448

Cambio Climático IX



Finaliza septiembre e intento dimensionar el extraño terremoto que nos remeció por más de cuatro minutos en el hogar a las 19.50 del día jueves 16 de septiembre, teniendo su epicentro hacia el norte chico, unos 430 kilómetros de Quilpué, con 8.4° de intensidad seguido en el borde costero de un inicial aparente suave maremoto cuyos devastadores efectos se apreciaron en la mañana del día siguiente. Van 13 muertos y la onda expansiva se sintió en edificios de altura aún en Buenos Aires. Digo extraño porque acá fue un grado 7... con algo más de cuatro minutos de duración y no se cortó la luz. Por su magnitud y extensión en el norte chico el daño debió ser mucho mayor, sin contar el tsunami en donde la gente por fortuna buscó la altura protectora. Han llegado estudiosos de otras naciones para explicarse cómo este terremoto con tsunami, el más fuerte del año 2015 mató a tan pocas personas, hasta ahora solo 14. Se dice que en otras naciones no hay normas de construcción asísmicas como en Chile y si las hay no se respetan a diferencia de Chile y a pesar de durar menos y ser de menor intensidad causan miles de muertos y aún tienen caída de edificios... Esto nada que ver con el clima pero coincidió con el tema a escribir y hacerlo a ratos con réplicas sísmicas no tan suaves que digamos.

En cuanto el clima las noticias muestran grandes incendios en California, sequía, áreas con intensa lluvia y, en todo lugar un Cambio Climático que supera el entendimiento de los entendidos.

Desarrollo

Estamos frente a un grave problema o crisis que por tantos años se intentó ocultar, desacreditar o minimizar. Se piensa, tal parece, que la Cumbre del Clima de París de finales de este año 2015 es la mágica tabla de salvación del Cambio Climático cuyos variados desastres van en aumento y cuya proyección podría ser la de una catástrofe total global.


Muestro XXI artículos recientes sobre el tema, siento que hay una tardía reacción porque lo que proponen se pudo haber realizado hace años, sin embargo los intereses económicos de los grandes productores de los mayores contaminantes como los de los magnates del petróleo y en la China del carbón, lograron frenar la solución dado que los afecta directamente porque la energía debe ser cambiada por una no contaminante, que la hay: ¿Tenemos ahora tiempo para desarrollarla antes que la temperatura suba a un nivel de catástrofe?

A objetiva mirada humana ya no tenemos una solución favorable, hemos hipotecado el futuro de la siguiente generación. Hemos dañado a la madre Tierra más de lo que se imagina, actuando de una manera ignorante e irresponsable y ahora vemos las consecuencias que no se pueden ocultar, habiendo consecuencias graves que se mantienen aún ocultas. Sin embargo, con Fe, Esperanza y Amor al final del escrito, sobre la sólida base de la Física Cuántica moderna que refuerza los postulados de la Ciencia de la Mente ofrezco una cuántica solución mental sobre la base que la mente rige a la materia y el Cambio Climático es del plano material. Podemos armar con un 1% de los pensantes, un conjunto mental suficiente orientado a la atenuación de la crisis que vivimos...


-I-
El desierto avanza silenciosamente sobre Santiago
27 julio 2015
Déficit en las precipitaciones, extensión de los períodos de sequía y aumento de la temperatura
No es la prioridad en la agenda ambiental del Gobierno, pero sus consecuencias son devastadoras para el país. La desertificación es producida por el humano y golpea directamente a la población más pobre. La tierra pierde riqueza, disminuye la agricultura, aumenta la sequía, la deforestación y la migración campo-ciudad. Todo esto ocurre en Santiago y sus alrededores. Una problemática para la que hay ciertos fondos internacionales, además de medidas a corto y mediano plazo ejecutadas por la Conaf, pero que exige planificación hacia el futuro, según los expertos. En la capital, donde vive más de la mitad de la población de Chile, este fenómeno ya comienza a sentirse en el prolongado calor del verano y la falta de lluvias en invierno.
El desierto avanza sobre la tierra. La zona más golpeada es África subsahariana y quienes las sufren son aquellos que viven en pobreza. La desertificación no solo produce guerras territoriales por el control del agua, con sus respectivas matanzas y violaciones, sino que también hambruna y enfermedades. “Sus víctimas se convierten en refugiados, desplazados internos y emigrados forzosos”, dice el informe La desertificación, esa invisible línea de frente (2014), de la Convención de las Naciones Unidas en la Lucha contra la Desertificación (CNULD).
Una realidad aparentemente lejana hacia la que Chile y Santiago caminan ciegamente. O bien, la desertificación avanza en silencio sobre las regiones del país y amenaza a la capital. Lo hace lento, entre 0,4 a 1 km por año, según informes de expertos. “Es difícil dar una cifra, pero en uno de los peores escenarios de cambio climático el desierto podría avanzar unos 50 km2 (de superficie) por año. Eso es bastante. En mi opinión, el desierto avanza más por causas humanas que por causas climáticas”, señala el doctor en Geografía y académico de la Universidad de Chile, Pablo Sarricolea.
Tres causas la producen y dos son antrópicas, o sea, directamente producidas por el hombre: la deforestación y el mal manejo del suelo. La tercera es por la reducción de las lluvias que produce sequía. En este punto se introduce la variable del cambio climático, donde el humano también tiene incidencia. “Es decir, estamos deforestando, manejando mal el suelo y en parte incidiendo en el cambio climático”, señala el experto en suelos y académico de la Pontificia Universidad Católica de Chile (PUC), Mauricio Calderón.
Si Santiago llega a un grado de desertificación avanzado, la postal no sería la de una capital cubierta por dunas y arena, como Dubai, pero sí la de una capital sobrepoblada en un valle devastado, inhóspito, erosionado y con vegetación espinosa. ¿Por qué vamos hacia allá? Porque para desarrollar las ciudades, en particular Santiago, el modelo ha sido la extracción de recursos naturales y eso tiene un costo, explica Leonardo Vera, doctor en Ciencias de los Recursos Naturales, Ordenamiento Territorial y Ruralidad y académico de la UNAB.
“Para desarrollar un territorio te cargas otros territorios y pierdes la percepción de lo que estás haciendo. Lo que hace el hombre es que cosecha, pero el suelo necesita un tiempo para volver a cargarse, sea naturalmente o con su ayuda. Estamos acostumbrados a sacar más de lo que se vuelve a cargar. Si no sabes sumar y restar no puedes defenderte contra la desertificación. Tienes que saber el costo de tu sistema”, agrega.
El escenario es complicado y la escasez de agua, factor crítico que influye en la desertificación, es una de las razones. Las cifras de los últimos años demuestran que en Santiago, y en Chile, hay déficit en las precipitaciones, extensión de los períodos de sequía y un aumento, proyectado, de la temperatura. Hace un mes la Dirección Meteorológica de Chile señaló que al considerar el acumulado de precipitaciones entre enero y junio de 2015, era “el período más seco de los últimos 50 años". A lo que se suma la simulación del clima realizado por el organismo. La proyección para el período 2030 y 2059 es que la temperatura media máxima de Santiago aumentará en 2°C en 2050.
Las ciudades como Santiago no tienen límites ni término, dice Vera. “Nadie sabe hasta dónde llegan, nadie tiene conciencia real de lo que significa, por ejemplo, traer a Santiago fierro para las construcciones. Por eso la mejor definición de desertificación es la pérdida de información de un ecosistema. Si no sabes dónde estás parado, ¿cómo la detienes?, ¿cómo entiendes hasta dónde estás desertificado?, ¿cuál es la información que se te perdió?, ¿cómo ordenamos Santiago?, ¿por dónde partimos?”, se pregunta.
Desertificación social: pobreza y migración
Más de la mitad del país (62%) está afectado por la desertificación, según los datos que maneja la Corporación Nacional Forestal (Conaf). El 26% de las comunas se encuentran en categoría grave y el 37% en categoría moderada de desertificación.
El principal indicador de esto es la agricultura, ya que necesita agua y suelo. La productividad agrícola disminuyó un 32% en menos de 10 años, según un estudio sobre el tema de 2012 elaborado para el Congreso. “Por cada 1% de disminución en la capacidad productiva del territorio, se pierde permanentemente unos 120 millones de dólares en el PIB, pérdidas que recaen primordialmente en las áreas rurales más pobres”, señala el documento.
Cuando los suelos pierden productividad hay menos cosechas y producción ganadera, lo que potencia la migración campo-ciudad con lo que, según el estudio, “se engrosan las filas de trabajadores no calificados y los cordones de pobreza en torno a las grandes ciudades”. Ese proceso es definido por Leonardo Vera como un 'círculo vicioso'. “Santiago crece y se desertifica, pero desertifica también a todos los demás territorios y como ahí ya no se puede vivir, la gente se viene a Santiago, que crece más y se vuelve a desertificar. En esa historia estamos hace 200 años haciendo crecer a la capital”, explica.
En el país hay 1,5 millones de personas afectadas por desertificación, casi un cuarto de quienes habitan en la capital, y la migración anual es del 3%, según el estudio elaborado para el Congreso. El nervio sensible es que la Región Metropolitana concentra más de la mitad de la población nacional (55%), por lo que la capital se vería “muy afectada si vemos la desertificación como un problema social, porque el desierto está avanzando justamente donde se concentra gran parte de la población nacional”, advierte Sarricolea de la U. de Chile. Si no se toman medidas y en el futuro Santiago llega a una situación  extrema hay dos áreas, según proyecta la Conaf, que serían críticas: seguridad hídrica y alimentaria.
“La desertificación, termina por destruir el ingreso económico de los pequeños propietarios y el ingreso de la comunidad local. Es lo que pasó en África”, asegura Calderón y agrega que el fenómeno es como una cadena: “Hay sequía que genera menos rendimiento y esto a su vez genera menor productividad, lo que genera menos ingresos que generan pobreza. Después vienen las enfermedades y la hambruna como en África del Norte. En Chile quizás no hemos llegado a la crisis de hambruna, pero sí estamos en la de menor productividad, rendimiento y pérdida de ingresos económicos en los comuneros. Nos faltan dos etapas para llegar a la más crítica”.
Menos lluvia, más sequía
El escenario es complicado y la escasez de agua, factor crítico que influye en la desertificación, es una de las razones. Las cifras de los últimos años demuestran que en Santiago, y en Chile, hay déficit en las precipitaciones, extensión de los períodos de sequía y un aumento, proyectado, de la temperatura.
Hace un mes la Dirección Meteorológica de Chile señaló que al considerar el acumulado de precipitaciones entre enero y junio de 2015, era “el período más seco de los últimos 50 años". A lo que se suma la simulación del clima realizado por el organismo. La proyección para el período 2030 y 2059 es que la temperatura media máxima de Santiago aumentará en 2°C en 2050.
Por su parte, el doctor en Geografía, Pablo Sarricolea, elaboró un modelo de índice termopluviométrico que muestra la disponibilidad de agua y permite ver cómo avanza el desierto climático por la cantidad de lluvias y temperaturas. “Lo que indican todos los datos es que en Santiago el recurso agua se va a ir agotando. Se habla que vienen sequías que van a ser de mayor longitud temporal, ya no de 10 o 15 años, sino que multidecadales, de 20 años. Si no se toman medidas, eso favorece los procesos de desertificación”, dice Sarricolea. En uno de sus trabajos estableció que en 10 de las 15 capitales regionales de la zona centro-sur las precipitaciones disminuirán en el futuro.
Desde la CNULD coinciden en que cada vez habrá menos agua en la capital. El coordinador para América Latina y el Caribe del programa, Heitor Matallo, cree que la tendencia en Santiago se va a agravar en los próximos años y señala que hay un desbalance entre consumo y 'producción' de agua. “El consumo tiende a aumentar por distintos factores, incluyendo el aumento de población. Mientras la 'producción' tiende a disminuir debido a cambios en el clima y en el ambiente, lo que hace que el balance hídrico se vuelva permanentemente negativo. Claro que esto en un escenario de que no haya medidas para revertir el proceso. Todavía hay espacio para tomar medidas que puedan revertir la tendencia. Por cierto, se necesita tecnología, recursos financieros y mucha coordinación institucional”, dice Matallo.
Pero la incidencia del cambio climático sobre la disminución de precipitaciones es un tema complejo para Mauricio Calderón, de la PUC, ya que “no tenemos la certeza que se deba al proceso de desertificación o al Calentamiento Global. Esto es que en una determinada época geológica la tierra cambia de clima, donde llega una era glaciar en unos sectores y en otros una etapa de desierto”. Chile estaría más cerca de la segunda opción, según los antecedentes.
Menos árboles, más erosión
La marcha del desierto sobre la capital tiene otra arista devastadora: la erosión. Esta es un fenómeno natural pero que se agrava considerablemente por las acciones del hombre, como deforestación, incendios y mal manejo del suelo.
Cuando se devasta el suelo la posibilidad de recuperarlo es menor, según el académico Leonardo Vera, “porque te escapas de la escala humana y pasas a escalas geológicas. Teniendo un buen suelo puedes restaurar de forma efectiva con distintas técnicas, como forestación o praderas, y tienes cierta probabilidad de éxito. Pero cuando ya rompes el suelo y lo echas a perder, es difícil”.
El problema es que las cifras, una vez más, no son alentadoras: en la zona central la superficie con problemas de erosión –moderada, severa y muy severa– supera el 50,3% de su territorio (CIREN, 2011).
¿Cómo se controla la erosión? Para Calderón el tema pasa por las plantaciones forestales de especies de crecimiento rápido como el pino, eucalipto, ciprés y álamo. “Los gobiernos han abordado parte del problema, dentro de lo que ellos conocen. Se han dado cuenta de que con el bosque nativo se demoran 300 años para controlar la erosión. Entonces, hay algunas críticas que son injustificadas a los servicios públicos. ¿Por qué se ha plantado pino y eucalipto en Chile? Para tratar de reducir la erosión”, señala.
“No reforestas cuando pones eucalipto o pino”, critica Vera, sino que “reforestas cuando restableces el bosque nativo, que no tiene nada que ver con un cultivo forestal. Como ejemplo, es muy distinto un barrio con historia, identidad y cultura a un lugar con casas iguales y simétricas”.
Frenar el avance del desierto
Hace casi 20 años Chile se hizo parte de la Convención de las Naciones Unidas para la Lucha contra la Desertificación (CNULD). Esta se rige por la Conferencia de las Partes (CP) que en diciembre próximo se reunirá en París, Francia (COP 21), con el objetivo de adoptar un nuevo acuerdo climático mundial.
La CNULD creó el Mecanismo Mundial (MM) para “facilitar la canalización de recursos (financieros y técnicos) desde países desarrollados hacia los países en desarrollo”, explica su coordinador para el continente, Heitor Llanos. El MM apoya el desarrollo de las Estrategias Financieras Integradas (EFI) que están asociadas al Plan de Acción Nacional (PAN) de cada país, que es el medio por el cual se canalizan los recursos. “El MM ha asignado recursos para muchos países. Chile es miembro de la OCDE, por lo tanto, no es elegible para recibir recursos en muchos casos”, explica Llanos.
Pero hay otras formas de financiamiento que llegan a Conaf, que lidera las acciones –fomento forestal, combate y prevención de incendios forestales, fiscalización de tala ilegal, entre otras– para frenar la desertificación.
En 1997 arrancó el Programa de Acción Nacional, el cual se mantiene vigente y recibe recursos del Ministerio de Agricultura, para fomentar la forestación, la recuperación de suelos degradados y el riego. Este no se creó exclusivamente para combatir contra la desertificación, pero “es un aporte relevante en términos de recursos estatales”, señala Ángelo Sartori, coordinador nacional de Bosques y Cambio Climático de Conaf. En total se han destinado US$1.578 millones desde el 2000 a la fecha.
El programa está en un proceso de actualización este año, el que se financia a través de un convenio entre Conaf y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio ambiente (PNUMA), asociado al Fondo Global para el Medio Ambiente Mundial (GEF, por sus siglas en inglés).
Además, Conaf tiene el proyecto “Manejo Sustentable de la Tierra”, que también recibe recursos financieros del GEF, y que se ejecutará en el período 2015-2018. Algunas de sus líneas de acción son establecer un sistema de manejo sustentable de la tierra y un sistema de monitoreo y evaluación, entre otras. El objetivo de este es “contribuir a la formulación de un marco nacional de manejo sustentable de la tierra, aplicado a los terrenos degradados silvoagropecuarios, para luchar contra la degradación de la tierra, revertir la desertificación, reforzar la incorporación de la biodiversidad en las políticas silvoagropecuarias y proteger los activos de carbono mediante la aplicación de prácticas de manejo sustentable de la tierra”, precisa Sartori, de Conaf.
Pese a las acciones que realiza la corporación y las limitadas ayudas financieras que provienen del exterior, entre los expertos la lectura es que los gobiernos y autoridades aún no toman una “consciencia real” sobre la profundidad y dimensiones de la desertificación. Algunos, como Mauricio Calderón, apuntan a que estos se preocupan de la economía y el desarrollo local más que por los temas ambientales. Otros, como Leonardo Vera, señalan que los problemas medioambientales tienen una resistencia en la tesis cultural actual, “porque hay quienes no quieren pagar la cuenta, y seguir aprovechándose”.
Hay coincidencia, sin embargo, que pese a los esfuerzos a corto y mediano plazo por detener el avance del desierto, es necesario una mirada a largo plazo. “No hay un plan de aquí a 50 años de cómo queremos nuestra ciudad y nuestra región. No hay una mirada de qué proyectamos al 2050 y al 2100”, finaliza Pablo Sarricolea, de la Universidad de Chile.
Mientras, el desierto continuará su lento y devastador asedio sobre la capital.
http://www.elmostrador.cl/noticias/pais/2015/07/27/el-desierto-avanza-silenciosamente-sobre-santiago/

Quilpué está en la zona central de Chile y desde hace algún tiempo, además del cambio de clima, nos llama la atención el aumento en las alergias, percibir una sensación extraña en la atmósfera y cómo han llegado aves nuevas a nuestro jardín, seguramente vienen migrando desde el Norte...


-II-
El planeta ha agotado hoy sus recursos ecológicos para el 2015 y Chile lo hará en noviembre
Cada año la Red Global de la Huella Ecológica estima el "Día del Exceso de la Tierra", fecha en que la capacidad de los ecosistemas para regenerarse ya no es suficiente para sostener las demandas de la población mundial.
13 de agosto de 2015
SANTIAGO.- Cuatro días antes de lo registrado el año pasado, los seres humanos hemos comenzado a vivir a crédito frente a la naturaleza, consumiendo los recursos que deberían ser herencia para las próximas generaciones.
Cada año la Red Global de la Huella Ecológica (Global Footprint Network, o GFN) estima el "Día del Exceso de la Tierra", fecha en que la capacidad biológica de los ecosistemas para regenerar recursos en forma renovable y absorber los diferentes desechos generados por el hombre, ya no es suficiente para sostener las demandas de la población mundial en un año.
"Es como si se nos acabara la plata a tres cuartos de mes y tuviéramos que pedir un préstamo para llegar a fin de mes", explicó a Emol Ricado Bosshard, director de WWF Chile.
El directivo señaló que esto se debe, entre otras cosas, a que estamos entregando a la atmósfera más CO2 de lo que nuestros árboles son capaces de fijar o destruyendo los bosques a una velocidad más acelerada de la que tienen para restaurarse.
En esa línea, sostuvo que el aspecto más preocupante a nivel nacional es que por primera vez Chile sobrepasa sus propios límites ecológicos, ya que se requerirían 1.1 "Chiles" para producir los recursos ecológicos renovables necesarios para sustentar la huella actual de la población.
"Como país se nos acabaran los recursos el próximo 28 de noviembre. Se trata de una deuda ecológica que se hace evidente en la pérdida de de biodiversidad, escasez de agua, desertificación, erosión del suelo, productividad reducida de tierras agrícolas, pastoreo excesivo, deforestación, colapso de pesquerías y cambio climático", dijo.
Es por esto que la cabeza de WWF Chile hizo un llamado tanto a nivel nacional o como particular a tomar medidas para revertir la situación.
"Hay varios temas clave que pueden generar un cambio positivo, pasando por incrementar la energía renovable no convencional en nuestra matriz energética y el establecimiento de más áreas protegidas marinas y terrestres, hasta llegar a un consumo de recursos más sustentable por parte de la comunidad y opciones cotidianas como la reducción del uso de bolsas plásticas, entre otros aspectos".
Si bien el panorama es poco alentador, Bosshard aseguró que la gente tiene cada vez más conciencia que la Tierra tiene límites que no podemos seguir transgrediendo, por lo que es necesario comenzar a hacer una diferencia.
http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2015/08/13/744811/Hoy-agotamos-el-presupuesto-de-la-naturaleza-para-2015.html

Cabe la pregunta cuando uno dilapida e hipoteca todos sus bienes qué herencia va a dejar, pues bien, ¿qué le dejaremos en cuanto calidad de vida a las próximas generaciones? Acá aumenta el número de personas que considera cuánto hemos dañado a la naturaleza.


-III-
Estadounidenses temen que "Godzilla" climático ataque la costa oeste de ese país
Ése es el nombre que eligieron los expertos y los medios de comunicación para identificar al devastador fenómeno que podría enfrentar ese país durante el otoño y el invierno próximos.
18 de agosto de 2015
Hace 18 años Estados Unidos enfrentó un invierno tan severo que causó aluviones e inundaciones que dejaron 17 personas fallecidas y cerca de US$500 millones en daños. Por lo mismo, luego de superada la emergencia, la bautizaron como "El Monstruo". Esta vez los expertos adelantan que el impacto podría ser incluso mayor, ya que los datos indicarían que podría convertirse en la peor temporada invernal en 165 años, y borraría de golpe los 4 años consecutivos de sequía que enfrenta el suroeste del país. Por eso, los medios y expertos ya hablan de un "Godzilla" climático.
La predicción viene a reforzar las crecientes advertencias de la comunidad científica respecto de una posible agudización de los efectos del cambio climático a nivel global. La preocupación ha llegado incluso a la Casa Blanca, donde el Presidente Barack Obama declaró que la modificación de los patrones de clima en el planeta es la "mayor amenaza para las futuras generaciones".
Nombres ingeniosos para un tema serio
El primero en utilizar el nombre de "Godzilla" fue el climatólogo de la Nasa, Bill Patzert, del Laboratorio de Propulsión de California. En la oportunidad, el experto mencionó que las temperaturas del océano son más altas que en 1997, año en que las tormentas azotaron ese estado y aseguró que "si esto llega a alcanzar su potencial, puede generar muchas inundaciones, deslizamientos de tierra y un gran caos".
En tanto, un blog de la oficina de Administración Oceánica y Atmosférica Nacional de ese país describió la actividad atmosférica como el "Bruce Lee de los Niños". Sin embargo, Patzert rebatió y dijo que su nombre describe mejor los efectos que podría causar un fenómeno de esas dimensiones.
Mucha lluvia en el "Estado del Sol"
En Santiago, en un año normal, llueve cerca de 345 milímetros. En Concepción en tanto -una ciudad mucho más lluviosa de nuestro país- ese número se eleva a cerca de 1.000. Lo que los expertos pronostican para San Francisco, California, este 2015 son precipitaciones que podrían superar los 1.200 milímetros; unas 3 veces lo que se puede esperar en un año lluvioso en esa ciudad.
En 1997, el año que se utiliza para comparar los efectos que podría llegar a causar un fenómeno de El Niño más poderoso, se registró una temporada con 119 días consecutivos de lluvia, que acumularon una caída de agua total de casi 1,2 metros.
Se acentúan los contrastes en el clima global
Mientras se especula cada vez más sobre si realmente este podría ser el año con el clima más severo en la costa oeste de Estados Unidos, El Niño evita la formación de huracanes de gran magnitud en la zona del Atlántico y el mismo fenómeno está desatando más tormentas en el Pacífico.
La última vez que se presentó un escenario similar, hace 5 años, se registró monzones en el sudeste de Asia y graves sequías en Australia, Filipina y Ecuador. Esto se suma a enormes tormentas de nieve y hielo en Estados Unidos, olas de calor en Brasil e inundaciones en México.
Este año se culpa a El Niño de la escasez de agua en Filipinas, Indonesia y Australia y cambios en el clima normal de México y Centro América. La falta de agua ha disminuido sustancialmente los caudales de ríos, lo que ha provocado que el Canal de Panamá haya debido limitar el tráfico entre los océanos Atlántico y Pacífico debido a la falta de agua.
http://www.emol.com/noticias/Internacional/2015/08/18/745525/Estadounidenses-temen-que-Godzilla-ataque-la-costa-oeste-de-ese-pais.html

Los clásicos modelos predictivos ya no son válidos y en los EE.UU. están muy preocupados por los variados estragos que el clima les produce y, en especial, les llegará a  producir.


-IV-
"No tenemos elección en la lucha contra el cambio climático"
06 de septiembre del 2015
Dos expertos europeos dejan en claro que políticas de mitigación ocurrirán sin importar resultados de la COP 21
Próximos a una nueva ronda de negociaciones para frenar el calentamiento de la tierra (COP21), Karoliina Anttonen (KA) y Olivier de Guibert (OG), expertos europeos en temas de cambio climático, arribaron al país para intercambiar información con funcionarios del país, sobre cómo los países del continente europeo avanzan aceleradamente en su agenda de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI).
Aprovechamos para conocer cuáles son sus expectativas sobre la reunión global que será a fines de año en Francia y que tiene el gran encargo de cerrar compromisos concretos de reducción de emisiones –hoy llamadas contribuciones– entre todas las naciones del mundo.
¿Qué tanto la desaceleración de la economía china puede alterar la agenda de la lucha contra el cambio climático global? Siempre ha existido una discrepancia entre el avance económico y los temas ambientales en el mundo. 
OG: Lo primero que diría es que China puede actuar más rápido que nosotros en cuanto a una reducción de sus emisiones. En todo caso, sus contribuciones están muy adaptadas a sus necesidades como país.
KA: Como Finlandia, nuestra estructura industrial está muy expuesta al tema global. Con la ralentización China no habrá tanta demanda de nuestras exportaciones y eso nos lleva a reinventarnos, de tal manera que podamos tener nuevas oportunidades, ya no centradas en las formas de la economía tradicional, con industrias que emitan mucho. Tenemos que encontrar maneras sostenibles de crecer.
La UE ha avanzado con mayor rapidez en los temas de reducción de emisiones. ¿Qué decisiones o convicciones están faltando en el resto de países para seguir ese curso?
OG: Tratamos de demostrar en Francia y en el extranjero que una economía verde baja en carbono es buena para el crecimiento económico y también para la creación de empleo.
KA: Queremos liderar con el ejemplo. La transición a una economía baja en carbono, así como el reinventarnos, es una necesidad para todos los países del mundo.
¿Qué tanto se ha logrado avanzar en ese proceso de reinventarse y así transitar hacia una economía verde?
KA: Por ejemplo, en Finlandia estamos poniendo mucho énfasis en la transición hacia otra estructura energética. Queremos usar más energías renovables. Esta transición está ocurriendo mucho más rápido de lo que habíamos previsto. Nuestra meta es llegar al 38% de energías renovables al 2020. Eso reduce nuestra dependencia de los combustibles fósiles y nos vuelve más autónomos. Además crea nuevos empleos e impulsa el crecimiento de la industria forestal ya que se desarrolla una producción de combustibles en base a la madera.
OG: Lo mismo en Francia. Estamos desacoplando el crecimiento del PBI de las emisiones, porque la economía crece pero las emisiones están bajando.
¿Qué tan ambiciosas son las propuestas de contribuciones de sus países en el marco de la negociación climática?
KA: Vengo del Ministerio de Economía y pienso que nuestra meta es bastante ambiciosa. Para el 2020 nos hemos comprometido en reducir nuestras emisiones en 20% y para el 2030 será 40% en comparación a los niveles de 1990. Eso muestra que estamos pasando a una curva de reducciones más abrupta. 
OG: Estaremos reduciendo a la cuarta parte las emisiones de gases de efecto invernadero para 2050. Estamos en buen camino.
Sin embargo, es importante los compromisos o contribuciones de los países que más contaminan. EE.UU. ha tomado la decisión de reducir su producción de energía en base al carbón. ¿Qué peso tiene esa decisión en evitar que el calentamiento supere los dos grados centígrados?
KA: Por su puesto que es importante porque EE.UU. es responsable del 12% de las emisiones globales. La Unión Europea lo es del 9%. Si ellos tienen buenas metas de reducción de uso de los combustibles fósiles, tendrá un efecto importante en el planeta.
¿Hacia dónde caminarán las empresas de hidrocarburos en este proceso de reducción de las emisiones de gases efecto invernadero?
OG: El mercado de la eficiencia energética es grande y también puede evolucionar. Ni el negocio ni los mercados se terminan para las empresas de hidrocarburos. Muchas compañías de petróleo ya están en la actividad de las renovables. Además no podemos decir que la economía fósil nos ha conducido a un mundo más pacífico en los últimos años. Eso lo vemos en el Medio Oriente.
KA: Arabia Saudita ha declarado que quiere ser una potencia solar en el futuro y eso es un cambio importante en su rol exportador.
¿Qué expectativas tienen con relación a la COP21? Se espera que esta reunión sea la definitiva para establecer los compromisos globales en la reducción del calentamiento.
KA: Yo creo que es ciertamente la definitiva. Este proceso internacional se traducirá en un texto de compromisos. Mucha gente estuvo desanimada por los resultados de Copenhague (COP15), pero hay confianza en que la COP21 sea diferente. Me mantengo optimista de que habrá un acuerdo en Paris para diciembre. 
OG: Lo importante es tener la mayor cantidad de acuerdos con la mayor cantidad de países posibles; por lo tanto, las contribuciones nacionales son bienvenidas: cuantas más, mejor. Si todas estas contribuciones no son suficientes para frenar en 2 grados el calentamiento global al final del siglo, tendremos que implementar un proceso de interacción para incrementar progresivamente los acuerdos respecto a las emisiones.
En el escenario de que la COP21 replique la mala experiencia de Copenhague, es decir, no se logre una definición, ¿cuál sería el siguiente paso en las negociaciones climáticas?
KA: Seguramente, mi colega francés dirá que Paris no fallará, de ninguna manera. Sin embargo, también debemos decir que las políticas climáticas y de mitigación van a ocurrir sin importar los resultados de la COP en Paris. Ese es un foro que ocurre a nivel internacional, pero a nivel de cada país también hay compromisos de actuar frente al cambio climático, fuera de las negociaciones. En las reuniones del G20 o el G7 se tiene la convicción de que la lucha contra el cambio climático va a ocurrir de todas maneras. Nosotros somos un pequeño país, Finlandia, y quisiéramos, por su puesto, que la acción ocurra en ese foro para poder ser escuchados. 
OG: No tenemos elección en la lucha contra el cambio climático. La pregunta es cuándo y cuánto. El proceso ya comenzó. La COP 21 está para galvanizar, amplificar esa lucha y organizar el proceso.
¿Cuál es el rol que espera jugar Paris en las negociaciones de la COP21? 
OG: Creemos que empujamos una etapa más en el proceso conjunto de lucha contra el cambio climático, de manera equilibrada y justa para combatir el calentamiento global y evitar sus impactos, especialmente, en los países en desarrollo. 
http://elcomercio.pe/economia/peru/no-tenemos-eleccion-lucha-contra-cambio-climatico-noticia-1838559

Dicen: Nuestra meta es llegar al 38% de energías renovables al 2020 y para el 2020 nos hemos comprometido en reducir nuestras emisiones en 20% y para el 2030 será 40% en comparación a los niveles de 1990.  Tal parece es una utopía por lo lento del cambio de energía contaminante a energía limpia. No les creo...

Están llenos de supuestas buenas intenciones que saben no son realizables porque el poder de quienes rigen la energía mundial los controla.

Mediante la adecuada desinformación más el temor tienen controlada las riendas del mundo al que mantienen en el borde del abismo.



-V-
Cambio climático: François Hollande alerta del riesgo de fracaso si no hay financiamiento
Faltando menos de tres meses, antes de la conferencia de París, Francia insistirá en lograr avances en la cuestión del financiamiento de la lucha contra el cambio climático en los países en desarrollo.

El presidente francés, François Hollande, alertó hoy del riesgo de que la cumbre sobre el cambio climático en la que él será el anfitrión en París a finales de año presenta "riesgos de fracaso", en particular si no se obtienen compromisos firmes sobre cómo financiar la mitigación de los efectos.
François Hollande, en su conferencia de prensa semestral, insistió en que "tiene que haber un preacuerdo sobre la financiación para que los jefes de Estado lleguen a París con la certidumbre" de que se cerrará un compromiso.
Explicó que sin garantías de un fondo de financiación de las consecuencias que va a tener para ellos el calentamiento climático, habrá países del Sur que se negarán a dar su visto bueno a un acuerdo.
Y sobre todo, previno de que en caso de ausencia de medidas para contener el cambio climático, "no serían cientos de miles de refugiados a los que tendríamos que tratar en los 20 ó 30 próximos años, sino millones".
François Hollande avanzó que su país va a centrar su "ofensiva" en las negociaciones en la cuestión de la financiación, y en particular este mismo mes durante la Asamblea General de la ONU, y con ocasión de la reunión del Fondo Monetario Internacional y del Banco Mundial que se celebrará en Lima en octubre.
Recordó que ya en la fracasada cumbre climática de Copenhague en 2009 se había establecido la cifra de 100.000 millones de dólares anuales necesarios para mitigar los efectos del cambio climático.
Ministros y representantes de más de una cincuentena de países están reunidos dos días hasta hoy en París para hacer avanzar las negociaciones sobre el cambio climático, y en concreto la financiación, la adaptación y el mecanismo de pérdidas y daños. 
http://diariocorreo.pe/mundo/cambio-climatico-francois-hollande-alerta-del-riesgo-de-fracaso-si-no-hay-financiamiento-615828/

El primer mandatario francés, anfitrión de la cumbre de París a 3 meses de la misma está preocupado por el financiamiento mundial para mitigar los efectos del Cambio Climático que ya no hay poder humano y menos aún económico para frenar lo desde hace años desencadenado y que tardíamente ha preocupado a las altas esferas  del poder. Es un lavado de imagen y conciencia por lo que no hicieron hace años y con tiempo.


-VI-
Experto: Debemos detener el calentamiento global
"Tenemos que cuidar el planeta, es la única casa que tenemos", dice el experto en Cambio Climático, Dr. Henry Briceño, advirtiendo que las acciones son urgentes
08/09/2015
La Conferencia de París en noviembre deberá conseguir resultados para evitar mayores daños.
El cambio climático y el aumento del nivel del mar son fenómenos actuales y no del futuro, afirmó el experto Henry Briceño, a tiempo de destacar que el presidente Barack Obama y el papa Francisco son hoy los mayores promotores de la responsabilidad de todos con este tema.
En entrevista con la Voz de América, el Dr. Briceño, miembro del Centro de Estudios Ambientales del Sureste en la Universidad Internacional de Florida en Miami y experto en temas de aguas, destacó que hay en el mundo una creciente conciencia sobre la gran amenaza que se cierne sobre nosotros como consecuencia de nuestras propias acciones.
El cambio climático y el aumento del nivel del mar son fenómenos actuales y no del futuro, afirmó el experto Henry Briceño, a tiempo de destacar que el presidente Barack Obama y el papa Francisco son hoy los mayores promotores de la responsabilidad de todos con este tema.
En entrevista con la Voz de América, el Dr. Briceño, miembro del Centro de Estudios Ambientales del Sureste en la Universidad Internacional de Florida en Miami y experto en temas de aguas, destacó que hay en el mundo una creciente conciencia sobre la gran amenaza que se cierne sobre nosotros como consecuencia de nuestras propias acciones.
El experto manifestó que son las zonas del Ártico en las que podemos observar con mayor dramatismo las manifestaciones del calentamiento global. “Son esos lugares donde se producen los cambios más severos como consecuencia del calentamiento global y el período crítico lo observaremos en treinta o cuarenta años cuando ya no podamos detener las consecuencias”, dijo Briceño.
“Los glaciares se están derritiendo y el agua está aumentando el nivel de los mares, un fenómeno que ya observamos en sitios costeros de Estados Unidos, como Miami Beach, y que también están en el continente americano”, enfatizó el experto.
Al mismo tiempo, Briceño destaca que la comunidad internacional se está dando cuenta de esta amenaza y están admitiendo que podemos crecer económicamente sin necesidad de consumir tanta energía.
“Este es un proceso que Estados Unidos está adoptando y será el gran desafío para las otras naciones que tendrán que asumir ese compromiso en la Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático de París en noviembre”, afirma el experto.
“Es tiempo de actuar, de cuidar el planeta, pero al final es la única casa que tenemos, no nos podemos mudar a ninguna parte”, concluyó el Dr. Briceño.
http://www.voanoticias.com/content/cambio-climatico-obama-alaska-glaciares-oceanos-henry-briceno-fiu/2952238.html

Dicen expertos que: "Hay en el mundo una creciente conciencia sobre la gran amenaza que se cierne sobre nosotros como consecuencia de nuestras propias acciones". De hace años se sabe que el ártico y Groenlandia se derriten y los glaciares disminuyen, pero en todas las cumbres la principal causa humana como lo es el petróleo con sus derivados y el carbón de China han sido intocables, es más, ellos son los financistas de estudiosos que intentan minimizar el problema o dar fechas varios años a futuro de lo que ya es presente y catastrófico.


-VII-
Cambio Climático Global Causas Y Consecuencias: Los Alpes Se Desmoronan Por El Calentamiento Global; Su Cima Es 2 Metros Más Pequeña
11 /09/ 2015
A consecuencia del calentamiento global, los Alpes experimentan un proceso acelerado de deshielo, el cual ha causado una cantidad anormal de derrumbes en los últimos 20 años.
Esta es la conclusión a la que llegó el investigador francés Ludovic Ravanelm, quien señala que el nivel de calor que se registra en la formación montañosa alcanzó su nivel más altos desde 2003, situación que ha ocasionado aproximadamente 250 avalanchas desde que inició el verano boreal en junio de 2015, según información compartida por The Independent.
Si bien por el momento los deslizamientos no ponen en peligro a la población, sí significa un peligro latente para los aproximadamente 20 mil alpinistas que cada año visitan el coloso, decididos a conquistar su cumbre.
Y es que de entre las estadísticas que Ravanelm y sus colegas recolectaron, destaca que la mayoría de los derrumbes entre los 3 100 y 3 500 metros de altura, donde el estrato de hielo ha registrado un mayor debilitamiento, según indica el rotativo galo Le Monde. Asimismo, se sabe que desde 2007 ocurrieron 650 de estos eventos en el área correspondiente del Mont-Blanc, el pico más elevado que tienen los Alpes.
Por lo tanto, el especialista señaló que es necesario mantener una vigilancia permanente en la temperatura que hay en la formación montañosa, pues señala, existe el riesgo de que a largo plazo se presente un daño irreversible.
"Lo que es de temer es la multiplicación de ese tipo de veranos abrasadores, que aceleran la degradación del permafrost (capa de hielo permanente en los niveles superficiales del suelo de las regiones muy frías). Si bien se recupera un poco en el invierno, no se alcanza a regenerar todo el hielo, y además, conforme pasan los años, el deshielo es más rápido y profundo" comentó.
Añadió que es importante que no asumir a las montañas como inmensos cuerpos sólidos e infranqueables, sino por el contrario, es imprescindible saber que en realidad son un conjunto de elementos rocosos que deben su estabilidad a la presencia del hielo, que los une como si fuera cemento.
¿El gigante se encoje?
Nuevas pruebas científicas parecen confirmar la preocupación de Ludovic Ravanelm. Hace unas horas, un grupo de investigadores adscritos al Instituto Nacional de Información Geográfica y Forestal de Francia informó que la altura del Mont-Blanc disminuyó dos metros.
Según refiere la web EFE Verde, épico pasó de medir 4 810 metros en 2013 a 4 808 en el presente año. El cálculo fue realizada por un equipo de geómatras, que bienalmente miden el "techo" de la región occidental del viejo continente.
http://spanish.latinospost.com/articles/42319/20150911/cambio-climatico-global-causas-consecuencias-alpes-pierden-tamano-video.htm


-VIII-
Las temperaturas del planeta serán muy elevadas en 2015 y 2016
En agosto, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de EEUU indicó que los siete primeros meses de este año fueron los más cálidos jamás registrados y que 2014 ya había sido el más caluroso de los últimos 135 años.
13 de septiembre del 2015
El calentamiento global, combinado con fenómenos naturales como El Niño, tendrá como consecuencia temperaturas muy elevadas en 2015 y 2016, según un informe publicado este lunes por el servicio meteorológico británico Met Office. 
"Es muy probable que 2014, 2015 y 2016 estén entre los años más calurosos jamás registrados" en el planeta, según Rowan Sutton, profesor en el Centro Nacional de Ciencias Atmosféricas. 
Sutton, que participa en el estudio del Met Office, cree probable que el calentamiento global se vuelva a acelerar tras una década de estabilidad relativa. 
Esta "pausa" en el aumento de las temperaturas ha servido de argumento a los llamados 'clima-escépticos', que critican los modelos científicos para explicar el cambio climático e incluso niegan que el hombre sea el responsable. 
Sin embargo, en su último informe, el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) indica que esta "pausa" no es tal y que se trata en realidad de una cuestión estadística. 
Según el grupo, los resultados quedaron sesgados porque 1998 fue un año especialmente caluroso por la intensidad de El Niño, un fenómeno relacionado con el calentamiento del Pacífico, lo que tuvo como consecuencia que los años siguientes parecieron más frescos. 
El estudio publicado este lunes por el Met Office estudia en detalle el fenómeno El Niño, que volvió a detectarse en marzo y podría ser "uno de los más intensos" de la historia. 
Según los científicos británicos, este fenómeno contribuye al calentamiento  global pero también tiene repercusiones a nivel local, con condiciones más  secas en algunos países asiáticos y en Australia. 
Por otra parte auguran que este otoño y este invierno boreales las  precipitaciones serán más abundantes en California, que vive una intensa sequía  desde hace cuatro años. 
El Met Office también prevé que el enfriamiento que se observa actualmente  en el océano Atlántico podría provocar veranos menos calurosos y más secos en  el norte de Europa. Este efecto se verá sin embargo contrarrestado por la  tendencia general al calentamiento global, subraya el informe. 
En agosto, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (NOAA) de  Estados Unidos indicó que los siete primeros meses de 2015 fueron los más  cálidos jamás registrados y que 2014 ya había sido el más caluroso de los últimos 135 años. 
http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2015/09/659-647139-9-las-temperaturas-del-planeta-seran-muy-elevadas-en-2015-y-2016.shtml

Según las regiones variados son los cambios que se manifiestan, uno de ellos es donde está aumentando la temperatura, lo que contribuye a sequías y afectar aún más al Calentamiento Global de la Tierra. El fenómeno alarma porque ya mucha gente está atemorizada y tienen malos presentimientos para el futuro, con poca fe en las llamadas Cumbres después de tantas promesas incumplidas y sin resultados visibles, mientras el tiempo pasa. En general la gente que piensa y se preocupa del problema perdió la confianza en los que se presentan como tardíos solucionadores de la crisis climática.




-IX-
Impactos del calentamiento global
15 de Septiembre de 2015
El calentamiento global y el cambio climático son una realidad sólida. Los últimos 10 años han sido los más calurosos a la fecha y se espera que 2015 rompa récords.
Los modelos climáticos del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC) están pronosticando que las temperaturas en el planeta podrían aumentar entre 1.4 y 6 ºC para finales del siglo. Esto se debe al consumo de combustibles fósiles y deforestación, entre otros, que generan gases de efecto invernadero (GEI), como el CO2 y el metano.
Las consecuencias de esta actividad humana son aumentos en el nivel del mar, eventos climáticos más extremos, como lluvias torrenciales y sequías prolongadas, perturbación y degradación de hábitat para plantas y animales, mayor erosión de las zonas costeras, inundaciones durante tormentas, olas de calor y el empobrecimiento de la calidad del aire.
Y aunque El Salvador no emite altas concentraciones de GEI, pues genera tan solo 0.04 % de las emisiones globales, ya está sufriendo los efectos del calentamiento global con los impactos descritos arriba. De hecho, se estima que la temperatura ha aumentado en 1.3 °C en las últimas seis décadas. Y el futuro no se ve nada alentador. Por ejemplo, para 2050 o antes, la CEPAL proyecta que la temperatura media anual aumentará en 2 °C y la lluvia media anual se reducirá en al menos un 15 % respecto al período 1988-2000. La realidad es que se proyectan largos períodos de sequía en toda la región centroamericana y se comenzarán a sentir fuertemente en los años cercanos a 2020.
El Salvador ya está experimentando una sequía muy severa en estos momentos, la cual afecta mayoritariamente el oriente del país. Otras proyecciones al 2050 indican que el nivel del mar en Centroamérica aumentará en 18 centímetros. Las consecuencias de estas manifestaciones climáticas en los cultivos y en la generación de la energía, además de otros sectores, ya son previsibles para El Salvador. Al respecto, y en cuanto a la generación hidroeléctrica promedio respecto a 1984-2009, se proyectan reducciones de hasta 20 % para 2030 y de hasta 40 % para 2050 (datos MARN).
Todo esto está trayendo consecuencias negativas para la sostenibilidad y el desarrollo económico, social y ambiental del país. La vulnerabilidad en la que El Salvador se encuentra debido a la degradación de sus recursos naturales también no nos favorece ante lo que se avecina con el cambio climático. Por ejemplo, nuestros suelos erosionados y cuencas deforestadas no permiten una buena captación e infiltración del agua, además que la contaminación que generamos en las aguas superficiales afecta la calidad de la misma. En ese sentido, un país con un alto estrés hídrico como el nuestro, y ante semejantes escenarios climáticos, necesita invertir con extrema urgencia en mejoras de su sistema natural del agua.
Al respecto, El Salvador debe enfocarse en dos medidas: 1) Mitigación, que se relaciona con la reducción de los GEI y 2) Adaptación, que es la medida prioritaria y urgente para nuestro país y la cual requerirá de muchos recursos para su ejecución. La adaptación significa ajustar los sistemas naturales y humanos para reducir el riesgo o la vulnerabilidad de nuestro país ante el cambio climático y de esa forma hacernos resilientes. Es decir, debemos invertir en blindar nuestra infraestructura natural y artificial (hecha por el hombre) para que resista los efectos del cambio climático. Esta medida requiere de un Plan Nacional de Adaptación, el cual debe estar listo antes de que finalice el año, y debe involucrar a todos los sectores de la sociedad incluyendo al sector privado. Está claro que la prosperidad económica, la seguridad alimentaria y la disponibilidad del agua están en serio riesgo si no invertimos fuertemente en adaptar a nuestro país.
http://www.laprensagrafica.com/2015/09/15/impactos-del-calentamiento-global


-X-
Océanos destruidos, alimentación amenazada
El calentamiento global, la sobrepesca y la destrucción de hábitats marinos están acabando con especies fundamentales para el ser humano. El informe 2015 de la organización WWF advierte a los gobiernos.
16.09.2015
El número de peces claves para la alimentación del ser humano está disminuyendo de manera preocupante en todo el planeta. El informe “Planeta vivo 2015” publicado este 16 de septiembre por la organización WWF alerta de la importancia de estas poblaciones para la seguridad alimentaria de las personas.
Según el documento publicado por la organización ecologista, es probable que las especies esenciales para la pesca comercial y el consecuente suministro de alimentos a escala global estén sufriendo uno de los mayores descensos conocidos. Según WWF, la población de pescados de alto consumo como caballas, bonitos y atunes habría sufrido un descenso del 74 por ciento en los últimos 40 años. El estudio analiza 5.829 poblaciones de 1.234 especies diferentes y, de media, muestra un descenso general de las poblaciones marinas del 49 por ciento en el período 1970-2012.
“Estamos capturando peces de tal manera que podríamos quedarnos sin acceso a una fuente de alimento vital para el hombre. La sobrepesca, la destrucción de los hábitats marinos y el cambio climático tendrán consecuencias nefastas para las comunidades más pobres que dependen del mar”, advierte Marco Lambertini, director de WWF Internacional.
Vegetación marina desaparece
Pero no sólo la fauna está desapareciendo de nuestros mares. Asimismo, el informe recalca el retroceso que han sufrido ecosistemas tan necesarios para la vida como los arrecifes de coral, los manglares o las praderas marinas. Estos núcleos de vegetación acuática, refugio de muchas especies de peces, podrían desaparecer de los océanos antes del año 2050, como consecuencia del cambio climático.
Teniendo en cuenta que más del 25 por ciento de las especies marinas vive en los arrecifes de coral, y de cuyos beneficios económicos, sociales y culturales se benefician cerca de 850 millones de personas, WWF advierte que su desaparición “sería una extinción catastrófica con consecuencias dramáticas”.
“La buena noticia es que existen soluciones y sabemos lo que hay que hacer”, dice Lambertini, y añade: “El océano es un recurso renovable que puede abastecer a las generaciones futuras si abordamos estas presiones de forma efectiva. Debemos aprovechar este conocimiento para apoyar el océano y revertir el daño mientras podamos”.
Soluciones al alcance de la mano
El informe de 2015 pone de manifiesto que aún hay oportunidades de preservar y reconstruir el capital natural marino. Para empezar, WWF urge a consumir de forma responsable y, en el caso de los gobiernos, las empresas y los consumidores, recomienda dar prioridad a la sostenibilidad.
A efectos prácticos, la WWF calcula que por cada dólar invertido en la creación de áreas marinas protegidas se podrían obtener tres en concepto de beneficios producidos por factores como la pesca, las industrias derivadas o la protección de las costas.
Por último, instan a los gobiernos a tratar el tema en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible que, al igual que la Cumbre de París, tendrá lugar durante este mes de septiembre. Y es que, según el documento, los compromisos internacionales actuales no bastan para detener el calentamiento global.
http://www.dw.com/es/oc%C3%A9anos-destruidos-alimentaci%C3%B3n-amenazada/a-18717894


-XI-
Derretimiento del hielo ártico deja pocas esperanzas de recuperación, según expertos
Nuevos datos del Centro Nacional de Información de Nieve y Hielo de EE.UU. indica que durante 2014 se perdió un espacio equivalente a California, Nueva York y Maryland juntos.
16/09/2015
WASHINGTON.- El hielo marino del Ártico se contrajo este mes a su cuarto nivel más bajo registrado, derritiendo las pocas esperanzas de una recuperación, dijeron científicos federales.
El Centro Nacional de Información de Nieve y Hielo anunció el martes que el Ártico registró la semana pasada su mínimo de hielo marino con 4,4 millones de kilómetros cuadrados, 621.600 km cuadrados menos que en 2014. Esa es una diferencia del tamaño de California, Nueva York y Maryland juntos.
"El hielo está disminuyendo con el tiempo, lo que sería de esperarse debido a que el Ártico se está calentando", dijo la científica Julienne Stroeve, investigadora del centro de información.
El hielo marino de verano se ha estado reduciendo desde que se comenzó a realizar mediciones por satélite en 1979. Llegó a un máximo de 7,53 millones de kilómetros cuadrados en 1980 y llegó a un nivel bajo histórico de 3,36 millones de kilómetros cuadrados en 2012. Se recuperó a 5,05 millones de kilómetros cuadrados en 2013 y rondó esa cifra en 2014.
Variaciones en el clima implican que los niveles de hielo marino oscilen un poco año con año, pero Stroeve señaló que existe una tendencia de largo plazo que es más fácil apreciar cuando se ven los promedios de cinco años o más.
Los cinco años entre 1979 y 1983 promediaron 7,14 millones de kilómetros cuadrados durante los niveles mínimos del verano boreal. El promedio de los últimos cinco años es de 4,54 millones de kilómetros cuadrados, lo que representa un descenso de 38% y más de 2,50 millones de kilómetros cuadrados.
Eso significa que no hay recuperación en el hielo marino ártico, a pesar de las afirmaciones de algunos escépticos del cambio climático, dijeron Stroeve y el científico especialista en climatología de la Universidad Estatal de Pensilvania Michael Mann, quien no participó en el equipo de medición del gobierno.
http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2015/09/16/750142/Derretimiento-del-hielo-artico-deja-pocas-esperanzas-de-recuperacion-segun-expertos.html 

Mala noticia para confirmar una realidad anunciada.


-XII-
“La raíz del calentamiento global es la sobrepoblación”: Alan Weisman
17-09-2015
El calentamiento global también se discute en Colombia. Bogotá, del 20 al 23 de septiembre, será la sede del Encuentro de las Américas frente al cambio climático, que tendrá entre sus invitados al periodista y escritor estadounidense Alan Weisman.
El autor de El mundo sin nosotros, en entrevista con EL HERALDO, expuso los argumentos que sustentan la relación entre la natalidad y los problemas  ambientales, ideas que desarrolla en su libro Cuenta atrás.
¿Por qué el aumento de la población determina el cambio climático?
La raíz del calentamiento global es la sobrepoblación porque la humanidad se cuadruplicó en un solo siglo y este es un hecho insostenible. La cultura, la medicina y sobre todo la alimentación moderna ocasionaron que desde  el año 1815 la curva de población aumentara de 1.000 millones a 7 millones en 2011. Si cruzas las gráficas del aumento del dióxido de carbono en la atmósfera con  las cifras históricas de crecimiento demográfico, los datos coinciden. Cada cuadro días estamos agregando, aproximadamente, un millón de personas a la tierra. Eso es más natalidad y menos mortalidad.
¿Por qué la sobrepoblación no es prioridad al abordar el calentamiento global?
La sobrepoblación muchas veces es tabú porque es parte de nuestra naturaleza reproducirnos, cuando alguien nos dice que frenemos la idea nos repele. Este asunto es conflictivo para las religiones y los economistas  que tienden sostener la idea del crecimiento. Aún las ONG  ambientalistas no tocan el tema, pero si lo pensamos bien, si no fuéramos tantos no tendríamos problemas ambientales.
¿Qué se necesita para lograr una estabilidad demográfica?
En países de culturas muy distintas, pobres o ricas, si le das a la mujer la oportunidad de ir a la escuela la tendencia es que ella posponga los embarazos. En todo el mundo, una mujer que ha cursado la secundaria tiene en promedio dos hijos, que se consideran en la demografía la tasa de reemplazo, la población no aumenta.
¿Cómo es el panorama de Latinoamérica y Colombia en esta situación?
México es un ejemplo exitoso, después de tener problemas de sobrepoblación logró estabilizar la natalidad casi a la tasa de reemplazo. De la misma manera lo ha hecho Brasil con programas  de planificación familiar desde los medios de comunicación. En las clases más educadas de Colombia suelen tener dos hijos en promedio y esto es producto de que el país es cada vez más urbano y los espacios tienden a ser más pequeños.
¿Qué opina de los esfuerzos en desarrollo sostenible?
El desarrollo sostenible, implica crecimiento y es una contradicción en términos. Estabilidad sí podemos tener, pero para eso se requiere que en las próximas generaciones planifiquemos con miras a bajar la población. Los resultados se verán en el tiempo.
http://www.elheraldo.co/tendencias/la-raiz-del-calentamiento-global-es-la-sobrepoblacion-alan-weisman-217767

Dice Alan Weisman: “Si no fuéramos tantos no tendríamos problemas ambientales”. Algunos fundamentalistas de la energía actual piensan que una gran guerra sería la solución al disminuir cierta población…


-XIII-
Congresista de EE.UU. boicoteará discurso del Papa sobre cambio climático
El republicano Paul Gosar criticó al líder católico por centrarse en hablar sobre cambio climático en lugar de abordar cómo frenar al "Islam violento".
18 de septiembre del 2015
Un congresista estadounidense dijo que boicoteará el discurso histórico del papa Francisco ante el Congreso la semana que viene, porque el líder católico se centrará en hablar sobre cambio climático en lugar de abordar cómo frenar al "Islam violento". 
El republicano Paul Gosar escribió un artículo de opinión explosivo en el que argumentaba que el pontífice diseminará "temas de conversación socialistas" si habla al Capitolio sobre clima, que el legislador cree que ha estado cambiando desde la creación bíblica del mundo y no necesariamente por la actividad humana. 
"Si el papa se pegara a la teología cristiana estándar, sería el primero de la fila", escribió Gosar, católico, en el sitio católico Town Hall. 
"Si el papa hablara con autoridad moral contra el Islam violento, estaría felicitándolo. Si el papa urgiera a las naciones occidentales a rescatar a los cristianos perseguidos en Oriente Medio, lo apoyaría de todo corazón", añadió. "Pero cuando el papa elige actuar y hablar como un político izquierdista, tiene que esperar ser tratado como uno de ellos". 
Estados Unidos se prepara para recibir a Francisco en Washington el 22 de septiembre, antes de que visite Nueva York y Filadelfia. 
El jefe de la Iglesia católica, de 78 años, avivó el debate en Estados Unidos, particularmente entre los conservadores que han expresado preocupación sobre la intromisión del papa en los asuntos políticos. 
El pontífice atacó a los que adoran al "Dios del dinero", llamó a una revolución ecológica y criticó un sistema económico global injusto que excluye a los pobres. 
Gosar dijo que sería "ridículo" para el papa promocionar una ciencia cuestionable sobre cambio climático como un dogma católico y añadió que si el papa quería dedicar su vida a luchar contra el cambio climático, "puede hacerlo en su tiempo libre". 
"Tengo tanto una obligación moral como una responsabilidad por mi liderazgo de desafiar a los líderes, independientemente de su título, que ignoran la persecución cristiana y no logran aprovechar las oportunidades de abogar por la libertad religiosa y la santidad de la vida humana", dijo Gosar. 
http://www.latercera.com/noticia/mundo/2015/09/678-647820-9-congresista-de-eeuu-boicoteara-discurso-del-papa-sobre-cambio-climatico.shtml

Sin comentario Sr. Congresista fundamentalista.


-XIV-
El cambio climático ya impacta a los países más vulnerables
18 Septiembre 2015
A pocas semanas de la conferencia del clima de París, la Cop 21, viajamos a tres países, Bolivia, Chad y Bangladesh, a través de tres testigos. Nos cuentan como los cambios climáticos afectan concretamente la vida de sus habitantes y están creando conflictos.
Para los expertos sobre el cambio climático el 2050 es una fecha límite y fatal. Pero en el 2015, ya se sienten sus efectos devastadores. Las primeras víctimas son los más vulnerables. En esta ocasión viajaremos de Bolivia, al Chad en África central y de ahí hasta Bangladesh en el sub-continente hindú. Para sus poblaciones el cambio climático es concreto y amenaza lo más fundamental: la seguridad alimenticia y el acceso al agua.
Bolivia cuenta con población 10 millones de habitantes, con una superficie de más de un millón de kilómetros cuadrados y un paisaje muy diverso. “Tenemos una parte de nuestro territorio vinculado a todo lo que es la cultura andino, las montañas, el altiplano, tenemos los valles interandinos y todas la regiones amazónicas. Y es en toda su diversidad que el país está sufriendo los impactos del cambio climático con el derretimiento de los glaciares, con muy fuertes inundaciones. El año 2014 ha sido un año negro en cuanto a inundaciones. Al mismo tiempo estamos viviendo situaciones de sequía que afecta la producción alimenticia”, cuenta Elizabeth Peredo, psicóloga social, autora y activista está a cargo del Observatorio boliviano del cambio climático.
La pobreza acentuada por el cambio climático
Si bien Bolivia es el país latinoamericano con la mayor reducción relativa de pobreza. Allí también se cifra el mayor aumento de población vulnerable. Es justamente esta población la más expuesta, según lo cuenta la experta: “La gente más pobre es la que está sufriendo. Una persona que tiene recursos sencillamente se muda del lugar afectado. Pero los más pobres están condenados a quedarse en esas regiones de pobreza o a veces a trasladarse a pueblos cercanos. Lo que ocurre frecuentemente es que se trasladan a las ciudades a aumentar todas las cadenas de pobreza que existen en nuestro país. Ya los impactos del cambio climático están significando un costo para el propio estado”.
Efectivamente, un estudio realizado por la Comisión Económica para América Latina, la CEPAL, advierte que los impactos directos del cambio climático hasta finales de este siglo en Bolivia generarán pérdidas económicas acumuladas de entre 36.822 y 81.219 millones de dólares en el periodo 2010-2100. Es decir una importante fracción del presupuesto del país.
Para enfrentar este desafío, el presidente boliviano, Evo Morales “ha atendido en parte del problema con programas enfocados en la agricultura”, comenta Peredo. “Pero no es suficiente porque la magnitud del daño es mayor de lo que se espera. La rapidez con la que se está dando el agravamiento de este tipo de impactos también es algo que no se esperaba antes.”
El instituto observa como la perdida de los glaciares afecta a los sistemas de distribución de agua de las ciudades que dependen en un 15 o 20% de estos glaciares para obtener agua potable. “Nuestros países podrían gastar entre el 3% y el 6% de nuestro Producto Interno Bruto solamente para atender emergencias sin contar con programas de adaptación ni programas de mitigación que son también fundamentalmente necesarios”, se alarme Elizabeth Peredo. Para amenguar las consecuencias de la desregulación climática, aboga sin rodeos por un cambio de civilización. Pero antes de darle la espalda al extractivismo y en sí a la economía liberal, hay que comenzar, según ella por tomar en cuenta a los que conocen el terreno para encontrar soluciones y ante todo a las mujeres, las más vulnerables. “Cuando hay un desastre natural, son las últimas que se quedan y a veces lo pagan con su vida”.
Bolivia, una fotografía de América latina
En Bolivia se aglomeran mucho de las problemáticas que afectan a toda la región. Una región que es indispensable a la estabilidad climática de todo el planeta. Según las cifras proporcionadas por la ONU, las reservas de terreno cultivable más grandes del mundo se concentran en América Latina y el Caribe, con 576 millones de hectáreas, cifra que equivale, aproximadamente, al 30% de su territorio. El 47% de la superficie regional está cubierta de bosques.
El 92% del bosque regional se encuentra en Sudamérica, principalmente en Brasil y Perú. Estos dos países junto con Colombia, Ecuador, México y Venezuela albergan entre un 60 y un 70% de todas las formas de vida del planeta.
En el Chad la sequía va de la mano con los conflictos
De la diversidad de paisajes bolivianos a los extremos del Tchad. Este país de 12, 8 millones de habitantes y una superficie de más de 1 millón de kilómetros cuadrados desde hace muchos años tiene que adaptarse a estaciones muy secas y a una difícil estación húmeda. Pero desde hace varios años la sequía es cada vez más severa y las inundaciones arrasan con todo.
En ese país las comunidades nómadas han aprendido a domar el vasto territorio desplazándose con su ganado en función de las contingencias.
Hindou Oumarou Ibrahim forma parte de esas comunidades. Coordinadora de la asociación de mujeres peul del Tchad observa en su propio patio trasero los efectos las consecuencias de la desregulación climática que van más allá de la desertificación: “El cambio climático engendra crisis, crisis en el medio ambiente claro, pero también humanitaria que desestabiliza las sociedades. Si las sociedades se desestabilizan crea conflictos intercomunitarios que se enfocan en la gestión de los recursos naturales y también en el acceso a esos recursos como el agua y los pastizales. El conflicto entre cultivadores y ganaderos en la franja del Sahel. Y esto claro desestructura a las familias porque los hombres tienen que abandonarlas, salir de sus comunidades para ir a buscar trabajo muy lejos para satisfacer las necesidades de su comunidad. Las mujeres se quedan entonces. Si no pueden enviar a sus familias recursos, se quedan lejos. Eso genera conflictos para las mujeres que se quedan y por saturación ahí dónde los hombres se fueron".
En ese territorio explosivo prospera el grupo terrorista Boko Haram. El mismo que secuestró a decenas de adolescentes en Shibok. La historia de esta organización se desarrolla ante todo en el norte de Nigeria y alrededor del lago Tchad. Este lago esta repartido entre cinco países, entre ellos se encuentra el Tchad claro está. Más de 30 millones de personas dependen de este lago.
De Bangladesh vendrán los refugiados climáticos
Nuestra última escala nos lleva a Bangladesh, ubicado en el subcontinente hindú. Toda la costa de este pequeño país asiático está constantemente amenazada por los ciclones. Por su geografía y localización, es un país de facto extremadamente expuesto al cambio climático. Alerta, ya en 1998, Runa Khan fundó la organización Friendship en la capital Dacca. Desde entonces, monitorea los cambios: “El cambio climático es una realidad para nosotros. Y lo peor de sus efectos es la impredecibilidad en nuestro país. La población es pobre. Bangladesh es el país de los 1000 ríos, es muy pequeño y tiene más de 120 millones de habitantes, 40% del país está bajo el agua. ¿Dónde va a ir toda esta gente? Cuando tienes una inundación que sucede una vez al año te adaptas. Cuando se inunda tres o cuatro veces al año lo pierdes todo. Lo mismo sucede con los ciclones. La gente que paga el precio más alto es la más pobre y tiene que desplazarse. Por ahora van a las ciudades, a los pueblos o a la aldea más cercana. Pero mañana cuando no haya más alternativa es ahí cuando el cambio climático es también la realidad de los países desarrollados”.
Para evitar este éxodo masivo la organización de Runa Kan ayuda a la población a adaptarse haciendo escuelas y hospitales portátiles. Friendship también apoya psicológicamente a todos aquellos que tienen que ser muy móviles para sobrevivir.
Pero esto no basta. Ya sea Bolivia, Chad o Bangladesh, todos los países pobres y vulnerables piden que en la crucial conferencia sobre el clima de diciembre de París, la Cop 21, los países desarrollados no los olviden.
Argumentan que una asistencia financiera sustanciosa es capital para que esos países se doten de planes de adaptación y de resistencia a los efectos del cambio climático que para muchos ya no son un mito.
http://www.espanol.rfi.fr/ciencia/20150918-el-cambio-climatico-ya-impacta-los-paises-mas-vulnerables


-XV-
Cambio climático: El monstruo que llegó para quedarse
20 de septiembre de 2015
Se advirtió insistentemente por años: el peor monstruo imaginado por el humano estaba en camino. Pero como es usual en nuestra especie, cualquier verdad que incomoda y molesta, se ignora hasta las últimas consecuencias.
Hasta hoy, cuando las evidencias gritan que la leyenda se convirtió en realidad y que las peores predicciones de lo que sería esta bestia sin garras, sin dientes y sin escrúpulos se están cumpliendo… y mucho más rápido de lo que se esperaba.
En palabras digeribles, creamos un monstruo y lo dejamos libre. Algunos lo conocen como “cambio climático” y llegó para quedarse.
En palabras técnicas, la actividad humana, particularmente la quema de combustibles fósiles, ha liberado cantidades de gases efecto invernadero como dióxido de carbono (CO2) suficientes para aumentar la temperatura de la tierra a niveles críticos y alterar catastróficamente el clima.
Ya no hace falta ser expertos para notar que los eventos climáticos extremos golpean cada vez más fuerte; basta con leer los diarios de los últimos dos años: “Más de 3.000 muertos en India y Pakistán por ola de calor /julio de 2015: el mes más caliente de la historia”, “¡Un infierno! Irán registra temperaturas de 75 °C/agosto de 2015”, “Nueva York sufre el frío más intenso desde hace 118 años (enero de 2014)”, “Las olas se comen un paraíso en Costa Rica (en el Parque Nacional Cahuita la línea costera se ha movido 50 metros tierra adentro por el aumento en el nivel del mar (febrero de 2015)”.
Se dice que los historiadores podrían ver el 2015 como el año cuando el mayor reto al que se ha enfrentado la humanidad decidió empezar a mostrar su verdadera furia. Y esta vez sin compasión alguna.
Especialistas como Rajendra Pachauri, expresidente el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) aseguran que aún hay margen de acción para hacerle frente, pero la transformación es más urgente que nunca. “No nos queda mucho tiempo antes de que la ventana de la oportunidad se cierre”.
Rumbo dantesco
Imágenes que podrían ser sacadas de alguna película apocalíptica hollywoodense llenaron las portadas de los diarios días atrás cuando por primera vez en la historia tres huracanes magnitud cuatro se formaron simultáneamente en el Océano Pacífico. Kilo, Jimena e Ignacio son los nombres de los protagonistas que estuvieron a un grado de alcanzar la magnitud máxima en la escala para la medición de huracanes.
Al responsable le llaman “El Niño”, aunque de niño no tiene nada. Este fenómeno climático, que se pronostica como el más fuerte de los últimos 100 años, llegó con las peores intenciones y apenas nos ha mostrado solo el comienzo.
Según Rupa Kumar Kolli, Jefe de Servicios Climáticos de la Organización Meteorológica Mundial (OMM), “la mayoría de los modelos de pronósticos climáticos internacionales sugieren que ‘El Niño’ de 2015 y 2016 se va a intensificar a final de año. El pico más alto, esperado entre octubre y enero, podría situarse entre los cuatro Niños más fuertes desde 1950”.
Comienza cuando las aguas superficiales del Pacífico ecuatorial se vuelven más calientes que lo normal, lo que provoca inundaciones o sequías en América Latina, Asia, Oceanía y África. Costa Rica no es la excepción.
Stephanie Williams, residente de Los Ángeles se refresca con un ventilador eléctrico debido a las altas temperaturas.
El Instituto Meteorológico Nacional anunció que San José está experimentando la peor sequía en 114 años. Es decir, la última vez que tuvimos tan poca agua fue 14 años  antes de que iniciara la Primera Guerra Mundial y 38 años antes del comienzo de la Segunda.
Debido a El Niño, intensificado por el cambio en el clima, el faltante de lluvias es tan grave que en agosto solamente se registraron dos aguaceros en la capital. El déficit de lluvias en el Valle Central alcanzó el 40% y se han registrado temperaturas hasta cuatro grados más altas de lo normal. Para junio de este año, el gobierno había invertido más de ¢5.000 millones en Guanacaste, la provincia más violentamente impactada de nuestro país.
El agua agoniza
Cuando de falta de agua se trata, la primera imagen que se venía a la mente de cualquiera, años atrás, era la de algún niño africano cargando baldes en sus espaldas descubiertas, o de tierras áridas en algún desierto lejano, no de California, el estado más poblado de Estados Unidos que está sufriendo la peor sequía de su historia.
En enero, la NASA (Agencia espacial estadounidense) advirtió que el agua potable almacenada de este estado tiene los días contados. Y con días contados quisieron decir que habrá agua para solo un año más.
Un mes atrás, más de 9 mil bomberos lucharon contra unos 20 incendios activos simultáneamente y que causaron la muerte de Dave Ruhl, uno de ellos. “La grave sequía y el clima extremo han convertido a gran parte del estado en un polvolrín”, afirmó el gobernador en un comunicado.
“No se necesita un doctorado para darse cuenta de que el mundo está cambiando. Solo se necesita poner atención”, comentaba John Kerry, Secretario de Estado de los Estados Unidos en Lima el diciembre anterior en la Cumbre del Clima (COP20). “Trece de los años más calientes registrados han ocurrido desde el 2000, con este año, nuevamente, encaminado a ser el año más caliente de todos. Estamos acostumbrándonos a que cada año que pasa sea el año más caliente”.
Y como por la víspera se saca el día, Kerry no se equivocó. El 2014 fue el año más caliente registrado y el 2015 amenaza ya con quitarle el trono.
El pasado mes de julio fue el mes con temperaturas más elevadas desde que se tienen registros, según datos de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica de Estados Unidos.
Aunque a Willis Haviland, creador del aire acondicionado, le debemos salvarnos en incontables ocasiones por bochornos insoportables, lo cierto es que el tema va más allá de sudar o no. Días atrás, la NASA lanzó una de las graves alertas que nadie quería oír: el aumento en el nivel del mar causado por el derretimiento de los polos está avanzando a un ritmo preocupantemente acelerado.
Ciudades en vilo
El hecho de que National Geographic haya tenido que cambiar hace un mes su mapamundi por los efectos del cambio en el clima en el Ártico es solo el principio. Según la NASA, es inevitable que el nivel del mar se incremente un metro los próximos 100 o 200 años, condenando al riesgo de desaparecer a grandes ciudades como Florida, Tokio y Singapur.
Islas en el Pacífico como las Islas Marshall podrían dejar de existir en un futuro cercano y, en nuestro país, la alerta está puesta en Puntarenas.
“Nuestra evaluación concluye que la atmósfera y el océano se han calentado, los volúmenes de nieve y hielo han disminuido, el nivel del mar se ha elevado y las concentraciones de dióxido de carbono han aumentado hasta niveles sin precedentes desde hace, por lo menos, 800.000 años”, decía Thomas Stocker, copresidente del Grupo de trabajo I del IPCC en la presentación de su último informe.
¿Está todo perdido?
Al ritmo al que vamos, la temperatura alcanzaría por lo menos 4°C para el año 2100 y potencialmente superaría los 8°C para el 2200 si las emisiones de dióxido de carbono no se reducen. Para entenderlo mejor, la frase “estamos fritos” dejaría de ser usada en sentido figurado.
Pero ¿estará ya todo perdido? ¿Debemos abandonar toda la esperanza que nos queda? Algunos especialistas aseguran que queda mucho por hacer y todavía no es demasiado tarde. Uno de ellos, Ricardo Radulovich, director de la Escuela de Ingeniería Agrícola de la Universidad de Costa Rica, asegura que la palabra clave es “adaptación”.
“Hay que estar preparados para los problemas que se van a ir dando: va a haber más sequías y tenemos que preparar la agricultura para no afectarla, va a haber más inundaciones y más lluvias fuertes, un aumento en el riesgo de desastres naturales y más problemas de salud”, afirmó Radulovich, quien a su vez es el coordinador del proyecto “Promoviendo la adaptación al cambio climático en y desde la Universidad de Costa Rica”.
Mónica Araya, economista especializada en cambio climático y directora de la organización Costa Rica Limpia asegura que en la sociedad actual, la historia sobre cambio climático que siempre se escucha es blanca o negra. “Tenemos que tener muy claro que así como está contada la historia es muy natural que la gente piense que no tiene un rol que jugar. Hay que ir haciendo un giro para que entendamos por qué es todo lo contrario. Solo si todos jugamos un rol vamos a poder sacar esto adelante”, afirmó.
El año pasado, una de las familias más poderosas y que crearon su imperio a base de petróleo, los Rockefeller, sorprendieron al mundo con un inesperado anuncio: abandonarían sus inversiones en petróleo y combustibles fósiles (activos valoradas en $50 mil millones) para reinvertirlas en energía limpia y renovable.
“Hay un imperativo moral para preservar la salud del planeta”, dijo a The New York Times Valerie Rockefeller Wayne, tataranieta del magnate del petróleo John D. Rockefeller, y miembro del consejo de la fundación de beneficencia de la familia.
Un importante hito que marcó un antes y un después se dio el año pasado en Nueva York, cuando más de 400 mil personas tomaron las calles para decir : “¡Ya basta!” en la mayor marcha ciudadana contra el cambio climático hasta ahora vista.
“Hoy marcho porque quiero contemplar un futuro más brillante . Nos hemos destruido a nosotros mismos. Hemos destruido nuestra salud y estoy aquí porque nuestros líderes políticos nos han fallado”, dijo en la conferencia de prensa previa Stanley Sturgill, un minero jubilado de Kentucky que ahora sufre de enfermedades pulmonares por acumulación de polvo de carbón. “Juntos podemos construir un futuro brillante”.
Por otra parte, ciudadanos holandeses marcaron un gol sin precedentes este año cuando un tribunal de La Haya declaró ilegal la política climática del Gobierno holandés y ordenó una reducción de las emisiones de CO2 en un 25% en los próximos cinco años con respecto a los niveles de 1990. Esta sentencia se dio después de que 900 activistas de la organización Urgenda demandaran al Gobierno al considerar que no estaban haciendo lo suficiente para evitar el cambio en el clima.
“Especialmente, en los últimos 12 meses hemos visto el nacimiento del cambio climático como un tema de la sociedad, ya no como un tema técnico de científicos o de los gobiernos en las Naciones Unidas”, afirma Mónica Araya y agrega: “Hay un giro que nos favorece sobre todo en países como Costa Rica, donde empezamos a entender que lo climático ya se queda corto como tema ambiental, ya que en el fondo es un tema de desarrollo”.
¿Qué dice el mundo?
“Es hora de que reconozcamos el cambio climático como lo que es: un crimen colectivo de lesa humanidad”. Estas son las contundentes declaraciones de Christiana Figueres, la tica que encabeza la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático.
La humanidad está lidiando con el mayor reto al que se ha enfrentado y líderes mundiales no esperaron para hacer el llamado a la acción, antes de que sea demasiado tarde. “El tiempo se agota y la factura a pagar será más cara”, decía Ban Ki Moon, secretario ejecutivo de la ONU en la Conferencia de Cambio Climático en Lima, en diciembre del 2014.
Los ojos del mundo estarán puestos en París en diciembre próximo, cuando líderes de todos los países del mundo firmarán el mayor acuerdo climático. Millones de vidas estarán en manos de las decisiones políticas que se tomen –o no– durante las negociaciones de la COP21. ¿El objetivo? Lograr que los países traigan sus contribuciones climáticas nacionales (o INDC’s) autoimpuestas y armar un acuerdo para poder vigilar su cumplimiento.
Estas contribuciones buscan que la temperatura global no aumente en más de 2° centígrados con respecto a la temperatura previa a la Revolución Industrial, ya que de ser así, las consecuencias serán incontrolables, al punto de comprometer la existencia de la especie humana en la Tierra y la de millones de organismos con los que compartimos el planeta.
Hasta el momento, ese aumento se encuentra en 0,85°, según el quinto Informe de Evaluación del IPCC. Sin embargo, decía Rajendra Pachauri que tenemos los medios para limitar el cambio del clima. “Todo lo que necesitamos es voluntad de cambio, y confiamos en que esa voluntad esté motivada por el conocimiento y la comprensión de la ciencia”.
El máximo líder de la Iglesia Católica, el Papa Francisco, también rompió con la tradición para hacer lo que nunca se había hecho: emitir el primer texto religioso que insta a todos los fieles, políticos y ciudadanos del mundo a realizar el urgente cambio que evite las peores consecuencias del llamado “gran suicidio colectivo”.
“Muchos de aquellos que tienen más recursos y poder económico o político parecen concentrarse sobre todo en enmascarar los problemas o en ocultar los síntomas (…). Por eso se ha vuelto urgente e imperioso el desarrollo de políticas para que en los próximos años la emisión de anhídrido carbónico y de otros gases altamente contaminantes sea reducida drásticamente, por ejemplo, reemplazando la utilización de combustibles fósiles y desarrollando fuentes de energía renovable”, afirmó el Pontífice en la encíclica Laudato Sí .
Para el director del programa de adaptación de la UCR, la transformación depende de todos, no solo de lo que se negocie en paneles mundiales, ya que el clima no negocia. “Toda la vida me ha perturbado la manera que tenemos de ver el mundo de que todo es ‘según Dios quiera’. Parte del subdesarrollo se debe a esa actitud de que nos sometemos y hay una aceptación”, dice.
“La adaptación al cambio climático en general viene a ser como todo: un reto. Uno lo podría ver como una bendición o una maldición pero mejor veámoslo como un reto”, comenta Radulovich, quien lo define como dejar de ser como una hoja al viento y plantea una propuesta: “Tomemos la vida entre nuestras manos”.
http://www.nacion.com/vivir/Cambio-climatico-monstruo-llego-quedarse_0_1513248677.html

Destaco la sabiduría del articulista al señalar en el encabezado:
“Se advirtió insistentemente por años: el peor monstruo imaginado por el humano estaba en camino. Pero como es usual en nuestra especie, cualquier verdad que incomoda y molesta, se ignora hasta las últimas consecuencias”.


-XVI-
Agencias Espaciales emiten 'Declaratoria de México' contra el cambio climático
20. Sep. 2015
Los jefes de Agencias Espaciales de todo el mundo emitieron la "Declaratoria de México" donde se comprometieron a sumar esfuerzos en contra del cambio climático con la ciencia y tecnología espacial de sus respectivas naciones.
El documento se dio a conocer durante la clausura de los trabajos de la "Cumbre de Jefes de Agencias Espaciales", que se realizó por primera vez en su historia en México.
Los acuerdos logrados para esta Declaratoria se presentarán como una postura unificada de la comunidad espacial global en la reunión internacional de la Conferencia de las Partes sobre cambio climático (COP21) a celebrarse en noviembre y diciembre en París, Francia.
La Declaratoria busca divulgar también el hecho científico de que de las 50 Variables Climáticas Esenciales (ECV) para combatir el cambio climático, definidos por el Sistema de Observación del Clima Global (SMOC), 26 sólo pueden ser medidas y controladas desde el espacio.
Para ello, informaron, los satélites son herramientas únicas que nos permiten obtener los datos necesarios para desarrollar modelos climáticos, que garantizan monitoreos globales, precisos y multiparamétricos, a fin de medir el nivel del mar y el calentamiento global de la atmósfera, dos de las más graves consecuencias del cambio climático.
El espacio, señalaron, ha probado ser un valioso aliado en la predicción y gestión de desastres naturales, que son otras de las mayores consecuencias del cambio climático, muestra de ello mecanismos como la "Carta Internacional del Espacio y Desastres Naturales", acuerdo al que se han sumado quince Agencias Espaciales.
Explicaron que con dicho mecanismo, se da acceso prioritario a información de satélites de todo el mundo a países azotados por desastres naturales, protocolo que ha sido activado más de 400 veces desde el año 2000, y confiaron que en el futuro, los sistemas satelitales también podrán ofrecer su apoyo en alertas tempranas para tsunamis y terremotos.
Javier Mendieta Jiménez, director general de la Agencia Espacial Mexicana (AEM), dijo que la "Declaratoria de México" es resultado de los esfuerzos de las Agencias Espaciales del mundo, que al reunirse en nuestro país reconocieron su vocación generosa y solidaria, y por ello ser lugar ideal donde se lograran los acuerdos para unir sus esfuerzos en beneficio de la humanidad.
'Se confirma una vez más que la cooperación internacional y la combinación de los recursos de los países en un frente común son nuestros mejores aliados en la búsqueda de frenar los efectos del cambio climático, que ha causado el aumento en frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos y desastres naturales en los últimos años'.
Agregó que con esto se amplían posibilidades para México en materia de gestión de desastres, para redoblar esfuerzos en contar con información en tiempo real a fin de aumentar la seguridad de los mexicanos en situaciones de inminente peligro, ahora mediante acceso humanitario a sistemas satelitales de todo el mundo, y de lo que se podrá informar oportunamente tras la celebración de la COP21.
En la "Declaratoria de México" estuvieron presentes los representantes de las agencias espaciales de Estados Unidos (NASA), Europa (ESA), Reino Unido (UKSA), Japón (JAXA), India (ISRO), Alemania (DLR), Corea (KARI), entre otras de las 24 naciones reunidas  en nuestro país por la convocatoria de la Academia Internacional de Astronáutica (IAA), máxima autoridad global en la materia espacial.
http://noticieros.televisa.com/mexico/1509/jefes-agencias-espaciales-emiten-declaratoria-mexico-cambio-clim/


-XVII-
Las proyecciones no cumplidas sobre el cambio climático
No todos los pronósticos que ha entregado el IPCC se han cumplido al pie de la letra, lo que ha sido tomado por los negacionistas para desacreditarlo. Estos errores tienen una explicación científica.
20 de  septiembre 2015
Cuando  se habla de cambio climático, la población se divide entre quienes sostienen que estamos viviendo el fenómeno y otros que lo niegan. Pero cuando se trata de la comunidad científica, el 97% de las investigaciones ligadas al clima y las ciencias atmosféricas indican que el fenómeno existe, es causado por el aumento de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) liberadas por el hombre, y proyectan que hacia mediados y fines de este siglo, las condiciones climáticas en distintas zonas del mundo cambiarán.
Sin embargo, quienes apoyan al 3% contrario hacen igual o más ruido que la mayoría, generalmente financiados por grandes industrias, según han denunciado ONG como Greenpeace. Organizaciones como Heartland o Cato Institute, además del blog Climate Depot, se han encargado de difundir lo que llaman fallas en las proyecciones sobre el fenómeno, entre ellas, la ralentización en el ritmo del aumento de la temperatura, que no ha sido de 0,2 °C por década en los últimos 15 años, como se había proyectado, fenómeno conocido como “hiato”.
Pronósticos
En 2007, el cuarto reporte del Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), indicó que en los siguientes veinte años, se esperaba un calentamiento de cerca de 0,2 °C por década, proyectado según crecieran las emisiones de GEI. “Incluso si las concentraciones de gases de efecto invernadero y aerosoles han sido mantenidas constantes a los niveles del año 2000, se esperaría un calentamiento superior a 0,1 °C por década”, dice el documento.
No obstante, para el siguiente reporte, en 2013, el Panel señaló que la temperatura del planeta subió 0,05 °C por década en el periodo 1998-2012.
Michael Oppenheimer, profesor de geociencias de la U. de Princeton, dice a La Tercera que los 0,2 °C por década ocurrieron por un periodo. “Entonces una ralentización podría (o no) haber ocurrido. El llamado, más bien, controversial hiato”, indica (ver recuadro).
¿Sequías en los 90?
En 1990, Oppenheimer dijo que para 1995 el efecto invernadero desolaría las zonas centrales de América del Norte y Eurasia con horribles sequías, causando la pérdida de cosechas y disturbios por alimentos, entre otras situaciones. Su opinión, parte del libro Dead Heat, es una de las que los negacionistas utilizan para desacreditar las proyecciones.
Oppenheimer aclara ahora que ese extracto era una predicción, no una proyección. “Fue descrito como ‘ficticio’, una de muchas posibles consecuencias del cambio climático, diseñadas para ilustrar las posibilidades. El libro, escrito por mí y Robert Boyle, dice específicamente esto y afirma que cada uno de estos elementos individuales puede suceder en algún momento en el futuro. Vale la pena señalar que gran parte de lo que se presentó en el libro en el escenario ficticio ya ha sucedido, otras no, y muchas cosas que nunca imaginamos que sucederían, de hecho, ya han sucedido. Si hay algo fuera de la base de la línea de la historia son las fechas, no los tipos de ocurrencias”, dice.
“Los impactos del cambio climático están ocurriendo todo el tiempo”, agrega Dennis Hartmann, investigador de la U. de Washington y también parte del panel. La tasa de declinación del hielo en el Ártico, por ejemplo, ha sido más rápida que lo predicho. “Los ecosistemas se están moviendo, el nivel del mar está subiendo. Está sucediendo. Las predicciones del cambio climático siempre han proyectado posibilidades menores, moderadas y extremas. Que una posibilidad extrema no haya ocurrido aún no significa que el calentamiento global inducido por el hombre no esté sucediendo, y que aún sea posible que esos eventos extremos vayan a suceder”, plantea.
Nuevo pacto global
En 2007, el entonces líder del IPCC, Rajendra Pachauri, señaló que lo que se hiciera en los siguientes dos a tres años determinaría el futuro del planeta. “Este el momento de la definición” y “si no hay acción antes de 2012, entonces es demasiado tarde”, estuvieron entre sus frases.
Pero los líderes del mundo aún no se ponen de acuerdo en un protocolo para bajar las emisiones, a pesar de que frases similares sobre plazos han aparecido previas a sus reuniones. En 2009, Gordon Brown, ex Primer Ministro británico, dijo que los líderes mundiales contaban con 50 días para salvar la Tierra del calentamiento global. 
A fin de año, en París, esos líderes se reunirán nuevamente para acordar un nuevo pacto que frene las emisiones de CO2, que siguen al alza. ¿Es tarde para hacer algo? Hartmann, dice que no, pero que hay que apurarse.
Uno de los escenarios de disminución de emisiones propuestos por el IPCC (el RCP 2.5) mantendría el calentamiento bajo los 2 °C, fijado como límite para evitar catástrofes mayores.
“Para ello sería necesario una rápida reducción de las emisiones de CO2, y el proceso de negociación internacional está lejos de hacer eso, así que parece que nos dirigimos hacia un mayor calentamiento”, sostiene el científico. 
Cuanto más tardemos, más difícil es mantener el calentamiento bajo un umbral fijo. “Una de las razones por las que 2 ?C fue elegido como ‘peligroso’ es que los glaciólogos creen que con un nivel de calentamiento superior, la capa de hielo de Groenlandia probablemente se derretiría en los próximos cien años. El derretimiento elevaría el nivel del mar por alrededor de siete metros. Pero hay muchas otras cosas perturbadoras que comienzan a suceder cuando el calentamiento supera los 2 °C”, concluye Hartmann.
http://www.latercera.com/noticia/tendencias/2015/09/659-647976-9-las-proyecciones-no-cumplidas-sobre-el-cambio-climatico.shtml

Una muestra del poder de la industria mundial de la energía al señalar el articulista que:
Cuando  se habla de cambio climático, la población se divide entre quienes sostienen que estamos viviendo el fenómeno y otros que lo niegan. Pero cuando se trata de la comunidad científica, el 97% de las investigaciones ligadas al clima y las ciencias atmosféricas indican que el fenómeno existe, es causado por el aumento de emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) liberadas por el hombre, y proyectan que hacia mediados y fines de este siglo, las condiciones climáticas en distintas zonas del mundo cambiarán. Sin embargo, quienes apoyan al 3% contrario hacen igual o más ruido que la mayoría, generalmente financiados por grandes industrias.


El efecto económico del cambio climático



Leer más:  El efecto económico del cambio climático - elEconomista.es  http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7015583/09/15/Efecto-economico-del-cambio-climatico.html#Kku87nYuYOnLiiSa


-XVIII-
El efecto económico del cambio climático
21/09/2015
Por Bill Gates (Co-fundador y dueño de la gran empresa Microsoft)


Hace unos años Melinda y yo visitamos a un grupo de cultivadores de arroz en Bihar (India), una de las regiones del país más propensas a padecer inundaciones. Todos ellos eran extremadamente pobres y dependían del arroz que cultivaban para alimentar y mantener a su familia. Todos los años, cuando llegaban las lluvias de los monzones, los ríos experimentaban una crecida y amenazaban con inundar sus explotaciones y arruinar sus cosechas.
Aun así, estaban dispuestos a apostarlo todo a la posibilidad de que su explotación se librara. Era una apuesta que con frecuencia perdían. Con las cosechas arruinadas, huían a las ciudades en busca de chapuzas para alimentar a sus familias. Sin embargo, al año siguiente regresaban -con frecuencia más pobres que cuando se habían marchado- listos para volver a plantar.
Nuestra visita fue un poderoso recordatorio de que los agricultores más pobres del mundo viven en la cuerda floja y sin redes de seguridad. No tienen acceso a semillas mejoradas, fertilizantes, sistemas de riego y otras tecnologías beneficiosas, como los agricultores de los países ricos, y tampoco tienen aseguradas sus cosechas para protegerse contra las pérdidas. Un solo golpe de mala suerte -una sequía, una inundación o una enfermedad- es suficiente para hacerlos caer más profundamente en la pobreza y el hambre.
Ahora el cambio climático va a sumar una nueva clase de riesgo a su vida. El aumento de las temperaturas en los próximos decenios provocará importantes perturbaciones en la agricultura, en particular en las zonas tropicales. Los cultivos no crecerán por culpa de la escasez de agua o del exceso. Con un clima más caluroso, las plagas prosperarán y destruirán cosechas.
También los agricultores de países más ricos experimentarán cambios, pero cuentan con los instrumentos y los apoyos para gestionar esos riesgos. Los agricultores más pobres del mundo acuden al trabajo todos los días, y en la mayoría de los casos con las manos vacías. Esa es la razón por la que, de todos los que padecerán las consecuencias del cambio climático, ellos son los que probablemente sufrirán más. Los agricultores pobres sentirán las duras consecuencias de esos cambios precisamente cuando el mundo necesitará su ayuda para alimentar a una población en aumento. Se espera que de aquí a 2050 la demanda mundial de alimentos aumente un 60%. La disminución de las cosechas pondría en jaque el sistema mundial de alimentos, aumentaría el hambre y erosionaría los avances logrados en el último medio siglo en la lucha contra la pobreza.
Soy optimista, en el sentido de que, si actuamos ahora, podemos evitar las peores repercusiones del cambio climático y alimentar al mundo. Hay una necesidad apremiante de que los gobiernos inviertan en nuevas innovaciones en materia de energía limpia, reduzcan espectacularmente las emisiones de gases causantes del efecto de invernadero y frenen las altas temperaturas.
Al mismo tiempo, debemos reconocer que ya es demasiado tarde para detener todos los efectos de unas temperaturas más altas. Aun cuando el mundo descubriera la semana que viene una fuente de energía limpia y barata, haría falta tiempo para abandonar los hábitos de utilización de los combustibles fósiles y pasar a un futuro sin carbono. Esa es la razón por la que reviste importancia decisiva que el mundo invierta en medidas encaminadas a ayudar a los más pobres a adaptarse. Muchos de los instrumentos que necesitarán son totalmente básicos, cosas que necesitan, en cualquier caso, para producir más alimentos y obtener más ingresos: acceso a la financiación, semillas mejores, fertilizantes, capacitación y acceso a los mercados.
Otros instrumentos son nuevos y están adaptados a las necesidades impuestas por un clima cambiante. La Fundación Gates y sus socios han cooperado para crear nuevas variedades de semillas que crezcan incluso en épocas de sequía o inundaciones. Los cultivadores de arroz que conocí en Bihar, por ejemplo, están cultivando ahora una nueva variedad de arroz -apodado arroz "submarinista"- que tolera las inundaciones y puede sobrevivir dos semanas bajo el agua. Ya están preparados para el caso de que los cambios de las tendencias climáticas provoquen más inundaciones en su región. Se están creando otras variedades de arroz que pueden resistir sequías, calor, frío y problemas del suelo, como la contaminación salina.
Todas esas medidas pueden transformar vidas. Es muy común ver a esos agricultores duplicar o triplicar sus cosechas y sus ingresos cuando tienen acceso a los avances que los agricultores del mundo rico dan por sentados. Esa nueva prosperidad les permite mejorar su dieta, invertir en sus explotaciones y enviar a sus hijos a la escuela. Además, gracias a ella su vida no pende de un hilo, lo que les infunde sensación de seguridad.
También habrá amenazas del cambio climático que no podamos prever. Para estar preparado, el mundo debe acelerar las investigaciones sobre semillas y apoyos para los pequeños agricultores. Una de las innovaciones más apasionantes para ayudar a los agricultores es la tecnología de los satélites. En África, los investigadores están utilizando imágenes por satélite para confeccionar mapas detallados de los suelos, que pueden informar a los agricultores sobre las variedades más apropiadas para su tierra. Aun así, una semilla mejor o una nueva tecnología no pueden transformar la vida de familias de agricultores hasta que no lleguen a sus manos.
En la carta anual de este año, Melinda y yo apostamos por que África podrá alimentarse en los quince próximos años. Aun con los riesgos del cambio climático, es una apuesta que mantengo. Sí, los agricultores pobres lo tienen difícil. Sus vidas son rompecabezas con muchas piezas que colocar correctamente: desde plantar las semillas adecuadas y utilizar el fertilizante correcto, hasta obtener capacitación y disponer de un lugar donde vender su cosecha. Si una sola pieza falla, su vida puede venirse abajo.
Yo sé que el mundo tiene lo que hace falta para contribuir a colocar las piezas en su lugar a fin de afrontar las amenazas a las que están expuestos actualmente, y que las afrontarán en el futuro. Lo más importante es que sé que los agricultores también lo tienen.
http://www.eleconomista.es/firmas/noticias/7015583/09/15/Efecto-economico-del-cambio-climatico.html#.Kku8ixu88D23JQ1


"Demand Climate Action"
(Petición de Acción climática)


-XIX-
'No queremos un mundo invivible y estamos a tiempo de evitarlo'
21/09/2015
ENTREVISTA
David King, 'embajador' británico para el cambio climático
David King fue profesor emérito de Física Química en Cambridge antes de tomar el timón de la Oficina de la Ciencia británica en el nuevo milenio. Fue entonces cuando puso sobre la mesa el hot topic (el calentamiento global) hasta convertirlo casi en una cruzada personal. A sus 76 años, King recorre el mundo como representante especial del Cambio Climático del Foreign Office, en una misión no tan imposible que en el último año le ha llevado a más de 60 países.
·  P- ¿Qué cree que puede ocurrir en la Conferencia del Clima de París? Existe una preocupación de fondo sobre la debilidad de los compromisos.
·  R- Creo que en este punto se puede predecir aproximadamente lo que va a pasar en París. La mayoría de los países que han adelantado sus compromisos han acordado una reducción equivalente al 60% de las emisiones. La Unión Europea se está comprometiendo a una reducción de al menos el 40% en 2030, y eso es ya un avance. Lo que está claro es que no queremos un mundo con un aumento de temperaturas por encima de los dos grados, y hacia esa meta debemos avanzar.
·  P- Hay quienes piensan que vamos de cabeza a los 3 o 4 grados.
·  R- Empezar a hablar ahora de sobrepasar los dos grados es hablar de un fracaso colectivo. La ONU ha acordado, y en mi opinión de un modo muy acertado, que no debemos sobrepasar ese techo. Imaginemos que empezamos a hablar de un aumento de tres grados. La Tierra va a dejar de ser un lugar atractivo. Los dos grados van a ser ya un reto muy grande para naciones-isla como el Reino Unido, que pueden ver amenazada su mera existencia. Así que imagine lo que puede ser un mundo en el que 40 grados con humedad sea lo más normal, con olas constantes de calor como la que este verano ha tenido España, con una desertificación creciente, con inundaciones, y con oleadas de refugiados climáticos, porque muchas partes del planeta serían invivibles para los humanos. No queremos ese mundo y aún estamos a tiempo de evitarlo.
·  P- ¿Y si París acaba en un fiasco como el de Copenhague?
·  R- París no va a ir en la dirección de Copenhague. Cuando el presidente Obama llegó a Copenhague hace cinco años, no estaba en condiciones de firmar un acuerdo internacional. Ahora estamos en un lugar diferente. Por ejemplo, los chinos y los norteamericanos han firmado un acuerdo conjunto diciendo lo que estarían dispuestos a hacer para controlar el cambio climático. La delantera la llevan ahora la UE, EEUU y China, y esto no sucedía hace cinco años.
·  P- Usted se codea con los políticos y no deja de tirarles de las orejas. ¿A qué esperan para pasar a la acción?
·  R- Yo he sido crítico con los políticos, pero creo que finalmente están despertando. Hay un riesgo de juzgar lo que creen los políticos por lo que leemos en los medios. Pero si viajas por el mundo, la situación es muy diferente. En los países del sur y en los países en desarrollo, la conciencia que existe es mucho mayor. Creo que hay más apetito político para hincarle el diente al problema.
·  P- ¿Y no existe la posibilidad de una «sorpresa de octubre» a manos de los escépticos del clima, como ocurrió antes de Copenhague?
·  R- Los negacionistas del clima llegan esta vez muy desacreditados. El consenso científico es prácticamente total, y ahora sólo queda el impulso político y económico. Eso sí, no llegar a un acuerdo en París sería un regalo para los negacionistas. Tiraríamos por tierra ese momentum que se ha creado.
·  P- En el movimiento ecologista hay voces, como la del activista Lester Brown, que sostienen que las conferencias de clima son una pérdida de tiempo y que hay que ir pensando otra estrategia.
·  R- Estoy totalmente en desacuerdo. Admito que es fácil volverse cínico tras 20 años de negociaciones ¿Dónde está el mecanismo? ¿Cómo vamos a llegar hasta allí? Pero creo que es muy importante que el mundo esté de acuerdo en fijar el techo del aumento máximo de dos grados. Y también es muy importante seguir trabajando en acuerdos laterales como la Declaración de los Bosques de Nueva York, apoyado por Reino Unido, Alemania y Noruega, suscrito ya por más de 30 países. Este el camino a seguir, el de la cooperación internacional.
·  P- Hay gobiernos como el español, que están mandando mensajes confusos, apoyando la acción contra el cambio climático por un lado y frenando el desarrollo de la energía solar por otro. ¿Qué aconsejaría usted al Gobierno español?
·  R- Yo estoy ahora al servicio del Gobierno británico y no puedo inmiscuirme en asuntos de otros países. Pero déjeme recordarle que España desempeñó un gran papel en el despegue de las energías renovables al poner en marcha las tarifas de alimentación de la UE. Si la energía solar es hoy mucho más barata que hace unos años en países como Australia, es gracias a la UE. Ahora bien, ha llegado el momento de que las renovables funcionen sin subsidios, ahora que son competitivas. El problema que existe ahora, y en el que tenemos que dar un gran salto tecnológico, es el del almacenaje. El sol no brilla siempre, ni siquiera en España. Ni el viento sopla siempre en nuestras costas. En cualquier caso, España tiene todos los elementos (sol, viento, masa de tierra) para ser 100% renovable en cuanto se pueda almacenar la energía. Y para cumplir los compromisos de reducción de emisiones de la UE, España y otros países tienen que tener una estrategia de transición y dejar de invertir en infraestructuras que requieran energías fósiles.
·  P- ¿Y qué me dice de la opinión pública? Nos guste o no, el cambio climático ha dejado de preocupar a los ciudadanos, sobre todo en países como España donde la economía es la prioridad absoluta.
·  R- He visitado países como España y Grecia recientemente, y he visto efectivamente cómo la atención de los medios y de la gente sigue centrada en la crisis económica o en el futuro de la zona euro. El cambio climático es una amenaza que se nos viene encima, pero que no está ahí de un modo acuciante. Creo que tanto los medios, como los científicos y los políticos tenemos el deber de poner el tema encima de la mesa. Estamos ante el problema existencial más grande al que nos enfrentamos, y hay que decirlo tal cual.
·  P- El cambio climático se ha terminado convirtiendo en un problema esencialmente económico. ¿Cuándo se producirá el "giro" definitivo en las empresas y en las grandes corporaciones?  
·  R- También están reaccionando, y por una razón muy simple: si no controlamos este problema, puede acabar dando al traste con la economía global. Cuando hablamos del cambio climático hablamos de nuestra capacidad para alimentar a la población, de poder mantener nuestro estilo de vida, de garantizar la seguridad a millones y millones de humanos que viven en zonas de alto riesgo si las temperaturas suben más dos grados centígrados. Los economistas y los empresarios han entendido ya este riesgo, como empiezan a entender también que al otro lado se abre una gran oportunidad. En el sector de las energías renovables, el almacenaje, el "smart grid" y la interconectividad se van a mover de dos a tres billones de dólares de inversión en 2020. Estamos ante la mayor oportunidad económica desde la revolución industrial.
http://www.elmundo.es/ciencia/2015/09/21/55fc57de268e3e5d548b45ae.html

El embajador británico como leal sabio de la química se ha tomado en serio de hace años el problema del Cambio Climático y es un brillante representante de la Gran Bretaña para la cumbre de París. Él tiene una visión optimista a diferencia de otros y eso es bueno. David King actúa de buena fe, él sabe que tiene la razón, sin embargo el problema está si quienes se encuentran detrás del petróleo y el carbón actúan de buena fe en sus promesas... Además cambiar la producción de energía exigirá muchos años en todos los niveles, mucho desempleo, capacitación de otros en la nueva tecnología y ahora a los políticos eso no les sirve para financiar sus campañas electorales...


-XX-
Muy caro revertir cambio climático
2015-09-21
De acuerdo a un estudio realizado por el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de Estados Unidos, el costo monetario para poder realizar un cambio global en el clima asciende a 43 billones de dólares (USD $43.000.000.000.000)
Durante más de dos siglos los gobiernos, las industrias y los propios consumidores se han endeudado con la naturaleza hasta un punto en donde ecosistemas como la tundra de Newtok, Alaska, y el permafrost del Ártico han sufrido cambios casi irreversibles.
De acuerdo al portal Veo Verde, este panorama, nada alentador, ha significado que los esfuerzos de las últimas décadas por revertir el cambio climático sean casi imperceptibles e incapaces de detener esta "crónica de una muerte anunciada".
De acuerdo a un estudio realizado por el Centro Nacional de Datos de Nieve y Hielo de Estados Unidos, el costo monetario para poder realizar un cambio global en el clima asciende a 43 billones de dólares (USD $43.000.000.000.000).
El informe fue publicado este lunes en la revista Nature Climate Change y analiza los cambios para regenerar el permafrost (región permanentemente congela que se origina en los lugares más fríos del planeta).
Según los autores Kevin Schaefer y Chris Hope, al descongelarse estas zonas, no sólo provoca que el nivel del océano aumente, sino también que materia orgánica con una data de 10 mil años se descomponga y libere grandes toneladas de gases de efecto invernadero a la atmósfera, consigna The Huffpost Green.
Los costos señalados por este informe toman en cuenta la pérdida de cultivos agrícolas, el aumento de zonas en estado de sequía y la destrucción de las ciudades costeras. Este costo, seguirá incrementándose con el paso del tiempo, llegando a los 326 billones de dólares en el año 2200.

http://www.imagendelgolfo.com.mx/resumen.php?id=41089373

Pienso que el título del artículo debió ser "Muy caro atenuar cambio climático" pero no revertir, no hay humano poder que ya logre que el proceso sea revertido, atenuado sí...


-XXI-
Experta australiana asegura que las selvas tropicales "están en peligro de extinción"
22 de septiembre del 2015
CAIRNS, Australia.- "Las selvas tropicales, tal como las conocemos, están en peligro de extinción", advierte la profesora australiana Susan Laurance, que investiga el comportamiento de las selvas tropicales bajo condiciones de sequía extrema.
Laurance es profesora de Ecología en la universidad James Cook en la ciudad de Cairns en Australia, y conoce a la naturaleza tropical desde la infancia.
La especialista explica que la selva siempre estuvo expuesta a inundaciones y sequías, por lo que el ecosistema está preparado para adaptarse a esas dificultades. "Sin embargo, el cambio climático es una perturbación mayor. El ecosistema no puede reponerse frente a las sequías y las olas de calor cada vez más frecuentes, y se vuelve vulnerable frente a parásitos", dice.
Con el objetivo de conocer el efecto de la sequía extrema sobre los árboles, Laurance produjo una sequía artificial en una hectárea en la selva tropical cerca de Cairns. Su equipo cubrió 4.000 metros cuadrados de suelo con lonas de plástico similares a las que se utilizan en los invernaderos.
Las lonas de plástico utilizadas dejan pasar la luz pero retienen hasta un 90 por ciento del agua de lluvia. Una grúa de 47 metros le permite a Laurance examinar copas de árboles y troncos en la altura.
Las selvas tropicales son los pulmones del mundo, dice Laurance. "Se ubican en el Ecuador, están muy expuestas al sol y es el lugar en el que mejor crecen los árboles y las plantas, que generan grandes cantidades de dióxido de carbono que ayudan al clima", explica.
Hace cinco años los investigadores simularon una sequía en la selva tropical a través de la computadora y en el laboratorio. "Estudiamos qué especies son más resistentes a las sequías", dice Laurance. "Así sabemos qué pasará en el futuro con estos reservorios de dióxido de carbono", agregó.
Este tipo de experimentos son difíciles, añade el experto en selvas tropicales Douglas Sheil, de la universidad noruega NMBU, porque sólo es posible investigar un número limitado de especies de árboles en escenarios de sequía acotados. No se pueden simular la humedad en el aire o el movimiento de los animales. "Pero espero ansioso los resultados, necesitamos muchos más estudios", dice Sheil.
Dan Nepstad del Instituto de Innovación Terrestre en California sigue el experimento de Laurance con especial atención. El investigador norteamericano vivió 30 años en la cuenca del Amazonas y entre 1998 y 2005 trabajó en un proyecto similar.
Los resultados del trabajo de Nepstad resultan aterradores: bajo condiciones de sequía extrema, la probabilidad de que un árbol muera aumenta un 38 por ciento y los árboles grandes son los más vulnerables. "Árboles gigantes murieron frente a nuestros ojos dentro de un período de tres meses. Algunas especies no se vieron afectadas", cuenta.
"Descubrimos que las grandes sequías son como filtros que actúan sobre la selva. Algunas especies logran superarlas, otras no. Este es el mundo que nos espera, un mundo en el que (sólo) habrá especies que puedan sobrevivir a fenómenos meteorológicos extremos", dice Nepstad.
A partir del experimento de Nepstad se desarrollaron nuevos métodos de investigación. Laurance espera obtener resultados todavía más precisos. "Cada agua deja su marca. Mis colegas pueden determinar hoy si la humedad en una hoja proviene del suelo o de la lluvia".
La selva tropical de Daintree al norte de Cairns, Patrimonio Natural de la Humanidad desde 1998, tiene más de 100 millones de años. Sus especies de fauna y flora son las más amenazadas y extrañas. De sus 430 especies de aves, hay 13 que pueden encontrarse sólo en este lugar.
Frente al problema de que algunas especies no son capaces de sobrevivir frente a sequías extremas, Laurance dice que se puede revisar si cada una de las especies en peligro ya está establecida en zonas secas y calientes, en donde pudo haber desarrollado nuevas capacidades de resistencia.
http://www.emol.com/noticias/Tecnologia/2015/09/22/750934/Experta-australiana-asegura-que-las-selvas-tropicales-estan-en-peligro-de-extincion.html

No tan solo la indiscriminada tala de bosques como por ejemplo en el Amazonas pone en peligro a las selvas tropicales, ahora se demuestra que el Cambio Climático ayuda a la extinción selvática en todo lugar.


Amigas, Amigos:

Breve historia
La semilla de estas cumbres sobre el cambio climático la sembró el científico estadounidense Charles Kelling (1928-2005) quien hizo las primeras mediciones de dióxido de carbono (CO2) en 1958 en Mauna Loa, Observatorio Astronómico ubicado en la cima de un volcán inactivo de Hawai. Las revelaciones de Kelling, hechas en un lugar con la particularidad de tener un aire especialmente limpio, impactaron en aquella época pues la comunidad científica de entonces creía que los océanos y la vegetación eran capaces de absorber todos los gases que se producían en el planeta.
Sus pronósticos se confirmaron en la siguiente década. Los niveles de CO2 estaban en aumento. El mundo empezó a estudiar el tema en diferentes Cumbres y Conferencias con expertos y científicos.
Esta breve cronología resume los eventos más importantes y sus aportes.

1972 Primera Conferencia de Naciones Unidas sobre el Medio Humano (conocida también como la Conferencia de Estocolmo)
En ese entonces el cambio climático no estaba a la orden del día. El debate giró en torno a temas como la contaminación química, las pruebas de bombas atómicas y la caza de ballenas. Pero es aquí cuando los líderes mundiales deciden reunirse cada diez años para realizar un seguimiento del estado medio ambiental y analizar el impacto que sobre él pueda conllevar el desarrollo.
1979 Primera Conferencia Mundial sobre el Clima en Ginebra
Por primera vez se consideró el cambio climático como una amenaza real para el planeta. La Conferencia adoptó una declaración que exhortaba a los gobiernos a prever y evitar los posibles cambios en el clima provocados por el hombre.
1988- IPCC
Aparece el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), creado por la Organización Meteorológica Mundial y el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. Sólo con medidas fuertes para detener las emisiones de gases de efecto invernadero, se impediría que el calentamiento global fuera grave. Eso concluyó el Grupo que reunió opiniones de 400 científicos.
Una respuesta oficial a la amenaza del cambio climático comenzó con las negociaciones en las Naciones Unidas en la década de 1990 en lo que eventualmente se convertiría en la Convención de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Hasta la fecha este grupo ha presentado cuatro informes de evaluación sobre cambio climático, que incluyen la ciencia del fenómeno así como sus posibles impactos y soluciones. El último y cuarto informe, correspondiente a 2007, fue elaborado por cerca de seiscientos autores provenientes de cuarenta países, y revisado por seiscientos veinte expertos y representantes de los gobiernos. El trabajo del IPCC ha sido reconocido como un consenso científico global por parte de las academias de ciencias nacionales de diversos países. En 2007 compartió el premio Nobel de la paz con Al Gore.
1992 Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Medio Ambiente y el Desarrollo (popularmente conocida como la Cumbre de la Tierra) en Río de Janeiro, Brasil
Los líderes mundiales adoptaron el plan conocido como Agenda 21, un ambicioso programa de acción para el desarrollo sostenible global. Sus áreas de actuación eran básicamente la lucha contra el cambio climático, la protección de la biodiversidad y la eliminación de las sustancias tóxicas emitidas. Entró en vigor en 1994, después de haber recibido el número necesario de ratificaciones.
1995 Primera Conferencia de las partes Berlín
Desde la adopción del Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, la Conferencia de las Partes (COP), el grupo de naciones que han firmado la CMNUCC, se ha reunido anualmente. Es la COP la responsable de mantener el proceso en su conjunto en marcha.
1997 Protocolo de Kioto
Es aquí donde los países industrializados adquirieron compromisos concretos y un calendario de actuación. Fue sin duda un gran avance, pues se logró un acuerdo vinculante a todos los países firmantes para que durante el período del 2008 al 2012, se redujeran las emisiones de los seis gases que más potenciaban el efecto invernadero en un 5,2% con respecto a 1990.
2002, Johannesburgo
Aparece la sociedad civil participando en el tema.
2007, Bali
Se inició el proceso de negociación para el segundo periodo de cumplimiento del Protocolo de Kioto, que tendría vigencia entre 2012 y 2020. La primera fase de cumplimiento del protocolo fue previsto para 2008-2012. Los países desarrollados debían haber reducido sus emisiones en 5,2% en relación con 1990 (que no se logró). Los compromisos de Kioto resultaron insuficientes. Por lo tanto, en Bali se fijó una hoja de ruta (Bali Road Map) con el fin de posibilitar la implementación plena, efectiva y sustentada de la Convención y trazar los lineamientos hacia un acuerdo post-2012. La hoja de ruta se centró en torno a lograr una visión común, mitigación, adaptación, tecnología y financiamiento. El plan serviría para lograr un resultado acordado y adoptar una decisión en la Conferencia de Copenhague.
2009, Copenhague
La Conferencia de Copenhague fue una de las que más interés atrajo ya que más de 40 mil personas aplicaron para una acreditación en la misma. En esta conferencia se firmó el acuerdo de Copenhague, en el cual se logró fijar la meta de que el límite máximo para el incremento de la temperatura media global sea 2ºC. Sin embargo no se mencionó como se alcanzaría esta meta en términos prácticos. Adicionalmente en el acuerdo se hace referencia a mantener el incremento de la temperatura bajo los 1,5ºC, una demanda clave hecha por países en desarrollo vulnerables.
2010, Cancún
La Conferencia de Cancún fue importante para asegurar que en las Conferencias de las Partes se llegue a compromisos políticos para enfrentar el cambio climático. Dentro de los ejes logrados en los acuerdos de Cancún resalta la creación del Fondo Verde para el Clima para proveer financiamiento a proyectos y actividades en países en desarrollo. Adicionalmente se acordó en Cancún la operacionalización hasta el 2012 de un mecanismo tecnológico para promover la innovación, desarrollo y difusión de tecnologías amigables al clima.
2011, Durban XVII Conferencia sobre el Cambio Climático
Una de las cuestiones sin resolver siguió siendo el futuro del Protocolo de Kioto que pidió a las naciones industrializadas reducir las emisiones. De acuerdo con la resolución aprobada en Durban, los principales emisores de gases de efecto invernadero, como EE.UU. y los países de reciente industrialización -Brasil, China, India y Sudáfrica- están dispuestos a iniciar un proceso que se completará en 2015 y que concluirá con un acuerdo legalmente vinculante de protección climática.
http://library.fes.de/pdf-files/bueros/la-energiayclima/09155.pdf

Charles Kelling en 1958 advierte que los niveles de CO2 estaban en aumento rompiendo el paradigma científico que los océanos y la vegetación eran capaces de absorber todos los gases que se producían en el planeta. Es decir han pasado 57 años con una serie de cumbres y conferencias en exóticos lugares, lujosos hoteles y muy bien remunerados y alimentados sus participantes. Ya se advirtió que será difícil salirse de los contaminantes fósiles del petróleo y del carbón antes de 2070, es decir en 55 años más. ¿Cuál será entonces el panorama mundial? ¿Hasta cuándo "Ellos" podrán posponer lo que señala el Código Secreto del Génesis bíblico en cuanto a que habrá una tierra desolada, vacía, despoblada?

Me cuesta entender a quienes rigen el orden planetario en cuanto saber si son genocidas mundiales o suicidas...

En Agosto de 2007 con le título 306 "Cambio Climático y el factor humano" di inicio a una saga sobre el tema, tema que en escritos previos desde hacia años ya había señalado en capítulos sobre la seriedad de lo que sucede. Leer los nueve títulos de esta saga sobre el Cambio Climático pareciera ser la crónica de una catástrofe planetaria anunciada en la que en general todos ahora apuntan con ilusión a la cumbre de París de noviembre y diciembre de este año 2015. Una Cumbre que por el tiempo transcurrido sin que se tomaran reales medidas de prevención y por la aceleración de los efectos del Cambio y el acortamiento en los plazos supuestos de ciertas calamidades nos tiene con la espada de Damocles que a lo mejor ya hemos superado la barrera de los 3 grados en el aumento de la temperatura planetaria, información que se mantendría en silencio y ello es lo que acelera el derretimiento de los polos y glaciares con el aumento en el nivel del mar. Consideran a esta Cumbre de Paris como la tabla de salvación de los países pobres que claman por dinero para tomar medidas: ¿Qué certeza hay que ese dinero sea bien invertido en esos países? Los países ricos prometen dar dinero: ¿Cuál será el costo de ese aparente generoso acto? ¿Puede uno confiar en los rectores del mundo? ¿Piensan acaso que los que están detrás del petróleo y los chinos del carbón cumplirán realmente las metas que prometerán? Esas metas si se las analiza ya no ayudarán a frenar para nada lo desencadenado. Los ricos pondrán dinero y los pobres serán aún más dependientes de los ricos de lo que son...

Ya la física cuántica lo entiende: La mente rige a la materia. No es por azar el cómo se piensa, es fruto del libre albedrío que a cada uno lo hace pensar ser según se ha pensado y que a cada uno le ofrece la posibilidad de hacer de este infierno que vivimos un paraíso terrenal si, de manera voluntaria se decide PENSAR MEJOR. No es por azar que el cerebro funciona y cada electrón de salto cuántico actúa; es cada uno, según se piense el que hace que esos electrones pasen la "rendija" que eligen y dejen abiertos portales cuánticos para que la mente positiva se exprese. No es obra del buen o del mal destino lo que cada uno es, es tan solo el resultado de la media diaria de pensar que se tiene. Nadie nos puede impedir el lograr PENSAR MEJOR, salvo uno mismo y de nosotros depende no tan solo el futuro individual sino que el futuro planetario que nuestros hijos y nietos recibirán si es que queda planeta habitable de aquí a 50 años más. Si somos los responsables del Cambio Climático podemos llegar a ser los héroes que frenen el Calentamiento Global de la Tierra mejorando la vibración diaria, es decir mejorando la CALIDAD de PENSAR. Según la física cuántica la realidad no existe sino la estamos observando: Miremos al mundo con Actitud Mental Positiva, contemplando cada día el diario vivir con un positivo y optimista Mejor y Mejor Pensar

Los modernos teóricos de la Física Cuántica han encontrado la razón de ser del poder de la Mente. El doctor en física teórica Fred Alan Wolf afirma:
Si las partículas son libres, nosotros también lo somos de poder cambiar nuestro comportamiento. Si a ese nivel de la materia no existe ninguna ley que rija su comportamiento, las personas también podemos, a través del pensamiento, estimular cambios en nuestro cuerpo que permitan transformar la realidad y dar un vuelco a nuestras vidas. Está en nuestras manos hacer un giro.
¿Cómo hacerlo? "Suena como algo sin sentido o loco, pero es posible, y no necesitas ser un experto en física cuántica para saberlo. Sólo debes descubrir el poder que hay en ti para lograrlo. Puedes influir en cosas más pequeñas, como tus neuronas, enzimas o procesos bioquímicos del cerebro. Yo creo en eso, en que el poder del pensamiento influye en establecer nuevas redes neuronales, una bioquímica diferente".

Si la mente es capaz de modificar químicamente al cuerpo, entonces los pensamientos positivos desembocarán en buenos mensajes para las células del cuerpo, y los malos pensamientos activarían neurotransmisores que enviarán malos mensajes a las células, lo que terminará deteriorando la calidad de vida. De ahí que dependa de nosotros dejar de ser sólo observadores pasivos de la realidad, creyendo que no podemos hacer nada por intervenirla. Porque la realidad no es sólo el mundo físico. Es la relación de la mente con ese mundo físico la que crea la percepción de realidad.
Hay que dejar de preocuparse tanto. No hay que tratar de ser más de lo que se es. Sólo sea. Deje que sus malos pensamientos lleguen como una nube, y luego déjelos ir. Siempre vendrá otra nube: mírela, pero no sea la nube, sólo deje que se vaya. Se irá; por más terrible que sea ese pensamiento, aparecerá, flotará y luego desaparecerá. Y por más feliz o bonito que sea ese pensamiento, también se irá. Hay que ser personas que miran la nube en vez de amarrarse a la nube de la felicidad o la infelicidad, porque las nubes se evaporan, y así lo hacen los pensamientos.
Dar un salto cuántico significa ir más allá de los límites de lo probable, de lo obvio. Así es que no limites tus deseos a lo que crees que “puedes tener”, y ve tras de lo que “quieres tener”.  Esto quiere decir que te debes dar permiso de soñar, de arriesgar, de ser libre. No se trata de una pequeña mejoría, eso no sería un salto cuántico. Un salto cuántico produce una mejoría exponencial, un resultado extraordinario. Un salto cuántico es por definición asombroso, no convencional.
Y para lograr esto tienes que renunciar a tus viejas creencias y patrones de pensamiento limitantes. Actúa como si el éxito fuera seguro. Haz lo que harías si supieras que no puedes fracasar, con una convicción total. La duda es lo que hace más daño, así es que no le des lugar en tu mente. Si tienes que dudar de algo, duda de tus límites.
No tienes que saber cómo vas a lograr lo que quieres, sólo necesitas saber a donde quieres llegar. Es muy importante tener una imagen clara de lo que quieres lograr.  Cuando lo haces, te conviertes en un imán y comienzas a atraer los medios para lograrlo, las soluciones aparecen, las respuestas llegan como por arte de magia.
Un salto cuántico es algo para lo que ya estás listo, pero simplemente no te has atrevido a darlo. Tú tienes el potencial, los recursos están disponibles, la oportunidad está ahí, lo que ha estado faltando es tu decisión. Un salto cuántico es algo que no estás dejando que pase. No es algo por lo que tengas que esforzarte, sólo tienes que dejar que suceda.

La mente que influye en las partículas de la materia como lo fue demostrado, desde hace tiempo se sabía que influía en el cerebro para bien o para mal según fuere la calidad de pensar. Es por ello que de este infierno actual con una coherencia mental positiva lo podemos transformar en un paraíso terrenal en donde por lógica nuestra Conciencia se sutilizará... El subconsciente mental se desplaza más allá del tiempo y del espacio contactando con subconscientes afines y en la medida de su sutilidad que está dada por nuestra consciente calidad de pensar, contacta con mentes superiores encargadas de supervisarnos y, sin interferir con nuestro natural desarrollo de ayudarnos.

Los modernos estudios de la neurociencia demostraron que cuando vemos un determinado objeto aparece actividad en ciertas partes específicas de nuestro cerebro… pero cuando se pide al sujeto que cierre los ojos e imagine lo visto, la actividad cerebral es ¡idéntica! Entonces, si el cerebro refleja la misma actividad cuando “ve” que cuando “visualiza”, llega la gran pregunta: ¿cuál es la Realidad? “La solución es que el cerebro no hace diferencias entre lo que ve y lo que imagina porque las mismas redes neuronales están implicadas; para el cerebro, es tan real lo que ve como lo que siente”, afirma Joe Dispenza en el libro “¿y tú qué sabes?”. En otras palabras, que fabricamos nuestra realidad desde la forma en que procesamos nuestras experiencias, es decir, mediante nuestras emociones. La mente es la que rige nuestras emociones; todo es mente, simplemente mente y cada uno es el conductor de su propia mente pudiendo llegar a ser lo que desde ahora uno con fe y constancia aspire a ser dentro de los personales atributos con que se ha nacido programado por la propia alma en el ciclo de vidas…

Somos una realidad cuántica inmersos en un sueño vida gracias a lo cuántico de la mente. Esto que es complejo y abstracto, supera el intelecto y la racionalidad, pero no al subconsciente mental que está más allá del tiempo y del espacio. Podemos acceder y guiar al subconsciente mediante el justo consciente Mejor Pensar sobre la base de una idea concreta realizada con convicción y reiteración viendo su realización mediante la visualización. Eso es lo que intento exponer. Al mejorar la calidad de pensar movilizamos al subconsciente para que eso así sea. Con la mente manejamos el cerebro y la realidad material nuestra. Podemos dominar la materia, estamos en los primeros pasos de ese logro, pero ya sabemos que podemos seguir adelante con una razón de ser como meta; la de ser mejor persona Pensando Mejor y al hacerlo ayudar a aliviar la crisis planetaria...


Somos paquetes de energía cuántica constantemente con este inextinguible mar de energía que nos rodea. La información respecto a todos los aspectos de la vida, desde la comunicación a nivel celular hasta la gran variedad de controles del ADN, se transfiere por medio de un intercambio de información a nivel cuántico. Incluso nuestra mente opera siguiendo procesos cuánticos. La percepción humana se produce por interacciones entre las partículas subatómicas de nuestros cerebros y el mar de energía cuántica de la mente, resonamos con nuestro mundo. Con nuestros pensamientos como causa psíquica y asociados a una correcta visualización, podemos obtener en el mundo de los efectos, casi todo lo que sanamente deseamos. Pensemos ya que se superará el Cambio Climático.  

En un experimento que se realizó en una ciudad norteamericana se demostró que el poder de la mente, a través del pensamiento de 4.000 personas que se juntaron para pensar en positivo, logró disminuir el porcentaje de criminalidad en 35% en ese verano. No le des poder a lo que no quieres, dale poder a tus pensamientos positivos, en este caso que superemos la crisis mundial. Se trata de formar un conjunto cuántico mental para salvar al mundo de la crisis que estamos viviendo. Esta recomendación se fundamenta  en los recientes descubrimientos de la física cuántica que avala a la Ciencia de la Mente y ancestrales enseñanzas.

Podemos aún con un 1% de los pensantes, armar un conjunto mental suficiente orientado a la atenuación de la crisis que vivimos... Nuestra mente es la expresión del mundo interior sutil que, mediante salto cuántico por medio del cerebro rige nuestro exterior. Con la mente damos forma al desarrollo cerebral. Un conjunto de mentes aunadas en un noble objetivo transforma de manera cuántica la materia para que ese objetivo sea realidad en la medida de nuestra aunada fe y perseverancia.

Quizá ahora se entienda el por qué este es el noveno título que le dedico al Cambio Climático, quizá...

El tema ya preocupa a muchos pensantes, una tardía preocupación pero preocupación válida, útil y necesaria para mentalizarnos en que el problema sea atenuado. Una conjunta acción mental positiva crea un salto cuántico que puede ayudar a la Madre Tierra más de lo que suponemos... De los más posibles que tengan la Libertad de Pensar por sí mismos dependerá.





Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Octubre de 2015
http://www.isp2002.co.cl/
isp2002@vtr.net