que ya hace muchos años que lo realiza la WWF, mide dos grandes factores: la huella ecológica y la biocapacidad, que es la capacidad del planeta para sostener a la humanidad", explica, añadiendo que "nuestra huella ecológica es mayor a la biocapacidad de la Tierra. Con esto, le estamos robando (recursos) a las futuras generaciones".
Si bien esta medida no significa que el planeta va a colapsar, el director de la organización comenta que "la Tierra va a seguir existiendo, pero va a ser un desierto en que no todo el mundo va a contar con los recursos necesarios para vivir".
"Lo importante es que los gobiernos hagamos un esfuerzo, necesitamos un empujón para hacer los cambios necesarios en la forma de vida que lleva la humanidad. Si lográramos controlar las emisiones del ser humano rápidamente y hacer algunos ajustes importantes, podríamos llegar a la capacidad del planeta", explica el experto.
Entre los principales cambios necesarios en el mundo, Bosshard destaca que "lo primero es dónde vivimos y dónde trabajamos o van los niños al colegio, porque en el transporte hay muchas emisiones y emisiones que se pueden reducir fácilmente en ese recorrido".
"La humanidad puede llegar a vivir con menos de un planeta" si se realizan los cambios suficientes en la forma de vida de las personas, añade el director nacional de WWF.
En esta medición, los países que más recursos han utilizado son Luxemburgo, con una huella ecológica de 11,8, seguido por Aruba con una medición de 11,9 mientras que en el tercer lugar queda Qatar con una huella de 10,8. En cuarto lugar llega Australia con una huella de 9,3 y Estados Unidos tiene una medición de 8,2.
La situación de Chile
Según el informe, si todas las personas vivieran de la forma en que lo hacen los chilenos, sería necesario tener dos planetas y medio para compensar el consumo de los recursos que se tiene en la actualidad. Sin embargo, Bosshard explica que no todo es negativo en esta medición y aclara que aún se está a tiempo para revertir la situación.
"Chile es un país maravilloso, con una muy buena biocapacidad, pero nos pusimos unos derrochadores muy de repente", lamenta el director en Chile de WWF.
Bosshard comenta que el problema que afecta al país no es sólo la falta de iniciativas ecológicas o amigables con el medio ambiente, sino que existe un alto nivel de "comodidad" en la población que conlleva a no preocuparse de todos los detalles para cuidar el planeta y sus recursos naturales.
"Ahora en cualquier ciudad grande de Chile tenemos alto tráfico vehicular en la mañana, y ojo que no hay nada de malo en tener un auto, pero lo estamos usando de una manera que no es eficiente".
La situación que afecta a todo el planeta este 8 de agosto, se replicará en Chile el próximo 31 de octubre, día en que el país habrá consumido todos los recursos que debían alcanzar para todo el año.
Esta medición ha empeorado respecto a 2015, año en que el "sobregiro" de la Tierra llegó al país el 28 de noviembre.
Para solucionar esto, Bosshard comenta que "tenemos que tener mucha más penetración de energías renovables, pero creo que vamos caminando. El proyecto de energía 2050 plantea que tengamos un 70% de energías renovable al año 2050".
"Yo quiero creer que sí tenemos tiempo, pero mientras más esperamos más difícil va a ser revertir la curva los márgenes de maniobra son cada vez menores. La idea de esto es abrir los ojos y decir que aún podemos hacer algo por la Tierra", puntualiza.
http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2016/08/08/816249/Hoy-la-Tierra-ha-consumido-todos-los-recursos-del-ano.html


21.
Cambio climático “es algo serio”
08-08-2016
Nicolay  Aguirre, desde el 2005 es docente investigador del Área Agropecuaria y Recursos  Naturales Renovables de la Universidad Nacional de Loja, UNL. Profesional  en Ingeniería Forestal, con más de 60 publicaciones.  En una entrevista con Crónica habla del cambio climático. “Dice que pasó de ser una moda a un problema”.
En la actualidad ¿cuáles son las problemáticas más alarmantes que motivan investigación?
A  nivel  internacional la pérdida de biodiversidad, el cambio climático y la degradación de los recursos naturales constituyen  los  tres temas   más preocupantes y en lo que se centran las investigaciones.
A propósito del cambio climático ¿Cuáles son los mayores impactos en Loja?
Este asunto antes era considerado como una moda actualmente es un problema, por este motivo se prioriza en las agendas de trabajo  e investigaciones a nivel mundial. En Loja hay    cambios bastantes bruscos de temperatura. Estas modificaciones se hacen  evidentes en  la Sierra, en cambio en la Amazonía existe disminución de  las precipitaciones, los lagos se están secando y esto ocasiona pérdida de la biodiversidad.
El cambio climático en Loja y la Región Sur es motivo de investigación ¿Cuáles son los resultados?
Desde el 2008 inició una serie de investigaciones,  actualmente contamos con datos técnicos y científicos sobre  el cambio climático. Logramos detectar los sitios más vulnerables o potenciales cambios, por ejemplo en Catamayo y Zapotillo (zonas  consideradas secas),  hay la tendencia en los próximos años de aumentar las precipitaciones.
¿Por qué decir que el cambio climático pasó de una moda a un problema?
Hace 10 años todo el mundo hablaba del tema, “en realidad se convirtió en una moda”, pero actualmente pasó a  ser de interés y a incluirse en la agenda de trabajo de todos los países. Hay un Fondo Verde  a  nivel mundial  para frenar las medidas del cambio climático en diferentes regiones.
Desde  esta óptica ¿Cuál  debe ser el papel de las autoridades y entidades ambientales?
Debemos prepararnos todos, los gobiernos   locales,  entidades ambientales cada una desde  sus funciones. Debe educarse,  investigar, crear políticas de cuidado ambiental. Tenemos que trabajar de forma conjunta y no aislada. Los  ciudadanos evitar contaminar el ambiente, no talar los bosques, no arrogar, basura…  
¿Hay apoyo económico para erradicar problemáticas medio ambientales?
Desde  el 2008  trabajamos  con  monto de $500 mil para investigar “Vulnerabilidad al cambio climático en la región sur del Ecuador,  tanto con fondos  externos y de la UNL”, pero en este año  por parte del centro de estudio no se asignó. Hay que tocar  puertas, este es un poco complejo. También trabajamos en autogestión y el apoyo de otros investigadores del mundo que colaboran.
¿Cuál es el aporte en investigación para  contribuir a reducir los impactos en el  entorno?
El último viernes 22 de julio presentamos tres  publicaciones científicas: Vulnerabilidad al cambio climático en la región sur del Ecuador: Potenciales impactos en los ecosistemas, producción de biomasa y producción hídrica.  Especies Forestales más aprovechadas en la Región Sur del Ecuador. Cambio climático y Biodiversidad: Estudio de caso de los páramos del Parque Nacional Podocarpus, Ecuador  Introducción a las Micorrizas en los trópicos con énfasis en el Bosque Montano en el Sur del Ecuador.
Los ciudadanos ¿cómo pueden empoderarse   de los resultados de las investigaciones?
Estamos construyendo una plataforma digital para que los diferentes actores sociales, gobiernos parroquiales, ciudadanía, puedan conocer los datos y estos resultados a través de  la Web, esto se lo prevé efectuar a corto o mediano plazo.(I). (PSPC).
http://www.cronica.com.ec/informacion/item/14247-nicolay-aguirre-cambio-climatico-es-algo-serio


22.
“Temo a quien no cree en cambio climático”: presidenta WWF
08 de agosto de 2016
Kakabadse es optimista acerca del cumplimiento que tendría el planeta frente a los ODS. “No hay ni un solo país que se quede por fuera. Son 169 metas y no hay excusa”.
La cooperación entre países, entre entes multilaterales e incluso entre distintos sectores de una sociedad, es para Kakabadse la clave para enfrentar con suficiencia el cambio climático.
En 2010, cuando Yolanda Kakabadse se posesionó como presidenta de WWF (Fondo Mundial para la Naturaleza), la certeza sobre el cambio climático se debatía fuertemente entre expertos y líderes mundiales.

Entonces, la que fue ministra de Medio Ambiente de Ecuador declaró que el tema ya no era solo asunto de conservacionistas y científicos, sino que merecía de los políticos un trato igual al que reciben las crisis económicas o el futuro electoral.
Seis años después, el problema se impuso en las agendas. El quinto informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (Ipcc) reveló que el grado de certidumbre de que la actividad humana esté detrás del calentamiento pasó de “muy posible” a “extremadamente posible”; la Conferencia Internacional sobre Cambio Climático (COP21) comprometió, por primera vez, a China y a Estados Unidos a reducir sus emisiones; incluso, asumir esta responsabilidad, o no, define en buena medida las elecciones del país norteamericano.
Para Karkabadse, en entrevista con EL COLOMBIANO, los nuevos retos y dilemas ya no solo corresponden a políticos, sino a “todos”.
El candidato republicano a la presidencia de EE. UU, Donald Trump, aseguró que, de ser elegido, eliminaría lo acordado en la COP21. ¿Le teme a su gobierno?
“Debemos temerle a cualquier político que no crea en el cambio climático, no importa de qué continente o de qué corriente sea. En este momento ya no hay espacio para que alguien pueda negar la amenaza y el origen del problema. Hay que tener miedo de cualquier tipo de reversión”.
¿Por qué miedo?, ¿por la mezcla del cambio climático con conflicto o pobreza?
“El impacto es más profundo todavía. El cambio climático atenta contra agua, alimentos, energía, salud. Los vectores han cambiado de comportamiento y tenemos malaria en el lago Titicaca, es una locura, ¿quién hubiera pensado en eso hace 20 años?”.
La adopción de los objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) fue otro hito del 2015, pero algunos dudan de que el mundo los cumpla. ¿Lo cree posible?
“Lo vamos a lograr. No hay ni un solo país que se quede por fuera. Son 169 metas, que por más diferente que sea un país, tiene algunos objetivos con los que se identifica. No hay excusa para nadie. Ahora, el mundo se achica cada vez más con las comunicaciones y tenemos la posibilidad de aprender lo que falla o lo que funciona en otros lugares”.
Entre los objetivos figura “promover sociedades pacíficas para el desarrollo sostenible”. ¿Qué le aporta la paz a la sostenibilidad?
“La sustentabilidad se construye a través de visiones compartidas. Es decir, no la puede construir solo el gobierno o el sector privado o la sociedad civil, y si no hay paz, esa concertación de esfuerzos entre los sectores resulta imposible. Tiene que haber un ambiente donde todos sientan que su trabajo visionario, de construir un país diferente, está rodeado de condiciones necesarias para poder actuar”.
¿Y cómo ve planteada la sostenibilidad en el acuerdo de paz del Gobierno colombiano con las Farc?
“No lo conozco en detalle, pero sospecho que, con lo que ha hecho Colombia en las últimas décadas, en espacios donde ha sido tan creativo, tan innovador, desde el diseño y la planificación, la experiencia servirá para que cuando ya esté el acuerdo de paz, este sea efectivo y palpable”.
¿Qué podrá conseguir Colombia con la paz?
“Que no solo en ciudades privilegiadas que han tenido líderes capaces de construir la sustentabilidad, se dé ese camino, porque aclaro, la sustentabilidad no es un fin, es un camino. Cada vez que sientes que estás cerca, aparecen nuevos retos”.
Pero preocupa que áreas de las Farc, y que de cierta forma estaban blindadas por el miedo, queden a merced del extractivismo
“El hecho de que con la paz venga la destrucción atenta contra el mismo principio de la sustentabilidad. Generar un diálogo nacional con todos los actores permitirá que los servicios ambientales que proveen los ecosistemas tengan que ser protegidos. Estos territorios intactos son un tesoro, una joya por la que Colombia tiene que velar”.
Contexto de la Noticia
Paréntesis una estrategia regional en la amazonia
El último informe de WWF reveló que los nueve países que componen la Amazonia han otorgado 800 permisos de minería y tienen 6.800 en proceso en la región. Al respecto, Kakabadse dice que la vía del acuerdo regional es una alternativa para frenar la destrucción, sobre todo la industria extractiva y la agroindustria en zonas que ya han sido deterioradas. Sin embargo, la presidenta expresa que siempre ha tenido un gran signo de interrogación sobre estos países por sus diferencias en la forma de actuar. “Se tienen que seguir esforzando en buscar una visión compartida. Se trata de conversar lo suficiente para saber que todos apuntan en la misma dirección”, afirma.
http://www.elcolombiano.com/colombia/temo-a-quien-no-cree-en-cambio-climatico--yolanda-kakabadse-GA4727899


23.
Prioridad: frenar el cambio climático
08.08.2016
ORGANISMOS científicos de prestigio como la NASA, entre otros, han concluido que 2015 fue el año más caluroso desde que comenzaron las mediciones en 1880. Para los que aún tenían alguna duda -si es que todavía hay alguien lo suficientemente irresponsable para hacerlo- el calentamiento del planeta es ya una realidad imparable y no sabemos muy bien cuál será su evolución y sus consecuencias. Sin embargo, sí conocemos qué se puede hacer para, en lo posible, disminuir la emisión de gases de efecto invernadero, que parecen ser los principales culpables del aumento de la temperatura media de la superficie terrestre y oceánica.
Recientemente, el mundo casi al completo -196 países- aprobaron el Acuerdo de París, un documento histórico y jurídicamente vinculante que compromete a los firmantes a tomar medidas para limitar el aumento de la temperatura media mundial a 1,5o C con respecto a la época preindustrial, lo que, se estima, reduciría considerablemente el impacto negativo del cambio climático. ¿Serán capaces los países de cumplir con este objetivo? De eso depende el futuro del planeta y de la especie humana. Tristemente, las sociedades han tomado conciencia del problema justo cuando el mundo atraviesa serios problemas económicos que facilitan la tentación de los políticos -cuya mentalidad suele ser cortoplacista- a tomar atajos que no favorecen, precisamente, la reducción de emisión de gases contaminantes. Además, los ciudadanos de a pie de los países desarrollados, que solemos presumir de conciencia ecológica y de estar concienciados con los problemas del calentamiento, somos luego incapaces de renunciar a un consumismo desaforado, que es uno de los principales causantes del problema. La humanidad se encuentra atrapada entre sus deseos de desarrollo económico y la realidad del calentamiento global.
Por su posición geográfica, Andalucía sería una de las regiones del mundo que más sufrirían un calentamiento descontrolado. Sólo hay que salir a la calle este caluroso verano para tomar conciencia de que estamos al límite de lo admisible. Muchas de las ciudades de nuestra comunidad, las ubicadas en nuestro extenso litoral, tendrían serios problemas si, como vaticinan algunos científicos, subiese el nivel del mar debido a la fundición de los casquetes polares. Además, somos frontera de un desierto que hace mucho tiempo cruzó el Estrecho de Gibraltar y que avanza con paso firme por zonas como Almería. El calentamiento afectaría gravemente a dos pilares fundamentales de nuestra economía, el turismo y la agricultura, por lo que propiciaría una comunidad más pobre y desolada. Luchar contra el cambio climático debe ser, por tanto, una prioridad para Andalucía.
http://www.diariodesevilla.es/article/opinion/2344615/prioridad/frenar/cambio/climatico.html


24.
El cambio climático no es la mayor amenaza de la biodiversidad
16/08/16
El cambio climático es una de las mayores amenazas de la biodiversidad, pero no la más importante ni, por lo tanto, la que más debe preocuparnos. Sin dejar de reconocer su tremenda influencia, un nuevo estudio presentado en la cumbre anual de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN), celebrada en Hawai ha subrayado la necesidad de centrarse en otros factores. De acuerdo con el trabajo, publicado en la revista Nature, casi tres cuartas partes de las especies amenazadas se enfrentan a la agricultura y la sobreexplotación de las plantas y especies animales. Por contra, según este mismo estudio, el cambio climático pone en la cuerda floja a alrededor del 19 por ciento, una cifra significativamente menor.
Un sinfín de amenazas
Lógicamente, conforme el cambio climático avance, ese porcentaje irá aumentando, pero si de buscar soluciones para la conservación se trata, los resultados del análisis realizado apuntan hacia otros lugares.
Para llegar a estas conclusiones, científicos de la Universidad de Queensland, la Wildlife Conservation Society (WCS) y la UICN evaluaron 8.688 especie de la “lista roja” de la UICN contra distintas amenazas, entre ellas el cambio climático.
Se estudiaron un total de 11 amenazas, entre ellas la sobreexplotación, el desarrollo urbano, la actividad agrícola, la contaminación , la modificación de los ecosistemas, el transporte, la perturbación humana y la producción de energía.
La reunión de la UICN es la antesala de la reunión anual del Congreso Mundial de la Naturaleza, que también se celebrará en Hawaii el próximo mes. La agenda girará en torno a la necesidad de crear un plan de protección para la biodiversidad del planeta que se centre en las principales amenazas.
Se espera avanzar en el desarrollo de acuerdos de conservación que contemplen actuaciones eficaces en todos los frentes, si bien la tarea es ímproba, incluyendo el acuerdo climático de 2015 de la reunión París (COP21).
http://climaticocambio.com/el-cambio-climatico-no-es-la-mayor-amenaza-de-la-biodiversidad/#more-3520


Julio fue el mes más caluroso de la historia, según datos de la NASA La agencia estadounidense indicó que la temperatura en la Tierra el mes pasado superó en 0,11°C el récord anterior

Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2016/08/16/817497/Julio-fue-el-mes-mas-caluroso-de-la-historia-segun-datos-de-la-NASA.html
25.
Julio fue el mes más caluroso de la historia, según datos de la NASA
La agencia estadounidense indicó que la temperatura en la Tierra el mes pasado superó en 0,11°C el récord anterior.

Fuente: Emol.com - http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2016/08/16/817497/Julio-fue-el-mes-mas-caluroso-de-la-historia-segun-datos-de-la-NASA.html
La agencia estadounidense indicó que la temperatura en la Tierra el mes pasado superó en 0,11°C el récord anterior. 16 de agosto del 2016
WASHINGTON.- La Tierra subió su temperatura y vivió en julio el mes más caluroso de la historia registrada, de acuerdo a datos publicados por la NASA.
Incluso después de la desaparición del fuerte fenómeno El Niño, que eleva las temperaturas más allá del cambio climático impulsado por el hombre, julio rompió todos los récords de temperatura global.
La NASA calculó que julio de 2016 fue 0,84°C más caluroso que el promedio del periodo 1950-1980. Eso es claramente más caluroso que los meses récord anteriores, ubicándose 0,11°C por sobre la marca anterior, registrada en julio de 2011 y julio de 2015, que estuvieron tan cerca que eran considerados en empate, según indicó Gavin Schmidt, jefe de ciencia del clima en la agencia espacial estadounidense.
Los científicos culpan al cambio climático generado por el hombre, provocado por el uso de combustibles fósiles, además de un empujón extra generado por El Niño, que ocurre cada cierto tiempo y calienta naturalmente partes del Océano Pacífico, cambiando el clima en todo el mundo.
Kim Cobb, científica del clima de Georgia Tech, dijo que los datos son significativos "porque la temperatura global sigue subiendo incluso después del fin del evento El Niño".
Los cinco meses más calurosos de la historia, según los datos de la NASA, son julio de 2016, julio de 2011, julio de 2016, julio de 2009 y agosto de 2014. Sólo julio de 2015 ocurrió durante un periodo de El Niño. Los registros llegan hasta 1880.
Este es, además, el décimo mes consecutivo en romper récords de temperatura, según la agencia. La Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) entregará sus propias cifras este miércoles. Según esta agencia, los últimos 14 meses han superado marcas de altas temperaturas.
"Lo que da miedo es que estamos entrando a una era donde será sorpresa cuando cada nuevo mes o año no sea el más caluroso de la historia", declaró Chris Field, científico del clima de la Carnegie Institution y de la Universidad Stanford.
Este nuevo récord y todos los otros que han sido superados recientemente cuentan una historia cohesiva, dice Schmidt: "el planeta se está calentando. Es importante por lo que nos dice sobre el futuro".
http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2016/08/16/817497/Julio-fue-el-mes-mas-caluroso-de-la-historia-segun-datos-de-la-NASA.html


26.
Una comunidad de Alaska abandona su isla por el cambio climático
La localidad de Shishmaref votó a favor de mudarse al continente debido a que la isla donde habitan dejará de existir por el aumento del nivel del mar.
19 de agosto del 2016
Los 560 habitantes de la comunidad insular de Shishmaref se vieron obligados a tomar una difícil decisión sobre el futuro de su localidad que, a consecuencia del cambio climático, ven amenazada año tras año por la crecida del nivel del mar.
Y así lo hicieron. En referendo, esta localidad ubicada en el noroeste de Alaska y habitada en más de un 90 % por indígenas, votó trasladarse a una ubicación continental.
Los efectos del cambio climático en esta isla, de poco más de 3 millas de largo y unos 0,25 de ancho, ya se notan desde hace tiempo.
De hecho, la subida del nivel del agua debido al deshielo ya ha obligado a reubicar 13 viviendas y las proyecciones prevén que la isla desaparezca en unas décadas.
Ante esta situación, de los menos de 170 habitantes que acudieron a las urnas, 89 votaron a favor del traslado y 79 en contra, según informan este viernes medios locales.
http://www.univision.com/noticias/cambio-climatico/shishmaref-la-comunidad-en-una-pequena-isla-en-alaska-que-voto-trasladarse-a-tierra-por-los-efectos-del-cambio-climatico


27.
Los corales de las Maldivas agonizan por el cambio climático
21 de agosto de 2016
Las Maldivas es uno de los países más vulnerables a las consecuencias del cambio climático y sus arrecifes están empezando a agonizar. De acuerdo con un nuevo estudio, alrededor del 60 por ciento se han blanqueado. Los alarmantes resultados de este estudio, llevado a cabo por la Unión Internacional de la Conservación de la Naturaleza (UICN) han inquietado a los conservacionistas y al mismo gobierno del país. Será una cuestión prioritaria sobre la que se hablará en la próxima reunión de la UICN en Hawaii.
Masivo deterioro
Este deterioro masivo tiene una sola lectura: la mortalidad de los corales está a un paso y ése blanqueamiento se produce de forma clara a consecuencia de importantes cambios. Una suma de factores en este caso.
Esos cambios, según el estudio, les ocasionan un importante estrés, provocando que expulsen las algas simbióticas que habitan en sus tejidos, con lo que pierden su color. Entre otros desencadenantes del mismo, los expertos mencionan el aumento de la temperatura del agua, la sedimentación, la polución y la sobrepesca.
Además de la pérdida ambiental, la desaparición de los arrecifes de coral en este enclave supondrá dejar de contar con su principal atractivo turístico. Por nefasto que resulte para la economía, lo verdaderamente preocupante es la supervivencia del país.
No en vano, si no frenamos el avance del cambio climático, el aumento del nivel del mar lo hundirá relativamente pronto bajo las aguas, pues es el país que se encuentra a menor altitud del mundo. Con una media de 1,5 metros y una altura máxima de 2,3 metros, los pronósticos no pueden ser optimistas.
Los pronósticos más pesimistas auguran que más de 300.000 habitantes habrán de abandonar la isla antes de finales de siglo, ya que en este siglo el deshielo ártico provocaría una subida de hasta un metro de altura. Si se valoran las consecuencias que pueden suponer los eventos extremos para Maldivas, experimentaría una caída del 15,9 por ciento en su PIB, una de las más acusadas del mundo.
http://climaticocambio.com/los-corales-de-las-maldivas-agonizan-por-el-cambio-climatico/#more-3524


28.
Jóvenes inquietos con cambio climático y corrupción pero optimistas, según FEM
22 ago 2016
Los jóvenes en todo el mundo mantienen altos niveles de optimismo y esperanza y comparten un sentimiento de pertenencia e identidad, al tiempo que perciben con creciente preocupación el cambio climático y la corrupción de sus Gobiernos, según un informe publicado hoy.
El Informe Anual Creadores de Tendencias 2016 del Foro Económico Mundial (FEM), en su segunda edición, recoge que el 70 por ciento de los 20.000 jóvenes de 180 países que han participado en el estudio ven el mundo "lleno de oportunidades" y que la mitad creen que pueden contribuir activamente a cambiar sus países.
En rueda de prensa, el director del departamento Creadores de Tendencias, Adeyemi Babington-Ashaye, explicó que los participantes eran jóvenes de 18 a 35 años de edad, de todos los niveles socioeconómicos y educativos.
Del resultado, han surgido varios mensajes clave, según Babington-Ashaye: los jóvenes "comparten un sentido de unidad y de identidad y abrazan la tecnología con seria cautela".
El cambio climático es la principal preocupación para el 45 por ciento de ellos, seguido de los conflictos, la pobreza, la corrupción, la seguridad y la falta de educación, de libertad o de acceso a agua y comida.
La gran mayoría de los jóvenes están convencidos que hay que hacer grandes inversiones en Educación y de que el sistema no está a la altura de sus expectativas, aunque en este punto hay grandes diferencias según la región del mundo.
En lo tocante a su percepción de sí mismos, el 36 por ciento se define como ciudadanos globales, a un 22 les define la nacionalidad y a un 9 por ciento la religión.
En Latinoamérica, el 43% de los que respondieron se definieron como ciudadanos del mundo, el 17% por su nacionalidad, el 14% por la región, el 7% por la religión y el 6% por las creencias filosóficas.
El informe muestra diferencias regionales en algunos temas, especialmente en los sociales, y también pone énfasis en tabúes como el matrimonio entre personas del mismo sexo: sólo 3.000 participantes respondieron la pregunta sobre si estaban a favor de las bodas homosexuales.
La mitad de los encuestados dijeron sentirse "cómodos" con una mujer siendo líder política o empresarial, pero el mismo porcentaje respondió sentirse "incómodos".
La gran mayoría dijo que confía y percibe el potencial de las nuevas tecnologías, aunque está preocupada por las intrusiones a la vida privada que pueden conllevar.
https://noticias.terra.cl/mundo/europa/jovenes-inquietos-con-cambio-climatico-y-corrupcion-pero-optimistassegun-fem,bdb9822c23a8ed5fdd9fab8900d8997eec5abnyd.html


29.
¿Edad de Hielo o calentamiento global?: Todo lo que hay que saber sobre el cambio climático
22 ago 2016
En los últimos años los investigadores han recopilado información sobre las nuevas causas de este peligroso fenómeno que obligan a vaticinar nuevos escenarios apocalípticos.
Hace exactamente 35 años, en agosto de 1981, los científicos alertaron a la humanidad de la amenaza del calentamiento global en la Tierra. Desde entonces sus consecuencias no han hecho más que acentuarse y todavía no existe una solución viable al problema. Por si esto fuera poco, en los últimos años se ha recopilado información sobre nuevos factores que se suman a los antiguos agentes del cambio climático, que hacen que las perspectivas que plantean los científicos sean poco menos que apocalípticos.
El efecto invernadero no es el único culpable
En la actualidad prácticamente todo el mundo ha oído hablar del efecto invernadero y de los gases que lo provocan. Sin embargo, resulta que el aumento de la concentración de CO2 en la atmósfera de la Tierra no es el único culpable del calentamiento global.
Pável Sujonin, miembro del Consejo de Expertos de la Comisión de Recursos Naturales, Gestión de Recursos Naturales y Ecología de la Duma Estatal de Rusia, cree que hay que tener en cuenta tres factores: "La contaminación electromagnética, la contaminación ambiental del agua y las líneas eléctricas de superficie".
Esta hidra de tres cabezas calienta más el planeta que los gases de invernadero, asegura el experto.
En cuanto a la contaminación electromagnética, Sujonin explica que "la Tierra gira en el campo magnético de otros planetas. La contaminación electromagnética producida por toda la red de energía del planeta es una fuerza electromotriz más. La idea es que la Tierra debe girar más rápido, pero debido a su enorme masa esta rotación no tiene lugar y, como consecuencia, se calienta".
Por otro lado, las masas de agua, al igual que los bosques, son los pulmones del planeta, de manera que la contaminación de las superficies de agua crea una serie de problemas ambientales. Uno de ellos es que las partes contaminadas del océano dejan de generar oxígeno para empezar a absorberlo de la atmósfera, lo que aumenta la concentración de dióxido de carbono.
Otra contribución al aumento del calentamiento global proviene del poderoso campo electrostático que forman las líneas eléctricas. Entre la ionosfera y la línea eléctrica se eleva un escudo de iones a través del cual no pueden pasar las masas de aire húmedo, un fenómeno que reduce la cantidad de precipitaciones y el secamiento de ríos y depósitos de agua cercanos que ello comporta.  
Meteorología apocalíptica
Los mensajes de los meteorólogos son cada vez más parecidos a los informes del frente y, si nos fijamos en la historia reciente de los informes meteorológicos mundiales, la situación es totalmente apocalíptica. 
Algunos ejemplos de este situación apocalíptica son las temperaturas anormalmente altas que se vivieron en Rusia en 2010, que provocaron grandes incendios y contaminación por humo en Moscú y sus alrededores, o las anómalas heladas que afectaron Europa y Rusia en 2012 y EE.UU. en 2014., las nevadas anormales en EE.UU. 2013 y en Japón en 2014, o la nieve sin precedentes en Israel y Palestina, Sudáfrica y Arabia Saudita; tampoco hay que olvidar las inundaciones de 2013 en Europa y el Lejano Oriente, o las recientes inundaciones en Brasil, Perú, China y EE.UU. Y el mes de junio de 2016 se convirtió en el más caluroso de la historia moderna de nuestro planeta, según la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EE.UU. (NOAA). Y esta lista negra sigue creciendo.
Mientras tanto, Sujonin señala que en los próximos veinte años las diferencias entre el invierno y el verano irán desapareciendo. "Pronto la única estación que existirá será el 'primotoño'. Además sigue aumentando el contraste entre las zonas secas y las de lluvias", advirtió el experto.
Los océanos se desbordan
Uno de los escenarios de terror fruto del calentamiento global más repetidos es el derretimiento de los hielos y el aumento catastrófico del nivel de los océanos. Algunos expertos pronostican una completa desaparición del hielo ártico para los años 2030-2050. Como resultado, el agua puede desbordarse de la costa Atlántica y las zonas costeras de Uruguay, los Países Bajos y Dinamarca. Del mapa desaparecerán ciudades como Londres y Venecia, Alejandría y El Cairo. Bajo la amenaza de las aguas ya se encuentra la ciudad peruana de Huaraz y una nación completa: Kiribati
Con el aumento del nivel de las aguas llegarán también devastadores tornados, incendios forestales, fríos extremos y la sequía. Muchas especies de insectos tropicales migrarán hacia el norte, transportando consigo enfermedades exóticas. Pero eso no es lo peor...
Apocalipsis de metano
El desastre que se predice es solo uno de los modelos de desarrollo de la situación posibles, todos ellos aproximados. Incluyendo la más apocalíptica, que tiene como desenlace la destrucción de la vida biológica en el planeta como consecuencia de los efectos del metano.
"En el agua se disuelven enormes cantidades de metano", explica Sujonin. Cuando el agua está fría, el metano está conectado, pero con temperaturas más cálidas se disuelve y emerge del agua. Bajo el hielo cerca de las islas Spitsbergen debido al calentamiento del agua se acumula el metano, que al encontrar grietas sale a la superficie calentándose por el camino. Como resultado el metano sale a la superficie en forma de antorchas de fuego de 80-100 metros de altura o géiseres de metano.
"Por lo tanto, el escenario más apocalíptico es que, cuando el agua llegue a un determinado nivel de calentamiento, las emisiones de metano tendrán una reacción en cadena, de manera que toda la atmósfera será de metano y toda la vida biológica desaparecerá", explica el experto.
¿Dónde esconderse?
El aumento del nivel de las aguas es inevitable, pero algunas partes del mundo son menos vulnerables a los desastres naturales. Tras sumar los factores que permitirían vivir de manera más segura, los investigadores llegan a la conclusión de que Australia, Escandinavia, los Balcanes y las tierras altas de Rusia serán los mejores lugares para escapar de las consecuencias del cambio climático.
En la zona de mayor riesgo, según Sujonin, están EE.UU. y Japón, seguido por el Lejano Oriente y Europa.
Una Edad de Hielo como salvación
Para algunos investigadores la humanidad no debe temer al calentamiento global, sino todo lo contrario, es decir, a un enfriamiento global. Sin embargo, este panorama en principio aciago esconde una gran ventaja, opina Sujonin.
"Algunas estadísticas indican que cada 600 años hay una disminución en la actividad de los factores astrofísicos solares. Ahora la actividad del Sol entra en su fase de disminución, y dentro de 15-20 años nos espera una Pequeña Edad de Hielo. Y esto será nuestra salvación del calentamiento global", dice el experto.
https://actualidad.rt.com/actualidad/216727-edad-hielo-calentamiento-global-cambio-climatico


Cambio climático: Los océanos absorben cada vez más el calor

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO en la siguiente dirección: http://www.elcomercio.com/tendencias/cambioclimatico-oceanos-calor-efectos-estudio.html. Si está pensando en hacer uso del mismo, por favor, cite la fuente y haga un enlace hacia la nota original de donde usted ha tomado este contenido. ElComercio.com
30.
¿Crees que hace calor? Pues espera a ver lo que viene
Incendios, deshielo y empeoramiento de todo lo que permite la supervivencia. Los científicos que más saben de temperaturas nos pintan un futuro que recuerda a la saga de 'Mad Max'
25/08/16
Es un verano negro para los incendios en nuestra Península. El Confidencial ha tenido que informar recientemente de la oleada de fuegos en Galicia, que ha devastado más de 6.000 hectáreas en una semana; en Portugal, donde han muerto varias personas y se evacuaron muchas más, incluyendo dos hospitales, en La Palma y en Tarragona. En la isla son cerca de 4.000 hectáreas quemadas, un agente forestal fallecido y más de 2.500 vecinos huyendo de las llamas.
Los pirómanos y los incautos son necesarios para que se desencadenen la mayoría de estos desastres, pero el clima es determinante y marca la magnitud de las consecuencias. Los incendios son endémicos en nuestro país, en gran parte por las temperaturas y la sequía, y aunque es muy difícil conocer bien todos los factores que afectan al tiempo atmosférico -de ahí que aún haya algunos negacionistas del cambio climático-, el consenso científico no admite seguir mirando a otro lado. Probablemente es solo el principio de un largo verano mundial, y fenómenos meteorológicos extremos, como las terribles inundaciones en EEUU, China o India, pueden ser solo la punta del iceberg... De uno que se está descongelando.
En 'Mashable', Andrew Freedman desgrana varios fenómenos actuales que a primera vista parecen desastres naturales inevitables. En realidad, afirma, están causados por el ser humano porque tienen relación con el calentamiento global. Si en EEUU, con temperaturas mucho menores que las nuestras, el calor causa estragos, aquí quizá deberíamos ir habilitando algún búnker recoleto con aire acondicionado. 
Una película de terror
Dice Freedman que en Estados Unidos se están batiendo récords de temperatura tan a menudo que las noticias del tiempo se escriben casi solas. Una buena época para ser redactor con crisis de creatividad y mala para todo lo demás. Las olas de calor están relacionadas íntimamente con el cambio climático, lo que no tanta gente sabe es que las lluvias torrenciales también. Las precipitaciones con este clima son más rápidas y destructoras
Los registros de las temperaturas en el mundo de estos últimos 15 meses son los más altos desde que tenemos noticia. Hemos tenido el enero más caluroso, el febrero más caluroso... así con cada uno de los 15 meses. Este año es casi seguro que superemos el récord del año pasado, entre otras cosas porque julio fue el mes más abrasador a nivel mundial desde que tenemos datos (1880). En Kuwait, a mediados de julio, el termómetro llegó a marcar 54 grados, ni en los chistes de Chiquito hace semejante calorina. Como dice el periodista, una auténtica película de miedo.
¿Recuerdan El Niño, el huracán que nos aterrorizó en 1997-1998? Ahora las temperaturas son mucho mayores y con ellas el riesgo de que se repitan estas situaciones. A pesar de que en la Cumbre del Clima de París de 2015 se firmó un compromiso internacional histórico (195 países acordaron lograr que la temperatura mundial fuera, como mucho, 1,5 grados más que en la época preindustrial), en 2016 ya hemos alcanzado ese nivel crítico y se prevé que continúe subiendo.
Lo extremo es normal
El calor que calificábamos de 'extremo' hace solo 10 años, ahora es lo normal. En marzo, el Ártico registró una pérdida de hielo histórica que se mantuvo hasta mayo, y ahora sigue subiendo a un ritmo superior al promedio, incluso para ser verano. La NASA está diseñando un sistema que medirá con más exactitud el espesor de hielo desde el espacio, pero lo que sabemos es alarmante. El hielo que se pierde no da signos de recuperarse, y lo que en la década pasada hubiera protagonizado titulares en todo el mundo es la "nueva normalidad", según Walt Meier, científico experto en hielo marino: "Nos estamos acostumbrando".
A finales de este siglo el calor puede hacer realmente complicado trabajar, dormir, comer, beber agua potable o simplemente respirar
Centrarnos solo en un periodo de tiempo geológicamente insignificante como estos 10 años podría llevar a alarmas injustificadas, pero basta comparar los mapas de los años veinte del siglo pasado y los de ahora para caer en el pánico. Nuevos cálculos que debemos, entre otros, a John Walsh (ahora en la Universidad de Alaska), Mick Kelly (ahora jubilado) y William Chapman (Universidad de Illinois), expertos en recuperar y digitalizar datos del clima (examinando los de fuentes como la Marina estadounidense, la Oficina Meteorológica de Reino Unido o el Instituto Meteorológico de Dinamarca), han mostrado que el hielo del Ártico está en su nivel más bajo desde que empezamos a medirlo hace 125 años.
Que no haya hielo donde solía no es una cuestión de paisaje, es una situación potencialmente trágica para el planeta. Hay investigaciones que sugieren una relación entre esto que sucede en el Ártico y la sequía que asola California este verano, por ejemplo, haciéndola arder.
De media, 35º
El futuro es bastante peor que el presente, según cálculos publicados en 'The New York Times' basándose en datos meteorológicos reunidos por Ed Maurer, de la Universidad de Santa Clara, y en pronósticos sobre emisión de gases del World Climate Research Programme. Si no hacemos algo eficaz pronto -es decir, si seguimos tal y como lo estamos haciendo-, a finales de este siglo los días con temperaturas medias cercanas a los 40 grados se dispararán, haciendo realmente complicado trabajar, dormir, comer buena comida, beber agua potable o simplemente respirar.
El año pasado en EEUU, el calor fue la segunda causa de muertes achacadas a fenómenos climáticos. Murió más gente a causa de las altas temperaturas que de tornados, huracanes, ráfagas de viento, rayos... La mortalidad fue más del doble por calor que por frío, y recordemos que estamos hablando de EEUU, donde tienen California pero también Alaska, Nueva Inglaterra o Nueva York. Son lugares en los que la media es mucho más fría que en España, donde hiela en invierno y están acostumbrados a las noticias sobre muertes por hipotermia.
Si el ritmo sigue igual, para el siglo que viene los días de calor insoportable se multiplicarán exponiencialmente. En Nueva York tendrán 42 días al año a más de 35 grados; en Washington serán 74 días, casi dos meses y medio, y en Dallas nada menos que 133 días, casi cuatro meses y medio de verano extremo, del que ahora marcamos en rojo chillón en los mapas cuando informamos de olas de calor.
Es claro que las medidas tienen que ser más y cumplirse más a rajatabla. Si no reaccionamos, no harán falta un meteorito gigante, extraterrestres ni oscuras conspiraciones. Para acabar con la vida tal y como la conocemos, quizá solo tenemos que seguir con nuestra vida. Relajarnos en el sofá con un refresco y disfrutar del apocalipsis.
http://www.elconfidencial.com/alma-corazon-vida/2016-08-25/cambio-climatico-calentamiento-global-calor-que-viene_1250763/




Amigas, Amigos:

Estos 30 artículos son una muestra de lo que de manera diferente cada nación y comunidad vive en cuanto deforestación, incendios, intensas lluvias que en poco tiempo dejan a comunidades aisladas cual lagunas y a otras  bajo torrentosas riadas; otras en sequía prolongada, clima variable no antes visto, nuevas enfermedades... en fin: Es una calamidad global con sensación de impotencia en la que muchos investigadores ya aceptan que esto es inevitable, sabiendo que no hay precisión para fijar plazos y cuando esto se hace los mismos se adelantan.

En la reciente Ceremonia Inaugural de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro las pantallas con datos de la NASA mostraron de manera gráfica la expansión de gas carbónico en la atmósfera, el aumento de las temperaturas, el deshielo de las capas de hielo y el incremento del nivel del mar. Me impresionó "VER" como Holanda quedaría bajo el mar y luego tanto borde costero planetario que desaparecía. Así mismo, un niño intentaba encontrar un lugar fuera del laberinto de construcciones en un entorno seco y sin árboles. Las sombrías escenas fueron seguidas por un mensaje de esperanza cuando el niño vio una planta emerger del árido terreno. El poema "A Flor e a Nausea" de Carlos Drummond de Andrade fue leído por Fernando Montenegro y Judi Dench. Sus versos expresan la esperanza de que el planeta pueda ser salvado. "Paren el negocio", escribe el poema. "Una flor ha brotado en la calle". Asimismo, las pantallas mostraron los beneficios de plantar nuevos árboles e informaron que Brasil ha reducido la desforestación en la región amazónica en un 80 por ciento desde 2005. 

Muchas veces se repitió en la T.V. el Himno Olímpico que es una melodía compuesta por Spirou Samara con palabras de un poema del griego Kostis Palamas. Se cantó por primera vez en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos de Atenas 1896 en el Estadio Panathinaiko. Su letra dice:

Espíritu inmortal de la antigüedad, Padre de lo verdadero,
lo hermoso y lo bueno. Desciende,
preséntate, Derrámanos tu luz sobre esta tierra y bajo este cielo,
Que fue el primer testigo de tu imperecedera fama.
 
Dad vida y vivacidad a esos nobles juegos
Arrojad, guirnaldas de flores que no palidecen.
¡A los victoriosos en la carrera y en la contienda!
¡Crea, en nuestros pechos, corazones de acero!
 
En tus ligeras llanuras, montañas y mares
Brillan en un matiz roseo y forman un enorme templo
En el que todas las naciones se reúnen para adorarte,
¡Oh espíritu inmortal de la antigüedad!

En su discurso inaugural y después en el de clausura Thomas Bach Presidente del COI o Comité Olímpico Internacional señaló su preocupación por el orden mundial y que ojalá lo allí vivido, en el espíritu olímpico nos ayude a superarlo...

Es de esperar que el significado del Himno Olímpico con el espíritu del olimpismo, aunque de manera tardía, nos hagan reaccionar. No obstante las buenas intenciones y hasta los prometedores discursos de gobiernos, es decir políticos, del acuerdo de París con 195 países se les “olvidó” que faltan los debates políticos nacionales y, las buenas intenciones dan paso a los intereses de quienes a esos políticos sustentan y esos intereses nada que ver con el Cambio Climático, dejo de ejemplo la señal sobre una realidad que supera el sentido común de lo más elemental como lo es la del instinto de conservación de la especie y así ya fue destacado:

A juicio de la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) de Naciones Unidas, "la humanidad se encuentra ante un punto de no retorno: el impacto ambiental del estilo de desarrollo dominante pone en peligro su supervivencia y la de otras especies".

Por el neoclima y algo más virus de niños han mutado hacia el adulto mayor y en él siguen mutando con variada sintomatología y prolongado efecto. ¿Por qué así mutaron? Recuerdo a un sabio señalar que los contactados para nada llevan una vida fácil. Ignoro si lo soy, solo sé que tomé la antorcha sabiendo que no me resultaría sencillo llegar a la meta, por el contrario. Con este escrito 466 que gracias al virus mutante pude darle forma, en la zona más difícil del camino llegué con el Mensaje a mi meta cuyo premio es la de "Misión cumplida". No veré quizá el futuro acá mostrado que está en plena acción, no lo negativo del mismo, me refiero a su esplendoroso final

Si la vida es sueño nos ha tocado tal parece el período de pesadilla del mismo por la Sodoma y Gomorra en que hemos convertido al planeta todo... Cabe la pregunta: ¿Qué, quién o quiénes manejan lo que sucede en el mundo? No como siervos ejecutorios pero sí, desde la sombra, como autores e inductores intelectuales de la catástrofe planetaria que nos corresponde vivir. Me explico: El mundo que tenemos y el Cambio Climático ¿son tan sólo factor humano? ¡NO! solo una parte y quién o qué nos guió en esa parte lo ignoramos. Siento que hay una fuerza destructora más allá de la humana mente y que ahora está en acción quizá cumpliendo lo profetizado. A su vez siento que por sobre esa fuerza hay una LUZ que pronto a esa fuerza la va a detener y sutilizar... A esa LUZ dadle el nombre que queráis, pero es una mente superior que por humanas mentes ya se está reflejando sobre la Tierra para realizar el sellado de la puerta de lo que llamamos mal y esa LUZ a su vez activa el Amor y el Poder para restablecer el equilibrio planetario y salir de la pesadilla cuyo despertar conllevará el ascenso de la raza humana
.




Dr. Iván Seperiza Pasquali  
http://www.isp2002.co.cl/
Quilpué, Chile
Agosto de 2016

isp2002@vtr.net