393

del 11 - 02 - 13

 
a Francisco -I- o Pedro el Romano

El día señalado
Cronología
Desde la abdicación de Beneficto XVI a los albores de Pedro el Romano


*  *  *

Por razones que ignoro antes de dar forma a esta cronología tan trascendente en cuanto a los tiempos que vivimos, recordé a un poeta y su poema que años ha me impresionó por su contenido. Ignoro si el contenido del poema tendrá o no que ver en lo críptico con el presente escrito capicúa 393 que sí es críptico...

Nada
de Carlos Pezoa Véliz (1879-1908)

Era un pobre diablo que siempre venía
cerca de un gran pueblo donde yo vivía;
joven rubio y flaco, sucio y mal vestido,
siempre cabizbajo… ¡Tal vez un perdido!

Un día de invierno lo encontramos muerto
dentro de un arroyo próximo a mi huerto,
varios cazadores que con sus lebreles
cantando marchaban… Entre sus papeles
no encontraron nada… los jueces de turno
hicieron preguntas al guardián nocturno:
éste no sabía nada del extinto;
ni el vecino Pérez, ni el vecino Pinto.

Una chica dijo que sería un loco
o algún vagabundo que comía poco,
y un chusco que oía las conversaciones
se tentó de risa… ¡Vaya unos simplones!

Una paletada le echó el panteonero;
luego lió un cigarro; se caló el sombrero
y emprendió la vuelta…
Tras la paletada, nada dijo nada, nadie dijo nada…


Un estudioso de nuestra literatura, sobre Pezoa Véliz señala:
Nicomedes Guzmán lo define como un escritor naturalista. Encuentra en él una primera época romántica y otra modernista. Para Juan Villegas, Pezoa Véliz es el precursor de la poesía de orientación social. Paulus Stelingis señala que es un artista absolutamente modernista pero con algunos rasgos románticos, que se vale del naturalismo por su realismo temático. En realidad, su poesía ha sido y sigue siendo influyente porque supo incorporar los elementos de una sociedad heterogénea, propia de la modernidad, que comenzaba a gestarse en Chile. Es así que en él se pueden encontrar los antecedentes más cercanos a los grandes poetas chilenos que surgirán en el Chile del siglo XX, entre los cuales habrá dos Premios Nobel.
Una de las características más apreciables de Pezoa Véliz es la incorporación del habla popular y de los temas propios de este ambiente sin una connotación “ideológica”, sino como quien observa una cruda realidad y se refiere a ella de manera directa, con un lenguaje sencillo pero, a la vez, impactante.

*  *  *
Cronológico desarrollo

-I-
Anoche 10 de febrero del 2013 en la red social el Papa escribió:

"Confiemos siempre en el poder de la misericordia de Dios.
 Todos somos pecadores, pero su gracia transforma y renueva nuestra vida".


-II-
Los casos de curas pederastas y el escándalo Vatileaks sacudieron Pontificado
Ciudad del Vaticano, 11 febrero (EFE).- Los casos de abusos sexuales a menores por clérigos que removieron las estructuras de la Iglesia en varios países y el escándalo del robo y filtración de documentos reservados del papa, el "Vatileaks", sacudieron el Pontificado de Benedicto XVI, que declaró "tolerancia cero" ante la pederastia.
Los escándalos de curas pederastas hicieron de 2010 un "annus horribilis" para Benedicto XVI, que se vio salpicado por los mismos al ser acusado por asociaciones de víctimas de haber encubierto algunos de esos casos, lo que el Vaticano desmintió tajantemente.
Ese año, el quinto del Pontificado, fue considerado uno de los más delicados y difícil del Papado, ya que los casos de curas pederastas pusieron en la picota a las iglesias de Irlanda, EEUU, Alemania, Austria y Bélgica, entre otras, y salpicaron al mismo Papa.
El Vaticano denunció una campaña para atacar al Papa a cualquier precio y subrayó que Joseph Ratzinger ha sido el Pontífice que más ha hecho contra la pederastia en la Iglesia.
Tras las decenas de casos en EEUU que dejaron en bancarrota a varias diócesis por las indemnizaciones millonarias que tuvieron que pagar, los escándalos desvelados en Irlanda cayeron como un mazazo al conocerse los informes "Ryan" y "Murphy", que desvelaron abusos sexuales durante décadas a cientos de niños irlandeses por parte de sacerdotes, sobre todo en la archidiócesis de Dublín de 1975 a 2004.
Ante la situación creada, Benedicto XVI llamó al Vaticano a los obispos irlandeses, les exigió que afrontaran el problema con determinación y ordenó una inspección de las diócesis implicadas, tras calificar los abusos de "crimen atroz" y, en una carta enviada a los católicos irlandeses, pidió perdón a las víctimas.
Benedicto XVI pidió perdón en varias ocasiones y se reunió con víctimas de esos abusos durante sus viajes a EEUU, Malta, Reino Unido y Australia.
En Londres admitió por primera vez que la Iglesia no fue suficientemente "vigilante, veloz y decisiva" a la hora de afrontar los abusos sexuales a menores.
También durante su viaje a Portugal dijo que el "perdón no sustituye a la justicia".
Para afrontar esos casos, el Vaticano puso al día el Código de Derecho Canónico e introdujo el delito de posesión de pornografía infantil por el clero.
En medio de esos escándalos, el Papa castigó al sacerdote mexicano Marcial Maciel (1920-2008), fundador de la poderosa congregación Legionarios de Cristo, por abusar sexualmente de seminaristas menores y "otros graves comportamientos", como consumo de drogas y tener hijos con varias mujeres.
Benedicto XVI le definió como un "falso profeta" y reconoció que el caso fue afrontado "con mucha lentitud", debido a que "estaba muy bien cubierto".
Cuando las aguas parecían calmarse, el escándalo "Vatileaks" sacudió en 2012 al Vaticano y puso en la picota a la Curia Romana, al desvelar intrigas en el pequeño Estado.
Todo comenzó cuando una cadena de televisión italiana publicó unas cartas enviadas por el actual nuncio en EEUU, Carlo María Viganó, a Benedicto XVI, en las que denunciaba la "corrupción, prevaricación y mala gestión" en la administración vaticana.
El 19 de mayo el escándalo estalló en toda su plenitud: salió a las librerías el libro "Sua Santita", del periodista italiano Gianugi Nuzzi, que recoge más de un centenar de documentos reservados enviados al papa y a su secretario, George Ganswein, y de la Santa Sede.
El 23 de mayo, el mayordomo del Papa Paolo Gabriele fue detenido, tras encontrarse en su domicilio miles de documentos fotocopiados y muchos originales enviados al Pontífice.
También le fue hallado un cheque por valor de 100.000 euros donado por la Universidad Católica de Murcia (España) al Papa.
"Paoletto", como es conocido, dijo que el Pontífice era una persona "manipulable", que estaba mal informado y que "tenía que saber" lo que ocurría en el Vaticano.
Fue condenado a 18 meses de cárcel y perdonado por Benedicto XVI la Navidad pasada.
Por Juan Lara
http://www.latribuna.hn/2013/02/11/casos-de-curas-pederastas-y-el-escandalo-vatileaks-sacudieron-pontificado/
Publicado el mismo día 11/02/13, poco antes que la siguiente noticia remeciera al mundo.


-III-
Hoy 11 de febrero de 2013, al finalizar el Consistorio con la presencia de cardenales el Papa lee un comunicado abdicatorio. Por su trascendencia dejo el contenido de la Carta papal, para que los cabalistas la analicen con lupa y microscopio y, entre otros hechos. la asocien a lo dicho la noche anterior en twitter:

Queridísimos hermanos,
Os he convocado a este Consistorio, no solo para las tres causas de canonización, sino también para comunicaros una decisión de gran importancia para la vida de la Iglesia.
Después de haber examinado ante Dios reiteradamente mi conciencia, he llegado a la certeza de que, por la edad avanzada, ya no tengo fuerzas para ejercer adecuadamente el ministerio petrino. Soy muy consciente de que este ministerio, por su naturaleza espiritual, debe ser llevado a cabo no únicamente con obras y palabras, sino también y en no menor grado sufriendo y rezando.
Sin embargo, en el mundo de hoy, sujeto a rápidas transformaciones y sacudido por cuestiones de gran relieve para la vida de la fe, para gobernar la barca de san Pedro y anunciar el Evangelio, es necesario también el vigor tanto del cuerpo como del espíritu, vigor que, en los últimos meses, ha disminuido en mí de tal forma que he de reconocer mi incapacidad para ejercer bien el ministerio que me fue encomendado.
Por esto, siendo muy consciente de la seriedad de este acto, con plena libertad, declaro que renuncio al ministerio de Obispo de Roma, Sucesor de San Pedro, que me fue confiado por medio de los Cardenales el 19 de abril de 2005, de forma que, desde el 28 de febrero de 2013, a las 20.00 horas, la sede de Roma, la sede de San Pedro, quedará vacante y deberá ser convocado, por medio de quien tiene competencias, el cónclave para la elección del nuevo Sumo Pontífice.
Queridísimos hermanos, os doy las gracias de corazón por todo el amor y el trabajo con que habéis llevado junto a mí el peso de mi ministerio, y pido perdón por todos mis defectos. Ahora, confiamos la Iglesia al cuidado de su Sumo Pastor, Nuestro Señor Jesucristo, y suplicamos a María, su Santa Madre, que asista con su materna bondad a los Padres Cardenales al elegir el nuevo Sumo Pontífice. Por lo que a mi respecta, también en el futuro, quisiera servir de todo corazón a la Santa Iglesia de Dios con una vida dedicada a la plegaria.
Vaticano, 10 de febrero 2013
BENEDICTUS PP. XVI

Es decir el Papa ente la sorpresa general había abdicado en un comunicado leído al mundo en latín, frente a la presencia de autoridades de la Iglesia y por propia voluntad. No fue renuncia, fue abdicación que no da lugar a rechazo alguno. Dejará de ser Papa a contar del día 28 de febrero a las 20 horas, es decir, nuevo Papa tendremos. El último Papa en renunciar a su cargo fue Gregorio XII el año 1415, hace 598 años.

-IV-
Si tenemos presente las acertadas Profecías de San Malaquías sobre los papas, entendemos que el que sea ahora elegido por el Cónclave (con llave) será el último Papa  en la historia, y está enmarcado bajo el rótulo de Pedro el Romano. Para el todavía penúltimo Papa hasta el día 28 por voluntaria abdicación, San Malquías señaló:

"Tiene consigo la frase De Gloria Olivae (De la gloria del olivo), muchos afirman que esta predicción se debe a que Benedicto pertenece a la orden benedictina, quienes reciben el apelativo de “olivetanos”, así también, se dice que Benedicto, nació un sábado de Gloria, el último sábado antes de Semana Santa, por la cual se realiza la Cuaresma, que se inicia el Domingo de Ramos (de olivo).

Sobre el último Papa que habrá y pronto conoceremos San Malaquías señala:

"Durante la persecución final de la Santa Iglesia de Roma reinará Pedro el Romano, quien apacentará a su rebaño entre muchas tribulaciones, tras lo cual, la ciudad de las siete colinas será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo"...

Deberá el último de los papas ser un hombre más joven, más conocedor del mundo actual, con gran personalidad y dotado de mucha Fe, Esperanza e Iluminación para irradiar Luz al mundo, Luz que tanto la necesitaremos.

-V-

Se dice que cuando el Papa Benedicto fue nombrado esa noche cayó un rayo sobre la basílica de San Pedro, no encontré información al respecto.


Es noticia mundial la siguiente:
El rayo que cayó en San Pedro tras el anuncio del Papa da la vuelta al mundo
La imagen del rayo que cayó sobre la cúpula pararrayos de la basílica de San Pedro del Vaticano horas después de que el papa Benedicto XVI anunciara su renuncia al Pontificado ha dado la vuelta al mundo, convirtiéndose en una de las fotografías más publicadas este martes por la prensa.
La foto fue tomada por el fotógrafo italiano Alessandro Di Meo, quien la entregó a la agencia EFE para su difusión.
 Ha dado lugar además a todo tipo de especulaciones y comentarios en las redes sociales, donde algunos usuarios han aludido a la posibilidad de que el rayo sea fruto de algún tipo de designio divino, tras la primera renuncia de un jefe de la Iglesia católica ocurrida en los últimos siglos.


-VI-
13 – 02 –2013
En el Aula Pablo VI del Vaticano en su reaparición en público luego de la noticia de la abdicación, el todavía Papa Benedicto aseguró que renunció al papado “en plena libertad por el bien de la Iglesia”.


-VII-
13 – 02 –2013
Benedicto XVI habla de "hipocresía religiosa" y "divisiones que desfiguran a la Iglesia" en su última misa
El Pontífice pronunció críticas durante la misa solemne del Miércoles de Cenizas en la basílica de San Pedro, ante numerosos cardenales, obispos y miembros del cuerpo diplomático.
El papa Benedicto XVI condenó este miércoles con severidad los males que aquejan a la Iglesia, como la hipocresía y sus divisiones.
"Pienso en particular en los atentados contra la unidad de la Iglesia y en las divisiones en el cuerpo eclesial", aseguró el Papa.
El Papa alemán lamentó igualmente la "hipocresía religiosa", así como "el comportamiento de los que aparentan" y las actitudes que buscan ante todo "los aplausos y la aprobación", e instó a a superar el individualismo y las  rivalidades".
"En nuestros días muchos están listos para "rasgarse las vestiduras" ante los escándalos y las injusticias naturalmente cometidos por otros-, pero pocos parecen disponibles a actuar sobre el propio corazón, sobre la propia conciencia y sobre las propias intenciones, dejando que el señor transforme, renueva y convierta".
"El verdadero discípulo no se sirve a sí mismo o al público, sino a su señor, en la simpleza y en la generosidad. Nuestro testimonio entonces será cada vez más incisivo cuanto menos busquemos nuestra gloria y seremos conscientes que la recompensa del justo es Dios mismo".

"Sigan rezando por el futuro Papa y por la Iglesia".


-VIII-
Aseguran que el papa decidió renunciar tras conocer el informe "Vatileaks"
13 – 02 –2013
Ciudad del Vaticano, 13 feb (EFE).- Benedicto XVI decidió renunciar al papado el pasado 17 de diciembre, tras recibir un nuevo informe sobre el escándalo "Vatileaks" de la fuga de documentos oficiales del Vaticano, que desvelaba una "fuerte resistencia" en la Curia romana a las medidas de transparencia que había pedido.
Así lo asegura la revista italiana "Panorama" en un artículo que publica en su edición de mañana, del que los medios locales publicaron hoy un extracto.
Según la reconstrucción del semanario del grupo Mondadori, propiedad de la familia Berlusconi, el 17 de diciembre de 2012 Benedicto XVI recibió a los tres cardenales que nombró para investigar la fuga de sus documentos personales y del Vaticano que acabaron publicados en el libro escándalo "Sua Santita", del italiano Gianluigi Luzzi, y llevaron a la detención y condena del mayordomo de papa, Paolo Gabriele .
Los miembros de esa comisión son los cardenales Julián Herranz, español, de 82 años; Salvatore De Giorgi, italiano, de 82 años, y Jozef Tomko, eslovaco, de 88 años, que interrogaron a una treintena de personas del Vaticano.
Los tres le presentaron un amplio volumen lleno de documentación, entrevistas e interrogatorios, que desvelaban -siempre según el semanario- una "extendida resistencia en la Curia al cambio y muchos obstáculos a las acciones pedidas por el papa para promover la transparencia".
Según el semanario, el papa quedó "muy impresionado" con los informes y sólo tuvo fuerzas para contárselo a su hermano, Georg.
"Admitió, tal vez por primera vez, haber descubierto una cara de la Curia vaticana que jamás había imaginado. Antes de Navidad comenzó a pensar seriamente en su dimisión", señala "Panorama", en el extracto publicado por los medios italianos.
Benedicto XVI, de casi 86 años, aseguró hoy a los fieles que ha renunciado al Pontificado "en plena libertad por el bien de la Iglesia" y tras constatar que "le faltan las fuerzas necesarias para ejercer con el vigor necesario el ministerio petrino" (el papado).
También hoy, en su última misa multitudinaria destacó la importancia del testimonio de fe y vida cristiana de cada uno de los seguidores de Cristo para mostrar la verdadera cara de la Iglesia.
El anciano pontífice añadió que, sin embargo, muchas veces ese rostro "aparece desfigurado".
"Pienso en particular en los atentados contra la unidad de la Iglesia y en las divisiones en el cuerpo eclesial", añadió el papa, quien agregó que hay que vivir la Cuaresma de una manera intensa, superando "individualismos y rivalidades".
El Vaticano mantiene que el papa ha renunciado sólo porque se ha dado cuenta de que le faltan las fuerzas para llevar adelante su labor.
Según el director del diario vaticano "L'Osservatore Romano", Gian María Vían, Benedicto XVI había tomado la decisión de renunciar al papado hace ya mucho tiempo, tras el viaje a México y Cuba en marzo del pasado año, debido a su avanzada edad.


-IX-
Benedicto XVI llama a la Iglesia a renovarse y abandonar el egoísmo
En su penúltimo Angelus, el Papa pidió también a los fieles que recen por él y por el próximo Pontífice, de cara al retiro que la Curia emprenderá desde esta tarde y por toda la semana.
Domingo, 17 de Febrero de 2013
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Benedicto XVI exhortó este domingo a la Iglesia y a todos sus miembros a "renovarse" y "reorientarse hacia Dios, rechazando el orgullo y el egoísmo", durante su penúltimo Angelus antes de hacer efectiva su renuncia, el próximo 28 de febrero.
"La Iglesia exhorta a todos sus miembros a renovarse (...), lo que implica una lucha, un combate espiritual, porque el espíritu del mal quiere desviarnos del camino hacia Dios", declaró el Papa desde el balcón del Palacio Apostólico, ante decenas de miles de personas congregadas en la Plaza San Pedro.
El Obispo de Roma también exhortó a los fieles a no instrumentalizar a Dios para sus propios beneficios, cuando se da "más importancia al éxito y a los bienes materiales" que a Él.
En la ocasión también se refirió a su renuncia, y pidió que recen por él y próximo Pontífice. "Agradezco de corazón a todos su oración y afecto en estos días. Les suplico que continúen rezando por mí y por el próximo Papa, así como por los ejercicios espirituales, que empezaré esta tarde junto a los miembros de la Curia Romana", afirmó. Dichos ejercicios supondrán el retiro de Benedicto XVI, y se extenderán por toda la semana.
Esperando una nutrida asistencia a este Angelus, las fuerzas de seguridad habían cerrado previamente la circulación en la Via della Conciliazione, la gran avenida que conduce al Vaticano.
Según estimaciones de las autoridades locales, la afluencia podría llegar a ser de 100 mil personas en el momento de la aparición del Papa desde los balcones.
Tras casi ocho años de pontificado, Benedicto XVI, de 85 años, anunció el lunes su dimisión efectiva a fines de febrero y explicó que no tenía la "fuerza" para continuar al frente de la Iglesia, debido a su avanzada edad.


-X-
El Vaticano acusa a los medios italianos de información falsa antes del cónclave
23 de febrero de 2013
CIUDAD DEL VATICANO (Reuters) - El Vaticano acusó el sábado a los medios de comunicación italianos de difundir informaciones "falsas e hirientes" en lo que condenó como un intento deplorable de influir en los cardenales que se reunirán en un cónclave secreto el mes que viene para elegir a un nuevo Papa.
Desde que Benedicto XVI anunció su dimisión el 11 de febrero, los diarios italianos han estado llenos de rumores sobre conspiraciones, informes secretos y 'lobbies' en el Vaticano que según ellos presionaron al Papa para abdicar.
"Es deplorable que, a medida que nos acercamos al momento del comienzo del cónclave...haya una distribución generalizada de noticias a menudo sin verificar, sin confirmar o completamente falsas que causan un daño importante a las personas y a las instituciones", dijo un comunicado de El Vaticano.
Las informaciones han mostrado una imagen poco favorecedora de la administración central del Vaticano, conocida como la Curia, y la han descrito como repleta de prelados más preocupados por sus carreras que por servir a la Iglesia o al Papa.
Algunos responsables de la Iglesia, hablando en privado, han dicho que los cardenales extranjeros que viajarán a Roma para elegir al nuevo Papa se han visto alarmados por las informaciones sobre corrupción y podrían verse inclinados a elegir a alguien sin relación con la Curia, que es predominantemente italiana.
El comunicado del Vaticano dijo que las informaciones de medios italianos eran un intento por influir en el resultado del cónclave a través de una opinión pública negativa como los estados y los reyes trataban de influir en las elecciones papales hace siglos.
El Papa ha anunciado que renunciará el 28 de febrero, convirtiéndose en el primer pontífice en abdicar en unos seis siglos.
Benedicto XVI, de 85 años, dijo que su salud ya no le permitía gobernar la iglesia católica de 1.200 millones de fieles como le gustaría.
DESACREDITANDO A LA IGLESIA
En otro comunicado, el padre Federico Lombardi, portavoz del Vaticano, dijo que las informaciones estaban intentando "desacreditar a la Iglesia y a su gobierno" antes del cónclave.
El diario italiano La Repubblica publicó una serie de historias sin citar fuentes esta semana sobre los supuestos contenidos de un informe secreto preparado para el Papa por una comisión de tres cardenales que investigaron el llamado escándalo 'Vatileaks' el año pasado.
Paolo Gabriele, el mayordomo del Papa, fue acusado de robar documentos personales del pontífice y filtrarlos a los medios. Fue encarcelado y después perdonado por el Papa.
Los documentos alegaban corrupción en el Vaticano y luchas internas por la dirección de su banco, que ha estado en el corazón de una serie de escándalos en las pasadas décadas.
El viernes, el Vaticano negó informaciones de medios italianos de que la decisión de Benedicto XVI de enviar a un alto cargo a un nuevo puesto en América Latina estuviera vinculada con el informe secreto sobre los documentos papales filtrados.
El Vaticano dijo que el traslado a Colombia de monseñor Ettore Balestrero, un italiano que posee un puesto equivalente al de viceministro de Exteriores, era un ascenso y que se decidió hace semanas. Balestrero será nombrado arzobispo y embajador en Bogotá.
Esas informaciones decían que a Balestrero se le enviaba lejos porque figuraba en el informe secreto.
El sábado, como parte de sus últimas actividades antes de su dimisión dentro de cinco días, Benedicto terminó un retiro espiritual por Cuaresma en el Vaticano y celebró una reunión de despedida con el presidente italiano.
El domingo oficiará su última bendición papal dominical. El miércoles celebrará su última audiencia general y el jueves por la mañana se reunirá con los cardenales antes de dimitir.
En primer lugar irá al retiro papal de verano de Castel Gandolfo, en el sur de Roma, y más tarde se trasladará a un convento en El Vaticano en abril, después de que terminen unas reformas.


-XI-
Un Vaticano tenebroso y corrupto obligó a dimitir a Benedicto XVI
24 de febrero  de 2013
Ante las intrigas, corrupciones, impedimentos, soledades, complots, divisiones, ambiciones de poder, y la impotencia para tomar decisiones, el Papa decidió renunciar al Pontificado dejando a la Iglesia en una encrucijada de la que no se sabe si hay salida

No hace muchos días el mismísimo diario oficial de la Iglesia, L´Osservatore Romano, describía al Papa como "un pastor rodeado de lobos". El casi seguro detonante de su "renuncia" (o dimisión forzada) al Papado fue la publicación, hace casi un año (mayo de 2012), de "Su Santidad. Las cartas secretas de Benedicto XVI", del periodista experto en asuntos vaticanos Gianluigi Nuzzi. En este libro se destapaban unos 25 informes vaticanos secretos que el mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, que los venía fotocopiando desde el año 2006, habría facilitado al polémico y famoso periodista, aún no se sabe muy bien por qué.
Pero se puede adivinar. Según cuenta el propio Nuzzi, Gabriele le habría confesado que al papa Ratzinger "nadie le informaba de lo que pasa en la Curia"; que "el Santo Padre estaba cansado de lo que veía"; que "Su Santidad se sentía incapaz de afrontar las intrigas vaticanas"; y que "ya no le quedaban fuerzas para echar a los mercaderes del templo"... 
Casi un año después de estas confesiones, que el propio Nuzzi acaba de revelar, Benedicto XVI se convierte en el séptimo Pontífice -o el quinto, según otras fuentes- que "renuncia" al Papado, tras hacerlo San Ponciano (año 235), San Silverio (537), Martin I (1044), Benedicto IX (1045), Celestino V (1294) y Gregorio XII (1415). (Pío VII (1800) firmó su "abdicación" en 1803, pero enseguida se arrepintió y derogó su renuncia, gobernando la Iglesia hasta 1823). La historia de estas dimisiones, así como la historia de los papas, está plagada de turbulencias, intrigas, nepotismos e incluso crímenes.
Sólo entre los siglos IX y XI (del año 882 al 984) unos nueve papas desaparecieron por la fuerza de la Silla de Pedro, envenenados unos, estrangulados o acuchillados otros, y el resto obligados al destierro. Del siglo XIX conocemos alguna de las tretas papales y napoleónicas para controlar el orden civil y el religioso desde el inmenso poder de la Iglesia.
A lo largo de las próximas semanas, mientras llega el día de la renuncia efectiva del papa Ratzinger (28 de febrero), y especialmente las semanas anteriores al Cónclave del que saldrá el nombre del nuevo Papa (entre el 15 y el 20 de marzo), podremos conocer y presenciar no pocos de los asuntos internos de un Vaticano en plena encrucijada, de una institución a la deriva, en la que las intrigas palaciegas, casi medievales, las luchas por el poder, las corruptelas en sus finanzas, la turbulenta vida sexual de algunos de los altos dignatarios de la Iglesia y la división del Colegio Cardenalicio respecto al horizonte hacia donde debe caminar la Iglesia, dejarán estupefactos a una buena mayoría de los fieles cristianos, ajenos a estas turbulencias de aquellos que deciden día tras día su "camino de salvación eterna". De otros escándalos -como la pederastia de una parte del clero y los dineros sucios manejados por los banqueros de Dios- ya están los cristianos (que conforman la séptima parte de la población mundial) bastante enterados...
El pasado jueves, el diario La Repubblica comenzó a publicar una serie de artículos en los que habla del devastador informe que le procuraron al Papa tres cardenales, Julián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi, encargados por el propio Ratzinger de investigar la fuga de noticias conocida como Vatileaks. En las 300 páginas del documento, según el diario, quedan perfectamente plasmados todos los males de la Curia. "Todo gira en torno al incumplimiento del sexto y el séptimo mandamientos", asegura uno de los personajes citados en el texto. Es decir, en torno a "no robarás" y "no cometerás actos impuros".
Citas sexuales de religiosos en establecimientos de Roma
Sobre esto último, el periódico habla de una red de intercambio de favores sexuales entre seminaristas, laicos y prelados que se citaban en los lugares más insospechados de Roma (una sauna, un centro de estética, una residencia de estudiantes) poniendo en peligro de manera definitiva la reputación de la Iglesia. Sobre el primero, el "no robarás", los focos apuntan directamente al Instituto para las Obras de la Religión (IOR), conocido como "Banca Vaticana".
La Repubblica recuerda que desde el 1 de enero, el Banco de Italia decidió suspender las operaciones en cajeros en el Vaticano por no respetar las normas internacionales contra el lavado de dinero. Habla de las trabas del secretario de Estado, Tarsicio Bertone, para ampliar la transparencia de la entidad. Como su nombre indica, en el IOR sólo podrían abrir cuentas organismos, asociaciones o instituciones relacionadas con la Iglesia; las sospechas crecen cuando esos entes ponen como testaferros a hombres ligados a la mafia, a la venta de armamento, a políticos corruptos, a terroristas, etc. Hace tiempo que se viene hablando de que el IOR ha ayudado a lavar dinero a este tipo de personajes y según La Repubblica, Bertone habría sido el máximo responsable. Y estas intrigas monetarias habrían empujado a Ratzinger a la decisión definitva: renunciar para dejar paso a un Papa más joven que pueda lidiar con el problema.
Pronto sabremos las causas o motivos reales (además de los que él mismo ya ha desvelado) de la renuncia de Benedicto XVI. De momento contamos con datos muy fiables que ilustran, a quien esté dispuesto a ello, sobre la encrucijada por la que pasa la Iglesia Católica Romana.
Un caballero de la Orden de Malta al frente de las finanzas vaticanas
¿Por qué dimitió no hace mucho tiempo Ettore Gotti Tedeschi de la presidencia del IOR? ¿Por qué Benedicto XVI, que ya tenía decidida su renuncia, tras comprobar que Tedeschi no logró la transparencia en las finanzas vaticanas, nombra poco tiempo después para dirigir los dineros de la Iglesia a un abogado alemán llamado Erns von Freyberg, un "caballero de la Orden de Malta" que se dedica, entre otras cosas, al negocio de la fabricación de buques de guerra?
¿Qué ha podido suceder en el corazón de Joseph Ratzinger para que Bertone, que es el Decano del Colegio Cardenalicio y será quien lleve, como Camarlengo, las riendas del inmediato Cónclave, haya pasado a ser, a juzgar por las declaraciones del mayordomo del Papa, Paolo Gabriele, y del periodista Nuzzi, de "hombre de confianza de Benedicto XVI" a posible intrigante y muñidor de complots contra el Papa entre los diversos despachos vaticanos?
¿Qué informaciones tiene el alcalde de Milán, Giuliano Pisapia (un "abogado ateo de izquierdas", según Nuzzi), para afirmar que "Benedicto XVI tiene miedo"? Miedo, según el mayordomo Gabriele, "a la gestión de la Curia Vaticana, a los intereses oscuros de los más altos cardenales, a los opositores a las necesarias reformas en la Iglesia, a este pequeño Estado en el que una locura -como la matanza de varios guardias suizos en 1998, gobernando Juan Pablo II- puede quedar impune".
El Papa Ratzinger dejó caer, al día siguiente de anunciar -en latín- su renuncia, que la Iglesia está "sumida en las rivalidades". Y rezó por ella. Su secretario de Estado, Bertone, no parece tener muy buenas relaciones con el cardenal arzobispo de Milán, simpatizante de Comunión y Liberación y uno de los papables, Angelo Scola, al que hizo cardenal Benedicto XVI. Tampoco parece simpatizar con el número dos del gobierno vaticano, cardenal Carlo María Viganó, que habla mucho con el Papa, al que ha informado sobre posibles casos de corrupción, gastos injustificados e inflados, y cuentas "poco claras", según el periodista Gianluigi Nuzzi, quien revela que Bertone urdió complots contra este cardenal; que Viganó informaba al Papa a este respecto; y que el Papa, hundido por la pena, se iba acto seguido a rezar a su capilla privada...
La soledad papal debe ser tan profunda que uno se explica ahora mejor la confesión que hizo a Nuzzi el cardenal Velasio de Paolis, nombrado por Ratzinger delegado pontificio para investigar a los Legionarios de Cristo tras el escándalo mundial de su fundador, Marcial Maciel: "Se me hace impensable que el Papa mande al cardenal Bertone a su casa".
Vistas, en fin, estas intrigas, corrupciones, impedimentos, soledades, complots, divisiones, ambiciones de poder, y la impotencia para tomar decisiones, en su -es, al menos, imaginable- espantosa soledad, el Papa Benedicto XVI decide renunciar al Pontificado. Él debe saber perfectamente lo que ha hecho. Él, que no es un populista como su antecesor Juan Pablo II, que no es un hombre de pueblo como Juan XXIII, que no es un decidido reformador social y abierto al diálogo con las otras grandes religiones, como Pablo VI, se ha topado a lo largo de casi ocho años con los entresijos del Vaticano... ¡Pero no ha podido con ellos!
Un Vaticano tenebroso, oscuro, y sospechosamente corrupto, que está llevando a la Iglesia a una encrucijada, no se sabe aún muy bien si sin salida. El tiempo y el nuevo Papa lo dirán.
http://www.publico.es/internacional/451110/un-vaticano-tenebroso-y-corrupto-obligo-a-dimitir-a-benedicto-xvi


-XII-
Benedicto XVI promulga decreto que permitirá adelantar cónclave para buscar a su sucesor
25 de febrero de 2013
Según el vocero del Vaticano, Federico Lombardi, el decreto denominado de 'motu propio' concede a los cardenales la facultad de anticipar el inicio del cónclave si todos están presentes en la Santa Sede. Con este decreto, el cónclave para elegir al sucesor del Papa -cuya renuncia se hará efectiva el 28 de febrero- podrá realizarse antes del 15 de marzo, fecha tentativa para la elección 


-XIII-
Renuncia el cardenal católico O'Brien tras las acusaciones de «comportamiento inapropiado»

25 de febrero de 2013
El cardenal católico británico Keith O'Brien renunció este lunes como arzobispo de St Andrews y Edimburgo tras haber sido acusado de «comportamiento inapropiado» hacia otros religiosos en la década de los 80. O'Brien, de 74 años, era la figura más veterana de la Iglesia católica en el Reino Unido e iba a ser el único representante británico en el cónclave para elegir nuevo Papa tras la reciente renuncia de Benedicto XVI, al que ya no acudirá.
La renuncia de O'Brien del arzobispado se produce después de que trascendiera este domingo que tres sacerdotes y un exsacerdote emitieron una queja ante el Vaticano por la supuesta conducta indebida que llevó a cabo durante años hacia otros religiosos.
El religioso se ha manifestado en contra de la propuesta de legalizar el matrimonio entre homosexuales y a favor de que los sacerdotes puedan contraer matrimonio y tener familia, según manifestó el pasado viernes en una entrevista a la BBC.
La renuncia de O'Brien se produce cuando faltaba un mes para su jubilación a los 75 años y en vísperas del cónclave que elegirá al próximo Papa, donde previsiblemente no haya ningún representante británico, ya que el cardenal ha confirmado a su vez que no participará en la elección del sucesor de Ratzinger.
El Papa Benedicto XVI ha aceptado inmediatamente la renuncia por «motivos de edad» del cardenal británico, informó hoy el Vaticano.


-XIV-
Benedicto XVI decidió que documentación de "Vatileaks" se entregue al próximo pontífice
25 de febrero de 2013 
El portavoz del Vaticano, Federico Lombardi explicó que solo su Santidad y los cardenales a cargo de la investigación, conocen los resultados del informe.
CIUDAD DEL VATICANO.- El papa Benedicto XVI decidió que la documentación sobre el escándalo del robo y filtración de documentos reservados conocido como 'Vatileaks' esté "exclusivamente" a disposición del próximo pontífice, informó el portavoz vaticano, Federico Lombardi.
El Papa recibió en audiencia a los tres cardenales que conformaron la comisión cardenalicia creada por él, para esclarecer el escándalo de la filtración de documentos reservados del pontífice y del Vaticano. Entre ellos se encontraban el español Julian Herranz, el italiano Salvatore De Giorgi y el eslovaco Jozef Tomko.
"El Santo Padre ha decidido que los resultados de este informe, cuyo contenido conoce solamente Su Santidad, permanezcan exclusivamente a disposición del nuevo Pontífice", señaló el Vaticano en un comunicado.
Lombardi precisó que "sólo" el Papa y los tres cardenales lo conocen y que la información a los demás prelados se les dará a quienes se lo pidan durante las reuniones previas de cardenales antes del cónclave.
La Comisión Cardenalicia fue creada por Benedicto XVI en abril del pasado año, tras filtrarse y publicarse en la prensa cartas enviadas al Papa y otra documentación del Vaticano.
El escándalo estalló completamente cuando en mayo fueron publicados un centenar de documentos en el libro "Sua Santitá", del periodista italiano Gianluigi Nuzzi, que desvelaron un enfrentamiento en la Curia e intrigas en el pequeño Estado vaticano.
Tras el anuncio de Benedicto XVI de que renuncia al Pontificado, algunos medios de comunicación aseguraron que tomó esa decisión el año pasado, tras recibir el segundo informe de los cardenales, que desvelaba una "fuerte resistencia" en la curia romana a las medidas de transparencia que había pedido.


-XV-
Paso a paso: así serán los dos últimos días de pontificado de Benedicto XVI
26 de febrero de 2013
Este jueves 28 de Febrero, a las 17 horas, Benedicto XVI se desplazará al Palacio de Castelgandolfo para, sin ceremonias, dejar de ser Papa. Mañana comenzará a despedirse con una reunión con los cardenales.
Benedicto XVI es el primer Papa que renuncia a su cargo en más de 600 años. La materialización de ese acto -que se realizará sin ceremonias- se producirá la tarde de este jueves 28 de febrero. Debido a esto, miles de fieles han llegado hasta Roma para estar presentes en el histórico hecho.
Para el día previo a la abdicación, en la última audiencia general que liderará el Papa ya hay más de 50 mil entradas reservadas, pero aún así, se cree que la afluencia será mayor, asegura el Vaticano.
La mala salud y desgaste corporal son las razones que habrían provocado la decisión del Papa, a sus casi ocho años de pontificado, cuando el pasado 11 de febrero anunció que renunciaba por sentirse demasiado débil para seguir.
EL ITINERARIO
Según la Agencia Europa Press, este miércoles 27 de febrero el Pontífice realizará su última audiencia general en la Plaza de San Pedro, antes de formalizar su abdicación al día siguiente. El jueves, el último día de su Pontificado, Benedicto XVI recibirá a los cardenales que lo despedirán personalmente, a las 11 de la mañana de Roma (4 horas más que Chile), en la sala clementina del Palacio Apostólico Vaticano.
Según la oficina de prensa de la Santa Sede, a las 16:55, en el Patio de San Dámaso, el Papa será despedido por el cardenal Tarcisio Bertone, el Secretario de Estado, y por otros miembros de ese dicasterio. Tras eso, en el helipuerto vaticano recibirá el saludo del cardenal Angelo Sodano, decano del Colegio Cardenalicio. 
A las 17 horas, Benedicto XVI abandonará el Vaticano y se trasladará en helicóptero a la residencia veraniega de los pontífices, Castelgandolfo, a unos 30 kilómetros al sur de Roma, lugar al que se calcula llegará en quince minutos. 
En ese lugar será recibido por el cardenal Giuseppe Bertello y por el obispo Giuseppe Sciacca, respectivamente Presidente y Secretario de la Gobernación del Estado de la Ciudad del Vaticano, por el obispo de la diócesis de Albano, monseñor Marcello Semeraro y por las autoridades civiles de esa localidad.
Tras el recibimiento, según Agencia Ansa, el papa tiene programado su último acto público. Se asomará al balcón del palacio apostólico a las 17.30, para saludar a los fieles de esa diócesis. Los vecinos, que habrán llegado una hora antes, estarán concentrados frente al palacio papal y realizarán una procesión con antorchas. 
A las 20 horas, Joseph Ratzinger renunciará al pontificado, poniendo fin a un papado que comenzó el 19 de abril de 2005, cuando fue elegido en el primer cónclave del tercer milenio, sucesor de Juan Pablo II. 
LOS CAMBIOS 
Al comenzar la Sede vacante, es decir, el periodo que transcurre después de la renuncia o muerte de un pontífice y la elección de su sucesor. Benedicto XVI seguirá llamandose Su Santidad, pero tendrá el título de "Papá emérito" o "Pontífice romano emérito".
La Guardia Suiza dejará de prestarle servicio a Benedicto XVI, porque es un cuerpo dedicado solamente a la custodia del Romano Pontífice. Éstos serán reemplazados por la Gendarmería Vaticana, quienes seguirán velando por su seguridad, tanto en Castelgandolfo como en su residencia posterior.
En cuanto a su vestuario y accesorios, comenzará a ocupar una sotana blanca sencilla. Además, el Papa ya no utilizará más el "Anillo del Pescador", al igual que los zapatos rojos de pontífice y el sello de plomo del pontificado, los cuales serán anulados.  
EL PALACIO PAPAL
Castel Gandolfo, es un complejo dividido en tres villas: el palacio papal, la villa Barberini y otra destinada a administración. En el lugar trabajan 55 personas, muchas de las cuales viven en el recinto con sus familias, detalla Agencia EFE.
El palacio de Castelgandolfo fue mandado a construir en 1626 por el papa Urbano VIII como residencia de campo para pasar el verano, en las cercanías se encuentra el lago Albano y está rodeado por amplios jardines que ocupan 55 hectáreas de terreno, un territorio más amplio que el Vaticano. 
"Aquí tengo todo, el lago, la montaña y veo el mar", afirmó alguna vez Joseph Ratzinger tras tomar posesión del palacio, frase que fue guardada para la posteridad por el alcalde de la localidad, quien decidió escribirla en una placa y colocarla en una plaza.
DEL PALACIO A LA CLAUSURA
En el palacio, Ratzinger se instalará en las dos plantas que conforman el apartamento papal y una capilla privada. El apartamento incluye el dormitorio del Pontífice, las habitaciones de los dos secretarios y las cuatro laicas consagradas que le cuidan en el Vaticano. 
Allí permanecerá dos meses, antes de ser trasladado al monasterio de clausura Mater Ecclesia, que actualmente está en construcción, para que allí el futuro Papa emérito pueda llevar sus últimos días con una vida de recogimiento, silencio y oración.


-XVI-
Cardenal británico afirma que nuevo Papa tendrá que "reformar" la Iglesia Católica
26 de febrero de 2013
El prelado Cormac Murphy O' Connor, señaló que es "necesario poner orden en la casa del Papa", a raíz de todas las controversias ocurridas en este último tiempo en la Iglesia.
LONDRES.- El cardenal Cormac Murphy O'Connor, ex número uno de la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales, señaló que es necesario que el próximo Papa "reforme" y "renueve" la Iglesia.
El ex arzobispo de Westminster estimó que el sucesor de Benedicto XVI tiene que ser "capaz de llevar a cabo las reformas y la renovación que se necesitan en la Iglesia".
"Hay que poner orden en la propia casa del Papa (...) como ustedes saben, ha habido problemas en los últimos años", indicó.
En momentos en que el colegio cardenalicio deberá elegir a un nuevo pontífice tras el anuncio de la dimisión de Benedicto XVI, han surgido innumerables controversias.
El lunes se anunció la renuncia a su cargo de arzobispo del cardenal Keith O'Brien, jefe de la Iglesia Católica de Escocia, acusado de "conducta inapropiada" por varios religiosos. O'Brien no participará en el cónclave que elegirá al próximo Papa.
A raíz de ello, Murphy O'Connor calificó a O'Brien, quien desmiente estas acusaciones, de "hombre muy honesto".
"Estos asuntos se investigarán", agregó, estimando que este escándalo era "muy perjudicial" para la Iglesia Católica de Escocia.
Otra acción que causó debate, fue el hecho de que el Papa decidió informar "exclusivamente" a su sucesor sobre el escándalo de "Vatileaks", sobre filtraciones de documentos secretos que llevaron a la condena en octubre pasado a 18 meses de cárcel de su mayordomo Paolo Gabriele, a quien sin embargo indultó al cabo de cuatro meses.


-XVII-
El Vaticano nombra a última hora un nuevo 'banquero de Dios'
26 de febrero de 2013
La elección del presidente del IOR, el alemán Von Freyberg, abre otra polémica por los tiempos y porque fabrica buques de guerra
El retorcido asunto del Instituto de las Obras de Religión (IOR), el polémico banco del Vaticano, que ha marcado uno de los escándalos del último año de Benedicto XVI, sigue coleando hasta el final. Aún hay tiempo antes de su marcha para un último lío. El IOR llevaba descabezado nueve meses tras el despido del anterior presidente, Ettore Gotti Tedeschi, en mayo de 2012 en medio de luchas de poder con el secretario de Estado, Tarcisio Bertone. Las tensiones internas bloqueaban la elección de un sucesor, pero con la dimisión del Papa de repente les han entrado las prisas. Ayer el Vaticano anunció que el nuevo presidente del IOR, el 'banquero de Dios', es el abogado y ejecutivo alemán Ernst von Freyberg, de 54 años. Ha sido elegido con un 'casting' iniciado en julio por la agencia Spencer & Stuart, de Fránkfort, que seleccionó 40 candidatos. Quedaron reducidos a seis y luego a tres. Ha habido rumores hasta el final sobre divergencias entre los cuatro cardenales que forman la comisión de control del IOR junto a Bertone: Nicora, Tauran, Scherer y Toppo. En el nuevo consejo de la entidad sale Ronaldo Hermann Schmitz, que estaba en el Deutsche Bank, sustituido por el financiero belga Bernard de Corte, barajado como presidente hasta la víspera. Siguen los otros tres miembros: el estadounidense Carl Anderson, de la poderosa organización de los Caballeros de Colón; el notario italiano Antonio Maria Marocco y el español Manuel Soto Serrano, del Banco de Santander. Última maniobra La decisión ha provocado cierta perplejidad, desde que Bertone confirmara al día siguiente de la renuncia de Benedicto XVI que quería cerrar el asunto del IOR esta semana. Se ha interpretado como su última maniobra de poder, para imponer un candidato de su gusto antes de dejar su cargo. No se entiende bien que si va a llegar en breve un nuevo Papa tenga que asumir un presidente del IOR impuesto a última hora por su predecesor, cuando sería preferible dejarle libertad para afrontar la cuestión a su modo. El portavoz vaticano, Federico Lombardi, intentó despejar las maquinaciones explicándolo al revés: «No habría tenido sentido cargar al nuevo Papa con un trabajo que ya había sido hecho por el actual». Por si acaso, con la que está cayendo con las teorías sobre la presunta falta de poder de Ratzinger, Lombardi quiso subrayar que «el Papa ha expresado su pleno consenso con la decisión». Será probablemente el último nombramiento de Benedicto XVI. Von Freyberg es director general de Frankfurt Advisory Partners y católico devoto: pertenece a los Caballeros de Malta -es su tesorero en Alemania- y dirige la asociación de su país de peregrinajes a Lourdes. Sin embargo ayer llamó la atención un detalle señalado en la sala de prensa por un periodista: también es presidente de los astilleros Blohm Voss Group de Hamburgo, que construyen naves militares. Lombardi reaccionó molesto: «Decir eso no me parece honesto. Construye naves en todo el mundo, lo que se pone luego en ellas no depende de quien las hace». Luego precisó: «Blohm Voss Group ya no hace naves, solo las proyecta». Busca de tranquilidad A la espera de aclarar esta sombra y saber si hay otra chapuza en ciernes, lo cierto es que el IOR necesita urgentemente tranquilidad. Se hizo famoso en el escándalo del Banco Ambrosiano en 1982 y cuando los 'banqueros de Dios' eran un trío impresentable. Blanqueban dinero para la corrupción política italiana, la Mafia y la logia masónica P-2. Acabaron mal. El director del Ambrosiano, Roberto Calvi, ahorcado en un puente de Londres. El banquero Michele Sindona, financiero de Cosa Nostra, envenenado en prisión. Solo se salvó monseñor Paul Marcinkus, presidente del IOR hasta 1989, protegido por Juan Pablo II de la Justicia italiana. El Vaticano nunca explicó nada, pero todo fue posible por un banco opaco y ajeno a todo control. Por fin, Benedicto XVI intentó emprender una limpieza a fondo. En septiembre de 2009 nombró a su amigo Ettore Gotti Tedeschi para que lo reformara y lo metiera en la 'lista blanca' europea de bancos respetuosos con las normas contra el blanqueo de dinero. Sin embargo, después empezaron los problemas cuando el Banco de Italia abrió varias investigaciones sobre operaciones sospechosas. Gotti Tedeschi respondió colaborando con las autoridades, algo que no gustó en el Vaticano, que siempre ha puesto un muro a los intentos de la Justicia italiana de husmear en el banco. Así empezó una guerra con el secretario de Estado, Tarcisio Bertone, que frenó sus intentos de transparencia. En verano el IOR obtuvo un primer informe favorable a sus cambios del Consejo de Europa, pero seguía señalando carencias. Los roces con el Banco de Italia siguen hasta hoy y el mes pasado llegaron a bloquear todos los cajeros y pagos con tarjeta en el Vaticano, pues incumplía los requisitos legales. El pulso entre Gotti Tedeschi y Bertone, revelado en los papeles de 'Vatileaks', terminó con el cese fulminante de Gotti Tedeschi en mayo de 2012. Sucedió el mismo día del arresto de Paolo Gabriele, el mayordomo papal, acusado de ser la fuente de las filtraciones, lo que dio pie a muchas conjeturas sobre un posible papel del banquero en el caso. Además le echaron de mala manera, con acusaciones de «incapacidad» y hasta «conducta errática y bizarra».
http://www.hoy.es/v/20130216/sociedad/vaticano-nombra-ultima-hora-20130216.html


-XVIII-
El código que oculta la frustración del Papa
David Willey
BBC, Roma
26 de febrero de 2013

En los discursos de Benedicto XVI pueden encontrarse muchas respuestas.
Los papas tienden a ser generosos con las palabras. Dan miles de discursos y homilías al año. Aún así, muy pocas declaraciones llegan a ser titulares.
Sin embargo, ocasionalmente una pequeña palabra o frase brilla como un faro que ilumina el mundo secreto del Vaticano.
Una de esas raras ocasiones se dio durante la Pascua de 2005, cuando en la meditación del viernes santo en el Coliseo de Roma -solo días antes de la muerte de Juan Pablo II y de su designación como nuevo Papa- el cardenal Joseph Ratzinger se refirió a la "inmundicia" que estaba mancillando a la Iglesia Católica.
Muchos estábamos completamente desubicados y no entendimos en ese momento a qué se estaba refiriendo.
Como ya sabemos ahora, hablaba del escándalo de abusos sexuales dentro del sacerdocio, que estaba dañando la credibilidad de la institución, no sólo en Estados Unidos, sino en muchos otros países.
Frases en código
Los escándalos ya estaban causando profunda ansiedad al futuro Papa. Por dos décadas, el cardenal Joseph Ratzinger había estado al frente de un puesto clave del Vaticano como jefe la Congregación para la Doctrina de la Fe, responsable entre otras cosas, de la disciplina dentro del mundo clerical.
Era una de las personas más informadas en todo el Vaticano sobre el impacto de los escándalos.
Muchos obispos estadounidenses estaban simplemente asustados y habían optado por negarlo todo en vez de llamar a la policía local. En muchas ocasiones sólo trasladaban a los curas abusadores a otras parroquias.
Descifrar el muchas veces denso lenguaje teológico del Papa, analizar sus largas oraciones repletas de frases subordinadas, hace sumamente difícil y complicado para los periodistas escoger la breve declaración que se usará en los informes que finalmente salen al aire en la radio del Vaticano o en cualquier canal de televisión.
El papa Benedicto XVI incluso decidió anunciar su sorpresiva dimisión en una serie de oraciones en latín, una lengua muerta.
Aún así, en los últimos días de su relativamente corto papado de ocho años de duración, Benedicto XVI ha dado a conocer una nueva serie de frases en código, que luego de ser analizadas, revelan la dimensión de su frustración por la lucha interna que ha tenido que enfrentar principalmente ante clérigos arribistas italianos dentro del Vaticano.
Son de alguna manera las nuevas palabras que ha dejado para descifrar.
En una homilia en lo que fue su última misa de miércoles de ceniza en la basílica de San Pedro a principios de este mes, afirmó que la Iglesia Católica se ha "contaminado" por divisiones internas e hizo entender que ha sido rodeado por "demasiado individualismo y rivalidad personal".
Esta sensación de disfunción dentro de la Santa Sede -combinada con consideraciones sobre su desmejorada salud- lo impulsaron a tomar la "grave" decisión de renunciar.
El Papa también ha alabado públicamente a un prelado italiano, un nuevo integrante del colegio cardenalicio, el erudito en temas bíblicos Gianfranco Ravasi, milanés de 70 años.
De acuerdo a fuentes dentro del Vaticano es su preferido como posible sucesor.
El cardenal Ravasi fue escogido por el Papa para encabezar el tradicional retiro de la cuaresma dentro del Palacio Apostólico, durante el cual cada año el Sumo Pontífice cancela sus apariciones públicas y permanece recluido para un período de meditación espiritual con sus más cercanos colaboradores.
Al final de lo que se denominan ejercicios espirituales, el papa Benedicto XVI alabó al cardenal Ravasi por sus "brillantes" predicaciones, le envió una carta de agradecimiento y lo invitó a una audiencia privada.
Ravasi, de acuerdo a los presentes, fue duro en su crítica contra la venenosa atmósfera interna dentro del Vaticano. No tuvo pelos en la lengua para deplorar, incluso frente al propio Papa las "divisiones, disenso, arribismo y envidias" que dijo afectan a la burocracia vaticana.
Ravasi, un sacerdote ingenioso e intelectual que adoba sus discursos con amplia literatura y citas bíblicas, emerge como una pieza clave dentro de las figuras del Vaticano que van a dominar las cruciales discusiones a puerta cerrada antes de que todo el colegio electoral se traslade al cónclave de marzo para escoger al sucesor de Benedicto XVI.
En este momento no voy a poner todo mi dinero en este cardenal italiano como el candidato más papable. El terreno es amplio y está lleno de muchos nombres.
Pero la experiencia y habilidades para descifrar el código vaticano van a ser más importantes que nunca en las próximas tres semanas a la hora de desenredar la complejidad que caracteriza el proceso tras bastidores que termina con la elección del nuevo Pontífice.
http://www.bbc.co.uk/mundo/noticias/2013/02/130225_papa_benedicto_xvi_sucesor_ao.shtml


-XIX-
New York Times cuestiona presencia de Errázuriz en cónclave por caso Karadima
27 de febrero de 2013
La publicación critica que cardenales que cumplieron algún rol en casos de abusos sexuales puedan votar para elegir al próximo Papa.
SANTIAGO.- El diario norteamericano New York Times (NYT) publicó este miércoles un reportaje titulado "Ahora reunidos en Roma, un cónclave de cardenales falibles", en el cual se enlista a una serie de prelados que participarán en la próxima reunión en la Santa Sede, y entre los cuales se encuentra el chileno Francisco Javier Errázuriz.
La nota escrita por el periódico, se enmarca luego de los últimos acontecimientos que ha tenido que sufrir la Iglesia Católica por las diversas acusaciones de abusos sexuales. Es por ello que comienza con la renuncia del cardenal británico Keith O'Brien, quien fue acusado de "conductas inapropiadas" por tres sacerdotes y un ex prelado.
A raíz de ello, la publicación hace una crítica a quienes influirán en el voto del próximo pontífice, pues todos los nombrados - cardenales de Estados Unidos y Gran Bretaña, principalmente- jugaron un rol dentro de las denuncias presentadas.
Entre ellos alude a Errázuriz por su cuestionado accionar frente a las acusaciones de abusos sexuales, contra el entonces párroco de la Iglesia El Bosque, Fernando Karadima.
"En Chile, los sobrevivientes de abuso sexual y sus defensores han tenido como objetivo la atención sobre el cardenal Francisco Javier Errázuriz, un ex arzobispo de Santiago. Dicen que durante años hizo caso omiso de sus acusaciones en contra de uno de los sacerdotes más importantes e influyentes del país, el reverendo Fernando Karadima , y se negó a reunirse con las víctimas o de llevar a cabo una investigación", indicó el NYT.
"Después de que las víctimas dieran a conocer sus investigaciones judiciales y de la Iglesia contra el Padre Karadima, lo declaró culpable de los abusos. Y a principios de 2011, el Vaticano le ordenó retirarse a "una vida de oración y penitencia ". Pero el cardenal Errázuriz se espera para votar en el cónclave", enfatizó.
En el artículo se alude al decano del Colegio Cardenalicio, Angelo Sodano, quien fue acusado de tomar grandes donaciones de dinero a partir de la orden religiosa Legionarios de Cristo.
Otro cuestionado es el cardenal canadiense Marc Ouelle, quien públicamente se disculpó por los abusos sexuales en la provincia de Quebec, pero que posteriormente se negó a tener algún tipo de reunión con las víctimas.
http://www.emol.com/noticias/internacional/2013/02/27/586000/new-york-times-critica-participacion-de-errazuriz-en-conclave.html


-XX-
Benedicto XVI comienza actividades de despedida a un día de dejar el pontificado
27/02/2013
El pontífice hizo estas manifestaciones durante su última audiencia pública de los miércoles, a la que asistieron más de 150.000 personas, según el Vaticano.
Benedicto XVI encabeza su última audiencia pública ante miles de personas, que llegaron hoy hasta la Plaza San Pedro, en el Vaticano, para despedir al pontífice que mañana deja el máximo cargo de la Iglesia Católica tras su renuncia el pasado 11 de marzo.
Al comenzar su intervención, Benedicto XVI agradeció ante los 150.000 fieles de todo el mundo que llegaron a despedirlo. "Gracias de corazón, estoy muy conmovido", dijo.
El papa, Sentado en un trono color marfil en los pies de la Basílica de San Pedro y frecuentemente interrumpido por aplausos del público, el pontífice manifestó: "Hubo momentos en que las aguas estuvieron agitadas y en los que hubo viento en contra".
Benedicto XVI dijo además que "el Papa nunca está solo, y una vez más lo siento de forma tan grande que lo siento en mi corazón. El Papa le petenece a todo el mundo".
El pontífice hizo referencia al momento en que decidió dejar el cargo, señalando que "en los últimos meses he sentido que mis fuerzas disminuían".
"Le pedía a Dios que me iluminara con su luz para tomar la decisión más justa no para mi bien, sino para el bien de la Iglesia, he dado este paso sabiendo muy bien cual era su gravedad, pero con una profunda serenidad. Amar la Iglesia significa también tener el coraje de hacer elecciones difíciles siempre teniendo como prioridad el bien de la Iglesia y no nosotros mismos", indicó en su intervención.
DISCURSO CONCILIADOR
En su último discurso público, el pontífice además dio varias palabras de conciliación y se dirigió a los cardenales que elegirán a su sucesor.
Esta es la última vez que Benedicto XVI realizará una audiencia pública con fieles, a horas de dejar el pontificado de casi ocho años.
Benedicto XVI dijo hoy en su última audiencia que en su pontificado tuvo momentos de alegría, "pero también difíciles", pero que siempre se sintió protegido por Dios y aseguró que su renuncia no significa volver a la vida privada. 
El papa añadió que cuando aceptó serlo, "ello significa vivir para siempre para el Señor". 


-XXI-
Cardenal alemán advierte de que la elección del nuevo Papa será larga
28 de febrero de 2013
"No soy adivino, pero no creo que se lleve a cabo con tanta rapidez como en 2005", dijo el obispo de Maguncia, Karl Lehmann.
BERLÍN.- El cardenal alemán y obispo de Maguncia, Karl Lehmann, ha advertido de que la elección por el cónclave cardenalicio del nuevo Papa, tras la renuncia al cargo de Benedicto XVI, será larga.
"No soy adivino, pero no creo que se lleve a cabo con tanta rapidez como en 2005", afirma Lehmann, presidente de la Conferencia Episcopal alemana entre 1987 y 2008, en declaraciones hoy al rotativo Allgemeinen Zeitung.
Lehmann, sucesor de San Bonifacio en el obispado de Maguncia, resta además importancia al origen del nuevo Papa en la votación del cónclave, en la que participará personalmente.
A su juicio, que el Papa proceda de África, Asia o Latinoamérica "tendrá menos importancia" de la que le conceden los medios de comunicación, que especulan sobre el origen del nuevo sumo pontífice desde la renuncia de Benedicto XVI.
Los que se espera del nuevo Papa "es una visión sobria, pero entusiasta, del camino de la iglesia en el futuro", concluye el cardenal alemán.


-XXII-
Benedicto XVI se reúne por última vez con cardenales: "Prometo respeto incondicional y obediencia al nuevo Papa"
28 de febrero de 2013
"La Iglesia es una institución viviente, transversal en el tiempo, que siempre se va transformando, pero se mantiene la misma" indicó en sus palabras a los cardenales. Además prometió "respeto incondicional y obediencia al nuevo papa".
En una declaración leída frente a los cardenales, a la que acudieron para despedirlo en su último día como papa, Benedicto XVI indicó que "la Iglesia es una institución viviente, transversal en el tiempo, que siempre se va transformando, pero se mantiene la misma... está en el mundo, pero no es del mundo".
"Yo solo quiero seguir mirando su camino, dar gracias al Señor que se hizo presente en la comunión y nos hizo creer a notros junto con el colegio de cardenales ... siempre de acuerdo a la armonía y al amor".
Benedicto XVI prometió "respeto incondicional y obediencia al nuevo papa", ante los cardenales que se despidieron de él en el Vaticano.


-XXIII-
El hombre que estorbaba
PIEDRA DE TOQUE. Benedicto XVI trató de responder a descomunales desafíos con valentía y decisión, aunque sin éxito. La cultura y la inteligencia no bastan para enfrentar el maquiavelismo de los intereses creados
28 de febrero de 2013
Por : Mario Vargas Llosa
No sé por qué ha sorprendido tanto la abdicación de Benedicto XVI; aunque excepcional, no era imprevisible. Bastaba verlo, frágil y como extraviado en medio de esas multitudes en las que su función lo obligaba a sumergirse, haciendo esfuerzos sobrehumanos para parecer el protagonista de esos espectáculos obviamente írritos a su temperamento y vocación. A diferencia de su predecesor, Juan Pablo II, que se movía como pez en el agua entre esas masas de creyentes y curiosos que congrega el Papa en todas sus apariciones, Benedicto XVI parecía totalmente ajeno a esos fastos gregarios que constituyen tareas imprescindibles del Pontífice en la actualidad. Así se comprende mejor su resistencia a aceptar la silla de San Pedro que le fue impuesta por el cónclave hace ocho años y a la que, como se sabe ahora, nunca aspiró. Solo abandonan el poder absoluto, con la facilidad con que él acaba de hacerlo, aquellas rarezas que, en vez de codiciarlo, lo desprecian.
No era un hombre carismático ni de tribuna, como Karol Wojtyla, el Papa polaco. Era un hombre de biblioteca y de cátedra, de reflexión y de estudio, seguramente uno de los Pontífices más inteligentes y cultos que ha tenido en toda su historia la Iglesia católica. En una época en que las ideas y las razones importan mucho menos que las imágenes y los gestos, Joseph Ratzinger era ya un anacronismo, pues pertenecía a lo más conspicuo de una especie en extinción: el intelectual. Reflexionaba con hondura y originalidad, apoyado en una enorme información teológica, filosófica, histórica y literaria, adquirida en la decena de lenguas clásicas y modernas que dominaba, entre ellas el latín, el griego y el hebreo. Aunque concebidos siempre dentro de la ortodoxia cristiana pero con un criterio muy amplio, sus libros y encíclicas desbordaban a menudo lo estrictamente dogmático y contenían novedosas y audaces reflexiones sobre los problemas morales, culturales y existenciales de nuestro tiempo que lectores no creyentes podían leer con provecho y a menudo –a mí me ha ocurrido– turbación. Sus tres volúmenes dedicados a Jesús de Nazaret, su pequeña autobiografía y sus tres encíclicas –sobre todo la segunda, Spe Salvi, de 2007, dedicada a analizar la naturaleza bifronte de la ciencia que puede enriquecer de manera extraordinaria la vida humana pero también destruirla y degradarla– tienen un vigor dialéctico y una elegancia expositiva que destacan nítidamente entre los textos convencionales y redundantes, escritos para convencidos, que suele producir el Vaticano desde hace mucho tiempo.
A Benedicto XVI le ha tocado uno de los periodos más difíciles que ha enfrentado el cristianismo en sus más de dos mil años de historia. La secularización de la sociedad avanza a gran velocidad, sobre todo en Occidente, ciudadela de la Iglesia hasta hace relativamente pocos decenios. Este proceso se ha agravado con los grandes escándalos de pedofilia en que están comprometidos centenares de sacerdotes católicos y a los que parte de la jerarquía protegió o trató de ocultar y que siguen revelándose por doquier, así como con las acusaciones de blanqueo de capitales y de corrupción que afectan al banco del Vaticano. El robo de documentos perpetrado por Paolo Gabriele, el propio mayordomo y hombre de confianza del Papa, sacó a la luz las luchas despiadadas, las intrigas y turbios enredos de facciones y dignatarios en el seno de la curia de Roma enemistados por razón del poder.
Nadie puede negar que Benedicto XVI trató de responder a estos descomunales desafíos con valentía y decisión, aunque sin éxito. En todos sus intentos fracasó, porque la cultura y la inteligencia no son suficientes para orientarse en el dédalo de la política terrenal y enfrentar el maquiavelismo de los intereses creados y los poderes fácticos en el seno de la Iglesia, otra de las enseñanzas que han sacado a la luz esos ocho años de pontificado de Benedicto XVI, al que, con justicia, L’Osservatore Romano describió como “un pastor rodeado por lobos”.
Pero hay que reconocer que gracias a él por fin recibió un castigo oficial en el seno de la Iglesia el reverendo Marcial Maciel Degollado, el mejicano de prontuario satánico, y fue declarada en reorganización la congregación fundada por él, la Legión de Cristo, que hasta entonces había merecido apoyos vergonzosos en la más alta jerarquía vaticana. Benedicto XVI fue el primer Papa en pedir perdón por los abusos sexuales en colegios y seminarios católicos, en reunirse con asociaciones de víctimas y en convocar la primera conferencia eclesiástica dedicada a recibir el testimonio de los propios vejados y de establecer normas y reglamentos que evitaran la repetición en el futuro de semejantes iniquidades. Pero también es cierto que nada de esto ha sido suficiente para borrar el desprestigio que ello ha traído a la institución, pues constantemente siguen apareciendo inquietantes señales de que, pese a aquellas directivas dadas por él, en muchas partes todavía los esfuerzos de las autoridades de la Iglesia se orientan más a proteger o disimular las fechorías de pedofilia que se cometen que a denunciarlas y castigarlas.
Tampoco parecen haber tenido mucho éxito los esfuerzos de Benedicto XVI por poner fin a las acusaciones de blanqueo de capitales y tráficos delictuosos del banco del Vaticano. La expulsión del presidente de la institución, Ettore Gotti Tedeschi, cercano al Opus Dei y protegido del cardenal Tarcisio Bertone, por “irregularidades de su gestión”, promovida por el Papa, así como su reemplazo por el barón Ernst von Freyberg, ocurren demasiado tarde para atajar los procesos judiciales y las investigaciones policiales en marcha relacionadas, al parecer, con operaciones mercantiles ilícitas y tráficos que ascenderían a astronómicas cantidades de dinero, asunto que solo puede seguir erosionando la imagen pública de la Iglesia y confirmando que en su seno lo terrenal prevalece a veces sobre lo espiritual y en el sentido más innoble de la palabra.
Joseph Ratzinger había pertenecido al sector más bien progresista de la Iglesia durante el Concilio Vaticano II, en el que fue asesor del cardenal Frings y donde defendió la necesidad de un “debate abierto” sobre todos los temas, pero luego se fue alineando cada vez más con el ala conservadora, y como Prefecto de la Congregación para la Doctrina de la Fe (la antigua Inquisición) fue un adversario resuelto de la Teología de la Liberación y de toda forma de concesión en temas como la ordenación de mujeres, el aborto, el matrimonio homosexual e, incluso, el uso de preservativos que, en algún momento de su pasado, había llegado a considerar admisible. Esto, desde luego, hacía de él un anacronismo dentro del anacronismo en que se ha ido convirtiendo la Iglesia. Pero sus razones no eran tontas ni superficiales y quienes las rechazamos tenemos que tratar de entenderlas por extemporáneas que nos parezcan. Estaba convencido de que si la Iglesia católica comenzaba abriéndose a las reformas de la modernidad su desintegración sería irreversible y, en vez de abrazar su época, entraría en un proceso de anarquía y dislocación internas capaz de transformarla en un archipiélago de sectas enfrentadas unas con otras, algo semejante a esas iglesias evangélicas, algunas circenses, con las que el catolicismo compite cada vez más –y no con mucho éxito– en los sectores más deprimidos y marginales del Tercer Mundo. La única forma de impedir, a su juicio, que el riquísimo patrimonio intelectual, teológico y artístico fecundado por el cristianismo se desbaratara en un aquelarre revisionista y una feria de disputas ideológicas era preservando el denominador común de la tradición y del dogma, aun si ello significaba que la familia católica se fuera reduciendo y marginando cada vez más en un mundo devastado por el materialismo, la codicia y el relativismo moral.
Juzgar hasta qué punto Benedicto XVI fue acertado o no en este tema es algo que, claro está, corresponde solo a los católicos. Pero los no creyentes haríamos mal en festejar como una victoria del progreso y la libertad el fracaso de Joseph Ratzinger en el trono de San Pedro. Él no solo representaba la tradición conservadora de la Iglesia, sino, también, su mejor herencia: la de la alta y revolucionaria cultura clásica y renacentista que, no lo olvidemos, la Iglesia preservó y difundió a través de sus conventos, bibliotecas y seminarios, aquella cultura que impregnó al mundo entero con ideas, formas y costumbres que acabaron con la esclavitud y, tomando distancia con Roma, hicieron posibles las nociones de igualdad, solidaridad, derechos humanos, libertad, democracia, e impulsaron decisivamente el desarrollo del pensamiento, del arte, de las letras, y contribuyeron a acabar con la barbarie e impulsar la civilización. La decadencia y mediocrización intelectual de la Iglesia que ha puesto en evidencia la soledad de Benedicto XVI y la sensación de impotencia que parece haberlo rodeado en estos últimos años es sin duda factor primordial de su renuncia, y un inquietante atisbo de lo reñida que está nuestra época con todo lo que representa vida espiritual, preocupación por los valores éticos y vocación por la cultura y las ideas.
http://elpais.com/elpais/2013/02/21/opinion/1361447726_090824.html


-XXIV-
Las intrigas vaticanas que hicieron sucumbir al papa
28 de febrero de 2013
El Vaticano se ha revelado como un nido de serpientes que ha devorado a Benedicto XVI.
"Benedicto XVI tiene miedo". Esta afirmación, realizada por el alcalde de Milán, Giuliano Pisapia, al periodista italiano que destapó el caso Vatileaks, Gianluigi Nuzzi, un día después de reunirse con el papa en junio del año pasado, refleja hasta qué punto se sentía incapaz el pontífice de levantar las alfombras del Vaticano y limpiar la Santa Sede de intrigas, corrupciones, luchas de poder y escándalos sexuales.
"El Santo Padre estaba cansado de lo que veía. [...] Su Santidad se sentía incapaz de afrontar las intrigas vaticanas. [...] Ya no le quedan fuerzas para echar a los mercaderes del templo". Quien habla ahora, también ante Nuzzi, es Paolo Gabriele, el mayordomo que originó el caso Vatileaks al robar miles de documentos secretos del Vaticano "por amor al papa y la Iglesia", es decir, para que el mundo supiera lo que sucedía en la curia romana.
A pesar de la presunta buena intención de Gabriele, el robo fue al fin y al cabo eso, un robo, una traición a la confianza del papa por parte de su más íntimo colaborador, el que le ayudaba a vestirse, servía sus comidas y era el primero y el último en verle cada día.
La renuncia de Benedicto XVI fue anunciada el 11 de febrero, decisión que sacudió los cimientos del Vaticano y que justificó por su falta de fuerzas debido a su avanzada edad (cumplirá 86 años en abril).
Desde entonces, sin embargo, Joseph Ratzinger ha ido soltando pequeñas perlas que, de modo más o menos explícito, suponen una fotografía directa de las entrañas del Vaticano.
Así, dos días después de anunciar su renuncia, durante su homilía de la misa del miércoles de cenizas, Benedicto XVI cargó contra "la división en el clero" y denunció que "la falta de unidad desfiguran el rostro de la Iglesia". En el Ángelus del día 17, exhortó a "no instrumentalizar a Dios para el beneficio propio". El día 23, advirtió desde la plaza de San Pedro del "sufrimiento y la corrupción de la Iglesia". Y en su última audiencia en el Vaticano, el día 27, reconoció que durante su papado ha habido momentos "en los que las aguas estuvieron muy agitadas y el viento contrario". Testimonio directo de a quien muchos achacan una personalidad tímida y melíflua que le impide imponerse ante nadie.
La prensa italiana asegura que Benedicto XVI decidió renunciar a la Silla de San Pedro el 17 de diciembre de 2012, tras recibir un informe de 300 páginas que guardó en su caja fuerte y que entregará únicamente a su sucesor.
Era el informe completo de la investigación del caso Vatileaks, realizada por tres cardenales octogenarios que conocen bien el funcionamiento de la curia: Julián Herranz, Jozef Tomko y Salvatore De Giorgi.
Las conclusiones de la investigación, que solo conoce Benedicto XVI, son demoledoras y desvelan la existencia de luchas de poder en el Vaticano, turbulentas relaciones sexuales, muchas de ellas homosexuales, de algunos altos dignatarios y malversaciones económicas de los 'banqueros de Dios', según ha dado a conocer el diario La Repubblica.
El informe tiene muchos protagonistas, pero entre ellos destaca el poderoso secretario de Estado del Vaticano, Tarcisio Bertone, amigo y enemigo íntimo de Benedicto XVI, a quien se acusa de boicotear los intentos de hacer limpieza en el IOR, el Banco Vaticano, para adecuarlo a las leyes internacionales contra el lavado de dinero.
Bertone llegó perseguir a Ettore Gotti Tedeschi (urdió su traslado a EE. UU.), un amigo personal del papa que fue nombrado presidente del Banco Vaticano en 2009 con el objetivo, precisamente, de husmear en las cuentas y limpiarlas de irregularidades. Tedeschi declaró incluso que temió por su vida.
Pese a que en el IOR tan solo pueden abrir una cuenta religiosos, instituciones religiosas y ciudadanos del Vaticano, la investigación de los tres cardenales denuncia que debido a su opacidad "cualquiera puede lavar dinero" en él. "Bin Laden y las mafias podrían tener dinero en el IOR", asevera, categórico, el rotativo.
El informe sobre el caso Vatileaks no fue, sin embargo, la primera vez en la que el papa fue alertado de los oscuros intereses de quienes rigen la Santa Sede. El arzobispo Carlo Maria Viganò, ex 'número dos' del Gobierno del Vaticano, también denunció los trapos sucios ante Benedicto XVI.
El periodista que destapó el caso Vatileaks detalla que las revelaciones de Viganò turbaron tanto al pontífice, que cada vez que se reunía con él acudía posteriormente a su capilla privada a rezar.
La curia heredada por Benedicto XVI de manos de Juan Pablo II era un nido de serpientes donde, entre pastores de Dios, convivían también conspiradores, defraudadores fiscales y maníacos sexuales. Harto de luchar contra todos, Joseph Ratzinger se marcha a un monasterio de clausura sabiéndose derrotado.
http://www.eitb.com/es/noticias/sociedad/eleccion-papa/detalle/1271956/intrigas-vaticano--las-razones-renuncia-papa-benedicto-xvi/

-XXV-
Benedicto XVI ¿Un Papa derrotado?
1 de Marzo de 2013
Sociólogo y académico Universidad de Chile Alberto Mayol
La historia que cuentan los medios de comunicación y los analistas sobre Ratzinger desde que llegó a ser Papa hasta que salió, es algo como lo siguiente:
Representante de los grupos más conservadores de la Iglesia Católica, llegó a ser Papa por la enorme influencia que tenía durante el mandato de Juan Pablo II, su antecesor. Al llegar al cargo dio muestras de transparencia (banco del Vaticano y pedofilia) y enfrentó algunos conflictos con el mundo islámico y judío. En general, no ha tenido un papado eficaz en términos políticos, porque es ante todo un intelectual (ha publicado muchos libros, encíclicas, en fin). En los últimos años fue víctima de diversas traiciones y presiones, incluyendo una filtración de sus cartas, lo que ha implicado una posición de debilidad. Frente a una Iglesia dividida y sin fuerzas para llevarla adelante, ha renunciado, en un gesto inédito en seis siglos. Algunos creen que fue un acto digno en medio de la derrota, otros lo consideran una derrota a secas. Casi todos coinciden en que ha perdido.
Este análisis está hecho en general sin ninguna perspectiva de proceso político, sino que basado en los hechos y dichos simples (si alguien dice que está débil, entonces ha sido derrotado; si alguien denuncia divisiones, significa que no puede con ellas). Cuando venga la elección del siguiente papa, tal vez sea elegido uno de la línea de Ratzinger. Y ahí titularán los medios: “El contraataque de Ratzinger” y los expertos dirán que ha logrado rearticular sus fuerzas. Pero tal vez esto no es así.
La presente columna es simplemente para decir que el análisis político debe contemplar procesos y dichos significativos, no aspectos contingentes ni datos supuestamente filtrados que aparentan tener gran importancia. Muchos analistas creen que sus fuentes siempre les dan buenos datos y construyen toda clase de análisis basados en esos datos, que supuestamente nadie más tiene. Muchas veces, esos datos nadie los tendrá nunca, porque no existen. Entonces, es cierto que esta tesis es plausible (la que describí en el segundo párrafo). Pero ni siquiera me atrevo a decir que es probable. Veamos qué sabemos y saquemos algunas conclusiones.
Sabemos que:
- Ratzinger incorporó obispos anglicanos, que están casados. El resultado en el tiempo es obvio, puso en juego el celibato, pues cuando dos criterios operan como norma dentro de una institución, ello tendrá que definirse. En este punto no fue representante del ala conservadora y aunque no acabó con el celibato, lo dejó resentido.
- Ratzinger se apoyó en el Opus Dei fuertemente en muchos de los casos de denuncia. Y eso lo hace conservador. Pero puede haber sido para jugarse por una congregación que tuviera un grupo objetivo semejante a los Legionarios de Cristo, que debían ser minimizados en su poder por el caso Maciel.
- Ratzinger hizo explotar los casos de pedofilia con su carta a los irlandeses, que transformó la pedofilia en la Iglesia a nivel mundial, desde un secreto a voces (doctrina Wojtyla) a un tema abierto y sin tabúes, para incomodidad incluso de las propias iglesias regionales (no olvidemos lo que ha costado que Chile se adapte a esa política vaticana). La postura de la Iglesia respecto a los abusos se ha hecho pública y constante, al punto que en la página web www.vatican.va hay una sección dedicada a los antecedentes recogidos por la Iglesia Católica sobre abusos a menores. Más publicidad a las denuncias, imposible.
- Ratzinger puso en el tapete los casos de corrupción económica y ha obligado a cambios significativos en la institucionalidad económica del Vaticano. Esto ha implicado fuertes presiones, pero todo parece indicar que la ruta trazada ha seguido incólume. Como era de esperar, es el punto sobre el que hay menos información.
- Ratzinger preparó el clima de renuncia hace años, cuando declaró que era completamente posible que un Papa renunciara a su cargo sin daño alguno a la Iglesia y dentro de la doctrina. Incluso eligió como nombre el de Benedicto, uno de los nombres más reiterados en las renuncias papales en la historia y que resulta el nombre emblemático de la época de divisiones más fuerte de la Iglesia (desde Benedicto IX a Benedicto XIII, más o menos). No debemos olvidar que a este Papa le interesa la doctrina y la institucionalidad y no es raro que esté pensando en un futuro donde los papas renuncian con más frecuencia, sin tener que tolerar años como los finales de Juan Pablo II, donde el Papa agónico es territorio en disputa de diversos grupos.
- En la encíclica Caritas in Veritate convoca la doctrina social de la Iglesia, recuerda sistemáticamente a Pablo VI y la encíclica Populorum Progressio de 1967, donde la desigualdad, los países subdesarrollados, el neocolonialismo y la exigencia de bienestar fueron el centro del documento. Ya este dato debió resultar revelador. Supuestamente Ratzinger venía a representar la línea más conservadora de la Iglesia, básicamente por su trabajo contra la Teología de la Liberación en los años ochenta. Pero se alinea con una crítica a la globalización, al economicismo imperante, a la ideología tecnocrática y vuelve a convocar la era del Concilio Vaticano II. Es una jugada anticonservadora.
- En el Vaticano hubo una filtración de cartas del Papa donde se aprecian diversas presiones y denuncias sobre asuntos económicos, políticos y toda clase de cuestiones de tono sexual (incluyendo la prestación de servicios carnales por los seminaristas del Vaticano). Se detuvo al asistente personal del Papa, aunque es vox populi que es un chivo expiatorio.
La gestión de Ratzinger no se ve llena de incapacidad. Hizo y deshizo muchas cosas, estableció líneas fundamentales, reorganizó teológica e institucionalmente la Iglesia. ¿Hay fuertes divisiones? Naturalmente, porque cambió muchas cosas y los equilibrios de poder se modificaron. Seguramente muchos de los que votaron por él están arrepentidos. Pero, ¿hay antecedentes para decir que ha sido derrotado? Pocos. No es impensable que las cartas las haya filtrado él mismo. En realidad, las cartas en juego no dicen gran cosa, son más o menos los datos sabidos y algunos nombres propios. Permiten sí entender qué es lo que pasa, grosso modo, adentro del Vaticano. Si su política era oxigenar las salas del Vaticano, no es impensable. Tampoco debe ser tan fácil robarle las cartas a Benedicto XVI y menos encontrar aquéllas donde nunca sale mal parado. Culpar (y detener) al secretario personal puede ser una señal clara de que ‘los otros’ (no sabemos quiénes) saben que fue el mismo Papa. Pero esto es una especulación. Vamos a lo concreto.
Si en el cónclave gana Benedicto XVI, significará que nunca estuvo derrotado, que su salida fue completamente victoriosa y que siempre planificó un papado corto y sísmico. Si gana un candidato lejano a la órbita de Benedicto XVI, debemos aceptar la hipótesis hasta ahora instalada. Pero hasta el día de hoy, esa hipótesis no es obvia.
http://www.elmostrador.cl/opinion/2013/03/01/benedicto-xvi-un-papa-derrotado/


 -XXVI-
Los desafíos del próximo Papa en la Iglesia latinoamericana
1 de Marzo de 2013
Gerardo Lissardy
BBC Mundo, Brasil
América Latina es vista como una reserva vital de creyentes para la Iglesia Católica, pero un cúmulo de nuevas y viejas divisiones entre sus fieles en la región suponen un reto particular para el Vaticano y el próximo Papa.
Si bien las disputas internas en la Iglesia en general están lejos de ser una novedad, la inusual renuncia de Benedicto XVI colocó una vez más el foco de atención sobre ese fenómeno, no solo dentro de la curia romana.
Los católicos de América Latina (que se calcula que son cerca de 41% del total) tienen su propia lista de disputas respecto a la función que la Iglesia debe cumplir en la región.
Esto incluye desde luchas del pasado en torno a la Teología de la Liberación, aún latentes aunque menos visibles, según especialistas, hasta distintas formas de plantarse ante temas como el aborto, los abusos sexuales en la Iglesia o la fuerza innovadora del Movimiento Carismático Católico.
"La Iglesia (en América Latina) es todo menos homogénea", le dijo a BBC Mundo Roberto Blancarte, sociólogo experto en religión en el Colegio de México, profesor visitante del Centro de estudios latinoamericanos en la Universidad de Stanford y exconsejero de la embajada mexicana ante el Vaticano.
¿Capítulo cerrado?
Los analistas coinciden en que los sectores tradicionales o conservadores ganaron un poder indiscutido en la jerarquía católica latinoamericana durante los pontificados de Juan Pablo II y Benedicto XVI.
Esto permitió al Vaticano disminuir en la región la influencia de la Teología de la Liberación, cuya prédica a favor del cambio social y la lucha por los pobres fue vista por ambos papas como un movimiento político de inspiración marxista contrario a los intereses de la Iglesia.
Instituciones que enseñaban esa teología fueron cerradas y promotores de la misma, como el brasileño Leonardo Boff, fueron desplazados. Pero muchos dudan que la Iglesia haya logrado unirse y haya cerrado definitivamente esa disputa en Latinoamérica.
"Cuando hablamos de las diferencias dentro de la Iglesia, obviamente siguen existiendo porque la gente que defendía la Teología de la Liberación (...) no se ha muerto", dice Blancarte.
"Muchos se fueron a organizaciones no gubernamentales, de defensa de derechos humanos o de otro tipo, donde siguen actuando como miembros de la Iglesia pero no necesariamente dentro de la estructura eclesiástica", agrega en diálogo con BBC Mundo.
El salvadoreño Manuel Vásquez, jefe del departamento de religión en la Universidad de Florida, evalúa que la pugna aún podría resurgir si cambian los vientos económicos favorables para la región y la desigualdad social vuelve a crecer.
Renovación y conflicto
Al mismo tiempo, la Iglesia Católica vive en América Latina divergencias sobre cómo encarar desafíos modernos como el aumento del número de evangélicos o de personas sin religión.
En ese contexto, movimientos como la Renovación Carismática son vistos por muchos como un ejemplo de cambio que puede servirle a la Iglesia católica para atraer fieles, en particular jóvenes.
Aceptado por el Vaticano, el movimiento Carismático cobró impulso en Brasil y otros países con el uso de medios de comunicación, música y una participación activa de sus auditorios como ocurre en encuentros evangélicos.
Vásquez dice que en sus investigaciones descubrió que si bien este movimiento ha activado la religiosidad de muchas personas, "por otro lado tiene una tendencia a dividir y generar conflicto".
"Muchas veces el movimiento Carismático tiende a volverse muy enfocado en sí mismo e identificarse como eje de la parroquia, y eso genera tensiones en las bases", le explica a BBC Mundo.
Este movimiento se basa en la afirmación de la acción directa del Espíritu Santo en sus fieles, y para algunos esto cuestiona la intermediación tradicional del sacerdote católico, afirma María José Rosado Nunes, profesora de ciencias de la religión en la Pontificia Universidad Católica de Sao Paulo.
"El temor de la Iglesia es que haya como una caída de esa figura central que es el sacerdote y que ese movimiento salga del control de la jerarquía", señala la socióloga a BBC Mundo.
Sexo y abusos
Otros temas candentes para la Iglesia Católica a nivel global también suponen un desafío para su unidad en América Latina, incluso dentro de los sectores tradicionales o liberales.
Entre ellos los especialistas citan no sólo cuestiones como el aborto o el uso de preservativos, sino también el acceso de las mujeres al sacerdocio, las cuestiones relativas a la moral sexual, la eutanasia y el uso de células madre.
"Son temas con los cuales la Iglesia Católica sigue en un debate que causa divisiones", afirma Rosado Nunes, fundadora del movimiento Católicas por el Derecho a Decidir de Brasil, que como en otros países promueve cambios en la visión católica sobre reproducción y sexualidad femenina.
La reciente ola de escándalos sexuales y de abusos de menores dentro de la Iglesia también sacudió a la institución en América Latina.
Un ejemplo de ello fue la polémica que generó la negativa de Benedicto XVI a reunirse el año pasado, en su último viaje a la región, con víctimas de abusos sexuales cometidos por el sacerdote mexicano Marcial Maciel, fundador de la orden Legionarios de Cristo, sancionado oficialmente a instancias del propio pontífice y fallecido en 2008.
Blancarte explica que hay "una división entre grupos conservadores" de la Iglesia sobre la conveniencia de indagar y condenar abiertamente esos abusos y sostuvo que los cardenales latinoamericanos difícilmente promueven este asunto.
"Es muy extraño que en los países desarrollados estos casos salgan a la luz y en América Latina no", dice. "Y es absurdo pensar que en América Latina no haya abusos sexuales por parte de sacerdotes".
Consultado sobre si se pueden esperar cambios dentro de la Iglesia Católica latinoamericana con un nuevo Papa, Blancarte sostiene que depende de quién sea designado y de su agenda a largo plazo.
"Tenemos más de 30 años con el Vaticano nombrando obispos bajo el molde más conservador posible y eso no se cambia de un día para otro", reflexiona. "El cambio sólo puede suceder si se rompe el molde".


-XXVII-
El voto de los tercios
2 de Marzo de 2013
Cuando Juan Pablo II promulgó sus normas para el cónclave en 1996 con el documento Universi dominici gregis, incluyó una provisión permitiendo a los cardenales elegir a un Papa por simple mayoría en lugar de la tradicional mayoría de los dos tercios si eran bloqueados tras 30 votaciones duras, lo que significaba unos siete días.
El cónclave de 2005 nunca estuvo cerca de invocar aquella provisión, dado que eligieron a Benedicto XVI en cuatro votaciones. Sin embargo, psicológicamente, algunos cardenales dijeron después que todos sabían que aquel anexo estaba en los libros, por lo que una vez que la votación de Ratzinger sobrepasó el umbral del 50%, el resultado parecía inevitable.
En 2007, Benedicto XVI promulgó una enmienda al documento de Juan Pablo II, eliminando la posibilidad de elección por una mayoría simple.
Esta vez, los cardenales saben que quien quiera que sea electo tiene que lograr el apoyo de los dos tercios del colegio bajo cualquier circunstancia, lo que puede significar que estarán menos inclinados a subirse sencillamente al tren cuando alguien logre la mitad de los votos en una ronda determinada.


-XXVIII-
El sucesor que quiere el Papa emérito
2 de Marzo de 2013
Scola y Ravasi, los dos 'señalados' por el Papa emérito
Todos los Papas nombran (indirectamente) a su delfín. Benedicto XVI no iba a ser menos. Scola y Ravasi han sido los dos 'señalados'.
Todos los Papas nombran (siempre indirectamente) a su delfín. Benedicto XVI no iba a ser menos. Y quizás con más razón que sus predecesores, porque pudo hacerlo en vida. Con gestos sutiles, con indicaciones subliminales y, sobre todo, subrayando, durante todo su pontificado y de un modo más acusado estos últimos días, la hoja de ruta del nuevo Papa.
El Papado es una monarquía especial, asentada en la ley básica de la continuidad. En la Iglesia y en el papado no se producen saltos. Apoyados en esta norma no escrita, todos los Papas de la edad moderna han intentado señalar a sus "papables preferidos". Porque, en algunos casos, pueden ser varios.
Pablo VI le entregó al cardenal Albino Luciani, en 1972, en su sede patriarcal de Venecia, su estola papal. Y Luciani se convirtió en Juan Pablo I, el Papa de los 33 días. Juan Pablo II no entregó estolas, pero hizo algo mejor: nombrar al cardenal Ratzinger decano del colegio cardenalicio. El Papa Wojtyla sabía perfectamente que ese puesto lo colocaba, de hecho, como Papa en funciones, eclipsando al propio camarlengo, el español Martínez Somalo, ya anciano, enfermo y sin apetencias de poder. Y Ratzinger se convirtió en Benedicto XVI.
El ya Papa emérito tuvo, durante su pontificado, dos gestos especiales con dos cardenales: Scola y Ravasi. El último en el tiempo, con el cardenal Gianfranco Ravasi. En efecto, el Papa le encomendó a su ministro de Cultura la predicación de sus últimos ejercicios espirituales, que hizo, con toda la Curia, del 17 al 24 de febrero.
Al finalizar los Ejercicios basados en los Salmos, el Papa no sólo agradeció las predicaciones de Ravasi, sino que subrayó aún más la capacidad de su ministro de Cultura: "Con la mediación del Ars orandi, antiguo y siempre nuevo del pueblo hebreo y de la Iglesia, hemos podido renovar el Ars credendi: una necesidad subrayada por el Año de la fe y aún más necesaria en el momento particular que yo, personalmente, y la Sede Apostólica estamos viviendo". Y concluyo: "Que Dios le recompense por este esfuerzo, que tan brillantemente ha logrado". Unos días antes, concretamente el 11 de febrero, había anunciado que renunciaba.
Si "señaló" a Ravasi una vez, con el cardenal Angelo Scola lo hizo al menos en tres ocasiones: Recibiéndolo pocos días antes de anunciar su renuncia; visitándolo en su sede de Venecia y, sobre todo, trasladándolo a Milán. Porque nadie va de Venecia a Milán, si no es por una razón muy especial: el ser señalado por el Papa reinante como su favorito a la sucesión. Y eso le pasó a Scola que dejó la sede patriarcal para hacerse cargo de la diócesis más grande y más influyente del mundo. La archidiócesis de Montini, Lercaro, Martini o Tettamanzi.
La pugna entre las dos 'almas' de la Iglesia
Los dados están echados y los favoritos señalados: los dos italianos, los dos amigos del Papa. Con algunas diferencias entre ambos. Con esquemas laicos, Scola pertenece al sector más conservador. Garantizaría la continuidad. Es un buen teólogo, con experiencia pastoral contrastada. Con 71 años y en buena forma física, en su contra juega el haber sido una de las máximas figuras del movimiento neoconservador Comunión y Liberación. ¿Está la Iglesia preparada para un Papa de un movimiento?
Ravasi pertenece al sector moderado. De 70 años, en buena forma y buen teólogo, está considerado uno de los mejores intelectuales de la Iglesia actual y un maestro consumado en el diálogo con el mundo moderno. Sería el ideal para reconquistar el universo de la cultura, tan alejado de la Iglesia católica desde hace casi un siglo. En su contra juega su falta de experiencia pastoral directa.
Dos candidatos que reflejan bien las dos "almas" clásicas de la Iglesia: la conservadora y la moderada, dado que hace años que ha desaparecido la progresista. Dos sensibilidades que siempre han existido. Es una constante en la historia de la Iglesia la confrontación entre movimientos de reforma y de restauración. El péndulo eclesial se mueve entre esos dos extremos. Y, después de casi 33 años de restauración (iniciada con Juan Pablo II y concluida con Benedicto XVI), toca cambio de tendencia. Se cierra un ciclo y el péndulo eclesial debería girar al centro. Lo exige la dinámica social y eclesial. Es una voz en grito tanto de los fieles como de muchos jerarcas.
Y esa dinámica apunta más a Ravasi, que puede verse favorecido por otra variable que va a ser sin duda determinante en la elección del nuevo Papa: la limpieza. El sucesor de Benedicto XVI tendrá que estar absolutamente limpio de cualquier episodio que lo vincule directa o indirectamente con la lacra de la pederastia. Y esa vinculación afecta, sin duda más, a los prelados que tienen cargo pastoral, como Scola. En cambio, mantiene a salvo a los curiales, como Ravasi.
Y es que también en eso el Papa Ratzinger ha hilado muy fino: limpió la Iglesia, impuso la tolerancia cero frente a los clérigos abusadores, y denunció, por activa y por pasiva, las intrigas por el poder y el carrerismo de la Curia, así como los oscuros tejemanejes del IOR, el banco vaticano. Tanto que su propio periódico lo bautizó como "un pastor en medio de lobos". Es decir, el Papa marca una clara hoja de ruta a su sucesor: continuar con la limpieza interna de la Curia y del banco vaticano. Acabar la obra que él no pudo concluir. O no le dejaron.
Consejero y consultor
Pilotada la sucesión, a Benedicto XVI sólo le queda esperar a la fumata del cónclave, para ver si el "habemus Papam" le corresponde a alguno de sus dos preferidos. Sea Scola, sea Ravasi o sea cualquier otro, el nuevo Papa puede contar, por vez primera en la historia, con el inestimable apoyo de un Papa emérito. Un reposo para una tarea ingente. El monasterio Mater Ecclesiae convertido en la casa de Lázaro en Betania. Con un Papa emérito convertido en María, la dedicada a lo esencial, para ayudar a Marta, el Papa dedicado a regir los destinos de la Iglesia.
No es Benedicto XVI una persona para ejercer o condicionar el poder. Y menos, en la sombra. Ha renunciado con todas las consecuencias. Podrán cohabitar en paz y armonía los dos Papas, el emérito y el reinante, el Papa "político" y el Papa "espiritual". Uno dedicado a reinar y gobernar. El otro, a rezar. Y a ofrecer su consejo de Papa anciano, sabio y centrado en lo esencial. Siempre que el nuevo Papa se lo pida. Que se lo pedirá. Sería ilógico desperdiciar su caudal de sabiduría y piedad. Además, lo tendrá fácil. El secretario y hombre de confianza de Benedicto XVI vivirá con él, pero seguirá desempeñando su cargo de prefecto de la Casa Pontificia, es decir, el eclesiástico que controla la agenda del nuevo Papa, mientras éste no dispone lo contrario. El fiel y elegante Georg Ganswein será la perfecta correa de transmisión entre los dos "Pedros". Y la Iglesia no contará con uno, sino con dos timoneles. O con un timonel y un consejero. Pedro y Pablo al mando de la barca de la Iglesia. ¡Menudo lujo!


-XXIX-
Antes de votar al nuevo Papa en el Cónclave
Los cardenales piden conocer las conclusiones del 'informe Vatileaks'
05/03/2013
Un grupo de cardenales que estos días se encuentran en las congregaciones para preparar el Cónclave que elegirá al nuevo Papa está exigiendo que se les dé a conocer las conclusiones del 'informeVatileaks'. Este dossier es el informe completo de la investigación sobre la fuga de documentos robados del despacho del Papa.
Antes de renunciar a su Pontificado, Benedicto XVI recibió de manos de tres purpurados (que se encuentran en estas congregaciones, uno de ellos español) el informe que les había encargado en persona sobre los entresijos e intrigas de la Curia Romana, que empezó a filtrar el mayordomo del Papa, Paolo Gabriele. Según la prensa italiana, los resultados del informe eran tan demoledores (corrupción, 'lobby gay'...) que propició la renuncia de Joseph Ratzinger para que un Papa más joven pusiera orden en El Vaticano.
De ahí que esta corriente de cardenales presentes en las congregaciones de estos días (hoy es la tercera) estén exigiendo conocer "el núcleo central" del informe, de vistas a la elección del nuevo Pontífice.
Informe secreto
"Quieren estar bien informados", decía un cardenal bajo condición de anonimato. "Pero se supone que el informe es secreto", apuntó, en clara referencia al portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, que ya había expresado que este informe se lo haría llegar Benedicto XVI en exclusiva a su sucesor.
"Si tenemos que tomar una buena e importante decisión, debemos tener información al respecto", decía por su parte el purpurado sudafricano Wilfrid Napier.
"Queremos tener conocimiento de lo que se vive en El Vaticano, del conjunto de la organización central de la Iglesia", insistía el cardenal francés Philippe Barbarin.
Al parecer, los purpurados ya han interrogado a los tres colegas que elaboraron el polémico informe y se han quejado de que las respuestas eran "vagas". Eso sí, son conscientes de que, como mucho, podrían conseguir el "núcleo central" o conclusiones del informe, ya que Benedicto XVI dejó claro que no se haría público. Sólo a su sucesor.
La petición de Brasil
El presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil, el cardenal Raymundo Damasceno Assis, arzobispo de Aparecida, ha asegurado en una entrevista al diario italiano 'La Stampa', que el 'caso Vatileaks' influirá en las votaciones de los purpurados y por ello pedirá de nuevo conocer el contenido central del informe secreto.
Es más, el cardenal Raymundo Damasceno Assis, que participará en su primer cónclave, destaca en esta entrevista la presencia en las congregaciones generales de los tres cardenales eméritos que formaron la comisión de investigación sobre el caso de fuga de documentos reservados de la habitación de Benedicto XVI y apunta que "puede ser que algunos de los cardenales pidan información sobre el informe confidencial, que se entregará al próximo Papa".
En esta línea, el presidente de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil añade creer "que no es necesario entregar el documento a cada uno, pero sí que se ofrezcan a todos algunas generalidades sobre el contenido", porque, asegura, "conocer el núcleo central es parte de la corresponsabilidad en el gobierno de la Iglesia y sobre todo cuando se trata de tomar una decisión como ésta de elegir un Papa". Y concluye: "Seguro que su contenido influirá en las votaciones".


-XXX-
Cónclave: Usarán dos estufas para asegurar color del humo
VATICANO, 05 Mar. 13 (ACI/EWTN Noticias).-
El portavoz de la Santa Sede, P. Federico Lombardi, anunció que en el próximo Cónclave se usarán dos estufas dentro de la Capilla Sixtina, una para el humo negro y la otra para el humo blanco o "fumata bianca", que anuncia la elección del nuevo Pontífice.
De esta manera se busca evitar la confusión que ocurrió en 1978, durante la elección de Juan Pablo I, cuando el humo que salió era de color gris, y en las elecciones de Juan Pablo II y Benedicto XVI, que al principio salió gris y tardó en hacerse totalmente blanco.
Según se informó, ambas estufas serán colocadas en los próximos días. Mientras tanto, el personal especializado del Vaticano ya comenzó a acondicionar la Capilla Sixtina para acoger el Cónclave, cuya fecha de inicio aún no ha sido fijada por los cardenales.
Asimismo, durante la tercera reunión preparatoria se mostraron las tres urnas a usarse en el Cónclave. Una servirá para introducir los votos, la segunda para recoger los votos ya escrutados y la tercera por si algún elector se enferma y no puede ir a la Capilla Sixtina y otro Cardenal se acerca hasta la residencia de Santa Marta, donde se alojarán, para que deposite el voto.


-XXXI-
Faltan sólo dos cardenales electores para el Cónclave VATICANO,
06 Mar. 13 (ACI/EWTN Noticias).-
El Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi, informó que luego de la cuarta congregación general de los cardenales realizada esta mañana, sólo faltan dos cardenales electores para el Cónclave.
Los cardenales presentes esta mañana eran 153 en total, de los cuales 113 son electores. Los dos purpurados que faltan son Jean-Baptiste Pham Minh Man (Vietnam) y Kazimierz Nycz (Polonia).
Si todo se da como está previsto, dijo el vocero del Vaticano, el Cardenal polaco debe llegar esta tarde a Roma mientras que el Purpurado vietnamita debe llegar mañana jueves a la Ciudad Eterna.
En la congregación general de hoy tomaron juramento cuatro nuevos cardenales, tres electores y uno no elector. Los primeros son Karl Lehmann (Alemania), Antonios Naguib (Egipto), y John Tong Hon (China). El cardenal no elector es Fiedrich Wetter, de Alemania.
El Padre Lombardi explicó que luego de los saludos se iniciaron las intervenciones que fueron en total 18. El orden de las mismas fue libre. Con estas 18 intervenciones se llega a un total de 51 cardenales que han tomado la palabra en las congregaciones generales.
En cuanto a la fecha del Cónclave, el Padre Lombardi explicó que aún no se ha decidido porque en el Colegio de Cardenales se tiene la voluntad de una preparación adecuada, seria, profunda, sin prisa.
En este sentido, dijo, no ha parecido oportuno votar sobre una fecha para el inicio del Cónclave, que podría ser entendida por buena parte del Colegio como algo forzoso respecto a la dinámica de reflexión y de maduración por parte de los cardenales.
Además, precisó, es más respetuoso y natural esperar que el cuerpo de cardenales electores esté completo, como deberá estarlo mañana.


-XXXII-
Cardenales no darán más entrevistas a la prensa tras filtraciones
ROMA, 06 Mar. 13 (ACI/EWTN Noticias).-
El Colegio de Cardenales ha decidido que sus miembros, electores y no electores, ya no hablarán más a los periodistas luego de que varios purpurados filtraran información a la prensa italiana.
La directora de medios de la Conferencia Episcopal de Estados Unidos, la hermana Mary Ann Walsh, señaló al respecto que "se expresó esta preocupación en la congregación general en la que se trató la filtración de procedimientos confidenciales dada a conocer por periódicos italianos".
"Por precaución, los cardenales han acordado no dar más entrevistas", explicó en una declaración el 6 de marzo que fue entregada a los periodistas que esperaban una conferencia de prensa con los cardenales estadounidenses Francis George y Theodore McCarrick.
Los cardenales estadounidenses han sido los únicos que han organizado conferencias de prensa durante la fase de las congregaciones generales en el periodo de Sede Vacante. Antes de que se tomara esta decisión de la cura de silencio, se realizaron tres ruedas de prensa en el Pontificio Colegio Norteamericano en Roma.
Sin embargo la razón que generó esta medida de no dar más entrevistas ha sido que algunos cardenales italianos han divulgado demasiada información a la prensa local. Esta mañana en la congregación general se leyeron los nombres de aquellos que habrían generado esta decisión de los cardenales.
Los 115 cardenales electores estarán completes luego de la llegada del polaco Kazimierz Nycz, y del vietnamita Jean-Baptiste Pham Minh Man que estará en Roma este jueves 7 de marzo.


-XXXIII-
INFOGRAFÍA: Cardenales electores en cifras
06/03/2013
Son 117 los cardenales menores de 80 años que actualmente conforman el Colegio Cardenalicio. Sin embargo, dos han anunciado que no asistirán al Cónclave que en pocos días elegirá al sucesor del Papa Benedicto XVI. De esta manera, el número de cardenales electores es de 115.



-XXXIV-
¿Por qué aún no hay fecha para el Cónclave?
VATICANO, 07 Mar. (ACI).-
El director de la Oficina de Prensa de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi, explicó que los cardenales reunidos en Roma no han puesto aún una fecha para el inicio del Cónclave porque toman de manera seria y responsable la "importante labor de elegir al nuevo Papa".
El Padre Lombardi explicó esta mañana en conferencia de prensa que los cardenales todavía deben tomarse su tiempo y hacer las investigaciones oportunas para tomar la decisión correcta, ya que su tarea es la de elegir al nuevo sucesor de Pedro, quien deberá estar al servicio de los más de mil cien millones de católicos que hay en todo el mundo.
"Creo que tenemos que comprender cuál es la misión de los cardenales, es decir, elegir a la persona que será el Papa en el Cónclave", recordó.
En este sentido, indicó que esto significa entrar en una clausura estricta y proceder a una votación tras otra con un tiempo "establecido e intenso".
"Son cuatro votaciones al día, lo que significa que no hay mucho tiempo, o casi nada para hablar y para reflexionar entre una votación y otra. Por tanto, los cardenales deben llegar a este momento con toda la información necesaria para hacer una votación madura para el bien de la Iglesia, y la preparación es fundamental", consideró el vocero del Vaticano.
Desde hace más de 600 años la Iglesia no vivía la renuncia de un Papa, y esto supone una "situación bastante nueva en lo que se refiere a Iglesia, la renuncia de un Papa, y los problemas complejos de hoy día requieren una reflexión e información mutua importante", precisó.
Ante la presión de los medios por conocer la fecha del Cónclave, el Padre Lombardi consideró que es "muy correcto por parte del cardenal Decano, Angelo Sodano, que debe finalmente establecer la fecha, moverse de manera prudente".
Por otro lado, según el Derecho Canónico, el decano del Colegio Cardenalicio es "primus inter pares", "el primero entre iguales", y por tanto no es superior a los demás cardenales, sino que desarrolla un servicio los demás purpurados.
El Padre Lombardi consideró su proceder como "muy sabio", y recordó que cuando se establezca la fecha, el tiempo de duración de las congregaciones se verá reducido y esto disminuirá considerablemente el tiempo de reflexión y de preparación.
El tiempo de preparación al cónclave sirve a los cardenales para conocerse y analizar la situación actual de la Iglesia. Este tiempo se extiende a través de las Congregaciones Generales, las cuales comenzaron el pasado 4 de marzo y finalizarán con el cónclave.
El P. Lombardi recordó que nos encontramos en una situación especial de la historia por la renuncia del Papa Emérito Benedicto XVI, "de ahí la importancia de dejar tiempo a las congregaciones generales para tener la preparación necesaria para elegir al Pontífice".
Finalmente subrayó que la renuncia de Benedicto XVI no condiciona en absoluto a los cardenales.
"Ellos saben bien que deben comprender cuáles son los problemas de la Iglesia, y del gobierno de la Iglesia. Independientemente de si el fin del anterior pontificado fue por muerte o por renuncia", concluyó.
El sacerdote jesuita aseguró que en caso de conocerse la fecha del cónclave lo transmitirá a la prensa con la mayor brevedad posible.


-XXXV-
Ya están completos los 115 cardenales en el Vaticano para el Cónclave
VATICANO, 07 Mar. 13 (ACI).-
El último cardenal elector que faltaba por llegar a Roma, el vietnamita Pham Minh Man, ya se encuentra en la Ciudad Eterna para participar de las congregaciones generales y del Cónclave en el que se elegirá al nuevo Papa.
El Cardenal vietnamita hizo parte de la sexta congregación general que se realizó esta tarde en el Aula Nueva del Sínodo en el Vaticano.
Por la mañana, el Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede, Padre Federico Lombardi, explicó que en la quinta congregación general participaron en total 152 cardenales. Con el Cardenal de Vietnam esa cifra subió a 153.
El vocero del Vaticano también ha desmentido a una agencia noticiosa que señaló que el Cónclave se iniciará el lunes y explicó que el Maestro de Ceremonias Pontificias, Mons. Guido Marini, no ha coordinado para ese día la Misa Pro eligendo Pontifice, como indicaba dicha noticia que ha sido así desmentida.


-XXXVI-
INFOGRAFÍA:¿Cómo se elige a un Papa?
7 de marzo del 2013
Los 115 cardenales que elegirán al sucesor de Benedicto XVI ya están reunidos en el Vaticano y participan de las congregaciones generales junto con aquellos purpurados mayores de 80 años que no tienen derecho a voto. La Iglesia espera que se anuncie la fecha de inicio del Cónclave y los católicos en todo el mundo rezan para que pronto se elija a un nuevo Pontífice.
Este gráfico ilustra de forma sencilla el proceso de elección.





-XXXVII-
Cónclave comenzará el martes 12 de marzo
08/03/2013
La Sala de Prensa anunció, a través de un comunicado, que el Cónclave para la elección del nuevo Papa empezará este martes 12 de marzo.
El comunicado señala que "el Colegio de cardenales ha decidido en la octava Congregación General que ha tenido lugar esta tarde desde las 17 a las 19 horas que el Cónclave para la elección del nuevo pontífice se abrirá el martes 12 de marzo de 2013".
Ese día, indica el texto, "por la mañana se celebrará en la basílica de San Pedro la Santa Misa "Pro eligendo Romano Pontífice". Por la tarde del mismo día se entrará en el Cónclave".
En el Cónclave participarán los 115 cardenales electores que ya se encuentran en Roma y que hacen parte en estos días en las congregaciones generales.


-XXXVIII-
De 115 posibles
Se necesita 77 votos para elegir al nuevo Papa en Cónclave
08/03/2013
(ACI/EWTN Noticias).- Para la elección del nuevo Papa, el cardenal elegido debe haber recibido un mínimo de 77 votos de los 115 posibles, según recordó esta mañana el Director de la Sala de Prensa de la Santa Sede.
Respondiendo a una pregunta de los periodistas en la conferencia de prensa de esta mañana, el sacerdote jesuita explicó que el nuevo Papa deberá obtener dos tercios de los votos posibles, es decir, por lo menos 77 votos.
El Padre Lombardi indicó además que antes del inicio del Cónclave, en las congregaciones generales, los cardenales procederán al sorteo de los cuartos para cada uno en la Casa Santa Marta.
Señaló además que durante el tiempo que dure el Cónclave los cardenales podrán confesarse cuando así lo deseen.
El sacerdote dijo también que hasta el momento hay más de cinco mil periodistas acreditados en Roma cubriendo las incidencias de estos eventos de la Iglesia.
Comentó además que la iniciativa de "adoptar a un cardenal" para rezar por cada uno de los purpurados que harán parte del Cónclave, ya reúne a 220 mil usuarios.
El Cónclave para la elección del nuevo Papa comenzará el martes 12 de marzo. En la mañana se celebrará la Misa Pro eligendo Romano Pontifice y en la tarde comenzarán las votaciones.


-XXXIX-
Vocero del Vaticano explica novedades del Cónclave que comienza este martes
VATICANO, 11 Mar. 13 / 11:17 am (ACI/EWTN Noticias).-
El Cónclave que elegirá al nuevo Papa y que comienza este martes 12 de marzo cuenta con una interesante novedad. Desde ahora y antes de presentarse a los fieles, el nuevo Pastor de la Iglesia universal se tomará un momento para la Adoración Eucarística y encomendar su pontificado a Dios.

"Se ha previsto este año algo nuevo y muy significativo. Una vez que el Papa salga de la Capilla Sixtina para ir a saludar a los fieles al balcón, pasará antes por la Capilla Paulina y hará una breve oración silenciosa y personal ante el Santísimo Sacramento", explicó esta mañana a los periodistas el director de la Oficina de Prensa, Padre Federico Lombardi.
Ésta novedad es una de las modificaciones que hizo Benedicto XVI en su motu proprio que modifica la norma "Universi Dominici Gregis" del Beato Juan Pablo II.
El Padre Lombardi explicó que una vez los cardenales lleguen a un consenso, le corresponderá al cardenal Decano de la asamblea, en este caso el Cardenal Giovanni Battista Re, formular la pregunta al elegido: "¿Aceptas tu elección canónica como Sumo Pontífice?". Y si recibe el consentimiento, pregunta: "¿Con qué nombre quieres ser llamado?".
Para levantar el acta de la aceptación del nuevo Pontífice y el nombre que asumirá, en ese instante ejerce como notario el Maestro de Celebraciones Litúrgicas Pontificias, Mons. Guido Marini, y como testigos, dos ceremonieros.
Acto seguido, se procede a la quema de papeletas para la "fumata" blanca, que comunica a los fieles que ya se ha elegido a un nuevo Papa.
La logística dispone que posteriormente el Pontífice se vista como tal en la llamada "Estancia de la lágrimas", llamada así "porque todos lloran de la emoción del momento", señaló el P. Lombardi.
Después el Papa vuelve a la Capilla Sixtina, se procede a la lectura de un pasaje del Evangelio ligado al ministerio petrino, se reza brevemente, los cardenales desfilan ante el nuevo Pontífice para felicitarle y prometerle obediencia, y antes de abandonar la Sixtina todos juntos entonan el Te Deum.
De camino al balcón que da a la Plaza de San Pedro, el Papa procede a la Adoración Eucarística, para luego ser presentado a los fieles por el Cardenal Protodiácono, Jean-Louis Tauran, mediante la conocida fórmula del "Habemus Papam". Finalmente, el nuevo Papa dará su primera bendición apostólica Urbi et Orbi, "para Roma y el mundo entero".
Por último, el P. Lombardi explicó en base al último Cónclave, que desde el humo blanco hasta el "habemus papam" podrían pasar unos 50 minutos, que estarán acompañados por el repicar de campanas de la Basílica de San Pedro.


-XL-
Hoy comienza el Cónclave para elegir al nuevo Papa
VATICANO, 12 Mar. 13 / 09:03 am (ACI/EWTN Noticias).-
Luego de la Misa Pro eligendo Pontifice que celebró esta mañana (hora local) el Decano del Colegio Cardenalicio, los 115 cardenales electores comenzarán esta tarde el Cónclave para elegir al nuevo Papa.

A las 4:30 p.m. (hora local), de acuerdo a lo establecido en las Congregaciones Generales del Colegio Cardenalicio, los cardenales ingresarán a la Capilla Sixtina en donde se procederá a la elección del nuevo Pontífice, como señala el documento Ordo Rituum Conclavis.
La Sala de Prensa del Vaticano señala que desde la Capilla Paulina del Palacio Apostólico, precedidos por la Cruz y seguidos por el Libro de los Evangelios, mientras cantan las letanías de los santos, los 115 cardenales electores se dirigen en procesión hacia la Capilla Sixtina.
En ese lugar y luego del canto Veni Creator, que invoca la presencia del Espíritu Santo, los cardenales pronuncian el juramento prescrito.
Luego el maestro de ceremonias pontificias, Mons. Guido Marini, pronuncia el "Extra omnes" (todos fuera) y todos aquellos que no participan en el Cónclave dejan la Capilla Sixtina. Quedan solamente el maestro de celebraciones litúrgicas y el Cardenal Prosper Grech, quien tendrá a su cargo la meditación.
Al término de la misma ambos también dejan la Capilla Sixtina y así se da inicio al Cónclave.


-XLI-
Sodano llama a buscar un Papa que "dé la vida por sus ovejas" en misa previa a la primera votación del cónclave
El cardenal decano, que no participará en el cónclave por tener 85 años, se refirió a la misión del Papa y dijo que la "actitud fundamental de cada buen Pastor es dar la vida por sus ovejas".
por Efe - 12/03/2013 - 09:11
El cardenal decano, Angelo Sodano, hizo hoy un "fuerte llamamiento" a la unidad en la Iglesia, durante la misa "Pro eligendo Romano Pontífice", previa al cónclave que comienza en esta jornada para elegir al sucesor de Benedicto XVI. 
"Les exhorto a comportarse de manera digna, con toda humildad, mansedumbre y paciencia, soportándose recíprocamente con amor, tratando de conservar la unidad del espíritu a través del vínculo de la paz", dijo Sodano, echando mano de la carta a los Efesios del apóstol Pablo, "que empieza -dijo- con un fuerte llamamiento a la unidad eclesial". 
Sodano, que no participará en el cónclave al tener 85 años, agregó que Pablo reconoce que en la unidad de la Iglesia existe una diversidad de dones, pero que esa diversidad "está en función de la edificación del único cuerpo de Cristo". 
"San Pablo nos enseña que también todos nosotros tenemos que colaborar para edificar la unidad de la Iglesia, ya que para realizarla es necesaria 'la colaboración de cada articulación'. Todos nosotros, pues, somos llamados a cooperar con el Sucesor de Pedro, fundamento visible de tal unidad eclesial", subrayó. 
Sodano expresó asimismo la gratitud de los cardenales a Benedicto XVI y pidió a Dios que dé "otro Buen Pastor para su Santa Iglesia". 
"Queremos agradecer al Padre que está en los Cielos la amorosa asistencia que siempre reserva a su Santa Iglesia y en particular por el luminoso pontificado que nos ha concedido con la vida y las obras del 265 sucesor de Pedro, el amado y venerado pontífice Benedicto XVI, al cual en este momento renovamos toda nuestra gratitud", afirmó el cardenal. 
Y añadió: "al mismo tiempo queremos implorar del Señor que a través de la solicitud pastoral de los padres cardenales, quiera pronto conceder otro Buen Pastor a su Santa Iglesia". 
Sodano se refirió a la misión del papa y dijo que la "actitud fundamental de cada buen Pastor es dar la vida por sus ovejas". 
Pidió a Dios que de a la Iglesia un nuevo papa "con un corazón generoso" y señaló que en la línea de los últimos pontífices, el sucesor de Benedicto XVI debe promover "sin cesar la justicia y la paz".

 

-XLII-
Primera fumata negra: Todavía no hay nuevo Papa
VATICANO, 12 Mar. (ACI).-
A las 19:41 horas de Roma salió la primera fumata negra de la chimenea ubicada en la Capilla Sixtina. El humo oscuro indica que hubo votación en la primera jornada del Cónclave pero ningún cardenal obtuvo los dos tercios (77) votos necesarios para ser elegido Pontífice.
Miles de personas estaban reunidas en la Plaza de San Pedro, soportando el frío y el granizo, esperando la primera fumata del Cónclave.
Mañana temprano comenzará la segunda jornada y se espera la segunda fumata para el mediodía romano de este miércoles 13 de marzo.
La fumata es el resultado de la incineración de las balotas empleadas por los 115 cardenales electores.


-XLIII-
Segunda fumata negra en el Vaticano: La Iglesia sigue esperando al nuevo Papa
VATICANO, 13 Mar. 13 / 05:39 am (ACI/EWTN Noticias).- 
A las 11:38 horas de Roma salió la segunda fumata negra de la chimenea ubicada en la Capilla Sixtina. El humo oscuro indica que ningún cardenal obtuvo aún los dos tercios (77) votos necesarios para ser elegido Pontífice.
Cientos de personas estaban reunidas en la Plaza de San Pedro, bajo la lluvia, esperando la segunda fumata del Cónclave. Los 115 cardenales se trasladan ahora a la Casa de Santa Marta para almorzar y por la tarde retomarán las votaciones.
Se espera la tercera  fumata hacia fines de esta tarde en Roma. 


-XLIV-
Habemus Papam
Humo Blanco: Ya hay nuevo Papa de la Iglesia Católica
VATICANO, 13 Mar. 13 / 01:06 pm (ACI).- 
A las 19:06 horas de Roma salió humo blanco de la chimenea instalada en la Capilla Sixtina. La Iglesia ya cuenta con un nuevo Pontífice. En breve se conocerá al elegido y se escuchará el esperado "Habemus Papam". Los católicos estamos de fiesta.
El repique de campanas confirmó el signo de la fumata blanca. El nuevo Pontífice fue elegido en el segundo día del Cónclave. Las campanas de las iglesias en todo el mundo no dejan de sonar.

Habemus Papam: Cardenal Bergoglio será Papa Francisco
El anuncio del Cardenal Tauran
VATICANO, 13 Mar. 13 / 02:20 pm (ACI).-
El Cardenal Protodiácono francés, Jean Louis Tauran, anunció que el nuevo Pontífice de la Iglesia Católica es el Cardenal argentino Jorge Mario Bergoglio, que asume el nombre de Francisco I. Es el primer Papa de América Latina.
El anuncio del Purpurado francés fue recibido en medio de aplausos, vítores y cantos de una multitud que abarrotó la Plaza de San Pedro.

-XLV-
El nuevo Papa es el jesuita argentino Jorge Bergoglio de 76 años y se llamará Francesco -I-
Lo acaba de anunciar el cardenal francés. Obtuvo al menos 77 votos. Una hora antes, de la chimenea de había salido el humo blanco que anunciaba el acuerdo en la Capilla Sixtina.

Mientras se anunciaba a Bergoglio como Papa, CFK presidenta de Argentina tuiteaba sobre sus obras en Neuquén y Río Negro
Cuando toda la atención estaba puesta en el Vaticano, la Presidenta se quejaba por Twitter de los diarios que no levantaron sus anuncios de ayer. Sus mensajes
13/03/13 - 16:26
La fumata blanca de la chimenea del Vaticano paralizó a las redes sociales, donde en cuestión de minutos el tema #HabemusPapam se convirtió en el tema más comentado a nivel mundial. Sin embargo, al mismo tiempo, en Argentina, la presidenta Cristina Fernández de Kirchner tuiteaba sobre obras de su gestión en la provincia de Neuquén.
Mientras toda la atención estaba puesta en el nuevo Papa, a las 15:53, la jefa de Estado comenzó a enumerar anuncios que hizo ayer en Casa Rosada con críticas a los medios. “Es raro, pero no están publicadas en ningún diario”, se quejó.
Su último tuit fue tres minutos antes de que el Vaticano anunciara al primer Papa argentino de la historia: Jorge Bergoglio.

Los discursos más polémicos de Bergoglio

La elección del arzobispo de Buenos Aires, Jorge Mario Bergoglio, como el sucesor de Benedicto XVI confirmó implícitamente sus dichos y llevó también, entre otras cosas, a recordar sus discursos más polémicos, entre los que se entremezclan alusiones a la pobreza, la droga, la prostitución infantil, el aborto y el matrimonio igualitario, por mencionar algunos sobre una realidad que pocos destacan y el hombre masa ignora por no ser tema relevante para quienes los dirigen.

Trata de personas: "En la ciudad, la esclavitud está a la orden del día
Pobreza: "La deuda social es inmoral, injusta e ilegítima"
Corrupción: "Los más pobres, para los suficientes, no cuentan"
La boda homosexual "es la pretensión destructiva del plan de Dios": en una carta a la que accedió lanacion.com el arzobispo de Buenos Aires afirmó que en ese proyecto "está la envidia del Demobre masanio que pretende destruir la imagen de Dios"
"Lamentable" reglamentar abortos no punibles en la Ciudad

El Cardenal Bergoglio como arzobispo de Buenos Aires se movilizaba en metro y colectivo y los humildes eran su prioridad y, por defenderlos el poder político dominante lo rechazaba, duro golpe para ellos ha sido este, quizá, imprevisto nombramiento de un cardenal de 76 años con problema pulmonar...

Epílogo

Amigas, Amigos:

Quedo pensativo recordando a San Malaquías y el último Papa, que se llama desde hoy Franciszo I.

Sobre el último Papa San Malaquías señala:

"Durante la persecución final de la Santa Iglesia de Roma reinará Pedro el Romano, quien apacentará a su rebaño entre muchas tribulaciones, tras lo cual, la ciudad de las siete colinas será destruida y el Juez Terrible juzgará al pueblo"...

Habemus Papam

Considerando que Francisco es jesuita y, al anunciarse la abdicación de Bededicto XVI, el erudito teólogo chileno Hugo Zepeda se refirió al rumor del Papa negro destacando que podría ser un jesuita. Lo recalcó sobre la base que el Superior General de la orden tenía mucho poder, era vitalicio y usaba sotana negra. Además señaló que el nuevo Papa argentino al ser anunciado salió vestido totalmente de blanco sin la habitual muleta ni estola roja que era la tradición. No solo eso, en el Urbi et Orbi que en latín significan a la ciudad y al mundo, Francisco se refirió al Urbi, la ciudad de Roma, no al Orbi... El tiempo dirá su significado de quien antes de dar la bendición pidió a los fieles que en la plaza de noche y con lluvia lo aclamaban, que rezaran por él.

Siendo el nuevo Papa argentino, cómo olvidar al notable vidente argentino Arturo Solari Parravicini, quien al entrar en trance dibujaba pasicografías con contenido explicatorio. Sobre la Iglesia y los últimos papas, por ejemplo visionó:

Cerebros pensantes que fueron humanos, llegaran en retorno a la Tierra por amor a sus familiares y amistades.
Les aconsejaran, enseñaran y guiarán en el instante del gran caos. (1960)




MON Cerebros vivos hablarán con cerebros astrales y dirán al mundo la hora a empezar,

y hallarán del cerebro vivo morador de atmósferas del latido del Universo.
Del Uránico avasallante, del Ojo en el levante del Unicornio Volador
de la Cabellera estática del espacio de las hienas corrientes del
pentágono azul y de sus tres estrellas, de la forma de clases y
de los sistemas solares de las lácteas". (sin fecha)




"El Papado tendrá nuevas normas. Lo malo de ayer dejará de serlo. La misa será protestante, sin serla y los protestantes serán católicos sin serlo. El Papa se alejará del Vaticano en viajes y llegará a América, en tanto la humanidad caerá" BSP - 1938














Iglesia - Mártires - La Iglesia regresa al desierto





















Gaviota "larus argentatus" permanece posada en la chimenea esperando confiada al humo blanco que pronto por allí saldrá y señalará al cardenal jesuita argentino como el nuevo Papa...

La explicación de la gaviota (Larus argentatus) en la chimenea poco antes de salir humo blanco para el Papa argentino
Decenas de teorías surgieron luego de que un ave se posara sobre la chimenea que preanunció la unción del Papa. El órgano de difusión del episcopado dio un dato sugestivo

Crédito foto: Reuters
Transcurría el segundo día del cónclave de cardenales que elegiría a Jorge Bergoglio como Sumo Pontífice, cuando un episodio inesperado captó la atención de millones de personas que esperaban el humo blanco.
En la previa de la segunda fumata, una gaviota se posó sobre la chimenea de la Capilla Sixtina; el hecho tuvo una repercusión inusitada que provocó incluso que una persona decidiera crear una cuenta de Twitter del ave.
Cientos de personas que estaban en la zona del Vaticano fotografiaron el momento, que fue captado por las cuatro pantallas gigantes que estaban en la plaza de San Pedro; desde ese mismo instante comenzaron las especulaciones en torno a qué significado podía tener la imagen del ave sobre la chimenea.
La primera teoría de los fieles apuntó a que se trataba de una paloma que indicaba la supuesta presencia del Espíritu Santo (el catolicismo suele representarlo con esa ave), inspirando la elección papal; de ahí en más se sumó otra decena de especulaciones que llegó al extremo con la hipótesis de que el pájaro escondía un mensaje apocalíptico.
Sin embargo, la Agencia Informativa Catolica Argentina (AICA), órgano de difusión del arzobispado local, sumó un dato que alimentó el misticismo del mensaje porque, casualidad o no, podría haber indicado la inminente elección de un Papa argentino.
"Quienes no saben distinguir las distintas especies de aves, suponían que era una paloma (...). En realidad, la aposentada en la chimenea de la fumata era una gaviota de la especie Larus argentatus", aseguró AICA.
"Larus es el nombre genérico de las gaviotas, y argentatus hace referencia a su color blanco, color que en heráldica se llama plata (argentum), lo mismo que el nombre del país de donde proviene el nuevo papa: Argentina, cuyo nombre se deriva del Río de la Plata, el río más ancho del mundo, sobre el que se recuesta la ciudad de Buenos Aires, llamada por ello “La Reina del Plata”, que hasta este momento era gobernada eclesiásticamente por el nuevo pontífice", concluyó. 
http://www.infobae.com/notas/701011-La-explicacion-de-la-gaviota-en-la-chimenea-segun-la-Iglesia-argentina.html

En lo personal recordé a Juan Salvador Gaviota y su mensaje de esperanza al mundo: Una muy buena señal para el Papa Francisco en su labor de evitar que la casa se derrumbe... Al esto escribir escucho a Neil Diamond y su inspirada melodía sobre la base del libro de una fábula escrita en forma de novela escrita por Richard Bach con un contenido iniciático coloquial sorprendente...



El Papa pide a los argentinos que no viajen a Roma para su entronización
El nuevo Pontífice pidió a sus compatriotas que ayuden a los más necesitados con el dinero que destinarían para el viaje.
Viernes, 15 de Marzo de 2013
CIUDAD DEL VATICANO.- El Papa Francisco pidió a sus compatriotas argentinos que se abstengan de acudir a Roma para su misa de entronización, en la que se espera a un millón de personas, y recomendó utilizar el dinero que costaría el viaje para ayudar a los pobres.
"Haga saber a los obispos y a los fieles que no hace falta que hagan un largo viaje, que sería muy caro, para venir a Roma, y que hagan una ofrenda, un acto de solidaridad con los pobres", dijo el Papa por teléfono al nuncio de Buenos Aires, Emil Paul Tscherrig, según relató el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi.
El Vaticano destacó de nuevo el estilo "simple y directo" de Francisco en su breve homilía ante los cardenales este viernes en la Sala Clementina del Vaticano y el hecho de que el pontífice trató de "hermanos" a los cardenales, y no de eminencias, como hasta ahora.
También explicó que sus palabras sobre la vejez como "momento de tranquilidad y devoción" eran una referencia al alemán Friedrich Hölderlin, su poeta preferido.
Jorge Bergoglio, que tras ser nombrado Papa adoptó el nombre de Francisco, sigue viviendo en una habitación de la Casa Santa Marta, donde se alojaron los cardenales que participaron en el cónclave.
A los apartamentos papales se les ha quitado el sello que los protegía desde la renuncia de Benedicto XVI, pero tardarán unos días en estar listos para acoger al nuevo pontífice, indicó la Santa Sede.
El portavoz confirmó por otro lado que Benedicto XVI no asistirá a la entronización y que el ahora Papa emérito vivirá un par de meses en Castelgandolfo, hasta que esté acondicionada su nueva residencia en un antiguo convento dentro del Vaticano.
Las autoridades de la Santa Sede están ya preparando la misa de entronización, para la que esperan la llegada de un millón de personas.
El Vaticano indicó que no invita oficialmente a presidentes y mandatarios del mundo, aunque señaló que se respetará un protocolo durante la misa en la Basílica de San Pedro el martes, día de San José, patrono de la Iglesia.
Numerosos mandatarios, entre ellos los de Argentina, Brasil, México y Chile, ya confirmaron su presencia en la ceremonia de instalación del primer papa latinoamericano.
http://www.emol.com/noticias/internacional/2013/03/15/588582/el-papa-pide-a-los-argentinos-que-no-vengan-a-roma-para-su-entronizacion.html



El papa Francisco confirma que su nombre se debe a Francisco de Asís
El papa Francisco se reúne con más de 5.000 periodistas a los que explicó la razón de su nombre: "Francisco de Asís,
16/03/2013 - 11:01h | Actualizada a las 12:02h
El papa Francisco ha recibido a los casi 6.000 periodistas, cámaras de televisión y fotógrafos de todo el mundo que han cubierto el cónclave en el que ha sido elegido 266º Pontífice de la historia de la Iglesia. En el Aula Pablo VI del Vaticano, el recinto cubierto donde se celebran las audiencias públicas de los miércoles de los papas durante el invierno y los días de lluvia y otros eventos del Vaticano, el Papa se ha dirigido a los periodistas de 81 países para agradecer el trabajo "tan intenso" de los medios en estos días y expresar su objetivo de pontificado: "una Iglesia pobre para los pobres". También ha valorado el papel de los medios, "indispensable" para "valorar" lo que ocurre en el mundo en estos días y les ha confirmado que la razón de la elección de Francisco para su nombre papal: Francisco de Asís.
El papa Francisco ha comenzado su discurso entablando puentes con los medios de comunicación a través de las similitudes entre el papel de los medios y de la Iglesia en cuanto a la responsabilidad con los ciudadanos: "Vuestro trabajo implica una gran atención a la verdad, a la bondad y la belleza", ha señalado, por eso, la labor de la Iglesia y de los periodistas es, a su entender, similar. Pero también ha advirtiendo que, si bien a veces la lectura de los hechos eclesiásticos no son más diferentes que los otros de la política o la economía, "la Iglesia no tiene una naturaleza política sino esencialmente espiritual", de manera que "es el Santo pueblo de Dios, el que camina hacia el encuentro de Jesucristo, por eso, sólo bajo esta perspectiva, se puede dar razón de lo que ocurre en la Iglesia Católica", ha avisado.
En este punto, el Pontífice ha reivindicado que "Cristo es el centro, no el Papa, no el sucesor de Pedro". En un mensaje lleno de referencias a Benedicto XVI, su sucesor ha insistido que sin Jesucristo, "Pedro y la Iglesia no tendría razón de ser". Por eso, ha comentado a los periodistas que "en todo lo que le ha sucedido, el protagonista es el Espíritu Santo, que es quien ha inspirado la decisión de Benedicto XVI y ha dirigido la elección de los cardenales". Así, el Papa ha pedido a los medios: "Tened en cuenta esta hermenéutica para situar lo que ocurre en la Iglesia"
A continuación ha emplazado a conocer cada vez más la verdadera naturaleza de la Iglesia, "con sus virtudes y sus defectos", y a cambio el Pontífice ha asegurado que "la Iglesia va a dedicar una gran atención a vuestro trabajo".
En ese momento, el papa Francisco alzó la vista del documento donde tenía escrito su discurso para explicarles la razón de la elección del nombre papal: "Algunos que no sabían por qué el obispo de Roma ha querido llamarse Francisco, y no sabían si era por Francisco de Asís... Les contaré la historia", ha emplazado.
El Pontífice ha explicado que durante la elección tenía a su lado al arzobispo de Sao Paulo que le iba animando y dando apoyo. "Cuando la cosa se hacía peligrosa me confortaba y cuando los votos alcanzaron los dos tercios se produjo el aplauso. Él me abrazó, me besó y me dijo: 'no te olvides de los pobres'. Esa palabra entró aquí: lo pobres, y pensé en Francisco de Asís inmediatamente y en las guerras mientras seguía el escrutinio". De esta forma, el Pontífice ha comentado que el nombre de Francisco "es el nombre de la paz, del que ama, que nos da este espíritu de paz". En este punto, ha lanzado su deseo para la Iglesia y para sus años de pontificado: ¡"Cómo me gustaría tener una Iglesia pobre y para los pobres!".
http://www.lavanguardia.com/internacional/20130316/54369337112/papa-francisco-nombre-francisco-de-asis.html



El Papa Francisco fue elegido por una «mayoría abrumadora»
16/03/2013
El Papa Francisco fue elegido «por una mayoría amplia, yo diría por una mayoría abrumadora», en palabras del cardenal italiano Giovanni Battista Re, presidente de las reuniones en la Capilla Sixtina. Los purpurados italianos tienen una mayor flexibilidad a la hora de interpretar el juramento de secreto, sobre todo, si hablan con diarios como el «Eco di Bérgamo», cercano a la ciudad natal.
En una entrevista con Emanuele Roncalli, sobrino nieto de Juan XXIII, el cardenal Re manifestó que «el hecho de que el quorum de dos tercios haya sido abundantemente superado indica que la Iglesia está unida. Puede haber diferencias pero, al final, los números indican que el elegido ha logrado un consenso grande por no decir aclamación».
El purpurado lombardo recibió ayer, durante el encuentro del Papa con los cardenales, un afectuoso agradecimiento de Francisco, quien dio las gracias «al queridísimo cardenal Giovanni Battista Re, que ha hecho de jefe nuestro durante el Cónclave. ¡Muchas gracias!».
El cardenal añadió en su entrevista que el Papa recién elegido «se mostró en todo momento sereno y seguro. Estaba tranquilo». Cuando Giovanni Battista Re, como prelado de mayor rango en la Capilla Sixtina le preguntó el nombre que deseaba, «no tuvo ninguna duda: «me llamaré Francisco», explicando que deseaba adoptar ese nombre en honor de san Francisco de Asís».
Origen italiano
Re hablaba con el legítimo orgullo de los italianos serios del Norte y una satisfacción casi familiar pues «Bergoglio es de origen italiano. Sus padres eran piamonteses. Yo diría que es un argentino con corazón italiano».
Italiano o argentino, Francisco desbordo corazón durante su encuentro con los cardenales. Era una audiencia formal pero se convirtió en una fiesta de familia. El Papa llegó todavía con la sotana blanca de cuello demasiado ancho, con sus zapatos negros cómodos, de hombre que camina mucho, su cruz de metal oscuro, y sus gafas de patillas demasiado cortas, que le resbalan por la nariz cuando lee y tiene que subir una y otra vez para que no se caigan. Era la imagen de una bondad sencilla.
Comenzó su discurso con inmenso cariño «a mi venerado predecesor Benedicto XVI, que ha enriquecido y reforzado la Iglesia con su magisterio, su bondad, su liderazgo, su fe, su humildad y su mansedumbre». Habló largo y tendido de Benedicto XVI con amor filial, con el mismo entusiasmo dedicado al «clima de cordialidad y el aumento de nuestro conocimiento recíproco» durante los días del Cónclave, en que se ha vivido «esa amistad y esa cercanía que nos harán tanto bien a todos».
El Papa llevaba en su mano varios folios pero sus mejores comentarios eran los que añadía directamente, como la exhortación a «no ceder jamás al pesimismo, a esa amargura que el diablo nos propone cada día». Entre los ciento cincuenta purpurados se encontraban también los mayores de ochenta años, y Francisco reconoció que «la mitad de nosotros estamos en la vejez, pero la vejez es la sede de la sabiduría. Por eso los ancianos Simeón y Ana supieron reconocer a Jesús». Y citó en alemán el verso de un poeta: «la vejez es el tiempo de la tranquilidad y la oración».
Concluyó con una invitación a la esperanza de que «un día veremos el rostro hermosísimo de Jesucristo resucitado», y una plegaria a «María, Madre de la Iglesia, a quien confío mi ministerio y el vuestro».
Media hora de saludos
Su discurso -mitad leído, mitad sin papeles- era afectuoso y paternal. Se podría decir que el famoso anuncio de «Habemus Papam!», una antigua palabra egipcia que significa «padre», es hoy más cierto que nunca.
Después de impartir la bendición, Francisco fue recibiendo el saludo y los abrazos de cada uno de los cardenales, permaneciendo en pie durante media hora. Con la mayoría, el saludo era un intercambio de bromas y anécdotas. El Papa y el cardenal de turno hablaban cogidos de las manos o de los brazos, y reían a carcajadas. No había ninguna rigidez.
Tres o cuatro cardenales aprovecharon ese momento para exponerle algún problema, y el rostro del Papa se volvía serio. A algunos les dio una respuesta al oído. A otros les pidió que le escribiesen para abordar el asunto de modo más detallado.
Fiesta de familia
Era un momento de fiesta de familia, pero también de gobierno, como se vio en el modo en que daba instrucciones al cardenal canadiense Marc Ouellet, responsable de los Obispos durante estos últimos años y buen amigo suyo. Era un Papa «padre», pero también un Papa que gobernaba y que habló a un par de purpurados con relativa severidad. Ellos sabrán por qué.
Francisco se enternecía con los enfermos como el cardenal indio Ivan Días, a quien besó el anillo afectuosamente, y con los cardenales africanos, varios de los cuales le pidieron que bendijese objetos de devoción como rosarios, cruces y estampas para llevarse de vuelta. El sudafricano Wilfrid Fox Napier, en cambio, le regaló una de las pulseras de goma elástica, color amarillo limón, hechas por sacerdotes de su diócesis para el Año de la Fe. En el texto se lee «Credo, Domine», («Creo, Señor»). El Papa le sonrió, y se la puso inmediatamente en la muñeca derecha.
Desde el primer momento, el Papa Francisco muestra una llamativa tranquilidad. Al mismo tiempo, se nota que es enérgico. Con las personas habla sin prisa. Pero, en cambio, camina rápido. Se diría que sabe claramente a dónde va. El mundo lo descubrirá muy pronto.
http://www.abc.es/sociedad/20130316/abci-francisco-mayoria-abrumadora-201303152217.html


Fraternal y esperanzador saludo



Dr. Iván Seperiza Pasquali
16 de marzo 2013
isp2002@vtr.net
http://www.isp2002.co.cl/