418
Collage -VIII-
Cambio Climático 4

Raconto enero-mayo 2014


Una nueva investigación que ha reconstruido los cambios en la temperatura global promedio durante el final de la última Edad de Hielo, hace 18.000 años, ha encontrado convincentes evidencias de que la temperatura media de la Tierra está relacionada con los niveles de CO2 y que el efecto invernadero ha tenido un papel importante en el aumento de las temperaturas globales. El estudio respalda la opinión de que el creciente aumento del CO2 en nuestros días, generado por el hombre, ocasiona también un mayor calentamiento global.

Proemio

En lo personal el Cambio Climático, por su trascendencia y ahora ya sin casi ocultamiento o desmentido oficial, es un tema repetitivo desde que comparto en escritos las ideas que recibo. Al exponerlo no lo hago en su sentido apocalíptico como lo es para algunos o de castigo como lo es para otros, lo hago como un ser realista que no ignora la realidad y siente que mientras más pensantes la conozcan y reconozcan más posibilidades de ATENUAR lo desencadenado existe y eso sobre la base del humano poder mental cuántico en acción positiva que es mayor de lo imaginado y que la neurociencia ya está demostrando por sobre los científicos escépticos ya casi obsoletos.

¿Por qué se ha frenado el uso de energías "limpias" y priorizado el petróleo que es tan contaminante? A manera de botón de muestra de la realidad petrolera veamos:



La Explotación del petróleo es la causa principal del cambio climático
03/09/2013
En torno a la mesa redonda llevada a cabo con un grupo experto en el tema del petróleo y ecología, Miguel Valencia expuso los riesgos que se avecinan con el boom de la Reforma Energética.
Miguel Valencia aseguró que la principal causa del cambio climático es la explotación del petróleo, y hoy en día  es importante saber que tecnología quieren involucrar en la nueva propuesta. Porque la tecnología señala la política y lo que va a ser la realidad concreta. Es importante saber que son las tecnologías,  el origen de lo que realmente altera el tejido social y de la naturaleza.
Sabemos que la tecnología que plantea la reforma es  nueva, se presenta como una maravilla,  pero no es así. Tienen consecuencias espantosas en todos los sentidos, tanto sociales, económicas, políticas y ecológicas. Implica un riesgo altísimo de pérdida de soberanía, de invasión militar  y de guerras, como en otros países.
El ecologista Valencia informó que la nueva  tecnología se ha llamado fracking porque se fracturan rocas debajo de la tierra de 2 a 5.000mts. de profundidad,  por medio de inyección de cantidades impresionantes  de agua a alta presión con más de 800 productos químicos diferentes,  los cuales son altamente venenosos. Entonces a través del  fracking se generan innumerables consecuencias, y  existe mucha información en la red al respecto.
En Estados Unidos se han perforado entre 600  y 800 mil pozos petroleros  y estos pozos tienen un promedio de vida de dos o tres años, se agotan rápidamente y adonde llegan, generan el infierno,  a través del consumo de agua y el envenenamiento en toda la zona, en los mantos acuíferos, en el agua  que se consume.
Se puede encontrar, que en las zonas cercanas a un pozo fracking el agua se incendia y esto enferma a los animales que viven ahí, a todas las especies que están cercanas, porque los polvos de esos productos químicos se dispersan, alrededor de los caminos que hay que hacer en torno a los pozos. Y aquellos propietarios que tuvieron la ingenuidad de firmar contratos para aceptar la perforación en sus propiedades, después de una perforación esas tierras no valen nada porque quedan totalmente envenenadas, inhabitables e inservibles.
Este tipo de tecnología que se impuso en Estados Unidos  a un altísimo costo, se presenta con la ventaja de que hizo bajar el costo del gas, a tal punto que este país desde hace dos o tres años, es  autosuficiente. Cuando este país anuncio “tenemos el gas más barato del mundo”,  el mundo tuvo que reaccionar ante este punto, porque Europa tiene el precio del gas dos o tres veces más caro que el de Estados Unidos.
La pregunta es ¿Cómo Estados Unidos se permitió destruir un bellísimo parque como  Yellowstone? Este lugar era una de las grandes bellezas de América, para meter pozos fracking allá adentro.
El petróleo lo que trae atrás de  él, es el poder máximo en el mundo, nada genera más poder en el  mundo como el petróleo, pero tampoco nada genera las peores expresiones del ser humano, y hablamos de actitudes de destrucción, de guerras y asesinatos se dan en torno a este tema. Nada más hay que ver la historia de Nigeria para darse cuenta que han sido asesinados todos los líderes que se opusieron a la british petroleum.
Entonces lo que nos están trayendo es la tecnología Shell de lutitas, o sea el sistema en el que se extrae el gas de esa forma, para abaratarlo y la economía del mundo pueda ser re lanzada. Las lutitas petrolíferas son piedras abundantes, pero la producción del petróleo que alojan puede ser complicada. “Estas rocas fueron explotadas y cargadas en instalaciones de superficie, donde se extraían los hidrocarburos líquidos, desde la década de 1800. Ahora, los operadores están desarrollando métodos para calentar la roca en sitio y llevar el petróleo liberado a la superficie. Además, están adaptando la tecnología de campos petroleros para evaluar estos depósitos y estimar sus rendimientos en términos de fluidos”.
Estamos hablando que todos los pueblos cercanos a una explotación Shell quedan destruidos y para esta tecnología existen por lo menos 7 países que lo prohibieron ya, entre ellos Francia, Alemania y Suiza.  Sin embargo, España y Argentina están cayendo en esta trampa porque tienen reservas de gas.
Para extraer este gas, se desperdicia tanto gas a la atmósfera, que acelera como nunca el cambio climático.
Entonces esta posición de recuperar otra vez la industria petrolera  que ha lanzado Estados Unidos, ha puesto en guardia a grupos en el mundo entero contra esta revolución Shell y su tecnología fracking de aguas profundas. El petróleo no ha desarrollado los países, los degrada, los destroza, los somete, entonces la política que ha adoptado el ecologismo internacional, es dejar el petróleo bajo tierra, es un producto fósil, es como estar comiendo cadáveres. Quiero decirles que para que se pudiera introducir el gas Shell en los Estados Unidos el Sr Dick Cheney tuvo que hacer una de las maniobras más sucias que se pueden hacer en política, como lo fue introducir una ley, la EPA (Agencia de Protección Ambiental) no puede ayudar a ningún ciudadano en el tema ecológico ambiental, no puede aceptar ninguna denuncia, ni estudiarla, ni se puede establecer ningún juicio por afectación ambiental. Sólo así funciona el gas Shell, que viene aparejada con esta ley porque una vez que entre este sistema le van a prohibir a la Secretaria del Medio Ambiente y Recursos Naturales  (SEMARNAT) establecer cualquier protesta en contra de ellos. Ojalá entendamos que el cambio climático es una fenómeno que se está acelerando tanto que lo que se pide mundialmente es dejar de consumir petróleo. Porque el petróleo es el responsable de los huracanes, de los climas, de las sequías, y es algo que está costando de 3 a 5 puntos del producto interno bruto mundial cada año. Y en los próximos años el cambio climático será mucho más costoso que cualquier aumento que haya en el producto interno bruto mundial. La idea de crecimiento económico está en crisis porque está basada en el petróleo, creemos que o se disminuye el uso del petróleo o éste va acabar con la humanidad.

http://www.teorema.com.mx/contaminacion_/la-explotacion-del-petroleo-es-la-causa-principal-del-cambio-climatico/


Además bien se sabe que, desde hace muchos años, existe la tecnología para la electrificación de los motores del sistema de transporte y eliminar de manera gradual los combustibles fósiles usando energía "limpia" y renovable, pero se impuso el dañino petróleo un arma de control mundial y gran enriquecimiento de unos pocos... 

La idea de reiterar el tema es Pensar en un Mundo Mejor, frente a un problema que se aceleró y por el que ya estamos superados. Por lo tanto si se tiene Fe pedir AYUDA a la Divinidad, si solo se cree en lo material entonces pedir ayuda a la VIDA. Hay que seguir adelante en el día a día porque el ayer quedó atrás y el mañana no ha llegado. Confiemos en el poder del humano Pensar, que es muy superior a lo demostrado. Esta vez mostraré en forma cronológica noticias desde enero a mayo del 2014, noticias relacionadas con el Cambio Climático que conviene conocer para REACCIONAR uno mismo...

Desarrollo

1.-
Ecología Humana y Cambio Climático
Enero 2014
En la actualidad, la problemática del cambio climático no puede ser ignorada. Sus efectos pueden observarse en casi todos los ámbitos de la vida cotidiana, que van desde la economía, la agricultura y la industria hasta la ecología y la política.
Independientemente del área que observemos, las consecuencias del cambio climático impactan sobre las sociedades humanas. Esto quiere decir que todas las actividades que realizamos (ya sean productivas, comerciales, o domésticas) directa o indirectamente se ven afectadas por este fenómeno.
Ante este panorama, es manifiesta la necesidad de relacionar los estudios científicos (que buscan explicar y analizar la naturaleza del cambio climático, sus causas y efectos sobre nuestro entorno) con la problemática social, para entender la realidad el cambio climático de una forma más integral. Bajo la directriz la Ecología Humana, como un campo interdisciplinario en el que convergen diversos enfoques, existe la posibilidad de vincular ambos cuerpos de estudio: el ecológico y el social.


2.-
Vinculan ola de frío con el cambio climático
10/01/2014
John Holdren, el principal asesor científico del presidente de EEUU, Barack Obama, ha vinculado la ola de frío extremo que está azotando a buena parte del territorio norteamericano con el cambio climático.
“Si en los últimos días han oído que las olas de frío extremo, como la que estamos viviendo en EEUU ahora mismo, desmienten la existencia del cambio climático, no se lo crean. Ningún episodio meteorológico concreto puede demostrar si el cambio climático global es real o no, ya que lo relevante en este campo son las tendencias generales a lo largo del tiempo, como la media anual de temperaturas y precipitaciones en todo el planeta, que se están detectando a nivel global. Se están acumulando cada vez más indicios de que los episodios de frío extremo que están afectando a buena parte de EEUU es una tendencia que se va a repetir con más frecuencia, mientras continúe el cambio climático.
El origen de este frío extremo, según el experto, es el llamado “chorro polar”, una corriente de aire fría cuya intensidad depende de la diferencia de temperatura que se da entre el Ártico y las latitudes medias en el hemisferio norte.
Lo que se ha comprobado, explica Holdren, es que “el Ártico se está calentando dos veces más que las latitudes medias donde se encuentra EEUU”. Y esto, según el principal asesor científico de Obama, debilita la intensidad del chorro polar, y hace que los meandros de esta especie de “río” de aire frío sean más pronunciados.
“Por ello, las ondulaciones del aire frío polar llegan más al sur, y alcanzan las latitudes medias”, explica Holdren.
“Aunque existen muchos factores que explican este fenómeno y el debate científico en este campo continuará, creo que en los próximos años podemos esperar que como consecuencia del cambio climático, se producirán más episodios de frío extremo en las latitudes medias”, concluye el experto asesor de la Casa Blanca.

Las cataratas del Niágara quedaron congeladas
La intensa ola polar que desde hace días afecta a gran parte de EEUU y Canadá, un fenómeno sin antecedentes en los últimos 20 años, sigue mostrando imágenes impactantes. Es el caso de las cataratas del Niágara, cuyas aguas quedaron congeladas debido a las bajas temperaturas. Un sistema de aires frío de unos 25 grados bajo cero avanzó por el estado canadiense de Ontario y congeló gran parte de las famosas cataratas, uno de los mayores atractivos turísticos del norte del continente.


3.-
El calentamiento global está causando grandes perdidas de masas de hielo en Groenlandia
Febrero 2014
La capa de hielo de Groenlandia ha sido uno de los mayores contribuyentes al aumento global del nivel del mar durante los últimos 20 años, que representan el 0.5 mm año-1 de un total de 3,2 mm año.
Una parte significativa de esta contribución se asocia con la aceleración de un mayor número de glaciares en el sureste y el noroeste de Groenlandia. Ahora está experimentando adelgazamiento dinámico sostenido, relacionado con el calentamiento regional, después de más de un cuarto de siglo de estabilidad.
Este sector de la capa de hielo de Groenlandia es de particular interés, debido a que el área de la cuenca de drenaje cubre el 16% de la capa de hielo y las predicciones de modelos numéricos sugieren que no hay pérdida de masa significativa para este sector, lo que lleva a una subestimación de la futura subida global del nivel del mar.
La geometría de la roca y la tendencia sugiere que la pérdida de reducción dinámica del hielo en esta región continuará en un futuro próximo.
El calentamiento global derrite el último flanco estable de flujo de hielo de Groenlandia, dicen los científicos
El último borde de la capa de hielo de Groenlandia, que resistió el calentamiento global se ha convertido en inestable, agregando miles de millones de toneladas de agua de deshielo al crecimiento de los mares, han dicho los científicos.
En el pasado, el flujo de esta corriente de hielo se había visto limitado por grandes acumulaciones de escombros de hielo evitando la salida de ríos al mar.
Pero una racha de tres años de temperaturas excepcionalmente altas ha eliminado este bloqueo y, como un corcho de una botella, ha ayudado a acelerar el flujo, según el estudio.
La corriente de hielo, llamado Zachariae, es el mayor desgaste de la capa de hielo, suponiendo un 16 por ciento de 16 por ciento de Groenlandia.
Aumento del nivel del mar
Así, en la última década, el noreste de Groenlandia ha vertido al mar más de 10 mil millones de toneladas al año ha revelado el estudio.
“Este estudio muestra que la pérdida de hielo en el norte y en el este se está acelerando. Así que, ahora parece que todos los márgenes de la capa de hielo de Groenlandia son inestables”.
La principal herramienta en el estudio fue de los datos de una red de sensores de GPS a lo largo de toda la costa de Groenlandia.
“La capa de hielo de Groenlandia ha contribuido más que cualquier otra masa de hielo al aumento del nivel del mar durante las últimas dos décadas y tiene el potencial, si se derrita por completo, para elevar el nivel global del mar en más de siete metros”, dijo Jonathan Bamber, una profesor de la Universidad británica de Bristol.
“Aproximadamente la mitad del aumento de la contribución de la capa de hielo se debe a la aceleración de los glaciares en el sur y el noroeste. Hasta hace poco, en el noreste de Groenlandia se ha mantenido relativamente estable. Este nuevo estudio muestra que ya no es el caso”.


4.-
Foro Económico Mundial en Suiza 2014
Reestructuraciones sociales y cambio climático
04 febrero, 2014
El Foro de Davos, desde sus inicios, se creó como una instancia de diálogo,  habiendo centrado la atención del mundo al inicio de cada año, para buscar soluciones a problemas económicos internacionales. Durante el pasado y el presente año ha centrado sus esfuerzos en reestructurar este campo, siempre teniendo en cuenta cómo anteponerse a los períodos de crisis, pero también ha abordado problemáticas de relevancia, así como las que se refieren a tomar medidas en cuanto a los impactos del cambio climático.
Este fenómeno, es una temática trascendental, que se tratará en 23 sesiones, lo que ha hecho que el Secretario General de la ONU, Ban ki Moon, y la Secretaria Ejecutiva de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático, Christiana Figueres, hayan acordado trabajar en conjunto respecto a esta instancia mundial, para implementar directrices eficaces, tanto en el ámbito público, como en el privado.
En este aspecto, los temas más críticos a tratar, están ligados a la reducción de la deforestación, la eficiencia energética, la seguridad del recurso agua y la inversión verde. Todo esto se presentará en la Cumbre Climática de la ONU que se llevará a cabo en septiembre del presente año.
La clave para concientizar al empresariado, respecto de la necesidad de fijar políticas sustentables en su negocio, es incentivarlos a procesar y reciclar 100 millones de residuos y desperdicios dentro de cinco años. Y a comprender que a través de soluciones a este enorme desafío, podrían percibir beneficios económicos, que en ahorro de costos, se pueden estimar cercanos a los US$ 500 millones.
Asimismo, según declaraciones de Richard Quest en CNN, el FEM acabó de entender que el mundo ha cambiado, luego de superar cinco años de crisis. Por lo tanto, existe un “panorama en el que ya no existen las viejas reglas y las nuevas no se han escrito ni acordado aún”.
En este sentido se hace necesario, junto a las nuevas políticas económicas internacionales, avanzar significativamente en las sociales y ambientales, como un todo, que permita un paso histórico hacia la sostenibilidad.


5.-
Los cambios extremos que produce el cambio climático…
15 febrero, 2014 
La concentración de dióxido de carbono (CO2) que por años se ha venido acumulando en la atmósfera, esta teniendo cambios drásticos en el clima mundial y entre las consecuencias están el calentamiento global, mismo que produce los eventos meteorológicos extremos que pueden ir desde largos periodos de sequías hasta excesos de lluvias causando inundaciones, temperaturas excesivamente bajas o excesivamente altas, un alza en los niveles del mar, entre otros serios efectos producidos por el Cambio Climático.
El consultor ambiental socioecologo Manuel Calvo Salazar dice que la gente debe entender el cambio climático como la enfermedad y al calentamiento y los cambios meteorológicos que produce, los síntomas. Las modificaciones climáticas se están dando a una velocidad inusitada en la historia de la tierra, tan rápido que puede ser catastrófico para muchos seres vivos. Según este especialista el calentamiento global puede aumentar la frecuencia de las olas de frío y de las olas de calor, porque cuando se modifica el balance energético de un sistema se cambia el punto de equilibrio. Tan extremos son los fenómenos que se están registrando que mientras ciudades como Nueva York en diciembre pasado registraba -15 grados bajo cero, buenos aires Argentina registraba el diciembre mas caluroso de su historia con un promedio de 31,3 grados.
Por su parte el biólogo Enrique Jurado advierte de algunos cambios muy peligrosos asociados al calentamiento global, por ejemplo el derretimiento de masas de hielo en los polos ocasiona cambios importantes en las corrientes marinas y un aumento en el nivel del mar, lo cual pone en riesgo las zonas costeras, en donde los humanos hemos construido ciudades y balnearios. Como consecuencia cientos de especies animales podrían extinguirse y ya no se podría cultivar en zonas donde históricamente se hicieron actividades agrícolas.
Pese a tener plena conciencia de lo que nos podría suceder en un futuro próximo los patrones de producción y consumo no los cambiamos y todo el esfuerzo se reduce a las grandes conferencias de cambio climático que solamente plasman ideas y compromisos en documentos y nada se refleja en la practica.


6.-
La NASA revela aumento de temperaturas a pesar de la desaceleración del calentamiento global
09/03/2014
Es probable que las temperaturas globales sigan aumentando en las próximas décadas con la previsión de las estimaciones más altas, a pesar de las recientes publicaciones que indican una desaceleración en el ritmo del calentamiento global, según un estudio científico realizado por la Administración Nacional de Aeronáutica y del Espacio.

El estudio trata de conciliar diferentes estimaciones que se han ido dando en la sensibilidad del clima de la tierra.
Algunos estudios estiman una baja sensibilidad climática, basada en la suposición de que las temperaturas medias globales van a responder de manera uniforme a los aumentos de dióxido de carbono y otros gases de efecto invernadero. Sin embargo, el estudio de la NASA mostró que las temperaturas globales son más sensibles a los cambios en los aerosoles y el ozono en la atmósfera.
Esta mayor sensibilidad podría significa una consecuencia en la temperatura de forma muy rápida.
Importancia de este estudio para el cumplimiento de los objetivos internacionales climáticos
Los hallazgos del estudio podrían tener un impacto muy profundo en el conocimiento del avance sobre las reducciones de emisiones de gases de efecto invernadero que necesitan los países para cumplir con un objetivo internacional de limitar el aumento de la temperatura a 2 grados Celsius (3,6 grados Fahrenheit), autor del estudio, Drew Shindell, climatólogo en el Instituto Goddard de la NASA para Estudios Espaciales en Nueva York, comentó a Bloomberg BNA. “Me gustaría que no fuera así”, dijo Shindell en un comunicado el 11 de marzo “,”pero más vale prevenir que curar”.
Las temperaturas globales han aumentado a un ritmo de 0,12 grados C (0,22 º F) por década desde 1951, dijo la NASA. Pero desde 1998, la tasa de calentamiento se ha reducido a sólo el 0,05 C (0,09 F) por década, incluso en forma de dióxido de carbono atmosférico que  sigue aumentando.
La investigación de Shindell mostró que el clima es más sensible a las influencias en el hemisferio norte, donde la mayoría de los aerosoles de origen humano son liberados y la gran mayoría de las masas continentales de la Tierra se encuentran. La Tierra responde más rápidamente a los cambios atmosféricos que los océanos.


7.-
Pagando las consecuencias por irresponsables….
22 marzo, 2014
La contaminación ambiental tiene de correr a muchos países, principalmente aquellos que por años se preocuparon solo por crecer económicamente, exterminando sin contemplaciones sus principales recursos naturales, contaminando ríos, lagos, suelos y el aire. Este accionar irresponsable ahora les pasa factura.
Por ejemplo China convertida en la segunda potencia económica mundial tiene a sus habitantes sufriendo y un informe gubernamental revela que la ciudad de Pekín es casi inhabitable para la vida humana debido a sus altos índices de polución y las partículas PM2,5 en la atmósfera, aquellas partículas con un diámetro menor a 2,5 micras han proliferado, siendo estas las mas dañinas para la salud.
El estudio revela que Pekín se ubica en el penúltimo lugar en términos medioambientales, el ultimo lugar lo ocupa la capital de Rusia, Moscú, todo lo contrario la capital de Suecia, Estocolmo, aparece en el primer lugar a nivel mundial por la calidad de su aire.
El gobierno chino preocupado por el coste social y económico que el daño al medio ambiente le causa, toma medidas un tanto extemporáneas y anuncia la creación de un fondo de 1,650 millones de dólares para la mejora de la calidad del aire, recompensando a las empresas que mejoren el tratamiento de sus residuos o lleven a cabo otras acciones de cara a reducir la contaminación atmosférica. Pero no solo eso, el gobierno de Pekín toma medidas extremas y anuncia el cierre de al menos 300 fabricas contaminantes en el presente año 2014, prohibiendo la aprobación de nuevos proyectos industriales en sectores como el cemento o el acero altamente contaminantes.


8.-
Cambio climático acelera el colapso de la civilización: ONU
27 de marzo 2014
De acuerdo con un informe de la Organización Meteorológica Mundial elaborado en Japón por más de 60 reputados expertos en el calentamiento global, el cambio climático le depara a la humanidad riesgos mucho más inmediatos y peligrosos de lo que se creía.
Así, advierten los autores de este informe cuya versión definitiva aún no ha sido publicada, en un período de entre cuatro y ocho décadas el cambio del clima –cuyos impactos, como las sequías del norte de México o los fuertes huracanes del años pasado, ya se han hecho realidad– podría provocar problemas globales como hambrunas, enfermedades, sequías, inundaciones y guerras por el acceso a los recursos.
“Está claro que no estamos preparados para los eventos que estamos viendo”, dice Chris Field, el autor principal del informe del Instituto Carnegie de Ciencias en California, citado por la agencia AP.
Riesgos globales para la civilización
Desigualdad social: Con un enfoque relativamente nuevo los científicos revelan que hay relación entre el aumento de la temperatura y la generalización de la pobreza. Así, sostienen, el crecimiento económico y la reducción de la pobreza se ralentizarán y los ingresos totales del mundo podrían disminuir.
Aumento de la violencia: La falta de recursos naturales como el agua potable será un factor desestabilizador en las próximas décadas y, aunque no llevará a guerras abiertas, agudizará los conflictos ya existentes.
Incremento de las enfermedades: Las sequías, la falta de alimentos, la pobreza y otros problemas potenciales debidos al aumento de la temperatura y el cambio climático podrían acelerar el desarrollo y la propagación de enfermedades crónicas e infecciones, lo que, junto con otros factores, daría un matiz apocalíptico a la civilización moderna.
Hambre: Para el año 2050 los precios mundiales aumentarían entre un 3% y 84% debido a los cambios de temperatura y los patrones de lluvia, algo que sumado al posible empobrecimiento de significativa parte de la población provocaría hambrunas en diversas regiones del mundo. Cabe señalar que, solo durante la próxima década, la producción mundial de cereales se reduciría en un 2%, mientras que la demanda crecerá.
Menos agua potable disponible: Por cada grado centígrado suplementario, el mundo tendrá menos agua disponible. Además, la actual contaminación del agua podría reducir, para el 2080, aún más el acceso al agua potable para la población. Se estima que un 7% de la población mundial no tendrá acceso a este recurso vital.
No obstante, consuelan los investigadores, aún hay tiempo para tomar medidas y evitar la catástrofe, aunque, –advierten– si el frágil balance climático se altera, estos problemas latentes podrían acentuarse drásticamente.
Cabe señalar que estas conclusiones coinciden con los resultados del informe sobre el colapso irreversible de la civilización industrial elaborado por el Goddard Space Flight Center de la NASA. De acuerdo con sus autores, el cambio climático está estrechamente relacionado con el desarrollo insostenible, por lo que la civilización industrial global podría derrumbarse en los próximos decenios debido a la explotación irresponsable de los recursos y la distribución cada vez más desigual de la riqueza.


9.-
Cambio climático: una tragedia aquí y ahora
29.03.2014
Toemon Sano pone cara de preocupación. El japonés de 86 años cubre cuidadosamente con su mano una delicada flor de cerezo. “El cambio climático hace que los árboles florezcan cada vez más temprano. Su color es más apagado y ya no tienen más energía”, lamenta este jardinero.
Desde hace generaciones, su familia se ocupa en la antigua ciudad imperial de Kioto de cuidar las flores de los cerezos. Pero el más importante y famoso símbolo de la cultura japonesa está amenazado. “Si el cambio climático continúa así, la supervivencia del cerezo está amenazada en algunas regiones”, sostiene Sano y advierte de las consecuencias que esto tendrá para la vida y la cultura de los japoneses, así como para la agricultura y el turismo. ¿Japón sin las flores del cerezo?
Pero el escenario es peor…
Pero lo que el hombre lamenta en un acto de la fundación ambientalista WWF en Yokohama a través de un video palidece tanto como las flores de los cerezos ante aquello que cientos de investigadores y representantes de gobiernos de todo el mundo debaten al mismo tiempo a pocos metros en la sesión del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC).
Y es que la segunda parte de su informe sobre el clima, cuya versión breve los delegados quieren presentar el lunes 31 de marzo, trata de consecuencias del cambio climático de una dimensión muchísimo peor: inundaciones frecuentes, períodos de sequía, glaciares que se derriten y océanos más cálidos y más ácidos amenazan con generar graves problemas sociales, ecológicos y económicos.
Las consecuencias para la naturaleza son previsibles ya ahora. Así, organismos marinos migran cada vez más en dirección a los polos. “Buscan las temperaturas que prefieren”, dijo Hans-Otto Pörtner del Instituto Alfred Wegener (AWI) en Bremerhacen a la agencia dpa. En el caso de algunos organismos, ya hay desplazamientos de varios cientos de kilómetros.


10.-
Los efectos del cambio climático ya se pueden constatar, afirma un panel de la ONU
31 de marzo, 2014
El Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático dio a conocer hoy en Yokohama, Japón, un informe en el que se señala que los efectos de ese problema ya se pueden constatar en los continentes y en los océanos y que sus consecuencias pueden ser “graves, generalizadas e irreversibles”.
El informe detalla el impacto del cambio climático hasta la fecha, los riesgos futuros que se derivan de él y las posibles medidas que se pueden impulsar y subrayó que el mundo está poco preparado para afrontar este fenómeno.
Vicente Barros, copresidente del Grupo de trabajo II, manifestó al divulgarse el informe que “vivimos en una época en la que el cambio climático está causado por el hombre”.
“En muchos casos, no estamos preparados para los riesgos relacionados con el clima a los que nos enfrentamos. Invertir en una mejor preparación puede reportar dividendos en el presente y en el futuro”, agregó este experto de la Universidad de Buenos Aires.
En el informe, titulado “Cambio climático 2014. Impacto, adaptación y vulnerabilidad” se señala además que la naturaleza de los riesgos de ese fenómeno está cada vez más clara, aunque seguirán produciéndose sorpresas.
También se determina que los riesgos del cambio climático proceden del solapamiento entre la vulnerabilidad, la exposición y los peligros. “Cada uno de esos tres componentes puede ser objeto de medidas selectivas que reduzcan los riesgos”.
El cambio climático ya está teniendo consecuencias para la agricultura, la salud humana, los ecosistemas y los océanos, el abastecimiento de agua y los medios de vida de algunas personas.
En el informe se indican las personas, las industrias y los ecosistemas de todo el mundo que son vulnerables al calentamiento global.
Algunos de los rasgos más alarmantes del impacto son el deshielo de los polos, las inundaciones de algunas islas pequeñas y la vulnerabilidad de las ciudades del litoral.
Chris Field, de la Carnegie Institution for Science, que también preside este grupo de trabajo, manifestó por su parte que la adaptación al cambio climático “no es un programa exótico que no se haya intentado nunca” y aseguró que gobiernos, empresas y comunidades en todo el mundo están adquiriendo experiencias en ello.
“Esas experiencias constituyen el punto de partida para lograr adaptaciones más audaces y ambiciosas, que serán importantes a medida que continúen cambiando el clima y la sociedad”, agregó Field.
También manifestó que, con niveles elevados de calentamiento a causa del continuo aumento de las emisiones de gas de efecto invernadero “será difícil controlar los riesgos y aunque se viviera de manera significativa y continuada en la adaptación, nos encontraremos con limitaciones”.
Este experto destacó que en el informe se llega a la conclusión de que las personas, las sociedades y los ecosistemas “son vulnerables en todo el mundo, pero la vulnerabilidad es diferente en los distintos lugares. Con frecuencia el cambio climático interactúa con otras tensiones y así aumenta el riesgo”
El informe ha sido elaborado en base a las aportaciones de 309 autores de 70 países, que contaron además con la colaboración de más de 400 expertos, y un total de 1.729 revisores científicos y gubernamentales hicieron observaciones sobre los borradores.


11.-
El cambio climático traerá más pobreza, éxodos y violencia
31 de marzo/2014
Los impactos del calentamiento global ya son visibles en todos los continentes y en todos los océanos, alerta el último informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), que dibuja un panorama futuro muy lúgubre si los líderes mundiales no actúan a tiempo. De no adoptar medidas, el texto prevé que durante este siglo aumente el desplazamiento de poblaciones, sobre todo en zonas litorales que se verán afectadas por la subida del nivel del mar, las inundaciones y la erosión de las costas. El informe también alerta sobre el descenso de las cosechas, la extinción de especies y la degradación de los ecosistemas. Y apunta incluso al riesgo de que se produzcan conflictos violentos o guerras civiles.
Los efectos del calentamiento global no son una amenaza futura e inconcreta, sino que ya pueden observarse en muchas regiones, asegura el IPCC en su resumen para los responsables políticos: fenómenos meteorológicos extremos como olas de calor, sequías y ciclones; cosechas menos abundantes; cambios en las precipitaciones que afectan el acceso a los recursos hídricos... Y el mundo está “mal preparado” para enfrentarse a los impactos futuros, añade la nota de prensa que lo acompaña. Un texto que se ha estado consensuando durante este fin de semana con los responsables políticos y que rebaja algunas de las previsiones incluidas en un borrador filtrado hace unos días. Estas son algunas de las alertas que lanza el informe:
Conflictos. Se prevé que el cambio climático aumente el desplazamiento de poblaciones durante el siglo XXI, especialmente en países en vías de desarrollo, señala el texto, que añade: “Indirectamente, puede incrementar el riesgo de conflictos violentos en forma de guerra civil y entre comunidades al amplificar factores instigadores de conflictos bien documentados como pobreza y perturbaciones económicas”.
Más pobreza. Los peligros relacionados con el clima “afectan directamente” a las vidas de los más pobres, porque impactan en sus medios de vida, en la reducción de las cosechas, en la destrucción de sus viviendas y, de forma indirecta, al aumentar los precios de la comida y la inseguridad alimentaria.
Costas. La previsible subida del nivel del mar durante el siglo XXI provocará inundaciones y erosión del litoral. Al mismo tiempo, las proyecciones muestran que el aumento de la población, el desarrollo económico y la mayor urbanización atraerán a más personas hacia zonas costeras, con lo que el peligro será mayor. El informe asegura que los costes de adaptación a esta realidad varían mucho entre países. En el caso de algunos en vías de desarrollo y de pequeños Estados insulares, hacer frente a los impactos y a los costes de adaptación puede suponer varios puntos porcentuales de su producto interior bruto.
Seguridad alimentaria. El calentamiento global, la subida del nivel del mar y los cambios en las precipitaciones afectarán a las tierras cultivables. Y no para bien, según el informe. En el caso de los principales cultivos (trigo, arroz y maíz), en las regiones tropicales y templadas, el texto habla de “impacto negativo” en las cosechas si la temperatura sube más de dos grados centígrados y no se toman medidas de adaptación.
Salud. El informe señala que la carga de enfermedad provocada por el cambio climático es pequeña si se compara con otras consecuencias y que no está bien cuantificada. Sin embargo, añade que ya hay evidencia de mayor mortalidad relacionada con el calor y menor con el frío en algunas zonas como resultado del calentamiento. Los cambios en la temperatura y la precipitación ya han alterado la distribución de algunas enfermedades transmitidas por el agua, añade. Los riesgos futuros incluyen problemas de salud en zonas costeras y pequeñas islas debido a la subida del nivel del mar y las inundaciones[RFC 1-5], así como en grandes poblaciones urbanas a causa de inundaciones tierra adentro. Hasta la mitad del siglo XXI, el impacto consistirá en “el agravamiento de problemas de salud ya existentes”. A más largo plazo, pero dentro del siglo, los científicos creen que empeorará la salud en regiones de países en desarrollo.
Océanos. Ya están notando los efectos del cambio climático: mayor calentamiento (provoca desplazamiento de especies marinas, como el bacalao atlántico hacia latitudes polares), acidificación y deficiencia de oxígeno.
Ecosistemas. Algunos hábitats “únicos y amenazados” ya están en peligro debido al cambio climático. Si la temperatura media sube un grado más, aumentará el riesgo de “consecuencias graves”. Con una subida de dos grados, el riesgo se ampliará a muchas especies con capacidad de adaptación limitada, especialmente en los arrecifes de coral y el Ártico. El texto alerta de que, si no se actúa, los cambios en algunos ecosistemas pueden ser “abruptos e irreversibles”.
Medio rural. El texto alerta del peligro que acecha a las zonas rurales debido al acceso insuficiente al agua potable y de riego, y del descenso de la productividad de las cosechas. Agricultores y pastores en regiones semiáridas serán los más afectados en un futuro próximo.
Acceso al agua. El informe asegura que los recursos de aguas superficiales y subterráneas renovables “se reducirán significativamente” en la mayoría de las regiones subtropicales, lo que “intensificará la competición por el agua entre sectores”
.


12.-
Del quinto informe de evaluación del Grupo de Trabajo II del IPCC
31 de marzo de 2014
La segunda parte, publicada el 31 de marzo de 2014 por el Grupo de Trabajo II (GTII), se centra en los impactos del cambio climático, vulnerabilidad y adaptación. A lo largo de más de 2000 páginas y 30 capítulos, los científicos evalúan el daño que hemos causado en el planeta y en los sistemas humanos; lo que vendrá si se continúa quemando combustibles fósiles y destruyendo los bosques y cómo podemos adelantarnos para reducir y gestionar los riesgos. Esta síntesis presenta un resumen de los principales resultados del informe:
• Los impactos del cambio climático se han extendido: en todos los continentes y por todos de océanos. Y nos están perjudicando ya. Los impactos de los recientes eventos climáticos extremos, tales como las olas de calor, las sequías, las inundaciones y los incendios forestales, demuestran una significativa vulnerabilidad y exposición de algunos ecosistemas y muchos sistemas humanos, como la producción alimentaria, debido a la variabilidad climática.
• Los ecosistemas y las especies, la seguridad alimentaria y del agua, los modos de vida y la salud de las personas ya se ven afectados y se exponen a riesgos
mayores a medida que continúa el calentamiento. Los trópicos, el Ártico, las costas y las regiones de baja altitud se enfrentan a desafíos particulares.
• El cambio climático es una creciente amenaza para la seguridad humana, ya que perjudica el acceso a los alimentos, al agua y al refugio, destruye pertenencias, pone en peligro la cultura y la identidad, aumenta la migración forzada y la rivalidad y desafía a la capacidad de los estados para proporcionar las condiciones
necesarias en seguridad humana. Indirectamente, todo esto puede derivar en riesgos de conflictos violentos.
• Un calentamiento de 4 ºC para 2100, a lo que nos estamos encaminando, implica riesgos e impactos altos para los sistemas humanos y naturales. La adaptación proporciona una ayuda limitada.
• Limitando el calentamiento a menos de 2 ºC (objetivo acordado por los gobiernos bajo Naciones Unidas) reduciríamos muchos riesgos a nivel medio o bajo, siempre y cuando se combine con medidas de adaptación firmes.
• Los riesgos de pérdida de biodiversidad marina son altos incluso con 2 ºC de calentamiento y con medidas de adaptación. La actual  tasa de acidificación, sin
precedentes entre los últimos 300 a 665 millones de años, sólo puede ser ralentizada reduciendo las emisiones de CO2 emitidas debido a la quema de combustibles fósiles.
• Los riesgos a gran escala y los cambios abruptos e irreversibles en los sistemas naturales y humanos pueden reducirse previniendo un mayor calentamiento global y protegiendo los ecosistemas de otros factores de estrés. Para el Amazonas, el calentamiento y la deforestación constituyen una combinación muy peligrosa.
• Los ecosistemas y los sistemas humanos saludables pueden hacer frente mejor a los peligros climáticos, que aquellos que ya se han debilitado debido a otros factores de estrés ambientales y sociales. Las desigualdades, pobreza, discriminación de género y la falta de instituciones aumenta la vulnerabilidad ante los peligros climáticos.
• Reducir la brecha existente en el déficit de financiación será crucial pero no será suficiente por sí sola. Las desigualdades entre países, la gestión de déficit y modelos de desarrollo inconsistentes deben dirigirse a reducir la vulnerabilidad de aquellos que se encuentran ante un mayor riesgo. La adaptación necesita ser localmente encauzada con estrategias de desarrollo y mitigación.
• La mala planificación, la visión a corto plazo y la percepción sesgada de los riesgos puede conducir a una mala adaptación.


13.-
La ONU advierte de un mayor riesgo de conflictos debido al cambio climático
marzo 31, 2014 
La ONU advierte de un mayor riesgo de conflictos debido al cambio climáticoEl cambio climático ya ha afectado a la disponibilidad de alimentos y de agua en diversas partes del planeta, según un informe presentado hoy por expertos de la ONU, que prevén un aumento de los flujos migratorios y un mayor riesgo de los conflictos entre poblaciones debido a estos fenómenos.
Se trata de "uno de los más amplios informes científicos de la historia", que incluye "sólidas evidencias de todas las disciplinas", según dijo al presentar el documento en rueda de prensa el secretario de la Organización Mundial de Meteorología (OMM), Michel Jarraud.
El experto afirmó que "ya no hay ninguna duda de que el clima está cambiando", y añadió que "el 95 por ciento de este cambio se debe a la actividad humana".
El cambio climático "ya ha tenido impactos observados y documentados en todo el planeta", destacó en la misma línea el vicepresidente del panel de la ONU, el argentino Vicente Barros.
En particular, el documento recoge "120 impactos en los seis continentes con atribución total o parcial al cambio climático", destacó en una entrevista a Efe el profesor de Climatología de la Universidad de Buenos Aires.
Entre ellos hay bajadas del rendimiento de los cultivos en diversas partes del mundo, "eventos climáticos extremos" como olas de calor, tifones, lluvias torrenciales, inundaciones, sequías y cambios en los patrones migratorios de diversas especies animales.
El descenso del rendimiento agrícola "se observa en regiones como el Sur de Europa o Sudamérica", y sobre todo en cultivos como el maíz o el trigo, según Barros.
Pero las mayores consecuencias del cambio climático sobre la seguridad alimentaria se observarán en zonas como África o el Sudeste asiático, "donde la población rural hace en su mayor parte una economía de subsistencia", precisó Barros.
"Esto afectará a cientos de millones de personas si no hacemos nada. El mundo debe tomarse este informe muy en serio", alertó el presidente del IPCC, Rajendra Pachauri
.


14.-
El deshielo en los glaciares del mar de Amundsen de la Antártida Occidental
ha entrado ya en un punto de no retorno
02/04/14
Un nuevo estudio realizado por investigadores de la NASA y la Universidad de California, Irvine, ha encontrado una sección de la Antártida Occidental en rápido deshielo, que parece haber alcanzado ya un estado irreversible de decadencia, sin nada que impida que los glaciares en esta área acaben derritiéndose en el mar.

El estudio presenta varias líneas de evidencia, con 40 años de observaciones que indican que los glaciares en el sector del Mar de Amundsen de la Antártida occidental “han pasado el punto de no retorno”, según el glaciólogo y autor principal Eric Rignot, de la Universidad de California Irvine y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. El nuevo estudio ha sido aceptado para su publicación en la revista Geophysical Research Letters.
Revisión al alza de la subida del mar
Estos glaciares ya contribuyen de manera significativa al aumento del nivel del mar, liberando casi la misma cantidad de hielo en el océano anualmente que toda la capa de hielo de Groenlandia. Contienen suficiente hielo para elevar el nivel global del mar en 1,2 metros y se están derritiendo más rápido que la mayoría de los científicos esperaban.
Rignot dijo que estos hallazgos requieren una revisión al alza de las previsiones actuales de la subida del nivel del mar. “Este sector será un importante contribuyente al aumento del nivel del mar en las décadas y siglos venideros”, dijo Rignot. “Una estimación conservadora es que podría llevar varios siglos que todo el hielo desemboque en el mar”.
Tres grandes líneas de evidencia apuntan a la eventual desaparición de los glaciares: los cambios en las velocidades de flujo, la cantidad de cada glaciar que flota en el agua de mar y la pendiente del terreno que están fluyendo y su profundidad bajo el nivel del mar.
En un artículo en abril, el grupo de investigación de Rignot discutió las velocidades de flujo cada vez mayores de estos glaciares en los últimos 40 años. Este nuevo estudio analiza las otras dos líneas de evidencia. Los glaciares fluyen hacia fuera, de la tierra hacia el mar , con sus bordes de ataque a flote en el agua de mar.
El punto en un glaciar que primero pierde el contacto con la tierra se llama la línea de conexión a tierra. Casi todo el deshielo de los glaciares se produce en la parte inferior del glaciar más allá de la línea de conexión a tierra, en la sección flotante de agua de mar.
Los glaciares de la Antártida estudiados por el grupo de Rignot han adelgazado tanto que ahora están flotando por encima de los lugares donde solían sentarse firmemente en la tierra, lo que significa que sus líneas de conexión a tierra se están retirando hacia el interior.
El equipo utilizó observaciones de radar captadas entre 1992 y 2011 por los satélites europeos ERS-1 y 2 para trazar la retirada tierra adentro de las líneas de conexión a tierra. Los satélites utilizan una técnica llamada interferometría de radar, lo que permite a los científicos medir de manera muy precisa el movimiento.
A medida que los glaciares retroceden, no pueden escapar del alcance de los océanos, y el agua caliente provocará que la fusión sea aún más rápida. “El colapso de este sector de la Antártida occidental parece ser imparable”, dijo. “El hecho de que el retiro esté sucediendo al mismo tiempo en un sector grande sugiere que fue provocada por una causa común, como un aumento en la cantidad de calor del océano debajo de las secciones flotantes de los glaciares.


15.-
James Lovelock: "El cambio climático ya es imparable"
09/04/2014
«Tengo la sospecha de que la Tierra se comporta como un gigantesco ser vivo». James Lovelock trabajaba como científico para la NASA, a finales de los años 70, inventado sofisticados instrumentos para el análisis de la atmósfera marciana, cuando puso al tanto de su sospecha a su amigo William Golding, el autor de El señor de las moscas.
Golding se mesó la barba y celebró el hallazgo de su colega. «Tenemos que encontrarle un buen nombre a lo que me cuentas ¿Qué tal la hipótesis Gaia?» Lovelock sintió un rayo fulminante, comparable sólo al que había experimentado cuando se le ocurrió la idea, contemplando la imagen de la Tierra fotografiada por los astronautas de las misiones Apolo. «¿Cómo no voy aceptar ese nombre, viniendo de un Premio Nobel?»
Y así fue como empezó a orbitar la teoría de Gaia, cuestionada en sus tiempos y aún hoy, aunque considerada como una aportación vital para una aproximación más holística al planeta, fundamental para entender la complejidad de los ciclos terrestres e hincarle el diente a esa asignatura tan polémica llamada «ciencia del clima».
A sus 94 años, Mr. Gaia (como popularmente le conocen) acaba de entrar por la puerta grande del Museo de Ciencia de Londres, que en 2012 adquirió sus archivos y desde esta semana los exhibe en una exposición -Unlocking Lovelock- que coincide nada casualmente con su nuevo libro (A Rough Ride to the Future, algo así como Una carrera dura hacia el futuro).
Lovelock reconoce a EL MUNDO que sus funestas predicciones de hace apenas ocho años en La venganza de Gaia estaban equivocadas. «Yo mismo caí en el alarmismo y lo cierto es que las temperaturas no han aumentado como se esperaba en la superficie terrestre», admite. «Pero no podemos ser complacientes, porque las temperaturas de los océanos sí han aumentado, y eso explica tal vez la sucesión de tormentas, inundaciones y episodios de clima extremo que estamos viviendo».
«Nadie puede tener la certeza de lo que está ocurriendo, y en este debate hacen tanto daño los negacionistas como los fundamentalistas en el otro extremo», advierte el viejo científico. «Aunque para mí no cabe duda que el hombre es responsable de esta evolución acelerada en los últimos 300 años, lo que se ha dado en llamar con acierto el Antropoceno».
Llegados a este punto, sostiene Lovelock, ningún gobierno -«ni democrático, ni dictatorial»- va a ser capaz de reducir con efectividad las emisiones de CO2 en un futuro inmediato. «El proceso ya es imparable, así que lo mejor que podemos ir haciendo ya es protegernos y adaptarnos a los cambios que nosotros mismos hemos provocado», advierte el científico, que clama en su nuevo libro por lo que llama «la retirada sostenible».
«Tenemos que aprender a vivir de otra manera. No es el momento de hacer política, sino de buscar soluciones pragmáticas. Por ejemplo, creando ciudades bien planificadas y resistentes al cambio climático, como Singapur. Se supone que somos criaturas inteligentes e inventivas, seguro que podemos adaptarnos».


16.-
Piden medidas más drásticas contra cambio climático
21 de abril de 2014
El premio Nobel Mario Molina sugirió, entre otras cosas, elevar el costo de los estacionamientos y reducir el subsidio a la gasolina, para bajar el uso de automóviles
El premio Nobel Mario Molina sostuvo que es necesario aplicar de manera urgente medidas más drásticas para la reducción de gases de efecto invernadero y dar respuesta a los efectos del cambio climático, por lo que se debe incorporar a la economía el costo de los daños y ponerle precio a esas emisiones.
Al iniciar el foro "Cambio climático: riesgos, adaptación y mitigación", que organiza el Senado de la República a través de la Comisión de Ciencia y Tecnología, Molina sugirió, entre otras cosas, elevar el costo de los estacionamientos y reducir el subsidio a la gasolina, para bajar el uso de automóviles.
Previo al inicio del foro, en conferencia de prensa en la que participaron entre otros el especialista Francisco Bolívar Zapata, Coordinador de Ciencia, Tecnología e Innovación de la Oficina de la Presidencia; el presidente de la Comisión de Ciencia y Tecnología del Senado de la República, Alejandro Tello y el presidente de la Academia Mexicana de Ciencias, José Franco, entre otros, se coincidió en la necesidad de invertir más para atender el problema del Cambio Climático, pues de lo contrario resultará más costoso atender los efectos.
Mario Molina destacó sobre el fenómeno cuatro puntos básicos entre ellos que hay consenso unánime en un 95% de expertos en cambio climático de que este problema está ocurriendo y en segundo que hay gran probabilidad de que este cambio es derivado de actividades de la sociedad.
Expuso que se debe hacer algo eficiente y entre ello aumentar el porcentaje del Producto Interno Bruto (PIB) para atender el problema. Además de que la sociedad debe responder a esto.
Consideró que México sí ha respondido como país al fenómeno, pero insistió en que se deben tomar medidas más drásticas.


17.-
¿Crecimiento económico o conservación del planeta?
26 abr 2014
El informe, titulado “Cambio Climático 2014: Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad”, que emitió el pasado 31 de marzo el Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático IPCC) lanza un mensaje drástico: o reducimos nuestra actividad económica o la especie humana corre el riesgo de autodestruirse.
Tal conclusión provocó que uno de los científicos que participó en la elaboración del informe pidiera retirar su nombre. Se trata de Richard Tol, especialista de origen holandés, cuyos esfuerzos académicos se concentran en los efectos económicos del cambio climático.
El investigador sostiene que las conclusiones a las que llegó el IPCC son alarmistas, tono que por otra parte, siempre ha distinguido los informes del grupo colegiado.
Tol explicó en una entrevista concedida a la BBC que el mensaje inicial del IPCC originalmente pretendía hacer hincapié en las posibilidades que tiene el mundo para hacer frente a los riesgos del cambio climático, contrario al mensaje final que se enfoca en advertir que la única salida posible es reducir las emisiones de gases de efecto invernadero cuanto antes.
Sobre este punto escribió recientemente Sergio Sarmiento el artículo “¿Salvar el mundo?” en donde comparte la postura de Tol. El periodista mexicano expone que optar por el camino que propone el IPCC, en el sentido de reducir drásticamente las emisiones de gases a la atmósfera, es una opción suicida que terminaría llevando a un escenario peor que el que podría causar el cambio climático.
Sarmiento advierte que si los países decidieran parar la actividad económica miles de millones de personas morirían de hambre al quedar sin empleos ni alimentos, lo cual, subraya, sería muy superior a los peores escenarios del calentamiento global.
Se abre entonces la disyuntiva: ¿crecimiento económico o conservación del planeta? Considero que el mejor camino para la humanidad es una solución intermedia: que es precisamente la que defiende Tol y que secunda Sarmiento.
Es decir, en este punto de la historia es inviable dar marcha atrás a la civilización que hemos construido porque tal camino implicaría llevar a la inanición a millones de personas. ¿Cómo alimentar a 7 mil millones de personas sin un sistema económico tan complejo como el que tenemos? Tan solo con detener el transporte de mercancías, el mundo se volvería un caos, dado el alto grado de especialización que tienen las economías del mundo, que cada vez están más interrelacionadas.
Así las cosas, tendremos que pensar en adaptarnos. El mismo IPCC tiene estudios donde precisa qué regiones sufrirán sequías, cuáles inundaciones y en qué otras habrá incendios forestales. Los habitantes de este mundo tendremos que aprender a vivir en un entorno con un clima cambiante, como de hecho ya lo hacemos.
Tan sólo en nuestro país ya experimentamos en 2013 un año extremo en cuanto a nivel de precipitaciones se refiere. Recordemos lo que ocurrió con la formación de las tormentas Ingrid y Manuel que afectaron a 60 mil personas en 22 estados de la república y que dejaron 157 muertos.
El ser humano es una especie dura, que ha sabido adaptarse a los climas extremos. Como dijo Tol en una entrevista al Financial Times que consignó Sarmiento en su artículo: “Los humanos son una especie dura y adaptable. La gente vive en el ecuador y el Ártico, en el desierto y en la selva tropical. Sobrevivimos las edades de hielo con tecnologías primitivas. La idea de que el cambio climático representa una amenaza existencial para la humanidad es risible”.


18.-
«El cambio climático es real y los políticos miran para otro lado»
26 de abril de 2014
Reflexivo, lúcido y crítico. Amable Liñán (Noceda-León, 1934) tiene la edad suficiente como para no cortarse en sus opiniones y una amplia sabiduría como para defenderlas con sólidos argumentos. Ingeniero Aeronáutico por el Instituto Tecnológico de California, profesor emérito en la Universidad Politécnica de Madrid, donde fue Catedrático de Mecánica de Fluidos, y profesor adjunto de Ingeniería Mecánica en la Universidad de Yale, Liñán atesora un currículo apabullante que lo ha llevado a convertirse en el referente mundial en los procesos de combustión en los sistemas de generación de energía y Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica. A su lista de reconocimientos se unirá el lunes el nombramiento como doctor honoris causa por la Universidad de Santiago, al que fue propuesto por el catedrático de Matemáticas Alfredo Bermúdez de Castro. También es miembro de la Real Academia de Ingeniería.
-Usted ya es «honoris causa» por cuatro universidades. ¿Le hace ilusión serlo también por la de Santiago?
-La distinción de Santiago me hace una ilusión especial porque viene de una Universidad con la que he tenido una relación muy estrecha durante muchos años y que ha sido muy fructífera para mí y para mi actividad investigadora. También porque viene de un grupo, el departamento de Matemática Aplicada, que tiene un interés especial por el desarrollo científico e industrial y que es muy singular, no solo en España, sino también en el mundo.
-Usted trabaja en reducir las emisiones en los procesos de combustión. ¿Es uno de los grandes retos?
-Es uno de los retos actuales más importantes, porque las emisiones de CO2 siguen creciendo y quizás lo sigan haciendo durante muchos años. Y lo hacen en un momento en que el cambio climático ha llegado a un punto crítico.
-Un problema que la crisis ha relegado a un segundo plano.
-Sí, la crisis lo ha hecho olvidar y los políticos lo que hacen es intentar favorecer al mundo financiero mientras puede ocurrir una catástrofe de la que luego nadie se hará responsable. Con la excusa de la crisis, de lo único que se preocupan es de que la bolsa siga creciendo y no se atienden a los problemas críticos que tiene la humanidad en estos momentos.
-¿El cambio climático es uno de ellos?
-Es un problema verdaderamente dramático. El cambio climático está aquí, es real, y los políticos miran para otro lado atendiendo a soluciones que en absoluto benefician a la humanidad.
-Pero se intentan aportar soluciones. ¿O no?
-Lo que se está aportando no son soluciones científicas. Los avances de la humanidad se deben a los descubrimientos científicos, pero los políticos toman sus decisiones por razones económicas, sin tener en cuenta las predicciones que hacen los científicos. También hace falta una reacción de los medios de comunicación y de la sociedad para presionar a los políticos. Y es necesaria una mayor concienciación social, porque estamos despilfarrando la energía.
-¿Y existe consenso entre la comunidad científica sobre el cambio climático y sus efectos?
-Los científicos tienen un acuerdo absoluto sobre el cambio climático, los que cierran los ojos son los políticos. Las decisiones que se están adoptando son esperar que ocurra la catástrofe. Hace unas semanas el Panel Intergubernamental de Cambio Climático (IPCC) presentó un informe con los signos certeros del cambio climático, acompañado de una lista de desastres para el caso de que no se tomen medidas. Nadie en el planeta se quedará sin verse afectado por su impacto.
-Usted defendió en varias ocasiones el uso de la energía nuclear para reducir emisiones de CO2. ¿Sigue pensando igual?
-Sí, sigo pensando lo mismo. Lo que no se puede es tomar decisiones como hizo Alemania con la moratoria nuclear.
-Usted, ahora como profesor emérito, sigue trabajando. ¿Cómo ve la situación de la investigación tras los recortes?
-Mal. La veo muy mal. Nos hemos acostumbrado al cuento de la lechera y todavía estamos viviendo de él. Y con eso no se arreglan los problemas. Hace unos días vi un programa sobre emprendedores en televisión española en el que se decía que se podían resolver problemas sin conocimiento de ningún tipo. Y eso es lo que les interesa vender, en hacer pensar a la gente que si aquí no se tiene ciencia se puede comprar fuera y problema solucionado. La gente lo que tiene que hacer es reflexionar. Falta reflexionar.


19.-
Cambio Climático RESPONSABLE DE LA POBREZA
26 abril, 2014
Países en vías de desarrollo, por no decir países sumidos en la extrema pobreza, deben de estar más preocupados que los países desarrollados por el avance del cambio climático. Un informe de la Organización de Naciones Unidas ONU, revela que el cambio climático está provocando que las comunidades más vulnerables sean cada vez más pobres, pasen más hambre, dediquen menos recursos al cuidado de sus hijos y finalmente se planteen la emigración como única salida. El estudio realizado en países de África, Perú, México y Centroamérica muestra que no han sido suficientes las medidas tomadas hasta hoy para mitigar los efectos del cambio climático. En todos estos países, sus comunidades aseguran que sufren cambios en el régimen pluvial y en los ciclos de cultivos, lo que provoca descensos de las cosechas y empobrecimiento. Según este informe tres de cada cuatro hogares encuestados, en su mayoría pequeños agricultores, han tenido que reducir el número de comidas o el tamaño de las raciones, evidenciando que las anomalías climáticas ponen en riesgo la salud y subsistencia de estas comunidades rurales. “Cuando tienen menos comida y dinero acaban vendiendo sus pertenencias, reduciendo sus gastos en educación o medicinas y al final muchos emigran o emigrarán en el futuro”, dice la doctora estadounidense Koko Warner, responsable de este estudio.
Muchos creen que referente al cambio climático existe una terrible hipocresía porque si bien es cierto hay avances científicos en el diagnóstico del cambio climático, esto contrasta con la grave inacción y apatía de los gobiernos, principalmente de los países más desarrollados que con sus voraces políticas económicas son los que más daño le hacen a nuestro planeta con la excesiva emisión de gases de efecto invernadero que se acumula en nuestra atmósfera y es el principal responsable del calentamiento global que estamos experimentando. Por su parte, los países pobres como el nuestro, si bien es cierto por nuestro mismo subdesarrollo industrial no contaminamos nuestro planeta como lo hacen los países industrializados también contribuimos tristemente a la contaminación ambiental y calentamiento global con la quema brutal de nuestros bosques, por ejemplo el pasado 22 de abril que se conmemoró el Día Mundial de la Tierra el mapa de incendios forestales de la NASA nos reportó más de 200 incendios activos en Centroamérica y la mayoría en nuestro país, lo alarmante es la cantidad de hectáreas de bosques que se están quemando, la cantidad de humo que se ha apoderado de nuestros cielos formando una verdadera bolsa en donde estamos atrapados todos, respirando contaminación, afectando la salud de miles de personas y como ya hemos explicado anualmente son millones de personas que mueren en todo el mundo y a esa estadística de muertos por contaminación provocada por quema de bosques Honduras aporta miles. Pero de regreso al tema del cambio climático las soluciones están muy lejos y sus consecuencias se agudizan, de hecho en la última cumbre del clima de las Naciones Unidas en Varsovia, medio millar de activistas de las principales organizaciones no gubernamentales (ONG) abandonaron esta cumbre ante la falta de avances, algo que nunca antes había sucedido en estas reuniones de la ONU. “Nos marchamos porque no podemos expresar nuestra voz mientras vemos que el clima se está convirtiendo en un negocio y las grandes corporaciones determinan los temas a tratar”. Esta frase y a la vez denuncia de uno de los activistas que abandonó esta cumbre preocupa porque evidencia que estos foros en donde está representada la población mundial son manipulados y a la orden de los grandes intereses económicos a los que les importa un pepino los daños irreversibles que están ocasionado a nuestro planeta exterminando de forma gradual los recursos naturales, así que ante estos escenarios las esperanzas de repeler el cambio climático se alejan cada vez más y el futuro de los países pobres, incluyendo el nuestro, no es nada prometedor porque como nos muestran los últimos estudios los pobres se volverán más pobres debido al cambio climático.


20.-
¿Por qué se desprenden enormes icebergs de la Antártida?
27 de abril de 2014
El hielo se mueve. Los glaciares de las montañas se deslizan hacia abajo de manera constante, aunque muy despacio. El hielo es un sólido plástico, que se deforma bajo fuerzas de presión y de tensión de arrastre viscoso, y sobre todo, se mueve gracias al agua que fluye en su interior por fisuras y grietas y que no se hiela al ir descendiendo, pues para helar un gramo de agua se precisa la liberación de 80 calorías, pero el hielo es casi impermeable al flujo de energía en forma de calor, de manera que un gramo de agua que se solidifica deja libres 80 calorías para volver a fundir otro gramo. El agua se mueve, no en cascadas, pero se mueve en el interior de los glaciares. Cuando llega abajo, forma un cojín de muy baja viscosidad sobre el que se desliza el hielo.
En el Mar de Ross de la Antártida, al sur de Nueva Zelanda, una parte del hielo ese continente esta depositado sobre una zona en pendiente que da al mar. Los glaciares bajan hasta éste, pero se ven retenidos por una masa de hielo marino, que flota sobre el agua, no descansa sobre suelo sólido, la Banquisa de Hielo de Ross, un iceberg gigante de un tamaño similar al de España.
La masa de hielo tiene un espesor de 750 metros. Por comparación, Madrid está a 700 metros sobre el nivel del mar. ¿Es ésto mucho?  Una galleta de las que comemos todos los días tiene un diámetro de 6 cm, y un espesor de 0.4 cm. La relación espesor/diámetro es 0.4/6 = 0.067. Si asimilamos la Banquisa de Ross a un círculo, su diámetro será de unos 800 kilómetros. Ahora 750 metros dividido por 800 kilómetros da 0.00094. Esto es una centésima del espesor de la galleta, es como si la galleta fuese mucho más delgada que un papel de seda.
Tenemos pues, no una banquisa, no un enorme banco de hielo, sino en realidad una oblea muy, muy delgada. Y una oblea de algo frágil como es el hielo, como sabemos, pues todos hemos roto el hielo de la cubitera del congelador de casa mediante un golpe seco.
Esta oblea se mueve en todas las direcciones, con las mareas, las corrientes y las olas. En particular con las olas. Está bien determinado que una tormenta intensa en Alaska en el año 2005 generó oleaje, mar de fondo de amplitud considerable que se propagó, como hace este tipo de olas, sin disminución de su energía desde el Polo Norte al Polo Sur, y que allí hizo vibrar el hielo de la Banquisa de Ross (de la delgadísima oblea) liberando un iceberg de tamaño considerable.
De momento estas fracturas de hielo de la Antártida todavía no están directamente relacionadas con el cambio climático. La Antártida está aislada en energía térmica del resto del planeta por la corriente circumpolar, un chorro similar al chorro polar de la atmósfera, pero de agua. Y la inercia térmica del continente es inmensa.  A lo largo de las últimas glaciaciones y deglaciaciones que se repitieron con intervalos de 100.000 años,  la disminución de hielo de la Antártida tuvo siempre lugar unos miles de años después de las fusiones de hielo del hemisferio norte.
Greenpeace ha hecho una reconstrucción virtual de la situación de España cuando los glaciares de Groenlandia hayan deslizado hacia el mar en su totalidad, lo cual, visto lo que estamos viendo, ocurrirá dentro de este siglo XXI. La masa de hielo de Groenlandia es equivalente a una subida del nivel del mar de 7 metros. Pero 7 metros de subida del nivel medio del mar significa una penetración del mar de menos un kilómetro tierra adentro, y mucho más en zonas de albufera, como los deltas de la costa de Huelva, desde el Guadiana a Doñana en el Guadalquivir, el Mar Menor, la zona regable de Valencia y el delta del Ebro. A eso es preciso añadir el efecto de las olas. 
Aunque el cambio climático no fundirá la Antártida ni hará caer sus glaciares al mar en este siglo, el daño sobre España de su polo opuesto, la zona ártica, será inmenso.
Esto en España. La invasión del mar en la zona del Golfo de Guinea producirá una migración masiva de millones de personas, cuyo único camino posible es hacia el norte. Las civilizaciones, incluso el 1% de las personas de las mismas que acapara el 80% de sus riquezas,  han caído siempre por migraciones masivas forzadas por cambios climáticos, cambios de un par de décimas de grado. Hoy estamos hablando de 2 o 3 grados.
Recreémonos en el espectáculo de los icebergs del Mar de Ross: Son bellos e inocentes, y no están causados por el cambio climático.


21.-
Enfrentar cambio climático requiere modificar modelo social
4 de mayo de 2014
El problema del cambio climático es en gran medida un fenómeno social con origen antropogénico claro, que requiere modificar el modelo civilizatorio y los valores, señaló el experto del Instituto de Investigaciones Sociales (IIS) de la UNAM, Rafael Loyola Díaz.
En un comunicado, expresó que una vez documentado por grupos científicos, como el Panel Intergubernamental del Cambio Climático, queda claro que la actividad humana es determinante en ese evento global, por lo que es necesario cambiar la organización social y los valores para enfrentar un desafío que ya rebasó el no retorno.
"Si hay aumento de la violencia, fallas en las elecciones o falta de democracia podemos seguir adelante, pero los problemas socio-ambientales, como el cambio climático, tocan al ser humano como especie, tocan la vida en la Tierra y tiene avances catastróficos de los que no vamos a escapar", añadió.
El sociólogo y doctor en historia de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), destacó que las emisiones contaminantes a la atmósfera han tenido un desarrollo exponencial desde el Siglo XIX.
"Desde mediados del Siglo XX, la concentración de dióxido de carbono excedió la registrada en los últimos 650 mil años, mientras que de 1970 a 2004, los gases de efecto invernadero se incrementaron en 70 por ciento", destacó.
Indicó que algunas estimaciones calculan que la temperatura promedio en la Tierra ha aumentado 1.2 por ciento, lo que no había ocurrido en los últimos 20 mil años.
"El periodo que va de 1983 a 2012 ha sido el más caliente para el hemisferio norte en los últimos mil 400 años de existencia del planeta", precisó el sociólogo.
En el caso de México, Loyola destacó que, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 90 por ciento de los desastres son hidrometeorológicos.
"Para 2010, los costos por lluvias severas llegaron a 57 mil millones de pesos, y para 2012, por degradación ambiental sumaron 985 mil millones de pesos, 6.3 por ciento del producto interno bruto", expuso.
El problema del cambio climático ya rebasó el punto del no retorno, por ello dominan la agenda los temas de adaptación, restauración, mitigación y desarrollo sustentable, advirtió.


22.-
Cambio climático ¿Nadie avisó a tiempo?
04 de mayo de 2014
Las señales que indican que la humanidad ha llegado al límite del punto sostenible del clima o que incluso ya lo ha sobrepasado, son evidentes.
El Grupo intergubernamental de expertos sobre el cambio climático ha pronosticado ya cifras aproximativas sobre los efectos que se podrán sentir en el planeta. En el mejor de los casos la temperatura subirá entre 1,1º y 2,9º Celsius. Pero entretanto han surgido nuevos reconocimientos que muestran que el desarrollo del clima ha tomado una dirección más drástica de lo que fue pronosticado en él informe climático.
Las señales que indican que la humanidad ha llegado al límite del punto sostenible del clima o que incluso ya lo ha sobrepasado, son evidentes. Se ha corroborado que la subida del nivel del mar, que los expertos habían calculado en 59 cm., será mucho más dramática ya que el deshielo se está produciendo más rápido de lo que se había pronosticado. El director del Instituto de Postdam para la investigación del clima, el profesor Joachim Schellenhuber dijo: "En realidad, tenemos que prepararnos para un aumento del nivel del mar de 1 m. durante este siglo".
Por otra parte el metano, que es un gas que contribuye al efecto invernadero y 25 veces más perjudicial que el dióxido de carbono, ha aumentado desde 2007, entre los motivos está la ganadería intensiva, pero también que los suelos de permafrost de Siberia se descongelan liberándolo a la atmósfera. Algunos científicos afirman que a corto plazo se reducirá el número de cabezas de ganado ¿pero como reducir las emisiones de los 12 billones de metano existentes bajo los océanos y que se liberan cuando la temperatura del mar sube 5º o más? La liberación a la atmósfera del metano contenido en los océanos, no solo sería perjudicial por el aumento del efecto invernadero, sino que podrían producirse desplazamientos terrestres con sus correspondientes Tsunamis, ya que el hidrato de metano estabiliza las vertientes continentales como si fuera una sustancia cementosa.
Alguno opina que es mejor no pensar en un futuro tan pesimista pues es posible que las cosas no se pongan tan mal, sin embargo no hay nada que indique que todo vaya a ir a mejor. Pero ¿por qué no se reconoció a tiempo el peligro de la catástrofe climática, el peligro de la quiebra del sistema económico mundial, el problema del hambre? ¿Nadie advirtió a tiempo sobre los comportamientos que estaban llevando a la humanidad a un callejón sin salida? Algunos científicos de forma aislada advirtieron de los peligros que conlleva la explotación de la Tierra, sin embargo apenas fueron escuchados.
No obstante de otra fuente llegaron en los últimos 36 años advertencias muy precisas y fundamentadas, pues nos encontramos en un cambio de era y como en todos ellos ha habido profetas y personas iluminadas que advirtieron a la humanidad sobre aquello que se avecinaba, hoy también es así. A través de Gabriele la profeta de Dios para nuestro tiempo, El ha advertido a la humanidad con precisión llamando a cada persona a realizar un cambio interno en sí mismo. Hoy toma más que nunca validez la frase: «Que se salve quien quiera dejarse salvar antes de que este mundo se acabe».
Hoy día al igual que en todos los tiempos, cada uno puede renovarse y salir de las viejas tramas humanas haciéndose consciente de que hay Uno con nosotros que nos puede ayudar, el Espíritu de Dios, es Cristo en nosotros. Los Diez Mandamientos de Moisés y el Sermón de la Montaña de Jesús de Nazaret siguen siendo la clave para dirigirnos hacia una vida más elevada, pues en ellos encontramos la elevada ética y moral del verdadero cristianismo. Jesús de Nazaret nos animó en la fe activa, es decir a realizar sus enseñanzas y ponerlas por obra: “Quien escuche mis enseñanzas y las cumpla será un hombre sabio”. Paso a paso podemos cambiar e ir hacia Dios, quien nos tomará de la mano y nos guiará con seguridad, fuera del caos y de las turbulencias de este mundo, fuera de las dificultades de nuestra época, fuera de la quiebra, pues El conoce el lugar en el que estaremos seguros.


23.-
EE UU prueba a sus ciudadanos que el calentamiento es real
06 de mayo de 2014
Los efectos del cambio climático ya no son una amenaza lejana, un problema que se pueda postergar. Tal y como alertaron los científicos de la ONU hace unos meses, la subida del nivel del mar, la acidificación de los océanos, las sequías y las inundaciones van dejando su impronta en todo el mundo. Y Estados Unidos, el segundo país —por detrás de China— que más gases de efecto invernadero emite, es mucho más consciente desde que este martes la Casa Blanca hizo público un informe que alerta sobre las consecuencias del calentamiento en su territorio: dependiendo de dónde vivan, los estadounidenses tendrán más dificultad para acceder al agua, sufrirán más lluvias torrenciales o verán mermadas las cosechas.
El informe, elaborado durante cuatro años por más de dos centenares de científicos y varias agencias gubernamentales, pretende exponer la literatura científica disponible acerca de un problema que preocupa a todos los líderes mundiales. Especialmente, a medida que se acerca la decisiva cita que tienen el año que viene en París, donde la cumbre del clima debería sustituir —y mejorar— el protocolo de Kioto y asignar un nuevo reparto internacional de emisiones. El llamado Informe Nacional del Clima es el tercero que encarga la Casa Blanca. Sin embargo, ninguno de los otros dos presidentes apoyó sus conclusiones como lo hizo ayer Barack Obama: el presidente dio varias entrevistas en televisión para hablar del cambio climático.
¿Pretende Estados Unidos reemplazar a Europa en el liderazgo de la lucha contra el calentamiento global? Manuel de Castro, catedrático de la Universidad de Castilla-La Mancha y uno de los autores del último informe del IPCC (el panel de expertos de la ONU), señala que aún es pronto para asegurarlo —“el próximo año en París vamos a tener una excelente ocasión de comprobarlo”, dice— pero valora que el hecho de que Obama “haga bandera” del informe “podría hacer pensar que se va a tomar más en serio el asunto”. El presidente tiene, eso sí, “muchos intereses que juegan en contra, empezando por las reservas energéticas fósiles que parece que les van a convertir en autosuficientes”. Aún no se puede afirmar que EE UU se quiera poner al frente de la ofensiva global contra el cambio climático, pero si quisiera hacerlo la UE ya no le disputaría el puesto como antes. Tras meses de tiras y aflojas entre los Estados, Bruselas aprobó en enero un compromiso medioambiental para 2030 menos ambicioso que el actual, algo que se ha interpretado como un paso atrás en su liderazgo internacional en materia de cambio climático.
Desde Washington, en cambio, ayer se lanzó la que sus autores consideran “la mayor señal de alarma” sobre la urgencia con la que EE UU debe responder al desafío del clima. “Ya no estamos hablando de una realidad futura. El cambio climático afecta a todas las regiones del país”, afirmó John Holdren, director de la Oficina de Ciencia y Tecnología de la Casa Blanca. El asesor defendió que el nuevo informe, “el más exhaustivo y con mayor autoridad sobre cómo el cambio climático está afectando a EE UU y lo hará en el próximo siglo”, aporta datos a las autoridades para decidir qué medidas deben tomar. Datos que sirven para que el cambio climático sea menos abstracto para el estadounidense medio, explica al teléfono Lou Leonard, vicepresidente de cambio climático de WWF en EE UU. “El informe manda el mensaje de que el calentamiento ya está sucediendo, y que se nota aquí, en el patio de atrás de cada ciudadano”, añade.
En 2012, el mismo año que EE UU padeció los efectos del huracán Sandy, la región central del país era víctima de una de las peores sequías en su historia, un tercio de la población experimentó temperaturas por encima de los 38 grados durante más de diez días y se batieron 356 récords de temperatura en todo el país. El Informe Nacional del Clima analiza los efectos de estos fenómenos en ocho regiones, documentando sus consecuencias en el ámbito de la salud, el transporte, el agua, las infraestructuras, la economía, la energía y la agricultura.
“Durante las últimas décadas hemos detectado los ámbitos en los que ha impactado el cambio climático; ahora, por primera vez, podemos conectar a todos entre sí”, explica Jerry Melillo, presidente del Laboratorio de Biología Marina y asesor de Obama. El cambio climático “afecta a la solvencia y capacidad del sistema de transporte” de EE UU, según el documento, disparará los efectos por “inundaciones en aeropuertos, bahías, puertos, túneles y líneas de tren”, y continuará desafiando la red de producción de energía del país y amenazando la salud de las personas a causa de “incendios, descenso de la calidad del aire, problemas de salud mental y enfermedades transmitidas por la comida el agua o mosquitos”.
La Casa Blanca defiende que el estudio servirá para convencer a los escépticos. Obama necesita su apoyo, especialmente entre los republicanos de la Cámara de Representantes, para aprobar las medidas que permitan responder a los desafíos del clima cuanto antes. El plan contra el cambio climático de la Casa Blanca, de 2013, proponía inversiones en infraestructuras, como carreteras, puentes o incluso hospitales que tengan garantizado su funcionamiento durante huracanes o inundaciones.
El informe relata que durante las últimas cinco décadas las precipitaciones torrenciales han aumentado un 71% en la región del noreste, un 37% en el centro del país y un 27% en el sur. Las altas temperaturas —con una subida media de un grado en los últimos 100 años— pueden ascender 4,5 grados a finales de este siglo. El texto añade que el mayor desafío al que se enfrenta el país es la subida del nivel del mar en la costa Este: la previsión es que ascienda más de 10 centímetros antes del fin de siglo. Los expertos destacan el esfuerzo que deberá hacer la ciudad de Miami para protegerse, con un proyecto multimillonario para evitar los efectos de las inundaciones. En el suroeste, las largas sequías dificultarán la lucha contra los incendios.
La Casa Blanca alerta también de los efectos del cambio climático en la economía. Según sus estimaciones, la reconstrucción y los destrozos causados por el huracán Sandy tienen un coste de 65.000 millones de dólares (47.000 millones de euros). Los efectos de la sequía y las olas de calor costaron otros 21.500 millones de euros y las consecuencias por el empeoramiento del clima en todo el país, 7.900 millones de euros más. El informe destaca asimismo que el coste de no actuar es entre cuatro y diez veces superior al de invertir ahora en medidas de mitigación de los efectos del cambio climático.


24.-
El cambio climático tendrá muy graves consecuencias en polos y trópicos
09 de Mayo de 2014
Aunque el deshielo y la disminución de los casquetes polares son la cara más conocida del cambio climático, el calentamiento global tendrá consecuencias muy graves también en otras regiones, especialmente en los trópicos, donde las variaciones de temperatura y humedad darán lugar a climas inéditos hasta ahora.
Predecir o anticipar cómo van a reaccionar las especies a estos cambios del clima es una incógnita para la ciencia y un reto para la conservación de la biodiversidad pero cuanto mejor entendamos las implicaciones del cambio climático, mejores serán las estrategias de conservación.
Esta es la principal conclusión de un estudio liderado por el investigador del Museo Nacional español de Ciencias Naturales para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y catedrático de Biogeografía Integrativa del Imperial College de Londres, Miguel Araújo, y que se publica en el último número de la revista Science.
El estudio, en el que también han colaborado las universidades de Copenhague, Évora y Helsinki, toma como base quince modelos climáticos (proyecciones de cómo será el clima en el futuro) elaborados por el IPCC, el grupo de expertos creado por la ONU para investigar el cambio climático.
Partiendo de las variables de esos modelos (temperatura, viento, precipitación media anual, etc), los investigadores han generado unas métricas o mediciones de cambio climático y las han relacionado con sus impactos en la biodiversidad, algo que no se había hecho hasta ahora.
"Por ejemplo, si el desierto del Sahara se desplazara 300 kilómetros al norte, la biodiversidad adaptada al desierto tendría que moverse una distancia equivalente; si hay un deshielo en el casquete polar del cincuenta por ciento, eso generaría una reducción del hábitat de muchas especies del 50%...etc", explicó Araújo.
Comparaciones como éstas han permitido poner de manifiesto que en función de en qué lugar del planeta se encuentren, las especies experimentarán los cambios de una u otra forma.
En algunas regiones, el cambio climático podrá provocar la aparición de climas distintos y más extremos que los que hay ahora, o incluso podrá hacer que surjan climas inéditos hasta ahora.
"Los trópicos es donde más probabilidad hay de que aparezcan climas que actualmente no tienen ningún análogo, lo que no significa que no hayan existido en un pasado remoto", asegura el investigador.
Cualquiera de estos cambios generarán una serie de alteraciones para la biodiversidad que son, hoy por hoy, imposibles de predecir pero que obligan a tomar medidas y a anticiparse de alguna manera, al menos, para mitigar estos cambios.
Por eso, aunque seguir con las medidas tradicionales de mitigación del cambio climático basadas en la reducción de la emisión de gases de efecto invernadero a la atmósfera es "algo necesario", por sí sólo "no van a resolver el problema", sostiene el investigador.
De hecho, la magnitud del cambio climático es tal que "aunque parásemos las emisiones de CO2 desde hoy mismo, algunas consecuencias ya no se pueden evitar", reconoce el investigador.
Por eso, concluye el estudio, aunque las medidas globales de mitigación siguen siendo esenciales, es primordial intentar reducir los impactos climáticos en la biodiversidad de manera local y "hacer cosas distintas en cada lugar"
25.-
Llaman a autoridades a tomar medidas urgentes para enfrentar sequía y cambio climático en Chile
10 de mayo 2014
Estudios de cambio climático, contaminación ambiental y calentamiento global han levantado el debate en torno a la gravedad de la sequía a nivel nacional.
El doctor en meteorología de la Universidad de Chile, René Garreaud, sostuvo que “la sequía que hemos experimentado desde 2008 se ha extendido desde el Norte Chico hasta la región de Los Lagos”.
“La parte más dramática se ve en el norte, con ríos y embalses secos. Ese escenario ha sido recurrente en la historia, en cambio, en la zona centro sur (Concepción, Biobío) nunca se ha visto una secuencia tan larga de años tan secos”, indicó Garreaud.
El meteorólogo explicó que, según estudios, los cambios climáticos proyectados muestran una tendencia a la sequía y un aumento de la temperatura en el interior y en la zona cordillerana.
“Hay sequías que podríamos llamar normales, con cierta extensión espacial y duración en el tiempo. Sin embargo, esta sequía se está empezando a salir de esta forma natural y podría ser por este cambio climático, que también apunta hacia la sequía. Hay dos tipos de sequía, naturales y antropogénicas; podría ser que este factor antropogénico se esté superponiendo con el natural y eso explique la larga duración de este evento y la extensión inusual hacia el sur”, afirmó.
En ese sentido, el experto advirtió que la mayoría de las actividades del hombre requieren agua y siempre su disminución traerá problemas a la agricultura y el ambiente forestal.
En tanto, la directora ejecutiva de la Fundación Terram, Flavia Liberona, aseguró que en el país existe una tendencia a la desertificación y que las regiones Metropolitana y de O’Higgins, en unos años más, podrían ser similares a la de Coquimbo.
Por su parte, el director general de la Organización de Naciones Unidas para la Alimentación (FAO), José Graziano Silva, llamó a los gobiernos a mirar en serio el impacto del cambio climático y la reconfiguración productiva.
“Desde el punto de vista de la seguridad alimentaria, lo más urgente con el cambio climático es lo que se llama adaptación. Tenemos que comenzar a adaptar variedad a las nuevas condiciones que están cambiando. Eso ya se está haciendo en otras partes del mundo, por ejemplo Bangladesh, un país pequeño con una población inmensa y que hoy es autosuficiente, porque comenzó a exportar arroz y ha hecho una adaptación del cereal que se cultiva bajo un metro de agua salada”, dijo Graziano.
En la misma línea, el ministro de Agricultura, Carlos Furche, afirmó que “una sequía como ésta sólo puede enfrentarse con medidas de emergencia y con soluciones parciales y temporales”.
“Lo que hemos hecho es refocalizar los recursos en la Comisión Nacional de Riego, que es el instrumento principal que tiene el ministerio y administra una ley que nos ha permitido llamar a concurso por 23 mil millones de pesos para el segundo semestre de este año, focalizado en pequeñas obras de riego que permitan, sobre todo a los pequeños productores, enfrentar esta situación en el corto plazo”, afirmó.
En el largo plazo, según el ministro Furche, la gradual disminución de las precipitaciones en todo Chile tendrá que ser enfrentada con un plan robusto de inversiones públicas y privadas que aborde los sistemas de acumulación de agua de distinto tamaño.
Además, tendrá que contemplar inversión en el mejoramiento de los canales de distribución y, por último, masificar el riego tecnificado, que tiene una eficiencia de dos a uno respecto del riego tradicional
.
 

26.-
Cambio climático: tarea de todos
10 de mayo de 2014
Dos cosas podrían unir al mundo: una invasión extraterrestre y la lucha contra el calentamiento global. La primera está fuera del radar y la segunda todavía no cuaja, pero a pesar de los esfuerzos y los recursos invertidos por algunos magnates retardatarios en campañas en contra del ambientalismo, crece la idea de que la salvación del planeta es responsabilidad de todos.
En esa dirección apunta un informe científico que esta semana divulgó Barack Obama para crear conciencia entre los estadounidenses sobre los riesgos del cambio climático. Por primera vez EE.UU. se asume como responsable de los descalabros medioambientales, descartando el estereotipo hollywoodense de que es el único capaz de salvar al mundo de Godzillas o calamidades naturales.
Aceptando que ha contribuido a elevar la temperatura global con la emisión de gases invernaderos, Obama archiva una actitud evasiva que fue política oficial en cumbres mundiales. Lo más relevante del informe, “Evaluación Nacional del Clima”, es que el gobierno asume que debe reducir la polución por emanaciones de automóviles y explotación de energías fósiles. Algunos estados vanguardistas de la Unión, como California, ya han pasado legislación estricta en ese sentido y controlan las emisiones de autos desde hace años.
También importante es que el informe crea conciencia ciudadana y política con cuestiones tangibles, alejándose de imágenes lejanas y abstractas de osos polares sin hielo y glaciares en retroceso. Muestra cifras y experiencias diarias frente a tornados y huracanes más potentes; costas erosionadas; sequías, inundaciones e incendios; enfermedades respiratorias; problemas de transporte y gastos económicos siderales. Todo, como producto de que la temperatura aumentó un grado en dos décadas, lo que no había hecho en tres milenios.
El área metropolitana de Miami es prueba de que las predicciones catastróficas que se creían del futuro, ya son parte del presente. En Miami Beach se construyen plantas de bombeo faraónicas para contrarrestar las inundaciones y la erosión que provocan las mareas cada vez más altas, y evitar que la zona se convierta en la nueva Atlántida del siglo XXI.
El informe de la Casa Blanca coincide con las predicciones apocalípticas de otro difundido el mes pasado por el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático de Naciones Unidas. Sentenció que los efectos dañinos por las emanaciones de gases de efecto invernadero ya son irreversibles. La única esperanza es cambiar la cultura política y tecnológica, favoreciendo la generación de energías renovables.
Para lograr este cambio no hay tiempo ni excusas. Los gobiernos tienen el desafío de respetar el concepto de “naciones unidas” y trabajar el año próximo en la Cumbre de París con soluciones de consenso. Para el resto de los mortales, lo prioritario es ejercer el derecho al voto pensando en la vida de nuestros nietos, para cuando sean abuelos. Con eso en mente, no deberíamos votar por aquellos políticos que no tienen conciencia medioambiental o no ofrecen un plan para combatir los efectos del cambio climático.


27.-
La amenaza del cambio climático
10 de Mayo del 2014
La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), advirtió que los problemas generados por el cambio que experimenta el clima en el planeta no son, como sostienen algunos, pura ficción, sino que se trata de una amenaza real que afectará a la mayoría de las naciones.
En recientes declaraciones públicas, el titular del organismo internacional, José Graziano, señaló con particular preocupación el impacto que el cambio climático ocasionará en América del Sur, región a la que definió como ‘el granero del mundo‘. Tras recordar que América Latina encabeza la lucha por la erradicación del hambre en el mundo y 16 países en esta región ya han cumplido con ese objetivo, dijo que el cambio climático no es un problema del futuro, sino del presente, y alertó que, en rigor, el impacto del fenómeno sobre la región es mayor de lo que se pensaba hace unos años, aunque todavía no se sabe a ciencia cierta cómo afectará a la agricultura y más concretamente a la producción de alimentos.
Por su parte, el gobierno de Estados Unidos reconoció que el cambio climático ya dejó de ser una amenaza lejana y tiene consecuencias en muchos estados norteamericanos, desde Florida a Alaska, según un documento oficial publicado esta semana por la administración Obama. Fue el propio presidente quien observó que se pueden hacer muchas cosas para mitigar los efectos nocivos del calentamiento global, aunque aclaró que es necesario que el mundo entero asuma seriamente este desafío.
El informe del gobierno norteamericano señala que el cambio climático está generando alteraciones en los ecosistemas y obliga a muchos sectores de la economía a adaptarse a los nuevos escenarios. A esa conclusión llega el trabajo realizado a lo largo de cuatro años por climatólogos y científicos norteamericanos que estudiaron los efectos que las alteraciones del clima vienen provocando en el país del norte, y que ahora lo presentan como una voz de alerta para que la ciudadanía tome conciencia de la seriedad del problema. El último informe del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC), por su parte, advirtió que en la medida en que el mundo no adopte medidas para mitigar las emisiones de gases de efecto invernadero y el cambio climático continúe aumentando, la estabilidad de los sistemas de vida humanos corre peligro, además remarca que el abastecimiento mundial de alimentos también sufrirá las consecuencias del cambio climático y que los sectores más vulnerables de la población mundial serán los primeros afectados por la escasez de alimentos provocados por el fenómeno.
Según los expertos, desde los días de la revolución industrial hasta la actualidad el planeta ha aumentado su temperatura en 0,8 grados centígrados, debido fundamentalmente a la distorsión que sufre el sistema climático global generado por actividades humanas. En ese sentido, explican que si bien la vegetación, el suelo y los océanos tienen la capacidad de reciclar naturalmente miles de millones de toneladas de dióxido de carbono cada año, brindando así un margen en la gestión de las emisiones de este gas; la acumulación desmedida en la atmósfera ha sobrepasado la capacidad del ciclo natural, y por esa razón es necesario reducir las emisiones de este gas y de otros, como el metano y el óxido de nitrógeno que son gases de larga duración y poseen la propiedad de retener el calor. La acumulación excesiva de estos gases en la atmósfera tiene incidencia directa en el calentamiento del planeta. Por esta razón, es necesario adoptar urgentes medidas y salir de la apatía para detener este fenómeno global que pone en riesgo al planeta. El mundo necesita adoptar urgentes medidas para reducir los impactos negativos sobre el medioambiente y el clima, y avanzar con estrategias de desarrollo que no provoquen daños irreversibles en los ecosistemas.


28.-
Lluvias ácidas y peligrosas
10 de Mayo del 2014
¿Cómo se forman las lluvias ácidas?
Son el resultado de la contaminación del aire producto de los incendios forestales, quema de combustibles, el humo de los automóviles y de las fábricas, todo esto produce partículas contaminantes de color gris que son visibles, pero también producen gases invisibles altamente dañinos para nuestra salud y para nuestro medio ambiente. Algunos de estos gases como el óxido de nitrógeno y el dióxido de azufre reaccionan al contacto de la humedad del aire y se transforman en ácido sulfúrico, ácido nítrico y ácido clorhídrico, estos ácidos quedan flotando sobre nuestras cabezas en las nubes y cuando estas nubes producen las lluvias, las partículas de ácido llegan a la tierra afectando todo lo que tocan. De hecho la lluvia siempre es ligeramente ácida porque siempre se mezcla con óxidos de forma natural en el aire. Pero en el momento que estamos viviendo de alta contaminación la acidez de las lluvias alcanzan valores altamente perjudiciales. Para determinar la acidez de un líquido se utiliza una escala llamada pH, esta varía de 0 a 14, siendo 0 el más ácido y 14 el más alcalino (contrario al ácido). Se denomina que 7 es un pH neutro, ni ácido ni alcalino. La lluvia que se produce en lugares no contaminados tiene un pH de entre 5 y 6. Pero en los lugares contaminados como sucede en la actualidad en nuestra querida Honduras la acidez puede alcanzar un valor pH de 3.
Las lluvias ácidas tienen efectos nocivos sobre los ecosistemas y sobre los materiales. Cuando la lluvia ácida se precipita sobre la tierra, ríos y lagos, tiene efectos en la salud de personas y animales. En las personas por ejemplo puede causar hasta cánceres de piel y otras enfermedades, mientras que en los ríos y lagos la acidez de las lluvias produce trastornos importantes en la vida acuática. Algunas especies de plantas y animales logran adaptarse a las nuevas condiciones de acidez de agua, pero otras especies no se adaptan y mueren. Por esa razón les recomendamos no exponerse a las lluvias, en palabras más sencillas no se moje, ni recolecte las aguas lluvias en este momento para bañarse, ni mucho menos para consumo, porque es altamente perjudicial para su vida y la de su familia. La lluvia ácida también tiene efecto en los suelos y esto origina cambios en la composición de los mismos, produciendo la lixiviación de importantes nutrientes para las plantas como el calcio e infiltrando metales tóxicos, tales como el cadmio, níquel, manganeso, plomo, mercurio, que de esta forma se introducen también en las corrientes de agua. Las construcciones históricas que se hicieron con piedra caliza experimentan también los efectos de la lluvia ácida. La piedra al entrar en contacto con la lluvia ácida reacciona y se convierte en yeso, disolviéndose con mucha facilidad con el agua. La lluvia ácida también puede precipitarse a través de la neblina, la nieve, etc.
Estudios recientes indican que las lluvias de este tiempo son 100 veces más ácidas que las que se producían hace 200 años y la única forma de combatir la lluvia ácida es reduciendo los niveles de contaminación, algo que parece muy difícil porque cada año en lugar de avanzar en este tema retrocedemos y no solo hablamos de Honduras sino de la falta de voluntad de los líderes a nivel mundial, quizás cuando reaccionemos será demasiado tarde, sino es que ya lo es.


29.-
La NASA prevé que la contracción de glaciares en la Antártida es “imparable"
12 de mayo de 2014
El derretimiento de los grandes glaciares del oeste antártico -- que haría subir notoriamente el nivel de los océanos -- se acelera con el calentamiento global y su desaparición parece a la postre inevitable, revela un estudio publicado el lunes.
La contracción de los glaciares en la Antártida occidental ha cruzado un umbral y es ahora “irreversible" e “imparable,” según afirmaron hoy científicos que han estudiado los datos recogidos durante cuatro décadas por la NASA.
"Este estudio muestra que hemos cruzado un umbral crítico,” afirmó Tom Wagner, científico del programa de criósfera en la agencia espacial estadounidense, quien añadió que “no se sustenta en simulacros de computadora o modelos numéricos”.
"Esto se apoya en la interpretación empírica de más de cuarenta años de observaciones desde satélites de la NASA,” agregó.
Eric Rignot, profesor de Ciencias del Sistema de la Tierra de la Universidad de California y glaciólogo de la NASA, sostuvo, por su parte, que “la observación deja en evidencia un gran sector de retirada irreversible de los glaciares”.
"Hemos pasado ya el punto sin retorno y esto tendrá consecuencias mayores para los niveles de los mares en todo el mundo,” dijo Rignot, quien agregó que este proceso “podría triplicar su contribución al nivel de los océanos.”
Ya desde la década de 1970 los científicos que estudiaban los glaciares señalaron como amenazada la región de la Antártida sobre el mar de Admunsen, donde se encuentran seis glaciares gigantes: Pine Island, Thwaites, Haynes, Pople, Smith y Kohler.
Todos ellos se extienden desde las montañas hacia el mar y los científicos explicaron que la línea de asentamiento -esto es, el área donde la base del glaciar toca el suelo submarino- ha estado retrocediendo de manera rápida en las últimas décadas.
A medida que el agua más templada se desliza debajo del manto flotante de hielo, erosiona la base del glaciar y la línea de asentamiento “ha estado retrocediendo a una velocidad que no se ve en alguna otra parte de la Antártida”.
"El hielo que se descarga en el océano ha estado incrementándose continuamente durante más de cuarenta años,” añadió Rignot, quien calculó la contracción en el caso del glaciar Smith en unos 35 kilómetros, a razón de 2 kilómetros por año.
"Estos glaciares continuarán derritiéndose hasta que desaparezcan, y el hecho de que los glaciares reaccionan casi simultáneamente indica una causa común,” que es el “aumento de las temperaturas en el océano,” aseguró.
Sridhar Anandakrishnan, profesor de geociencias en la Universidad estatal de Pensilvania, dijo en la misma teleconferencia que “el cambio que está ocurriendo es enorme.”
"Es bien claro que el derretimiento del manto de hielo tendrá un papel creciente en el aumento de los niveles del mar,” dijo. “La situación en la Antártida occidental es particularmente mala, con una retirada acelerada de la línea de asentamiento,” agregó. 


30.-
Cambio climático complicará acceso al agua de gran parte del planeta
14 de mayo de 2014
Menos agua en las regiones secas, aún más en las inundables, caudales de ríos modificados, contaminación... El calentamiento global cambiará radicalmente el mapa del acceso al agua y avivará las tensiones por este recurso vital.
El recalentamiento previsto a lo largo del siglo XXI, junto a la presión demográfica, reducirán la cantidad de agua disponible tanto en la superficie como en las capas inferiores del suelo en la cuenca del Mediterráneo, la Península Arábiga, Asia central y California (EEUU), subrayaron los expertos del IPCC (Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático) en su informe de marzo.
En el norte de Europa, en cambio, se teme que haya mayores inundaciones a consecuencia de lluvias aún más intensas.
Ya sea por escasez o por exceso de agua, hará falta anticiparse a esos cambios, en un mundo en el cual ya hay 800 millones de personas sin acceso a fuentes seguras de agua potable.
No se trata simplemente de una cuestión de cantidad. La variabilidad y la calidad de este recurso también cambiarían en un planeta más cálido, explicó a la AFP Blanca Jiménez Cisneros, directora de la división de Ciencias del Agua de la UNESCO.
El derretimiento acelerado de los glaciares, por ejemplo, podría provocar un aumento del caudal de los ríos y beneficiar a los pobladores, pero solo por un tiempo, pues luego el manantial sería menos impetuoso que antes del proceso.
Un aumento de la temperatura afectaría además la calidad del agua, pues favorecería la multiplicación de plantas acuáticas, productoras de toxinas difíciles de eliminar con tratamientos convencionales. Y allí donde las lluvias se intensifiquen, los centros de tratamiento del agua deberán eliminar una mayor cantidad de materiales contaminantes.
Otro efecto menos conocido del calentamiento sobre el agua: la salinización de las napas de agua dulce en los litorales y en las islas a causa del aumento del nivel del mar. Esto provocará en algunas regiones la necesidad de una desalinización particularmente costosa.
El factor demográfico
Además de las consecuencias señaladas por los climatólogos, la demanda de agua potable podría crecer un 55% hasta mediados de siglo causa del crecimiento demográfico y de la actividad industrial, subrayó en marzo un informe de la ONU.
En 2050, el planeta podría contar con 9.600 millones de habitantes, frente a 7.200 millones en la actualidad.
El recalentamiento será además un estimulante de la demanda: una central eléctrica necesitará más agua para enfriar sus instalaciones y la población beberá más y pasará más seguido bajo la ducha ante el aumento de la temperatura ambiente, señala Jiménez Cisneros.
La lucha por el agua
Esas perspectivas ponen en primer plano la necesidad de adaptación.
Eso significa ante todo cuestionarnos acerca de nuestro uso del agua, promoviendo tecnologías poco consumidoras del líquido vital para las cisternas de los baños y las lavadoras; e ideando formas de reciclado para determinados usos, como la irrigación, señalan los expertos.
También será necesario en algunos casos construir diques y adaptar los códigos de construcción.
La noción de riesgo "no debe ser tomada a la ligera", advierte el climatólogo Hervé Le Treut.
"Cuando los sismólogos dicen que hay riesgo de temblores de tierra, la gente generalmente lo asume y no construye casas (en el lugar); pero cuando se mencionan riesgos de sequía o inundaciones, hay tendencia a tenerlo menos en cuenta, porque la meteorología y la climatología suelen estar más asociadas a la idea de previsión que a la de riesgo", agrega.
Sin embargo, el IPCC advierte e su informe que el tema del agua es sumamente sensible y que en ciertas regiones hay riesgo de una "competencia" exacerbada entre usuarios: agricultores, industriales, sectores energéticos, simples consumidores.
La competencia puede provocar también tensiones entre países, como ya ocurre por ejemplo entre Egipto y Etiopía a causa de las aguas del río Nilo.
Hablar de futuras "guerras por el agua" sería exagerado, considera Richard Connor, especialista en agua de Unisfera, un gabinete de asesoramiento a gobiernos y ONG. Pero en algunos casos, reconoce, podrían producirse conflictos "en los que el agua sería la primera causa, aunque a menudo oculta...".


31.-
El cambio climático es la nueva Guerra Fría
14/05/2014
Un estudio del Consejo Asesor Militar de Estados Unidos señala que los efectos del cambio climático supondrían una amenaza para el país.
Los cambios en el clima provocarían falta de alimentos y movimientos migratorios en masa, lo cual llevaría a gobiernos inestables.
"Hemos trabajado con numerosos desafíos de seguridad nacional, desde la amenaza soviética durante la Guerra Fría hasta el terrorismo y extremismo político de hoy en día. Las amenazas de seguridad de un futuro cambio climático son tan serias como cualquiera de las que hemos afrontado".
Así se introduce el Consejo Asesor Militar de Estados Unidos su informe sobre los efectos del calentamiento global. El estudio, realizado en 2007, ha sido actualizado este mes de mayo, y muestra cómo cambios en temperaturas, el nivel del mar o sequías suponen una amenaza real para la seguridad del país.
'Seguridad Nacional y la aceleración de los riesgos del cambio climático' es el título bajo el que se presenta este informe, en el que se detallan las consecuencias que tendrá un 'efecto invernadero' en la seguridad del país norteamericano. Un aumento de inundaciones o sequías provocarán en un futuro movimientos de población y migración en masa, lo cual supone una amenaza real de seguridad, analizan en el estudio.
La principal amenaza, la inestabilidad. Los cambios en el clima provocarían falta de alimentos y movimientos migratorios en masa, lo cual lleva, según el estudio, a gobiernos inestables, con lo que se fomenta la creación de grupos terroristas y movimientos políticos extremistas. Algo que ya ocurre.
En Estados Unidos, la amenaza afectaría a una mayor incidencia de fenómenos metereológicos extremos, lo cual afectaría al ejercito, llamado a actuar en estos caso, y a las infraestructuras del país.
Hechos como que nueve de las peores tormentas en Estados Unidos hayan ocurrido en los diez últimos años, un incremento del nivel del mar o fuegos cada vez más frecuentes constatan para los autores del estudio que el cambio climático ya es una realidad.
El Ártico, fuente de recursos
Con la reducción de hielo en la capa polar ártica, la región ofrecerá acceso a más recursos, no sólo de pescado y de energía, sino también de nuevas rutas marítimas y, posiblemente, turismo.
Un aumento de actividad en la región que podría llevar a disputas. La probabilidad de conflicto es baja, apuntan, pero sí que se podrían producir disputas territoriales entre países.
El análisis sirve de crítica tanto a su propio país como a la comunidad internacional, cuyas acciones califican de "insuficientes". "Las posibles ramificaciones futuras de un cambio climático global deberían servir como catalizadores para la cooperación y el cambio. En vez de eso, lo que están haciendo es acelerar la inestabilidad de áreas vulnerables, provocando conflictos", explica.
Y ante la situación, un punto de vista. Las palabras del General Gordon Sullivan, miembro del comité que ha elaborado el informe: "Hablando como un soldado, diré que nunca se tiene un 100% de seguridad de algo. Si esperas a tener algo 100% seguro, algo malo va a pasar en el campo de batalla".


32.-
Amenazantes noticias sobre el cambio climático
15 de mayo de 2014

El deshielo de los glaciares en la Antártida occidental ha cruzado “el punto de no retorno” y ya es “irreversible” a consecuencia del calentamiento global.
Dos estudios presentados esta semana por científicos de la NASA y de la Universidad de California en Irvine mostraron el resultado de investigaciones de más de cuatro décadas con información aérea, terrestre y satelital que evidencian un “lento pero imparable colapso” de la estructura de hielo que hará subir el nivel del mar más de 10 centímetros por siglo.
El calentamiento global y el agujero en la capa de ozono modificaron los vientos antárticos y calentaron el agua, lo que “va atacando” la base del hielo. Los expertos opinan que la reducción de las emisiones de combustibles fósiles seguramente no va a detener el proceso, pero sí ayudaría a frenar su velocidad.
Los científicos estudiaron seis glaciares de la región, particularmente el Thwaites, de 610.000 kilómetros cuadrados.
Eric Rignot, autor de uno de los trabajos afirma, “ese sector de glaciares será el que más contribuya al aumento del nivel del mar en las próximas décadas y siglos. Un cálculo conservador indica que todo el hielo de los glaciares podría demorar varios cientos de años en llegar al mar”. Cada proceso en esta reacción alimenta al siguiente en un círculo vicioso.
“El hielo que se descarga en el océano estuvo incrementándose continuamente durante más de 40 años”. La contracción del glaciar Smith, por ejemplo, ya es de unos 35 kilómetros. Es decir, unos 2 kilómetros por año. “Estos glaciares seguirán derritiéndose hasta que desaparezcan, y el hecho de que reaccionan casi simultáneamente muestra una causa común: el aumento de las temperaturas en el océano”.
Estos glaciares propician considerablemente el aumento del nivel del mar, ya que todos los años le aportan tanto hielo al océano como la superficie de Groenlandia con una velocidad mayor que la esperada anteriormente por los científicos.
Solo el derretimiento de los seis glaciares estudiados es suficiente para elevar el nivel de los mares 1.2 metros, un dato que pone los pelos de punta, pues no considera el resto de los glaciares de la Antártida, los hielos del Ártico, los de la propia Groenlandia ni la infinidad de glaciares existentes en todos los continentes, la mayoría –por cierto- en proceso de deshielo si es que no desaparecieron ya.
El hallazgo de los científicos está basado en tres evidencias fundamentales: el cambio de la velocidad del flujo de agua que los glaciares aportan al mar, la cantidad de hielo de cada glaciar que flota en el mar y la pendiente del terreno por el que se deslizan, y su profundidad por debajo del nivel del mar.
Prueba de que el fenómeno no se reduce a la Antártida, un artículo de Darh Jamail publicado en marzo de este año ofrece amplia evidencia sobre el deshielo del Océano Ártico, en el Polo Norte, que permite hacerse una idea más completa sobre las gravísimas implicaciones del derretimiento a escala global, y, sus devastadoras consecuencias sociales.
Jamail cita a un número “cada vez mayor” de científicos que estudian las Alteraciones Antropogénicas del Clima. Ellos afirman que no habrá hielo en el Antártico en los próximos dos veranos.
La pérdida del hielo creará una situación que supondrá un planeta muy distinto, con una elevación de la temperatura media de la Tierra de hasta 5 o 6 grados centígrados en pocas décadas… la nieve y el hielo serán muy raros en el hemisferio norte o incluso desaparecerán durante todo el año, pronostica Paul Beckwith, profesor de climatología y meteorología en la Universidad de Ottawa que estudia el cambio climático brusco en la actualidad y en los paleoregistros del pasado más lejano.
Hasta el Panel Intergubernamental de Cambio Climático de la ONU, aduce Jamial, conceptuado como conservador por la comunidad científica, acaba de vaticinar “…cambios climáticos imparables e irreversibles, como el deshielo tanto de la capa de hielo del Ártico como del hielo de los glaciares de Groenlandia”.
Eventos climáticos extremos, pérdida enorme de cosechas y hambrunas sin precedente, disputas por el agua y otros recursos, ley marcial y derrocamiento de gobiernos, están entre las consecuencias que prevén los científicos en pocos años.
Si no acabamos pronto con la quema de combustibles fósiles -principal causante del cambio climático- (petrolero y derivados) y, por lo tanto, con el capitalismo que la engendró, ella acabará con la vida de nuestra especie.


33.-
Cambio Climático
17 de Mayo del 2014
Existe consenso en la comunidad científica de que el calentamiento global es real, y que la actividad humana es la causa principal del cambio en la temperatura del planeta. Los grupos interesados en mantener el estado actual de cosas, buscan engañar y confundir a la opinión pública sobre el tema. Tratan de evitar que los gobiernos restrinjan las emisiones de gases invernadero.
El Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático está dando a conocer su quinta evaluación. Son los estudios más completos sobre el tema y están en el portal del IPCC. El informe ocurre en medio de un debate sobre la relación entre gases invernadero y cambio climático. En los últimos 15 años, el aumento de temperatura del planeta ha sido más lento de lo pronosticado. Para los que rechazan la evidencia del calentamiento global, este freno en el termómetro es la negación de todo lo dicho sobre cambio climático.
¿Cuáles son las implicaciones de esta pausa? Primero, es importante insistir que en los últimos tres lustros, la temperatura de superficie a nivel global no ha dejado de aumentar, pero a ritmo más lento. Entre 1998 y 2013, la temperatura aumentó 0.04 grados centígrados por década, en lugar del crecimiento de 0.18 de los 90. Sorprendente si consideramos que las emisiones de gases invernadero mantuvieron su tasa de crecimiento ininterrumpida. Lo que sugiere que no hay vínculo entre gases invernadero y aumento de la temperatura. Los escépticos del cambio climático, comenzaron a utilizar esta pausa en el crecimiento como prueba de la incompetencia de los climatólogos.
Pero si encontraron consuelo en que el aumento de temperatura fue más lento, existen varias explicaciones sobre este fenómeno, y ninguna pone en entredicho la relación entre emisiones de gases invernadero y calentamiento global. Explicaciones relacionadas con aspectos metodológicos en las mediciones del cambio de temperaturas. Los sistemas de recopilación de datos, no tomaron en cuenta lo que sucede en el Ártico que experimenta un calentamiento más rápido si se le compara con los demás.
Un estudio incorpora estos datos, reunidos mediante observaciones satelitales y corrige la omisión. Al tomarlos, en cuenta el aumento de temperatura es de 0.12 grados. Además las temperaturas promedio de superficie no son el único indicador para medir el cambio climático. Durante esos años crecieron el número de días de mucho calor, así como las temporadas de calor más largas.
Otros hacen hincapié en que una buena parte del calor que llega a la superficie es absorbida por los océanos. El Pacífico desempeña un papel importante. Los vientos dominantes en él, han afectado su circulación y su capacidad para absorber calor. Soplan con dirección oeste en las latitudes tropicales y empujan el agua superficial hacia el este. Simultáneamente, jalan aguas más frías de las profundidades del océano hacia la superficie en su zona central, con lo que las temperaturas promedio se reducen en zonas muy grandes del océano. Parte de la capa de agua más caliente se sumerge secuestrando calor y manteniéndola en las profundidades oceánicas. Cuando se acaben esos vientos la circulación se normalizará y terminará el enfriamiento.
Otro factor que permite explicar la pausa en el aumento de temperatura es la actividad volcánica, que inyecta ceniza en la atmósfera bloqueando la luz del sol. Los modelos matemáticos de simulación permiten integrar los datos que explican la variabilidad en el cambio climático y en especial la pausa. La gran mayoría de los climatólogos espera que el aumento de temperaturas siga su ritmo.


34.-
El Cambio Climático GENERA VIOLENCIA…
17 de Mayo del 2014
Un estudio muy polémico también concluye que el cambio climático es el causante del incremento de la violencia en todo el mundo y que a causa del calentamiento global viviremos en un mundo aun mas violento. Investigadores estadounidenses observaron que incluso pequeñas modificaciones de temperatura o en el nivel de lluvia coinciden con un aumento en el numero de asaltos, violaciones y asesinatos, también con conflictos grupales o guerras. Los investigadores analizaron 60 estudios de todo el mundo, con datos que abarcan centenares de años, llegando a la conclusión que existe un vinculo sustancial entre el clima y los conflictos. Según el informe científico el clima afecta las condiciones económicas en todo el mundo, principalmente en las zonas agrarias y esto desencadena en comportamientos delictivos, también el aumento de las temperaturas produce un comportamiento y reacciones anormales de las personas, algunos se vuelven intolerantes, con mal carácter y todo lo anterior tiene origen según este polémico estudio en el cambio climático.


35.-
Plagas, otra consecuencia del cambio climático
19 de mayo 2014
El debilitamiento en la salud de diversas especies de árboles es una de las consecuencias del calentamiento global y el cambio climático, en San Luis Potosí esto se ha visto reflejado con la presencia de plagas como el gusano descortezador y barrenador en diversas zonas del estado, especialmente en la sierra gorda, que se ubica en los límites de San Luis Potosí y Querétaro.
Ante este fenómeno José Martín Toranzo Fernández, Gerente Estatal de la CONAFOR en San Luis Potosí menciona: “Hemos visto grandes extensiones de bosque afectadas por este tipo de plagas, lo que representa afectaciones para el estado en diversos sectores, por supuesto el ecológico pero además el comercial, turístico, etcétera”.
Además añade: “existen mutaciones de estas y otras plagas que ahora atacan a los árboles productores de cítricos teniendo consecuencias importantes en la economía de la región pero que más allá de ello, supone un desabasto importante de productos alimenticios”
México es un gran productor y exportador a nivel mundial de cítricos, por lo que se deben de sumar esfuerzos para invertir en investigaciones que conlleven al control y eliminación de estos agentes nocivos, que han encontrado en estos escenarios cada vez más comunes por el cambio climático, la oportunidad perfecta para crecer de forma desmedida y hasta el momento incontrolable.
Cabe mencionar que estas situaciones deben de generar una mayor conciencia en la población, ya que son cada vez más los problemas que se atribuyen al calentamiento global como las plagas, sequía, huracanes, contaminación de los cuerpos de agua, enfermedades, etcétera.


36.-
¿Cuánto costará luchar contra el cambio climático?
19 de mayo de 2014
Importantes informes concluyen que se pueden estabilizar las emisiones de gases de efecto invernadero para evitar un cambio climático catastrófico y que además se puede hacer a un coste relativamente bajo. Pero los detalles de los informes dejan claro que si se tienen en cuenta los problemas del mundo real, por ejemplo los retrasos a la hora de desarrollar y poner en marcha tecnologías y políticas, el precio de resolver el cambio climático se encarece muchísimo. Pasar de combustibles fósiles a fuentes de energía de bajas emisiones costará 44 billones de dólares de aquí a 2050 (unos 32 billones de euros), según un informe presentado la semana pasada por la Agencia Internacional de la Energía (AIE). Esto puede parecer muchísimo dinero, pero el informe también señala que el cambio a tecnologías de bajas emisiones, como la solar, junto con las mejoras que se esperan en eficiencia, supondrán un grandísimo ahorro gracias a la reducción en el consumo de combustibles fósiles. En consecuencia, el mundo ahorrará un poco incluso: los costes de pasar de una tecnología a otra se cubrirán con el ahorro en combustible de aquí a 2050.
El mes pasado un importante informe del Panel Intergubernamental sobre Cambio Climático de Naciones Unidas (IPCC) afirmaba que los esfuerzos por estabilizar los niveles de emisiones de gases de efecto invernadero obligarían a inversiones de unos 13 billones de dólares hasta 2030 (unos 9 billones de euros). También señalaba que reduciendo las emisiones la tasa de crecimiento de la economía caería (como consecuencia de factores como energía más cara). Pero que esa caída sería, de media, de inferior a una décima porcentual por año de aquí a 2100.
Sin embargo, estos cálculos se basan en situaciones ideales. Dan una idea de lo que costará apartarse de los combustibles fósiles si todos actuamos ahora y tomamos decisiones inteligentes en el futuro, y si además las tecnologías funcionan como esperamos que lo hagan, Uno de los factores más importantes es cuánto tardemos en empezar a reducir las emisiones. En 2012, el cálculo hecho por la AIE del coste de pasar a energías de bajas emisiones era de 36 billones de dólares (unos 25 billones de euros), 8 billones de dólares menos que el cálculo actual (unos 6 billones de euros). El aumento en los costes se debe en gran medida a que, en el tiempo transcurrido desde entonces, las emisiones han aumentado y los niveles de gases de efecto invernadero en la atmósfera han aumentado, haciendo que el problema sea más difícil de resolver. El informe del IPCC demuestra que si seguimos posponiendo la reducción de emisiones, los costes de hacerlo podrían aumentar en un 40% con que el retraso dejara las emisiones un 50% más altas en 2030 que en el planteamiento ideal.
Aparte del retrasos a la hora de actuar, hay otros factores que encarecerán los costes. Estos aumentarán si los países no trabajan juntos. También aumentarán si las tecnologías no funcionan como se espera. El ejemplo más destacado es el de la tecnología para la captura y almacenaje de dióxido de carbono (CAC). Según el PICC, si no se puede poner en marcha esta tecnología, el coste de estabilizar los niveles de gases de efecto invernadero se duplicará (ver "La captura de carbono puede reducir a la mitad el precio de frenar el cambio climático").
El profesor de economía y finanzas del Instituto Tecnológico de Massachusetts (EEUU), Robert Pindyck, afirma que los intentos por tomar decisiones sobre el cambio climático basados en un análisis de costes-beneficios están condenados a fracasar porque ambos son desconocidos. "Sólo podemos especular", afirma. "No conocemos los costes reales. No conocemos los beneficios". Pero señala que la posibilidad de que los resultados sean catastróficos debería ser incentivo suficiente para motivar a los inversores a impedir el cambio climático, incluso ante la incertidumbre, igual que la gente contrata seguros de enfermedad sin saber si les compensará.
A pesar de que los costes reales no se pueden predecir con precisión, los cálculos de costes como los hechos por el IPCC y el AIE cumplen una función importante: pueden indicar a los legisladores en qué se deben fijar. Los negociadores sobre el clima saben desde hace tiempo que es importante actuar con rapidez, algo que los informes dejan aún más claro mostrando exactamente cuánto suponen los retrasos en términos de costes. Los datos también sirven para sugerir a qué tecnologías hay que prestar más atención. El IPCC halló, por ejemplo, que no contar con la CAC podría aumentar los costes mucho más que, por ejemplo, limitar la cantidad de energía solar que ponemos en la red, sugiriendo que los esfuerzos por poner en marcha la CAC deberían ser prioritarios.


37.-
El cambio climático amenaza a la salud pública
20 de mayo de 2014
La secretaria de Salud de México, Mercedes Juan, advirtió hoy ante la Asamblea Mundial de la Salud que el cambio climático representa una amenaza para la salud pública.
Cambio climático y su relación con la salud
La funcionaria mexicana participó este martes en la sede europea de Naciones Unidas en la plenaria de la citada Asamblea, integrada por representantes de 194 países, donde destacó la relación entre clima y salud, "tema fundamental que impacta todas las dimensiones de vida."La secretaria pidió "un viraje en la manera en la que se debe responder, buscando siempre la protección de la población", y recordó que el cambio climático influye en el aire limpio, agua potable, alimentos suficientes, vivienda segura y, particularmente, en los fenómenos hidrometeorológicos.
Estrategia en México
En México se manifiesta por el incremento en la frecuencia e intensidad de huracanes e inundaciones, con mucha población expuesta así como en el aumento de los riesgos para la dispersión de enfermedades transmitidas por vector, como el dengue. México "ha puesto en marcha la Estrategia Nacional de Acción Climática para hacer frente a los impactos de este fenómeno".
El gobierno mexicano ha sido "proactivo no solamente en materia de salud, sino que se ha comprometido a que todos los sectores involucrados en la emisión de gases de efecto invernadero reduzcan sus emisiones conforme a los compromisos que México ha adquirido en el ámbito internacional."
La secretaria citó como ejemplo de esos compromisos la incorporación reciente a la administración pública, como eje de estas acciones, del nuevo Instituto Nacional de Ecología y Cambio Climático.
Acciones en otros países
Recientemente se publicó la Ley en esa materia y fue aprobado el Programa Especial de Cambio Climático 2013-2018, que incluye medidas de adaptación en salud. También, la funcionaria llamó a los Estados Miembros de la Organización Mundial de la Salud (OMS) a consolidar las acciones que enfrentan los efectos en la salud por el cambio climático, incluido el uso del Reglamento Sanitario Internacional, como instrumento clave para la comunicación oportuna de riesgos.


38.-
Papa Francisco sobre el cambio climático: "La creación nos destruirá si la destruimos"
21 de Mayo de 2014
El Papa Francisco se ha mostrado muy preocupado ante los problemas climáticos  que han estado azotando al planeta en los últimos meses por lo que insistió en la necesidad de que el hombre cuide de la naturaleza y advirtió: "si destruimos la creación, la creación nos destruirá a nosotros".
En la audiencia general dedicada a los "dones del Espíritu Santo", el Papa habló de la naturaleza "que provoca en nosotros estupor y sentido de gratitud con Dios y nos lleva a alabar a Dios y agradecerle por toda la belleza que nos ha dado, siguiendo las huellas de santos como Francisco de Asís".
Ante ello, Francisco advirtió "del peligro de creernos dueños absolutos de la creación, disponiendo de ella (la creación) a nuestro antojo, sin límites".
"La creación no es propiedad nuestra, ni, menos aún, sólo de algunos, sino un don maravilloso que Dios nos ha dado para que la cuidemos y la utilicemos con respeto en beneficio de todos".
Y entones, el pontífice de origen argentino añadió: "Si destruimos la creación la creación nos destruirá a nosotros. Dios perdona pero la naturaleza no".
El hombre y la mujer "son lo más bello y bueno de la creación", dijo el Papa, y recordó que cuando Dios creó al hombre y la mujer los definió como "una cosa muy buena" y por ello el hombre tiene que ver que las personas son "cosas buenas".


39.-
El cambio climático amenaza a la NASA por incremento en el nivel del mar
21 de mayo de 2014
Según un informe publicado recientemente por la Unión de Científicos Preocupados señala que varios lugares históricos y de importancia en los Estados Unidos se encuentran en riesgo debido al aumento en el nivel del mar.
Para la NASA supone una gran pérdida ya que cinco de sus sietes centros están ubicados a lo largo de la costa. Entre ellos se encuentra el Centro Espacial Kennedy en el Cabo Cañaveral, que vio emprender el histórico viaje del Apollo 11 el 16 de julio de 1969. En el informe se remarca que “el aumento del nivel del mar es la principal amenaza a las operaciones del Centro Espacial Kennedy”.
La solución para la Agencia Espacial es construir rompeolas para proteger las estructuras del mar y los huracanes que azotan la zona, y trasladar paulatinamente los edificios. Russell de Young de la Dirección de Ciencias en Langley admitió que la “única salida es la retirada”.
La NASA continúa el monitoreo del cambio climático de cerca para estar preparada en caso de que se produzcan catástrofes ambientales.


40.-
El cambio climático afectará al rendimiento de los cultivos en Europa
22 de mayo de 2014
Últimamente no dejan de aparecer estudios que nos muestran los efectos del cambio climático en la producción de alimentos, los resultados no son favorables y hacen peligrar el abastecimiento y la seguridad alimentaria. Hoy conocemos una nueva investigación desarrollada por expertos de la Universidad de Stanford (Estados Unidos) en la que se concluye que el cambio climático afectará al rendimiento de los cultivos en Europa, el aumento de las temperaturas calculado en 3’5 grados centígrados para el año 2040, provocará que el rendimiento de cultivos como el trigo o la cebada se reduzca en un 20%.
Por ello, los autores de la investigación advierten que es necesario que los agricultores europeos se adapten a la nueva situación a fin de poder frenar el declive de algunos cultivos como los citados. En el caso del maíz, se espera que la reducción de la producción sea de un 10%, aunque hay que decir que los agricultores que se dedican a este cultivo ya han visto como poco a poco el rendimiento se ha ido reduciendo desde el año 1980 a causa del aumento de las temperaturas, pero apuntan que otros factores económicos y políticos también han sido causantes de la pérdida de productividad.
Queremos añadir algo al respecto, a mediados del año pasado nos hacíamos eco de las declaraciones del analista ambiental Lester Brown, el experto explicaba que la capacidad para producir alimentos se ha estancado, la razón es que los cultivos básicos están en sus límites fisiológicos de crecimiento, no se puede seguir incrementando el rendimiento de grano por hectárea indefinidamente, existe un tope y según el analista, se había alcanzado. A esto hay que sumar otra amenaza, como el incremento de la propagación de plagas a causa del calentamiento global, un estudio desarrollado por expertos de las Universidades de Exeter y Oxford hablaba de la relación temperaturas-plagas, otra amenaza a añadir al conjunto de problemas que se ciernen sobre la seguridad alimentaria.
¿Han tenido en cuenta los expertos de la Universidad de Stanford las dos cuestiones citadas? Sólo nos hablan del aumento de las temperaturas, pero hay que sumar factores como los descritos, aumento de plagas, imposibilidad de incrementar el rendimiento y otras cuestiones más. Quizá la pérdida del rendimiento de los cultivos europeos pueda ser mucho mayor que la augurada. Según los datos del estudio, los resultados muestran claramente que unas variaciones modestas en el clima provocadas por el cambio climático, tendrán un gran impacto en los cultivos europeos. Esto sorprende a los expertos, ya que según explican, Europa tiene un clima fresco y en principio se debería esperar que una subida relativamente moderada de las temperaturas beneficiara a los agricultores.
El siguiente paso en la investigación fue medir el potencial que tienen los agricultores europeos para adaptarse a los cambios que se auguran. Se analizaron los registros de miles de explotaciones agrícolas del periodo comprendido entre el año 1989 y el año 2009, posteriormente los resultados se cotejaron con el registro climático de cada zona, comprobando que los rendimientos agrícolas y la rentabilidad habían variado con el tiempo. Comparando los rendimientos de las zonas más cálidas y más frías de Europa, se podría predecir cómo podría ayudar la adaptación a los agricultores europeos en las próximas décadas.
¿Qué quiere decir adaptación? Los expertos se refieren al uso de tecnologías, cambiar el tipo de cultivo y elegir aquellos que se adapten mejor a las temperaturas existentes, hacer uso de la denominada agricultura de precisión, concepto agronómico para la gestión de las parcelas agrícolas mediante las técnicas y conocimientos de cultivo actuales que facilitarían una gestión más coherente y eficiente de las tierras, mejorando la calidad de los cultivos y su rentabilidad, etc. La realidad es que de estos temas ya se ha hablado en varias ocasiones, pero la novedad de este estudio, según los expertos, es el uso de los datos de años anteriores para poder cuantificar el verdadero potencial de adaptación de los agricultores europeos a fin de reducir el impacto que tendrá el cambio climático en Europa.
Según los resultados, en algunos casos la adaptación puede frenar significativamente el impacto medioambiental, en otros casos el potencial es muy limitado con las tecnologías actuales. Se pueden citar como ejemplo las previsiones de la producción de vino, según el estudio del LINCGlobal (Laboratorio Internacional en Cambio Global), perteneciente al CSIC (Consejo Superior de Investigaciones Científicas), las consecuencias del cambio climático en la producción de vino serán lamentables, aparecerán nuevas áreas de producción más favorables a la situación climática, y otras que actualmente están consolidadas como zonas productoras podrían desaparecer, adaptarse a estos cambios es realmente complicado aún contando con la tecnología necesaria.
Según el estudio realizado, el maíz tiene un mayor potencial de adaptación, los expertos explican que los agricultores pueden llegar a reducir las pérdidas del rendimiento hasta en un 87% a través de la adaptación a largo plazo. De todos modos existen tres áreas clave que provocan que sea difícil predecir el futuro rendimiento de los cultivos europeos. La mayoría de investigadores se centran en los escenarios futuros con posibles condiciones climáticas, lo que han realizado los expertos de la Universidad de Stanford es señalar que el mayor problema es la rapidez con la que los agricultores pueden adaptarse al cambio climático y cómo van a responder las cosechas. Ahora preparan nuevas investigaciones que se centrarán en la medición de esa rapidez.
Este estudio demuestra que los cultivos europeos son sensibles al aumento de las temperaturas y que la adaptación puede ser una salida para frenar el impacto en el rendimiento, pero se habla de tres cultivos, trigo, cebada y maíz, hay muchos otros cultivos que sufrirán las consecuencias y como resultado quizá se dibujará un nuevo mapa de producción agroalimentaria que nada tenga que ver con el actual.


41.-
144 millones de personas han perdido sus hogares por el cambio climático
23 de mayo de 2014
144 millones de personas ya han sido desplazadas de sus hogares a causa de los desastres repentinos en todo el mundo, según la Universidad de Naciones Unidas. La gran mayoría de ellos huyeron de inundaciones, tormentas e incendios forestales, así como por otros efectos del cambio climático. Otros miles de personas en el Cuerno de África se encuentran amenazadas también de desplazamientos por el aumento de los fenómenos meteorológicos extremos. La sequía obliga a miles de personas a abandonar sus hogares en Somalia y Etiopía.


42.-
Cambio climático: cómo incide en la biodiversidad
23 de mayo de 2014
Biodiversidad: la variabilidad que existe entre los organismos de una especie, entre especies y entre ecosistemas.
La biodiversidad es tan esencial para la vida y el bienestar de todo ser humano como lo son el aire y el agua, gracias a ella podemos obtener alimento, vestimenta y medicamentos, genera servicios como la regulación del clima, atenuación de los desastres naturales y prevención de la erosión de los suelos.
Los científicos reportan el incremento de la temperatura terrestre y marina, el cambio de los patrones espaciales y temporales de la precipitación, el ascenso del nivel del mar, la reducción de la superficie de los casquetes polares y el aumento en la frecuencia e intensidad de los eventos de “EL NIÑO” se perciben estos cambios en forma de veranos secos y calientes más comunes, en inundaciones y desbordamientos de ríos, huracanes y tifones de gran intensidad y en la mortalidad masiva de corales alrededor del mundo.
El origen del cambio climático (antropogenético versus natural) estuvo en debate, se reconoce que las actividades humanas han tenido gran influencia en este fenómeno, las principales causas; incremento en la concentración de los gases invernadero (los principales países emisores de GEIs no están haciendo ni cercanamente lo que deberían frente a la magnitud de los problemas, las amenazas y los riesgos para la humanidad) actualmente 35 por ciento mayor que el de la época preindustrial derivado de la combustión de los combustibles fósiles y el cambio de uso de suelo básicamente.
El cambio climático no sólo ha alterado el clima en el planeta sino las importantes consecuencias sobre su biodiversidad y de qué forma se ha alterado.


43.-
Ecosistemas de montaña, fuentes claves de agua, amenazados por cambio climático
23 de mayo de 2014
Blanca Jiménez, directora de Ciencias y Agua de la Unesco destacó: "Casi 50 por ciento de la población mundial depende del agua que se produce a través de las montañas. En la Unesco estamos preocupados en ver cómo nos preparamos para hacer los cambios globales necesarios para lo que llamamos la seguridad hídrica. Cómo podemos tener el agua que necesitamos, con la calidad apropiada y en la cantidad necesaria. Que la gente no tenga agua o que la gente se enferme por el agua que consume, tiene un costo que debe ser tenido en cuenta. Hay que revisar los modelos de desarrollo, y los costos de contaminación tienen que tener otra lógica pues los problemas que estamos viendo a futuro van a llegar mucho más rápido".


44.-
Las negativas consecuencias del Fraking
24 de mayo del 2014El fracking requiere de enormes cantidades de agua para fracturar las rocas (un sólo pozo necesita entre 4 y 28 millones de litros de agua), afectando las fuentes hídricas, provocando sequías en las zonas aledañas y daños a la producción agrícola y ganadera.
Por otra parte, los compuestos químicos usados para la fractura pueden provocar graves efectos hormonales en las personas, actuando como disruptores endocrinos, o sea, pueden alterar las funciones reproductivas y sexuales, provocar cáncer, infertilidad, entre otros daños, tal como lo denunciaron Científicos del Departamento de Obstetricia de la Universidad de Missouri en EEUU.
Pero el problema no termina ahí. Las fracturas provocan que el gas contamine acuíferos y flujos de agua subterránea con metano, lo que ha provocado que en sectores de Estados Unidos el agua potable literalmente se incendie al acercarle fuego, por la cantidad de metano que contienen, volviéndola inservible para el consumo humano. Fenómeno similar se ha producido en ríos y vertientes de Estados Unidos y Argentina, donde el agua contaminada con metano burbujea encendiéndose cuando se le acerca fuego.
Del agua toxica utilizada, la mitad queda bajo tierra, siendo fuente permanente de contaminación. La que retorna la superficie se almacena en pozos y con pulverizadores se acelera su evaporación, generando ozono, contaminación y lluvia ácida. Ahora bien, el gas que sale a la superficie lo hace de forma líquida, por lo que se hace necesario evaporarlo para su paso a estado gaseoso, para ello se utiliza benceno, tolueno y xileno, entre otros químicos; luego el gas se bombea por gaseoducto para ser refinado y almacenado en tanques condensantes antes de ser transportado. Estos taques son inmensos depósitos explosivos de alta peligrosidad que sueltan elementos volátiles al irse constantemente, generado ozono (el que se suma al ozono generado por la pulverización del agua toxica), lo que perfora los pulmones de las personas que habitan los sectores aledaños.
Por si no fuera poco, las fracturas provocadas en el subsuelo aumentan los riesgos sísmicos. El fracking en si mismo lo que hace es desencadenar una serie de “microterremotos” en un punto específico, esto, sumado a la enorme presión del agua introducida, suele generar movimientos telúricos de baja intensidad en las zonas cercanas. La destrucción en el subsuelo deja a la zona vulnerable, tanto es así que los científicos de las Universidad de Columbia y Oklahoma han demostrado que los grandes terremotos producidos en zonas tan alejadas como Chile, Japón e Indonesia, provocaron movimientos telúricos en las zonas con alta presencia del fracking en los Estados Unidos.
El fracking y el sueño de independencia energética chilena
Chile vive en una crisis energética. Cerca del 75% de la energía primaria de Chile es importada y las malas relaciones con nuestros vecinos no vislumbran un panorama muy favorable. El modelo extractivista primario-exportador imperante requiere de grandes cantidades de energía para poder funcionar con su contaminante y devastadora lógica. Contaminantes termoeléctricas y dañinas hidroeléctricas no han dado solución a los requerimientos del empresariado. Sin embargo, con el auge del fracking de esquistos una luz apareció.
Chile posee las terceras reservas de shale gas en América Latina, detrás de Brasil y Argentina, con 64 trillones de pies cúbicos, lo que supera largamente los 3.5 trillones de pies cúbicos de reservas probadas de gas natural. Las mayores reservas se encontrarían en la zona austral, en la denominada Cuenca Magallanes, que tiene una superficie de 65.000 millas cuadradas, como una con gran potencial de “shale gas” según la Agencia Nacional de Energía de los Estados Unidos. Simultáneamente se habla de posibles reservas de tight y shale gas en la Región de Tarapacá y en la costa entre Valparaíso y Chiloé.
La posibilidad cierta de explotar estos recursos llevó a Enap a comenzar las exploraciones y la explotación del recuso, para el cual no existe otro método que el fracking. Por otra parte, una delegación de empresarios ligados a Endesa y Colbún, junto a representantes de la Cámara Chileno Norteamericana de Comercio (AmCham), viajaron a Estados Unidos para conocer y aprender acerca del uso del fracking.
En el 2012 e inicios del 2013 Enap desarrolló una fuerte intervención para comenzar la fractura de roca y se destinaron cerca de US$ 120 millones para explorar y perforar pozos de yacimientos no convencionales el 2014, principalmente de tight gas, por estar más cerca de la superficie y ser menos costoso. En octubre del 2013, Enap anunció la realización de la primera fractura hidráulica en Chile en el Bloque Arenal de Tierra del Fuego y en febrero de este año se dio la gran noticia… "Positivos resultados arrojó la fractura hidráulica en el pozo para gas Dorado Sur 12, que Enap Magallanes lleva a cabo en el Bloque Dorado-Riquelme, a 133 kilómetros al noreste de Punta Arenas".
Las mediciones muestran niveles muy peligrosos para la salud de las personas que viven no sólo en las áreas cercanas a las instalaciones de “fracking”, sino en lugares mucho más alejados. El aire, acuérdense, hace volar las partículas de los gases. Esto podría pasar aquí, sin duda alguna. Además, esas emisiones contribuyen al cambio climático más que cualquier otra cosa.
Parecería que nosotros, los seres humanos, tenemos el deseo de destruirnos. Estamos ciegos al parecer porque no vemos el futuro tan incierto; de hecho, algunos lo niegan por completo. ¿Será que no queremos ver, ni vivir nuestro futuro? ¿Será que somos tan egoístas que no nos permitimos ver más allá de nuestras propias necesidades inmediatas?





   Los investigadores han encontrado niveles crecientes de dióxido de carbono (CO2) el principal gas que favorece el efecto invernadero en la atmósfera y están fortaleciendo los tormentosos vientos del Océano Austral que llevan la lluvia hasta el sur de Australia, pero empujándolos más al sur, hacia la Antártida.


Iniciamos y finalizamos esta reseña cronológica sobre Cambio Climático de enero-mayo, con un artículo introductorio y el otro el número final 44, ambos relacionados sobre el daño del petróleo, el fracking y sus negativas consecuencias en el Cambio Climático. Me llama la atención la falta de información en las noticias, TV, prensa en general sobre el tema. Hay en el ambiente una sensación de, pero no una certeza sobre la realidad del Cambio Climático y sus causales. En total fueron 45 artículos variados con un amplio abanico del daño, daño en los que se manifiesta mucha preocupación entre los investigadores y serios analistas del tema, tema que desde hace años fue conocido, advertido e ignorado y ahora que se preocupan oficialmente de él ya es tarde porque se pasó la línea sin retorno.


Para finalizar el collage-raconto nada mejor que este notable artículo del 01 de enero del 2014 que un experto en el tema lo resume y muy bien:

Dahr Jamail, Tom Dispatch
2014/01/01
Crecí planificando mi futuro, preguntándome a qué universidad me gustaría asistir, qué estudiaría y, más tarde, dónde trabajaría, qué artículos escribiría, cuál podría ser mi próximo libro, cómo pagaría una hipoteca y cuál sería la próxima excursión de montaña que me gustaría hacer.
Ahora, me pregunto sobre el futuro de nuestro planeta. Durante una reciente visita con mi sobrina de 8 años y mis sobrinos de 10 y 12, me contuve de preguntarles qué querían hacer cuando fueran mayores, o cualquiera de las preguntas orientadas al futuro que solía hacerme a mí mismo. Lo hice porque la realidad de su generación bien puede ser que aquellas preguntas sean reemplazadas por dónde conseguirán agua dulce, de qué alimentos dispondrán y qué partes de su país y del resto del mundo serán todavía habitables.
La razón, por supuesto, es el cambio climático, y todo lo malo que podría ocasionar me fue revelado en el verano de 2010. Estaba escalando el Monte Rainier, en el estado de Washington, por la misma ruta que había utilizado en un ascenso de 1994. En lugar de experimentar las puntas metálicas de los crampones unidos a las botas crujiendo en el hielo de un glaciar, me di cuenta de que, a gran altura, aún estaban raspando contra la roca volcánica a la vista. Hacia el anochecer, mis pasos provocaban chispas.
La ruta había cambiado tan drásticamente como para confundirme. Me detuve en un momento para mirar en lo profundo del acantilado hacia un glaciar bañado por la suave luz de la luna, unos cien metros más abajo. Se me cortó el aliento cuando me di cuenta de que estaba mirando lo que quedaba del enorme glaciar que había escalado en 1994, justo en aquel sector en que había hecho crujir el hielo con los crampones. Me detuve en seco, respirando el aire enrarecido de esas altitudes, mi mente luchando por entender el drama inducido por el cambio climático que se había desarrollado desde la última vez que había estado en ese lugar.
No he vuelto a Mount Rainier para ver cuánto más ha retrocedido el glaciar en los últimos años, pero recientemente me embarqué en una búsqueda para entender cuánto malo podía ser. Descubrí un conjunto de científicos serios -para nada una mayoría de los científicos del clima, pero atípicamente reflexivos – que sugieren que el asunto no es solo muy, muy malo: es catastrófico. Algunos de ellos, incluso, creen que si el actual ritmo de emisión de dióxido de carbono a la atmósfera, por la quema de combustibles fósiles, se combina con la liberación masiva de metano, un gas de efecto invernadero aún más potente, la vida tal como la hemos conocido los seres humanos se terminará en el planeta. Temen que estemos cayendo por un precipicio a un ritmo espeluznante.
Los más conservadores en ciencias del clima, representados por el prestigioso Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC), pintan escenarios apenas menos espeluznantes, pero dediquemos un poco de tiempo -como hice yo- a lo que podríamos llamar científicos al borde del precipicio, y a escuchar exactamente lo que tienen que decir.
***
“Como especie, nunca hemos experimentado 400 partes por millón de dióxido de carbono en la atmósfera “, dijo Guy McPherson, profesor emérito de biología evolutiva, recursos naturales y ecología de la Universidad de Arizona, experto en cambio climático hace 25 años . “Nunca hemos estado en un planeta sin hielo en el Ártico, y vamos a romper el techo de las 400 ppm … en un par de años. En ese momento, también veremos cómo desaparece el hielo del Ártico en el veran0. Este planeta no ha experimentado un Ártico libre de hielo durante al menos los últimos tres millones de años “.
Para los no iniciados, en los términos más simples, esto es lo que significaría un Ártico libre de hielo cuando de calentar el planeta se trata: con menor capa de hielo sobre las aguas del Ártico que la refleje, la radiación solar sería absorbida directamente por el mar Ártico. Esto calentaría las aguas y, por lo tanto el planeta, todavía más. Este efecto tiene el potencial de cambiar los patrones climáticos globales, variar el flujo de los vientos e incluso algún día posiblemente alterar la posición de las corrientes de viento más altas, o jet streams. Las jet streams polares son como ríos de corrientes rápidas que fluyen en lo alto en la atmósfera de la Tierra y empujan a las masas de aire frío y caliente, jugando un papel fundamental en la determinación del clima del planeta.
McPherson, que tiene el blog Nature Bats Last (La naturaleza es la última en golpear), añadió: “Nunca hemos llegado hasta este punto como especie y las implicaciones son verdaderamente graves y profundas para nuestra especie y para el resto del planeta viviente”.
Aunque su perspectiva es más extrema que la del grueso de la comunidad científica, que considera que un verdadero desastre puede ocurrir dentro de muchas décadas, McPherson está lejos de ser el único científico que expresa tales preocupaciones. El profesor Peter Wadhams, experto del Ártico de la Universidad de Cambridge, ha estado midiendo el hielo del Ártico durante 40 años, y sus hallazgos ponen de relieve los temores de McPherson. “El descenso en el volumen de hielo es tan rápido que vamos a quedar en cero muy rápidamente”, dijo Wadhams a la prensa. De acuerdo con datos actuales, se estima “con un 95 por ciento de certeza” que el Ártico tendrá veranos completamente libres de hielo en 2018 (investigadores de la Armada de Estados Unidos predijeron un Ártico sin hielo incluso para antes, en 2016.)
El científico británico John Nissen, presidente del Grupo de Emergencia de Metano del Ártico (del cual Wadhams es miembro), sugiere que si la pérdida de hielo marino del verano pasa “el punto de no retorno” y “se liberan catastróficas cantidades de metano del Ártico”, estaremos en una “emergencia planetaria instantánea.”
McPherson, Wadham y Nissen representan sólo la punta de un iceberg en deshielo de científicos que ya nos está advirtiendo sobre un inminente desastre que afecta especialmente a la liberación de metano del Ártico. En la atmósfera, el metano es un gas de efecto invernadero que, en una escala de tiempo de relativamente corto plazo, es mucho más destructivo que el dióxido de carbono (CO2). Es 23 veces más potente que el CO2 por molécula en una escala de tiempo de 100 años, 105 veces más potente a la hora de calentar el planeta en una escala temporal de 20 años. Y el permafrost ártico, en tierra y más allá de la costa, está lleno de metano. “El lecho marino –dice Wadham- es un permafrost en alta mar, pero ahora se está calentando y fundiendo. Ahora estamos viendo grandes penachos de metano burbujeando en el Mar de Siberia … millones de kilómetros cuadrados, donde la cubierta de metano está siendo liberada”.
Según un estudio recién publicado en la revista Nature Geoscience, se está liberando el doble de metano de lo que se creía desde la Plataforma Ártica de Siberia Oriental, un área dos millones de kilómetros cuadrados frente a las costas del norte de Siberia. Sus investigadores encontraron que al menos 17 teragramos (un millón de toneladas) de metano están siendo liberados a la atmósfera cada año, cuando un estudio de 2010 había detectado sólo 7 teragramos liberados.
Al día siguiente de que Nature Geoscience publicó su estudio, un grupo de científicos de la Universidad de Harvard y otras instituciones académicas publicó un informe en Proceedings of the National Academy of Sciences que muestra que la cantidad de metano que se emite en Estados Unidos, tanto de petróleo como de actividades agrícolas, podría ser un 50% mayor que las estimaciones previas y 1,5 veces más altas que las estimaciones de la Agencia de Protección Ambiental (EPA) norteamericana.
¿Qué tan serio es el potencial global de metano acumulado? No todos los científicos creen que sea una amenaza inmediata o incluso la principal amenaza que enfrentamos, pero Ira Leifer, experto en atmósfera y océanos de la Universidad de California, Santa Barbara, y uno de los autores del reciente estudio sobre el metano del Ártico, me señaló que “la extinción masiva del Pérmico ocurrida hace 250 millones de años está relacionada con el metano que se cree es la clave de lo que causó la extinción de la mayoría de las especies en el planeta entonces.” En ese episodio de extinción, se estima que el 95% de todas las especies fueron exterminadas.
También conocida como “La Gran Mortandad”, fue provocada por un flujo de lava masiva en una zona de Siberia que dio lugar a un aumento de la temperatura global de 6°C. Eso, a su vez, provocó el derretimiento de los depósitos de metano congelados bajo los mares. Liberados a la atmósfera, provocaron que las temperaturas se dispararan aún más. Todo ocurrió en un período de unos 80 mil años.
Actualmente, estamos en medio de lo que los científicos consideran la sexta extinción masiva de la historia planetaria, con entre 150 y 200 especies que se extinguen cada día, a un ritmo mil veces mayor que la tasa de extinción “natural” o de “background”. Este evento ya puede ser comparable con, o incluso superior a, la velocidad e intensidad de la extinción masiva del Pérmico. La diferencia es que la nuestra es causada por el hombre, no va a tomar 80.000 años, sólo llevó hasta ahora unos pocos siglos y está ganando velocidad de una forma no lineal.
Es posible que, sobre las grandes cantidades de dióxido de carbono procedentes de los combustibles fósiles que siguen entrando en la atmósfera en cantidades anuales récord, un aumento de la liberación de metano marque el comienzo de la clase de proceso que llevó a la Gran Mortandad. Algunos científicos temen que la situación sea ya tan grave y con tantos circuitos de retroalimentación en marcha que vayamos camino de causar nuestra propia extinción. Peor aún, algunos están convencidos de que podría ocurrir mucho más rápidamente de lo que generalmente se cree posible: incluso en el transcurso de las próximas décadas.
***
Como reza un informe de la NASA, “¿es un gigante climático dormido el que se despereza en el Ártico?”: “A lo largo de cientos de miles de años, los suelos congelados o permafrost del Ártico han acumulado grandes reservas de carbono orgánico -un estimado de 1.400 a 1.850 petagramos (un petagramo es 2,2 billones de libras, o mil millones de toneladas métricas). Eso es aproximadamente la mitad de todo el carbono orgánico almacenado en los suelos de la Tierra. En comparación, cerca de 350 petagramos de carbono se han emitido desde toda la combustión de combustibles fósiles y de las actividades humanas desde 1850. La mayor parte de este carbono se encuentra en suelos vulnerables a la descongelación, a tres metros de profundidad”.
Científicos de la NASA, y otros, están aprendiendo que el permafrost del Ártico -y su carbono almacenado – pueden no estar tan permanentemente congelados como su nombre lo indica. El científico Charles Miller, del Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA, es el investigador principal de Experimento de Vulnerabilidad de los Reservorios Árticos (CARVE), una campaña de cinco años dirigida por la NASA sobre el terreno para estudiar cómo el cambio climático está afectando el ciclo del carbono en el Ártico. Miller le dijo a la NASA: ”Los suelos de permafrost se están calentando incluso más rápido que la temperatura del aire del Ártico –de 2.7 a 4.5 grados Fahrenheit o(1,5 a 2,5°C) en tan sólo los últimos 30 años. Como el calor de la superficie de la Tierra penetra en el permafrost, amenaza con remover estos reservorios de carbono orgánico y liberarlos a la atmósfera en forma de dióxido de carbono y metano alterando el balance de carbono del Ártico y, en gran medida agrava, el calentamiento global “.
El investigador teme que los resultados potenciales sean el derretimiento a gran escala del permafrost. Como señala, “los cambios en el clima pueden desencadenar transformaciones que simplemente no son reversibles en nuestras vidas, que puede causar cambios rápidos en el sistema de la Tierra que requerirán adaptaciones por las personas y los ecosistemas.”
El reciente estudio de la NASA destaca el descubrimiento de fuentes de metano activas y crecientes de hasta 150 kilómetros de diámetro. Un científico a bordo de un barco de investigación lo describió como un burbujeo notable a simple vista, en el que el agua de mar se parece a una gran piscina de soda. Entre los veranos de 2010 y 2011, de hecho, los científicos encontraron que en el transcurso de unos años unas ventanas de metano de sólo 30 centímetros de diámetro se habían vuelto de un kilómetro de ancho, un aumento del 3,333% y un ejemplo de la rapidez con la que partes del planeta están respondiendo a la alteración del clima.
Miller reveló otro hallazgo alarmante: “Algunas de las concentraciones de metano y dióxido de carbono que hemos medido han sido grandes, y estamos viendo patrones muy diferentes de lo que sugieren los modelos”, comentó sobre algunas de las conclusiones del CARVE. “Vimos explosiones a gran escala regional de más dióxido de carbono y metano que lo normal en el interior de Alaska y en toda la vertiente norte durante el deshielo de primavera, y que duró hasta después del recongelamiento de otoño. Para citar otro ejemplo, en julio de 2012 vimos metano en los pantanos Innoko Wilderness, cuyo nivel estaba 650 partes por mil millón más alto que los normales. Eso es similar a lo que puedes encontrar en una gran ciudad”.
Moviéndose debajo del Océano Ártico, donde están el hidrato de metano -a menudo descrito como gas metano rodeado de hielo- un informe de marzo de 2010 publicado por Science indicó que contienen acumulativamente el equivalente a de 1.000 a 10.000 gigatoneladas de carbono. Comparemos este total con las 240 gigatoneladas de carbono que la humanidad se ha emitido a la atmósfera desde el inicio de la revolución industrial.
Un estudio publicado en la prestigiosa revista Nature en julio de 2013 sugirió que un “eructo” de 50 gigatoneladas de metano a partir de la descongelación del permafrost del Ártico bajo el mar de Siberia Oriental es “muy posible en cualquier momento”. Eso sería el equivalente a al menos 1.000 gigatoneladas de dióxido de carbono.
Incluso el relativamente sobrio IPCC ha advertido sobre tal escenario: “La posibilidad de un cambio climático abrupto y/o cambios bruscos en el sistema de la Tierra provocado por el cambio climático, con consecuencias potencialmente catastróficas, no se puede descartar. La retroalimentación positiva de calentamiento podría causar la liberación de carbono o el metano de la biosfera terrestre y los océanos”.
En los dos últimos siglos, la cantidad de metano en la atmósfera ha aumentado de 0,7 partes por millón a 1,7 partes por millón. La introducción de metano en grandes cantidades en la atmósfera, temen algunos científicos del clima, puede tornar inevitable un aumento de la temperatura global de entre 4°C y 6°C.
La capacidad de la mente humana de captar y entender esa información está poniéndose a prueba. Y mientras esto pasa, más datos sigue llegando — y las noticias no son buenas.
***
Consideremos esta cronología:
Fines del 2007: El IPCC anuncia que el planeta va a sufrir un aumento de temperatura de un grado Celsius debido al cambio climático hacia 2100.
Fines de 2008: El Centro Hadley para la Investigación de Meteorología pronostica un aumento 2°C para 2100.
Mediados de 2009: El Programa Ambiental de la ONU predice un aumento de 3,5 °C para 2100. Este incremento podría eliminar el hábitat para los seres humanos en este planeta, ya que casi todo el plancton de los océanos sería destruido, y los cambios de temperatura asociados matarían muchas plantas de la tierra. Los seres humanos nunca han vivido en un planeta con 3,5 C por encima de la actual línea de base.
Octubre 2009: el Centro Hadley para la Investigación Meteorológica difunde una predicción actualizada, que sugiere un aumento de la temperatura de 4°C para 2060.
Noviembre de 2009: el Global Carbon Project, que monitorea el ciclo global del carbono, y el Copenhagen Diagnosis, un informe de la ciencia del clima, predicen 6°C y 7°C de aumento en la temperatura media, respectivamente, para 2100.
* Diciembre de 2010: el Programa Ambiental de la ONU predice un aumento de hasta 5°C para 2050.
2012: el informe World Energy Outlook de la conservadora Agencia Internacional de la Energía (AIE) establece un aumento de 2°C en 2017.
Noviembre de 2013: la misma AIE predice un aumento de 3,5°C para 2035.
Una reunión informativa de la fallida Conferencia de Partes (COPA) de Copenhague de la ONU sobre cambio climático en 2009 proporcionó este resumen: “El nivel del mar a largo plazo que corresponde a la concentración actual de CO2 es de unos 23 metros por encima de los niveles actuales, y las temperaturas serán más altas en 6° C o más. Estas estimaciones se basan en registros climáticos reales a largo plazo, no en modelos “.
El 3 de diciembre, un estudio de 18 eminentes científicos, entre ellos el ex director del Instituto Goddard de la NASA para Estudios Espaciales, James Hansen, demostró que el largamente sostenido objetivo internacional de limitar los aumentos en la temperatura media mundial a 2° C estaba errado y muy por encima del umbral de 1°C que debería mantenerse para evitar los efectos de un cambio climático catastrófico.
Y tengamos en cuenta que las distintas evaluaciones principales de las futuras temperaturas globales rara vez asumen lo peor acerca de la posible retroalimentación climáticas como las del metano.
***
Las muertes relacionadas con el cambio climático ya se estiman en cinco millones al año, y el proceso parece estar acelerándose más rápidamente que la mayoría de lo que los modelos climáticos han sugerido. Incluso sin tener en cuenta la liberación de metano congelado en el Ártico, algunos científicos ya están pintando un cuadro verdaderamente desolador del futuro humano. Por ejemplo, el biólogo Neil Dawe, del Canadian Wildlife Service , dijo en agosto a un periodista que no le sorprendería que la generación que le sigue fuera testigo de la extinción de la humanidad. Alrededor del estuario próximo a su oficina en la isla de Vancouver, él ha sido testigo de la desintegración de la “red de la vida” y “eso está pasando muy rápido”.
“El crecimiento económico es el mayor destructor de la ecología”, dice Dawe. “Aquellas personas que piensan que puede tener una economía en crecimiento y un medio ambiente sano están equivocados. Si no rebajamos nuestros números, la naturaleza lo hará por nosotros”. Y él no es de los que confían en que la Humanidad será capaz de salvarse a sí misma. “Todo está peor y seguimos haciendo las mismas cosas. Porque los ecosistemas son tan resistentes, que no castigan la estupidez precisamente de inmediato”,
Guy McPherson, de la Universidad de Arizona, comparte esos temores. “Vamos a tener muy pocos seres humanos en el planeta debido a la falta de hábitat”, dice. Sobre los estudios recientes que muestran lo que implicará el aumento de temperatura para ese hábitat, aclara que “sólo están contemplando el CO2 en la atmósfera”.
La pregunta entonces es: ¿podría alguna versión de extinción o casi extinción debida al cambio climático acabar con la humanidad, y posiblemente en un lapso increíblemente corto? Cosas similares han ocurrido en el pasado. Hace 55 millones de años, un aumento de 5°C en la temperatura media mundial ocurrió al parecer en sólo 13 años, según un estudio publicado en la edición de octubre 2013 de Proceedings of the National Academy of Sciences. Otro reporte de la edición de agosto 2013 de Science reveló que en el corto plazo el clima de la Tierra cambiará diez veces más rápido que en cualquier otro momento de los últimos 65 millones de años.
“El Ártico se está calentando más rápido que cualquier otro lugar en el planeta”, dijo el climatólogo Hansen. “Hay posibles efectos irreversibles de la fusión del hielo marino del Ártico. Si con ello luego el Océano Ártico se calienta, y se calienta el fondo del océano, entonces vamos a empezar a liberar los hidratos de metano. Y si dejamos que esto suceda, es un punto de inflexión potencial que no vamos a queremos que ocurra. Si quemamos todos los combustibles fósiles, entonces sin duda el hidrato de metano, con el tiempo, será liberador y agregará varios grados centígrados más de calentamiento, y no está claro que la civilización pueda sobrevivir a semejante cambio climático extremo”.
Sin embargo, mucho antes de que la humanidad haya quemado todas las reservas de combustibles fósiles en el planeta, grandes cantidades de metano serán liberadas. El cuerpo humano es potencialmente capaz de manejar un aumento de 6°C a 9°C en la temperatura del planeta, pero los cultivos y el hábitat que utilizamos para la producción de alimentos, no. Como dijo McPherson, “con un aumento de la línea de base de 3,5°C a 4°C, no veo ninguna manera de tener hábitat. Estamos a 0,85 C por encima de la línea de base y ya ha actuado de desencadenante de todos estos ciclos de retroalimentación climáticos”.
Y añade: “Toda la evidencia apunta a un aumento seguro de 3,5°C a 5°C de la temperatura global por encima de la “norma” de 1850 para mediados de este siglo, posiblemente mucho antes. Esto garantiza una retroalimentación positiva, ya en marcha, lo que lleva a 4,5°C-6°C o más grados por encima de esa base, lo que es un nivel letal para la vida. Esto es en parte debido al hecho de que los seres humanos tienen que comer y las plantas no pueden adaptarse con la suficiente rapidez para los siete mil a nueve mil millones de habitantes que seremos. Así que vamos a morir”.
Si creen que el comentario de McPherson sobre la falta de adaptabilidad es exagerada, tenga en cuenta que la tasa de evolución arrastra el ritmo del cambio climático a un factor de 10.000, según un paper de la edición de agosto 2013 de Ecology Letters. Por otra parte, David Wasdel, director del Proyecto Apollo-Gaia y experto en múltiples dinámicas de retroalimentación, dice: “Estamos experimentando un cambio de 200 a 300 veces más rápido que cualquiera de los eventos de extinción principales anteriores”.
Wasdel cita con especial alarma determinados informes científicos que muestran que los océanos ya han perdido el 40% de su fitoplancton, la base de la cadena alimentaria oceánica mundial, debido a la acidificación inducida por el cambio climático y a las variaciones de la temperatura atmosférica (según el Center for Ocean Solutions: “Los océanos han absorbido casi la mitad de las emisiones humanas de CO2 lanzado desde la Revolución Industrial. Aunque esto ha moderado el efecto de las emisiones de gases de efecto invernadero, está alterando químicamente los ecosistemas marinos cien veces más rápidamente de lo que ha cambiado en al menos los últimos 650.000 años”).
“Esto ya es un evento de extinción en masa. La pregunta es hasta dónde va a llegar, qué tan grave será. Si no somos capaces de detener la tasa de aumento de la temperatura y volver a ponerla bajo control, entonces un evento de alta temperatura, tal vez otros 5°C-6°C borraría al menos el 60% y el 80% de las poblaciones y las especies de la vida en la Tierra”.
***
En noviembre de 2012, incluso Jim Yong Kim, presidente del Banco Mundial (una institución financiera internacional que concede préstamos a los países en desarrollo), advirtió que “un mundo 4°C más caliente puede, y debe, evitarse. La falta de acción sobre el cambio climático amenaza con hacer que nuestros hijos hereden un mundo completamente diferente del que estamos viviendo en la actualidad”.
Un informe encargado al Banco Mundial advirtió que sí estamos en camino de un “mundo 4°C más cálido” marcado por olas de calor extremo y la subida del nivel del mar amenazante para la vida.
Los tres diplomáticos sobrevivientes que lideraron las conversaciones sobre cambio climático de la ONU afirman que hay pocas posibilidades de que el próximo tratado sobre el clima, si alguna vez se aprueba, evite que el mundo se sobrecaliente. “No hay nada que pueda ser acordado en 2015 que pudiera estar en línea con la meta de los 2°C”, afirma Yvo de Boer, secretario ejecutivo de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en 2009, cuando fracasaron los intentos de llegar a un acuerdo en una cumbre en Copenhague. “La única manera de que un acuerdo de 2015 (en París, N.de la T.) pueda alcanzar una meta de 2 grados es desconectar de golpe toda la economía mundial”.
El experto en atmósfera y océanos Ira Leifer está especialmente preocupado por los cambios en los patrones de precipitación que un proyecto de informe del IPCC, recientemente filtrado a la prensa, sugiere para el futuro: “Cuando miro que los modelos predicen un mundo de 4°C más caliente, veo muy poca lluvia en vastas franjas de la población. Si España se convierte en Argelia, ¿dónde conseguirán los españoles el agua para sobrevivir? Tenemos partes del mundo muy pobladas que tienen altas precipitaciones y cultivos, y cuando las lluvias y los cultivos desaparezcan y el país se empiece a parecer más al norte de África, ¿qué mantendrá con vida a la gente?”
El informe del IPCC sugiere que podemos esperar un cambio generalizado de los patrones de lluvia mundiales más al norte, quitando del futuro suministro de agua a áreas que ahora reciben abundantes lluvias. La historia nos muestra que cuando el suministro de alimentos colapsa, surgen las guerras, al tiempo que el hambre y las enfermedades se propagan. Todas estas cosas, temen los científicos ahora, podría suceder en una escala sin precedentes, especialmente dada la naturaleza interconectada de la economía global.
“Algunos científicos sugieren hacer planes para adaptarnos a un mundo de 4°C más cálido”, comenta Leifer. “Si bien es prudente, uno se pregunta cuál es la parte de la población que vive ahora que podría adaptarse a un mundo así, y mi opinión es que es sólo unos pocos miles de personas que busquen refugio en el Ártico o la Antártida”.
No es sorprendente que los científicos con estos puntos de vista a menudo no sean los más populares de la clase. McPherson, por ejemplo, a menudo es llamado “Guy McStinction”, a lo que responde: “Sólo reporto resultados de otros científicos. Casi todos estos resultados se difunden en publicaciones establecidas y reconocidas. No creo que nadie esté cuestionando a la NASA, o Nature o a Science, o Proceedings of the National Academy of Sciences. Estos y otros que reporto son razonablemente bien conocidos y provienen de fuentes legítimas, como la NOAA (la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica estadounidense), por ejemplo. No estoy inventando esta información, sólo estoy conectando un par de puntos, y es algo para lo que muchas personas tienen dificultades “.
McPherson no tiene muchas esperanzas para el futuro, ni en la voluntad del gobierno para hacer algo parecido a los cambios radicales que serían necesarios para aliviar rápidamente el flujo de gases de efecto invernadero a la atmósfera, ni espera que los principales medios de comunicación pongan mucho esfuerzo en la presentación de informes sobre todo esto porque, como él dice, “no hay mucho dinero en el fin de la civilización, y menos aún en la extinción humana”. La destrucción del planeta, por otro lado, es una buena apuesta “porque hay dinero en esto, y siempre y cuando sea ese el caso, va a continuar”.
Leifer, sin embargo, está convencido de que existe una obligación moral para no darse por vencido y que se podría torcer el camino hacia la destrucción global. “En el corto plazo, si se consigue hacer lo correcto por el interés económico de la gente, ocurrirá muy rápido”. Y ofrece una analogía para considerar si la humanidad estaría dispuesta a actuar para mitigar los efectos del cambio climático: “La gente hace todo tipo de cosas para reducir su riesgo de cáncer, no porque se le garantiza que no lo padecerá, sino porque uno hace lo que puede y contrata la protección y los seguros de salud necesarios para tratar de reducir el riesgo de contraerla”.
Los signos de una crisis climática que empeora nos rodean, querramos verlos o no. Ciertamente, la comunidad científica los capta. Al igual que innumerables comunidades que ya experimentan los efectos del cambio climático en forma sorprendente y que se preparan a nivel local ante desastres cada vez peores, como inundaciones, sequías, incendios forestales, olas de calor y tormentas. Las evacuaciones de islas bajas del Pacífico Sur ya han comenzado. La gente en esas áreas se ve obligada a enseñar a sus hijos a adaptarse a aquello en lo que estamos convirtiendo al mundo.
Mi sobrina y sobrinos están haciendo algo similar. Están sembrando verduras en un jardín del patio trasero y sus ocho pollos proporcionan más que suficientes huevos para la familia. Sus padres tienen la intención de enseñarles a ser cada vez más autosuficientes. Pero ninguna de estas acciones sinceras puede mitigar lo que ya está en marcha en lo que respecta al clima global.
Tengo 45 años, y muchas veces me pregunto cómo mi generación sobrevivirá a esta crisis climática inminente. ¿Qué pasará con nuestro mundo si las aguas árticas de verano quedan realmente libres de hielo dentro sólo unos pocos años? ¿Cómo será mi vida si tengo que experimentar un aumento de la temperatura global de 3,5° C?
Y por encima de todo, me pregunto cómo podrán sobrevivir las generaciones venideras.
Dahr Jamail ha escrito mucho sobre el cambio climático, así como el desastre petrolero de British Petroleum en el Golfo de México. Ha recibido numerosos premios, incluyendo el Martha Gellhorn de Periodismo y el James Aronson de Periodismo para la Justicia Social. Es autor de dos libros: “Más allá de la Zona Verde: crónicas de un periodista independiente en el Irak ocupado” (Beyond the Green Zone: Dispatches from an Unembedded Journalist in Occupied Iraq) y “La voluntad de resistir: soldados que se niegan a combatir en Irak y Afganistán” (The Will to Resist: Soldiers Who Refuse to Fight in Iraq and Afghanistan). Actualmente, trabaja para el servicio en inglés de Al Jazeera, en Doha, Qatar. 
http://www.elpuercoespin.com.ar/2013/12/19/cambio-climatico-ultimas-noticias-sobre-el-fin-del-mundo-por-dahr-jamail/




Reflexión:
Todas las científicas serias predicciones sobre el Cambio Climático fueron superadas en sus plazos por el aceleramiento de los hechos y lo mismo sucederá con los ahora pronosticados. ¿Qué hacer?

1.- Mejorar la calidad mental PENSANDO MEJOR.
2.- Irradiar la Luz del Centro de la Mente hacia todos por igual.
3.- Si como humanos hemos sido superados, no olvidar LO DIVINO.


Amigas, Amigos

El pasado fue, el futuro no es, solo sería el presente y aun eso es relativo para lo cuántico dado que la materia como tal no sería y representaría tan solo una ideación mental: de mentes más evolucionadas y de nosotros en este plano. Más aun si se piensa que la vida tan solo representa un sueño más del alma...

Son muchos y variados los rayos de acción que convergen a un centro común relacionado con la atenuación del Cambio, a la vez que son variadas las Jerarquías de cuarta, quinta y sexta dimensión que, según los Propósitos del Plan Divino trabajan en nuestro orbe y a su vez muchos los humanos que colaboran de manera consciente o subconsciente de intermediarios humanos necesarios para que los más posibles estén preparados.

Se reconoce que el Cambio Climático disminuye las defensas o inmunidad y aumenta las enfermedades, poco o nada se señala por los estudiosos sobre los efectos negativos que el Cambio induce en el psiquismo de las personas, pero ya algunos se preocupan:

Dos expertas del King’s College de Londres advirtieron de un peligro añadido y normalmente olvidado derivado de este cambio climático: sus efectos sobre la salud mental de la población mundial. Según afirman las científicos en Psychological Medicine, en los próximos años los trastornos mentales aumentarán en todo el planeta, y también empeorará la situación de aquéllos que de antemano padezcan enfermedades mentales. La causa: los desastres naturales, los desplazamientos masivos por inundaciones de la costa, la aparición de enfermedades infecciosas graves o el aumento de la temperatura. Según las expertas, urge estudiar a fondo estos mecanismos para poder paliar la situación, que podría ser especialmente dramática en los países pobres.

Para quienes estudian el tema en su globalidad hay rostro de preocupación, ya que pasamos la línea sin retorno. Ello me lleva a recordar a un hombre feliz. El precedente escrito 417 tuvo como figura destacada a Matthieu Ricard, científico francés por cuna y monje budista nepalés por voluntad y personal decisión. Como tal algunos neuro científicos lo consideran el "Hombre más Feliz" y, ahora en acción, escribe y recorre el mundo siendo el Cambio Climático una de sus motivaciones. De él rescato lo siguiente en cuanto su iluminado pensar fundamentado en la meditación budista y su actual contacto directo con el Dalai Lama que lo llevó a superar todas los valores máximos en cuanto a felicidad que la neurociencia tenía registrados como tope. Ricard nos señala:

La sonrisa de mi rostro es porque soy feliz en cada momento. He encontrado la dirección que debe seguir mi vida, aunque todavía esté lejos de la meta. Soy principalmente un hombre que está en el camino espiritual de la búsqueda religiosa. Y, en ese camino, he hallado una experiencia viva, la budista, que me sirve para realizarme como ser humano. Hay que buscar la transformación individual y así, cuando hay serenidad interior la extendemos a todos los ámbitos familiares y sociales. El desarme exterior empieza siempre por el interior.
Ser feliz necesariamente sucede al dejar de culpar a los demás de nuestra infelicidad y buscar la causa en nuestra propia mente. Vivir las experiencias que nos ofrece la vida, es obligatorio; sufrirlas o gozarlas, es opcional.
Los monjes tienen la capacidad de explotar la "plasticidad cerebral" por alejarse de los pensamientos negativos y sólo concentrarse en los positivos; suprimir sentimientos que hasta ahora creíamos inevitables en la condición humana: el enfado, el odio o la avaricia. El estudio de sus cerebros demuestra una capacidad extraordinaria para controlar sus impulsos basados en el principio de que Buda no prometió a sus seguidores la salvación en el cielo, sólo el final de sus sufrimientos en la tierra si lograban controlar sus deseos.
La felicidad es "un tesoro escondido en lo más profundo de cada persona". Atraparla es cuestión de práctica y fuerza de voluntad, no de bienes materiales, poder o belleza.
Hemos puesto evidencia el hecho de que cambiar tu actitud tiene un efecto curativo ... Quizá se pueda ir directamente al cambio de actitud, al cambio de mente”. Enseñar, en lugar de tratar a las personas como niños y darles placebos. De eso es de que trata el entrenamiento de la mente.
Tienes que dejar de preocuparte de verdad, desarrollar el verdadero deseo de vivir y conseguir una buena motivación, como "tengo una vida mejor y la puedo poner a disposición de los demás." Creo que si tu dirección en la vida está clara y si tienes el deseo de conseguir o de tener una vida plena y contribuir algo a los demás, creo que eso definitivamente te da la fuerza de querer estar vivo, que será el mejor placebo.
Cuando ves a un médico tibetano atendiendo a un paciente, en primer lugar, por supuesto, están los muchos medicamentos maravillosos que vienen de allí de los últimos 2000 años. Pero este médico normalmente es tan atento, tan amable, y tan cuidadoso con tus sentimientos que te ve como un ser humano en lugar de apresurarse a hacerte unas de pruebas rápidas. Eso mismo, la seguridad y confianza en alguien que se preocupa por tí es, por supuesto, muy estimulante ... que alguien se preocupe por tí. Por lo tanto, el aspecto humano está mucho más presente en este tipo de terapias. Y estoy seguro de que genera gran parte de su eficacia.
"Si un problema o dificultad no tiene un remedio, cura, o solución ¿para qué preocuparse?" No hay necesidad de preocuparse. Si no hay solución, no tiene ningún sentido preocuparse, porque preocuparse sólo supone una carga adicional. Tienes metido en el cuerpo el sufrimiento o el problema y, encima, le añades la preocupación. En ambos casos, no sirve para nada, es inútil.  Simplemente sé libre, y por lo menos pasarás los tiempos de adversidad con un espíritu más fuerte, y por lo tanto, estarás menos afectado, y el dolor te afectará menos. Una gran parte del dolor es la reacción subjetiva de tratar de rebelarse contra el dolor. Pero si está ahí, es mejor tratar con él. Mucha parte del dolor es pensar "no puedo soportarlo", y ese componente agranda mucho el dolor. La forma en que sufres el dolor puede cambiar enormemente en función de tu actitud.
Descubrí que el altruismo tiene un papel clave en la mayoría de los aspectos de nuestras vidas, y sobre todo que es la clave para resolver los problemas que estamos viviendo, las crisis sociales, económicas, respetar el medio ambiente y poder progresar. Quiero demostrar que existe el altruismo a nivel individual y social y que el altruismo no es un lujo o un noble ideal, sino que es imprescindible en tiempos de escasez y de bonanza.
El altruismo es una necesidad tanto en la economía mundial como en el trabajo, la educación, hasta en las relaciones íntimas. Uno de los mayores desafíos de nuestro tiempo es conciliar las exigencias de la economía, la búsqueda de la felicidad y el respeto a la Tierra. Estos tres requisitos corresponden a tres escalas de tiempo: corto, medio y largo plazo, que se superponen tres tipos de interés: los íntimos, los sociales y los de todos los seres
Queremos saber cómo se pasa de la benevolencia  a la empatía, a identificarse con el que sufre, y luego a la compasión, que es el deseo de que los demás dejen de sufrir y de buscar un remedio para el sufrimiento y  su  causa.  ¿Cuál  es  el proceso? ¿Cómo funciona? ¿Cómo se relaciona con el cerebro? ¿Hay que sentir el sufrimiento del otro para sentir compasión o no? ¿Basta  con  el amor altruista? Todas estas cosas se pueden estudiar desde la perspectiva de la meditación y de la neurociencia, y se pueden aunar ambas. Así que es maravilloso.
Somos conscientes, y eso permite la transformación de la mente.
Creo  que  es  importante  conseguir  la  libertad  interior  de  este  proceso  mental  de odio,  celos,  arrogancia,  deseo  obsesivo…  con  el  altruismo  y  compasión  que  surgen de  esa libertad.  Me  parece  que  esto  es  lo  que  la  humanidad  necesita por  encima  de  todo: ¡necesitamos  una  sociedad  más  compasiva!  Ahora  somos  interdependientes,  así  que, si  no cooperamos, todos seremos perdedores.
Mira  la  economía,  ¡todos  estos  escándalos  y  crisis  son  producto  del  exceso  de  codicia,  de personas a las que no les importan realmente los ahorros que manipulan! ¿Por qué disminuye la calidad de vida? ¿Por qué existe una brecha tan grande entre el norte y el sur? ¿Por qué hay toda  esta  pobreza?  El  mundo  podría  solucionarlo  todo  fácilmente  con  los  recursos  que tenemos. El altruismo es el único rasgo que podría abordar el presente, el medio plazo y el largo plazo.
¿Y qué esperamos cuando educamos a los niños? Convertirlos en seres humanos buenos, personas que sean felices en la vida, que no estén deprimidas y se suiciden… ¿acaso basta  con  desarrollar  su  inteligencia  y  llenarles  la  cabeza  de  información  sin  desarrollar ninguna  cualidad  humana?  Queremos  personas  buenas  y  equilibradas,  ¡pero  la  educación parece estar interesada en cualquier cosa salvo eso! ¡Por tanto, hay algo que claramente falta!
No hay límites físicos para desarrollar el amor. Las pruebas científicas nos aseguran que podemos hacerlo. A quienes intentan meditar y no pueden, les diría que hay que intentarlo un poco cada día. Las soluciones rápidas no funcionan. Ser feliz en siete semanas no existe. Es a los tres o cinco años cuando se ve la diferencia. No es cosa de un día. Es un progreso pequeño pero constante. Generar amabilidad como práctica mental; entender que el cerebro puede ser nuestro mejor amigo o un enemigo; cultivar emociones que producen felicidad; y también reducir los pensamientos que generan lo contrario, ah!, y no buscar el placer instantáneo nada más.
La más interesante para la gente común y corriente: después de tres meses de meditación, se observan un refuerzo del sistema inmunitario, un aumento de 20 a 30% de los anticuerpos, un aumento de las células madre en la sangre. Así como cambios de actitud - a más altruismo, menos tendencia a la cólera, a la depresión.
En vez de reducir nuestros programas humanitarios y caritativos, es necesario aumentarlos. ¡Es ahora o nunca!
Creo que la crisis revela y refleja un fracaso de la idea del consumo a toda costa, esta idea de individualismo, centrada en la avidez de la ganancia.
Con una felicidad altruista, todo el mundo es ganador. La búsqueda desenfrenada de una felicidad egoísta conduce a situaciones donde todo el mundo es finalmente perdedor.
Uno de los objetivos del Dalai Lama es promover una ética secular y la armonía a través de las religiones. Es un fracaso de las religiones contribuir a los sufrimientos y a las divisiones, más que a suprimirlos. Compartamos nuestras tierras, nuestros recursos: las religiones deberían inspirar este movimiento. Es su responsabilidad y un profundo tema de reflexión para los jefes religiosos.
Los resultados del estudio muestran, en los monjes implicados, un fuerte aumento de la actividad cerebral en las regiones del cerebro vinculadas a las emociones positivas y una mayor disponibilidad en acción. Otro aspecto aún no publicado que utiliza las imágenes por resonancia magnética nuclear funcional (IRMF) muestra el estímulo del lóbulo prefrontal izquierdo que implica también la zona activa en la planificación de los movimientos. La compasión genera un estado de total disponibilidad, todas las barreras caen, lo que permite un paso a la acción. Es por lo menos nuestra interpretación de practicantes.
En la ciencia biológica se habla de la plasticidad del cerebro, pero cambia en base a los pensamientos que tenemos cada día y por tanto el entrenamiento mental es algo que no es sólo para sentirse bien un rato, es un entrenamiento a largo plazo que produce cambios duraderos, es un auténtico laboratorio interior basado únicamente en la experiencia. La ciencia occidental está basada en la experiencia, la verificación, las hipótesis, las verificaciones a través de diferentes investigadores que encuentran lo mismo a través de diferentes protocolos. Nosotros hacemos lo mismo pero para el interior, por eso Budha dijo “no creáis lo que digo simplemente por respeto a mi, redescubridlo por vuestra propia experiencia”.
El amor y la compasión para el budismo son conceptos básicos y a menudo se malinterpretan porque son palabras sencillas pero a la vez muy profundas. El amor es el deseo no sólo como acto sino como implicación de que todos los seres encuentren el bienestar y las causas del bienestar como el conocimiento, la libertad interior. La compasión es su reflejo en un espejo: es el deseo profundo en pensamiento , palabras y actos de que los seres sean liberados de su sufrimiento y de sus causas.
La vacuidad no es la ausencia de fenómenos , es la naturaleza misma de los fenómenos. Por ello, el budismo no es la negación del mundo , como pensaban los nihilistas del siglo XIX, es la explicación del mundo.
El despertar es el conocimiento perfecto de las causas y efectos de todas estas toxinas mentales, de nuestros actos, palabras y pensamientos.
El bondadoso es el que está en paz consigo mismo y que espontáneamente sabe hacer radiar esa paz a su alrededor sin llamar la atención, de forma natural. Cuando el sol está presente, sus rayos siempre están. Por tanto el amor y la compasión nacen espontáneamente de la bondad, son su esencia.
Dichas investigaciones demuestran que es posible desarrollar considerablemente cualidades como la atención, el equilibrio emocional, el altruismo y la paz interior. Otros estudios también han mostrado los beneficios que se derivan de veinte minutos de meditación diaria practicada de seis a ocho semanas; dichos beneficios son: disminución de la ansiedad y de la vulnerabilidad al dolor; descenso de la tendencia a la depresión y a la ira, y fortalecimiento de la atención, del sistema inmunitario y del bienestar general. Así pues, mirada desde cualquier ángulo —el de la transformación personal, el del desarrollo del amor altruista o el de la salud física—, la meditación constituye un factor esencial si se quiere tener una vida equilibrada y rica en cuanto a su sentido.
No podemos elegir lo que somos, pero podemos tener ganas de mejorar. Esta aspiración dará sentido a nuestro espíritu. Pero sólo con desearlo no bastará: tendremos que ponernos manos a la obra.
Si transformamos nuestro modo de percibir las cosas, estamos transformando la calidad de nuestra vida. Y este cambio es el resultado de un entrenamiento del espíritu denominado «meditación».
Comencemos, pues, por preguntarnos a nosotros mismos qué es lo que de verdad deseamos en la vida. ¿Nos contentaremos con improvisar día tras día? ¿Acaso no percibimos, en el fondo de nuestro ser, ese malestar impalpable pero siempre presente, mientras que lo que en realidad tenemos es sed de bienestar y plenitud?
Buscar la felicidad sólo para uno mismo es la mejor manera de conseguir que ni nosotros ni los demás seamos felices. Podríamos creer que podemos aislarnos de los demás para así garantizarnos mejor el propio bienestar (¡que cada uno pruebe a hacerlo por su cuenta y así todo el mundo será feliz!), pero el resultado que obtendremos será justo el contrario del que deseábamos. Vacilando entre la esperanza y el miedo, nuestra vida se volverá miserable y también arruinaremos la de todos los que nos rodean. Al final, todo el mundo saldrá perdiendo.
Una de las razones fundamentales de este fracaso es que el mundo no está constituido por entidades autónomas dotadas de propiedades intrínsecas que, por su propia naturaleza, hacen que sean hermosas o feas, amigas o enemigas; las cosas y los seres son, esencialmente, interdependientes y están en perpetua evolución. Además, hasta los propios elementos que los constituyen sólo existen si están relacionados entre sí. El egocentrismo choca sin cesar contra esta realidad y sólo engendra frustraciones.
El amor altruista, ese sentimiento que, según el budismo, consiste en desear que los otros sean felices, al igual que la compasión —definida como el deseo de remediar el sufrimiento de los demás así como sus causas— no son tan sólo nobles sentimientos, sino que están fundamentalmente en armonía con la realidad de las cosas. Como nosotros, la mayoría de los seres también aspiran a evitar el sufrimiento. Por otro lado, como todos somos interdependientes, nuestras alegrías y desgracias están íntimamente vinculadas a las de los demás. Cultivar el amor y la compasión es una apuesta doblemente ganadora, ya que la experiencia muestra que son los sentimientos que más bien nos hacen, y que los comportamientos que generan son bien percibidos por los demás.
La última razón de ser de la meditación es la de transformarse a sí mismo para transformar mejor el mundo, o convertirse en un ser humano más bueno para servir mejor a los otros. La meditación permite dar a la vida su sentido más noble.
Una manera de asegurar la continuidad de los beneficios de la meditación consiste en afianzarlos por medio de una profunda aspiración, cuya energía positiva se perpetuará hasta que su objeto se realice, a imagen y semejanza de un copo de nieve que cae y se disuelve en el océano y que dura tanto como el propio océano.
Con este fin, formulemos el deseo siguiente: «¡Que la energía positiva engendrada no sólo por esta meditación, sino también por todos mis actos, palabras y pensamientos benévolos, pasados, presentes y futuros, pueda contribuir a aliviar los sufrimientos de los seres a corto y largo plazo!» Desde el fondo de nuestro corazón, deseemos que, por el poder de lo que hemos hecho, disminuyan las guerras, las hambrunas, las injusticias y todos los sufrimientos causados por la pobreza y las enfermedades físicas o mentales.
Pensemos en que esta dedicatoria de los beneficios de nuestros actos no es como dividir un pastel entre mil personas, del que cada una sólo recogería unas pocas migajas, sino que todas lo reciben en su totalidad.
La meditación es un proceso de formación y transformación. Para que tenga sentido, debe reflejarse en cada aspecto de nuestra manera de ser, en cada una de nuestras acciones y actitudes.
La idea de que la economía sólo está motivada por los intereses de unos pocos está equivocada. Cuando hay mucho individualismo y ausencia de regulación, los individualismos ganan. Pero si se controlan a estos independentistas, la realidad es que el 80% de la gente coopera entre sí, porque se fían unos de los otros y tienen los mismos intereses. Este es un paradigma económico mejor y refleja la naturaleza humana. No somos brutos egoístas dispuestos a liquidarnos unos a otros. No hay razón para que el altruismo no pueda ser incluido en las teorías económicas.
No hay que aceptar pasivamente las adversidades, ya que hay cosas que se pueden hacer para lidiar con nuestra mente, incluso en las situaciones más difíciles. ¿Cuáles son esos bálsamos del desaliento? "Valorar la amistad o pasar el tiempo con tus seres queridos, por ejemplo. No tiene ningún beneficio perder también estas cosas. Hay que mantenerlas y valorarlas para que, al menos, haya algo maravilloso y de gran valor en nuestras vidas que pueda marcar la diferencia".
El diálogo es la única solución para que al final del proceso haya dos vencedores y no dos vencidos.
La empatía debe ir acompañada del amor y de la gentileza, de lo contrario es como un molino de agua sin agua.
Gran parte de los males que azotan al mundo contemporáneo –el calentamiento global, la pobreza, la precariedad en salud y educación, la economía–  se explican mediante una carencia la compasión y la preocupación por el prójimo. Por el contrario un alto respaldo social favorece la sanidad mental, la longevidad y la capacidad para vivir en comunidad, y además reduce los problemas cardíacos y el abuso de sustancias.
El amor es lo único que siempre se dobla cada vez que inviertes.
Que seas un artista excepcional no quiere decir que seas un ser humano excepcional. Para predicar la felicidad no se puede ser sólo el mensajero, hay que ser también el mensaje.
A pesar de las condiciones externas la felicidad está en la mente de cada uno. Tu mente puede ser tu mejor amiga o tu peor enemigo.

Es como para meditar la Enseñanza de Ricard y no esperar a que otros cambien, ya es hora de UNO MISMO cambiar pensando mejor.

Finale

Este que ya pareciera terminal planeta para nuestra futuro de vida, además de una intervención redentora Divina, TODO puede estar Iluminado desde dentro hacia fuera. Es decir, aunque estés en tinieblas, la Luz eres tu...

Si pudiéramos circunvalar la Tierra desde la altura veríamos a tantos desconcertados, tantos sufrientes, tantos ajustando duro Karma, tantos marginados por la sociedad, la mayoría de ellos caminando sin horizonte por la vida. ¡Que la LUZ del Centro de la Mente de liberados humanos logre aliviar con su potencia a los más posibles!

Sabiendo que la mente humana es más poderosa de lo que la neurociencia con su moderna tecnología sobre la base de la sorprendente influencia de la mente en el cerebro, que es más de lo que imaginan, no olvidar que la mente puede ser el mejor amigo o el peor enemigo de uno según sea la media diaria de pensar que se tenga. Nuestro subconsciente mental tiene como límite a la quinta dimensión en su desplazamiento más allá del tiempo y del espacio, es decir llega hasta el plano del Padre.

Jesús en su Círculo Interno les Enseñó que:

Cada universo posee un Ser Rector, los rectores de los universos pueden realizar grandes empresas.
Los padres de las constelaciones que son parte de los universos están facultados para experimentar.

Los regentes de los mundos que forman las constelaciones saben improvisar.
Dios está por sobre todos ellos.


El regente planetario nuestro es Jesús, el que está a cargo de nuestra constelación es el Padre. Por ello Jesús nos recomendó orar al Padre.

El ya por más de 40 años monje meditante Matthieu Ricard dice:
Buda no prometió a sus seguidores la salvación en el cielo, sólo el final de sus sufrimientos en la tierra si lograban controlar sus deseos. Ello concuerda cuando Buda con sus discípulos se encontraban en un bosque, Buda se agacha y con una mano toma un manojo de hojas desde el suelo. Levanta el brazo y les dice: Esto es lo que os enseñé. Lo que no os enseñé representa a la totalidad de hojas del bosque.

Buda no los interiorizó en la divinidad a diferencia de Jesús que sí destacó al Padre y por sobre Él a Dios. Yo soy ario occidental y meditante dinámico por varios años. En cuanto al nivel de felicidad y control cerebral por medio de la mente, para nada me puedo comparar con esos iluminados monjes del aura dorada. Pero sí en mi modesta diaria meditación visualizada, pensando en el Fin de Tiempo y su Parto Planetario que vivimos, me dirijo al Padre para que:

--Los dolores de Parto Planetario sean acortados, aliviados y soportados por los más posibles.
--Que "Ellos" conviertan a la magnetosfera terrestre como un radiante escudo protector planetario en el que las grandes explosiones solares, la radiación cósmico-solar y otras radiaciones no favorables sean reflejadas y se alejen por el espacio exterior. Que con su efecto membrana el escudo protector permita el libre paso de la Luz y radiaciones favorables que llegan.
--Que los miles de pirámides de la Tierra dirijan su energía al espacio y en sincronicidad neutralicen al cinturón de fotones y refuercen al radiante escudo protector planetario.
--Que "Ellos" suavicen el ajuste natural de las placas tectónicas de la Tierra.
--Que los cristales de cuarzo activados en su resonancia piezoeléctrica se sincronicen con la mente humana para favorecer nuestro mejor pensar.
--Que la Paz, el Amor, la Armonía, la Protección y la Luz rodeen al planeta en beneficio de todos por igual y refuercen al radiante escudo protector planetario.

Que el Amor, el Altruismo y la Compasión se extiendan por el mundo sin a nadie discriminar.



Dr. Iván Seperiza Pasquali
Quilpué, Chile
Mayo de 2014

http://www.isp2002.co.cl/
isp2002@vtr.net