442

Desde lo profundo hacia la Cima

Por años en mis escritos he destacado que aunque uno se encuentre en lo profundo del fango de la Vida podemos salir, mirar hacia lo alto e iniciar; Vida a Vida, el ascenso hacia la Cima de la alta montaña o apertura de Conciencia hacia la Luz de la Liberación de lo ilusorio en la forma física en que nos encontramos. Esto no es místico, pero AHORA lo destaco en general para una amplia juventud rebelde con causa por la culpa de nosotros los adultos que les damos el triste espectáculo de la inaceptable corrupción de todos los sectores, político, religioso y social con carencia de lo ético-moral que hace que de esta juventud la que no se va a la droga para ignorar el problema mire hacia una revolución o rebelión de la masa.

En 1974 Francisco Palacios Ochoa en su obra "
La era cósmica y yo" escribió:

Ante la expectación de un mundo que se destruye y a cuya destrucción el hombre agrega la violencia se suma el temor, y a veces el pánico, el hombre montado como jinete del Apocalipsis, cabalga en el desbocado potro de su tecnología. Pero... ¿A dónde va?
Es a vista de vuelo de avión por el mundo, lo que la nueva generación contempla. Y ante este desolador espectáculo, surge su rebeldía, y aterrada, ya no quiere ni dogmatismo ni erudición. Su búsqueda flota entre tinieblas de incertidumbre.

Vamos directo hacia un abismo, ya he escrito varios títulos sobre una saga de Cambio Climático y a diario las noticias nos muestran los efectos calamitosos "no antes vistos" de ese Cambio. Además la cantidad de drogadictos cada vez iniciados en el hábito-vicio a menor edad es espantosa; son miles de millones y, si bruscamente desapareciera la droga que los altera cerebralmente en su unión de salto cuántico con la mente, ellos enloquecerían. La cantidad de prostitución cada vez a menor edad y en ambos sexos por su magnitud en incremento es ignorada, algo similar al tráfico de personas, tráfico de órganos, tráfico de armas, guerras, terrorismo y tanto más. Como dijo muy bien Francisco Palacios Ochoa hace 40 años, a esto se suma el temor y a veces el pánico.

¿Puedo culpar a esa juventud rebelde con causa? NO, por el contrario, agradezco no ser joven en esta época. Lo aparentemente místico para ellos no sirve, con justa razón no están ni ahí con ello. Pero a esos jóvenes quiero dedicarles este título 442, ¿Qué tema puedo ofrecerles que les interese y desde lo profundo del fango de la vida en que estamos logren motivarse para iniciar el ascenso hacia su personal Cima?

Eres el resultado de lo que has pensado serás el fruto de lo que desde ahora pienses. Esta máxima de la Sabiduría lo es para TODOS por igual.

Hay un sitio de Internet que destaca a 10 multimillonarios que vencieron a las probabilidades. Muestra ese portal una síntesis de cada personaje. A continuación la he ampliado en algunos más en otros menos según el material que en Google pude encontrar. Dejo, de estos Top-Ten, al que considero Top-One para el último. Y espero que los jóvenes entiendan que TIENEN al menos FUTURO material si así se lo proponen. Sabiendo que la riqueza material sin riqueza interior es miseria.

Por Keren Blankfeld 
Éstas son 10 historias de esfuerzo y dedicación que rindieron frutos a una escala más allá de lo imaginable, porque no todos los billionaires heredaron sus fortunas.
La mayoría de las personas más ricas del mundo trabajan duro para ganarse el pan. De hecho, dos tercios de los 1,826 multimillonarios de nuestra lista de este año hicieron sus fortunas por sí mismos. Si bien muchos de estos magnates tuvieron alguna ventaja para empezar –un negocio familiar, educación en una escuela de élite o fondos semilla–, algunos han tenido éxito a pesar de tener todo en su contra.
Mohed Altrad es un ejemplo de ello. Altrad vivió el abuso de su padre, la muerte de su madre cuando tenía sólo 4 años y la prohibición de ir a la escuela impuesta por su abuela. Como un beduino huérfano, vivió con una sola comida al día cuando se mudó a Francia hace casi cinco décadas. Hoy dirige uno de los fabricantes de andamios y mezcladoras de cemento líderes en el mundo, con ingresos superiores a 1,000 millones de dólares (mdd). “Yo sabía que estaba condenado y que mi única oportunidad estaba en la escuela”, dijo a Forbes.
En todo el mundo, varios multimillonarios renunciaron a parte de su infancia y comenzaron a trabajar a edad temprana por necesidad. La persona más rica de Asia, Li Ka-shing, por ejemplo, se vio obligado a dejar la escuela a los 12 años para ayudar a mantener a su familia después de que su padre murió de tuberculosis. En Italia, el magnate de los lentes Leonardo Del Vecchio fue enviado a un orfanato en Milán cuando tenía 7 años –su madre viuda no podía mantenerlo– y comenzó como aprendiz en una fábrica de lentes a los 14 años. Su imperio incluye hoy Sunglass Hut, LensCrafters, Ray-Ban y Oakley.
En Estados Unidos, varios multimillonarios muestran que el sueño americano puede ser una realidad casi para cualquiera, no importa que seas un inmigrante que vive de la beneficencia (como el cofundador de WhatsApp Jan Koum), si te has quedado sin hogar (como John Paul DeJoria, de John Paul Mitchell Systems) o si eres un veterano de guerra (como David Murdock, de Dole).
La siguiente es una selección de 10 de las mejores historias de pobreza convertida en riqueza multimillonaria, y de personas que perseveraron contra viento y marea:

Hong Kong
Li Ka-shing
Patrimonio neto: 33,300 mdd
El hombre más rico de Asia dejó la escuela a los 12 años y empezó a trabajar en una fábrica de correas para reloj para mantener a su familia. Li comenzó su carrera vendiendo juguetes de plástico y otros artículos en Hong Kong en 1950, y más tarde reestructuró su fábrica para enfocarse en la producción de flores de plástico. Hoy sus intereses se expanden desde el comercio minorista hasta los puertos y la tecnología, y emplea a 270,000 personas en 52 países.

Italia

Leonardo Del Vecchio
Patrimonio neto: 20,400 mdd
Cuando Del Vecchio tenía 7 años, su madre lo envió a un orfanato en Milán porque no podía permitirse el lujo de cuidar de él. A los 14 comenzó como aprendiz en una fábrica de lentes. Once años más tarde fundó Luxottica. Ahora, la compañía fabrica gafas para marcas de lujo de todo el mundo, incluyendo Burberry, Bulgari, Chanel, Coach, DKNY, Dolce & Gabbana, Armani, Prada, Ralph Lauren, Tiffany y Versace.

Estados Unidos

Jan Koum
Patrimonio Neto: 6,600 mdd
El cofundador de WhatsApp emigró de Ucrania con su madre a los 16 años y barrió pisos en una tienda de comestibles para ayudar a pagar las cuentas. Vivían del apoyo público que recibían por la discapacidad de su madre cuando fue diagnosticada con cáncer. Koum se pagó la universidad y trabajó en Yahoo! como ingeniero de seguridad e infraestructura. En 2009 empezó WhatsApp, el servicio de mensajería móvil más importante del mundo. Facebook lo compró por 19,000 mdd en efectivo y acciones en 2014. Forbes lo incluyó en su portada en 2014.

Rusia
Roman Abramovich
Patrimonio neto: 9,100 mdd
Abramovich quedó huérfano a los 4 años y fue criado por familiares. Después de abandonar la universidad sirvió en el ejército soviético antes de vender juguetes de plástico desde su departamento. Abramovich hizo una serie de negocios de exportación de petróleo en la década de 1990, y en 1995 se asoció con Boris Berezovsky para hacerse cargo de la petrolera Sibneft a una fracción de su valor de mercado.

India
Micky Jagtiani
Patrimonio neto: 5,200 mdd
Jagtiani abandonó la escuela de contabilidad para limpiar las habitaciones de hotel y conducir un taxi en Londres antes de mudarse a Bahréin para ayudar en la tienda familiar de productos para bebés. Repentinamente estuvo a cargo de su hermano, su padre y su madre, quienes murieron en el transcurso de un año. Hoy, su imperio minorista Landmark Group genera 5,000 mdd en ingresos anuales y tiene más de 1,900 tiendas en todo el Oriente Medio, África y la India.

Estados Unidos
David Murdock
Patrimonio neto: 3,100 mdd
Un disléxico, Murdock abandonó la escuela en el noveno grado para trabajar en una gasolinera antes de ser reclutado por el ejército en 1943. Cuando regresó de la Segunda Guerra Mundial, pidió un préstamo de 1,800 dólares para abrir un restaurante. Con el tiempo se convirtió en el presidente de Dole Food, hoy el mayor productor mundial de frutas y verduras.

Reino Unido

Christos Lazari
Patrimonio neto: 2,100 mdd
El inversionista de bienes raíces de Londres se trasladó al Reino Unido desde un pequeño poblado en Chipre a los 16 años con 20 libras en la mano. En Londres lavaba platos y sirvió mesas de restaurante, ahorrando suficiente dinero para inscribirse en un curso de diseño de moda de Londres y más tarde crear su exitosa marca Drendie Girl. En 1978 comenzó a invertir en bienes raíces. Hoy, su Lazari Investments posee 5 millones de metros cuadrados de bienes raíces en Londres, en su mayoría oficinas en renta.

Estados Unidos

Sheldon Adelson
Patrimonio neto: 31,400 mdd
Hijo de un taxista, Adelson creció durmiendo en el piso de un edificio de viviendas en Boston. Compró su primer puesto de periódicos con préstamo de 200 dólares que le dio su tío cuando tenía 12 años. A lo largo de las décadas construyó una fortuna con un negocio de máquinas expendedoras, vendiendo anuncios en los periódicos, ayudando a las pequeñas empresas a salir a bolsa, con el desarrollo de condominios y el alojamiento de ferias comerciales. Ahora dirige la mayor compañía de casinos del mundo, Las Vegas Sands.

Estados Unidos
John Paul DeJoria
Patrimonio neto: 2,800 mdd
DeJoria pasó un breve periodo durmiendo en su coche en el Sunset Strip de Los Ángeles durante la década de los ochenta. El veterano vendía shampoo de puerta en puerta, transformando 700 dólares en ahorros en el gigante John Paul Mitchell Systems, que cofundó junto a Paul Mitchell. Hoy, su imperio se extiende desde el shampoo hasta el tequila (Patrón Spirits) y, más recientemente, al negocio de telefonía inalámbrica (ROK móvil).

Estados Unidos
Oprah Winfrey
Patrimonio neto: 3,000 mdd
La reina de los medios es hija de una madre adolescente y fue criada por su abuela en una granja de Mississippi. Se convirtió en presentadora de noticias de televisión en Nashville, Baltimore, antes de unirse a un canal de televisión de Chicago y transformar un mediocre programa matutino en el talk show número 1 a nivel nacional. Hoy, el imperio del entretenimiento de Winfrey se extiende desde la emisión hasta Hollywood y al mundo editorial.
http://www.forbes.com.mx/10-multimillonarios-que-vencieron-a-las-probabilidades/

Esta presentación que he ampliado para cada persona queda así:

Li Ka-Shing, el hombre más rico de Asia que nació pobre
Li Ka-shing tuvo que abandonar los estudios a los 15 años para ponerse a trabajar en una fábrica de plásticos.
A los 84 años, a Li Ka-Shing todavía le quedan fuerzas para llevar las riendas de los gigantes más importantes de Asia: el holding Cheung Kong y la corporación Hutchison Whampoa. Su afán de superación ha regido la filosofía de su vida y no conoce el concepto de abandono.
Por eso la historia de Li Ka-Shing merece ser contada. Sus orígenes se remontan a la más absoluta pobreza, pero gracias a la perseverancia y al sacrificio en el trabajo ha logrado convertirse en el hombre más rico de Asía y en el octavo más acaudalado del mundo.
Nacido en la provincia de Guandong (China), en 1928, Li Ka-Shing y su humilde familia se vieron obligados a huir a Hong Kong en 1940, cuando el ejército japonés entró en su ciudad. Su padre murió cuando él tenía 15 años y el joven
tuvo que abandonar el colegio para trabajar en una empresa de plásticos.
Es ascenso de Li en esta compañía fue imparable y a los pocos años consiguió que le nombraran directivo. Pero la ilusión del joven era dar vida a su propio negocio y con 22 años decidió crear su primera empresa. Utilizó su aprendizaje en la fábrica de plásticos, y el dinero prestado por su familia, para lanzar Cheung Kong Plastics Company. Con el éxito de esta empresa, la fortuna de Li comenzó a crecer rápidamente y con los beneficios obtenidos, el empresario decidió invertir en el sector inmobiliario, precisamente, en la época del boom de Hong Kong.  
La gran operación de Li   
A los 30 años, Li Ka-Shing ya era un empresario reconocido y en 1972 logró sacar Cheung Kong a bolsa. Su gran operación llegaría con la compra de Hutchison Whampoa en 1979, una empresa dedicada al tráfico de contenedores que, actualmente, es la más importante del mundo en ese sector.
Pero el buen olfato de Li para los negocios hizo que ese mismo año, en plena Revolución China, comprara multitud de empresas nacionales a un buen precio para convertir la suya propia, Cheung Kong, en un gigantesco conglomerado empresarial.
Sus buenas relaciones con las altas esferas políticas, en especial con el ex presidente chino Deng Xiaoping, le permitieron convertirse en el intermediario de los negocios entre China y Hong Kong, aumentando de forma exponencial su fortuna. En la década de los 80, Li ya era uno de los hombres más acaudalados de Asia, posición que iría mejorando hasta que Forbes le otorgara el título de hombre más rico de Asia y octavo del mundo. Actualmente, Li Ka-Shing amasa una fortuna de 31.000 millones de dólares.                                                        


Leonardo Del Vecchio
Leonardo Del Vecchio, nació en Milan, Italia el 22 de Mayo de 1935, actualmente tiene 79 años de edad, con una fortuna aproximada de 11 mil millones de dólares, considerado el segundo hombre más rico de Italia después de MIchelle Ferrero de 84 años (conocido como " El rey de los chocolates"). La historia de Del Vecchio el realmente impresionante. Su infancia estuvo marcada por la pobreza familiar y los horrores de la Segunda Guerra Mundial. Sus padres, un vendedor callejero de verduras y una camarera, vivían con sus cuatro hijos en una humilde vivienda junto al canal Naviglio, en un barrio obrero de Milán. Leonardo nació en 1935, cinco meses después de la muerte de su padre y a los siete años, ante la difícil situación de la familia, debió ingresar al orfanato Martinitt, de donde salió en 1949, dispuesto a abrirse paso en los difíciles años de postguerra. A los 15 años trabajaba como operario en la metalúrgica Johnson, donde se producían medallas, distintivos y otras piezas metálicas. Allí se encargó por un tiempo de grabar accesorios para anteojos que estaban destinados a Sferoflex, empresa que más tarde pasaría a formar parte de su holding. Entretanto sus estudios de dibujo y grabado en la Academia de Brera, le ayudaban a descubrir habilidades ocultas. Tras once años como operario, instaló un pequeño taller donde comenzó a desarrollar la actividad. En 1961 nace Luxottica, con poco dinero y mucho coraje, Leonardo Del Vecchio daba los primeros pasos de su brillante carrera como empresario. Al principio trabajaba hasta 20 horas diarias, codo a codo con su esposa y catorce operarios fabricando todo tipo de accesorios metálicos, pero paulatinamente fue especializándose en piezas para anteojos. Tras varios años de producir para otros fabricantes, el todavía desconocido empresario se aventuró a desarrollar modelos propios para comercializarlos con su marca. Para 1971 se presentó en sociedad ocupando un pequeño stand de una exposición comercial en Milán, donde sus productos fueron muy bien recibidos y con el tiempo comenzaron a llegar los pedidos de diferentes partes de Europa. En 1990 Luxottica comenzó a operar en la bolsa neoyorquina, constituyéndose en la primera empresa italiana en cotizar en Wall Street. También en el 90, un año clave en la historia de Luxottica, atraído por la alta calidad de los productos, Giorgio Armani estampó su firma en un convenio para vender con su marca anteojos fabricados por la empresa de Del Vecchio, Luxottica, que también había adquirido la marca Vogue, ingresaba así por la puerta grande al privilegiado sector de la industria de artículos de lujo y lo hacía de la mano de uno de los más prestigiosos diseñadores de moda de todo el mundo. A Vogue y Armani se sumarían en los años siguientes, entre otras marcas, Emanuel Ungaro, Anne Klein, Byblos, Bulgari, Yves Saint Laurent, Genny, Brooks Brothers, Web, Valentino, Salvatore Ferragamo, Moschino, Sergio Tacchini y Chanel. Actualmente Del Vecchio vive en su residencia de Milan , Italia, tiene 6 hijos y su compañía Luxottica es dueña de marcas como Ray-Ban, Oakley, Sunglass Hut, LensCrafters y tiene más de 6000 tiendas alrededor del mundo y es considerado como el millonario # 71 más rico del planeta.


La dura historia de Jan Koum, uno de los fundadores de WhatsApp
Jan Koum, fundador de WhatsApp junto a Brian Acton, llegó a EEUU desde Ucrania con 16 años y vivió en la indigencia hasta que comenzó sus estudios de programación en la Universidad. Tuvo una adolescencia que marcó la vida y la filosofía empresarial de Koum. 
WhatsApp fue fundada por Jan Koum y Brian Acton, dos ex empleados de Yahoo! La aplicación de mensajería instantánea cuenta hoy con 450 millones de usuarios en todo el mundo y ha sido adquirida por Facebook en una de las operaciones más sonadas de los últimos años.  
 Pero no todo han sido rosas en el camino hacia el éxito. Jan Koum, uno de los fundadores de WhatsApp, vivió en la indigencia cuando llegó a América hace más de 20 años. 
Este ucraniano de 37 años abandonó su país natal con su madre cuando aún era muy joven. Jan se ganaba la vida limpiado suelos en una tienda de alimentación. Y no era precisamente un estudiante modelo. Acudía junto a su madre al comedor social del barrio en busca de ayuda. Una experiencia que le marcaría de por vida.
Pero a los 18 años su vida cambió cuando empezó a estudiar programación con manuales de segunda mano. Finalmente ingresó en la Universidad Pública de San José donde llevó a cabo prácticas en empresas de la talla de Ernst & Young y más tarde en Yahoo! En esta última es donde conoció a Brian Acton, amigo y mentor con el que acabaría fundando WhatsApp.
En 2007 ambos dejaron Yahoo! y se dedicaron a echar currículos en otras empresas. Incluso en Facebook, donde les rechazaron.
Dos años más tarde Jan Koum empezó a mostrar interés por el mundo de las aplicaciones móviles gracias al desarrollo de un servicio de mensajería para iPhone. Tuvo varias ideas, una de ellas relacionada con mostrar cuándo un contacto estaba conectado o no a su smartphone. Un servicio que más tarde incorporaría a WhatsApp.
El 24 de febrero de 2009 Jan Koum y Brian Acton fundaron WhatsApp Inc. en California. El nombre de la aplicación procede de la expresión inglesa “What’s up?” (¿Qué pasa?).
Sin embargo, meses después de su lanzamiento, WhatsApp no despegaba y veía peligrar su continuidad. 
Las inversiones de antiguos compañeros de Yahoo! sirvieron para mantener la aplicación en funcionamiento hasta que en 2011 el fondo de capital Sequoia invirtió 8 millones de dólares en WhatsApp. En ese momento WhatsApp despegó y creció hasta convertirse en la aplicación de mensajería móvil líder del mercado actual.
Koum siempre se ha mantenido muy fiel a sus raíces humildes. En una entrevista a la revista Wired declaraba la opresión que vivieron amigos y familiares en Ucrania “sólo por contar anécdotas de líderes comunistas”. Este excesivo control es lo que le llevó a desechar la idea de una aplicación destinada a “vigilar” a sus usuarios en favor de una destinada a la comunicación libre y simple. Una de las razones que, precisamente, más éxito le ha reportado y que ha sido determinante en el acuerdo de compra firmado con Facebook hace dos días. 
Precisamente Koum firmó dicho acuerdo de venta por 16.000 millones de dólares en la puerta del comedor social al que acudía con su madre cuando llegó a EEUU. Y lo hizo pese a tener una fortuna propia estimada en 6.800 millones de euros. 

La misteriosa historia de Roman Abramovich, el joven multimillonario ruso que compró el Chelsea
Es el segundo hombre más rico de Rusia. Utilizó unos 220 millones de dólares de su fortuna para comprar el club inglés. ¿Cómo llegó a tener tanto dinero con apenas 36 años? Aquí, algunos de los misterios de este hombre capaz de comprar no sólo el Chelsea, sino también el Manchester United, el Real Madrid y la Juventus.
En Anadyr, capital de Chukotka, Rusia, las paredes están empapeladas de avisos escritos a mano. Pertenecen a gente que quiere vender sus departamentos. Los vendedores escriben sus números de teléfono en tiritas que supuestamente cortarán los presuntos compradores. Aunque los vendedores son realistas y piden unos pocos cientos de dólares por sus pequeños departamentos, hay pocas tiritas cortadas. Anadyr es lo primero de Rusia que uno pisa si viene de Alaska y cruza el estrecho de Bering. Es un lugar gélido, desolado y decadente y sus habitantes, en general, están enfermos y son alcohólicos. Muchos harían cualquier cosa por irse de allí.
Catorce horas de avión hacia el oeste, en Fulham, Inglaterra, sede del Chelsea Football Club, los residentes no necesitan pegar carteles en las paredes. Por el precio de un dos ambientes en Fulham se pueden comprar barrios enteros en Anadyr. Roman Arkadyevich Abramovich, el segundo hombre más rico de Rusia y uno de los más acaudalados de toda Europa, hoy está en la situación singular de tener propiedades en los dos lados. Es el gobernador de Chukotka y es el dueño del Chelsea Football Club. Al tomar el control del Chelsea, realizó una impresionante transferencia de efectivo de su paupérrima tierra natal a una de las zonas más ricas de un país rico. Su oferta por el club no es ilegal; la suma en juego, unos 220 millones de dólares, es un vuelto para un multimillonario. Pero ese dinero es plata ganada en privatizaciones dudosas hechas en los tiempos de Yeltsin.
Abramovich es una figura poderosa y misteriosa en Rusia. El poder y el misterio se alimentan mutuamente. Poco se conoce sobre su vida personal, sus orígenes, lo que le gusta y lo que no le gusta. Es raro que dé entrevistas. Casi nunca apareció en televisión. Algunos periodistas rusos valientes escribieron artículos muy críticos en los que cuestionaban sus laberínticas actividades comerciales, aunque, como suele ocurrir en el curioso limbo de la libertad de prensa pos-soviética, sus acusaciones se esfuman en el aire. Abramovich sabe que, como la mayoría de los empresarios más poderosos de Rusia, es intocable, siempre y cuando no haga enojar al presidente Vladimir Putin, en cuyo caso podría terminar en prisión al día siguiente.
El flamante dueño del Chelsea nació el 24 de octubre de 1966 en Saratov, una ciudad sobre el Volga. Cuando todavía era un bebé, sus padres murieron y fue adoptado por su tío paterno, un alto funcionario de la industria petrolera soviética. El niño creció con su nueva familia en Komi, una región petrolera de Siberia. Cuando el monolito soviético comenzó a tambalearse a mediados de los 80, Abramovich se fue a estudiar al Instituto Gubkin de Petróleo y Gas, en Moscú. Nadie sabe qué estudió, pero dos cosas parecen ciertas: usó a pleno sus contactos en su ciudad natal y rápidamente se dio cuenta de qué había que hacer para volverse extremadamente rico extremadamente rápido explotando las leyes híbridas de la transición de Gorbachov a Yeltsin.
Con el tiempo, los negocios de Abramovich crecieron en número y complejidad. Comenzó a operar internacionalmente creando una empresa en Suiza, Runicom. Su consejero era Boris Berezovsky, ex matemático que escaló su camino hacia la cima con la confianza de la familia Yeltsin. Fue Berezovsky quien asoció a Abramovich en el negocio que lo catapultó desde Komi a las filas de los megamillonarios. En 1995, Berezovsky convenció a la administración Yeltsin de crear una nueva empresa con algunas partes bien escogidas de la vieja industria petrolera soviética y que la empresa les fuera vendida a él y Abramovich -en ese entonces, un ilustre desconocido- en una cómoda subasta de escasos 110 millones de dólares.
En pocos años, el valor real de la empresa -miles de millones de dólares- se hizo evidente. En la segunda mitad de los 90, mientras la influencia de Berezovsky empalidecía y la de Abramovich se iluminaba cada vez más, éste aumentó su poder en la empresa y comenzó a expandirse en el vacío dejado por Berezovsky, arrebatando pedazos de la televisión rusa, de Aeroflot y de la industria rusa de aluminio. La telaraña de propiedades detrás de la cual se asienta Abramovich es fantásticamente compleja. Son empresas que están dentro de empresas que están dentro de empresas, muchas de ellas fuera de Rusia. Hoy sus intereses están en su mayor parte controlados por una empresa matriz con registro británico, Millhouse.
No es sorprendente que Abramovich haya comprado el Chelsea. Lo sorprendente es que no haya comprado el Real Madrid, el Manchester United y el Juventus. Esta no es plata que Abramovich haya pedido prestada: es efectivo de su propio bolsillo, que podría gastar en Rusia pero que no gastará en Rusia. Abramovich vive majestuosamente en las afueras de Moscú, un área muy custodiada a la que no puede tener acceso el común de los rusos porque allí viven los nuevos ricos. Vive con su segunda mujer y sus tres hijos. Según lo poco que se puede leer sobre él en la prensa, parece que tiene dos yates, que le gusta la comida china, las películas tipo “Pulp Fiction” y la música de un grupo ruso llamado Soleen.
No es socio de ningún club de fútbol ruso, aunque ha sido una moda entre los magnates de la antigua Unión Soviética tomar algunos oscuros clubes rusos o ucranianos y crear equipos con jugadores muy caros que brillan brevemente y luego desaparecen. Los londinenses podrían estar tentados de ver a Abramovich como una especie de matón callejero que, a fuerza de músculos, se abrió camino hasta llegar a sus miles de millones. Sin embargo, la verdad probablemente sea todavía más incómoda: que a pesar de páginas y páginas de preguntas sin respuesta sobre el origen y la naturaleza de su fortuna, no se lo puede acusar de ningún hecho ilegal, y que fue capaz de sacar de Rusia cientos de millones de dólares a la vista del público, con la bendición de su presidente. Preferirá, con su timidez, algún palco privado discreto, pero si alguna vez los londinenses lo divisan en la tribuna, los hinchas de los clubes rivales al Chelsea podrían darse el gusto de gritarle “At coda Dyengi”(algo así como “¿De dónde sacaste la plata?”). Este no es un ejemplo a seguir

Micky Jagtiani
India
Micky Jagtiani
Patrimonio neto: 5,200 mdd
Jagtiani abandonó la escuela de contabilidad para limpiar las habitaciones de hotel y conducir un taxi en Londres antes de mudarse a Bahréin para ayudar en la tienda familiar de productos para bebés. Repentinamente estuvo a cargo de su hermano, su padre y su madre, quienes murieron en el transcurso de un año. Hoy, su imperio minorista Landmark Group genera 5,000 mdd en ingresos anuales y tiene más de 1,900 tiendas en todo el Oriente Medio, África y la India.
Visitó la India y señaló: "En la India la riqueza está tan mal distribuida. Hay los muy ricos y luego están los más pobres, que es el resto. Fui a una terrible barrio pobre de Bombay en la que los niños trabajan once horas al día con una sola comida. Yo estaba allí desde las diez de la mañana hasta las siete de la tarde. Me senté tratando de entender el significado de la pobreza. ¿Por qué sucede? Cuál es la solución?".
En 2000, estableció VIDA (Fundación Internacional Hito de Empoderamiento), para apoyar a los niños desfavorecidos en la India, a través de los programas escolares y de desarrollo de la salud, hogares para niños indigentes, escuelas de formación profesional y no formal, clínicas comunitarias y campamentos médicos para los habitantes de tugurios y una casa para atender acianos.

David Murdock quiere que usted viva por siempre
Un disléxico, Murdock abandonó la escuela en el noveno grado para trabajar en una gasolinera antes de ser reclutado por el ejército en 1943. Cuando regresó de la Segunda Guerra Mundial, pidió un préstamo de 1,800 dólares para abrir un restaurante. Con el tiempo se convirtió en el presidente de Dole Food, hoy el mayor productor mundial de frutas y verduras.
En un pueblo industrial en apuros, el multimillonario está gastando una fortuna para tratar de librarse —y librar a los demás— de las enfermedades propias de la edad. “Creo que quien quiera vivir más de 100 años puede hacerlo”, proclama el empresario multimillonario David Murdock. Semejante pronunciamiento sorprende de alguien con la historia familiar de Murdock, que ha perdido prematuramente a muchos seres amados. Su madre falleció de cáncer a los 42 años, y dos de sus tres hijos murieron antes de cumplir los 40. Sus dos hermanos fallecieron antes de llegar a los 70. Y Gabriele, su amada tercera esposa y madre de sus hijos, falleció de cáncer de ovario a la edad de 43 años.
Y sin embargo, estas pérdidas no han menguado las esperanzas de Murdock de vivir mucho tiempo y bien. En todo caso, no han hecho más que nutrirlas. Murdock —un titán inmobiliario artífice de su propio éxito, que preside el directorio de Dole Food Company— acaba de cumplir 90 años y cree que los nutrientes presentes en las frutas, los vegetales, las semillas y las cáscaras contienen la llave acceso a la longevidad. “Jamás pienso en la edad”, afirma, sentado en un sofá de seda roja en su apartamento de dos plantas con vista al Central Park. “Me limito a pensar en aquello con lo que me alimento”.
Desparramados sobre la mesa auxiliar de mármol de Murdock hay libros sobre nutrición. Su fe ciega en el poder de la comida saludable se ha convertido en su evangelio personal. Y ahora, ese evangelio está guiando la gran misión de su vida: ayudar a la ciencia a derrotar a la muerte y resucitar a un pueblo moribundo en el proceso.
Acompañado de un café con leche de almendras, Murdock, el 213 hombre más rico del país, admite que no siempre fue de comer saludablemente. “No tenía ningún reparo en agregar un cuarto de crema batida sobre las fresas”, dice. Pero cuando a Gabriele, nacida en Alemania, pintora y patrona de las artes, se le diagnosticó cáncer en 1983, lo reconsideró. Durante el año y medio que la pareja pasó en Mayo Clinic mientras Gabriele se sometía a radiación, quimioterapia y cirugía —y mientras se afinaba su espléndido cabello castaño y su luminosa piel adquiría un tono ceniciento—, Murdock intentaba encontrar maneras de ayudarla a sobrevivir, lo que incluía darle alimentos más frescos. Finalmente, llegó a sospechar que una dieta más saludable podría haber impedido su enfermedad. Tras la muerte de Gabriele en 1985, Murdock transformó su pena en una cruzada por descubrir todo lo que pudiera acerca de la nutrición.
A medida que leía libros y entrevistaba a investigadores, Murdock fue cambiando drásticamente su dieta. Eliminó las carnes rojas —“el beso de la muerte”, las llama él— y luego el pollo, porque contienen grasas saturadas. Más adelante, les llegó el turno a los lácteos con grasas saturadas. “Si alguien me pagara un millón de dólares por tomar un vaso de leche, no lo haría”, afirma este perfeccionista, según él mismo se describe. Y, con total descaro, agrega: “Tal vez sea porque no necesito el dinero”. (Murdock compró su primer negocio, una cafetería de Detroit, a los 22 años con $1,200 prestados, y lo vendió 18 meses más tarde con una ganancia de $700. Hoy, después de toda una vida dedicada a comprar, construir y vender, su patrimonio neto se estima en $2,400 millones ($2.4 billion)).
Mientras Murdock eliminaba los productos de origen animal de su dieta, aumentaba el consumo de vegetales, y no solamente de las partes que el resto de nosotros suele comer. Consume cada parte de frutas y verduras, en especial las cortezas, porque está convencido de que “todo lo que toca el sol tiene valor nutricional”. La piel del coco y las hojas de apio están a la orden del día; las pieles de banana y las hojas de la piña pasan por la licuadora y terminan en un batido. Todavía come pescado, y en ocasiones, esos batidos también incluyen colas de langostinos o sardinas con huesos.
Si fuera por lo que se aprecia visualmente, la inusual dieta de Murdock estaría funcionando. Su piel está brillante; sus ojos, límpidos, y se levanta del espléndido sofá sin ningún esfuerzo. Su traje rayado cae suelto sobre su estructura corporal de 5.8 pies de altura, y mínimos rollitos interrumpen un otrora firme físico. Murdock se levanta a las 4:30 a. m. y hace ejercicio diariamente, aunque “no creo que me mueva lo suficiente”, afirma con voz grave, pero enérgica, como si estuviera dando una orden. Y su mente está lúcida. “Puedo memorizar cinco páginas de balance”, comenta —una compensación por su dislexia de toda la vida—. Admite que puede a veces olvida las cosas. “Pero”, bromea, “suele ser una mera excusa para evitarlo”.
Inspirado por sus hallazgos sobre la manera en que la nutrición puede mejorar la salud, en el 2001, Murdock escribió, junto con profesionales de Mayo Clinic y UCLA, un libro enciclopédico al respecto. Pero, salvo por eso, limitó su proselitismo a favor de la comida saludable a sus amigos y familiares. Nunca pensó en crear una instalación íntegra dedicada a la investigación que sirviera de púlpito donde difundir sus opiniones. Pero debido a un accidente inmobiliario, eso es exactamente lo que sucedió. 
                                                                                                                                                                                                                                                                           

Christos Lazari
El inversionista de bienes raíces de Londres se trasladó al Reino Unido desde un pequeño poblado en Chipre a los 16 años con 20 libras en la mano. En Londres lavaba platos y sirvió mesas de restaurante, ahorrando suficiente dinero para inscribirse en un curso de diseño de moda de Londres y más tarde crear su exitosa marca Drendie Girl. En 1978 comenzó a invertir en bienes raíces. Hoy, su Lazari Investments posee 5 millones de metros cuadrados de bienes raíces en Londres, en su mayoría oficinas en renta.
Londres inversionista de bienes raíces Christos Lazari emigró al Reino Unido desde un pequeño pueblo en Chipre a los 16 años, primero lavar los platos y las tablas a continuación, a la espera. Con sus ahorros, estudió diseño de moda y creó la etiqueta Drendie Chica golpe. En 1978 se sirvió de sus ganancias de la moda en el sector inmobiliario. Hoy su Inversiones Lazari posee 2,5 millones de pies cuadrados de bienes raíces de Londres, en su mayoría alquiler de oficinas. Preside la empresa y de su esposa, Maritza, co-fundador.
Con el dinero que él salvó de lavar los platos y trabajando como camarero, Lazari estudió diseño de moda en Londres  y configurar la etiqueta de la ropa Drendie Chica, que se vendió con éxito en los minoristas de alta de la calle de Londres.  En 1978, usando las ganancias de su negocio de la moda, que se mudó a la propiedad. "Mi padre era un constructor y me enseñó el valor de los bienes inmuebles desde una edad muy temprana." En 2002 se informó de que Lazari posee propiedades comerciales y residenciales en Mayfair de Londres y Baker Street, así como dos acres ( 0,81 ha) a lo largo de Tottenham Court Road.

Sheldon Adelson: el hijo de taxista que se hizo multimillonario
El magnate que lidera el proyecto Eurovegas, de 79 años, es uno de los estadounidenses que más dinero ha hecho en menos tiempo, acumulando una fortuna de 25.000 millones de dólares
Hijo de un taxista, Adelson creció durmiendo en el piso de un edificio de viviendas en Boston. Compró su primer puesto de periódicos con préstamo de 200 dólares que le dio su tío cuando tenía 12 años. A lo largo de las décadas construyó una fortuna con un negocio de máquinas expendedoras, vendiendo anuncios en los periódicos, ayudando a las pequeñas empresas a salir a bolsa, con el desarrollo de condominios y el alojamiento de ferias comerciales. Ahora dirige la mayor compañía de casinos del mundo, Las Vegas Sands.
Hijo de taxista, el magnate que lidera el proyecto Eurovegas, Sheldon Adelson, de 79 años, es uno de los estadounidenses que más dinero ha hecho en menos tiempo, cuenta con una fortuna de 25.000 millones de dólares y es temido por su "agresiva forma de hacer negocios", según expertos del sector. El decimocuarto hombre más rico del mundo, según Forbes, es también un activo judío que ha donado millones de dólares a organizaciones pro-israelíes y que ha contribuido con enormes cifras de dinero a la campaña de los republicanos en la actual carrera presidencial estadounidense.
Adelson (pronunciado "Addulson") es "una persona con quien es difícil trabajar y muy mandón", relató a Efe Bill Eadington, director del Instituto para el Estudio del Sector del Juego y que trata a menudo con extrabajadores del magnate. Apasionado de los aviones y propietario de varios jet privados, también es un hombre extravagante y de humor ácido: antes del verano, un inversor le preguntó por el proyecto español y él dijo que, de España, le encantan la comida y las tapas.
"Adelson fue el multimillonario que se enriqueció más rápido, al menos desde los ochenta", destacó a Efe Peter Bernstein, coautor de un libro que en 2008 analizó las historias de los hombres más ricos del país. Entre 2004 y 2005, en tan solo un año, su riqueza creció un 283,3 %. "Ciertamente, es un ejemplo del sueño americano en el sentido de que ha empezado de la nada y se ha hecho muy rico", subrayó.
Hijo de emigrantes judíos de la Europa del Este, Adelson es considerado un hombre hecho a sí mismo y con visión empresarial desde niño. Creció en una casa de tan solo una habitación, abandonó los estudios, con 12 años vendía periódicos y con 16 montó un negocio con máquinas de gominolas, según la revista "The Atlantic". Con los años también vendería material de aseo para hoteles junto a su hermano y estuvo en el negocio de las hipotecas.
Pese a no entender de ordenadores, él y un par de amigos de su barrio de Boston, que se hacían llamar "los chicos", montaron en los ochenta Comdex, una feria de informática que durante un par de décadas tuvo fuerza en Las Vegas, recordaba "The New York Times". En Las Vegas, la llamada "ciudad del vicio", fue donde Adeldon protagonizó su verdadero ascenso, que lo enriqueció hasta competir con Bill Gates y Warren Buffett por ser el hombre más rico de Estados Unidos.
Es en esta ciudad cuando, el 26 de noviembre de 1996, Adelson marca un antes y un después en su forma de hacer negocios, de concebir los casinos e incluso de ser rico. Recogen las guías turísticas de Las Vegas que lo hizo a lo grande. Con fuegos artificiales, el empresario mandó demoler el anciano hotel Las Vegas Sands, se desvinculó de sus socios y, pese a entrar en una edad propia de la jubilación, inició un nuevo proyecto llamado Venetian.
Ese hotel, que abrió en 1999, se convirtió en la primera piedra del actual imperio del juego liderado por Adelson, Las Vegas Sands. Y ya entonces en la ciudad americana ni el proyecto ni su mentor pasaron inadvertidos. Adelson se hizo notar porque no le tembló el pulso
para enzarzarse con proveedores, trabajadores y especialmente con los sindicatos, en algunas ocasiones en los tribunales.
Se convirtió en el primer complejo de la zona sin representantes sindicales entre su fuerza laboral, dicen los medios estadounidenses. Y el proyecto no pasó inadvertido, porque revolucionó el modelo de casino: el objetivo era captar hombres de negocio. El Venetian acabó con las habitaciones vacías que incitaban a bajar a las mesas de juego, e incorporó el minibar, el entonces preciado fax y todo lo que hiciera falta para mejorar la estancia al cliente y hacerla compatible con el trabajo.
Le afectó profundamente la crisis de 2008
El imperio de los casinos ha crecido hasta los nueve complejos actuales en Estados Unidos, Macao y Singapur. Del mismo modo que a principios del nuevo siglo fue el norteamericano que enriqueció más rápido, con la crisis financiera de 2008 también fue uno de los más veloces perdedores, hasta el punto de que la compañía se acercó a la bancarrota.
También han ensombrecido su expediente empresarial
varias investigaciones abiertas sobre posible blanqueo de dinero y supuestos sobornos en China. Pero haber apostado por Asia ha sido clave para que Adelson vuelva a estar entre los ricos más ricos y que Las Vegas Sands sea considerada la más extensa compañía estadounidense del juego.
"Su apuesta ha sido extraordinariamente exitosa en Macao y en Singapur, consiguió de forma sorprendente la licencia para instalarse allí y han funcionado muy bien pese a la gran recesión", apunta el director del Instituto para el Estudio del Sector del Juego. Ahora la nueva apuesta multimillonaria de Adelson está en Madrid.

John Paul DeJoria, los secretos que le llevaron de vivir en la calle a las listas de Forbes
DeJoria pasó un breve periodo durmiendo en su coche en el Sunset Strip de Los Ángeles durante la década de los ochenta. El veterano vendía shampoo de puerta en puerta, transformando 700 dólares en ahorros en el gigante John Paul Mitchell Systems, que cofundó junto a Paul Mitchell. Hoy, su imperio se extiende desde el shampoo hasta el tequila (Patrón Spirits) y, más recientemente, al negocio de telefonía inalámbrica (ROK móvil).
Era un perdedor nato, pero se rebeló contra su destino y ahora aparece entre los mil hombres más ricos del mundo en las listas de la revista Forbes.
Se llama John Paul DeJoria, el 13 de abril cumplirá 65 años, tiene cuatro hijos, seis nietos y una fortuna de 2.500 millones de dólares. Trabajó desde niño, vivió en una casa de acogida y en un coche.
Sin embargo, consiguió estudiar, pero un día su profesor de matemáticas le dijo nunca jamás tendrás éxito en nada de tu vida y eso fue lo que según él marcó un punto de inflexión.
Su vida empezó a cambiar cuando empezó a trabajar en una empresa de productos para el cabello. Después se asoció con un peluquero, Paul Mitchel, y con un préstamo de 700 dólares fundaron la empresa de productos para el cabello Paul Mitchel.
Su estructura empresarial consistía en un apartado de correos y un contestador automático. El logo era, y sigue siendo, en blanco y negro porque no se podían permitir más colores.
El primer año estuvieron a punto de quebrar unas 50 veces, pero siguieron recorriendo peluquerías y salones de belleza tratando de vender sus productos.
Hacían demostraciones gratis y ofrecían una garantía nunca vista en el sector de peluquerías y salones de belleza: devolvían el dinero a cambio de todos los productos no vendidos.
Y funcionó.
Paul Mitchel se convirtió en una de las empresas de más rápido crecimiento en los Estados Unidos.
Mitchel murió en 1989. John Paul DeJoria sigue al frente de la empresa y además tiene importantes intereses en sector de la bebidas alcohólicas.
La empresa Paul Mitchel cuenta con sólo un tercio del personal que se considera necesario por su tamaño y actividad, pero está muy bien pagado.

Oprah Winfrey
La reina de los medios es hija de una madre adolescente y fue criada por su abuela en una granja de Mississippi. Se convirtió en presentadora de noticias de televisión en Nashville, Baltimore, antes de unirse a un canal de televisión de Chicago y transformar un mediocre programa matutino en el talk show número 1 a nivel nacional. Hoy, el imperio del entretenimiento de Winfrey se extiende desde la emisión hasta Hollywood y al mundo editorial.
(Kosciusko, Missouri, 1954) Presentadora de televisión norteamericana. Oprah Winfrey es un verdadero mito para muchos estadounidenses. Esta mujer, cuya vida de niña no fue nada fácil, tiene el gran mérito de haber sabido sobreponerse a sus problemas y convertirse con el tiempo en la gran y poderosa comunicadora que es desde hace años.
Oprah Winfrey nació el 29 de enero de 1954 en la localidad estadounidense de Kosciusko, en Missouri. Su abuela la cuidó hasta que cumplió los 6 años, cuando fue a vivir con su madre. En ese momento se inició una de las peores épocas de su vida. Sufrió abusos físicos y psíquicos que convirtieron su día a día en un completo caos. Su situación era tan mala que a los trece años decidió escaparse de casa. Así, pensó, cuando la detuvieran la llevarían a casa de su padre en Nashville.
Afortunadamente Oprah supo superar su infancia traumática. A los 19 años empezó a coquetear con el mundo de la comunicación trabajando como reportera en una estación de radio de Nashville y posteriormente entró en la Universidad de Tenesse, donde incluso ganó diversos concursos de belleza. A los 22 años Winfrey se trasladó a Baltimore, donde tenía una oferta para presentar un programa de televisión, People are talking. Su primera aventura en la pequeña pantalla se prolongó por ocho años, en buena parte gracias a su especial habilidad ante la cámara.
Al cumplir los 30 años la carrera profesional de Oprah Winfrey da otro paso adelante. La WSL-TV de Chicago la contrata para presentar su propio programa de mañana, el A.M. Chicago. En pocos meses consigue colocar su talk show en el número 1 del ranking de audiencias. La verdadera razón del éxito de este programa es su presentadora y esto se refleja en septiembre de 1985, cuando el A.M. Chicago se convierte en The Oprah Winfrey Show.
El éxito se convierte en el compañero eterno de Oprah y su programa. En 1986 The Oprah Winfrey Show es el talk show número 1 de las televisiones estadounidenses, y 20 años después sigue ostentando su posición mediática privilegiada. Casi 30 millones de espectadores siguen sus emisiones sólo en los Estados Unidos. Los premios, entre ellos el Emmy al mejor talk show, respaldan su trayectoria. La figura de Oprah y su récord de longevidad otorgan a este programa un gran prestigio, tanto que los personajes más famosos del mundo pasan sin dudar por su plató.
Pero Oprah no es sólo una popular presentadora de televisión. Su enorme éxito en este medio le ha servido para llevar a cabo muchas otras actividades. Posee una productora, Harpo Entertainment Group, es co-fundadora de Oxygen Media, ha escrito libros, dirige su propia web e incluso es la editora de The Oprah Magazine, una revista que sigue la línea del talk show televisivo.
Oprah también ha hecho sus incursiones en el mundo del cine y ha participado como actriz en títulos tan conocidos como El color púrpura, Tira a mamá del tren, Nunca fueron niños y Beloved. Gracias a todos estos frentes abiertos en su carrera profesional hoy en día se le considera la primera negra billonaria y la mujer más poderosa de la televisión de los Estados Unidos.
Además de ser una excelente profesional, Oprah Winfrey también es una mujer concienciada con los problemas sociales. Su niñez la ha sensibilizado especialmente y no ha dudado en involucrarse en diferentes acciones, tanto benéficas como de concienciación social. En 1991 llevó a cabo una campaña a favor de la creación de una base de datos a nivel de todo Estados Unidos referida a los abusadores de niños. Este proyecto se transformó en la ley conocida como Oprah-Bill, hecha realidad en 1993 bajo la presidencia de Bill Clinton.
Oprah también es la impulsora de una fundación que lleva su nombre y que está dedicada a apoyar a la mujer y los niños del mundo. Entre otras acciones, destina cada año millones de dólares para ayudar a estudiar a muchos jóvenes sin recursos.

El Top-One


En todo orden de cosas para algo hay uno número uno. De la especial lista lo considero a:

La increíble historia del beduino que se convirtió en millonario sin saber su edad
14 junio 2015
De huérfano del desierto a compasivo multimillonario: la historia personal de Mohed Altrad, ganador del Premio EY al Emprendedor del Año.

No le pregunten su edad a Mohed Altrad. Puede que sea un multimillonario, pero no sabe cuántos años tiene. No hay registros. Anda por los 65, tal vez.
Y él mismo me contó su asombrosa historia en un lugar igualmente improbable: uno de los hoteles más lujosos de ese nido de lujo que es Monte Carlo.
El año pasado Altrad fue honrado con el título de Emprendedor Francés del Año. Y hace poco fue a Monte Carlo para recibir el título mundial, derrotando a otros 51 candidatos en el concurso anual organizado por la compañía de servicios Ernst and Young.
Fue ahí que me contó de su trayecto desde los harapos a las galas, en un inglés fluido que él habla despacio. No duerme mucho. Piensa y escribe bastante. Sobre su pasado. Y su presente.
Por nacimiento Mohed Altrad pertenece al pueblo de los beduinos, nómadas que viven en los desiertos de la región árabe.

Beduino, Altrad nació en el desierto sirio. Su padre era el líder de la tribu. Su madre, una mujer pobre y despreciada.
Su padre la violó, dos veces, y ella tuvo dos hijos: Mohed Altrad y un hermano mayor, quien murió a manos de su propio padre.
Su madre murió el día que él nació y Altrad pasó parte de su juventud en Raqqa, Siria, actualmente un bastión de Estado Islámico.
Ahí fue criado por su abuela, en la más absoluta pobreza. Ella asumía que el niño se convertiría en pastor, así que nunca pensó en mandarlo a la escuela.
Instinto de supervivencia
El curioso joven, sin embargo, veía a otros estudiar y eso lo intrigaba. Espió el aula de clases a través de un agujero en la pared y pudo ver la caligrafía en la pizarra, aunque no pudo leerla.
La ciudad en la que creció Altrad, Raqqa, ahora está en poder de Estado Islámico.

Persistió y finalmente fue a la escuela. Era inteligente, sacaba buenas notas. Tan buenas que sus compañeros se enojaron cuando el humilde pastor quedó como el primero de la clase.
Lo llevaron al desierto donde cavaron un hoyo en el que lo enterraron de cabeza antes de salir corriendo.
Quién sabe cómo, Altrad logró liberarse y escapar. "El instinto de supervivencia", dice.
Y su suerte empezó a cambiar: una pareja sin hijos lo tomó bajo su protección; volvió a la escuela, siguió sacando buenas notas.
Siempre en Raqqa, la ciudad que ahora es la capital de Estado Islámico: una situación que a él lo entristece.
Estudios y empresas
Hace 60 años, sin embargo, la situación en Siria también era complicada: gobernaba el país una dictadura militar influenciada por Francia y la Unión Soviética.
Altrad es un líder de empresa bastante atípico, y no sólo por su historia personal.

Altrad consiguió una plaza en la Universidad de Kiev, pero luego le dijeron que su curso ya estaba lleno. Y en lugar de viajar a la URSS se fue a estudiar a una de las universidades más antiguas de Europa, la Universidad de Montpellier, en Francia.
Llegó tarde en una fría noche de noviembre. No hablaba una sola palabra de francés. Pero eso no logró detenerlo.
Eventualmente obtuvo un doctorado en ciencias informáticas, trabajó para algunas de las principales compañías francesas, obtuvo la nacionalidad gala y empezó a trabajar para la Compañía Nacional de Petróleo de Abu Dhabi, donde no había en qué gastar el dinero que ganaba.
Así que ahorró. Se moría por hacerse cargo de su propio destino.
De regreso en Francia ayudó a fundar una compañía que fabricaba computadoras portátiles "del tamaño de una maleta", cuenta. Cuando la vendió, obtuvo más capital.
Más tarde, junto a un socio compró un pequeño negocio de andamios para la construcción. Por un franco y muchas deudas. La empresa perdía muchísimo dinero.
El huérfano beduino construyó su fortuna con una empresa de andamios y herramientas para la construcción y una muy particular filosofía.

"No es la última tecnología, pero andamios siempre van a hacer falta", pensó. Y los pequeños contratistas que compraban o alquilaban sus postes metálicos también necesitaban carretillas y mezcladoras de cemento. Así que le agregó otra pata a la empresa.
E incentivando al personal con bonos vinculados a su desempeño los dos socios lograron revertir la tendencia: la compañía empezó a generar dinero.
Altrad uso el dinero para expandirse, comprando otras compañías en lo que entonces era una industria local muy fragmentada que se estaba consolidando a pasos agigantados.
También se esforzaba por tratar bien a sus empleados, pidiéndole que respetaran una lista de principios que había que suscribir al momento de ser contratados.
Empezó a expandirse fuera de Francia, pero siempre en el mismo negocio y siguiendo los mismos principios: a los andamios le sumaba todas las cosas que los constructores necesitaban.
En un plazo de 30 años la pequeña empresa creció hasta llegar a incluir 170 compañías bajo el paraguas "Altrad". 17.000 empleados. US$2.000 millones anuales de cifra de negocios. US$200 millones de ganancia.
Y ahora acaba de duplicar el tamaño de la empresa comprando a un rival holandés.
La felicidad como objetivo
Mohed Altrad también es el presidente y copropietario del equipo de rugby de su ciudad adoptiva, Montpellier.
Pero a pesar de sus éxitos y reconocimientos sigue siendo un líder fundamentalmente silencioso y muy considerado con sus empleados.
Altrad es el presidente del equipo de rugby de su ciudad adoptiva.

"Usted puede preguntar por qué estoy haciendo esto", dice.
"Nunca ha sido por dinero. Estoy tratando de desarrollar un emprendimiento humanista para hacer feliz a la gente que trabaja para mí", es su respuesta.
"Si son felices son más eficientes, mejores trabajadores y tienen una vida mejor", explica.
Eso, dice, es lo que las compañías deberían intentar. "Si soy feliz, trabajo mejor", insiste.
Altred también cree que el crecimiento de una empresa tiene que ser financiado por sus propias ganancias: "Si uno va a los mercados financieros, se vuelve esclavo de los bancos".
Y aunque su compañía ha estado detrás de la consolidación de una industria local muy fragmentada, él trata de que no se comporte de forma monolítica.
"Una compañía es una identidad, un pedazo de historia: es sus productos, sus clientes", dice.
"La tendencia general de grandes grupos, como el nuestro, es moldear (a las compañías que compra) y hacerlas más o menos iguales. Pero eso va contra mi concepto", explica.
Declaración de principios
O sea que las compañías del grupo Altrad conservan sus nombres e identidades.
Todas comparten, sin embargo, lo que Mohed Altrad llama una declaración de principios, que los nuevos reclutas deben endosar… o mejorar.
"Es un emprendimiento humano", dice.
Mohed Altrad dice que trabaja para hacer felices a sus empleados.

"Si uno está interesado en una mujer y su primer impulso es decirle que no se vista así, que no use ese maquillaje, ¿qué está haciendo? Es exactamente lo mismo cuando uno compra otra compañía", ejemplifica.
Altrad también usa sus noches de insomnio para escribir libros, incluyendo algunos de economía.
También escribió una novela autobiográfica, titulada "Beduino", que fue seleccionada por el ministerio de Educación francés para ser de lectura obligatoria en la escuela.
Su historia tiene especial resonancia en Europa, donde el tema de la migración es cada vez más importante.
"Aquí estoy frente a usted", me dijo. "Pero puede decir que tengo más de 3.000 años de vida. Es la vida del desierto, que tiene sus propias reglas, que empezó hace 3.000 años".
"Hablar con usted en este lugar tan bonito todavía se me hace extraño. Ese sentimiento está en mi sangre, en mi vida cotidiana".
Mohed Altrad es consciente de que cualquier cosa puede pasar, en cualquier momento, por lo que siempre tiene algo de miedo.
"Pero el sentimiento de libertad también está ahí, siempre", agrega.
Le pregunto si ahora es feliz. "En realidad no", contesta.
"Tengo una deuda con la vida que ahora sé nunca voy a poder pagar: devolverle la vida a mi madre, quien no tuvo vida. La suya fue una vida muy corta… 12, 13 años. La violaron dos veces. Vio morir a uno de sus hijos. Ella murió el día que yo llegué", le dice a la BBC.
Fuente: 
http://www.bbc.com/mundo/noticias/2015/06/150610_finde_beduino_huerfano_emprendedor_ano_mohed_altrad

Además:
Mohed Altrad:  Con un banderín de Francia en una mano y el premio de EY en la otra, Altrad tomó la palabra, ante el aplauso de quienes colmaban la Salle des Etoiles, en Mónaco. “Quiero dedicar este premio a todos, ya que el objetivo de la vida es ayudar a la humanidad. Mi historia debería decirle a cualquiera que uno puede cambiar su destino”, dijo. El legado también quedó escrito: tardó 40 años en escribir Badawi, su autobiografía novelada, hoy de enseñanza obligatoria en muchas escuelas francesas. Considera a las personas lo más importante de su compañía y ofrece a los jóvenes aprendizajes o becas de capacitación. Además, apoya a Médicos Sin Fronteras y la Liga Francesa contra el Cáncer. Recibió el título de Caballero de la Legión de Honor francesa y fue ascendido a oficial en 2014 e inclusive también es presidente de Montpellier Hérault Rugby Club. 


Joven Amiga, Joven Amigo:

Antes del Mensaje que pretendo dejaros quiero compartir esta historia que, en Sudáfrica se inició con un joven de 12 años de edad:

Creían que estaba en coma durante 13 años pero veía todo

Estuvo más de 13 años en estado vegetal, sufrió abusos por parte de cuidadoras y hasta escuchó a su madre decir: “¡Ojalá te mueras!”. Hoy con 39 años, se mueve en su silla de ruedas, conduce su propio auto y habla a través de una computadora. Martin Pistorius, a los 12 años, regresó de la escuela a su casa en Sudáfrica con un picor en la garganta. Lentamente fue perdiendo la movilidad y al final se quedó sin voz, según la crónica del diario El Mundo. Dio positivo en las pruebas de la meningitis criptocócica y de la turberculosis, pero nunca hubo un diagnóstico definitivo, ni la menor esperanza de recuperación. Su muerte, eso dijeron, era cuestión de meses.
Pasaba todo el día con los ojos entreabiertos y en estado vegetativo. Una extraña infección cerebral lo tenía inmóvil y sin poder hablar, los médicos habían sido incapaces de llegar al fondo de su enfermedad.
Según relata el matutino, Martin se había convertido en una carga insufrible para su propia familia, su madre estuvo al borde del suicidio y deseó en voz alta la muerte de su hijo, quien estuvo durante más de 13 años en estado vegetal.
Pasó por varias cuidadoras que ayudaban a la familia que dejaban al chico varias horas frente a la televisión. Luego llegó Virna, una aromaterapeuta que masajeaba sus brazos con aceite de mandarina, quien detectó en su mirada algo que le hizo intuir que el niño fantasma, convertido ya en un hombre de 25 años, se percataba de todo lo que pasaba a su alrededor y que así llevaba posiblemente una década, aunque fuera incapaz de hacerse oír.
A raíz de eso, lo llevaron a una clínica de comunicación “aumentativa y alternativa” y Martin pudo escapar de los barrotes de su propio cuerpo y hablar con la ayuda de un ordenador y un sintetizador como el de Stephen Hawking.
Tuvo que pasar por varios exámenes, el primero fue fijar la mirada en el dibujo de una pelota, a petición de la enfermera especializada en detectar su capacidad de comunicación. Según cuenta al diario, tembló en el momento en que le pidieron que identificara la palabra “mamá”, ya que, no era capaz de leer. Todo lo aprendido hasta los 12 años se había borrado de su memoria. La única manera de avanzar era comunicarse por símbolos, mientras volvía a familiarizarse con el abecedario.
“Era tremendamente frustrante y angustioso tener ese deseo de gritar y hacerme visible, pero no ser capaz de hablar y apenas poderme mover”, relató a El Mundo.

“Pude soportarlo escapando hacia mi interior. Mi refugio fue mi imaginación. Y podía imaginarme todo tipo de cosas: desde convertirme en un ser muy pequeño y escalar hasta una nave espacial o que mi silla de ruedas se transformaría en un coche a lo James Bond, con cohetes y misiles. A veces imaginaba que era un conductor de F1. O que era una estrella mundial de cricket”, explicó.
Ahora con 39 años, y en su segunda vida, se mueve en su silla de ruedas, conduce su propio auto y “sonríe con una paz contagiosa”. Martin trabaja como diseñador de webs y está casado con Joanna, a quien conoció a través de internet.
Piensa en trasmitirle a sus hijos que “nunca se rindan y que traten a todo el mundo con amabilidad, compasión y respeto” y agregó que, les insistirá en que nunca dejen de soñar ni perseguir sus sueños”. Aseguró que no busca un respuesta definitiva a su enfermedad y que tampoco se hace la inevitable pregunta -“¿por qué yo?”- y que en todo caso su sentimiento de culpa está asociado a lo que tuvo que pasar su familia: “Mi padre tuvo que renunciar a su carrera y mis hermanos no recibieron todo el cuidado que merecían. En realidad, sé que no fue por mi culpa, pero por todo lo que he oído sé que causé un gran trauma y es duro aceptarlo”.
En un doloroso episodio del libro, Martin narra cómo le hincó los dientes en el estómago a su padre en un momento de rabia: “Si no hubiera sido por él, posiblemente yo no habría sobrevivido. Mi padre fue una auténtica fortaleza durante todo el proceso. El era quien más tiempo cuidaba de mí y quien más me reconfortaba”.

Quien más sufrió sin embargo el impacto de su enfermedad fue su madre, que intentó quitarse la vida y llegó a decir en voz alta lo más parecido a “¡ojalá te mueras!”, sin percatarse de que su hijo se enteraba de todo: “Obviamente, aquellas palabras fueron tremendamente difíciles de aceptar. Me afectó mucho, pero no le guardé rencor. Más que sus palabras, lo que me dolió fue pensar que habíamos llegado a una situación en la que todos habrían estado mejor si yo no hubiera estado vivo. Pero aquello pasó. Ahora mismo siento un gran amor y una enorme compasión por ella”.
Durante su enfermedad Martin pasaba gran parte de su día en un centro, “atrapado en un purgatorio de días tediosos”. Tiempo después, una cuidadora destapó la caja de los abusos sexuales, físicos y mentales, hasta el punto de convertirse en “una parásita” y hacerle pensar con todas sus fuerzas: “Me preguntó si algún día lograré librarme de ella”.
“La he perdonado, a ella y a toda la gente que abusó de mí durante esos años. Sé que esas cosas ocurren donde hay niños o adultos demasiado débiles, silenciosos o mentalmente indefensos para poder contar sus secretos. Ahora lo llevo mejor que hace unos años, pero todavía tengo pesadillas. Aún hay cosas que me hacen revivir cómo me sentía en aquellos momentos”, confesó.
“Observé las cosas que habitualmente la gente no ve. Vi a gente metiéndose el dedo en la nariz o tirándose pedos realmente ruidosos. Algunos cantaban o hablaban consigo mismos delante del espejo. Vi la manera en la que la gente miente y retuerce la verdad. Vi la vulnerabilidad de la gente y la máscara con la que suele presentarse ante el mundo”.
“Mi mente estaba atrapada en un cuerpo inútil, mis brazos y mis piernas escapaban a mi control y mi voz se había quedado enmudecida. No podría hacer una señal o emitir un sonido que hiciera saber a la gente que había recuperado la conciencia. Era invisible, el niño fantasma”, escribe en el libro que publicó llamado Ghost Boy.
Hubo momentos, reconoce Martin, en que deseó morir, sobre todo una vez en que contrajo neumonía y su salud se debilitó. “Pero algo dentro de mí me hacía siempre volver y seguir luchando. A veces, el detalle más mínimo conseguía levantarme el ánimo. Por ejemplo, cuando un extraño me sonreía”. El humor y la imaginación, asegura, fueron sus dos aliados fieles.
Según cuenta la crónica, Martin sonríe mientras teclea a toda velocidad y activa la tecla mágica que habla por él. Aunque no mueva los labios, mira como si puntuara las frases. Su expresión se vuelve eternamente risueña al pensar en Virna y el aceite de mandarina. “Fue la catalizadora de todos los cambios que ocurrieron en mi vida. Si no hubiera sido por ella, tal vez estaría aún en un centro especial, o posiblemente muerto”.
Martín conoció a Joanna, una trabajadora social, a través de su hermana y entablaron una relación por internet. Sin conocerse en persona ya se habían declarado su amor y ella cuenta que nunca le importaron las limitaciones físicas que Martín tenía. En 2009 se casaron.
“Yo aprecié en él sobre todo su honestidad y su capacidad para escuchar, y llegó un punto en que las barreras físicas no iban a influir en mi decisión. Lo único que estaba claro es que iba a necesitar una esposa fuerte y aquí me tiene… Yo quería compartir mi vida con este hombre especial que me ha enseñado mucho, sobre todo a vivir en el momento y a apreciar los pequeños grandes regalos que dan sentido a nuestros días”, relató Joanna.

http://www.taringa.net/posts/offtopic/18540533/Creian-que-estaba-en-coma-durante-13-anos-pero-veia-todo.html

Pistorius además señala:
Me gustaría pensar que todo por lo que he pasado ha contribuido a hacer de mí una mejor persona, y espero que eso me sirva para ser un buen padre. Reconozco que soy alguien extremadamente paciente y alguien que saber apreciar lo valiosa que es la vida.
La pareja ahora vive en Inglaterra, donde Pistorius trabaja como diseñador de páginas web.
Fue ella, Joanna, quien me ha enseñado a entender el verdadero significado de un pasaje de la Biblia: ‘Hay tres cosas que perdurarán,  fe, esperanza y amor, y el mayor de ellos es el amor’, asegura. Mi vida ha abarcado las tres y el más grande todos es el amor, en todas sus formas.
Los doctores identificaron mi enfermedad como “total locked-in syndrome” lo cual hasta el momento "no tiene cura".
La vida tiene sus retos pero, ¿quién no pasa por algunos retos?

Os recalco este pensamiento de Pistorius: La vida tiene sus retos pero, ¿quién no pasa por algunos retos? Y os pregunto jóvenes en cuánto son comparables los retos que en su Vida tuvo desde los 12 años Pistorius en su síndrome de cierre de conciencia total con los vuestros o los nuestros, meditemos antes de responder...

Tener riqueza material sin riqueza interior es miseria interior y el justo anhelo a la riqueza exterior debe serlo sin explotar a nadie y de manera honesta como Martín Pistorius, de manera inexplicable, lo encontró en sí mismo he intenta a su vez ayudar a que otros lo comprendan.

En mi Portal aun cuando le he dado duro en ocasiones al nuevo orden mundial que nos tiene como estamos, he intentado ser objetivo y no dogmatizar sobre temas políticos o religiosos y en lo posible nada que nos separe como humanos. Quizá en este 442 haya una excepción al priorizar por sobre la Mente en la perspectiva de un Mundo Mejor destacar ahora el éxito material cuando en el Portal priorizo el desarrollo o riqueza interior. Debo reconocerlo que desde niño con orgullo me siento chileno y me emocionó leer en el poema épico "La Araucana": Chile fértil provincia y señalada. Ese "y señalada", pensé que por algo estaba allí.

Recuerdo que hace 45 años un grupo de dirigentes estudiantiles universitarios chilenos fue a visitar la Universidad Patrice Lumumba de la entonces Unión Soviética. Allí se les recibió y atendió muy bien, conocieron la Universidad y se entrevistaron con su rector. Al manifestar los estudiantes que la razón de su viaje era conocer y en Chile aplicar el co-gobierno de los estudiantes en la Universidad, el rostro del rector se endureció y con dureza les señaló que en la URSS los estudiantes estaban solo para estudiar y aprender, no para co-gobernar y que se fueran para no contaminar a su juventud. Nuestros universitarios debieron regresar. Evidentemente acá ese modelo de educación marxista que tanto anhelaban no fue considerado, por el contrario, desde 1991 se estimula que los alumnos tengan más derechos y cada vez menos deberes y los profesores tengan más deberes y cada vez menos derechos.

Si ustedes creen que son capaces entonces lo serán. Como dijo John Milton:

La mente es muy suya y de suyo puede hacer un cielo del infierno y un infierno del cielo.

Jóvenes amigos, tenemos la mente y tan solo cada uno puede lograr hacer de este infierno un cielo. Si estás realizando un justo anhelo piensa que haces lo que te agrada y que te gusta lo que haces pues somos el resultado de lo que hemos pensado y seremos el fruto de lo que desde ahora se piense: ¡Y así será!

Saber y conocer el poder de los pensamientos permite usarlos con confianza y esa certeza la recibe el subconsciente mental que, más allá del tiempo y del espacio busca cómo hacerlo realidad y se genera una positiva imagen en el entorno de quien actúa con mentalidad positiva pues en el reino de la mente lo similar atrae a lo semejante. Lo que se piensa de uno mismo marca el destino que se tendrá.

Como decía el sabio Dr. Carl Gustav Jung:

Una persona que no ha pasado por el infierno de sus pasiones jamás las ha superado.

En este nuestro infierno-vida una a una iremos superando las pasiones y debilidades para irnos acercando a la Cima que es nuestra meta. Y créelo:

Tú, si tú:¡Puedes lograrlo!

La rebeldía juvenil con causa es en el ámbito mundial, lástima que muchos de ellos se evadan de la realidad sumiéndose en el flagelo del daño cerebral de la drogadicción y otros actuando con mucha violencia. Acá piden ustedes que se vayan todos porque ninguno de los estamentos que rigen la Nación os dan credibilidad y confianza ante tanta frustración, engaño con falsas promesas incumplidas, sonrisas impostadas y corrupción manifiesta en todo nivel. Cabe la pregunta frente al que se vayan todos: ¿Quiénes se harán cargo? Acaso drogados oportunistas con mucha labia y peores que los que están; la Anarquía caótica o un patriota boina negra que consideraría actuar por el estado de guerra interna y con mano dura impondría un régimen autoritario ante el fracaso de los civiles que se han farreado una vez más la democracia... ¿Eso quieren?

Ustedes jóvenes no están capacitados para hacerse cargo. Quizá ya sea hora que piensen si tienen autoridad moral para lanzar la primera piedra e inicien cada uno el cambio por sí y en si mismos, intentando ser mejor personas y pensando mejor dado que el ser humano actúa según piensa y, el mayoritario hombre-masa actúa por lo que otros piensan permitiendo que los menos con más exploten a los más con menos. SOIS LIBRES, no sois siervos de nada ni de nadie. En la humano nadie es superior a vosotros y vosotros a otros, no seáis siervos de los que representan al nuevo orden mundial.

Necesitamos tener un buen Presidente de la República y según psicólogos latinoamericanos un candidato debiera reunir estas características mínimas:

Ser conciliador, respetuoso, amable, honesto, sincero, tener un buen estado de salud, sentido de justicia y control emocional. Debe ser motivador de valores sociales, morales y espirituales.

En un canal de TV regional vi la entrevista a una persona que por referencias conocía y respetaba y que me dejó impresionado por su prestancia sin falsa sonrisa, claridad en todo tipo de conceptos, energía en cuanto lo ético-moral de los suyos. Me sorprendió porque de manera fluida dictaba cátedra en todos sus conceptos y me hizo recuperar fe en el futuro de mi Patria dado que reúne los requisitos para ser un muy buen candidato...

Duele decirlo pero la República está sin un capitán capacitado que, frente a la tormenta pueda llevar el timón, si somos objetivos diría que nos encontramos en estado de crisis in crescendo en cuanto desconfianza y falta de credibilidad y como muchos pienso se necesita un cambio republicano serio y transversal en el que se haga cargo del Gobierno, cual período transitorio de reparación y ajuste un ciudadano honorable que domine el tema de la educación, de lo económico, sepa dirigir con autoridad lo que tiene a cargo, ser respetado, respetable, ser un real Estadista a diferencia del político tan cuestionado. Alguien capaz de conducir a su pueblo y, desde luego, trascienda en justicia las fronteras de su país. Que tenga una mirada intuitiva a largo plazo y le otorgue a la época que vive su propio sello. Un genuino estadista, sin duda, difícilmente cuente con la aprobación sincera de mediocres, timoratos y oportunistas: el pan de cada día en la cotidianidad política y que, por ejemplo, en su trayectoria fue Rector de la Universidad de Chile, ocupa el mayor rango como Venerable Gran Maestro de la Gran Logia Masónica de Chile, me refiero a Luis Riveros Cornejo además docente de la Facultad de Ciencias Económicas y Administrativas, en la Escuela de Administración Pública y en el Departamento de Educación de la Facultad de Ciencias Sociales de la Universidad de Chile, que, bajo su dirección, la Masonería chilena está por él orientada a que el conocimiento allí recibido y la formación ético-moral impartida la expresen fuera del Templo sirviendo y siendo ejemplo en la Comunidad y ese Líder natural que dice tener tres amores: Su Universidad De Chile, La Masoneríala República, se despidió en la entrevista recordando que en dos de esos tres amores llegó al sitial máximo. Es decir, pensé, solo le falta el de la República y siento que él debiera hacer ese sacrificio, pues la República así se lo requiere y demanda. A buen entendedor pocas palabras y tranquilo quedé...


Reforzando esta última idea dejada en el 422 el diario El Mercurio del domingo 16 de agosto de 2015 publicó lo siguiente:

Luis Riveros, gran maestro de la Gran Logia de Chile:
"No veo un liderazgo presidencial en el esquema de los actuales partidos políticos"

Ex rector de la Universidad de Chile afirma que los poderes del Estado no están respondiendo a los intereses ciudadanos y no cree que un futuro postulante a La Moneda surja de los actuales conglomerados.  

Guillermo Muñoz 

Luis Riveros, gran maestro de la Gran Logia de Chile y ex rector de la Universidad de Chile, recuerda que su única participación como militante de un partido político ocurrió hace más de 40 años, en radicalismo. Sin embargo, eso no obsta para que opine sobre la contingencia política. Incluso, su nombre sonó en las últimas parlamentarias como candidato a senador.
"Cuando me lo ofrecieron, debía tener el requisito de pertenecer a un partido político, a lo que respondí que no. El segundo requisito era que había que tener un par de millones de dólares para financiar la campaña. No tenía ese dinero y cuando me hablaron de donaciones, bueno, hemos visto lo que ha pasado en estos días", afirma.
-¿Cree que eso último ha sido determinante en la desconfianza hacia las instituciones?
-Han perdido credibilidad las instituciones y han perdido solvencia las políticas públicas en muchos campos. O sea, me imagino cómo ve el ciudadano medio que tengamos una ley sobre materias tributarias y después tengamos que hacer otra para mejorarla. Eso va en paralelo con el desprestigio que han ido alcanzando los políticos, no solo por este tema feo de las boletas o esta verdadera vergüenza que son las campañas, que son simplemente una exhibición de fortuna, sino porque el discurso político ha enflaquecido.
-¿Piensa que antes habría habido una reacción distinta?
-Con esta crisis, en los años 60 habría habido una reunión en el Congreso para discutir este problema con distintas visiones, pero hoy algunos parlamentarios parecen preocupados de la plantación de marihuana o los disfraces eróticos, como si no pasara nada en el país. Entonces estamos en una crisis, porque los poderes del Estado no están respondiendo a los intereses de los ciudadanos. Estamos aquí construyendo un caldo de cultivo y de esta olla puede salir cualquier cosa, no un golpe militar, pero sí un pronunciamiento a favor del populismo. Aquí se necesita un liderazgo fuerte para buscar un camino de salida.
-¿De dónde espera que venga ese liderazgo?
-La Presidenta es la persona que elegimos para esto. Debe recibir el respaldo para esto y dar la señal de cómo seguimos adelante. Me parece que muchas de las medidas que se han anunciado son enunciados aceptables, sin embargo todos sabemos que ocultan generalismos que no son apropiados y se confía mucho en que los proyectos serán mejorados en el Parlamento, y eso tampoco ocurre necesariamente. El Congreso está atochado. Es la Presidenta la que debe dar un liderazgo político sustantivo que era lo que esperaba del cónclave, pero del cónclave no salió eso: salieron algunas señales que posteriormente se hicieron confusas.
-¿Ese liderazgo lo ha visto en otras ocasiones?
-No lo he apreciado, creo que la Presidenta debe mirar los problemas mucho más transversalmente. Creo que los está mirando mucho desde la lógica de la Nueva Mayoría, que está bien porque es su sustento en principio, pero el país necesita un liderazgo más allá de eso, ¿Qué vamos a hacer de aquí a los próximos dos años? No lo tengo claro y creo que el ciudadano medio tampoco.
"¿De dónde viene el bloqueo?"
-¿Ve algún personaje que pueda asumir el próximo liderazgo presidencial?
-No veo un liderazgo presidencial en el esquema de los actuales partidos políticos. La derecha va a tener que redefinirse y esperar para poder consolidarse como un conglomerado creíble y la Nueva Mayoría ha sufrido un desgaste aceleradísimo y ha mostrado poca consistencia. En muchas iniciativas no solo hay desacuerdo, sino esto que la Presidenta llama bloqueo. En la carrera docente fueron diputados de la Nueva Mayoría los que rechazaron la idea de legislar, ¿entonces de dónde viene el bloqueo? Por lo tanto, me resulta difícil creer que un proyecto político exitoso vuelva a surgir de ahí. De este modo, creo que tiene que surgir un liderazgo, una visión de afuera de los partidos.
-¿Y cree que sea posible un Presidente con un gobierno sin el apoyo de los partidos?
-Siento que sí porque ahí está la fuerza del pueblo, como dijo Allende. La ciudadanía tiene que expresarse y no puede estar pasiva mirando lo que va a pasar. Los independientes en este país son mucho más que miembros de partido. Estamos en una crisis de la República y los líderes políticos no me han dicho cómo vamos a salir de esto.
-Usted fue rector de la Universidad de Chile y se ha mostrado crítico de algunos aspectos de la reforma educacional. ¿Qué le ha molestado?
-Me molesta primero la falta de prioridades y la falta de consistencia de los proyectos. Prioridad porque yo estaba convencido de que se debía partir por la educación pública, por calidad y equidad, pero, al contrario, nos abocamos a la educación privada subvencionada y el resultado final fue que aumentamos el subsidio a la educación privada subvencionada. Y respecto de todos estos anuncios sobre educación superior, hay una gran cantidad de inconsistencias. ¿Cómo se puede justificar que se diga primero que se va a cubrir el 70%, después el 60% y ahora el 50%, y en marcos de universos distintos? ¿Y que para algunas universidades es necesario cuatro años de acreditación y para otras no? Tampoco hablamos de dónde están los estudiantes más pobres, que son los institutos con fines de lucro. ¿Qué culpa tienen ellos de eso? Creo que hay un gran afán de cambiar todo, pero finalmente para no cambiar nada.
"Muchas de las medidas que se han señalado son enunciados aceptables, pero todos sabemos que ocultan generalismos que no son apropiados".
"La Presidenta debe mirar los problemas mucho más transversalmente. Creo que los está mirando mucho desde la lógica de la Nueva Mayoría".


Candidatura a Premio Nacional de Humanidades
Luis Riveros dice sentirse "orgulloso" de que la Universidad de Chile lo haya apoyado como candidato al Premio Premio Nacional de Humanidades y Ciencias Sociales. Agrega que también lo respaldan la Universidad de Playa Ancha, doce rectores y ocho premios nacionales. "Mal que mal, tengo publicados más de 70 artículos en revistas académicas y 16 libros", comenta.
-¿No lo complica el riesgo de no ganar?
-No. Si hay un currículum mejor que el mío, el premio debe ser de otro. Lo que no me parecería es que no hubiese un currículum mejor y la decisión se tomara sobre la base de otro criterio, lo que no creo que suceda porque en el jurado hay gente seria y competente.

Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Junio de 2015
http://www.isp2002.co.cl/
isp2002@vtr.net